Showtime en manos de David Lynch

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

La gracia de hacer una elección vía encuesta, sea del tipo que sea, reside tanto en votar como en analizar las conclusiones derivadas del resultado final. En los últimos meses en la Elección del Mejor Personaje he seguido subiendo series (con sus correspondientes candidatos) a la palestra, pero desde hace demasiado tiempo no cierro ninguna ronda. Algo a lo que voy a poner remedio esta vez en formato 4x1, como podéis observar en la imagen que encabeza la entrada (que viene a confirmar que soy un auténtico hacha manejando el Paint) y que contiene a los cuatro nuevos ganadores en la Elección. ¿Comentamos cómo han acabado las rondas de 'My Name is Earl', 'Pushing Daisies', 'Reaper' y 'Terminator: The Sarah Connor Chronicles'?

Empezamos por la ronda que tiene mucha de la culpa de que haya retrasado tanto tiempo el regresar a los resultados de la sección. El Karma y vuestros votos por fin han repartido suerte. Tras una larga votación, Randy Hickey ha sido quien se ha hecho con el título de mejor personaje de 'My Name is Earl'. Cabe destacar que por momentos la cosa estuvo muy igualada, de ahí que tuviera que esperar y esperar, tanto cómo ha quedado repartido el resto del podio, con Earl y Hombre Cangrejo empatado a votos (también es coincidencia). Un poco más descolgada aparece Joy (sinceramente, antes de comenzar la ronda, esperaba encontrarla en los puestos de cabeza) y ya en la cola, tenemos tanto a Catalina (bastantes se ha llevado) como la opción de "Otro", que la agregué pensando en todos esos secundarios (algunos realmente estupendos) de Candem que aparecieron por la lista de Earl.

Debido a que nunca llegué a ver la segunda temporada de la serie (me bajé del barco al final de la primera) esta ronda no me iba demasiado, además porque estaba cantado (¡ja!) que el primer puesto se lo iba a llevar la entrañable Olive Snook. Lo ha hecho sobradamente, con casi la mitad de los votos. La "pareja intocable" más o menos ha compartido el mismo número de votos. Por poco, el segundo puesto se lo ha acabado llevando Chuck, dejando a Ned como vuestro tercer favorito. Curiosamente el personaje que más me gustó durante el tiempo que la serie estuvo en "mi actualmente viendo", Emerson Cod, se ha quedado fuera del podio. Al igual que las tías de Chuck, que no han conseguido mucho respaldo, consiguiendo raspar unos cuantos votillos y gracias.

El número de votos que ha tenido la ronda de 'Reaper' viene a confirmar lo que me imaginaba, que la serie de The CW, uno de mis placeres culpables de hace unos años, no tiene un gran seguimiento por el internete. Al menos ha votado la suficiente gente para confirmar que el duelo entre Sock y El Diablo, las dos estrellas de la función, al final se lo ha llevado el primero. Algo de lo que me alegro, ya que siempre fue mi favorito. El tridente restante ha quedado en tablas, aunque el tercer puesto del podio se lo termina llevando el protagonista de la serie, Sam, únicamente por un simple voto.

Para el final me dejo el resultado de una ronda a la que realmente tenía muchas ganas. Uno de los males de la adaptación televisiva de 'Terminator' fueron precisamente sus personajes, y curiosamente, los dos que más votos han recibido, eran también los dos únicos que se salvaban sin discusión alguna de la quema. Al final Cameron le ha ganado (tranquilamente) la batalla a Sarah Connor. Si los dos primeros puestos tenían plaza reservada desde antes de comenzar, tenía mucha curiosidad por conocer al tercero en discordia. Al final se lo lleva Catherine Weaver, el T-1001 que animó la contienda durante la segunda y última temporada. En cuanto al resto, tío y sobrino protagonista se quedan con unos míseros 13 votos, aunque peor le ha ido a Cromartie, Ellison y Riley, aunque seguro que a nadie le sorprende este resultado. Sinceramente, para esta ronda esperaba más votos. ¿Será que una vez visto el piloto, al igual que la audiencia americana, fuimos muy pocos los que nos animamos a continuar con los Connor?

Cuatro series que si es verdad que no han obtenido una participación masiva, con la elección han venido a confirmar que no cuentan un gran seguimiento por estas tierras. También han servido para que entre los que sí que las vimos, decubriéramos al favorito de la mayoría. ¿Qué os han parecido los ganadores de cada ronda? ¿Eran vuestras primeras opciones? 

Echad un vistazo a las próximas urnas que tocará ir cerrando (ahí veo mucha serie peso pesado) y aprovechad para votar por vuestros personajes favoritos de:
Sin olvidar que ya tenemos ganadores en las rondas de:
Cerrado el caso de Rosie Larsen, toca dar carpetazo a ‘The Killing’, salvo que AMC decida sorprender a propios y extraños concediéndola una tercera temporada con Linden y Holder implicándose en un nuevo caso de homicidio. Antes de nada, las razones por las que considero que la serie acabará aquí, tras haber respondido a su particular pregunta del millón, son las siguientes:

El ostracismo al que ha sido relegada durante su segundo año, un hecho de especial relevancia para una cadena como AMC. Que los medios especializados se hayan olvidado de sus existencia (después de ponerla fina tras el final de la primera temporada), es un hándicap que sólo podría contrarrestarse si le cae alguna nominación en los Emmy. Y aun así, el daño ya está hecho.

Su audiencia ha descendido considerablemente . Si la primera temporada promedió 2,2 millones de espectadores, la segunda se ha tenido que conformar con unos escasos 1,58 millones. Más datos: la premiere de la segunda reunió a 1,8 millones de espectadores (en comparación a la series premiere que consiguió 2,7 millones y la season finale de su primer año, que tuvo 2,3 millones), mientras que el desenlace final sólo pudo enganchar a 1,5 millones frente al televisor, menos incluso que el penúltimo episodio. Un desastre, vamos.

Más allá de su repercusión mediática y del enigma sobre si conseguirá renovar finalmente, tengo que reconocer que me alegro y mucho de haberme animado a darle una segunda oportunidad a Linden y compañía, ya que en este segundo año, Veena Sud (creadora y showrunner) ha sabido corregir errores del pasado (especialmente en materia de planificación) y a la postre me ha devuelto con creces todo el tiempo que invertí hasta que me hice aquella pregunta, la de la discordia: “¿Quién engañó a Darren Richmond?”.

¿Quién mató a Rosie Larsen? Si ya tienes todas las pistas para responder a la pregunta del millón de 'The Killing', estás invitado a pasarte por la sala de interrogatorios. ¡Spoilers!

Antes de ponerme a repasar y valorar el desenlace, hay unos cuantos aspectos que me gustaría recalcar. Como que esta segunda temporada ha mantenido en alza los principales baluartes de la serie, especialmente en el apartado técnico, donde la impecable dirección combinada con la grisácea y desasosiega atmósfera han vuelto a conseguir que 'The Killing' brille bajo la lluvia. Una vez más, chapeau en este apartado. Dentro de unos años, cuando recuerde a la serie, sin duda una de las cosas que me vendrá a la mente será precisamente su característico y diferenciador estilo visual, junto a que se las ingenió para estirar un único caso de asesinato gracias a abordarlo desde tres perspectivas distintas (detectives, familiares y sospechosos) y que tenía predilección por tocar los tambores (menuda osadía omitirlos al final del 2x09 por mucho que se hiciera para potenciar el factor sorpresa del cliffhanger) antes de decir "hasta la semana que viene". Y por supuesto, como legado también deja al Detective Stephen Holder, el que ha sido mi personaje favorito durante estos 26 capítulos y otros tantps días de investigación alrededor del caso de Rosie Larsen. Ay, Rosie, lo poco que se te ha visto en pantalla y la guerra que has dado...

El precioso envoltorio esta vez ha venido acompañado de un constante interés, tanto en el desarrollo del caso, en el colocar sospechosos reales en el punto de mira (nada de marear la perdiz descaradamente), como sobre todo, al profundizar en las motivaciones y fantasmas de cada uno de los protagonistas. Ha seguido teniendo algún pero argumental y narrativo, relacionado especialmente con la trama de la familia Larsen (como por ejemplo que Mitch haya estado tanto tiempo fuera de servicio), pero entiendo que si se les quería mantener regularmente era un peaje necesario por el que pagar. De todas maneras, una vez visto el final y quedadas cubiertas todas mis necesidades por obtener un desenlace satisfactorio, como que es mucho más sencillo obviar todas esas escenas huecas e intrascendentes que ha tenido 'The Killing'. Los espectadores, por lo general, no estamos acostumbrados a quedarnos bien saciados al acabar una serie o una trama de largo recorrido. O es cancelada antes de tiempo (la mayoría de las veces) o el final no es lo que uno esperaba (seguro que todos tenemos algún referente al que remitir). Por eso, merece la pena dedicar unos segundos en valorar que Veena Sud se las haya arreglado (a base de planificar en condiciones) para completar el puzzle de una manera ingeniosa y satisfactoria. Y más, después de haber introducido tantas piezas, simplemente por el hecho de hacerlo lo más grande posible. Ahora como que la primera temporada no parece tan aburrida (pero sí igual de prescindible) como lo parecía unas semanas atrás. Cosas de que 'The Killing' se haya redimido, supongo, porque todavía recuerdo que por momentos fue soporífera. Y eso que siempre me pareció una buena serie.

Ahora es cuando dejo de "hacer un Veena Sud" y me centro en lo realmente relevante aquí. El tratamiento y el desenlace del caso de Rosie. Si es verdad que a mitad de temporada ya se habían levantado las suficientes cartas como para saber las razones por las que la joven Larsen fue asesinada, me ha gustado (y era justo lo que esperaba) que se hayan reservado la última y sorprendente bala para el final. Nada resume mejor el misterio en torno a la identidad del asesino, que la reflexión que hace Linden al final del capítulo sobre si de verdad le han dado cazado. Terry se delata como la verdugo de su sobrina (desgarradora actuación de Jamie Anne Allen, por cierto), pero el efecto no hubiera sido el mismo sin las diferentes ambiciones del triángulo político-económico compuesto por Jaime Wright, Michael Ames y la jefa de seguridad del Casino (de cuyo nombre no logro acordarme). A los que habría que añadir a Gwen, que por haber estado siempre en todas las quinielas, colaboró mucho a que el juego entre "Donnie y Marie" obtuviera la fuerza necesaria en la recta final. Con Jaime fuera de combate, ver a Richmond pasándose al lado oscuro, es otro de los aciertos de este deselance. De propina tenemos el video de despedida de Rosie, donde por fin 'The Killing' se aparta unos instantes de la absoluta tristeza. Había que decir hasta siempre a la familia Larsen con un alegre sabor de boca después de tanto y tanto drama. En definitiva, el caso ha sido resuelto, y personalmente, he quedado totalmente satisfecho.

Una vez resueltos los enigmas abiertos y realizadas las correspondientes despedidas, hay que formular la nueva pregunta del millón: ¿Tendremos tercera temporada? No me importaría abrir un nuevo caso para acompañar a esta lograda pareja de detectives que son Holder y Linden. Pero a la vez, y como creo que es lo que pasará finalmente (salvo nuevo milagro seriéfilo), dar carpetazo a 'The Killing' en este punto también me parece una opción a la que no pondré objeción alguna. Una serie cerrada de dos temporadas (una prescindible y otra redentora), visualmente impecable, con unas actuaciones notables y una historia principal que al final te deja con la sensación de no haber malgastado tu tiempo, sino más bien todo lo contrario. 'The Killing' no será un nuevo icono dentro del surtido de AMC, pero desde luego que tampoco es la oveja negra de la familia, algo que muchos dieron por sentado al final de la primera temporada. A veces la paciencia y las segundas oportunidades merecen la pena. Desde ahora, hay un nuevo ejemplo para añadir a la lista.

Sayonara, Hiawatha.
Esta entrega de "Sé lo que dijisteis la última semana" bien podría titularse "especial midseason", pues para conmemorar el final de temporada de las tres series que han animado mi midseason particular, en los últimos días sólo me he dedicado a recopilar citas de: 'Game of Thrones', 'Mad Men' y 'The Killing'. Así como que no quiere la cosa he añadido una de 'Breaking Bad', que por algo falta menos de un mes para que empiece a tirar (en solitario) del carro seriéfilo veraniego.

1. La noche es oscura y llena de terrores.

Melisandre (Juego de Tronos)

2. Sus días son demasiado largos y sus vidas demasiado cortas.

Jaime Lannister

3. Mi hermano tiene su espada y yo tengo mi mente. Y mi mente necesita libros como una espada necesita una piedra de afilar. Es por eso que leo tanto, Jon Snow.

Tyrion Lannister


4. Quiero que los dos vayamos a casa, pero ellos nos la arrebataron. Dime querida hermana, ¿cómo nos vamos a ir a casa? Nos vamos a casa con un ejécito. Con el ejército de Khal Drogo. Dejaría que toda su tribu te follara, los 40.000 hombres y los caballos también, si eso fuera necesario.

Varserys Targaryen

5. Debe herir tu orgullo, ¿eh? De pie ahí como un centinela glorificado. Jaime Lannister, hijo del poderoso Tywin... forzado a cuidar la puerta mientras tu Rey come y bebe, caga y folla.

Robert Baratheon

6. Sólo hay un Dios y su nombre es Muerte. Y sólo le decimos una cosa: hoy no.

Syrio Forel


7. Poder es poder.

Cersei Lannister 

 
8. ¿Sabes lo que me dijo una vez una mujer? "Me gusta ser mala e irme a casa y ser buena".

Don Draper (Mad Men)

9. Estoy hablando de negocio a un muy alto nivel. ¿Consideras a Cleopatra una prostitua? Era una reina. ¿Qué haría falta para convertirte en una reina?

Pete Campbell


10.
La publicidad se basa en una cosa: la felicidad.

Don Draper


11.
Cuando Dios te cierra una puerta, te abre un vestido.

Roger Sterling


 
12.
Rosie todavía estaba viva cuando la metieron en el agua. Es una forma bastante pasiva de matar. No tienes que mirar a la persona a la cara mientras muere. Los hombres matan con pistolas y cuchillos... las mujeres envenenan a sus víctimas por regla general.

Sarah Linden (The Killing)

13.
Sayonara, Hiawatha.

Stephen Holder

 

14. I Won / Gané.

Walter White (Breaking Bad)

Los 60 cambian a 'Mad Men'

Publicado por Moltisanti On 11:17 3 comentarios
Si tuviera que explicar cómo ha sido mi relación con la quinta temporada de ‘Mad Men’, diría que ha sido como el clásico encantamiento que hace acto de presencia en tantos y tantos cuentos de hadas. Nunca aparecen de buenas a primeras (donde todavía todo está impregnado de paz, tranquilidad y felicidad), aunque se les espera. Una vez lo hacen, duran y duran hasta que en el último instante, algo o alguien lo deshace como por el mismo (aunque sea radicalmente distinto) acto de magia con el que aparecieron. Esta sensación es la que tengo tras acabar el 5x13 “The Phantom”, y en cierto modo, resume a la perfección mi valoración personal sobre lo acontecido durante estos 13 capítulos por los pasillos de Sterling Cooper Draper Pryce. Si el otro día calenté el final de temporada con 10 curiosidades sobre la serie, hoy toca comentar la jugada. No será fácil.

 A partir de esta planta, la tarjeta de acceso está reservada sólo para aquellos que hayan visto finalizar la quinta temporada de ‘Mad Men’. ¡Spoilers!

Después de disfrutar semana tras semana desde que la serie regresara el pasado mes de marzo, con un esperado inicio que fue de más a mucho más (alcanzando el pico más alto en torno al ecuador), he acabado un tanto desencantado gracias a la season finale. No porque me haya parecido un mal capítulo (aunque tiene algún que otro "pero" que merecerá la pena destacar más adelante), pues ha estado bien en líneas generales, sino por la inesperada dirección que ha tomado la historia de Don Draper en cuestión de segundos. No soy de valorar un todo por una decisión argumental, al fin y al cabo te podrá gustar o no… pero es lo que hay, lo que no paso es que dicha decisión sea incongruente con lo presenciado hasta llegar a ella. También es verdad que esta interpretación es subjetiva por lo que habrá gente que lo verá de otra manera,  por supuesto, pero para mí la temporada tendría que haber finalizado con Don volviendo a entrar en la “oscuridad” tras conceder el ansiado deseo a su amada Bella. En ese mismo instante, cuando se le cae el mito de su particular musa (por pedirle lo que le pide y por verla como la ve), sin necesidad de la escena en el bar y ese gratuito e innecesario collage con imágenes de todos los protagonistas. La susodicha secuencia me ha parecido soberbia, cargada del simbolismo suficiente para interpretar que después del paréntesis o año sabático (o como quiera llamarlo cada uno) que se ha tomado el protagonista viviendo en un continuo estado de luna de miel, el que viene volvería para regresar a los infiernos. El lugar donde realmente pertenece.


En cambio, la secuencia que realmente cierra la temporada y por mucho que Don no responda a la pregunta de "la cúpido" que se le aparece en el bar, me ha parecido un error. En mi cabeza, durante toda la quinta he tenido en mente que sería en la sexta cuando Don y Megan acabarían en la alfombra de su lujoso piso, pero sin sexo reconciliatorio de por medio. C'est Fini! Don Draper no puede ser feliz... y Megan le hace feliz, por lo que hay algo en esta ecuación que se sabe que no encaja. Para mí, partiendo de lo que se ha ido sembrando entre ambos durante estos 13 capítulos, esta historia de amor sólo podría acabar con Megan cerrando la puerta a su marido... para siempre. Ella representa a la mujer de los 60 y Don, por mucho que ceda y ceda, nunca podrá abandonar los 50. Por eso mismo no entiendo que a última hora se opte por virar el timón y se apueste por dirigir el barco hacia las infidelidades (otra vez) como el detonante de la previsible ruptura. Una cosa es que regresen los fantasmas de Don poco a poco a su vida (dudas, tentaciones, miedos e inseguridades) y otra que se le mande a pecar al primer aviso de derrumbe. Y más, después de volver a quedar claro que el personaje está locamente enamorado y es capaz de todo por ella, gracias a ese precioso momento que tanto recuerda al Carrusel de la primera temporada. Don nunca podrá ser feliz, pero esta vez no era necesario recurrir a este recurso, sus simples acciones del día a día eran la excusa y motivación perfecta para que a Megan no le quedara otra que zarpar en solitario. Sin olvidarme nunca de la figura de Betty, acechando desde la sombra. Por eso mismo, el final de temporada me ha desencantado y disgustado a partes iguales. Una cosa es sorprender manteniéndose fiel a la historia contada, y otra muy distinta, es hacerlo a costa de traicionarla. A Megan le han clavado un puñal por la espalda los mismos guionistas que la han encumbrado y que han hecho de su personaje uno de mis favoritos.


He comenzado escribiendo por el final, pero es que para hablar de la temporada en general no me quedaba otra que quitarme esta espina lo antes posible. Como ya he apuntado, la temporada en líneas generales me ha encantado, al menos, hasta llegar al comentado tiempo de descuento. Como apunta el Maestro Nahum en la fantástica radiografía que le ha hecho a la quinta, los abundantes simbolismos han sido mucho más evidentes, lo que no significa ni que sea para mejor o peor, aunque personalmente lo he visto como algo positivo. Por el simple hecho de que representan un cambio y es que precisamente la quinta ha sido la de los cambios. Empezando por la década contextual (los sesenta son otra historia... aunque tampoco se ha optado por aprovechar mucho el contexto y los sucesos de la época), siguiendo por la absoluta superposición de las tramas personales frente a las profesionales y acabando por el haber tenido que lidiar con un diferente/nuevo Don Draper. Si él cambiaba (como tenía que hacer tras el final de la campaña anterior), era inevitable que 'Mad Men' cambiara. Entre lo que no ha cambiado nada, encuentro curioso que haya vuelto a tener un capítulo que se queda grabado en la retina por encima del resto, que si para mí este sería sin dudas el tridimensional 5x06 "Far Away Places", imagino que para la gran mayoría será el sucio y demoledor 5x11 "The Other Woman", donde Joan protagonizó una de las tramas que más han dado que hablar a costa de sacrificar los dividendos que el personaje había ganado en el que ha sido su año más redondo. Otra muestra de que las decisiones argumentales que hacen virar el timón radicalmente, siempre deberían tomarse respetando la esencia de los personajes.


Regresando al final de temporada, he comentado antes que el episodio había tenido unos cuantos "peros" que merecería la pena comentar. Por ejemplo, el rencuentro entre Don y Peggy me ha parecido tan gratuito y poco aprovechado, que casi se lo podían haber ahorrado, habiéndonos despedido de ella (por ahora) a lo grande y a ritmo del "You Really Got Me" de The Kinks. Un tema mítico, de los muchos que se han utilizado esta temporada de forma muy inteligente para finiquitar los capítulos (sólo hay que observar que para cerrar la temporada han optado por el "You Only Live Twice" de Nina Sinatra). Retornando a Peggy, la siempre compleja y opaca Peggy, ha sido una de las que se ha coronado como triunfadoras del año al conseguir la ansiada y efímera felicidad (como siempre con estos personajes) actuando (aceptando y renegando) según sus propios impulsos y deseos. Algo así también ha intentado llevar a cabo Pete Campbell, pero por mucho que se haya esforzado en ser un "Don Draper 1.0." de la vida, sus actos de mezquino miserable le han mandado a la casilla de salida. A ver si esta vez se da cuenta y acepta que lo que está buscando ya lo tiene en casa esperándole todas las noches al salir del trabajo. Si hasta le han tenido que colar una lobotomía (otro "pero", este de corte WTF) en su affair temporal para que pueda abrir los ojos de una vez por todas. A Pete Campbell es imposible no detestarle, pero a la vez hay que aplaudir lo bien que retratan los guionistas todos los males del ser humano que representa.


Para no alargar más de la cuenta mi repaso a la temporada, voy a rematar la función con una ronda de menciones breves. Roger ha seguido en su línea estelar de siempre, aunque a este paso le espera más bien la sideral, si es que mantiene la adquirida afición por el LSD. Echaré de menos a Lane Pryce, pero a diferencia de la trama de prostitución o el resurgir del apetito por las jovencitas de Don, la decisión de acabar con su vida de la forma más cobarde, sí que me pareció totalmente consecuente con la actitud y los actos del personaje durante esta campaña. Excelente metáfora con el Jaguar incluida. En cuanto al nuevo de la clase, se nota que lo han introducido para que sea inevitable odiarle, aunque si el año que viene (como imagino) intentará hacerse con el trono creativo de Don Draper, será cuando realmente podremos valorar cual es la repercusión de su incursión en la oficina. Hablando del centro de trabajo, volvemos a presenciar una renovación del entorno laboral en el que se desarrolla todo. Genial ese plano general con los cinco pesos pesados de Sterling Cooper Draper Pryce en la Planta 38. El simbolismo que representa la subida de nivel y que cada uno vaya a tener su propia ventana creo que deja bastante claro que las rivalidades profesionales volverán a recobrar importancia, curiosamente coincidiendo con el retorno del Rey de la Colina tras finalizar su luna de miel. Ya se sabe lo que se dice: cuanto más alto, más dura es la caída...


El nivel general que ha seguido manteniendo durante este año vuelve a demostrar que estamos ante una serie única e irrepetible. Lo que no cambia que sea la primera vez que hablo de 'Mad Men', desde la segunda temporada, teniendo que hacer mención a unos cuantos "peros" para quedarme del todo satisfecho. Quizás me estoy precipitando y Don responde "no" a la propuesta indecente con el que se cierra esta quinta temporada y me tengo que comer con fatatas este repentino e inesperado desencantamiento derivado de los instantes finales. No me preocupa. Lo que me importa es que tras una temporadas más, sigo teniendo claro que 'Mad Men' juega en una liga diferente a todas las demás. Por mucho que los 60 la hayan cambiado.

10 curiosidades sobre 'Mad Men'

Publicado por Moltisanti On 16:45 2 comentarios
Este lunes no es un lunes cualquiera. Es el lunes en el que todos los seguidores de 'Mad Men' estamos contando los minutos para hincarle el diente a la esperada season finale de la quinta temporada. A estas horas del día seguro que más de uno ya ha podido darse el gusto, pero a otros no nos queda más remedio que esperar para poder hacerlo. Con el objetivo de hacer más llevadera esta pesada espera, voy a dejaros con 10 curiosidades sobre la serie que merece la pena conocer. La gran mayoría las he descubierto en este artículo de BuzzFeed, donde han incluido un total de 25 (algunas contienen spoilers, aviso), pero las que realmente me han llamado la atención son las siguientes:

1. Antes de acabar recayendo en AMC, el proyecto fue "pitcheado" para HBO, donde fue finalmente rechazado. De esta forma se entiende un poco mejor cuando Matthew Weiner dice que no pensaba que la serie pasaría del piloto...

2. El equipo de guionistas de la serie está compuesto por 9 escritores, de los cuales, 7 son mujeres. ¿Quién decía que 'Mad Men' era machista o que es una propuesta descaradamente masculina?

3. Todos los episodios están rodados en Los Ángeles, a excepción del primero, que fue rodado en Nueva York.

4. El coste de cada episodio ronda los 2,85 millones de dólares. 

5. Es la primera serie en la que se ha podido escuchar una canción original de Los Beatles. Lo hizo al final del capítulo 5x06 "Lady Lazarus" y la canción era "Tomorrow Never Knows". Conseguirlo, a Matthew Weiner le costó mucha insistencia, 250.000 dólares (en torno al 10% del presupuesto del capítulo) y contar con el permiso de Ringo Starr y Paul McCartney, quienes por cierto se han declarado seguidores de 'Mad Men'.

6. En el 2008 se convirtió en la primera serie del cable básico nominada (en realidad 'Damages' también lo consiguió ese año) al galardón de Mejor Serie Dramática en los Emmy. Lo que sí que fue histórico, es que finalmente se llevó la estatuilla, siendo la primera de los 4 Emmy que ha ganado (siempre que ha participado lo ha hecho) en esta categoría.

7. Ahora tocan unas cuantas curiosidades sobre elecciones de casting. Glen Bishop, el mejor amigo de Sally Draper, resulta que en la vida real no es otro que el hijo de Matthew Weiner, el creador y máximo responsable de 'Mad Men'.

8. No es la única curiosidad con actores de por medio, pues el personaje de Mona (la primera mujer de Roger Sterling), resulta que en la vida real es la esposa de John Slattery (Mr. Sterling). Siguiendo con la curiosidad tomatera, Talia Balsam (quien interpreta a la susodicha) estuvo casada durante 4 años con George Clooney. De las cosas que se entera uno, hoygan.

9. Si se habla de curiosidades alrededor del casting, hay que destacar que Christina Hendricks inicialmente audicionó para el papel de Midge (la "amiguita" hippie de Don en la primera temporada), mientras que Jon Hamm a la vez que optaba a ser Don Draper, se presentó para el papel de Jack Donaghy en '30 Rock', debido a que para interpretar a Don en un principio desde AMC querían a Thomas Jane, a lo que el actor respondió que no hacía televisión... terminando un par de años después protagonizando 'Hung' en HBO.

10. Para el final, me he guardado una de esas curiosidades que desmontan mitos. Debido a la ley del estado de California que prohíbe fumar en los lugares de trabajo, resulta que todos los cigarrillos que fuman los actores y actrices en la serie... son falsos, ya que en realidad son cigarrillos de hierbas. Algo que su salud agradecerá eternamente.

Todo listo para disfrutar del 5x13 "The Phantom", la última hora del año por Sterling Cooper Draper Pryce. Tanto tiempo esperando el regreso de 'Mad Men', culebrón de por medio incluido, y casi sin darme cuenta, ya me estoy despidiendo de ella...

¿Y si 'Breaking Bad' fuera una sitcom?

Publicado por Moltisanti On 16:32 2 comentarios
Con la temporada regular de series acabada. A las puertas de decir "hasta dentro de demasiado tiempo" a las dos joyitas que han animado cosa fina mi midseason ('Mad Men' y 'Juego de Tronos'). Ahora mismo sólo tengo dos palabras y una fecha en mi cabeza: 'Breaking Bad', 15 de julio. Ese día será cuando se estrene la primera parte de su quinta y última temporada. ¿Había algún seguidor de la dupla Walter White y Jesse Pinkman que todavía no lo supiera? Para hacer más llevadera la espera ya estoy empezando a saltar de vídeo en vídeo por Youtube, algo que ya hice el año pasado, encontrándome con estos vídeos que me animé a compartir. De la misma forma, el otro día descubrí unos vídeos que llevan tiempo pupulando por internet, pero que no había encontrado/visto hasta ahora. Seguro que más de uno/a ya los conocía, pero me han parecido tan curiosos que no me puedo quedar con las ganas de compartilos. ¿Os imagináis cómo sería 'Breaking Bad' si fuera una sitcom? A mí nunca se me hubiera pasado por la cabeza esta posibilidad, pero algún fan pensó que era posible y decidió seleccionar varias secuencias y agregarlas risas enlatadas, aplausos y los "oohhh" que nunca pueden faltar en una sitcom clásica. A continuación el resultado.

Antes de dar al play, me gustaría apuntar que si no has visto hasta la tercera temporada, las escenas pueden llegar a ser consideradas spoilers en cierta medida...

1. Sorpresa para Skyler al llegar a casa:


2. Una "agradable" cena familiar en el hogar de los White:


3. ¿Dónde está la mosca? ¿Aquí o aquí?:


4. Pizza a domicilio:



Los vídeos no son nada del otro mundo, pero resulta simpático comprobar cómo agregando un par de risas enlatadas a escenas repletas de carga dramática, se las puede ver desde un punto de vista tan diferente como el de la comedia. Aviso que hay otras dos o tres (la cuarta no la he encontrado) partes disponibles, pero no me ha parecido necesario compartirlas. Hecho lo que venía a hacer, os dejo que tengo que seguir matando la espera hasta el 15 de julio. AMC cúrrate una promo, un teaser, lo que sea... pero pronto. ¡Tengo monarro de cristal azul a la Heisenberg!

PD: Justo hoy, va AMC y lanza el primer póster oficial de la quinta temporada. ESPECTACULAR:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: American Gods

¡Súbete!

Trailer: Game of Thrones

¡Participa!

BSO: American Gods 1x04

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España