¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

The Triangle a.k.a. El Triángulo de las Bermudas, es una miniserie compuesta de tres partes de una hora y media de duración cada una, o lo que es lo mismo, te lleva en torno a seis horas verla al completo. Esto que a priori era el principal aliciente para que la diera una oportunidad, a la postre no ha impedido que me haya costado lo mío poder finalizarla. Detrás de este proyecto, emitido en el canal Syfy (Scifi en el 2005, fecha en la que se estrenó) y centrado en el mito de "El Triángulo" donde barcos y aviones han desaparecido durante décadas, están las mentes de Bryan Singer y Dean Devlin. Estos dos apostaron por llevar a la pequeña pantalla su propia versión de la historia, pero irónicamente los clichés sobre la misma son la constante tónica de la serie. Desgraciadamente esto no es ni mucho menos el principal inconveniente con el que hay que lidiar con esta producción, pues los personajes son de esos que ni merecen que te quedes con su nombre (no recuerdo el de ninguno). Creo que con lo poco que llevo dicho, ya queda claro que The Triangle no va a salir precisamente bien parada en esta entrada...

Os hago una especie de sinopsis para que os hagáis una idea de por donde van los tiros de la historia The Triangle: Los barcos de un multimillonario empiezan a desaparecer en el océano Atlántico. Este, cansado de la situación, decide contratar a un grupo de expertos en varios campos para obtener respuestas. Entre estos están un medium, un periodista y... en realidad da igual quien estuviera, pues para lo que luego llegaría a resultar importante, podrían haber sido elegidos dos guardias de seguridad del metro. Con esta exageración simplemente quiero destacar que los personajes no aportan prácticamente conocimientos específicos, ni nada por el estilo de su supuesta especialización, sin olvidarme del hecho de que son más planos que la Tierra en los tiempos en los que Galileo fue quemado en la hoguera. Sus motivaciones, sus fantasmas personales... y sus decisiones, me impidieron simpatizar con ninguno de ellos y así es complicado que cualquier relato te pueda conquistar. Retomando el punto de partida de la historia (que me pierdo), estos individuos en el transcurso de su "investigación" empezarán a encontrarse con una serie de fenómenos sin explicación relacionados todos ellos con el mítico Triángulo de las Bermudas.

Decir que rápidamente me quedó claro que aquí había encontrado petróleo... pero para echarme algunas de las mejores siestas de mi vida. Es verdad, no lo digo por decir. A pesar de esto, la corta duración de esta miniserie, consigue no sin esfuerzo por tu parte, que te animes a acabarla. La curiosidad, esa sospecha habitual que siempre te lía en situaciones como esta. Por fortuna y para mi sorpresa, The Triangle tiene un final bien elegido y muy acorde con todo lo sucedido durante sus tres partes, pero por mucho que este me parezca satisfactorio, el buen sabor de boca que me pudo haber dejado el cierre a la historia, The Triangle lo tira inmediatamente por el retrete con un epílogo dedicado a los personajes que sobra completamente. Creo que he dejado bastante claro que no seré yo quien te anime a que le eches una ojeada a esta miniserie, salvo que el tema de "El Triángulo" te llame excesivamente la atención o que no te importe dedicar una cuantas horas de tu verano a comprobar si me he pasado de negativo en esta ocasión. Por mi parte, lo que tengo más que claro, es que una vez pulse al "publicar entrada", será como si no la hubiera visto, pues este tipo de producciones son de las que se olvidan más pronto que tarde.

Si ver el Triángulo ha sido una arriesgada apuesta personal, con Dead Set no puedo decir lo mismo porque es una de las miniseries que más me habréis recomendado por aquí desde que se estrenara en el año 2008 (a priori pensaba que tenía un par de añitos más). No llega ni a las tres horas de duración, pero eso no ha evitado que haya tardado lo mío en animarme a verla. Como primera y rápida valoración decir que me ha gustado, pero al igual que la otra, creo que la voy a olvidar más pronto que tarde porque tampoco es nada del otro mundo. Es un producto de fácil consumo, pero difícil digestión, perfecto para una tarde de verano en la que te apetezca ver como los zombies devoran a todo concursante de Gran Hermano que se cruzan por el camino. Sin dudarlo, su principal aliciente es su planteamineto original, donde un virus del que no se sabe, ni se sabrá nada (aviso para navengantes en búsqueda de respuestas), convierte a prácticamente toda la población del planeta en muertos vivientes, a excepción de los participantes del reality de televisión más famoso del mundo. Y digo yo, menuda lástima que la idea no se le ocurriera a nadie en nuestro país, pues no hubiera estado nada mal ver a Mercedes Milá versión zombie (en Dead Set sale la presentadora real de la edición del Big Brother UK) intentando comerse a sus queridos concursantes. Vamos, lo que hace edición tras edición de Gran Hermano, pero sin tanto maquillaje y sin tantas ganas de casquería (del tipo que sea) de la dura.

De los personajes poco o nada puedo sacar en claro, pues desde el principio se saben que están ahí para utilizarse de carnaza para los zombies que esperan hambrientos a las afueras del plató. Como suele suceder en las clásicas películas de terror, en las que sabes que ahí van a ir cayendo unas tras otro, lo divertido del asunto es apostar por cual crees que será el primero en caer y así sucesivamente. Durante el visionado me llamó la atención como en Dead Set parecía que no querían abusar de las escenas excesivamente grimosas y contuntendentes, pero esta opionión me cambió radicalmente una vez vista la quinta y última parte de la miniserie. Hay una escena en particular (en la que se comen a uno de los personajes de abajo a arriba literalmente) que es de lo más gore que recuerdo haber visto últimamente (siempre hablando de televisión en abierto). En resumidas cuentas, Dead Set es un pasatiempo perfecto para estas fechas que puede hacer las delicias de cualquiera, pero especialmente de los amantes del género zombie. En mi caso, me ha venido perfecto para calentar motores antes del estreno de The Walking Dead, la nueva y prometedora apuesta del canal AMC. Si los vampiros y hombres lobo, están más de moda que nunca, no es de extrañar que los zombies también quieran comerse (nunca mejor dicho) su porción del pastel. Con este sobrenatural panorama, no me extrañaría nada si de aquí a unos pocos años, vemos a una momia protagonizando una serie en la HBO. Cosas más raras se están estrenando últimamente...

La segunda dosis de Nurse Jackie

Publicado por Moltisanti On 0:55 10 comentarios
La primera tempora de Nurse Jackie me terminó convenciendo a última hora (recuerdo que sus primeros cuatro o cinco capítulos directamente se me hicieron insoportables, a excepción del piloto), pero tenía claro que si quería ganarme del todo, en su segundo año tendría que mejorar mucho... y en prácticamente todos los aspectos. Una vez vista su segunda temporada, ya puedo decir tranquilamente que ha cumplido con los deberes que la impuse, siguiendo el habitual "esquema" de las series de Showtime de mejorar de año a año. A pesar de esto, tengo que reconocer que con Nurse Jackie mantengo una especie de relación bipolar, parecida a la que sufre su protagonista, pues un momento puedo estar encantado de la vida con ella, como rápidamente me desencanto y me pregunto por qué la sigo viendo cuando hay ocasiones en las que no me consigue llenar del todo. Si hay algo que tengo claro en cuanto a Nurse Jackie, es que para mí no es una de las series imprescindibles de la parrilla actual, pero a la vez, reconozco que a fin de cuentas me lo termino pasando bastante bien por el Hospital All Saints, gracias a las aventurillas de ese peculiar equipo de urgencias, encabezado por una trastornada (de los pies a la cabeza) Jackie Peyton, interpretada magistralmente por Edie Falco, la cual ha conseguido lo que parecía imposible hasta hace bien poco: desprenderse de la sombra de Carmela Soprano.

Como una de las claves de esta temporada ha sigo la lograda evolución de todos los personajes de la serie, voy a hacer el repaso al segundo año de Nurse Jackie a través de todos ellos, por lo que precaución con seguir leyendo si todavía no has visto hasta el 2x12 "Years of Service".

Jackie Peyton: Empiezo como no podía ser de otra forma, por la absoluta protagonista de la función. El personaje es tan impredecible, como odiable, pero precisamente en esto reside su magia. Lo tiene todo para ser considerado uno de los mejores caracteres femeninos de la actualidad, pues no hay nada como no entender el porqué de sus actos, para querer saber más sobre ella. Tengo que decir que no me gusta verla siendo una enfermera modelo, y mucho menos cuando se pone la etiqueta de santa. La Jackie que me gana es la trastornada, la que se encierra en el baño y se pone unas líneas hasta para poder soportar a su familia. Su trío amoroso con Edie y Kevin es el motor de la trama principal, y esta temporada ha tenido el protagonismo y ha dado el juego que le pedía, por lo que a este respecto no la puedo poner queja alguna. Si encima se ha despedido regalándonos un "blow me" que se ha convertido en legendario al instante, no me queda otra cosa que decir que no sea: te odio Jackie Peyton, pero porque eres grande como pocas.

Edie y Kevin: Verles a los dos juntos como amigos del alma, suponía algo tan chocante como idóneo para el espectáculo dentro del show. El personaje de Edie le va como anillo al dedo a Jackie, pues los dos están como una regadera, mientras que Kevin pese a ser el rey de la calma, ha empezado a oler que en su casa se respira algo más que tranquilidad. Por ahora se ha percatado de los problemas con las drogas con su mujer, pero no me quiero imaginar lo que pasará cuando descubra que su reciente mejor amigo, en realidad esconde otras intenciones muy distintas. El trío que conforman estos personajes es tan peculiar como el desarrollo de los acontecimientos a lo largo de toda esta segunda temporada. Esto no puede acabar bien, no.

Zoey: La princesa de Nurse Jackie. En la primera temporada no me convenció por el simple motivo de que me pareció un personaje demasiado "artificial". Querían vendernos a la inocente y bondadosa Zoey... y no estaba por la labor de entrar al trapo. En cambio, en esta segunda temporada desde el primer instante sabía que el personaje me iba a conquistar pero no porque desde la serie me lo "impusieran", sino porque ella solita se lo iba a ganar por méritos propios. Con diferencia, mi personaje favorito de Nurse Jackie, siendo además la responsable de que cuando tengo dudas acerca de seguir con la serie, estas rápidamente se disipen.

Eleanor O'Hara: Si Zoey es la princesa, la Doctora O'Hara es la reina de Nurse Jackie, especialmente en cuanto a soltar las mejores frases de cada capítulo. Lo único que le falta al personaje, es que la cuelen en tramas interesantes. ¿Llegarán en la tercera temporada con el descubrimiento del secreto de Jackie?.

Doctor Cooper: Soy yo o el "hombre anuncio" es uno de los personajes más patéticos de la historia de la televisión. Nadie le soporta, ni siquiera los que él considera amigos, pero es esa obsesión con twittear, la que le define en este aspecto a la perfección. Pese a todo, me encantan las tonterías que siempre rodean al Doctor Cooper, más que nada porque siempre terminan dando juego por la serie.

Lenny, Thor, Sam y Gloria: Son los secundarios del hospital, y como tales, están los que saben aprovechar bien los pocos minutos que se les ofrecen (en mi caso, me gustan Lenny y Thor), mientras los otros por mucha escena que les den, no terminan de entrarme por los ojos ni empujando (el caso de Gloria, y sobre todo, de Sam).

Para ir terminando, dos curiosidades que seguro que a más de uno llamaron la atención en el inicio de la temporada. La primera, fue ver como al personaje de Mo-Mo, interpretado por Haaz Sleiman, se lo ventilaron con una rápida mención en la premiere y poco más. Fuera de cámaras, la versión oficial es que despidieron al actor para ahorrar costes (algo que huele a excusa barata para prescindir de sus servicios). La segunda tiene que ver con la pequeña de la familia Peyton, pues si en la primera temporada el personaje de Fiona fue interpretado por Daisy Tahan, en la segunda nos han colado el cambio por Mackenzie Aladjem. ¿Os habíais percatado del cambiazo? Reconozco que lo he descubierto mirando en la ficha en IMDB de la serie. Tengo el ojo seriéfilo atrofiado.

Ahora si que sí, para dar carpetazo a esta entrada sobre la segunda dosis de Nurse Jackie, nada mejor que hacerlo con su última imagen, la cual se convirtió al instante en mi escena favorita de toda la serie. El "blow me" de Jackie mirando a la cámara, ya es mítico.

Resumen de la Comic-Con 2010

Publicado por Moltisanti On 2:08 11 comentarios
Un año más, en San Diego (Estados Unidos) se ha celebrado la Comic-Con, la feria que da para mucho más que ver simplemente a gente disfrazada dando rienda suelta a sus impulsos más frikis. Aparte de la oledada de personajillos, la Comic-Con supone el punto de inflexión del mundillo seriéfilo en esta época estival, pues después de casi un par de meses de sequía informativa, las novedades de muchas de nuestras series favoritas vuelven a florecer. Este año no he podido estar pendiente de lo que se cocinaba al otro lado del charco, pero en mi puesta al día me estoy dando cuenta de que poco petróleo se ha encontrado en esta ocasión. De entre todo lo que ha dado de sí el fin de semana (obviando las habituales y protocolarias intervenciones de actores, show runners, etc), voy a realizar un resumen centrado especialmente en las promos que se han mostrado de algunas de mis series. No ha sido una Comic-Con para el recuerdo...

El jueves le llegó el turno al panel del canal Showtime y con la tontería parece que este año ha sido uno de los más moviditos. En primer lugar porque dejó este curioso vídeo nombrado "Our Heroes Have More Fun" para promocionar a las que a día de hoy debe considerar como sus joyas de la corona, al menos entre su público más joven: Weeds, Nurse Jackie, Californication y Dexter. Una vez presentadas todas juntas, empezó a hacerla una a una, lanzando este vídeo promocional de la tercera temporada (un "resumen" de las dos primeras de Nurse Jackie) de las aventuras y desventuras con las drogas de Jackie Peyton (sobre su segunda temporada pienso escribir estos días). Nancy Botwin y los suyos también tuvieron su propio vídeo (una nueva versión de la promo de la sexta temporada que salió la semana pasada), pero por lo que tengo entendido, en este se muestra más de lo debido y he optado por esperar tranquilamente hasta el 16 de agosto (día del estreno) y no reventarme nada de la que puede ser la última entrega de Weeds. Hay promos que casi te ahorran el "trabajo" de tener que ver ciertas cosas, algo que nunca llegaré a comprender, por más que lo intente. Sobre Californication, hace unos cuantos días que Showtime anunció que el estreno de la cuarta temporada se hará de rogar hasta el 10 de enero, por lo que cualquier novedad sobre la serie protagonizada por David Duchovny me iba a venir de perlas. Dicho y hecho, pues han ofrecido una promo que sin mostrar más de la cuenta (no como otras), te hace recordar el porqué de que la tengas tantas ganas. Sobre lo visto aquí, primero aviso de que contiene spoilers al mostrar imágenes inéditas, y en segundo lugar, he pensando en hacer una porra sobre cuanto tardará Hank Moody en beneficiarse al personaje de Carla Gugino. Mi apuesta: 4 capítulos.



Como es normal, Showtime a Dexter le preparó un panel para ella solita. Por lo visto, en este se pudo ver una sneak-peak del inicio de la quinta temporada, pero como no está por internet en buena calidad, los no presentes al evento, nos tenemos que conformar con verlo en mala calidad, o por optar con ver únicamente la promo. En esta se ve por donde van a ir los tiros en el inicio de la nueva entrega, por lo que si no quieres saber nada de nada te recomiendo que no le eches una ojeada. Si eres de mi grupo, de los que está mordiéndose las uñas pensando en si Dexter podrá volver a superarse a sí misma, no te cortes y pincha en el play. Ah, además se anunció que la serie de webisodes animados "Dexter: Early Cuts" tendrá segunda ronda. Perfecto, ahora solo me falta ponerme con los de la primera tacada. Lo dicho, (aviso de spoilers on) os dejo con lo primero de la quinta temporada de Dexter, una de las más esperadas por un servidor para el próximo curso:



The Walking Dead es uno de esos casos que se de cada tanto, en los que una serie que todavía no se ha estrenado, está en boca de prácticamente todos los que somos esperamos devorar nuevos manjares. Será que la adaptación del cómic del mismo nombre (y del que he leído cosas muy positivas) llegará de la mano del canal AMC y de Frank Darabont (Director de "Cadena Perpetua" y "La Milla Verde"), y esto directamente invita al optimismo, pero la cosa es bien sencilla, The Walking Dead es una de las apuestas más esperadas para la próxima temporada (su estreno se espera para el mes de octubre) porque tiene un pinta increíble. De ahí que su panel en la Comic-Con fuera uno de los fijos a los que echarle le ojo y así de buenas a primeras se confirmó que el compositor Bear McCreary (Santo Galactico en esta casa) será el encargado de ponerle ritmo a la serie y sus zombies. Además, en el panel se habló sobre la posibilidad de incluir versiones en blanco y negro de los capítulos de la serie, y por supuesto, no dejaron pasar la oportunidad de mostrar el primer trailer. Este realmente tampoco dice mucho, aparte de que nada se muestra sobre el nivel de guerra (e imágenes duras) que nos van a ofrecer los zombies, pero me parece suficientemente correcto como para ir abriendo el apetito. Por ahora la promo que hay no está en máxima calidad, pero se deja ver sin problemas:



Este año Lost no ha tenido panel propio por razones obvias (tenía que mencionarla), pero otro clásico de la Comic-Con como Ronald D. Moore no ha faltado a la cita. Lo ha hecho pero no para hablar (desgraciadamente) de Battlestar Galactica, sino sobre Caprica, la precuela que tengo en la sala de espera hasta que la retome de una vez por todas. Sinceramente, no me convenció lo poco que vi (los primeros 4 capítulos) y el hecho de que la segunda parte de la primera temporada se estrene en enero, no consigue precisamente que me urja ponerme con ella. En cuanto a lo comentado en la Comic-Con, pues que aunque Syfy no lo haya confirmado, Ron está convencido de que el show conseguirá renovar por una segunda temporada (cuidadín con las audiencias...). Aparte de esto, al show runner le metieron en un compromiso mencionándole la posibilidad de futuros spin-offs sobre el universo de Galactica, al igual que sobre la película que Universal está desarrollando para la gran pantalla y que no tendrá ninguna relación con su BSG. Balones fuera... y aquí no ha pasado nada. A modo de curiosidad, Ron Moore mencionó que la primera reunión sobre Caprica como tal, tuvo lugar hace cinco años y que por eso durante las cuatro temporadas de Galactica las menciones a las doce colonias fueron las justas y necesarias, con el objetivo de no meterse en un berenjenal del que en la actualidad, podrían salir escaldados. Ya para terminar, me dejo una importante nota por aquí: "tengo que retomar Caprica antes de enero".

Otra que nunca defrauda por San Diego es True Blood. Este año gracias a unas cuantas declaraciones interesantes como las de la escritora de los libros, la cual ha reconocido que el camino que va a seguir la serie será distinto al de estos, cosa que tampoco debe de sorprender a nadie a estas alturas. Muchas fueron las cosas que sucedieron en este panel, pues por algo se dejó ver casi toda la tropa de Bon Temps, pero nada tan interesante como el vídeo promocional con imágenes inéditas de la segunda parte de la tercera temporada, de la cual estamos disfrutando (cada uno a su manera) este verano. Aviso que la promo contiene spoilers de los duros, gran parte de la misma perteneciente al episodio emitido esta semana (el 3x06), pero no cambia que hay otras muchas que llegarán más adelante y que revelan demasiado para mi gusto. Al igual que pasó el año pasado, te pone los dientes muy largos y te deja con la sensación de que lo que viene, promete muchísimo...



Estas han sido las series que más "material jugoso" han aportado en la Comic-Con 2010, o al menos son las que a mi parecer lo han hecho. Esto no significa ni mucho menos que hayan sido las únicas, pues si no me equivoco, este ha sido el año con más presencia de paneles televisivos en la historia de la feria. Como es normal ni he visto, ni he leído sobre todos ellos. De esta forma, los fans también pudieron deleitarse con las novedades (en algunos paneles más que en otros) sobre Smallville, Supernatural, Chuck, V, Fringe, Community, Sons of Anarchy, The Vampire Diaries, y un largo etcétera más. De estos, lo máximo que se podría decir, es que no creo que ninguno de los asistentes pudiera quedar decepcionado (hay que estar allí para vivirlo en directo), pero los que nos conformamos simplemente con esperar grandes y medianas novedades, seguramente no tendremos la misma opinión. Si quieres echarle una ojeada al panel de alguna de tus series favoritas, no dejes de pasarte por este enlace. Por mucho que no haya dado el juego esperado de otros años, la Comic-Con, siempre se agradece por estas fechas.

Alias, no hay más que una

Publicado por Moltisanti On 0:12 11 comentarios
En ocasiones, me encuentro con que hay series de las que me cuesta despedirme por aquí, es decir, pretender escribir sobre su final es un quiero y no puedo que me lleva solucionar más tiempo del debido. Algo así me ha pasado con Alias y su quinta temporada. Una temporada que podría catalogar como atípica, pero no al estilo de la cuarta (donde la serie cambió radicalmente para finalmente regresar por el camino que nunca debió abandonar), sino porque fueron muchas las circunstancias que influyeron a la serie en el que sería su último año. Para empezar, está el hecho de que Jennifer Garner se quedó embarazada, lo que inevitablemente modificó los planes de la actriz protagonista y por lo tanto, de la serie en su totalidad, teniendo que incluir una trama que propició que Sydney Bristow tuviera que dejar temporalmente "el pateo de culos" a otros, principalmente a los nuevos personajes que fueron incluídos esta temporada y que ni de lejos, llegaron al nivel de los grandes de Alias. Además, está el tema de las audiencias y de la consiguiente cancelación. Por lo que tengo entendido, la ABC cambió el día de emisión de la serie al jueves (el "big day" en USA), lo que propició una considerable caída en las audiencias que terminó con el anuncio de que Alias terminaría su andadura el 22 de mayo de 2006, donde el doble capítulo final reunió a tan solo 6,68 millones de espectadores. Si queréis saber más información sobre este tema, os recomiendo esta espectacular entrada de Seriéfilo. Por último y a raiz de lo comentado, la quinta fue la entrega más corta de todas, con tan solo 17 episodios en vez de los 22 a los que tenía acostumbrados. Todo esto es lo que rodeó a la última temporada de la que siempre recordaré como una de mis series favoritas y que mejor me lo ha hecho pasar a lo largo de sus 105 capítulos. Música, Michael Giacchino...


Mi opinión y reflexión general sobre la quinta y última temporada de Alias va a llegar repleta de spoilers, por lo que si todavía no la has visto, ni se te ocurra seguir leyendo... y precaución con las imágenes que acompañan a la entrada. De paso, aprovecho una vez más para recomendarte que te animes a conocer a Sydney Bristow y compañía. Hazme caso, no te arrepentirás...

A esta quinta temporada la divido claramente en dos partes, las cuales corresponden al antes y al después de darse a conocer la noticia de que esta sería la última entrega. La primera iría desde el 5x01 "Prophet Five" al 5x09 "The Horizon", mientras que la segunda va desde el 5x10 "S.O.S." al 5x17 "All the Time in the World". Es evidente que al principio se volvió a marear mucho la perdiz en todos los aspectos, lo que a la postre, haría bajar muchos puntos la nota total de la temporada. Esto no cambia que la recta final (lo verdaderamente importante a estas alturas de la historia) fuera toda una fiesta que por momentos me recordó a los mejores tiempos de Alias, pero con el inconveniente de que todo llegó un poco precipitado dada la situación de cancelación que rodeó a este tramo de despedida. Por fortuna, el doble capítulo final me encantó aunque bebiera en exceso del elemento "felices para siempre", nunca mejor dicho. Hay mucho de lo que quiero hablar en esta ocasión tan especial, por lo que tema por tema, espero comentar todo sin dejarme nada en el tíntero.

La temporada arrancó exactamente en el momento donde despedimos a la anterior, tras ese demoledor cliffhanger que entró directamente en mi lista de favorios de la serie. En este, me quedó bastante claro que Michael Vaughn iba a cobrar un vital protagonismo en la quinta temporada, pero en vez de eso, lo que me ofrecieron a las primeras de cambio fue su muerte. Todavía recuerdo el shock que me produjo, pues aunque siempre había rondado por mi cabeza la idea de que el personaje no acabaría la serie, siempre pensé que si había un momento para que lo eliminaran, este sería en un final de temporada, no en el arranque de una. Con semejante bomba estallándome en la cara, el temor de que la última temporada me decepcionara estaba ahí, sensación que fue aumentando con el visionado de los siguientes capítulos, los cuales no estuvieron mal del todo pero eran de un nivel muy inferior si los comparamos con los de las tres primeras temporadas de la serie. Por suerte, esto es Alias (con todo lo que supone) y una vez más me lo devolvió a demostrarcuando en el el 5x11 "Maternal Instint", se descubre que Vaughn sigue vivo para desconcierto y alegría absoluta de este servidor. Un sorprendente giro que revolucionó para bien a la temporada, pues a partir de aquí todo fue cubierto por el embriagador aroma del final del viaje. El mejor ejemplo de esto, no llega de mano de las esperadas respuestas, sino que lo encuentro en el regreso de prácticamente todos los viejos conocidos de la serie: Will Tippin, Francie Calfo, Eric Weiss, Julian Sark, Irina Derevko, Nadia Santos, y la mencionada vuelta de Michael Vaughn. Sin sus intervenciones, la recta final de Alias no hubiera sido la mitad de grande de lo que resultó ser. Cuantos míticos personajes se han coronado a lo largo de sus cinco temporadas.

Hablando de personajes, en el arranque nos presentaron a tres nuevos regulares (cuatro, si meto en el mismo grupo a la cansina de Kelly Peyton, interpretada por Amy Acker) como compensación por la prematura marcha de Vaughn aunque ninguno de ellos conseguía llenar mínimamente su vacante. Además, seguro que la cancelación de la serie cambió los planes que los guionistas tenían para cada uno de ellos, por lo que al final me quedé con la sensación de que estos llegaron al show para rellenar y poco más. El caso más evidente de lo que estoy diciendo lo encuentro en Rachel Gibson (Rachel Nichols), la cual cubrió el aspecto palotero del show mientras Jennifer Garner se paseaba por la serie con su "bombo", pero una vez regresó esta en plena forma, por mi cabeza sólo pasaba un pensamiento respecto a su participación: ¿qué pinta en todo esto? Al final se vio que nada de nada. Lo mismo sucedió con Renée Rienne (Élodie Bouchez), la cual contó con la suerte de llegar recomendada por el mismo Vaughn, pero a la que en ningún momento encontré sitio en la temporada, por mucha relación que tuviera con Profeta 5. Esta, a diferencia de Rachel, ni siquiera contaba con un consolador factor palotero, por lo que si la recordaré dentro de un tiempo será por recibir una muerte rápida y casi sin importancia, muy acorde con su paso por Alias. En último lugar, está Tommy Gates (Balthazar Getty), el recambio natural de Vaughn y al que quisieron hacer tan diferente a este, que al final la jugada no salió todo lo bien que lo pudo hacer (por no decir algo peor). Además, le quisieron colar una trama relacionada con la muerte de su mujer (música de cliché, maestro), pero al final los guionistas se quedaron sin tiempo y decidieron que el final idónero para Tommy era que se sacrificara (sin sentido alguno) en el metro. Sólo hay que mirar el desenlace que recibieron los tres (Rachel directamente no aparece en el último capítulo) para darse cuenta de que si nunca hubieran aparecido por Alias, no habría pasado ni media.

Estos personajes no fueron las únicas novedades de la temporada, pues también nos presentaron a Profeta 5, una organización que prometía ser la más importante de todas las que habían dado guerra por Alias, pero que al final se quedó a medio gas y fue eliminada de raiz en menos de lo que Sydney te regala una patada voladora. A esta organización le salvó el hecho de que fue la responsable de rescatar in extremis la historia de Rambaldi para darla un "cierre" digno, aunque este llegó de forma algo precipitada, como sucedió con prácticamente todo lo demás. Antes de llegar aquí, me gustaría volver a centrarme en la figura de Arvin Sloane, el cual siempre estuvo muy relacionado con los artefactos de Milo. Una vez más, el personaje volvió a desencantarme al inicio de la temporada, para finalmente volver a conquistarme. Así ha sido mi relación con Mr. Sloane desde la segunda temporada, pero en esta casi consigue desesperarme. ¿Los motivos? No parar de dar el coñazo (sí, coñazo) otra vez sobre sus verdaderas identidades (bueno o malo), a lo que encima hubo que sumar las continuas lágrimas por su comatosa hija (Nadia, ese personaje que no ha sido santo de mi devoción precisamente). Irónico que el despertar del coma de este personaje, sirviera para despertar (metafóricamente hablando) de una vez por todas a Sloane. Me pareció algo estúpido como murió la argentina, al igual que sus apariciones fantasmagóricas, pero para una vez que el personaje hizo algo productivo, tampoco le voy a poner más pegas de las debidas. Aclarar que pese a lo dicho anteriormente, en ningún momento perdí la fe en Arvin y al final se terminó convirtiendo en el esperado villano definitivo de Alias, dando la guerra que siempre supe que daría y recibiendo un desenlace de lo más eterno y perfecto en todos los sentidos.

Por cierto, entiendo que hubo que cerrar la historia de Rambaldi depisa y corriendo dadas las circunstancias, pero podrían haberse currado algo más lo de "la inmortalidad" porque no recuerdo en que momento exacto de la serie fue, pero juraría que el propio Sloane desmintió que el tema de los artefactos tratara sobre eso (creo que se lo dijo a Sydney, para ser más concreto). De la misma manera, las profecías como la que venía destacada en la archifamosa página 47, al final se quedaron sin consumarse como prometían haberlo hecho, algo que se podría haber conseguido si la serie no hubiera sido cancelada (digo yo). Sin dudarlo, Rambaldi es uno de los principales borrones con los que contó la series finale, al ofrecernos tan vagas y superficiales respuestas. Sobre todo porque después de haber estado esperándolas durante decenas de capítulos, uno esperaba mucho más de estas (muy al estilo de lo que pasaría con Lost años después), pero sinceramente es un tema al que le resto importancia, por todo lo bien que me lo hizo pasar esta trama a lo largo de la serie (hasta el penúltimo capítulo) y porque realmente hacía mucho que había quedado en un segundo plano. Peor hubiera sido que nos hubieran dejado sin nada, empleando la excusa de la cancelación como escudo. Alias sin Rambaldi, no hubiera sido Alias, eso lo tengo más que claro.

Los face to face entre Arvin y Jack siempre me encantaron, por lo que no podría haberme imaginado un final más perfecto para estos personajes: el primero recibiendo su ansiada inmortalidad, y el segundo sacrificándose para poner a su mejor amigo/enemigo en el sitio que se merecía, teniendo en mente el mismo objetivo de siempre, proteger a su querida Sydney. Siempre pensé que Jack Bristow (al igual que Vaughn) no llegaría al final de Alias, pero viendo su final, no puedo hacer otra cosa que alegrarme por uno de los auténticos dioses de la serie. "Ha vencido a la muerte, pero no me ha vencido a mí". ¡Jack Bristow for President! Una vez entrado en el terreno de la series finale, llega el momento de concederle todo el protagonismo a la que durante cinco temporadas siempre llevó todo el peso de Alias, la gran Sydney Bristow. Si durante la primera parte simplemente se limitó a llorar la muerte de Vaughn, preparase para ser madre y servir como consejera de Rachel, una vez nació su pequeña, Sydney volvió como sólo sabe hacerlo, haciendo frente a todo el que se le ponga por delante. Gracias en parte a la participación de Annita Espinosa, cuya clonación me pareció un giro maestro, por el juego que dio y porque era el cierre perfecto para el duelo que mantuvieron ambas durante toda la serie. A Annita se la podría considerar como la verdadera némesis de Sydney, pero creo que ese puesto hay que reservárselo indiscutiblemente a la villana por excelencia, Irina Derevko. Lástima que en esta última temporada no apareciera más, pero a cambio, lo hizo en los dos momentos claves en la vida de su hija: el nacimiendo de Isabella y la resolución de la profecía. Su final, estuvo marcado por su obsesión con Rambaldi, al igual que todo su paso por la serie (de manera más disimulada que la de Sloane, eso si), acabando con un destino similar al de su querido ex-marido aunque mientras este se fue por la parte grande, Irina lo hizo cayendo desde lo alto de una vidriera junto a su hija mayor.

No me olvido de dos veteranos como Marshall y Dixon, pero realmente de estos poco puedo decir nuevo que no haya dicho en otras ocasiones. El primero, es y será siempre uno de mis secundarios favoritos, mientras que del segundo, me supuso toda una sorpresa verle aparecer en la escena final, junto a Sydney y Vaughn (y las dos pequeñas de la casa). Una escena a la que no le hizo falta recurrir a innecesarios fuegos artificales, limitándose a reunir a los principales protagonistas viviendo felizmente una merecida y tranquila vida familiar. En estos minutos finales prendemos por última vez dos lecciones básicas dentro del universo de Alias: una Bristow, siempre será una Bristow, de la misma manera que Julian Sark nunca podrá ser detenido y retenido por mucho tiempo. Esto último, siempre fue la esperanza que los seguidores de la serie guardaron en cuanto a una hipotética sexta temporada. Una vez descartada esa posibilidad, lo que empezó a sonar hace poco desde fuentes dentro de la ABC, es que en esta había gente que estaba empezando a meditar sobre la posibilidad de relanzar una versión "moderna" de la serie. De esta sólo se sabe que sería de un corte más procedimental, en la que no habría lugar ni para Rambaldi, ni para sus artefactos. Lo que no saben o no quieren comprender los directivos del canal, es que Alias, no hay más que una.

Gracias por cinco años (temporadas) increíbles

Mi primer día de clase en Community

Publicado por Moltisanti On 12:12 15 comentarios
Para muchos de los que habitan estas tierras seriéfilas se terminó convirtiendo en la comedia (e incluso serie en general) revelación de la temporada recientemente finalizada, por lo que no me hacía falta leer mucho más (aunque lo he hecho) para animarme a echarle el guante a Community. En los últimos años si hay algo que está haciendo bien la cadena del pavo (la NBC), por no decir que es lo único, es precisamente en el terreno de las sitcoms. Si a esta condición le acompaña el hecho de que creo que no exagero si digo que en los últimos meses, Community es una de las cinco series (por decir un número bonito) de las que más se ha hablado y recomendado, como que darla una oportunidad debería ser algo así como apostar sobre seguro. Esta situación por un lado tiene su lado positivo, pero inevitablemente también tiene uno negativo. En cuanto al primero, se consigue que gente incrédula como un servidor, se anime a ver una serie que al principio de temporada no estaba ni el banquillo de las posibles candidatas a recibir una oportunidad. Respecto al otro, tanta recomendación y buena palabra hacia la misma serie, puede provocar un alarmante nivel de expectativas difícil de saciar.

Las expectativas, uno de los peores enemigos al que tenemos que enfrentarnos los devoradores de series en cada apuesta a la que accedemos jugar. Al principio pensé que estas me la iban a liar durante mi visionado de Community, pues en los primeros seis capítulos de la serie, esta sólo consiguió sacarme una carcajada, cortesía del que promete convertirse en uno de mis nuevos ídolos en esto de la comedia, el Profesor Chang. Menos mal que para hacer frente a las expectativas, tengo a esa vieja amiga llamada experiencia, la cual me ha enseñado en numerosas ocasiones que para recibir el boleto ganador, hay que partir con un mínimo de paciencia. Por suerte esta vezno me ha hecho falta esperar demasiado porque gracias al séptimo capítulo (el de Halloween), Community me ha ganado para su causa. ¿El motivo? Hacerme reir como hacía mucho que no lo hacía con una sitcom, tanto novata como veterana. De paso me ha empezado a abrir los ojos con el personaje de Abed, el cual apuntaba maneras desde el principio pero con el que no llegaba a congenionar del todo, por mucha gracia que me haga su obsesión por todo lo que rodea a las series de televisión. Su Batman, es el primer momento mítico de Community que quiero destacar por aquí:

"Si me quedo, no puede haber una fiesta. Debo estar ahí fuera por la noche, vigilante. En cualquier parte donde una fiesta necesite ser salvada, estoy ahí. En cualquier parte donde haya máscaras, en cualquier sitio donde hay tontería y alegría, estoy allí. Pero a veces no, porque salgo por la noche, me quedo vigilando, observando, al acecho, corriendo, saltando, precipitándome, durmiendo. No, no puedo dormir. Tú duerme, yo estoy despierto. No duermo, no parpadeo. ¿Soy un pájaro? No. Soy un murciélago. Soy Batman ¿o soy yo? Sí, soy Batman. Feliz Halloween".



Todo esto no es lo único que he sacado en claro de mi primer día de clase en Community, pues hay otras muchas cosas de las que me gustaría hablar. Como el hecho de tener a un Chevy Chase totalmente en su salsa, gracias al personaje de Pierce (¡el Señor de las Bestias!), otro con el que creo que me lo voy a pasar en grande con sus chorradas. En cambio, por ahora los personajes de Troy, del Profesor Duncan y del Decano son los que considero que todavía no han sido aprovechados lo suficiente como para ponerme a opinar sobre ellos aunque tengo que decir que al primero de estos le salvan esas escenas finales junto a Abed. ¿El hecho de que no haga caso a Annie estará provocando que le reste puntos por ahora? Hablando de la reina de Roma, tengo un debate interno entre quien es mi favorita, si ella o Britta, o mejor dicho debería referirme hacia sus alters ego, Alison Brie y Gillian Jacobs. Dos bellezones adorables, siempre serán mejor que uno. En cuanto al protagonista, Jeff, como suele ser bastante habitual (aunque no debería serlo) en las sitcoms, es el que está tirando del carro pero a la vez es el que menos gracia me está haciendo (¿será cuestión de tiempo?). Para el final me he dejado a una que me ha sorprendido gratamente, Shirley. Entre sus cotilleos, sus escapadas al baño y su disfraz Urkel/Potter, me ha dado mucho más de lo que esperaba encontrarme con su personaje. Vaya fauna hay reunida en Community...

Con la toma de contacto superada, los alumnos conocidos, ahora sólo me falta ir cogiéndole el truquillo o puntillo a Community. Todo el mundo me habla del capítulo del Paintball/Modern Warfare, pero todavía me queda mucho para llegar hasta ahí y por el camino espero encontrarme con más de uno como el de Halloween. Quiero pasarmelo en grande por el campus de Greendale y espero poder hacerlo mientras aprendo español, por muy extraño que suene esto.

El Drama de Johnny Chase

Publicado por Moltisanti On 22:04 7 comentarios
Hace unos días por Twitter, comenté lo siguiente: "¿Por qué Johnny Drama no es tan conocido por estas tierras seriéfilas como lo es Ari Gold? Es el puto amo de Entourage". Con esto no pretendía restarle méritos al gran personaje interpretado por Jeremy Piven, pues sin duda alguna a partir de la tercera temporada (más o menos), este se convirtió en la indiscutible estrella de Entourage. De todas maneras, esto no quita que me sorprenda muchísimo como de entre todas las cosas que había leído sobre la serie antes de ponerme con ella, nunca nadie hubiera hecho una mención especial al hermano mayor de Vincent Chase, Johnny Drama. Desde el principio el personaje me conquistó con su inocencia y estupidez, pero capítulo a capítulo directamente se ha ido ganando que lo "represente" como la gran figura que es. Drama, se merece una estrella en mi particular paseo de la fama y que mejor que una recopilación de "momentos míticos" del personaje para celebrarlo.

Precaución con los vídeos y el seguir leyendo, pues a continuación puedes toparte con algún que otro spoiler de Entourage hasta su sexta temporada...



La época "gloriosa" como actor de Johnny Drama quedó en el pasado, de forma que cuando Entourage comenzó, conocimos al personaje viviendo en el ostracismo de Hollywood. Los tiempos en los que brillaba como estrella de "Viking Quest" son historia, salvo en tierras francesas, donde Talbot aún sigue rompiendo esquemas entre las bellezas del lugar . Por lo tanto, no es de extrañar que al igual que E y Turtle, al mayor de los Chase no le quedase otra que vivir a la sombra y al resguardo de la estrella de su hermano pequeño. Sin perder la esperanza de conseguir el reconocimiento que desde su punto de vista, un actor de su talla se merece, claro está. Siendo esto último lo que define al personaje en su magnitud como un perdedor tan entrañable y peculiar que le convierte en alguien único, pues no hay otro que llegue a parecerse lo más mínimo a Johnny Drama y eso es lo que le hace grande ante mis ojos. Sus intervenciones estelares o sus aportaciones a las conversaciones del grupo son siempre hilarantes. Entre sus principales características o manías, están la obsesión por su cuerpo, por el lado derecho de su cara y por aparentar o creer que aún sigue siendo jóven, famoso y un sex symbol entre las féminas de Hollywood. Cuenta continuamente batallitas del pasado al más puro estilo de anciano del parque, es un chef de alta cocina de puertas para dentro... y vikingo de corazón. Nadie se ríe de Johnny Chase (o al menos eso piensa él) aunque en muchas ocasiones su humor nos llegue regalado a base de escenas de auténtica vergüenza ajena propiciadas por su negatividad y facilidad para hacer honor a su nombre artístico.

La de lecciones de la vida que he aprendido con este personaje, como esta sobre los romances en los sets de rodaje. Siempre que se hable sobre sexo o mujeres, Drama tiene algo "inteligente" que decir al respecto. Además, le he podido ver "relajándose" antes del primer día del rodaje aunque eso no es lo único que se ha hecho en ese "área de descanso" que es su caravana del set de rodaje de "Five Towns". Show del que tuvo que despedirse por defender el orgullo de su mejor amigo y de la mismísima Meadow Soprano. ¡Grande, Johnny! Que grabar o audicionar simplemente después de un tiempo de parón laboral le pone un tanto nervioso, eso es algo que saben muy bien en cierta cafetería. Drama es tan impredecible que igual reparte estopa como un auténtico "Kick-Ass", como termina siendo apaleado y derrotado por una mujer. Sus aterrizajes forzosos en prisión como algunas de sus borracheras son ya como un clásico dentro de Entourage. Otra cosa no, pero tiene una facilidad innata para meterse en líos casi sin saberlo. Aparecer en El Padrino es un lujo al alcance de tan solo unos pocos, nada que no esté al alcance de Johnny Drama. No hay nada que no pueda hacer, como presentarse a una audición para un papel en CSI Minneapolis o hasta lanzarse con el español. Si Youtube me lo permitiera podría tirarme la tira de tiempo recopilando momentos míticos del que sin duda alguna, es mi personaje favorito de Entourage. Todos a una... Victory!



The World Needs Drama...
1. No sé si hay otra vida, pero ésta es fabulosa.

Turtle
(Entourage)

2.
Toda mujer necesita enamorarse de un hombre gay. Es un rito femenino de iniciación.

Keith Charles
(Six Feet Under)

3.
John el Rojo es mío.

Patrick Jane
(El Mentalista)

4.
Todo lo que necesito es a un puñado de Crowders buscando venganza contra un Givens.

Arlo Givens
(Justified)

5.
Sólo se aburren los que son aburridos.

Betty Draper (Mad Men)

6.
¡Ba-Boom!

Amy Pond (Doctor Who)

7.
Me encanta hablar sobre nada. Es la única cosa sobre la que sé algo.

John Luther (Luther)

8.
¿Qué es lo que temes realmente Dean? ¿Perder... o perder a tu hermano?

Bobby (Supernatural)

9.
La misma Eureka, diferente día.

Jack Carter (Eureka)

Cuaderno de Bitácora Estival 2010 (I)

Publicado por Moltisanti On 12:18 23 comentarios
Me marché de vacaciones con varios temas pendientes sobre los que me apetecía escribir. He regresado y la cosa no ha hecho nada más que incrementarse, por lo que he decidido hacer una especie de repaso general sobre las series que estoy siguiendo en la actualidad para plasmar de forma rápida algunas de las cosas que me pasan ahora mismo por la cabeza. Me estoy dando cuenta de que para este verano me estoy preparando un menú seriéfilo de los más extraño y variado:

Después de leer tanto y tan bueno sobre Luther, al fin he podido meterle mano a una de las revelaciones de esta temporada. El combo BBC más Idris Elba (poder ver a Stringer Bell de The Wire al otro lado de la ley es todo un reclamo para un servidor) captó mi atención desde el principio, pero como suele ser habitual en mí en los últimos tiempos, me ha costado encontrar el momento preciso para empezar a darle al play. La espera ha merecido la pena totalmente, pues sólo me hizo falta ver la primera escena de su excelente episodio inaugural para darme cuenta de que en Luther me espera algo grande, muy grande. Algo que he podido corrobar después del visionado de su segundo y tercer capítulo, donde nos presentan a dos asesinos tan peculiares que casi consiguen hacerme olvidar de quien promete ser la verdadera reina de esta función: Alice Morgan. Del personaje de Luther y su trastornada vida, como de toda la serie en general volveré a hablar (de forma mucho más extensiva) dentro de muy poco, cuando finalice su primera temporada, la cual únicamente está compuesta de seis episodios. Los ingleses siempre fieles a su esquema tradicional de temporadas breves que tan buenos resultados les sigue proporcionando. Pocas veces con tan poco visto, me he mostrado tan optimista con una serie, como con Luther. Espero seguir así después de ver los tres capítulos que me quedan en la recámara.

Muy a su estilo, Eureka ha regresado un verano más a las pantallas americanas sin hacer mucho ruido. La cuarta temporada ha comenzado con una season premiere que no se ha conformado con ser un capítulo como otro cualquier de la temporada, y como consecuencia, me ha dejado muy buen sabor de boca. Hay varias cosas que me han llamado la atención y que paso rápidamente a comentar. Empezando por la aparición de James Callis, una vez más en una serie de ciencia ficción después de triunfar en Battlestar Galactica y de comerse al resto del reparto en FlashForward. Por suerte, parece que se va a quedar por el pueblo durante un tiempo, cosa que me congratula enormemente. Luego está la propia historia del episodio, con un viaje al pasado que se ha caracterizado por una gran ambientación (sus dólares le ha debido costar a Syfy montar semejante escenario). Finalmente, está ese giro del final que me ha supuesto toda una sorpresa porque Eureka no es precisamente una serie que se acostumbre a regalar alegrías en forma de cliffhanger aunque es verdad que la tercera temporada probó suerte en este terreno en más de una ocasión. No estaría mal que la serie se volviera un poco más serielizada que de costumbre, pues esto es algo que lleva pidiendo a gritos desde hace demasiado tiempo aunque eso no signifique que tenga que perder su esencia de "experimento fallido igual a problema asegurado".

El verano es tiempo de cometer locuras, probar cosas nuevas, e incluso de dar oportunidades a series que hace unos meses no verías ni loco. En mi caso, he sido "mordido" por la moda vampírica del momento que está arrasando por gran parte de la blogosfera seriéfila y que ha conseguido picar mi curiosidad lo suficiente como para terminar viendo el piloto de The Vampire Diaries. Si cuando se estrenó sólo recibió palos por todas partes, parece que con lo ofrecido a lo largo de su primera temporada se ha ganado por méritos propios algo más que respeto por parte de sus seguidores. De este capítulo piloto había leído absolutas barbaridades y quizás por eso, me ha entrado mejor de lo que esperaba, lo que tampoco quiere decir que me haya gustado. Está claro que el asunto se las trae, pues por poner un ejemplo, es inevitable que resulte chocante ver como un vampiro va al instituto gracias a un anillo que le permite andar a la luz del día. Obviando este tipo de elementos y situaciones, y sobre todo, poniendo mucha fe por mi parte, creo que podré seguir con ella aunque sea sólo para comprobar a qué se debe tanto revuelo a su alrededor. Tengo claro que si quiero disfrutar de esta serie, me va a tocar ser paciente y nada exigente. Quien sabe, puede que dentro de unas semanas esté hablando de toda una revelación como en su día supuso Supernatural. Viendo conjuntamente este verano True Blood y The Vampire Diaries, a ver con que cara llego yo ahora y digo que no soy precisamente un seguidor de las historias de vampiros...

Hablando de los chupasangres de True Blood, después de ver el 3x04 "9 Crimes" por fin parece que la tercera temporada ha despegado después de que los primeros capítulos me dejaran únicamente con la sensación de que nos estábamos despidiendo de lo que sucedió en la campaña anterior, a la vez que aprovechaban para presentarnos a los numerosos nuevos personajes de esta. Todo ello agitado y mezclado con los elementos surrealistas que ha convertido a True Blood en el éxito que es, le pese a quien le pese. Soy consciente de que muchos de los que siguen esta serie lo hacen más esperando encontrarse escenas como la del final del tercer episodio (WTF en toda regla) que por las propias tramas en sí, pero ese no es mi caso. True Blood, la serie de la que todo el mundo habla este verano... y no es para menos. Aprovechando para que este párrafo no me quede excesivamente más corto que los demás, lanzo una pregunta para aquellos que además de ver la serie, hayan o estén leyendo los libros de Charlaine Harris en los que está basada True Blood: ¿En estos últimos el nivel de bizarrismo es similar al de la serie o casi todo lo que vemos por la pantalla es producto de la sádica imaginación de Alan Ball y sus secuaces?.

Después de más de un año de espera, sin saber ni siquiera si volveríamos a ver algo nuevo de ella, la cuarta temporada de The IT Crowd al fin se ha estrenado y con ella han regresado las mejores risas. Moss, Roy y Jen han vuelto en plena forma y poco o nada más puedo decir sobre estos tres primeros episodios, más allá de que me parece que están al nivel de los mejores de la serie. Humor británico del bueno (pese a la endiabladas risas enlatadas) que si por algún casual aún no has catado, ya deberías saber que estás tardando en ponerle remedio.

Además de todo esto, sigo maratonenado con Entourage, estoy acabando la primera temporada de Justified y he probado suerte con dos miniseries: Dead Set y Persons Unknown, esta última actualmente en emisión. Ya hablaré sobre todas ellas en otra ocasión, de la misma forma que todavía tengo "pendiente" escribir sobre Nurse Jackie, Treme, Alias, Doctor Who, Friday Night Lights, etc. Menos mal que estamos en verano, tiempo para descansar de todo el jaleo de la temporada regular de series. ¡Que el ritmo no pare!

The Orange County

Publicado por Moltisanti On 11:54 16 comentarios
Todavía no me explico como no he podido dedicarle una entrada en condiciones a The O.C. No lo entiendo porque cuando hablo de ella, lo estoy haciendo de la que es y será siempre mi serie favorita dentro del género teen o adolescente. La razón para tenerla en tan alta estima es simple, pura nostalgia. The O.C. fue una de las primeras series que me enganchó y devoré a mi ritmo, por lo que el cariño que la tengo y el paso del tiempo ha hecho que la recuerde por los grandes momentos que me ofreció, olvidando los no tan buenos. California...


Recuerdo que la primera vez que la pillé por la tele, fue un domingo de hace la tira de años por TVE. Curiosamente estaban emitiendo su primer capítulo, el piloto de la serie, aunque por aquel entonces ni me importaba, ni sabía lo que significaba esto. Echando una ojeada a su sinopsis o al punto de partida de la historia, no es de extrañar que ni me llamara la atención. Ryan, un jóven criado en Chino, un barrio conflictivo de California, cuenta con un gran potencial para terminar convirtiéndose en un delicuente por culpa de su destructurada familia, especialmente por la incitación de su propio hermano. Al principio de la serie se meterá en un lío y por casualidades del destino o del azar, terminará con sus huesos en casa de la familia Cohen, donde no le recibirán precisamente con los brazos abiertos, o al menos no todos. Estos viven en una mansión de Newport Beach, dentro del Condado de Orange (Orange County), donde el lujo, el glamour y el pijismo extremo son la máxima a seguir por todos sus habitantes. Por lo tanto el inicio de The O.C. consistirá en la adaptación de Ryan a esta nueva sociedad adinerada en la que no encaja en absoluto. Suena a topicazo dentro del género, y eso es exactamente lo que es.

The O.C. como buena serie de adolescentes cumple con todos los clichés del género habidos y por haber desde el principio. Teniendo en cuenta que se basa en mostrarnos a la sociedad adinerada de NewPort Beach a través de las vidas y relaciones de cuatro familias, los Atwood, los Cohen, los Cooper y los Roberts, no es de extrañar que el principal aliciente de la serie sean precisamente todos sus miembros, es decir, el abanico de personajes protagonistas. De esta forma, temas tan trillados como los problemas con las drogas y el alcohol, la dura vida del instituto, la asistencia a fiestas en espectaculares mansiones, y como no podía ser de otra forma, los rolletes amorosos de todos los colores entre los protagonistas, son la nota predominante de todas las tramas de la serie. La diferencia con el resto de series adolescentes que cuentan con la misma base, es que The O.C. lo hace con clase, de forma entretenida y mostrándote a unos personajes que pueden comenzar cumpliendo con todos los esteorotipos que puedas imaginarte, pero que a medida que se van relacionando entre ellos, evolucionan satisfactoriamente, suponiendo toda una agradable sorpresa. A esto habría que sumarle que The O.C. es una serie que termina convirtiéndose en adictiva, de esas que acabas un capítulo y ya estás pensando en ponerte otro.

Retomando mis inicios con la serie, recuerdo que volví a pillar un capítulo suyo por televisión varias semanas después, debido a que TVE le cambió el día de emisión. En este episodio, algunos de los jóvenes protagonistas se iba de parranda a Tijuana y fue por aquel momento cuando la serie consiguió atraparme. Una fiesta descomunal donde no faltaron ni el descontrol, las drogas, los líos de faldas, etc. Desde entonces no me perdía mi cita semanal por Orange County... hasta que la primera temporada terminó con aquel legendario "Hallelujah" y TVE se olvidó de su existencia. No recuerdo ni cuanto tiempo pasó hasta que la cadena de todos los españoles decidió estrenar la segunda entrega, pero lo que si que recuerdo es que lo hizo directamente desde La2, es decir, fue imposible poder seguirla en condiciones. Fue aquí cuando decidí recurrir al hábito que en la actualidad, es para mí como el pan de cada día, buscarme la vida por internet. Como mandan los cánones al no saber cual era el último capítulo que había visto, tomé la decisión más sencilla de todas, volver a ponerme con The O.C. desde aquel capítulo piloto que vi en un veraniego domingo con una completa desidia. Decisión que a la postre, se tradujo en todo un acierto por mi parte.

Decir que la The O.C. que recuerdo con todo el cariño del mundo y más, es la que corresponde a las dos primeras temporadas, esas que considero un auténtico manjar dentro del género adolescente y que convirtieron a la serie en un fenómeno entre el público americano. Lo tuvieron absolutamente todo, y precisamente por eso, no es de extrañar que la tercera y la cuarta temporada (sobre toda la tercera) fueran un quiero y no puedo en el que las las tramas se forzaron demasiado y las situaciones se llevaron al máximo, pero nunca consiguiendo el resultado que se obtenía con relativa facilidad en los dos primeros años. Para entendernos, a The O.C. le pasó lo que a la mayoría de series de este tipo, estiró demasiado unos recursos inevitablemente limitados. La tercera temporada me parece en casi su totalidad prescindible, pero seguramente cuenta con el momento más recordado de toda la serie, el que sucede en su última y escena y que supuso el cambio radical que The O.C. estaba pidiendo a gritos. Este consiguió que la calidad aumentara exponencialmente al inicio de la siguiente campaña, pero la audiciencia americana no estaba por la labor de continuar en el barco sin uno de sus principales capitanes y lo abandonó estrepitosamente. Esto propició que la serie fuera cancelada en la cuarta temporada, pero por suerte tuvo tiempo de ofrecer a sus seguidores un montaje final que servía para cerrar el círculo de la la historia por completo. Es lo mínimo que se merecía The O.C. y todos los que conseguimos llegar hasta su final, no sin esfuerzo, todo sea dicho.


He hablado de muchas cosas, pero en realidad no he hablado de prácticamente nada de todo lo que ocurre por la serie y con sus personajes a lo largo de las 4 temporadas de The O.C. Esto se debe a tengo marcado como objetivo hacer muchas más entradas tributos sobre una serie que como he querido dejar claro, recuerdo con un cariño especial. En estas principalmente recopilaré algunos de sus sus momentos más míticos, los cuales no son únicamente los que os he enlazado en esta ocasión. No me marco una fecha concreta para ello, me tocará volver a recordarla en otro día como el de hoy, uno de esos en los que te entra la nostalgia seriéfila del adolescente que se ha hecho mayor.

No podría acabar por hoy, sin volver a resaltar la mayor virtud de The O.C., su banda sonora.

¿Conoces a Aquaman?

Publicado por Moltisanti On 23:37 12 comentarios
A nadie le extrañará si digo que Hollywood está atravesando una de las crisis creativas más preocupantes que se recuerda, especialmente en lo que a películas se refiere. Sólo hay que mirar como las grandes productoras cada vez más juegan a lo seguro, lo que en los tiempos que corren se traduce en apostar por un superhéroe. En los últimos años Spiderman, Hulk, Batman, Superman, Iron Man, los X-Men y otros tantos más han dado el salto a la gran pantalla para inundarla de secuelas, e incluso de algún spin-off como el de Wolverine (Lobezno). Esta "moda" más que remitir, casi se podría decir que no ha hecho nada más que empezar. Si eres de esos que echan una mirada a los estrenos que se están preparando para los próximos años, sabrás que Thor, Linterna Verde, el Capitán América y La Liga de la Justicia están listos para desembarcar en la gran pantalla, de la misma manera que los reboot (reseteos) de Spiderman y Superman son toda una realidad. La oleada de cintas con superhéroes como protagonistas empieza a alcanzar cuotas preocupantes, pues no nos engañemos, ya que por cada "Batman: El Caballero Oscuro" hay que tragarse muchos "Superman Return". Nunca he sido de leer cómics, es más, de la Marvel sólo tengo unos cuantos de X-Men y de cuando era niño, pero al moverse por internet uno sabe más o menos cuales son los más populares. Por eso me llama especialmente la atención que en la actualidad no se escuche nada sobre la posibilidad de un hipotético proyecto con el personaje de Aquaman como protagonista absoluto. Creo que tengo la respuesta...

Después de esta introducción sobre la situación de los superhéroes de cómic en el cine , voy a ponerme manos a la obra a explicarte la imagen que encabeza la entrada y que seguramente (si no sabes sobre el tema) te habrá dejado con el culo torcido. Pertenece al fallido proyecto que la CW pretendió estrenar allá por el año 2006 0 2007. La cadena buscaba una especie de Smallville 2.0. y acudió precisamente a los dos máximos responsables de esta (Miles Millar y Alfred Gough) para que hicieran lo mismo que consiguieron con Superman, pero con el personaje de Aquaman. A este superhéroe reconozco que ni le conocía (no creo que sea muy popular por tierras españolas), hasta que apareció como muchos otros por Smallville. Precisamente la participación del personaje en el 5x04 "Aqua" y su buena acogida entre el público de la serie, se supone que son las razones que llevaron a la CW a apostar por este y no por cualquier otro superhéroe. Pese a lo comentado, curiosamente desde la cadena decidieron prescindir del actor que lo interpretó en aquella ocasión y que más tarde lo volvería a hacer por la serie en otras dos ocasiones, Alan Ritchson, apostando por otro joven (y rubio) desconocido, Justin Hartley, al que los seguidores de las aventuras del "pequeño" Superman conocerán porque más tarde y tras la negativa de la CW a dar luz verde a este proyecto, terminaría enfundándose otro traje de superhéroe por Smallville, el de Green Arrow/Flecha Verde.

Del mismo modo que hicieron con Smallville, la serie no tenía previsto llevar por título el nombre del protagonista, "Aquaman", sino "Mercy Reef". De la misma manera, el objetivo que se buscaba no era el de contar las aventuras del héroe en su fase adulta, sino las de su juventud, al igual que se hizo con Clark Kent. Al no tener ni idea de cual es su particular historia, he tenido que echarle un ojo a la sinopsis de este primer y último capítulo, que más o menos venía a decir algo así: Arthur Curry (Aquaman) volaba junto a su madre en el Triángulo de las Bermudas cuando sufrió un accidente provocado por una extraña luz. Años más tarde este desarrollará habilidades como nadar a gran velocidad o permanecer mucho tiempo bajo el agua, a la vez que es una especie de defensor de los animales marinos, lo que le llevará a meterse en líos con las autoridades marítimas. Un día un hombre enviado por su padre, le dirá que en realidad es el hijo del rey de la Atlántida (¡Boom!). Otra cosa no, pero a historia de personaje de cómic suena... y bastante. Por cierto, además de tener a Hartley como protagonista este intento por convertir a Aquaman en una estrella mediática contaba con unas cuantas caras reconocibles por un servidor como son Kenny Johnson (Lem en The Shield), Adrianne Palicki (Jessica en Supernatural y Tyra en Friday Night Lights), Lou Diamon Philips (al que le he quitado la cruz del desprecio absoluto desde su paso por la Destiny de Stargate Universe) o Ving Rhames (actualmente en la recién cancelada Gravity). Poco o nada se sabe acerca de las razones por las que la CW abortó el plan, al menos oficialmente, pues el capítulo piloto se rodó y este trailer es la prueba de ello:



Si por algún casual te ha gustado lo que has visto en el trailer o si simplemente te ha picado la curiosidad por este piloto que nunca llegó a ver la luz, dejo por aquí enlaces para que puedas verlo de principio a fin. Desgraciadamente y por razones obvias, sólo lo he podido encontrar en inglés... y sin subtitulos. Si ya lo has visto o decides verlo ahora, te animo a que me comentes tus impresiones al respecto. Aquí uno ya tiene la lección bien aprendida con este tipo de "series" y prefiere evitar pisar una vez más sobre "mojado" antes de tiempo:


Los seguidores del cómic desconozco si dormirán tranquilos por las noches sabiendo que la CW no le meterá mano a uno de sus personajes favoritos o si por el contrario están decepcionados porque en esta ocasión, la adaptación apuntaba maneras. Que la cadena no le diera luz verde a Aquaman se puede deber a temas de presupuesto (rodar en el agua puede salir muy caro y sino que se lo pregunten a Kevin Costner y su Waterworld) o vete tú a saber qué. Lo que tengo claro es que no se debe a que con Smallville ya tenían suficiente, pues el año pasado se escucharon rumores de que pretendían hacer algo parecido con Batman. Incluso se les pasó por la cabeza (¿tendrán algo dentro los mandamases de la CW?) que sería una buena idea darle una serie al personaje de Robin, el compañero de aventuras del hombre murciélago. Por suerte, no he vuelto a saber nada de estos proyectos y espero que continúe así por el resto de mis días. Con la posibilidad de que la ABC realice una especie de remake de Alias ya tengo sobresaltos de este tipo para el resto de mis días. Personalmente y retomando el tema del descarte de Aquaman, tengo una teoría relacionada con mi última adicción seriéfila, Entourage.

Como lo que voy a comentar a continuación se puede llegar a considerar spoilers, aviso que si no has visto por lo menos hasta el 3x01 "Aquamom" de Entourage, quizás prefieras no seguir leyendo...

Lo confieso, he recordado este fallido proyecto con Aquaman como protagonista absoluto, después de ver a Vincent Chase triunfando en taquilla a las órdenes del mismísimo James Cameron en Entourage. Esta trama que con la tontería ocupó toda la segunda temporada y un gran trozo de la primera parte de la tercera, se basa en los deseos de la Warner Bros de convertir a Aquaman en su nuevo éxito. En la realidad, también era esta compañía la responsable del proyecto para la CW. De la misma y curiosa manera, todo este embrollo se produjo en Entourage entre el 2005 y 2006, poco tiempo antes de que la "cadena verde" se echara para adelante... y luego para atrás con la serie. Quizás el aire cómico con el que Entourage trata a Aquaman fue lo que paró los planes a la CW o quizás simplemente la Warner prefirió reservarse los derechos para una futura película (algo que no parece viable visto lo visto), pero lo que si que tengo claro es que tanto si se estrenara algo por televisión como en el cine, nada llegaría a alcanzar el éxito que si tuvo la versión que en Entourage realizaron James Cameron a la cámara y Vincent Chase enfrentándose a una ola gigante vestido de traje (lo único que nos mostraron de la cinta en la serie). Sin pensármelo dos veces, pagaría por ver esa película, la cual con la tontería consiguió superar a Spiderman como el estreno más recaudatorio de la historia y convertir a su protagonista en una de las máximas celebridades de Hollywood. Como me enseñó Battlestar Galactica, "esto ha sucedido antes y volverá a suceder".

La resaca del "The End" de Lost

Publicado por Moltisanti On 12:05 10 comentarios
Hay resacas de borracheras que pueden durarte tranquilamente hasta un par de días. La mía con el "The End" de Lost ha podido batir todos los registros. Ha pasado más de un mes desde que mi serie favorita se despidió para siempre (o eso espero) de las pantallas americanas y desde que os respondí a los más de 100 comentarios de la review. Desde entonces, sólo he hecho una cosa con Lost... guardar un silencio absoluto (sin llegar al extremo de Damon Lindelof y Carlton Cuse). Ni siquiera me he atrevido a archivarla en MyTvShows, ni he sido capaz de retirar del Carrusel el contador de la cuenta atrás de los capítulos de la sexta temporada, como tampoco me he puesto manos a la obra para actualizar las "Preguntas Sin Respuesta" de la serie (prometo hacerlo pero no me fijo una fecha concreta al tener todo el tiempo del mundo para ello). En parte, esto se debe a que no pretendía colaborar aún más con la saturación que supuso el acontecimiento seriéfilo del año, pero sobre todo porque la desidia como señal de "luto", me lo impedía. Durante todo este tiempo he estado recopilando prácticamente todo lo que ha ido saliendo por la red sobre el final de Lost, tanto en plan homenaje como en forma de parodia (con humor todo entra mucho mejor), y ya iba siendo hora de que lo compartiera por estas tierras. De tal manera que mi intención y objetivo con esta entrada NO es reavivar el debate sobre si el final de la serie fue satisfactorio o decepcionante, por lo que cuento con vuestra comprensión en este aspecto ¡Lost vuelve a subirse al Carrusel!

Esta entrada está reservada exclusivamente para todos aquellos que hayan visto el final de Lost. No habrá spoilers concretos, pero como los vídeos y demás enlaces son más que suficientes como para reventar todas las sorpresas sobre el mismo, prefiero avisar de antemano y así dejarme de líos.



Con esta parodia de Hitler opinando sobre el final de Lost comenzó una oleada de vídeos hechos por fans (supuestamente desencantados con la serie) que hicieron mucho más amena la resaca de los primeros días. Con Hitler como protagonista, también he podido encontrar este y este otro donde arremete contra la que lió Cuatro con los subtítulos aquella madrugada del 23/24 de Mayo. Este no es el único que ha centrado todas sus iras contra los responsables de semejante hazaña (este vídeo es una buena muestra de ello), pues han recibido palos hasta del niño loco alemán. Sin olvidarme de esos 6 minutos que se "extraviaron" y que la gente de "Sé lo que Hicisteis" emitió en primicia y a su modo. Aparcando el particular incidente que tuvo Cuatro en su experimento, vuelvo a centrarme en las reacciones del personal con respecto al final de Lost y que no pararon de aparecer por la red. Por ejemplo, tenemos la de Los Simpson y la de Bin Laden, hasta la del indeciso de Daniel Faraday. Hace unos pocos días apareció una versión del final con Frank Lapidus como protagonista bastante curiosa. Todas ellas geniales, pero siendo realistas, no hay nada como escuchar la voz del pueblo personificada en un tal Dimitri. Este vídeo lo cuelgo por el simple motivo de que fue con el que más me reí en su momento de entre todos los que iban apariendo por la red. Dimitri Rules!



Lost, en España, no sólo vive de las parodias de fans anónimos aunque para ver algunas como la del "El Hormiguero", casi mejor que no fuera así. Por suerte, existe la gente de "El Jueves". Estos han demostrado que si que saben hacer parodias de campeonato y aunque no lo demostraron del todo con la que hicieron cuando comenzó la sexta temporada, donde si que se han lucido ha sido con las dos raciones que nos han dejado para el final. La primera, haciendo su propia versión del vídeo donde el cast nos decía adiós a los seguidores que durante seis años hemos estado pegados a la pantalla con sus aventuras. La segunda es tan absolutamente genial que no se merece que simplemente os la enlace. ¡Dentro vídeo!



Cruzando el Atlántico, como es obvio, los americanos también han tenido mucho que decir sobre el final de Lost. Antes de la emisión del mismo os hablé del especial de Jimmy Kimmel, "Aloha to Lost". En este, asistió gran parte del reparto de la serie y entre otras muchas cosas (recomiendo su visionado completo y por eso os dejo su primera parte subtitulada), pudimos ver un montaje con algunas escenas románticas y otras no tanto de la serie, la intervención estelar de Josh Holloway, los esperados y prometidos tres finales alternativos, poder conocer en que andan metidos los protagonistas una vez acabada la serie, entre otras muchas cosas. Además, pocos días después, Jimmy Kimmel también ofreció la versión definitiva del final, con Vincent como protagonista absoluto y no de acompañante. Podría haber colgado cualquiera de todos estos vídeos, pero al final me he decantado por el último "Untangled" que la marioneta del Doctor Chang nos ha regalado. Es versión musical, no digo más. Awesome!



Puede que los seguidores insatisfechos sean los que más ruido hicieran los días después del acontecimiento seriéfilo del año pero ni que decir que también ha habido lugar para los homenajes. Como este que montó la ABC con algunos mensajes enviados por los fans y que fueron apareciendo durante todo el domingo 23 de Mayo en las pausas publicitarias del canal. Los hay que directamente han preferido pintar espectaculares cuadros sobre la serie, diseñar posters conceptuales sobre todos los capítulos (como el de la entrada) y confeccionar camisetas para todos los gustos y sobre todos los temas. Incluso los hay que quieren llevar alguna frase o momento mítico en el móvil. Aparte de parodias y homenajes de todo tipo, no podían faltar las correspondientes frikadas. Como por ejemplo, esta versión a lo Star Wars del combate entre FLocke y Jack o esta ridícula guía para superar que la serie terminó. Si quieres crearte tu propia versión del billete de vuelo del Oceanic 815, este es tu sitio, pero si eres de los que prefieren tocarle la moral al vecino a base de sonidos de Lost, no olvides pulsar el botón. Mientras este sitio siga actualizándose, será señal de que todavía no está todo inventado sobre Lost, y a las malas, siempre nos quedará la posibilidad de echarnos unas risas con las tiras cómicas verticales.

Para terminar definitivamente con esta "extensa" resaca lostiana, os dejo con el mensaje que envió Damon Lindelof a todos los fans y con este vídeo que no tiene otro objetivo que el de volver a dejarte con el moco tendido y los pelos como escarpias. En ocasiones como esta, es cuando me doy cuenta que Lost puede haber terminado, pero eso no quita que seguirá dando juego durante muchísimo tiempo. Lostie Forever!



PD: Vuelvo a poner por el Carrusel el cartel de "CERRADO POR VACACIONES". Esta vez me esperan 10 días por Salou, así que hasta el 11 o 12 de Julio esto no volverá a ponerse en marcha. Como siempre, espero que me cuidéis el chiringuito en mi ausencia y que paséis una fantástica semana y pico con... o sin series. ¡Saludos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Banshee

¡Súbete!

Trailer: Altered Carbon

¡Participa!

BSO: Narcos 3x10

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España