Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Menos hablar, más trabajar (XII)

Publicado por Moltisanti On 17:00 12 comentarios
Contra todo pronóstico, Stargate Universe se convirtió en mi serie revelación de la temporada pasada. Esto es algo que no me he cansado de repetir desde que la serie me conquistó casi sin darme cuenta. Después de un inicio bastante dubitativo, donde pensaba que con ella simplemente había dado con un show de puro entretenimiento, la sucesión de capitulazos que comenzó a ofrecer a partir del séptimo episodio (más o menos), hizo que mi percepción hacia ella cambiara radicalmente hasta llegar al punto de que se ha convertido en una de las citas semanales que más espero. Precisamente, esta misma semana ha regresado con la season premiere de su segunda temporada, el 2x01 "Intervention (Part III)", recordándome las razones por las que no paré de recomendarla allá por el mes de mayo, llegando incluso a compararla y a considerarla la digna sucesora (en su justa medida) de Battlestar Galactica. La sensación de que con Stargate Universe he dado con algo muy grande, no para de aumentar a cada capítulo. A pesar de que me pueda estar aventurando, pues tan sólo lleva emitida una temporada completa, tengo fe absoluta en ella. Por eso mismo, he decidido que sea la siguiente serie en aparecer en la sección "menos hablar, más trabajar".

Esta sección la saqué de la manga para recomendar algunas de mis series favoritas, sin tener que enrollarme más de la cuenta. Además de aprovecharla para poneros al alcance, su episodio piloto, tanto en versión doblada como en original. Sobre el primer capítulo de Stargate Universe en su día dije lo siguiente, algo que recomiendo tener en cuenta antes de subirse a la Destiny. Esta serie cumple a la perfección ese dicho no escrito que dice que con las mejores series, siempre hay que tener un poco de paciencia. Por suerte, con esta sólo serán unos pocos lo que necesitarás ver como margen de error, necesarios por otra parte para ir conociendo poco a poco a la nave protagonista, como a cada uno de sus numerosos tripulantes. Especialmente si no tienes ningún recelo hacia las series de ciencia ficción, creo que ponerte con Stargate Universe es algo que a larga agradecerás. Además, si te estás preguntando si es necesario haber visto con antelación Stargate SG-1 y Stargate Atlantis, te digo que aquí un servido de la saga sólo ha visto la película original de Stargate dirgida por Roland Emmerich en 1994. Por mi parte nada más que añadir, os dejo con el las dos primeras partes de "Air", el punto de partida de Stargate Universe. Por lo poco que he visto de la primera opción, aconsejo elegir la segunda, pero aquí que cada uno elija la que más prefiera. No es época de comenzar series a la ligera (nuestros calendarios están que echan humo), pero algo me dice que si comienzas con SGU, no tardarás demasiado en seguirla a ritmo americano. ¡Play, maestro!

Stargate Universe 1x01/02 "Air: Part I & II" (Versión Original Subtitulada)



Stargate Universe 1x01/02 "Aire: Parte 1 & 2" (Versión Doblada)



Entregas anteriores de "menos hablar, más trabajar":
Además de Cómo conocí a vuestra madre, la semana pasada también regresaban a las pantallas americanas The Office, Modern Family, Community y The Big Bang Theory. Es hora de comentar que tal estuvieron sus respectivas season premiere. Al tratarse de comedias aviso que habrá detalles (más que spoilers propiamente dichos), sobre cada una de ellas...

El 7x01 "Nepotism" de The Office, ha sido mejor que todos los episodios de la segunda parte de la sexta temporada juntos. Me ha encantado ver como mi comedia favorita parece haber regresado con las pilas cargadas (después del incomprensible bajón que sufrió la campaña anterior) en el que será el último año de Steve Carell (Michael Scott) al frente de la oficina de Dunder Mifflin. Sin él no será lo mismo y este episodio es un buen ejemplo de ello, pero ya habrá tiempo de reflexionar sobre su marcha y sobre quien debería ser su sustituto (en Hollywood la lista de candidatos al puesto está que echa humo). Empezando con una genialidad como es la escena de apertura del episodio (directa a mi Top 5 de la serie), no es de extrañar que me haya reconciliado con la serie, como si nunca nos hubiéramos distanciado (mentiría si dijera que no fue así...). He perdido la cuenta de las veces que la he visto ya, y lo que es peor, no puedo quitarme su canción de la cabeza. La season premiere no se ha limitado sólo a esta cold open, sino que ha exprimido las virtudes de la serie como en los viejos tiempos. Jim y Pam jugándosela a un colosal Dwight, Michael poniendo el toque incómodo y el buen rollo en la oficina, diálogos repletos de ingenio ("he visto Inception... o al menos soñé que la vi"), absurdeces de todos los calibres, etc. The Office en estado puro.

Desde la NBC, también llegó el 2x01 "Anthropology 101" de Community. No me considero un gran seguidor de esta comedia a diferencia de la la inmensa mayoría de por aquí, pero si que lo soy del "Tigre Chino", ahora conocido como el ex-señor Chang. Por eso mismo, la season premiere me ha dejado satisfecho a medias, pues mientras en general el episodio se ha centrado en lidiar lo más cómicamente que podía con las consecuencias del cliffhanger que regaló como final de temporada, se ha olvidado de lo verdaderamente importante, hacer reir (de verdad) al espectador. De todas maneras, como las comedias son muy de cada uno, puede que lo que a mí no me hace gracia (este es uno de mis mayores problemas con Community), al vecino le pueda tirar de la silla de tanto reirse. En mi caso y para variar, esto sólo lo ha conseguido Chang. Le han dejado unas tres o cuatro escenas para lucirse y las ha sabido aprovechar como sólo él sabe. Su momento final a lo Gollum de 'El Señor de los Anillos', es absolutamente desternillante. Este año parece que si de verdad termina uniéndose al grupo de estudio, podré tener más Chang que nunca, razón suficiente para estar esperanzado con la segunda temporada de Community. En cuanto al resto, ha sido divertido ver el pique amoroso entre Britta y Jeff, pero más que nada por las caras de Annie. De la misma forma que lo han sido las ya clásicas referencias televisivas de Abed y ver a Troy twitteando las paridas de Pierce. En cuanto al cameo de Betty White, ha sido más anecdótico que otra cosa, algo de lo que me alegro porque a estas alturas estoy algo saturado de "la chica de oro".

Otra que también volvía era The Big Bang Theory, con el 4x01 "The Robotic Manipulation". Este año va a tocar seguir la serie los viernes, pues la CBS la ha pasado a las noches de los jueves para competir directamente con Community. El cambio no le ha afectado ni en el tema de las audiencias (otros 14 millones de espectadores para la saca), ni en la calidad. La season premiere no ha defraudado, algo que era de esperar cuando todo el protagonismo ha recaído en Sheldon y Howard (y un poco en Penny). Cuando estos dos se convierten en el centro del episodio, The Big Bang Theory rara vez decepciona. El episodio tampoco ha sido la bomba, pero con echarme un par de risas y que me mantenga entretenido durante 20 minutos, me conformo. A fin de cuentas, eso es lo que le pido a esta serie. En cuanto a Amy (interpretado por la eterna Blossom), personaje llamado a revolucionar la vida Sheldon, ha confirmado que es la versión femenina de este. Si desde la serie saben llevar su relación con medida, de aquí puede salir algo muy divertido. Por lo demás, poco o nada más que señalar, a excepción quizás de que se veía a kilómetros que esa mano robótica y Howard se iban a llevar de maravilla. Por cierto, para ser un episodio tan señalado como era este, me ha sorprendido el poco peso que ha tenido Leonard (sin que me queje por ello).

Para el final, me he reservado a la reciente ganadora del Emmy a la mejor comedia, Modern Family. Con el 2x01 "The Old Wagon", ha seguido muy en la línea de la segunda parte de su primera temporada, es decir, resultando entretenida pero lejos de estar como para tirar cohetes. Sin duda, su regreso ha sido el más blando de entre todas mis comedias, pero eso no cambia que me haya encantado reecontrarme con los Phil, Cam, Gloria, Jay y compañía. A diferencia de las absurdeces varias, los momentos surrealistas y las referencias a la cultura pop de otras sitcoms, por poner unos ejemplos, la magia de Modern Family reside simplemente en su tono familiar y en la inocencia de sus personajes. Por eso mismo en ocasiones como esta, en las que me doy cuenta de que quizás no es una serie hecha para mí, me conformo con ver a Phil intentando evitar que su coche se despeñe por el barranco o con Mitchell enfrentándose a un pájaro dentro de un castillo de juguete. Pese a esto, creo que la serie está pidiendo a gritos ofrecer unos cuantos capítulos de esos que entran rápidamente en la categoría de legendarios. ¡Los necesita!

A Dexter le toca pasar página

Publicado por Moltisanti On 19:43 20 comentarios
Dexter ha regresado con la season premiere de la quinta temporada, el 5x01 "My Bad". Si no sigues la serie al día, te aviso que será mejor que no sigas leyendo...

Showtime nos tiene muy mal acostumbrados en el tema de los pre-airs, por eso hasta me resulta una osadía (comprensible) que este año no haya filtrado el primer capítulo de la nueva temporada de Dexter. Precisamente, ha decidido no hacerlo cuando era la primera vez que la serie se despedía dejándonos metafóricamente colgados del acantilado. Aquella imagen con Dexter encontrándose a Rita muerta en la bañera y al pequeño Harrison bañado en sangre, seguro que a nadie se le ha ido de la mente aunque hayan pasado aproximadamente 9 meses desde la emisión del 4x12 "The Getaway". Tener que esperar hasta la fecha oficial de estreno para tener de vuelta a nuestro asesino en serie favorito, puede haber parecido una eternidad, pero para el personaje sólo han pasado unos minutos desde que le despedimos por última vez. De esta forma, la nueva temporada ha comenzado en el punto exacto en donde dejamos a la anterior. Había dos formas de conectarlas, la empleada finalmente por la serie o tirando del habitual salto en el tiempo. La segunda posibilidad conllevaba ahorrarse todo el drama interno de Dexter y de los que están a su alrededor, pero por suerte o por desgracia (dependiendo de si te ha gustado el episodio o no), desde la serie han optado por asumir directamente las consecuencias del destino que eligieron para Rita.

Una vez el episodio ha comenzado como lo ha hecho, era de esperar que durante el mismo, el único tema a tratar fuera como Dexter afrontaba la muerte de la mujer que le hizo parecerse lo más posible a un ser humano, con el objetivo final de que el protagonista de la función pudiera pasar página sin llegar a parecer un monstruo ante su familia y amigos (y el espectador). Esto a mi parecer, no han sabido llevarlo todo lo bien que se podría esperar, pues en ocasiones no le he encontrado sentido a muchas de las acciones de Dexter. Para empezar, va y lanza ese "fui yo" impregnado de culpabilidad por toda la historia de Trinity. Esto lo puedo llegar a comprender porque lo ha hecho con en un momento de shock, pero me ha parecido incongruente con el código interno del personaje, y sobre todo, por lo que me ha ido demostrando a lo largo del episodio. De igual forma, no me ha extrañado que el personaje en vez de hacerlo en público, se reservase el momento de liberación (lo ha hecho a su manera, reventando la cabeza del tipo en el lavabo), pues por algo es la primera vez que se encontraba con unos sentimientos de este calibre y ya sabemos que al personaje le cuesta procesar este tipo de cosas. De todas maneras, esto también me ha parecido algo necesario para no influir demasiado en el que será el tema estrella de esta temporada: ¿es o no es Dexter responsable de la muerte de Rita... de cara al exterior? Con un solo capítulo, ha quedado claro quienes son los que van a estar del lado de Dex en esta historia y quienes no. Por fin, Quinn parece querer ganarse el sueldo por la serie.

En el apartado de cosas que me han chocado está que en ocasiones el personaje parecía estar demolido y a continuación ya estaba pensando (como de costumbre) en sus propios intereses. Verle borrando archivos de su "hobby" personal, quemando su habitación privada o poniendo rumbo en solitario como si fuera un fugitivo en búsqueda y captura, es algo que no he llegado a comprender por mucho que Quinn y el FBI estén aparentemente detrás suyo. Una cosa es la culpabilidad interna que sienta el personaje por lo sucedido y otra muy distinta que no se esfuerce en esconderla cuando eso es algo muy poco habitual en él. Cierto es que se encontraba en unas circunstancias excepcionales, pero Dexter siempre se ha caracterizado por mantener la mente fría, fuera lo que fuera con lo que tuviera que lidiar... en este caso, la muerte de Rita. Además, contando como cuenta con la coartada de haber estado presente en la boda entre Laguerta y Batista, no era necesario que esperase a la reaparición del fantasma de Harry para centrarse en no encender más alarmas de las debidas, pues creo que ya tenía suficiente con estar en el punto de mira por ser el esposo de la víctima y por tener un motivo para asesinarla después de enterarse del "encuentro" que esta tuvo con su vecino. En muchos momentos del episodio me me he sentido como Debra, al no entender en absoluto que es lo que le estaba pasando por la mente en cada momento, por mucho que tuviera la oportunidad (a diferencia de su hermana) de escuchar cada uno de sus pensamientos.

Abandonando el tema de las motivaciones de Dexter, el episodio ha tenido una curiosidad que no puedo dejar sin destacar. Si has visto Six Feet Under (la anterior serie de Michael C. Hall), seguro que esta te ha venido a la cabeza en la escena de la funeraria, pues ha ha sido como ver a David Fisher al otro lado de la mesa. Hasta la decoración de la casa, era muy parecida (por no decir la misma) que la de la familia Fisher. Una vez señalado esto y a modo de conclusión, decir que el regreso de Dexter me ha gustado (con algún que otro pero), y lo que es más importante, como siempre ha conseguido que el episodio se me haya pasado volando. El darme cuenta casi de inmediato de que iba a tocar un episodio clásico de velatorio, ha servido para que automáticamente, aplazara hasta la semana que viene las expectativas por saber si esta temporada conseguirá estar a la altura de su predecesora. En el regreso, ha tocado ponerse nostálgicos y concederle un merecido homenaje a la figura de Rita, con el objetivo de que Dexter pasara página. La semana que viene será cuando toque empezar a vislumbrar cual será el camino que la serie tome desde ahora. En principio, no creo que este año tengamos un nuevo "Trinity", por lo que a priori todo apunta a que Dexter tendrá que afrontar esta nueva situación, pero con los mismos objetivos de siempre: seguir matando y no ser detenido. Ahora que es viudo y con tres niños de los que hacerse cargo, seguro que le va a resultar más difícil que nunca. ¡Que bueno que volviste Dexter Morgan!

Etiqueta roja

Publicado por Moltisanti On 18:06 15 comentarios
Si no has visto el 3x01 "Olivia" de Fringe, no te recomiendo adentrarte en un universo donde no se va a escatimar en detalles a la hora de comentar todo lo sucedido en uno de los regresos más esperados del mes de septiembre. Lee bajo tu responsabilidad...

El final de la temporada anterior, además de regalarnos uno de los mayores espectáculos seriéfilos del año, supuso una revolución dentro del universo Fringe al adentrarse de una vez por todas en la realidad alternativa. En forma de cliffhanger nos dejaron a nuestra Olivia como prisionera, y como no podía ser de otra forma, este ha sido el tema a tratar en el arranque de la tercera temporada. El título de la season premiere decía mucho con muy poco, pero los responsables de la serie no podían haber estado más acertados a la hora de elegirlo. A fin de cuentas, tanto Olivia como AlterOlivia (subliminalmente) han sido las absolutas protagonistas del regreso de Fringe. A sabiendas de que cualquier información o promo podría destriparme cualquiera de las sorpresas que nos tendrían reservadas, este verano me he mantenido al margen de todo lo relacionado con la serie. Como suele ser habitual en estos casos, he acertado de pleno, pues para empezar no sabía ni que el episodio se iba a desarrollar casi por completo (a excepción de la última escena), en el universo alternativo. Una grata sorpresa que hace que la tercera temporada prometa aún más. ¿Tocará estar una semana en una realidad (azul) y a la siguiente en la otra (rojo)? Sea como sea, ha hecho falta sólo un gran episodio como ha sido este "Olivia" para que vuelva a estar frotándome las manos con Fringe.

Como he dicho, el episodio ha arrancado más o menos donde dejamos las cosas la campaña anterior, con Olivia como prisionera. La hemos visto siendo interrogada con el objetivo de demostrar que no había perdido la cabeza, pues a excepción de Walternativo, un par de científicos y AlterBroyles, en esta realidad nadie sabe que ha habido un cambiazo de Olivias. Como era de esperar, nuestra Dunham se ha mostrado firme y ha aprovechado la primera oportunidad que se le ha presentado por el camino para fugarse de las instalaciones en las que estaba retenida. Nunca dejará de sorprenderme lo fácil que resulta en cualquier serie o película, hacer una épica de este calibre, pero habrá que aceptarlo como una licencia más de las tantas que como espectador toca conceder a lo largo de una temporada. Nada más comenzar la huída, Olivia se ha cruzado con un taxista que con la tontería y con el devenir de los acontecimientos, se ha terminado convirtiendo en su único aliado. Como curiosidad, decir que este ha sido interpretado por Andre Royo, conocido por su papel de Bubbles en The Wire. No deja de llamarme la atención que Fringe esté teniendo cierta predilección por actores de la joyita de la HBO, pues de manera estelar ya han aparecido por el show Jim True-Frost (Pryzbylewski), Chris Bauer (Frank Sobotka), Gbenga Akinnagbe (Chris Partlow), sin olvidarme por supuesto, de Lance Reddick (Cedric Daniels) a.k.a. Phillip Broyles.

A diferencia de a lo que nos tiene acostumbrados Fringe, en esta ocasión ha decidido prescindir del aluvión de momentos WTF y secuencias de acción, para centrarse exclusivamente en el aspecto psicológico de Olivia... y del espectador. Supongo que a nadie se le habrá pasado por alto, el hecho de que desde la propia serie nos están intentando vender a los personajes de la otra realidad como "víctimas" y no como enemigos, a excepión de Walternativo, el cual se ha ganado por méritos propios la etiqueta de villano a batir. La vuelta de tuerca que supone que ahora tengamos a dos AlterOlivia, en deprimento de nuestra Olivia, supone en sí mismo un WTF. Además, debido a lo que han hecho con la agente Dunham en el episodio, hemos podido sentir de primera mano la angustia de estar en un lugar al que no perteneces pero que es casi idéntico al de donde procedes, a la vez que íbamos simpatizando y conociendo el lado más humano de la que prometía ser la némesis del personaje. En definitiva, me ha dado apuro ver como nos han "borrado" a la protagonista de la función, pero aún así, me ha resultado imposible no terminar empatizando con AlterOlivia y no sólo por haber vuelto a ver a Anna Torv de rubia. A fin de cuentas, es un soldado que está cumpliendo con una misión. Su objetivo final, como el del plan al completo de Walternativo, ahora mismo suponen las grandes incógnitas de la temporada. No puedo esperar para empezar a vislumbrar poco a poco hacia donde nos llevará toda esta historia. Desde luego que haber perdido a nuestra Olivia es un shock, pero ver como la otra se está haciendo pasar por ella, sin que Walter y Peter (¡vivan los novios!) hayan notado nada todavía, hace presagiar que el asunto va para largo.

Fringe se ha vestido de etiqueta roja en su regreso, pero seguro que la semana que viene lo hará de azul. El semáforo vuelve a estar en verde y los lemas de la serie sobre las "infinitas posibilidades" y que "hay más de un tipo de cada uno", han alcanzado una nueva dimensión. ¡Esto es Fringe!

Sin madre no hay paraíso

Publicado por Moltisanti On 1:22 16 comentarios
La sexta temporada de Cómo conocí a vuestra madre (How I Met Your Mother) ha arrancado esta semana en la CBS. Como de la season premiere, 6x01 "Big Days", no tengo apenas cosas que decir (y no es mi intención reabrir el eterno debate de si la serie está lejos de su mejor nivel), voy a aprovechar su regreso para centrarme en el que supuestamente es el tema motor del show: conocer a la madre de los hijos de Ted. Cierto es que esta historia nunca ha dejado de ser un macguffin con el objetivo de captar la curiosidad del espectador y mantenerle enganchado con el paso de las temporadas, ya que a la hora de la verdad, la considerada como trama principal nunca ha pasado de ser un aspecto secundario del show. Al menos, lo era cuando comenzó allá por el año 2005, pues con el paso del tiempo se ha terminado conviertiendo en un lastre, más que en cualquier otra cosa. Después de más de 100 episodios, lo único que hemos vista de ella ha sido un tobillo (viéndolo de esta manera el asunto tiene hasta guasa), además de conocer un par de curiosidades superficiales sobre sus gustos y preferencias. A estas alturas, parece increíble que la futura esposa de Ted todavía no haya hecho acto de presencia, y lo peor de todo, es que no hay nada que indique que lo vaya a hacer a corto plazo. Los pacientes hijos de Ted, seguro que no son los únicos que están hasta el gorro de ver como su padre se enrolla más de la cuenta, sin centrarse en la historia que supuestamente empezó a contarles... la de cómo conoció a su madre.

Aviso que no habrá detalles concretos de ninguna de las temporadas de Cómo conocí a vuestra madre, pero como voy a comentar el reciente fichaje que ha realizado la serie, prefiero avisar sobre ello con tiempo y así no le estropeo esta "sorpresa" a nadie...

Hace una semanas se anunció que Jennifer Morrison (House) había fichado por HIMYM, y una vez más, se volvieron a activar los radares de los seguidores de la serie sobre la hipotética posibilidad de haber dado por fin, con la dichosa madre. Se sabe que la actriz ha firmado por un buen número de episodios y que su papel, será el más relevante dentro de la vida amorosa de Ted hasta la fecha. Sinceramente, veo a la Morrison como una perfecta candidata, y es más, desde mi punto de vista sería una elección acertada (me atrevo a decir esto sin conocer todavía a su personaje). Desafortunadamente, su situación me recuerda a la que anteriormente se vivió con Sarah Chalke a.k.a. Stella o con Rachel Bilson (su reparición en esta season premiere de la sexta temporada se la podrían haber ahorrado y no hubiera pasado absolutamente nada), etc. El asunto llegó (y sigue llegando) a tales extremos, que no me extrañaría nada que cuando se anunció (ahora mismo no lo recuerdo) que Britney Spears haría una aparición estelar por la serie, la tildaran como posible candidata al puesto de honor. Estos rumores sobre quien será la madre, como los que dicen que ya ha aparecido por la serie, como cualquier otro relacionado con esta historia, me tienen muy cansado. Como si lo estuviera viendo venir, presiento que cuando llegue el momento de la verdad, será muy difícil no sentirse decepcionado (ya se sabe lo que dice por ahí sobre las expecativas...). Lo peor de todo, es que mucha culpa de que se esté hablando de esto y no de las risas que los Mosby, Stinson y compañía, nos deberían estar ofreciendo, la tienen los propios males actuales de la serie.

Es innegable que el asunto de seguir manteniendo a la madre en el anonimato, lleva afectando demasiado tiempo a las tramas de los protagonistas, por lo que no es descabellado pensar que si CCAVM pasara página de una vez por todas, todavía estaría a tiempo de poder remontar el vuelo. Al menos, se le abrirían una gran cantidad de puertas creativas de cara al futuro y no tendría que estar reiterándose una y otra vez en lo mismo. Si lo piensas un segundo, ¿qué pasará cuando Ted la conozca? Si las audiencias lo permiten y los miembros del elenco no se bajan del barco (algo me dice que Jason Segel tiene muchas ganas de hacerlo), seguro que llegará el momento de presenciar como se enamoró la pareja (con sus correspondientes problemas por el camino) hasta llegar al día de la boda, sin descartar la posibilidad de alcanzar las fechas en las que nacieron sus hijos, etc. En resumidas cuentas y en relación a posibles tramas, a HIMYM aún le quedaría mucho por exprimir si quisiera (otra cosa es que los espectadores se lo permitieran), y por eso mismo me cuesta aún más comprender el hecho de que Carter Bays y Craig Thomas (los creadores) todavía no se hayan atrevido a tratar el tema nada más que de pasada... y dando gracias. Deben de pensar que una vez resuelto el misterio, se les acabó la fiesta, pero pudiendo equivocarme, creo que la serie no saldría para nada perjudicada, sino más bien reforzada en todos los sentidos. Ted no puede tirarse otras cinco temporadas buscando a la mujer de su vida, mientras sus cuatro mejores amigos van perdiendo poco a poco la gracia que un día relucieron. Sin madre no hay paraíso para HIMYM...

La música de Larry

Publicado por Moltisanti On 14:41 2 comentarios
¿Recordáis el capítulo de Padre de Familia en el que Peter se encuentra una lámpara mágica? En este, el patriarca de los Griffin le pide al recién aparecido mago, el siguiente deseo: tener una banda sonora propia, como en las películas y/o seres de televisión. De esta forma, todo lo que hacía durante el día, era acompañado de una melodía acorde con lo que estaba haciendo el personaje. Pues bien, en carne y hueso, un ejemplo de esto lo encuentro en Curb Your Enthusiasm. La banda sonora de la serie protagonizada por Larry David, es en realidad, la banda sonora de la vida del personaje. De esta forma, no es de extrañar que sea tan peculiar, como lo es el propio Larry. Cuenta con melodías que con sólo escucharlas, ya sabes si el co-creador de Seinfeld se está metiendo en líos, enfrentándose a alguien o liando alguna de las suyas. Cuando comencé con la serie, precisamente la música fue uno de los aspectos que más captó mi atención. Por eso mismo, hago un paréntesis en mi maratón a la Larry David y os voy a dejar el tracklist con todas las canciones de la serie (si lo que quieres es tener la BSO en tu poder, no creo que necesite enseñarte como hacerlo a estas alturas de la película...). Si eres seguidor de CYE, además de recordar los buenos tiempos, seguro que todos los temas consiguen sacarte una sonrisa. He dejado enlazados unos cuantos como pruebas del delito.


1. Frolic (Theme From Curb Your Enthusiasm) - Luciano Michelini
2. Bubba Dub Bossa - Robby Poitevin
3. Beach Parade - Armando Trovaioli
4. For Whom The Bell Tolls - Gianni Ferrio
5. The Stranger - Alessandro Alessandroni
6. Tango Passionata - Piero Umiliani
7. Ein Swei March - Renato Rascel
8. Suspicion - Ennio Morricone
9. Solo Dance - Arcangela Wertmuller & Italo Greco
10. Moulin Rouge Waltz - Teddy Lasry
11. Walk Cool - Nino Oliviero & Luigi Zaninelli
12. Slow On The Uptake - Luis Bacalov
13. Corfu - Eric Gemsa
14. Thrills And Spills - Guido Cenciarelli, Massimo Catalano, Stefano Torossi
15. The Puzzle - Franco Micalizzi
16. Au Vieux Sebasto - Christian Toucas
17. Merry Go Round - Armando Trovaioli
18. Riviera Nostalgia - Philippe Lhommet & Jacques Mercier
19. La Ballada Di Periferia - Philippe Lhommet & Jacques Mercier
20. The Little People - Carlo Rustichelli
21. Mazurka Bastiaise - Jean Michel Panunzio
22. Spinning Waltz - Piero Piccioni
23. Amusement - Franco Micalizzi
24. Frolic (Theme From Curb Your Enthusiasm - Edit) - Luciano Michelini

Si eres usuario de Spotify, he creado una lista con todos los temas para la ocasión: Curb Your Enthusiasm - Soundtrack.

Tenía ganas de escribir algo sobre Curb Your Enthusiasm y esto es lo mejor que se me ha ocurrido para no repetir exactamente lo mismo que comenté sobre ella hace poco. Desde entonces, sólo ha cambiado una cosa, ya que ahora si que puedo decir con todas las de la ley que se ha convertido en unas de mis comedias favoritas. Larry David no es como los demás y su serie no iba a ser menos.

Más bandas sonoras en el Carrusel:

The Event: Esto ha sucedido antes...

Publicado por Moltisanti On 0:39 19 comentarios
... y volverá a suceder. Seguro que a más de uno le vino esta idea a la cabeza cuando la NBC anunció The Event como una de sus novedades para la temporada 2010/2011. No es para menos, pues la carta de presentación con la que ha llegado a su estreno de este mismo lunes, recuerda inevitablemente al caso de FlashForward del año pasado. Se espera que se convierta en la gran apuesta de la cadena (del pavo, en su caso), ha contado con una abrumadora campaña promocional, promete una historia serializada y repleta de misterios, en ella podemos encontrarnos con un buen número de caras conocidas entre su reparto, y para colmo, las cifras de audiencia de su capítulo piloto han sido bastantes similares a las que obtuvo la serie de la ABC (11 millones The Event, frente a los 12 millones de FlashForward). Una vez invertidos 42 minutos en ver el piloto de The Event, no podré saber (hasta los comentarios) que es lo que piensa cada uno de vosotros al respecto, pero en mi caso, la manida expresión (reconozco que es una de mis favoritas) de "esto ha sucedido antes y volverá a suceder", no ha parado de retumbar en mi cabeza. Esto se ha debido principalmente a uno de los males más de moda: el lanzamiento de promos destripa pilotos (el caso más reciente que me viene a la mente es el de No Ordinary Family). Pese a lo negativo que esto pueda parecer, tengo que decir que este primer capítulo me ha dejado con buenas vibraciones, pero aún así, he decidido curarme en salud y este año voy a estar vacunado contra la "pilotitis".

Es una lástima que los que vimos la promo, no hayamos podido disfrutar o experimentar al máximo de la arriesgada apuesta con la que se ha presentado The Event. Lo mucho que me ha sorprendido el continuo salto entre flashbacks y flashforwards, se ha visto continuamente contrarestado por el hecho de saber que es lo que iba a pasar más o menos durante los 42 minutos. De todas maneras, no dejo de pensar que la serie se la ha jugado demasiado, pues a las primeras de cambio ha podido liar en exceso a la audiencia, lo que a su vez podría haberse traducido en una prematura sentencia de muerte. Al final, no ha sido ni una cosa, ni la otra. Sinceramente, creo que han jugado bien con los saltos temporales (con alguna leve excepción) y ahora lo que tengo que comprender es si esto representa una señal de que The Event apuesta fuerte o si simplemente se trata de un recurso narrativo para hacer más atractiva la previsible historia que nos han ofrecido como punto de partida. Por cierto, una de las cosas que más me ha llamado la atención (junto a la insípida y simplona cabecera que se han "currado" como opening), es que al dichoso "evento", sólo lo han mencionado una vez. Si quieres saber a qué se ha debido esto y qué ha sido lo más interesante que ha dejado este debut, vas a tener que saltar la siempre oportuna barrera de spoilers.

Si todavía no has podido ver el estreno de The Event y prefieres esperar para que nadie te desvele nada de lo que ha ofrecido, será mejor que no sigas leyendo...

Lo dicho, me ha llamado la atención la poca importancia que le han dado al "evento" en cuestión. Supongo que más adelante llegará la ocasión de profundizar tranquilamente en el tema estrella, pero siendo además el título de la serie, esperaba que nos dejaran caer unas cuantas pistas sobre él. Por lo visto en el episodio, esto se ha debido principalmente a que el personaje de Sophia ha sido relegado a un segundo plano, cuando es la que parece saber más que nadie sobre este tema (supongo que de ahí que haya pasado de ser un prisionera secreta de la CIA, a ser invitada en la fiesta del hijo del Presidente). Sin duda, es el personaje que más ha llamado mi atención, pues cada vez que ha abierto la boca, ha subido el pan. De todas maneras, si leiste el spoiler que se filtró (¿lo damos por totalmente confirmado?), unido al momento de la desaparición del avión y a ese "nos han salvado" lanzado por la propia Sophia, no creo que a nadie le resulte complicado unir las piezas que resolverán el enigma del "evento". Aparte del aspecto más atractivo del show, el piloto se ha dedicado a regalar secuencias de acción y a presentarnos a todos los protagonistas de la función, repartiendo el tiempo de manera desproporcional entre unos y otros (es lo que suele suceder con las series corales). Sin duda alguna, la historia que más peso ha tenido, curiosamente ha sido la que por el momento, parece más alejada de lo que podría suponer el "evento". A estas alturas de la película, no puedo imaginar como se terminará conectando la desaparición de una inocente chica, con una conspiración y una operación encubierta de la CIA. Arrancamos el carrusel de misterios...

No deja de sorprenderme que la historia de Sean (aspirante a protagonista heroico) y de la familia Buchanan, se haya llevado la mayor cantidad de minutos en un episodio tan importante para cualquiera como es el primero. A priori, es la menos interesante y hay que añadirle el hecho de que por la promo se sabía que Leila iba a desaparecer en extrañas circunstancias. Eso si, lo que no he visto venir es que su padre, Michael, iba a ser el responsable (bajo coacción) de intentar acabar con la vida del Presidente de los Estados Unidos. Si me pongo a pensar, me doy cuenta que las sorpresas que la promo dejó sin destripar, se limitan precisamente al hecho de que Michael (el padre de Leila) fuera el piloto kamikaze, a la misteriosa desaparición del avión y a que Sophia fuera uno de los prisioneros de las instalaciones secretas de la CIA. En cuanto a todo lo demás o se pudo ver con antelación o se podía esperar dados los acontecimientos. Algo que también achaco a que muchos de los personajes que prometen ser vitales, han pasado de puntillas por este episodio. De todas maneras y aunque parezca complicado sacar algo positivo del asunto de la promo destripadora, me quedo con que así no me crearé unas elevadas expectativas antes de tiempo con The Event. Su estreno me ha convencido y eso es algo que me alegra porque es una de las pocas apuestas a las que tenía pensado dar una oportunidad este año. Una vez dicho esto, la cosa no ha hecho nada más que comenzar, y por lo tanto, al respecto tampoco se pueden sacar muchas más conclusiones. De forma que todavía no soy capaz de presagiar si The Event será todo un pelotazo o si será la nueva FlashForward. Me da a mí que se van a ser necesarios bastantes episodios de la serie, para que la balanza empiece a posicionarse hacia un lado o hacia el otro. El martes que viene, la segunda cita.
La semana pasada la "gang" de It's Always Sunny in Philadelphia regresó a las pantallas de FX, con el estreno de su sexta temporada. En vez de animarme a comentar su regreso, con un capítulo muy en su línea, he decidido subir a sus cinco miembros a la palestra de la Elección del Mejor Personaje de Serie. Estaba dudando en si hacerlo o no, pero no porque la serie siga actualmente en emisión (uno de los principales requisitos para participar en la elección aunque con las sitcoms esta regla no hace falta seguirla al pie de la letra), sino porque creo que a día de hoy, desafortunadamente todavía es una comedia que no ha llegado al gran público. Por eso mismo, además de la elección, voy a aprovechar para recomendarte una vez más a la que es una de mis comedias favoritas en la actualidad. IASIP, es brutal, muy bestia, políticamente incorrecta, y lo más importante, consigue que te rías a mansalva con las alocadas aventuras de sus cinco protagonistas. Desde hace tiempo la debo un "10 razones" como una catedral de grande, pero por el momento eso tendrá que esperar, pues hoy lo que toca, es elegir a nuestro personaje favorito de entre estos "Colgados en Filadelfia". Si eres de los afortunados que sigue la serie, sabrás que no va a ser sencillo decantarse por sólo uno. A ritmo de "Dayman vs. Nightman"... ¡a votar!

ACTUALIZACIÓN: Votación cerrada. Resultados.

Eleccion Mejor Personaje: It's Always Sunny in Philadelphia
Charlie Kelly
Dee Reynolds
Dennis Reynolds
Frank Reynolds
Mac
pollcode.com free polls

Recordar que todavía podéis votar a vuestros personajes favoritos de:

Entre luces y cemento

Publicado por Moltisanti On 22:53 26 comentarios
Con el 3x12 "Evil Is Going On", ponemos el punto y seguido a True Blood hasta que regrese en el mes de Junio del próximo año. Momento perfecto para repasar todo lo que nos ha dejado la tercera temporada, haciendo un necesario hincapié en lo visto en esta season finale. En líneas generales, he quedado satisfecho con el tercer año de True Blood, pero no me quito de la cabeza la idea de que todavía podría haber sido mucho mejor, si ese hubiese sido el objetivo marcado por Alan Ball y su equipo. Sobre todo porque llegados al 3x09 "Everething is Broken", clímax de la temporada, es como si la serie se hubiera ido desinflando poco a poco hasta llegar a un capítulo final que no me ha dado la sensación de ser tal cosa. Esto como es lógico, ha hecho que le termine restando puntos a la valoración total de la campaña, pero eso no cambia mi opinión sobre que ha sido claramente superior a la segunda, consiguiendo de paso, devolverme ese interés por la serie que fue decayendo progresivamente durante el relato de las aventuras y desventuras de Maryann. Esto es innegable, como también lo es el hecho de que ha sido una temporada demasiado irregular, combinando muchos momentazos marca de la casa y una trama principal realmente adictiva, con historias secundarias totalmente soporíferas. Alan Ball ha creado un universo en True Blood, donde ha dado cabida a todo tipo de criaturas sobrenaturales, pero reservando también un amplio espacio a un grupo de secundarios que a la hora de la verdad, no son nada más que un lastre que repercute negativamente en el ritmo de los episodios. True Blood se mueve entre luces y cemento...

Si todavía no has visto el final de la tercera temporada de True Blood, será mejor que no sigas leyendo, siempre que no quieras que vampiros, hombres lobos y demás criaturas pertenecientes a la fauna sobrenatural de la serie, te destripen todo lo que ha sucedido...

La season finale ha seguido con el mismo patrón que el resto de la temporada, combinando lo mejor con lo peor, es decir, lo divertido y lo aburrido. Aparte, ha contado con la peculariedad de no dar un carpetazo definitivo a las diferentes tramas abiertas, a diferencia de lo que si que sucedió en la primera y segunda temporada de la serie. Esto por suerte, significa que Russell Edginton no ha dicho hasta siempre, sino hasta pronto. Sin duda alguna, él y Eric (por fin le han dado el protagonismo que no le fue concedido en los dos primeros años), han sido los que más juego han aportado por True Blood esta temporada. A pesar de esto, y para mi sorpresa, la estrella de este capítulo final ha sido Bill Compton. Lástima que una vez más, todo lo que ha hecho está motivado por su amor a Sookie (como en el enfrentamiento medio "Matrix", medio "X-Men" con la "Queen"), pues realmente por un segundo he llegado a pensar que el personaje iba a alcanzar un interés que no se lo podrá ganar hasta que no deje de pensar y repetir siempre lo mismo sobre su hada favorita. De todas formas, su rebelión en la obra, sepultando a Eric en el mismo cemento en el que Russell va a echarse una siestecita, ha sido de los pocos WTF que nos ha dejado un capítulo demasiado tranquilo y sin muchas sorpresas. Como era de esperar, lo de Eric ni siquiera ha llegado a buen puerto y sólo ha servido para que este consiga distanciar aún más de lo que estaba a la pareja feliz. ¡Aleluya!

Sookie, haciendo valer su rol de protagonista, ha vuelto a apoderarse del cliffhanger final de temporada, siendo este uno de los más insulsos de toda la serie. ¿Se marcha con los de su especie? ¿En serio no había nada mejor para dejarnos colgados nueves meses? Lo que más puede interesar de todo esto, es saber que harán con sus respectivos calentones, Bill, Eric, y si te pones, hasta Alcide, el hombre lobo que se alimenta de ardillas. La verdad, pocos han sido los frentes abiertos que realmente pueden servir de cebos para estar esperando ansiosamente el regreso de la serie. Tenemos a Tara dispuesta a abandonar Bon Temps (¿y la serie?), lo que resulta interesante porque seguro que somos más de uno y de dos los que la queremos perder el rastro. Unirla a Franklin fue todo un acierto que la hizo recobrar interés de la noche a la mañana, pero esta fue una situación demasiado efímera y tener que estar viéndola llorar cada dos segundos, es agotador y superior a mis fuerzas. Para colmo, van y para la season finale hacen regresar a la insoportable de su madre (de tal palo, tal astilla), además de hacerla protagonizar uno de los WTF del episodio, con ese radical corte de pelo. Ya podrían haber utilizado otra metáfora para ejemplificar que el personaje pretende cambiar, por lo menos así Rutina Wesley no estaría obligada a salir de su casa con gorra.

Como todo queda en familia, esta temporada Lafayette se ha visto absorbido por la misma espiral de desinterés que su prima. En serio, ¿qué han hecho con el personaje más cachondo de toda la serie? Todo lo relacionado con su madre, los colocones de V y su romance con el enfermero-brujo, ha sido puro relleno. Menos mal que a última hora nos han desvelado qué era realmente su novio, pero ni aún así las tengo todas conmigo de que pueda salir algo prometedor de aquí. Esto dependerá en gran parte, de si el muñeco que se encontraba en el suelo de la casa recién comprada por Hoyt, era de "El Brujo" o no (reconozco que esto me ha picado la curiosidad). Por cierto, una temporada más, y ya van dos, Jessica ha vuelto a ser injustamente menospreciada. Está en un situación de desaprovechamiento similar a la que estaba antes Eric, pero en versión femenina. Sus apariciones se cuentan con los dedos de una mano, y por desgracia, no son precisamente revolucionarias. Eso si, ver a su suegra escopeta en mano, por lo menos es alentador. En general, a prácticamente todos los secundarios se les podría meter en el mismo saco, pues tanto el Sheriff Andy, Arlene (¿tanto lío con lo del aborto para nada?) y Terry, entre otros, se encuentran en un caso parecido. Esta temporada pefectamente podría incluir también a Sam y Jason, los cuales no han tenido ninguna fortuna con las tramas que les han endosado. Mucha culpa la tienen los personajes con los que les han unido, Tommy y Crystal. Odiosos e insulsos, como poco. Al menos les han dejado con un futuro algo más esperanzador, aunque habrá que comprobar primero si Sam realmente ha dado en la diana y si Jason como defensor de los débiles encuentra de donde sacar petróleo.

Pese a que True Blood había dejado de pisar el acelerador en sus últimas entregas semanales, tenía la esperanza de que volvería a hacerlo en la season finale para así poder despedirse a lo grande hasta dentro de 9 meses, y de paso, dejar más ansisosos que nunca a su legión de fans. Desgraciadamente, no ha sido así ni mucho menos, pues mismamente ha tenido episodios esta temporada mucho más frenéticos y alocados que este 3x12 "Evil Is Going On". En cierta medida, me ha dejado como lo hizo en la segunda temporada, deseando más sangre fresca pero no por los méritos propios de sus minutos finales, sino porque a fin de cuentas me lo paso genial con una serie que es totalmente distinta a cualquier otra de la parrilla. En realidad, tampoco tenía que hacer muchos esfuerzos para dejarme pensando que el próximo año seguirá siendo el mismo despiporre de excesos, donde todo vale, pues si algo bueno tiene esta serie, es que no tiene fronteras que no se atreva a traspasar. Prefiero no pensar sobre lo que nos tendrán reservado para la cuarta temporada, pero algo me dice que Alan Ball, un vez más, no escatimará en imaginación, sangre, sexo, luces y cemento.

The Deep: Nada nuevo en el fondo del mar

Publicado por Moltisanti On 22:11 11 comentarios
Hace una o dos semanas, me puse con una miniserie que no entraba en mis planes porque directamente desconocía su existencia. Su nombre, The Deep. Se estaba emitiendo este mismo verano y sus credenciales (las que me animaron a verla inmediatamente) eran las siguientes: Ser de la BBC, contar con un elenco repleto de caras conocidas, y sobre todo, tratarse de una historia sobre supuestos misterios en las profundidades del océano ártico. La cosa empezó bastante bien, con un prometedor primer episodio en el que se dejaban entrever unos cuantos puntos o detalles de lo más interesantes. Desgraciadamente, aquí se acaba todo lo positivo que pueda llegar a decir sobre de The Deep, pues desde entonces, la miniserie se convirtió en una sucesión de decepciones que la hicieron ganarse la etiqueta de producto totalmente prescindible. Ni siquiera que sean sólo 5 capítulos lo llegaría a considerar un aliciente, pues cada uno de estos dura aproximadamente una hora y os aseguro que el tiempo no es que esté precisamente bien aprovechado. No todo lo que sale de tierras inglesas iba a ser bueno, bonito y corto.

El punto de partida o sinopsis de The Deep, es la siguiente. Una expedición submarina estaba realizando una serie de investigaciones en las profundidades del océano ártico, cuando por causas desconocidas desapareció sin dejar rastro alguno. Seis meses después, una nueva expedición llevará por objetivo localizar los restos del primer submarino. En el aire dejan caer que es muy posible que una especie de monstruo (lo que me picó la curiosidad para recordar los viejos tiempos de Surface) sea el responsable de la desaparición, pero esto (junto a un par de misterios más) con el paso de los capítulos, se destapará como un simple cebo para enganchar al espectador a una historia descaradamente previsible y nada original, sobre submarinos en búsqueda de una nueva fuente de combustible que podría revolucionar el sector energético mundial. Todo ello edulcorado con numerosos tópicos sobre este tipo de historias producidas en un submarino, donde nos tiramos más tiempo intentando sobrevivir que dedicando los esfuerzos creativos a cualquier otra cosa más novedosa y productiva. A la vista de los hechos, a The Deep la podría considerar una especie de estafa seriéfila, pues a fin de cuentas prometía una cosa en sus inicios, para terminar ofreciendo algo totalmente distinto a la hora de la verdad.

En relación a las caras conocidas que he mencionado al incio de la entrada, comentar que a la cabeza del reparto de The Deep, está James Nesbitt, santo de esta casa carruseliana desde que le conociera interpretando a un excelente Jekyll (y Mr. Hyde) en otra de las miniseries de la BBC (la cual aprovecho para recomendar encarecidamente). Ni que decir que contar con este actor, fue un motivo más para ver The Deep, pero desgraciadamanente su personaje no le hace justicia. En realidad, no hay ningún personaje en esta miniserie que merezca ser salvado de la criba colectiva. Siguiendo con el repaso al elenco, también participan Goran Visnjic (Urgencias), Tobias Menzies (Roma), Antonia Thomas (Misfits) y Minnie Driver (The Riches), entre otros desconocidos para un servidor. A esta última la están lloviendo palos hasta en el carnet de identidad por su papel de Frances Kelly, la que se podría considerar como la protagonista de la función. Sin llegar hasta tal extremo, diré que la Driver muchas ganas no le ha puesto a su trabajo en esta ocasión. Por cierto, como curiosidad a modo de parecido razonable, me he tirado durante todo el visionado pensando que Goran podría ser el hermano no reconocido de Ty Burell (Modern Family). A Mlo de Yonomeaburro, directamente le recordaba a un híbrido entre John Hamm y Gabriel Byrne.

El reparto y los personajes, el rumbo de la historia, los supuestos misterios que no lo son, etc. Además de todo esto, hay un par de aspectos negativos más que me gustaría destacar antes de ir despidiendo para siempre a The Deep. El primero es que sobran líneas espaciales (algo que también ha destacado Crítico en Serie). Si lo que se estaba fraguando a varios miles de metros bajo el nivel del mar ya era de por sí, aburrido y poco interesante, lo que sucedía en la superficie se queda sin nombre para describirlo. El segundo es más grave y está relacionado con las numerosas licencias y gazapos que esta miniserie ha colado sin discreción alguna. No las destacaré por aquí porque podrían considerarse spoilers, pero puede que me anime a hacerlo en los comentarios con aquellos que hayan visto ya The Deep, a pesar de que supongo que no seremos demasiados. Por cierto, en cuanto a los efectos especiales, señalar que son muy correctos para una producción de estas características, pero ni siquiera eso hace que merezca la pena sumergirse con The Deep. A modo de conclusión, decir que esta miniserie de casi cinco horas, perfectamente se podría haber comprimido en una telemovie de hora y media. Si hubiera empezado por aquí, creo que lo habría dicho todo.

Otras miniseries que he tenido la fortuna o desgracia (según se mire) de ver, son:
1. No he visto "Men in Black".

Fox Mulder
(Expediente X)

2.
¿Le diste cristal a un perro asesino? ¿Eres mongolo?

Alex "Tig" Trager
(Sons of Anarchy)

3.
Por favor, en algunas culturas es ilegal ser así de guapo.

Johnny Drama
(Entourage)

4.
Creanme, no me quieren en esto. Acabarán con tuberculosis. Realmente tengo mal karma. No bromeo.

Larry David
(Curb Your Enthusiasm)

5.
Estephan sonríe. ¡Noticia bomba!

Damon Salvatore (The Vampire Diaries)

6.
Fire in the hole! - ¡Fuego en el agujero!

Boyd Crowder (Justified)

7.
Si hay algo que no soporto, son las imitaciones baratas de mi trabajo.

John el Rojo (El Mentalista)

Regresando a Mystic Falls

Publicado por Moltisanti On 23:27 15 comentarios
La CW, como suele ser habitual año tras año, es la que más prisa demuestra tener por estrenar sus nuevas propuestas y hacer regresar a sus veteranas a la parrilla. Por un lado, ya están disponibles los pilotos de Hellcats y Nikita (sus dos novedades para este otoño), y por el otro, de momento sólo ha emitido una season premiere, la de su actual gallina de los huevos de oro, The Vampire Diaries (Crónicas Vampíricas). Después de animarme con ella este verano, engancharme y terminar dando 10 razones para verla, su regreso era clave para comprobar si la serie iba a poder mantener o incluso aumentar su elevado ritmo. Una vez visto este 2x01 "The Return", me quedo tranquilo, pues los ingredientes principales que hacen a The Vampire Diaries un entretenimiento teen digno de visionado, siguen calentándose al mismo fuego y en la misma cacerola.

Si todavía no has regresado a Mystic Falls, será mejor que no sigas leyendo... ¡Spoilers!

Esta va a ser la primera vez que escriba sobre de The Vampire Diaries en condiciones, sin tener que controlarme para evitar soltar spoilers, por lo que además de comentar lo más destacable de esta season premiere, también voy a aprovechar la ocasión para dejar mi particular opinión sobre los diferentes personajes. Por suerte, hay mucho que decir al respecto, como es habitual en esta serie. La primera temporada se despidió dejando un gran número de cabos sueltos, pero ninguno tan interesante como el retorno de Katherine a Mystic Falls, 145 años después. Por lo visto en este primer capítulo, la que en su día convirtió a los hermanos Salvatore en lo que son, promete convertirse en el eje de todo lo que suceda en este arranque de temporada. De momento, ya ha conseguido desquiciar a Damon, ha atravesado literalmente a Stefan, se ha enfrentado con Bonnie, y por si no hubiera tenido suficiente en su primer día por el pueblo, ha decidido hacerle una visita a Caroline en el hospital para dejar un mensaje: "game on". Si mis cálculos son correctos, la "Carol" se va a convertir en un vampiro, cosa de la que me alegro enormemente (su madre la sheriff seguro que no opinará lo mismo...) porque puede suponer la revolución que el personaje necesitaba para dejar de ser una simple marioneta. Revolución, sin duda alguna, esta es la palabra que define a la perfección el regreso de Katherine. El año de Katherine en The Vampire Diaries, ha comenzado...

En el capítulo como he dicho, la serie ha seguido utilizando a la perfección los mismos ingredientes que tan buenos resultados la dieron en su año inaugural. Si algo funciona, no tiene sentido cambiarlo. De esta forma, hemos vuelto a tener un episodio muy entretenido, donde los personajes iban y venían constantemente, para una vez llegados a la recta final del capítulo, hacer uso del recursor predilecto de estas "Crónicas Vampíricas": los asesinatos. En esta ocasión, todos se han quedado en una falsa alarma, algo que me parece hasta acertado porque viendo el escaso número de personajes que quedan en lista, primero tocará introducir algunos nuevos, para después volver a coger la senda de dar la baja al por mayor. Esta situación, obviando el mencionado caso de Caroline, ha tenido una parte positiva y otra negativa. La buena corre por cuenta del personaje interpretado por David Anders (santo de esta casa carruseliana), John Gilbert, el cual por fortuna no ha muerto tras el ataque de Katherine, lo que deja abierta la puerta a su posible regreso en el futuro. La mala, como es obvio, está relacionada con Jeremy, el que sin duda es el personaje más odioso de entre todos los que se pasean por Mystic Falls. Los guionistas deben ser conscientes de ello y han jugado con los espectadores hasta en dos ocasiones, en las cuales se ha llegado a poder pensar que el pequeño de los Gilbert había sido eliminado por el bien del show. Mención especial para el "Damonazo" del capítulo, pues ha sido absolutamente bestial. Lástima que no haya servido para nada, pero si le han dado una nueva oportunidad al personaje quizás sea porque esta temporada Jeremy conseguirá redimirse, y así de paso, dejar de creerse un protagonista más, cuando no lo es.

Hora de centrarse en los auténticos protagonistas del show. Como era de esperar con el regreso de Katherine, el triángulo amoroso ha sumado un lado más, pasando a ser un cuadrado en toda regla. Esta es una trama que me importaba más bien poco, pero reconozco que una vez se superó la fase de petardería inicial, están sabiendo conducirla correctamente e incluso hacerla interesante por momentos. Está claro que Stefan y Elena se quieren demasiado para empezar a hacer el tonto con otros, cosa que me alegra porque esto se traduce en que Damon podrá dar aún más juego si cabe. Para colmo, si encima llega Katherine para echar más leña en el fuego confesándole que nunca le ha querido, pues mejor que mejor. Damon Salvatore es la estrella de The Vampire Diaries, así que hay mimarle a su estilo, dándole donde más le duele porque esto siempre será bueno para el espectáculo general. Habrá que ver como se desarrolla la relación entre Elena más Stefan, con Damon, y con Katherine por otro lado, pero no tengo ninguna duda de que en cuanto al tema amoroso de la serie, todo apunta a que este año será incluso más divertido que el pasado. Sobre el trío protagonista, me gustaría aprovechar para hacer una mención especial a la labor de Nina Dobrev (¿empezarán a pagarla el doble?), Paul Wesley e Ian Somerhalder, pues realmente creo que se han sabido hacerse con sus respectivos personajes y eso se transmite cada vez más en la pantalla.

En cuanto a los demás personajes secundarios, parece que Tyler por fin va a tener algo que aportar a la trama principal a largo plazo. Después de tener que soportar únicamente sus tonterías de hijo malcriado durante toda la primera temporada, descubriendo a última hora que él y su familia esconden un secreto sobrenatural, en este arranque ha recibido una visita que promete convertirlo en un personaje interesante. Por las referencias a la luna llena (en la season finale) y a la agresividad, todo apunta a que los hombres lobo terminarán apareciendo por Mystic Falls, pero hasta que no se confirme, poco o nada más que comentar al respecto. En cuanto a Matt (decir que es el único que me parece normal de todo el pueblo), desgraciadamente ha vuelto a aparecer con cuenta gotas aunque realmente espero que esta temporada alcance el protagonismo que se le negó en la primera entrega. Si esto significa que Melinda Clarke (su madre en la serie) se dejará caer por el pueblo cada tanto en tanto, por mí encantado. De este grupo de secundarios, sólo me queda Bonnie, siendo esto un reflejo idóneo sobre el elevado ritmo de defunciones que presenciamos en la primera campaña y que por lo visto en este regreso, tiene pinta de seguir por el mismo camino. De la bruja en prácticas, comentar que parece que está perfeccionando sus habilidades, algo que espero que llegué a buen puerto porque estoy deseando presenciar un enfrentamiento en condiciones entre ella y el mayor de los Salvatore. No creo que haga falta que diga quién patearía el culo a quién. Damon Rules!

Bienvenidos de vuelta a Mystic Falls...

Entusiasmado con Larry David

Publicado por Moltisanti On 23:09 12 comentarios
En el inicio del mes de septiembre, seguro que no soy el único al que le sucede lo siguiente. Es una de las épocas del año en la que más me apetece ponerme con una serie nueva (más incluso que en vacaciones), pero por contra, soy totalmente consciente de que no es una decisión acertada debido a que la caballería de series otoñales está apunto de regresar (acompañada de numerosos estrenos) y cuento con que mi lista personal ya es lo suficientemente amplia como para seguir añadiendo sin control. De todas maneras, he optado por hacer uso del dicho que dice que "ni tanto, ni tampoco", y he terminado lanzándome con dos nuevas series: Arrested Development y Curb Your Enthusiasm (El Show de Larry David). Ambas son comedias altamente recomendadas, teniendo la primera (escribiré dentro de no mucho sobre ella) la duración típica de cualquier sitcom, es decir, 20 minutos por capítulo, mientras que los de la segunda suelen llegar a alcanzar aproximadamente la media hora. En situaciones como esta, en las que haces caso omiso a la lógica, animarte a comenzar series de corta duración por lo menos consigue apaciguar levemente a tu pepito grillo (voz de la conciencia por antonomasia) particular. Empiezo a darme cuenta de que estoy soltando un rollo sin sentido aparente al más puro estilo de Larry David. ¿Cómo? ¿No sabes de quién hablo? ¿Todavía no le conoces? Espera a que te lo presente...

En Curb Your Enthusiasm, el cómico se interpreta así mismo, mostrándonos el día a día de su acomodada vida, pero sin recurrir al estilo documental tan de moda en los últimos tiempos. De esta forma, le vemos haciendo recados de todo tipo, cenando con los amigos, en la alcoba con la santa de su mujer, cepillándose los dientes, acudiendo a la oficina, etc. Larry David hace más o menos lo mismo que cualquier otro mortal, con la diferencia de que tiene mal karma. Hasta tal punto es esto, que en cada capítulo lleva la "Ley de Murphy" a otro nivel, convirtiendo el, "si algo puede salir mal, saldrá mal", en la auténtica premisa de la serie. Mucha culpa de ello, la tiene el propio Larry, pues realmente para describirle hace falta rebuscar en un arsenal de adjetivos despectivos, y aún así, seguro que no son suficientes. A modo de ejemplo, me vienen a la cabeza unos cuantos del estilo de desgraciado, grosero, impertinente, irritante, descortés, egoísta, indecoroso, incorrecto, etc. A pesar de esta descripción, estamos ante una persona sin prácticamente maldad, pero su mala fortuna alcanza tales dimensiones que hasta cuando pretende hacer algo bueno, le suele ir incluso peor. Por unas cosas o por otras, siempre termina liando alguna épica.

Las meteduras de pata de Larry, en muchas ocasiones consiguen producirte verdadero malestar e incomodidad. En este aspecto, sólo hay una serie a la que se asemeje, pero sin llegar a superarla: la versión británica de The Office (la protagonizada por Steve Carell no, la otra). En esta, Ricky Gervais en su papel de David Brent, hizo de los momentos de "vergüenza ajena" una auténtica imagen de marca. Larry no llega a semejante extremo, pero porque las situaciones incómodas son sólo una parte de su repertorio. Por cierto, aunque Larry David aparezca en el 99% de las escenas del show, la serie cuenta con unos secundarios estupendos. Ahí está el caso de Richard Lewis (el mejor amigo), Jeff (el representante) y Susie (la loca mujer del representante), la propia Cheryl (la encantadora esposa), Wanda (la que considero como la némesis de Larry), etc. A pesar de lo que pueda parecer, con Curb Your Enthusiasm las carcajadas están aseguradas o al menos a mí me las está arrancando continuamente. Además, hay otro aspecto que me encanta del show y que no quiero quedarme sin destacar. Me estoy refiriendo a la capacidad que tiene Larry para preguntarse sobre el porqué de todo lo que le rodea. Saca a relucir muchos temas que seguro que en algún momento de tu vida, has llegado a plantearte sin llegar a darle importancia, pero ahí reside la diferencia entre una persona corriente y este nuevo Dios seriéfilo al que adorar, pues para un servidor, en esto es en lo que se ha convertido Larry David.

Hoy mismo he acabado la tercera temporada (cada una tiene sólo 10 capítulos) y puedo decir con la boca bien abierta que todavía no me he encontrado con ningún episodio que baje la media general de la serie. Desde el primero, hasta el último de la tercera, todos me han encantado por igual. Nunca le he encontrado sentido a la expresión "humor inteligente", de ahí que nunca la haya utilizado, pero si tuviera que hacerlo por primera vez, seguramente sería para hablar precisamente de esta serie. Convertir únicamente cuatro o cinco ideas disparatadas en un episodio de media hora, requiere mucho trabajo de guión, y en este caso, es inmejorable. La fórmula siempre es la misma, Larry empieza a meterse en líos (muchas veces sin querer y sin ser consciente de ello), y al final todo le estalla en la cara para despiporre del espectador. A partir de la segunda temporada, empiezan a proliferar las autoreferencias a la propia serie en forma de leitmotiv (el límite horario para llamar por teléfono, la pulsera, la colección de porno de Jeff...) e incluso aparecen tramas secundarias que abarcan un amplio abanico de episodios. Estas no dejan de ser curiosidades, como también lo son la cantidad de rostros conocidos que le hacen una visita a Larry. Martin Scorsese, Saquille O'Neall, Martin Short, Ted Danson, Julia Louis-Dreyfus, Jason Alexander, etc. Todos ellos haciendo de sí mismos, como no podía ser de otra manera.

Larry David, si es conocido por algo en Hollywood, es por ser uno de los co-creadores, junto a Jerry Seinfeld, de la mítica sitcom de la década de los noventa, Seinfeld. Esta es realmente la única información adicional que necesitas para comenzar con Curb Your Enthusiasm y no sentir que te estás perdiendo algo, dadas las innumerables menciones que hay hacia ella. Supongo que si has visto la serie que le encumbró en su día (aquí un servidor todavía no lo ha hecho), es posible pillar algún que otro guiño que a mí se me pueden estar pasando por alto, pero esto no puede suponer (y no lo es) ningún inconveniente a la hora de animarse a entrar en la vida de Larry David. Ni de lejos considero a Curb Your Enthusiasm una comedia para todos los públicos, pero si tienes la suerte de que te atrape desde el primer capítulo, como me pasó a mí, no te arrepentirás de conocer a un tipo que parece como todos los demás, pero que es único en su especie.
Arranca la temporada de series 2010/2011, y lo hace con una de las más importantes del panorama actual, Sons of Anarchy. Los seguidores de los motoristas de SAMCRO "sólo" hemos tenido que esperar 9 meses para tenerlos de vuelta y para conocer como Kurt Shutter y su equipo de guionistas iban a continuar con la historia después de la que liaron al final de la orgásmica season finale de la campaña anterior. Cuando uno piensa en Sons of Anarchy, siempre espera encontrarse acción a raudales en cada episodio, pero esta vez era diferente, pues había que ser consciente de que encima de la mesa todavía quedaban demasiados asuntos por tratar. De tal manera, no era descabellado esperar un capítulo de transición (del necesario, no del de relleno), como realmente lo ha sido este primero de la tercera temporada, el 3x01 "So". Nos situamos pocos días después de los últimos acontecimientos... y hasta aquí puedo escribir, sin antes poner el correspondiente aviso de spoilers. ¡Han vuelto los Hijos de la Anarquía!

Si todavía no has visto el regreso de los Sons of Anarchy, con la season premiere de su tercera temporada, será mejor que no sigas leyendo...

Gemma en búsqueda y captura, Abel en captura y en búsqueda. Estos dos fueron los grandes acontecimientos con los que Sons of Anarchy se despidió la temporada pasada, y no podía comenzar la nueva sin centrase en ellos como era debido: con calma y buena letra. Sin olvidarme, del sacrifico de "Half Sack", claro está. Esto ha hecho que el capítulo haya sido relativamente tranquilo desde el principio hasta casi el final (el comentario sobre este me lo reservo para después), algo a lo que uno no está acostumbrado por esta serie precisamente, pero que en esta ocasión era necesario. En esto de las series hay dos tipos de season premiere, las que hacen borrón y cuenta nueva en relación a los hechos sucedidoa al final del año anterior, y las que tienen que afrontar las consecuencias de haber puesto toda la carne en el asador. Ni que decir que Sons of Anarchy esta temporada ha escogido ser del segundo tipo. Teníamos que ver y vivir el drama de Jax al "perder" a su hijo, de la misma forma que teníamos que ver el de Clay al no poder estar con su querida mujer. Todo ello, acompañado del efecto sobre el resto de miembros del club, pues a fin de cuentas, todos son una familia. Realmente no han sido muchas las novedades que han presentado en este arranque de temporada, pues no han dejado muchas pistas en torno a cuales pueden ser las tramas principales, más allá de las relacionadas con intentar dar caza al irlandés y recuperar a Abel, además de demostrar la inocencia de Gemma ,y de paso, defenestrar a Stahl por el camino.

Puede que el capítulo no haya estado impregnado de la misma adrenalina que otras ocasiones, pero la acción que ha tenido, ha servido para saciar mis ganas de persecuciones y tiroteos después de tantos meses de secano. Además, sabía que para rematar a lo grande el regreso y desprenderse un poco del drama presenciado durante todo el capítulo, nos iban a regalar un final de traca, de esos que te recuerdan al instante que con Sons of Aanrchy, es fácil quedarse sin uñas. En el entierro de "Half Sack", con todos los personajes allí reunidos, una misteriosa furgoneta blanca se ha dejado caer por el lugar y los que iban en su interior, se han liado a tiros con todos los presentes en la ceremonia, sin diferenciar a motoristas, mujeres, niños e incluso policías. Como consecuencia, el honrado y nombrado como nuevo "Chief" de Charming, David Hale, ha sido arrollado por la furgoneta (convirtiéndose en la primera baja de la temporada...), mientras que un niño y el "pajillero compulsivo", han sido heridos de bala. Siendo la imagen del pequeño lo que ha desatado a Jax, el cual ha reventado la cabeza contra el asfalto a uno de los tripulantes de la furgoneta (respondiendo a su manera a la elección que le había propuesto Clay momentos antes). Esto no debería sorprender en exceso, conociendo y dada la situación en la que se encuentra el protagonista de la serie, pero lo interesante de cara al futuro, llega al pensar que lo ha hecho delante de la mitad del cuerpo de policía de Charming y ante la incrédula mirada de amigos y familiares.

Un episodio tan señalado como lo era esta season premiere, sabía que después de dedicar el tiempo necesario a colocar las piezas, tenía que terminar dejándome impactado y con ganas de mucho más... y vaya que si lo ha hecho. Este año tiene que ser el de la consagración definitiva de la serie, y conociendo como se las gasta Kurt Shutter, no tiene pinta de que en sus planes a corto plazo pase el dejar de pisar el mismo acelerador con el que ha llevado a Sons of Anarchy, a ser considerada una de las mejores series de la actualidad. Los motores vuelven a rugir...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: The Young Pope

¡Súbete!

Trailer: Stranger Things

¡Participa!

BSO: Vice Principals 2x04

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España