Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mis tres cameos favoritos de 'Extras'

Publicado por Moltisanti On 17:34 5 comentarios
Hace mucho tiempo que saqué de mi lista negra de series pendientes a 'Extras', el segundo volumen de la trilogía sobre el patetismo de Ricky Gervais, el que sigue a 'The Office' y precede a 'Life Too Short'. Coincidiendo con que ayer se estrenó su nueva serie, 'Derek', voy a aprovechar para hablar de esta dramedia sobre el backstage del mundo del cine y la televisión... según Gervais.

En 'Extras' (co-producción de BBC y HBO estrenada en 2005) el conocido cómico cambió de regristo que no de formato (por algo hizo del mockumentary su seña de identidad) para interpretar a Andy Millman, un aspirante a actor que se tiene que conformar con aparecer como extra en películas protagonizadas por grandes estrellas del celuloide. Siempre acompañado de su inseparable e inocente amiga Maggie Jacobs (Ashley Jensen) y representado por su inepto agente (interpretado por Stephen Merchant, co-creador de la serie junto a Gervais), Andy irá metiendo poco a poco la pata y la cabeza en el mundillo hasta conseguir vender una idea de sitcom a la BBC, 'When the Wishtle Blows', donde por supuesto no se escatimaba a la hora de recurrir a las constantes risas enlatadas y la catch phrase de turno: "Are you having a laugh?".

La segunda incursión en el campo de la ficción de Ricky Gervais no me parece una pieza imprescindible, a diferencia de su 'The Office', pero sí lo suficientemente interesante como para recomendar su visionado. Total, dos temporadas de seis capítulos, más un doble especial navideño, tampoco debería imponer demasiado a aquellos interesados en animarse a probar suerte. En recompensa te encuentras con una historia que hace las delicias de los amantes de los "detrás de las cámaras" y del peculiar humor de este polivalente autor (actor, director, productor, guionista y presentador), que aquí interpreta, para mi sorpresa, al personaje más cuerdo de una serie en la que casi todo el mundo anda pasado de rosca, especialmente las estrellas invitadas de renombre, cuyas intervenciones son el mayor reclamo y lo más divertido de cada episodio.

Kate Winslet, Samuel L. Jackson, Ben Stiller, Patrick Stewart, Orlando Bloom, Ian McKellen, David Bowie o Robert de Niro son algunos de los que acompañan a Gervais en esta parodia. Iba a hacer una recopilación de vídeos con las mejores intervenciones, pero al final he decidido mojarme un poco y únicamente incluir (aunque estén sacadas de contexto) a mis tres favoritas:

1. Patrick Stewart y lo que no debe faltar nunca en un guión de calité:
 

2. La monja Kate Winslet, sexo telefónico y el truco infalibre para ganar un Oscar:


3. Ian Mckellen, un inesperado cambio de rol y el secreto detrás de su interpretación de Gandalf:


Para acabar, no me puedo quedar con las ganas de lanzar la correspondiente pregunta del millón:  ¿Cuáles fueron tus estrellas invitadas favoritas en 'Extras'?
La locura de 'American Horror Story: Asylum' ha terminado. ¡Bendita locura! ¡Locura bendita!

Trece episodios que desde el segundo (el primero simplemente me dejó sin saber que pensar) hasta al último, me han tenido ojiplático, patidifuso y totalmente entregado para la causa. Que gustazo cuando una propuesta te mete tan de lleno en su mundo. Y más cuando se trata de un mundo de infinitas posibilidades como ha sido esta casa de locos y maníacos en la que se ha desarrollado la segunda entrega de 'American Horror Story'. Elegir un manicomio como escenario para las nuevas idas de olla de Ryan Murphy y Brad Falchuk, pintaba bien, pero por muchas ganas que tuviera de que FX abriera las puertas de Briarcliff (tras aquella campaña promocional que inundó el internete de teaser trailers a ritmo de casi vídeo por día), nunca llegué a contar con que lo que me esperaba al otro lado de la puerta iba a ser toda una experiencia. Y por experiencia me estoy refiriendo a un evento televisivo (alabado sea el formato de temporadas independientes) único e irrepetible. De esos que te apetece recomendar sin pararte a pensar si es o no una propuesta para todos los públicos.


Si tuviera que destacar una única razón por la que la segunda temporada es (a mi parecer) superior a la primera, diría que aquella historia en una mansión encantada repleta de fantasmas terminó pagando el precio de contar con unas limitaciones argumentales que la hicieron perder fuelle a medida que se acercaba a su desenlace. Casi me atrevería a decir que resultó inevitable que terminara acusando semejante derroche de excesos. En otras palabras, empezó muy bien para acabar bien. Por eso mismo y por mucho que "Asylum" me ganara para su causa desde el segunda capítulo, en los primeros compases intenté mantener cierta cautela, algo que para el quinto o sexto ya me resultó imposible de sostener. Sabía que corría el riesgo de volver a lamentar que el final de la historia no hiciera justicia al arranque, pero decidí dejarme llevar. Todo un acierto. Y lo más importante: recompensado. Las primeras temporadas, hasta en una antología de terror como es 'American Horror Story', sirven de prueba y error. Murphy y Falchuk han demostrado que identificaron tanto las claves positivas como las negativas, manteniendo y explotando aún más las primeras y corrigiendo las segundas. El resultado ha sido la experiencia televisiva de Lana Banana.

A partir de aquí acceso limitado para los cuerdos que hayan visto el 2x13 "Madness Ends". Un título de episodio que lo clava a la hora de transmitir el meollo del mismo. ¡Spoilers!

Monjas, curas, psiquiatras, locos, loquísimos, asesinos en serie con máscaras de piel humana, posesiones demoniacas, exorcismos, retorcidos problemas de lactancia, experimentos genéticos, seres deformes, crucificaciones, actuaciones musicales, nazis, Anna Frank, familias polígamas, besos de la muerte, Santa Claus, saltos temporales, abduciones alienígenas y Pepper. Briarcliff ha tenido de todo y todo muy bien aprovechado y rematado. Como bien apuntaba antes, una de las cosas que Murphy y Falchuk han solucionado es el punto de las limitaciones argumentales que conlleva elegir un único emplazamiento para hacer girar toda la trama. Un manicominio da para mucho (como así se ha demostrado) pero esta pareja de cabezas pensantes se han atrevido a ir mucho más allá. Vuelvo a tirar de atrevimiento, para apuntar que quizás han ido hasta donde su imaginación era capaz de llegar. Lo que ha propiciado que la cosa no decayera en ningún momento durante los trece episodios, que los giros (locos, muy locos e imposibles) se sucedieran... y llegada la hora de las resoluciones, no ha habido lugar para las decepciones. Todos los arcos e historias personales han quedado bien pero que bien atados, a excepción de la conexión de Kit y los especiales de sus hijos con los alienígenas, donde quizás la ronda de revelaciones y respuestas ha quedado un tanto más difusa. Al estilo de lo que pasó con la semilla del diablo en la campaña anterior.

Esta vez no había maleficio que impidiera entrar o salir de la institución, sino que se dependía de las decisiones de un grupo de personajes amparados en un vacío legal tan injusto como válido en un época de cambios sociales como la década de los 60. Fuera las limitaciones y adentro la libertad creativa. Curiosamente esta libertad chocaba con la opresión a la que se han visto sometidos los tres protagonistas: Sister Judy Martin, Lana Winsters y Kit Walker. Por muy coral que haya sido la historia de Briarcliff, los últimos capítulos (especialmente) vinieron a re-apuntar quienes eran los pilares narrativos. Tres cuerdos que por una razón u otra acabaron internados (para lograr un foco de empatía por parte del público) junto a un rebaño de locos. Nada como jugar con la locura y el mal para confundir a los cuerdos y bondadosos. De ahí que uno de los grandes aciertos haya sido introducir en la fiesta al mismo Satanás. No se les podía haber ocurrido traer a un invitado más oportuno para prender la mecha de todo el polvorín. Por cierto, alabada sea la interpretación de Lily Rabe como la Hermana Mary Eunice. Uno de los grandes descubrimientos de la temporada. Como del resto (protagonistas, secundarios y estrellas invitadas) creo que sobran los comentarios, sólo diré que el trabajo y la elección de casting ha sido una pieza clave para que la experiencia fuera plenamente satisfactoria. Un reparto estelar al que se le ha exprimido todo el jugo posible.

Otra de las claves ha sido la apuesta por un estilo de dirección propio, logrando la sensación de desubicación y locura que se pretendía transmitir casi en cada plano. El resultado de esta elección ha sido que la experiencia del visionado fuera como darse una vuelta en un tío vivo descontrolado. A más de uno este paseo le habrá provocado mareos y tripas revueltas, pero en plan masoquismo seguro (que como un servidor) pedía repetir una y otra vez. En este sentido, el último capítulo ha sido una bacanal. Si en la primera temporada se apostó por un juego algo más simplista (pero igualmente eficaz) en el que la sucesión de planos a toda velocidad fue la máxima predominante, esta vez se ha jugado con los ángulos y los giros de cámara a unos niveles como no se había visto antes en televisión. Al menos no recuerdo nada parecido. Y es así como uno consigue diferenciarse del resto y convertir una narración psicodélica en algo más... sí, en una experiencia. Hablando de la narración, otra cosa que le ha sentado genial a la historia han sido los saltos temporales. Parecido a lo que ya se hizo en la primera temporada, pero aquí con mucho más sosiego y control del tempo. Píldora a píldora nos han ido introduciendo la historia del presente, donde sabíamos que todo iba a desembocar desde casi casi la primera secuencia, por mucho que el groso se desarrollase en el pasado. Allí donde estaba esperando con los cascos puestos y machete en mano, Bloody Face Jr.

Para echar el telón, después de dos capítulos con aroma a season finale, ya sólo quedaba despedir a Kit, Sister Jude y Lana Winters. Muy emotivos los últimos días de los dos primeros, aportando un poco de luz a sus vidas después de tanto tiempo inmersos en la oscuridad. A Lana, por otra parte, todavía le quedaba mucha faena por hacer: relatar cómo desenmascaró Briarcliff y protagonizar el esperado cara a cara con el repudiado de su hijo no deseado. Un reportaje televisivo y un disparo a bocajarro declaraban a Lana Banana como vencedora de la contienda, poniendo punto y final a la locura y a la maldad. Una locura y maldad que 'American Horror Story Asylum' ha representado con todos los rostros imaginables. Por eso me ha encantado que se optara por revisitar una última vez Briarcliff, aprovechando la ocasión para recordar la significativa conversación entre las dos gigantes de esta historia. Nada como regresar a la casilla de salida para darse cuenta de todo lo vivido. Una travesía sobre lo peor del ser humano, eso que sólo la mejor televisión puede y sabe retratar a la perfección. Y 'American Horror Story Asylum' ha conseguido entrar en este club de privilegiados.

Los eventos de 'Fringe' quedan archivados

Publicado por Moltisanti On 16:15 4 comentarios
El 2013 en Estados Unidos va a ser un año de despedidas debido a que grandes series de los últimos años emitirán sus últimos capítulos, como sucede en los casos de 'Spartacus' (Starz), 'The Office' (NBC), '30 Rock' (NBC) y 'Breaking Bad' (AMC). A este grupo se puede sumar 'Dexter', si Showtime confirma de una vez por todas que su octava temporada será la última, algo que por el momento no tiene pinta de que vaya a suceder. A todas estas, como bien quise apuntar/homenajear durante la semana pasada, se ha adelantado 'Fringe'. La serie de ciencia ficción que le ha servido a FOX para lavar su imagen de canceladora de culto, etiqueta indeseada (por cualquier cadena) con la que se hizo años atrás tras ventilarse 'Firefly' y 'Arrested Development'. Después de una andadura envuelta (casi en todo momento) de incertidumbre, con la sombra de la guadaña de la cancelación acechando tras la emisión de cada nuevo capítulo desde la tercera temporada, el pasado mayo la cadena vino a confirmar que Walter, Olivia y Peter, regresarían para una quinta y última entrega. Trece episodios de propina (como aquel que dice) que han concluido con el 5x13 "Enemy of Fate".

Si todavía no sabes cómo ha concluido 'Fringe', será mejor que busques otra alternativa antes de adentrarte en este universo repleto de información reservada para todos aquellos que todavía no hayan dicho adiós a la familia Bishop y compañía. ¡Atención Spoilers!

Cuando 'Fringe' fue renovada para estos últimos trece capítulos estaba cantado que se centrarían en desarrollar la historia presentada en el 4x19 "Letters of Transit", donde la serie pegó un salto temporal para ponernos los dientes largos con la invasión de los Observadores. Tampoco es que quedase otra opción. Después de la tercera temporada y tras ventilarse lo que se podría denominar como la trama central (el choque y posterior enfrentamiento entre los universos alternativos), a los guionistas no les quedó otra que apretar el botón de "reset" al comienzo de la cuarta. Una línea temporal alternativa que a pocos convenció, más que nada porque provocó una sensación de "esto ya lo he visto", pero caótica, utilizando como único ancla a un Peter Bishop que andaba tan perdido como el espectador. Al final, con el "despertar" de Olivia se recobró un poco la percepción de estar "de vuelta en casa", y en cierto modo, de considerar a toda la cuarta temporada como un homenaje a lo que había sido 'Fringe' hasta el momento, especialmente en sus dos primeras temporadas. De ahí que los villanos de turno volvieran a ser dos jefazos como David Robert Jones y William Bell.

'Fringe' siempre será recordada por una serie de ciencia ficción que arriesgó y apuró al máximo sus límites dentro del género, inventando y reinventando todo lo posible en relación a universos y líneas temporales alternativas, viajes en el tiempo y experimentos pseudocientíficos. Durante cuatro temporadas así fue. Y de esta forma se llegaba a la quinta y última. Donde por fin íbamos a centrarnos en los Observadores, esos misteriosos calvos de los que sabíamos lo justo y necesario. De esta serie siempre he valorado muy positivamente el afán que tenía por conectar con ese tipo de público que no se conforma con ver un capítulo y esperar al siguiente. En otras palabras, lo que a un servidor le sucedió con 'Lost'. No había capítulo que no incluyera un pequeño guiño, un "easter egg". Y si por alguna casualidad no lo había, siempre quedaba el intentar cazar en pantalla al Observador de turno. Reconozco que muy pocas veces lo hice, pero siempre tenía la tontería de intentar hacerlo. Si metemos a September en otro saco, hasta la temporada final los Observadores no habían sido otra más que un entretenido pasatiempo y uno de los mayores y mejores misterios de 'Fringe'.

El 4x19 "Letters of Transit", además de revelarnos las verdaderas intenciones de estos calvos con traje y sombrero, sirvió para introducir las bases del epílogo en que se convertiría la última temporada: derrotar a los autoritarios invasores para recuperar la libertad robada. Un enemigo que se las prometía de invencible, pero a los que Walter (siempre Walter) tenía reservado un plan. Así durante los primeros capítulos la trama consistió en ir recuperando unas cintas de vídeo, lo que sin duda interpreté como el contratiempo perfecto para ir alargando la historia central en detrimento del desarrollo de los personajes. Pero claro, a estas alturas ya no quedaba mucho más que rascar de los protagonistas, así que le llegó el turno a Etta Bishop. O eso parecía. ¿Alguien llegó a considerarla interesante antes de que se sacrificara para convertirse en un icono de la Resistencia? A partir de ahí todo giró en encontrar las cintas mientras la ansias de venganza de Peter le llevaron a perder pelo y sentirse un poco como Neo en 'Matrix'. Un puntazo ver al pequeño de los Bishop transformándose en un Observador, pero supo a poco. Esta trama sirvió para darle algo de vidilla a una temporada que estaba siendo bastante insustancial. Tanto que a mí se me estaba haciendo cuesta arriba.

Pese a cómo arrancó la cosa, en mi cabeza siempre conté con e que sería pasado el ecuador cuando estallase la acción y el aroma a despedida empezaría a notarse en el ambiente. Llegados a ese punto, tampoco fue exactamente así, a excepción del último colocón de Walter, que supuso toda una parábola para la inamovible línea recta dibujada en el suelo (¡el plan, el plan!) que habían trazado los guionistas y de la que parecían no querer salirse ni un milímetro. Tuvo que ser Michael (¡el niño observador de la primera temporada!) el que llegase para revolucionar el cotarro de verdad. Su aparición sirvió para descubrir la identidad de Donald, a la vez que se alzaba como la pieza clave del plan. Con todo el pescado vendido sólo quedaba prepararse para la batalla final y el carrusel de despedidas. Desgraciadamente, ni en la series finale los Observadores han demostrado ser ese temible adversario que no se han cansado de repetir que eran durante toda esta travesía. Desde luego que como villanos han sido una decepción. Especialmente el Capitán Windmark. De la misma forma ha sido una lástima que no se haya aprovechado más este futuro retratado a pinceladas.

Donde no han fallado han sido en las despedidas, de todos los tipos y de todos los colores. Un acierto el regresar por última vez al universo alternativo para descubrir que había sido de ellos. Como también lo ha sido acordarse de Gene, la vaca. Hasta se las han ingeniado para rescatar algunos de "los casos semanales" de las primeras temporadas, reutilizándolos como arma contra los Observadores. Todas estas han sido pequeñas sorpresitas que en forma de anécdotas han suavizado las verdaderas despedidas, las de los protagonistas, o mejor dicho, la del protagonista. Un Walter Bishop que ha tenido para todos. Discursos emotivos que venían con los mensajes esperados para Astrid, Olivia y Peter. Unas conversaciones cargadas de simbolismo ("eres mi cosa favorita, Peter"), la tónica de todo este satisfactorio capítulo final. Pero las despedidas no acababan aquí ya que tras completarse el plan, con Walter y Michael atravesando el agujero de gusano rumbo al futuro (volviendo a ir donde nadie más lo había hecho antes) para cambiar el pasado, regresábamos al 2015 con Peter, Olivia y Etta. Un final feliz al que todavía faltaba poner un par de guindas más. Por un lado, el detalle que ha tenido el equipo de la serie despidiéndose de los fans colando un mensaje de agradecimiento entre el correo de Peter, y por el otro, Walter (siempre Walter) aún tenía reservada una última sorpresa para su querido hijo: el tulipán blanco. Todo un icono como cierre de serie. Olé.

Cien episodios después los Eventos Fringe quedan archivados. Hasta siempre, Walter Bishop.
Hace no mucho os daba por aquí la bienvenida a "Poniendo Series", el otro blog de un servidor, ese que me permite escribir en horario de trabajo con el gustazo que eso supone. Hoy vuelvo a traerle por el Carrusel porque hemos publicado un post muy especial anunciando un anuario con todos los estrenos de ficción del 2012. Un regalo de reyes (con un poco de retraso) que me gustaría compartir con todos vosotros ya que es un proyecto que lleva mi firma y porque sé que por aquí hay mucho aficionado/devorador de series al que le puede interesar tenerlo.

El anuario son 86 páginas con las nuevas series estrenadas a lo largo del año pasado en España, Estados Unidos, Reino Unido y los territorios más significativos del resto del mundo. Acompañando cada serie de una imagen identificativa, cada estreno además viene con una breve sinopsis y el número de capítulos de los que se compuso su primera temporada. La información justa y necesaria para repasar todas las nuevas series del 2012 de forma rápida y sencilla.

Para hacerte con el anuario, en formato .PDF, sólo tienes que enviarme un correo electrónico a la siguiente dirección: diego.delpozo@antena3tv.es

Si después de recibir el anuario os apetece dejarme vuestra opinión o algún tipo de sugerencia para el de 2013, estaré encantado de recibirlas... quizás en esta ocasión aún más. Como siempre lo podéis hacer en los comentarios de esta entrada o a través de mi twitter (@MoltisantiCarru), sin olvidar que también lo podéis hacer en los comentarios del post original en Poniendo Series o a través de su twitter (@PoniendoSeries).

Sólo una cosa más antes de terminar, que como el fin de semana está a punto de arrancar, si no os llegase el anuario durante el mismo, lo hará el lunes a más no tardar. ¡Espero que os guste!

Elección del Mejor Personaje: Fringe

Publicado por Moltisanti On 11:20 12 comentarios
Ha llegado el día. Esta noche se emite el final de 'Fringe' en Estados Unidos... y en España, ya que a las 2:10 de esta madrugada Canal + Acción (y su versión en HD) lo emitirán simultáneamente. Un acontecimiento que recuerda a lo que hizo Cuatro con 'Lost' hace un par de años. En lo que a mí concierne, algo me dice que hasta la noche del domingo o lunes no podré verlo, así que hasta entonces no me quedará otra que entretenerme con esta ronda de la Elección del Mejor Personaje. Una edición en la que a los tres protagonistas (siempre he pensado que uno de los méritos de la serie es haber alcanzado las cinco temporadas sosteniéndose en tan solo tres caracteres principales) les acompañarán todos los secundarios de peso de 'Fringe', incluyendo por supuesto a los villanos de turno. Como creo que no tengo que añadir nada más al respecto de esta ronda, sólo me queda invitarte a participar en esta votación para que entre todos elijamos a nuestro personaje favorito. ¡A votaaaaarrrrrr!

ACTUALIZACIÓN: Votación cerrada. Resultados.

Fringe
  
pollcode.com free polls 

Recordad que todavía podéis votar a vuestros personajes favoritos de:
Sin olvidar que ya hay ganadores para las rondas de:

Promocionando 'Fringe'

Publicado por Moltisanti On 15:14 6 comentarios
Este viernes se acaba 'Fringe'. A diferencia de muchos otros nunca la he llegado a considerar una de mis series favoritas, lo que no cambia que por rachas la haya disfrutado mucho. Como espero hacer con su final. Por eso mismo, y por ser una de las mejores series de ciencia ficción que nos ha dejado la pequeña pantalla, esta semana le voy a dedicar dos entradas para despedirla como se merece. Primero le voy a preparar este "promocionando" y mañana (o pasado) la subiré a la palestra de la Elección del Mejor Personaje para que entre todos elijamos a nuestro favorito. Un pequeño homenaje antes de disfrutar del doble capítulo final (5x12 "Liberty"/5x13 "Enemy of Fate") y de escribir la semana que viene la correspondiente entrada sobre la quinta temporada y su desenlace.

A la hora de plantear este promocionando, tenía claro en que material me iba a centrar: las promos que FOX, al más puro estilo de trailer cinematográfico, se fue currando desde la segunda temporada de cara a promocionar cada una de las season finales. Unos trailers que en su primer frame incluyen a modo de coña una modificación del "the following preview has been approved for...", el clásico mensaje en fondo verde que introduce a prácticamente cualquier trailer peliculero. Por cierto, como para la primera temporada todavía no se les había ocurrido la idea, voy a optar por colocar el trailer que la cadena utilizó para presentar la serie en los Upfronts de 2008. Nada como tirar un poquito de nostalgia para calentar/promocionar el que será el último Evento Fringe.

A excepción del primer vídeo, todos los demás están repletos de spoilers para aquellos que no hayan visto la temporada de turno. De la misma forma, el de la quinta temporada contiene mucho material inédito (spoilers) de lo que se podrá ver en la series finale. Visionar con precaución.

1. Trailer de presentación del primer capítulo. Hace ya casi cinco años del evento en el vuelo 627...




2. Trailer para el final de la segunda temporada con el mensaje "the following preview has been approved for... all audiences in this universe by the FOX broadcasting company".



3. Trailer para el final de la tercera temporada con el mensaje "the following preview has been approved for... all remaining future audiences by the FOX broadcasting company".



4. Trailer para el final de la cuarta temporada con el mensaje "the following preview has been approved for... those few whom Bell has choosen by the FOX broadcasting company".



5. Trailer para el final de la quinta temporada sin mensaje. Imagino que con las prisas se les habrá pasado colar una última coña. Recordad, este vídeo contiene SPOILERS del último episodio:


Para rematar este promocionando, comentar que en Zona Fringe se han currado su particular homenaje con un recopilatorio (parte I, II, III y IV) que contiene 40 de los eventos más (in)significantes. Me ha venido de perlas para refrescar la memoria antes de ver el final.

Actualización (18-01-2013): Gracias a MacGuffin añado dos promos más que desde luego se merecen aparecer en este recopilatorio:

BonusTrack: La promo con aroma noir del 2x19 "Brown Betty":


BonusTrack2: La promo que lanzó la cadena tras cambiar la serie a la noche del viernes:


Me marché de vacaciones sin poder escribir sobre la segunda temporada de 'Homeland'. Tratándose de una de las series del momento, contaba con que como suele ser habitual en estos casos, a mi vuelta ya se habría escrito todo y más sobre ella. Desde luego que ha sido así, pero curiosamente me he encontrado con que hay un tema que ha sido abordado (si lo es que lo ha hecho) muy de puntillas, casi como si no fuera una posibilidad más que posible, valga la redundancia, de cara al cambio de juego que vivirá la serie durante la tercera temporada. Un cambio inevitable después de todo lo que ha sucedido a lo largo de estos 12 capítulos, que para mi sorpresa, veo que han dividido bastante al personal. Un posicionamiento que se sustenta principalmente en los que prefieren quedarse con los claros (las numerosas virtudes) y los que se aferran a los oscuros (las pocas patas rotas que hacen cojear la mesa). Y es que el segundo año de 'Homeland' ha sido el de la división, de la misma forma que resulta bastante sencillo partir la temporada en dos partes claramente diferenciadas, sirviendo un interrogatorio como su punto de inflexión. Sin más rodeos, empiezo a abordar el tema al que hago mención, además de aportar mi valoración sobre el segundo año de la vigente mejor serie de drama para los Emmy y Globos de Oro.

Hace casi un mes que la segunda temporada de 'Homeland' llegó a su fin, pero por si todavía hay alguien que no va día, ya sabes que a partir de aquí sólo habrá material clasificado. ¡Spoilers!

Una vez pegado el correspondiente salto de barrera, me centro en el tema que me ha sorprendido que no haya sido abordado como creo que merece hacerlo. Me estoy refiriendo al cliffhanger del último capítulo. Sí, cliffhanger, ya que para mí queda bastante claro que nos han destapado al topo: Saúl Berenson. Sorpresa de esas que vienen con doble looping y que se rematan con un impecable salto de tirabuzón. Ya que si uno se pone a pensarlo, tiene todo el sentido del mundo. Y más después de marear la perdiz tanto tiempo (y en mayor o menor medida) con la posibilidad de que hubiera un topo dentro de la CIA. La primera vez que se trató esta posibilidad fue al comienzo de la serie cuando alguien le pasó una cuchilla al que fuera guardia de Brody durante sus primeros años de cautiverio y que llevó a todos los implicados a realizar una prueba de polígrafo. Una prueba a la que Saúl rechazó someterse en un primer momento y en la que Brody hizo uno de sus mejores regates. Algo que Saúl pudo emular sin problemas, pues como Nicholas le comentó a Carrie para explicarle su secreto, cuando una necesita continuamente de las mentiras para sobrevivir... la sangre se le termina helando y se termina convirtiendo en un especialista del engaño.

Contando con que el día que revelasen la identidad del topo no podía ser un secundario de medio pelo, como así intentaron colarnos sólo un capítulo antes con las dudas de Carrie sobre Gálvez (desaparecido en combate durante todo el año), tampoco es que quedaran muchas opciones de peso. Menos, tras la escabechina de cabezas de cartel que se produjo durante los últimos capítulos. Primero eliminando a los villanos de cada bando, el Vicepresidente Walden y Abu Nazir, a los que se sumó David Estes en una de las bombas del último episodio. Con tanta baja, a los guionistas sólo les quedaba un as bajo la manga. Un as con el que el espectador nunca llegaría a contar, por mucho que alguna que otra vez se le pasara esa posibilidad por la cabeza. Como golpe de efecto y de cambio de juego, la decisión de pasar a Saúl Berenson al otro bando (ya veremos en que grado) es de las que impactan y te dejan deseando ver lo que sucede la próxima temporada. Y desde mi punto de vista es un giro que se sustenta por sí solo si uno se pone a pensar en todas las atrocidades perpetradas por su gobierno y que ha presenciado el personaje durante tanto año trabajando en un puesto como el suyo. Y encima su cambio de bando llegaría en el momento en que se ha convertido en el jefe de todo después de la limpia que ha provocado la consecución del plan de Nazir. Es verdad que esta "posibilidad" todavía no se puede confirmar del todo pero ahora mismo no me la quito de la cabeza.

Esa última escena con Saúl presenciando cientos de cadáveres y orando a los muertos, a mí personalmente me puso los pelos de punta y me dejó mirando el negro de la pantalla del televisor durante bastantes segundos después de acabarse el episodio. Un espectacular 2x12 "The Choice" que cierra una temporada que desde mi punto de vista ha estado a la altura de la primera, y de paso, ha puesto todas las bases necesarias para que el año que viene asistamos a otra 'Homeland'. En Diamantes de Serie, para variar, tienen el mejor y más completo análisis de los pros (claros) y contras (oscuros) que ha tenido la serie en su segundo año. En mi caso, tengo claro que durante los primeros cincos capítulos, la serie se superó a sí misma ofreciendo un carrusel de sorpresas para aliñar su mejor y más sólido arco argumental hasta la fecha. Después del final de la primera temporada todo hacía presagiar que la caza de Brody volvería a ser el eje central de todo, algo que rápidamente se descartó cuando al final del 2x02 "Beirut is Back", Saúl descubría (ejem) la cinta con la declaración del Sargento. Dos episodios después Nicholas era detenido... ¡cuando todavía quedaban ocho episodios! ¡Ocho! Con decisiones así, 'Homeland' se quita (aún más) la careta y se coloca como la heredera natural de '24'. Algo que no es casualidad viendo que comparten responsables y equipo detrás de las cámaras. Por mucho que este hecho le escueza a más uno.

La apuesta de 'Homeland' por promover el espectáculo más adictivo por encima de cualquier otra cosa, es verdad que por momentos puede llevarle a perder puntos para competir a ser mejor serie que otra, pero lo que es innegable es que a la vez eso le lleva a ser una de las propuestas actuales más disfrutables. Es un ejemplo perfecto en donde las virtudes consiguen eclipsar lo demás. Por eso mismo me encanta, ya que aunque se la puede acusar de pecar en ciertos aspectos (no pienso condenarla por "inverosímil" porque me parece un argumento aplicable para todas), lo hace con la soltura suficiente como para no sacar al espectador del juego (justo lo contrario a lo que me sucedió con el final de temporada de 'Dexter'), y de paso, poder seguir compitiendo de tú a tú con otras series que en conjunto están mejor rematadas. Y que conste que en su caso las comparaciones son inevitables una vez se ha coronado como la nueva cosechadora de toda estatuilla a la que opta, pero que ande en el punto de mira de todos tampoco debe obligar a pedirle más de lo debido. Seguro que así saldría mejor parada, hasta por los que este año no han quedado del todo convencidos con su actuación, especialmente en ese segundo tramo de la temporada donde se relajó (por necesidad) para luego pisar el acelerador no con toda la soltura que me hubiera gustado, especialmente con la decisión de eliminar deprisa y corriendo a Walden y Nazir, por mucho que entienda las razones. 

Concluyo reafirmando que ha sido una temporada que ha continuado en la excelente línea de la primera, llegando incluso a superarla durante ese primer tramo excepcional que tocó techo con el interrogatorio de Carrie a Brody. Me quedo con la sensación de haberla disfrutado de principio a fin, confiando ciegamente en todo momento (hasta cuando me surgió alguna que otra duda) que el final recompensaría una segunda mitad de temporada inferior. Y vamos que si lo consiguió. Un explosivo desenlace que volvió a traer la mejor versión de la serie, y que como bonus, dejó la puerta abierta para el regreso del tipo que se encarga de eliminar a los malos: Peter Quinn. Por eso y por dejarme hasta septiembre sin poder imaginar cómo volverá Brody a la primera línea de acción, si Carrie empezará a oler la tostada alrededor de Saúl, y lo más importante, si no estaré tirándome a la piscina demasiado pronto en relación a la identidad del topo. Por eso mismo acabo este repaso colocando la imagen más repetida del año (creo que puedo recitar el discurso de Brody de memoria) para utilizarla como reflejo de lo que uno graba o escribe queda registrado y te puede explotar en la cara cuando menos te lo esperas. A día de hoy lo tengo claro, pero esto es 'Homeland', y no me extrañaría quedarme con cara de tonto en el tercer capítulo de la tercera temporada y tener que tragarme mis palabras. Más de dos párrafos para ser exactamente. En septiembre hablamos.
¡Hola, hola! Arranco el Carrusel de Series de 2013 y lo hago poniendo en el punto de mira cinco pilotos de algunas de las nuevas propuestas que aterrizarán en la televisión norteamericana durante los próximos meses. Los estrenos otoñales ya son cosas del pasado, ahora toca centrarse en los de midseason. Como siempre en estos casos, un servidor va a comentar por encima lo que les parecieron esos cinco episodios a los que hincó el diente hace más de medio año para orientar (desde mi punto de vista) sobre si merece la pena o no el echarles un vistazo. Apuntar que por un lado, comentaré dos dramas de NBC que llegarán este enero (uno se acaba de estrenar), mientras que por el otro, presentaré dos comedias y un drama que todavía ni siquiera tienen fijada fecha de estreno. Ahí va mi última entrega de "orientando" hasta los próximos Screenings de junio.

Sobre 'Deception' (NBC): La cadena del pavo en busca de su ‘Revenge’ (ABC), cambiando a la ejecutora vengadora por una vengadora detective. El asesinato de una de las hijas de una poderosa familia es el detonante de esta soap, cuyo primer capítulo hace aguas por todas partes. Una puesta en escena pobre, un reparto sin carisma y un guión que se desploma (sin opción de levantarse) a los 10 minutos. El fallido tratamiento de la historia principal durante el primer capítulo, invita a tener nulas esperanzas para que el misterio/identidad del asesino alrededor del crimen central resulte interesante... y coherente. Se estrenó (casi sin competencia) el pasado lunes 7 de enero marcando unos datos correctos, con algo más de cinco millones de espectadores y un 2 en demográficos. No le dedicaría mi tiempo. NBC le ha recortado la temporada de 13 a 11 episodios.

Sobre 'Do No Harm' (NBC): Una nueva versión del clásico Doctor Jekyll y Mr. Hyde, donde un joven y exitoso cirujano ve peligrar su carrera y sus relaciones sociales después de que su “otra personalidad” haya regresado después de haber conseguido controlarla durante 5 años. Un drama que podría llegar a ser bastante oscuro e interesante, pero que opta por quedarse a medio camino de todo, terminando por dar lo justo y necesario para convertirse en una serie médica con un elemento diferenciador con respecto al resto de la oferta actual del género. Sólo me despertó curiosidad por saber cómo se combinará el desdoble de personalidades más allá de este capítulo inicial debido al "acuerdo" al que llegan ambas partes de la misma persona al final del episodio. Se vislumbra drama médico con uno o dos casos por capítulo raspando esporádicamente su trama principal. Esta serie que perfectamente podría pasar como una tv-movie de sobremesa se estrenará el 31 de enero. 

Sobre 'Save Me' (NBC): Siguiendo con la tendencia aterrizada la temporada anterior de comedias dirigidas fundamentalmente al público femenino, esta serie nos presenta a una ama de casa que está atravesando una mala racha: apunto de ser abandonada por su marido, ignorada por su hija y evitada por las que considera sus “amigas”. Tras pasar una noche de borrachera y atragantarse con un bocata gigante, a la mañana siguiente se despierta/resucita con la habilidad de saber cosas sobre los demás que no debería saber. No tardará mucho en pensar que este don le ha sido otorgado por el propio Dios. Impregnada por un halo de felicidad decide cambiar su vida y ayudar a todo el mundo, empezando por sí misma, intentando reconciliarse con su marido y lograr acercarse a su hija. El capítulo piloto va de menos a más y termina por dejar un buen sabor de boca. De ahí a que termine mereciendo la pena hay un largo trecho. Todavía sin fecha de estreno.

Sobre 'Friend Me' (CBS): CBS ha encontrado hermana pequeña (en muchos sentidos) para ‘The Big Bang Theory’ o al menos es lo que pensé de esta sitcom que se centra en dos perdedores que se mudan a un piso de Los Ángeles. Cada uno tiene una manera distinta (son polos opuestos) de enfocar  esta nueva etapa de sus vidas. Si uno cree que es la oportunidad perfecta para conocer gente nueva y relacionarse, el otro piensa que lo mejor que puede hacer es seguir pegado a una pantalla de ordenador, donde sus otros tres mejores amigos (vía webcam) están conectados las 24 horas del día para ir comentando la jugada como si estuvieran en la misma habitación. Por supuesto, aquí también hay una rubia (en vez de la vecina de enfrente es una doctora) que se convertirá en el objetivo amoroso del protagonista “más normal”. Si es verdad que en el piloto no se vislumbra ningún elemento que pueda sugerir que la serie tendrá nada especial, funciona (dentro de sus límites) mientras destila aroma a "esto ya lo he visto otras veces". Curioso que CBS no haya lanzado un trailer (ni siquiera una única imagen promocional) para presentarla. Que tampoco la haya encuadrado en su calendario de midseason sugiere que, de momento, pasa bastante de ella.

Sobre 'Masters of Sex' (Showtime): Proyecto original y prometedor, de esos que sólo podrían emitirse en una de cable premium como es Showtime. Centrarse en los orígenes de la ciencia de la sexología era una premisa que invitaba a pensar en esta posibilidad y es algo que se confirma tras visionar su primer capítulo. Con lo que no contaba era con toparme con un drama en toda su expresión (esperaba más bien una dramedia), por mucho que algunas de las pruebas a los que son sometidas una pareja de sujetos, lleguen a resultar un tanto cómicas por la metodología empleada para llevarlas a cabo (especialmente una en relación al orgasmo femenino). Años 50, un científico obsesionado con su trabajo, cuerpos desnudos y una pareja de protagonistas (de actores conocidos) con química y de alta gama. El papel masculino en principio iba para Paul Bettany pero al final ha recaído en un Michael Sheen al que la bata del Doctor William Masters le queda hecha a medida. Tiene estreno previsto para este verano y llegará con la intención de no dejar a nadie indiferente.

Dciho todo esto, no quiero pasar la oportunidad de volver a recordar el piloto que deberías estar esperando esta midseason y que se estrena el 21 de enero en FOX (sólo una semana después llegará a España de mano del canal TNT): 'The Following'.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Twin Peaks (2017)

¡Súbete!

Trailer: Game of Thrones

¡Participa!

BSO: Fargo 3x10

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España