Showtime en manos de David Lynch

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Terapia al final de la cafetería

Publicado por Moltisanti On 16:32 0 comentarios
Hay series que son recomendadas de forma activa en un determinado momento pero que luego van desapareciendo gradualmente del radar hasta casi olvidarte de ellas por completo. Por suerte, en los tiempos que corren, resulta bastante habitual que una plataforma de streaming brinde la oportunidad de saldar aquella cuenta pendiente y tacharla de tu interminable lista de series pendientes. Algo así me acaba de pasar con 'The Boot at the End' en Netflix, una webserie de 2010 (y que acabaría dando el salto a la TV americana de la mano de FX), y que he visto completa en apenas dos noches tontas. Otra serie más que tardo una infinidad en dar una oportunidad para que luego me dure un suspiro. En fin, quiero creer que no soy al único que le pasan estas cosas por postergar visionados más de la cuenta. También es verdad que en este caso en concreto, resulta sencillo verla del tirón: está compuesta de dos temporadas, de cinco capítulos cada una con una duración entre los 20 y 25 minutos. Vamos, que devorar cada temporada lleva menos de 2 horas.

Para el que no sepa nada de esta (web)serie, decir que 'The Booth at the End' es una especie de 'In Treatment' (HBO) en tono de misterio sobrenatural, que cambia la consulta del psicólogo por una cafetería y al atormentado Dr. Preston por un misterioso hombre capaz de conceder cualquier deseo siempre y cuando se esté dispuesto a cumplir con lo que propone a cambio. Así, desde niños hasta ancianos, en torno a 20 personas acuden a él para pedir algo. No quiero entrar a detallar ninguna petición en concreto, y mucho menos comentar lo que deben de hacer para conseguir lo que quieren, pero hay cabida para un poco de todo; desde tonterías hasta cosas imposibles (en teoría). Sin embargo, la condición más interesante del acuerdo (porque es lo que permite que haya serie) es que los personajes deben regresar recurrentemente a la cafetería para relatar cómo están progresando con la tarea que les permitirá lograr aquello que tanto desean.

Xander Berkeley, el mítico George Mason de '24' para un servidor, interpreta aquí de manera soberbia al hombre (The Man) que se sienta día y noche en la parte trasera de la cafetería, acompañado de un todavía más misterioso cuaderno en el que vienen recogidas las condiciones/instrucciones del acuerdo entre ambas partes. Un hombre que dice saber menos de lo que parece y que se limita a escuchar y anotar los avances de cada historia. Nunca se involucra con ninguno de sus "clientes", pero muestra mucho interés en las historias que todos cuentan. Evidentemente, uno de los puntos fuertes de la serie es el misterio que rodea a su protagonista. ¿Quién es este hombre? ¿Por qué hace lo que hace (y cómo puede hacerlo)? Nuevamente, lo mejor es callar para no desvelar nada por adelantado. Eso sí, sólo dejar apuntado que esto no es un drama de misterio en el que lo importante son las respuestas, sino un drama psicológico en el que las motivaciones y los límites de cada uno de los personajes son los grandes enigmas a resolver; las verdaderas razones que les llevan a pedir lo que piden y, sobre todo, cumplir (o no) con la tarea propuesta por ese misterioso hombre sentado en una esquina al final de la cafetería.

Por fin saco a ‘The Booth at the End’ de mi lista negra de series pendientes. Y sí, todas aquellas recomendaciones de hace cinco años y pico estaban totalmente justificadas. Merece mucho la pena y, como decía al principio, ponerte con sus dos temporadas lleva poco tiempo. En mi caso, además, la serie ha conseguido que me entren ganas de retomar ‘In Treatment’ y ponerme de una vez con su tercera y última temporada, que hace años la dejé “para ver más adelante”. Lo de postergar visionados más de la cuenta no me pasa únicamente con las nuevas series, sino también con temporadas de las que ya sigo. Por cierto, vista la primera semana de vuelta a la consulta del Dr. Preston, que esta vez son cuatro sesiones en vez de cinco y siete semanas de terapia en vez de nueve, y encantado con la toma de contacto. Sunil, Frances, Jesse y Adele prometen. Aprovecho la ocasión para recomendar 'In Treatment' ahora que está a mano en HBO España.

‘The Booth at the End’ e ‘In Treatment’ son dos buenas demostraciones de que talento e innovación siempre serán una combinación ganadora en ficción. Dos ejemplos de que el dinero no es siempre un requisito imprescindible para sacar adelante ideas brillantes, especialmente si se correspoden con proyectos a pequeña escala como sucede en estos dos casos. Precisamente esa magnitud es lo que convierte a ‘The Booth at the End’ e ‘In Treatment’ en series diferentes y, sobre todo, especiales. Dos pequeñas grandes series capaces de marcar al espectador poniendo frente a frente a dos o tres personajes en una única localización. El poder de la conversación en versión serie.
El pasado 14 de diciembre Amazon llevó a cabo la rumoreada expansión global de su servicio de vídeo bajo demanda. De esta forma, Prime Video pasó de operar en cinco países (Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Austria y Japón) a estar disponible en más de 200 territorios, incluyendo España y Latinoamérica, siguiendo los pasos de su principal competidor por dominar el mercado norteamericano mundial del streaming. Una Netflix que completó su expansión global casi un año antes (el 6 de enero), cuando de golpe pasó a estar disponible en 130 territorios adicionales.

El lanzamiento de Amazon Prime Video me pilló más o menos de sorpresa. Si es cierto que hacía mucho tiempo que se venía rumoreando que sucedería antes de finalizar 2016, los meses fueron pasando y desde Amazon sólo hablaban de su llegada a India. Así fue hasta que los rumores volvieron a correr como la pólvora cuando los responsables de 'Top Gear', coincidiendo con el estreno de su nuevo programa 'The Grand Tour' el pasado noviembre, filtraron o más bien dejaron caer que en muy poco tiempo el programa estaría disponible para verse en prácticamente todo el mundo. Justo un mes después, efectivamente se producía la expansión global de Prime Video replicando lo que hizo Netflix a principios de año: lanzamiento sin previo aviso (oficial) con el servicio sin estar adaptado completamente a los numerosos nuevos mercados locales.

Centrando ya el tiro en lo que respecta al desembarco de esta plataforma SVOD en España, a diferencia de los casos de Netflix o HBO, comenzó a operar sin una campaña de marketing detrás y generando muchas dudas alrededor del servicio debido a la falta de comunicación. Y la verdad es que poco o nada ha variado la situación durante este primer mes, por lo que queda claro que desde Amazon no tienen prisa por tener el servicio funcionando a pleno rendimiento en los 200 nuevos territorios en los que está operando, incluido el nuestro.

Analizando la plataforma ahora mismo (tal cual llegó), lo primero que llama la atención es que todos los textos (índices, sinopsis...) aparecen en inglés. En otras palabras, no está adaptada completamente al mercado español, aunque al menos sí que existen dos categorías dirigidas al público local de aquí, "Spanish Audio" & "Spanish Subtitled", donde vienen recogidos todos los títulos que disponen de doblaje y/o subtítulos en castellano. Algo es algo.

Vista mi predilección por tener controladas las series disponibles en los catálogos de las plataformas SVOD disponibles en nuestro país, lo primero que hice al estrenar mi cuenta de Prime Video fue revisar su catálogo inaugural. Primera sorpresa: Amazon desembarcaba con tan solo 17 series. Por comparar, y por poner esa cifra en contexto, Netflix y HBO rondaron el centenar.

Desglosando este catálogo inicial, en torno a un 40% del total (7 de 17) se corresponde con series originales de Amazon. 'Bosch', 'Hand of God', 'Red Oaks', 'The Collection' y 'The Man in the High Castle' es la primera vez que pueden verse en España, mientras 'Transparent' y 'Mozart in the Jungle' hace tiempo que aterrizaron de la mano de Movistar+. Sin lugar a dudas, una de las que cosas más extrañas del lanzamiento no fue que llegara con apenas lo justo, que tambén, sino que además faltaban la mitad de sus originales estrenadas hasta el momento: 'Betas', 'Alpha House' (aún disponible en Movistar+), 'Mad Dogs' (que ya está desapareciendo de Movistar+), 'Good Girls Revolt', 'One Mississippi', 'Crisis in Six Scenes' y 'Goliath'. Ausencias que, por alguna razón, Amazon reserva para lanzar más adelante.

En cuanto a las 10 series restantes del catálogo inaugural, ni rastro de series británicas, españolas o de cualquier otro país que no sea Estados Unidos. Un par de estrenos exclusivos ('The Path' y 'StartUp') y un póker de series completas ('The Shield', 'Justified', 'Seinfeld' y 'Community'). Curiosamente, estas últimas hasta hace muy poco disponibles en el catálogo de Movistar+. Por último, incluye 'The Night Shift', 'Into the Badlands', 'Fleash and Bone' y 'Fear the Walking Dead', ya emitidas a través de diferentes canales de pago.

A lo largo de su primer mes en funcionamiento, la plataforma ha sumado tres novedades*: un estreno en exclusiva como 'Falling Water' (USA Network), la segunda temporada de 'Mozart in the Jungle' y la miniserie 'The Night Manager', el primer título del catálogo con ADN británico. No es para tirar cohetes, pero al menos ha servido para que Amazon diera señales de vida. De todas maneras, hablando de novedades, lo realmente destacable es que no está apostando por un modelo de estreno mundial simultáneo para sus nuevas series originales. Algo que ya se ha podido comprobar con 'Sneaky Pete' o la segunda temporada de 'The Man in the High Castle'. Estoy convencido que acabará apostando por la misma estrategia que Netflix, pero hasta entonces, este punto es el que más evidencia (junto a la falta de textos en español dentro de la plataforma) que Prime Video no está operando a pleno rendimiento... y ni idea de cuándo lo hará.

*Al poco de publicar este artículo, Amazon subió 'The Big C' (Showtime) al completo.

Respecto a mi experiencia como usuario, diría que estoy sorprendido para bien con la interfaz de la plataforma, la integración de la información procedente de IMDB (compañía propiedad de Amazon) o con detalles como que en "mi lista" haya una diferenciación visual entre series (con imágenes rectangulares) y películas (verticales). Entre lo que no me convence tanto, preferiría que contara con una categoría independiente para los contenidos que uno está viendo actualmente, en vez de hacer una mezcla un tanto extraña con todo lo pendiente. Igualmente no me gusta que cada temporada de serie cuente con su propia ficha; como hace poco pasaba en Movistar+. Eso sí, la mayor pega que le encuentro es que no es compatible con Chromecast (a diferencia de Nertflix y HBO). Me chivaron que desde el PC/portátil puede enviarse el contenido a través de Chrome y si es verdad que es un buen remedio, me parece un fastidio no poder hacer lo mismo desde las apps.

Todavía no he probado demasiado el servicio, pero por ahora la experiencia está siendo satisfactoria y no he experimentado ningún tipo de problema técnico. En realidad, sólo estoy usándolo para ver 'Seinfeld', ya que gracias a Amazon podré acabar la serie y sólo por eso ya me merece la pena darle una oportunidad al servicio. Hasta ahora estaba viendo esta serie a través de Movistar+, pero ese visionado tenía fecha de caducidad (el 31 de diciembre) y cuando me temía que iba a quedarme atascado en la octava temporada, llegó Amazon al rescate por sorpresa... y menos mal.

Ahora mismo lo más atractivo de Amazon Prime Video España es su precio: la suscripción anual sale por 19,95€ al año, sin ningún coste añadido para los que ya sean clientes de Amazon Premium. Además, el primer mes de prueba es gratuito y cada cuenta permite tener tres dispositivos funcionando de manera simultánea. Habrá que ver si estas condiciones se mantienen cuando el servicio esté operativo a pleno rendimiento, para lo que espero que no haya que esperar mucho más tiempo. Remato la faena compartiendo tres artículos relacionados:
ACTUALIZACIÓN (24-01-2016): Amazon sigue carburando poco a poco en España: empieza a activarse en redes (@PrimeVideoES) y de paso anuncia el estreno de 'American Gods'.
La ficción británica cuenta con muy buena fama y, en parte, esto es debido a su modelo de temporadas cortas, generalmente compuestas por 6 episodios. Esta duración estándar tanto para los dramas como las comedias contrasta muchísimo con las temporadas de más de 20 episodios de la televisión americana en abierto, cuyo modelo (opuesto al británico) siempre está siendo puesto en duda al no favorecer a la calidad/regularidad de sus series. Debates eternos aparte, siendo cierto que estos 6 episodios siguen representando la cifra más habitual entre las ficciones británicas, ya no es tan recurrente en comparación con años atrás. Por ejemplo, el 40% de las novedades estrenadas en 2016 tuvieron esa cifra de episodios, mientras que el restante 60% varió entre 2 y 13. Un hecho que no pasaría de anecdótico en la televisión americana, pero que en la británica adquiere cierta relevancia al no resultar tan sencillo diferenciar si realmente se trata de una serie o una miniserie. Una confusión derivada de una falta de claridad en la comunicación, ya que la gran mayoría de nuevas series encargadas por los canales de televisión son anunciadas en función del género y el número de episodios sin concretar si se trata de una ficción cerrada o de una abierta con posibilidad de durar varias temporadas.

Por regla general, no queda otra que suponer que cuando las series cuentan con menos de seis episodios son miniseries, pero lógicamente esta regla (no escrita) no garantiza ningún tipo de certeza. De ahí que muchas veces nuevos estrenos sean considerados miniseries, pese a que no exista ningún tipo de confirmación, y luego llegan los canales que los emiten y deciden renovarlos por una segunda temporada. A mí me pasó con ‘Mad Dogs’ (Sky1) o ‘A Touch of Cloth’ (Sky1) hace unos años, por poner un par de ejemplos. Me animé a verlas porque supuestamente eran miniseries, pero una terminó teniendo cuatro temporadas y la segunda hasta dos entregas más. Eso sí, emitieron en total 14 y 6 episodios, respectivamente. Más recientemente me sucedió algo parecido pero a la inversa con ‘River’, la (mini)serie protagonizada por Stellan Skarsgard que BBC One emitió en 2015. Al estar compuesta por seis episodios di por hecho que sería un drama de largo recorrido pero dos años después ya recibe consideración de miniserie dado que el canal sigue sin renovarla, aunque dejara la puerta abierta a una posible continuación en el futuro. Un caso que me recuerda al de ‘Wolf Hall’ (BBC Two), también de 6 episodios y catalogada como miniserie pese a que está previsto que tenga una continuación dentro de unos años cuando pueda adaptarse el tercer y último volumen de la saga de novelas escrita por Hilary Mantel, aún pendiente de publicación.

La confusión que genera la ficción británica a la hora de diferenciar entre series y miniseries lo he comentado alguna que otra vez por aquí, pero es un tema al que nunca le había dedicado más de dos líneas porque la verdad es que da para lo que da: mitad queja, mitad aviso para navegantes. Si esta vez me ha dado por escribir algo más extendido se debe a que tenemos nuevo caso de “miniserie” británica a la vista. Y uno relevante cuanto menos, pues se trata de unos de los estrenos que más ruido está haciendo en este arranque de 2017: 'Taboo'. Debido a que HBO España lanzó la serie (casi) al mismo tiempo que BBC One en Reino Unido, los medios españoles han estado dando mucha bola (y con razón) a este título protagonizado por Tom Hardy. Eso sí, en varias ocasiones haciéndolo para dejar claro que se trata de una miniserie, pese a que los medios ingleses y estadounidenses siempre se refieran a ella como “eight-part drama”. Desconozco si fue la propia HBO España la que comunicó así su estreno en nuestro país, pero nunca me fié de esa consideración al no haber ningún tipo de confirmación oficial ni por parte del canal ni por el equipo técnico... hasta que ayer mismo la duda fue despejada gracias a estas declaraciones de Steven Knight, co-creador de la serie junto al propio Tom Hardy (y su padre), en las que comenta que ya planea hacer hasta dos temporadas más. Por lo tanto, 'Taboo' no es una miniserie.

Tanto si has empezado a ver ‘Taboo’ como si estás meditando darle una oportunidad próximamente, seguro que prefieres saber dónde vas a meterte. Por lo menos en mi caso agradezco mucho tener claro qué voy a ver para luego no llevarme sorpresas inesperadas. Con las series americanas no suele existir este problema, pues esta duda sólo recae en las denominadas como limited series y en alguna que otra miniserie que al final termina convirtiéndose en una antología por temporadas una vez pega el pelotazo; véase 'True Detective' o 'American Crime'. Por cierto, algo que también ha sucedido recientemente en Reino Unido con 'The Missing' (BBC One) o 'Prey' y 'Safe House' (ITV). Por fortuna con 'Taboo', posiblemente debido al tirón de la serie o a la proximidad de su estreno en BBC One con el de FX en Estados Unidos, esta vez ha sonado la flauta de conocer a tiempo la intención de los responsables de la ficción, pero no es lo habitual en la televisión británica. Por eso, hasta que los canales no dejen de anunciar dramas o comedias de tres u ocho capítulos en vez de confirmar por adelantado qué van a estrenar, si un título abierto o uno cerrado, no quedará otra que suponer que las ficciones británicas de 6 o más episodios son series mientras que las de 5 o menos son miniseries, pese al inevitable margen de error.

PD: El estreno de 'Taboo' fue visto por 4,8 millones y un 22% en BBC One , mientras que en FX obtuvo 2,16 millones y un 0.63 en demográficos. Muy buenos resultados en ambos casos y eso que aún falta conocer las cifras de las audiencias consolidadas. Con estos datos, unido al alto perfil del proyecto y al interés del tándem Knight-Hardy de continuar más allá de estos ocho episodios, sólo es cuestión de tiempo que BBC One y FX anuncien su renovación por una segunda temporada.
Hemos pasado de 0 a 100 en tan poco tiempo en lo que respecta a servicios SVOD en España, que resulta lógico plantearse si hay suficientes series para todos. Por mucho que Netflix, HBO, Amazon y próximamente Movistar+ cuenten con la baza diferencial de la ficción original, aún así necesitarán seguir nutriéndose de títulos ajenos si quieren firmar más suscriptores que los demás. En un país en el que para muchos un catálogo con más de 200 series sigue pareciendo insuficiente, parece claro que contar con el mayor (y el mejor) repertorio posible resulta un requisito imprescindible para triunfar. Esto me ha llevado a revisar los catálogos de los seis servicios que están operativos ahora mismo y, repasando mi listado de series ya vistas, me he dado cuenta que aún quedan muchas buenas oportunidades para marcarse un tanto frente a la competencia. Sin necesidad de mirar demasiado hacia atrás en el tiempo, dado que este pozo de petróleo sigue prácticamente sin explotarse, aquí van 30 series que he visto y podrían suponer buenos fichajes.

COMEDIAS

Una de las grandes asignaturas pendientes de cualquier catálogo de VOD en España. Hacen falta muchas más comedias y por eso dejo por aquí 10 sugerencias:

'The Inbetweeners' (E4)

Netflix tiene 'Skins' y 'Misfits', pero no la tercera ficción que puso en el mapa al canal E4. Y ya que se pone, de paso, estaría genial que subiera las dos películas de la serie (y que aún no he visto).

'It's Always Sunny in Philadelphia' (FX)

Subir sus once doce temporadas del tirón sería una buena forma de hacer justicia a la comedia más gamberra de la televisión americana. Además, Comedy Central España dejó de emitirla hace unos años, por lo que muchísimos capítulos siguen pendientes de estreno lo que siempre es un plus.

'The Last Man on Earth' (FOX)

Las comedias serializadas son una fantástica opción para una tarde de maratón. Por eso, este high-concept ambientado en un mundo post-apocalíptico tiene que acabar estando disponible en VOD. El cretino entrañable de Tandy se lo ha ganado.

'Man Seeking Woman' (FX)

Comprador de contenidos, ésta es la serie que andas buscando si quieres captar suscriptores masculinos entre 16 y 34 años. Además, sigue sin haberse emitido en la televisión española.

'My Name is Earl' (NBC)

¿Nadie piensa en el karma?

'The Office' UK y 'Extras' (BBC)

Netflix tiene las dos últimas series de Ricky Gervais, 'Life's Too Short' y 'Derek', pero no las dos primeras. Dos must see de la televisión británica.

'The Office' US (NBC)

Ojalá esté disponible algún día, así podría dudar si retomarla donde me quedé (en la octava temporada) o revisionarla desde el principio. Ambas opciones me parecen igual de buenas.

'Parks & Recreation' (NBC)

¿Seis plataformas disponibles en España y ninguna cuenta con Leslie, Ron y cía? No quiero creerlo. Ya va siendo hora de poner fin a la broma de que Parks siga sin haberse estrenado en España.

'Wilfred' (FX)

Sus cuatro temporadas en vídeo bajo demanda serían todo un colocón.

TEMPORADA ÚNICA

Se tratan de series incompletas sí, pero eso no significa que no haya series de temporada única que merezcan la pena. Dos de los mayores exponentes de esta categoría, 'Freak & Geeks' y 'Firefly', ya están disponibles. Veremos si alguna de las series siguientes acaban corriendo la misma suerte:

'Awake' (NBC)

Un procedimental policíaco con un giro muy interesante.

'FlashForward' (ABC)

El masoquismo seriéfilo existe y seguro que más de uno que se quedó sin ver "la nueva 'Lost'" en su día, por pura curiosidad, aprovecharía la ocasión para descubrir el porqué de su batacazo.

'Kings' (NBC)

La última gran apuesta de NBC para hacer frente a los dramas de cable en la noche de los domingos. Y eso que se estrenó en 2009. Lástima que fuera un patinazo en audiencias de esos que no se olvidan porque Ian McShane, en su primer papel tras 'Deadwood', aquí siguió siendo el rey de la función.

'Rubicon' (AMC)

La primera oveja negra de AMC. Una propuesta que lleva el concepto de "serie de nicho" al extremo.

'Surface' (NBC)

¿Alguien recuerda esta serie? Lo que daría por poder comprobar cómo han envejecido sus efectos digitales. Ahora que las ficciones de monstruos vuelven a estar de moda tras 'Godzilla' y 'Jurassic World', estaría bien recordar una de las pocas propuestas (¿la única?) de este subgénero en TV.

SERIES DE GÉNERO

Nada como una serie sobrenatural, de ciencia ficción o fantasía para llamar la atención de la comunidad fan correspondiente, así como del público más joven y habitual consumidor online. Por eso mismo, contar con alguna de las siguientes series, como mínimo, garantiza difusión mediática:

'Buffy' (WB)

Seguramente una de las series que cuenta con mayor número de fans y eso que hace más de una década que llegó a su fin (en televisión)

'Dollhouse' (FOX)

La última serie de Joss Whedon al mando del timón. Para muchos seguro que es razón más que suficiente para reivindicarla si le dan una oportunidad en VOD.

'Fringe' (FOX)

¿Cómo es posible que nadie le haya echado el guante todavía?

'Heroes' (NBC)

Si pudieras volver a ver la primera temporada, ¿lo harías? Si te quedaste a mitad de camino, ¿te atreverías a comprobar cómo fue descarrilando más y más? Primero alguien tiene que hacerse con ella.

'Smallville' (CW)

Ahora que media parrilla de CW está compuesta de superhéroes con 'Arrow', 'Flash' o 'Supergirl', seguro que más de uno agradecería volver a echar un vistazo o descubrir a su hermana mayor.

'Stargate Universe' (SYFY)

Movistar+ tiene la primera temporada de 'SG-1' y 'Atlantis' al completo, pero la tercera serie de la franquicia, mi añorada 'SGU', sigue esperando a que le abran una puerta digital por aquí.

'Supernatural' (CW)

La serie más longeva de CW. Doce (camino de trece) temporadas de los inmortales Winchester esperando correr un destino parecido al del resto de series del canal (disponibles por todas partes).

'Terminator: The Sarah Connor Chronicles' (FOX)

Una de las grandes apuestas de la televisión americana allá por el 2008... y que nadie recuerda ya en 2016. A lo mejor va siendo hora de rescatarla aprovechando la popularidad de Lena Headey.

'Torchwood' (BBC)

Con el tirón que tiene 'Doctor Who', sorprende que su spin-off siga sin tener hogar. Al fin y al cabo, se vende sola por su condición y son sólo 4 temporadas. 

'Utopia' (Channel 4)

Estuvo disponible en Movistar+ pero de eso hace ya como que demasiado tiempo.

TOP 5 FICHAJES

Algunas de mis series favoritas o, por lo menos, de las que mejores ratos me han hecho pasar frente a la pantalla del televisor. Sobran los motivos por las que deberían formar parte de la librería de cualquier plataforma VOD, pero por si acaso voy a dejar alguno que otro:

'24' (FOX)

En la era del binge-watching, ¿cómo es posible que la serie más maratoneable de la historia aún siga sin estar disponible en VOD? Qué mejor regalo para celebrar los 15 años desde su estreno.

'Alias' (ABC)

Otra serie que se presta muchísimo al ritual de sofá, manta y maratón. Eso sí, espero que si algún día pasa a estar disponible en VOD, respeten la intro de "mi nombre es Syndey Bristow..." y la mantengan capítulo a capítulo.

'The Americans' (FX)

Quiero creer que si aún no está disponible es porque están esperando a que termine dentro de dos años. La que se haga con ella sumará una de las grandes joyas del panorama actual.

'Friday Night Lights' (NBC/DirecTV)

Drama juvenil aclamado por la crítica. Casi que podría decirse que es única en su especie. Otra joya de la corona que sigue disponible, pero a la que no deberían faltarle pretendientes...

'The X-Files' (FOX)

No debe ser nada barato hacerse con los derechos de la serie al completo, pero ahora que Mulder y Scully vuelven a estar en activo y regalando alegrías a FOX, hacerse con ella es todo un filón. Hasta hace unos meses en Netflix estaba disponible "Fight the Future", la película de los 90, así quién sabe si algún día sorprenderá subiendo sus más de 200 episodios.

Una vez repasadas las 30 series, aclaro que su presencia aquí no implica necesariamente que recomendaría verlas todas (simplemente me parecen buenos fichajes para cualquier plataforma) y que he optado por elegir sólo series que he visto para no convertir el recopilatorio en una especie de "lista de deseos" con títulos que aún tengo pendientes y que me gustaría ver algún día. Ése recopilatorio directamente daría para una selección aún más extensa. Para rematar la función, lanzo la pregunta del millón para comentar la jugada: ¿Qué series os gustaría que estuvieran disponibles en VOD para recomendarlas o revisionarlas cuando mejor os venga?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: American Gods

¡Súbete!

Trailer: Game of Thrones

¡Participa!

BSO: American Gods 1x04

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España