¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Alias, no hay más que una

Publicado por Moltisanti On 0:12
En ocasiones, me encuentro con que hay series de las que me cuesta despedirme por aquí, es decir, pretender escribir sobre su final es un quiero y no puedo que me lleva solucionar más tiempo del debido. Algo así me ha pasado con Alias y su quinta temporada. Una temporada que podría catalogar como atípica, pero no al estilo de la cuarta (donde la serie cambió radicalmente para finalmente regresar por el camino que nunca debió abandonar), sino porque fueron muchas las circunstancias que influyeron a la serie en el que sería su último año. Para empezar, está el hecho de que Jennifer Garner se quedó embarazada, lo que inevitablemente modificó los planes de la actriz protagonista y por lo tanto, de la serie en su totalidad, teniendo que incluir una trama que propició que Sydney Bristow tuviera que dejar temporalmente "el pateo de culos" a otros, principalmente a los nuevos personajes que fueron incluídos esta temporada y que ni de lejos, llegaron al nivel de los grandes de Alias. Además, está el tema de las audiencias y de la consiguiente cancelación. Por lo que tengo entendido, la ABC cambió el día de emisión de la serie al jueves (el "big day" en USA), lo que propició una considerable caída en las audiencias que terminó con el anuncio de que Alias terminaría su andadura el 22 de mayo de 2006, donde el doble capítulo final reunió a tan solo 6,68 millones de espectadores. Si queréis saber más información sobre este tema, os recomiendo esta espectacular entrada de Seriéfilo. Por último y a raiz de lo comentado, la quinta fue la entrega más corta de todas, con tan solo 17 episodios en vez de los 22 a los que tenía acostumbrados. Todo esto es lo que rodeó a la última temporada de la que siempre recordaré como una de mis series favoritas y que mejor me lo ha hecho pasar a lo largo de sus 105 capítulos. Música, Michael Giacchino...


Mi opinión y reflexión general sobre la quinta y última temporada de Alias va a llegar repleta de spoilers, por lo que si todavía no la has visto, ni se te ocurra seguir leyendo... y precaución con las imágenes que acompañan a la entrada. De paso, aprovecho una vez más para recomendarte que te animes a conocer a Sydney Bristow y compañía. Hazme caso, no te arrepentirás...

A esta quinta temporada la divido claramente en dos partes, las cuales corresponden al antes y al después de darse a conocer la noticia de que esta sería la última entrega. La primera iría desde el 5x01 "Prophet Five" al 5x09 "The Horizon", mientras que la segunda va desde el 5x10 "S.O.S." al 5x17 "All the Time in the World". Es evidente que al principio se volvió a marear mucho la perdiz en todos los aspectos, lo que a la postre, haría bajar muchos puntos la nota total de la temporada. Esto no cambia que la recta final (lo verdaderamente importante a estas alturas de la historia) fuera toda una fiesta que por momentos me recordó a los mejores tiempos de Alias, pero con el inconveniente de que todo llegó un poco precipitado dada la situación de cancelación que rodeó a este tramo de despedida. Por fortuna, el doble capítulo final me encantó aunque bebiera en exceso del elemento "felices para siempre", nunca mejor dicho. Hay mucho de lo que quiero hablar en esta ocasión tan especial, por lo que tema por tema, espero comentar todo sin dejarme nada en el tíntero.

La temporada arrancó exactamente en el momento donde despedimos a la anterior, tras ese demoledor cliffhanger que entró directamente en mi lista de favorios de la serie. En este, me quedó bastante claro que Michael Vaughn iba a cobrar un vital protagonismo en la quinta temporada, pero en vez de eso, lo que me ofrecieron a las primeras de cambio fue su muerte. Todavía recuerdo el shock que me produjo, pues aunque siempre había rondado por mi cabeza la idea de que el personaje no acabaría la serie, siempre pensé que si había un momento para que lo eliminaran, este sería en un final de temporada, no en el arranque de una. Con semejante bomba estallándome en la cara, el temor de que la última temporada me decepcionara estaba ahí, sensación que fue aumentando con el visionado de los siguientes capítulos, los cuales no estuvieron mal del todo pero eran de un nivel muy inferior si los comparamos con los de las tres primeras temporadas de la serie. Por suerte, esto es Alias (con todo lo que supone) y una vez más me lo devolvió a demostrarcuando en el el 5x11 "Maternal Instint", se descubre que Vaughn sigue vivo para desconcierto y alegría absoluta de este servidor. Un sorprendente giro que revolucionó para bien a la temporada, pues a partir de aquí todo fue cubierto por el embriagador aroma del final del viaje. El mejor ejemplo de esto, no llega de mano de las esperadas respuestas, sino que lo encuentro en el regreso de prácticamente todos los viejos conocidos de la serie: Will Tippin, Francie Calfo, Eric Weiss, Julian Sark, Irina Derevko, Nadia Santos, y la mencionada vuelta de Michael Vaughn. Sin sus intervenciones, la recta final de Alias no hubiera sido la mitad de grande de lo que resultó ser. Cuantos míticos personajes se han coronado a lo largo de sus cinco temporadas.

Hablando de personajes, en el arranque nos presentaron a tres nuevos regulares (cuatro, si meto en el mismo grupo a la cansina de Kelly Peyton, interpretada por Amy Acker) como compensación por la prematura marcha de Vaughn aunque ninguno de ellos conseguía llenar mínimamente su vacante. Además, seguro que la cancelación de la serie cambió los planes que los guionistas tenían para cada uno de ellos, por lo que al final me quedé con la sensación de que estos llegaron al show para rellenar y poco más. El caso más evidente de lo que estoy diciendo lo encuentro en Rachel Gibson (Rachel Nichols), la cual cubrió el aspecto palotero del show mientras Jennifer Garner se paseaba por la serie con su "bombo", pero una vez regresó esta en plena forma, por mi cabeza sólo pasaba un pensamiento respecto a su participación: ¿qué pinta en todo esto? Al final se vio que nada de nada. Lo mismo sucedió con Renée Rienne (Élodie Bouchez), la cual contó con la suerte de llegar recomendada por el mismo Vaughn, pero a la que en ningún momento encontré sitio en la temporada, por mucha relación que tuviera con Profeta 5. Esta, a diferencia de Rachel, ni siquiera contaba con un consolador factor palotero, por lo que si la recordaré dentro de un tiempo será por recibir una muerte rápida y casi sin importancia, muy acorde con su paso por Alias. En último lugar, está Tommy Gates (Balthazar Getty), el recambio natural de Vaughn y al que quisieron hacer tan diferente a este, que al final la jugada no salió todo lo bien que lo pudo hacer (por no decir algo peor). Además, le quisieron colar una trama relacionada con la muerte de su mujer (música de cliché, maestro), pero al final los guionistas se quedaron sin tiempo y decidieron que el final idónero para Tommy era que se sacrificara (sin sentido alguno) en el metro. Sólo hay que mirar el desenlace que recibieron los tres (Rachel directamente no aparece en el último capítulo) para darse cuenta de que si nunca hubieran aparecido por Alias, no habría pasado ni media.

Estos personajes no fueron las únicas novedades de la temporada, pues también nos presentaron a Profeta 5, una organización que prometía ser la más importante de todas las que habían dado guerra por Alias, pero que al final se quedó a medio gas y fue eliminada de raiz en menos de lo que Sydney te regala una patada voladora. A esta organización le salvó el hecho de que fue la responsable de rescatar in extremis la historia de Rambaldi para darla un "cierre" digno, aunque este llegó de forma algo precipitada, como sucedió con prácticamente todo lo demás. Antes de llegar aquí, me gustaría volver a centrarme en la figura de Arvin Sloane, el cual siempre estuvo muy relacionado con los artefactos de Milo. Una vez más, el personaje volvió a desencantarme al inicio de la temporada, para finalmente volver a conquistarme. Así ha sido mi relación con Mr. Sloane desde la segunda temporada, pero en esta casi consigue desesperarme. ¿Los motivos? No parar de dar el coñazo (sí, coñazo) otra vez sobre sus verdaderas identidades (bueno o malo), a lo que encima hubo que sumar las continuas lágrimas por su comatosa hija (Nadia, ese personaje que no ha sido santo de mi devoción precisamente). Irónico que el despertar del coma de este personaje, sirviera para despertar (metafóricamente hablando) de una vez por todas a Sloane. Me pareció algo estúpido como murió la argentina, al igual que sus apariciones fantasmagóricas, pero para una vez que el personaje hizo algo productivo, tampoco le voy a poner más pegas de las debidas. Aclarar que pese a lo dicho anteriormente, en ningún momento perdí la fe en Arvin y al final se terminó convirtiendo en el esperado villano definitivo de Alias, dando la guerra que siempre supe que daría y recibiendo un desenlace de lo más eterno y perfecto en todos los sentidos.

Por cierto, entiendo que hubo que cerrar la historia de Rambaldi depisa y corriendo dadas las circunstancias, pero podrían haberse currado algo más lo de "la inmortalidad" porque no recuerdo en que momento exacto de la serie fue, pero juraría que el propio Sloane desmintió que el tema de los artefactos tratara sobre eso (creo que se lo dijo a Sydney, para ser más concreto). De la misma manera, las profecías como la que venía destacada en la archifamosa página 47, al final se quedaron sin consumarse como prometían haberlo hecho, algo que se podría haber conseguido si la serie no hubiera sido cancelada (digo yo). Sin dudarlo, Rambaldi es uno de los principales borrones con los que contó la series finale, al ofrecernos tan vagas y superficiales respuestas. Sobre todo porque después de haber estado esperándolas durante decenas de capítulos, uno esperaba mucho más de estas (muy al estilo de lo que pasaría con Lost años después), pero sinceramente es un tema al que le resto importancia, por todo lo bien que me lo hizo pasar esta trama a lo largo de la serie (hasta el penúltimo capítulo) y porque realmente hacía mucho que había quedado en un segundo plano. Peor hubiera sido que nos hubieran dejado sin nada, empleando la excusa de la cancelación como escudo. Alias sin Rambaldi, no hubiera sido Alias, eso lo tengo más que claro.

Los face to face entre Arvin y Jack siempre me encantaron, por lo que no podría haberme imaginado un final más perfecto para estos personajes: el primero recibiendo su ansiada inmortalidad, y el segundo sacrificándose para poner a su mejor amigo/enemigo en el sitio que se merecía, teniendo en mente el mismo objetivo de siempre, proteger a su querida Sydney. Siempre pensé que Jack Bristow (al igual que Vaughn) no llegaría al final de Alias, pero viendo su final, no puedo hacer otra cosa que alegrarme por uno de los auténticos dioses de la serie. "Ha vencido a la muerte, pero no me ha vencido a mí". ¡Jack Bristow for President! Una vez entrado en el terreno de la series finale, llega el momento de concederle todo el protagonismo a la que durante cinco temporadas siempre llevó todo el peso de Alias, la gran Sydney Bristow. Si durante la primera parte simplemente se limitó a llorar la muerte de Vaughn, preparase para ser madre y servir como consejera de Rachel, una vez nació su pequeña, Sydney volvió como sólo sabe hacerlo, haciendo frente a todo el que se le ponga por delante. Gracias en parte a la participación de Annita Espinosa, cuya clonación me pareció un giro maestro, por el juego que dio y porque era el cierre perfecto para el duelo que mantuvieron ambas durante toda la serie. A Annita se la podría considerar como la verdadera némesis de Sydney, pero creo que ese puesto hay que reservárselo indiscutiblemente a la villana por excelencia, Irina Derevko. Lástima que en esta última temporada no apareciera más, pero a cambio, lo hizo en los dos momentos claves en la vida de su hija: el nacimiendo de Isabella y la resolución de la profecía. Su final, estuvo marcado por su obsesión con Rambaldi, al igual que todo su paso por la serie (de manera más disimulada que la de Sloane, eso si), acabando con un destino similar al de su querido ex-marido aunque mientras este se fue por la parte grande, Irina lo hizo cayendo desde lo alto de una vidriera junto a su hija mayor.

No me olvido de dos veteranos como Marshall y Dixon, pero realmente de estos poco puedo decir nuevo que no haya dicho en otras ocasiones. El primero, es y será siempre uno de mis secundarios favoritos, mientras que del segundo, me supuso toda una sorpresa verle aparecer en la escena final, junto a Sydney y Vaughn (y las dos pequeñas de la casa). Una escena a la que no le hizo falta recurrir a innecesarios fuegos artificales, limitándose a reunir a los principales protagonistas viviendo felizmente una merecida y tranquila vida familiar. En estos minutos finales prendemos por última vez dos lecciones básicas dentro del universo de Alias: una Bristow, siempre será una Bristow, de la misma manera que Julian Sark nunca podrá ser detenido y retenido por mucho tiempo. Esto último, siempre fue la esperanza que los seguidores de la serie guardaron en cuanto a una hipotética sexta temporada. Una vez descartada esa posibilidad, lo que empezó a sonar hace poco desde fuentes dentro de la ABC, es que en esta había gente que estaba empezando a meditar sobre la posibilidad de relanzar una versión "moderna" de la serie. De esta sólo se sabe que sería de un corte más procedimental, en la que no habría lugar ni para Rambaldi, ni para sus artefactos. Lo que no saben o no quieren comprender los directivos del canal, es que Alias, no hay más que una.

Gracias por cinco años (temporadas) increíbles

11 Response to "Alias, no hay más que una"

  1. ALX Said,

    ¿De veras llegaste a creer en algún momento qeu Vaughn moría? Pero si en Alias nunca moría nadie definitivamente.

    La quinta temporada me encantó, pero creo que fue porque la cuarta me pareció tan horrible y prescindible que a la que hicieron un poco las cosas bien, me enganché de nuevo. Además, era muy divertido ver a Sidney haciendo misiones con el bombo a cuestas, como en esa escena en la que, estando ella embarazada, queda colgada de una grúa con Rachel sujeta a su pies (wtf!)

    Aún así, ya solo por sus dos primeras temporadas, Alias está en mi podium de series.

    Por cierto, dices que sin Rambaldi Alias no habría sido igual, pero para mi lo que la diferenció fue la vertiente familiar, todo el tema del padre y de Irina fueron lo que hicieron de esta serie tan estupenda en sus primeros años.

    Un saludo!

     

  2. En general no estoy muy de acuerdo. Para mí es una temporada floja, decepcionante y cargante.
    Las tramas están totalmente desgastadas, los personajes van dando tumbos, y sobre todo los guionistas parecen cansados y son incapaces de construir las historias dinámicas y sorpresivas de antes, de forma que muchos episodios, por cutres, parecen parodias de la serie. Y los giros trampa que meten, como el tema de Vaughn, ya no hay por dónde agarrarlos.
    El desenlace tiene buenas ideas, pero al ser precipitado no se muestran bien y se abusan de muchos clichés.
    Para mí tenían que haberle puesto final en la cuarta sesión, que ya flojeaba (de hecho si salvo es por los tramos "offtopic" que meten historias de espías más tradicionales).

    Saludetes.

     

  3. satrian Said,

    Como dice ALX en Alias es muy difícil dejar a alguien muerto.
    Me gustó que tuviera final feliz, y al villano le dieran su merecido por su obsesión, fue una temporada extraña la quinta, pero me dejó buen sabor de boca en general, es una de mis series favoritas y lo seguirá siendo por mucho tiempo. Es difícil que alguien iguale a mi espía de ojos tristes.

     

  4. OsKar108 Said,

    Pese a lo precipitado de varias cosa, esta 5ª temporada me gustó, imagino que en parte tiene que ver que la 4ª me gustase tan poco (sobre todo en comparación con las anteriores).
    Gran serie, en conjunto.

    P.D. Bien recomendado el pasarse a leer el post de seriéfilo.

    P.D.2. Creo que ya te lo comenté, ¿te has fijado que en una fiesta en casa de Wiss (si no recuerdo mal), creo que es cerca del final de la 4ª temporada, que suena el You All Everybody?

    ¡Saludos!

     

  5. Meadow Said,

    Yo acabé un poco harta de tantos líos familiares y de Rambaldi. Fue decepcionante que todo se redujera a la tan manida inmortalidad.

    Pero bueno, si le quitas a Alias Rambaldi y líos familiares ¿qué te queda? Pues Nikita ja,ja.

    A mí la 5ª me gustó más de lo que un principio pensaba. Me gustaron los nuevos personajes, la verdad.

    Y ver a Amy Acker en plan mala, malísima fue lo mejor.

    A Vaugh, le cogí cierta tirría por casarse tan pronto en la 3ª. Je. Pero es que aparte de eso siempre me ha parecido demasiado soso. Me quedé con las ganas de verle con más sangre en las venas.

    Sloan iba por rachas, a veces se me hacía pesado pero no sé cómo conseguía recobrarse y convertirse en el segundo villano favorito. La prime es Irina, bueno y Shark también je,je.
    En fin, una gran serie.

     

  6. Meadow Said,

    Por cierto, ¡Viva Nikita! Que parece que he querido dejarla mal. Todo lo contrario.

    El final me pareció un poco ñoño, y mira que a mí me gusta lo ñoño. No sé, tal vez fue la imagen de Dixon todo de blanco con sandalias y trencitas. Aún lo tengo grabado.

    Siempre me regodeo más en lo malo, pero lo dicho, es una gran serie.

     

  7. Efibi Said,

    Molti+Alias=hacerse de rogar!! Tanto en ponerte con ella como en escribir la entrada finale ;) Pero ha valido la pena. Te has currado una entrada impresionante.
    En mi opinión lo importante de Alias no es su final sino el camino recorrido (=Lost). Es una serie que con el paso de los años la recuerdas como algo muy muy grande y que te ha hecho disfrutar como pocas (ahí los cliffhangers tan brutales son los culpables). Además, excepto contados casos (que, por cierto, me has recordado tú, ya que los había borrado por completo de mi disco duro, a todos los personajes los recordarás con mucho cariño.

    Alias Forever!

     

  8. Núria Said,

    Que alegría me da leer estos comentarios!
    A mi la 5a temporada me gustó bastante, a pesar de que el final me decepcionó bastante, no saqbría decir porqué, pero me faltó algo.
    Eso si, el final Jack/Sloane genial.
    Lo que me encantó de la temporada también, es lo que mencionas de que salieron muchos de los eprsonajes principales que ya no eran habituales, eso en cada tmporada que ocurría me encantaba (sobretodo por Will) y en esta aún más que era la última. Una gran serie si señor!

    Estoy de acuerdo con esta frase "En mi opinión lo importante de Alias no es su final sino el camino recorrido (=Lost)" de Efibi

     

  9. Anónimo Said,

    Hola Molti! Hola pasajeros del Carru! Soy un simple pero asiduo lector de la página, y rara vez me sumo a realizar comentarios, pero en esta ocasión excepcional comento sin haberlos leído (para evitar los spoilers). En efecto, por consejo de Molti, me vi las 4 primeras temporadas en forma maratónica en menos de 40 días y hoy estoy agotado y sin ánimos de arriesgarme con la 5ta., encontrándome bastante decepcionado. Si bien he logrado entretenerme, y reconozco haber mordido muchos anzuelos, hoy voy a ser un tanto crítico. Es que las idas y venidas de la historia, la terminan estropeando, e incluso haciendo poco creíbles a algunos personajes que en algún momento fueron sólidos. Así Julian Sark me resulta insoportable, como también las peregrinas personalidades de Jack y Arvin, un día duros y al siguiente tiernos; o de Mike, que es permanentemente un salame.

    Pese a mi perseverancia, ME DISGUSTÓ DESDE EL PRIMER CAPÍTULO, el que a mi criterio tuvo un error grosero imposible de digerir.
    Recuerdan el piloto? Sidney para evitar ser eliminada por el SD6, consigue viajar a Corea (creo) para robarse la pequeña esfera. Para dicho viaje tuvo que contar con la ayuda de Will, quien le facilitó el pasaporte de su hermana, por la que se hizo pasar. Al llegar allí fue torturada por el simpático dentista oriental, hasta que logró escapar con la esfera. Inmediatamente esa esfera se la entrega a Sloane, aun con la marca seca de la sangre en su comisura, despeinada, desgreñada y con la misma ropa de asalto, como si Corea estuviese a un par de calles, y regresara tan rápida y sencillamente que ni se limpió la sangre seca del rostro (producto de la tortura) ni tuvo que cambiarse para el viaje de vuelta para volver a simular ser la hermana de Will, etc. etc.
    Estos pequeños "mocos" adornan toda la serie! Y me enojan y decepcionan.
    Ya tengo la 5ta. temporada. La miro o no la miro ?
    Saludos a todos.
    Desde Buenos Aires, NeroM.

     

  10. ALEJO3000 Said,

    Saludos Molti. Excelente review.

    Totalmente de acuerdo con que muchos de los tópicos de la serie en la última temporada se desarrollaron de manera apresurada por las razones de cancelación que comentas.

    Admito que en un momento me preocupo que no terminaran de explicar lo de Rambaldi ya que hubieron momentos en la serie en que se desviaron del todo.

    Por lo demás, la serie demostró un equilibrio constante de buenos episodios vagamente no puedo recordar alguno que me allá aburrido del todo. Muchos de sus personajes legendarios, pero Sydney es Sydney y la verdad que me quito el sombrero porque esa chica como exprimió su personaje y lo hizo suyo de una manera fantástica.

     

  11. Moltisanti Said,

    Alx, ¿que si llegué a pensarlo? Me lo comí con patatas y vaya disgutaco que me llevé en su momento, jajaja. Creo que comparto las razones por las que quinta te encantó, pese a sis carencias. Sobre lo de Rambaldi, no es que sea el principal aliciente de la serie, sino que lo he dicho por lo que se ha rumoreado sobre el posible remake sin esta parte de la trama.

    Warren, el problema que le encuentro a la temporada y a sus guionistas, es que el plan original era pensar a largo plazo y no fue hasta que se produjo el anuncio del fin de la serie, cuando la temporada y los guionistas se pusieron las pilas, con lo que esto conllevaba. ¿Crees que debería haber acabado en al cuarta? Si en ella no se cierra nada de nada...

    Satrian, te deja con buen sabor de boca por la chicha del final, hace que te olvides del relleno del principio. Mejor así que no al revés.

    Oskar, con lo del You All Everybody me sigues dejando descolocado. A ver si puedo confirmártelo un día de estos.

    Meadow, a mí Rambaldi también me decepcionó por eso, pero lo excuso en la prematura cancelación aunque es verdad que la cosa no sé como habría acabado de todas maneras, mejor será quedarse con lo que nos dieron y no darle más vueltas. A mí Amy Acker no me convenció mucho en su papel de villana, pero tampoco me llegó a disgustar. Veo que con Sloane te pasó lo mismo que a mí xD

    Efibi, jajaja, mira que me costó escribir la entrada eh. Totalmente de acuerdo con lo del camino recorrido, sabes que comparto esa filosofía en casi todas las series. Alias Forever!

    Nuria, la reaparición de tanto viejo conocido, fue un homenaje a la propia serie y a sus seguidores, puntazo a favor de esta quinta temporada.

    NeroM, como hace tiempo de tu comentario, no sé si te habrás animado con la quinta, pero una cosa, si has maratoneado así con la serie, estoy convencido de que te ha encantado... pero el lastre de la cuarta te ha mermado mucho en tu opinión sobre Alias, como prácticamente pasa a todo el mundo. Coño, ni me había dado por pensar en eso, pero ahí se pueden excusar con que Sydney regresó por otra vía, no sé, es lo primero que se me ha ocurrido. Si no los ha hecho, anímate a verte la quinta y si quieres, ya sabes, eres libre de opinar tanto para bien como para mal ;)

    Alejo, sobre capítulos aburridos, los podría contar con los dedos de una mano y todos o a excepción de alguno de la quinta, son de la cuarta temporada, pero nada que reprochar a una serie con más de 100 capítulos como tiene Alias. Lo que Jennifer Garner hizo con Sydney Bristow tiene un mérito que desgraciadamente parece que solo los seguidores de la serie se lo damos...

    Un saludo y mil perdones por haber tardado un eternidad en responderos, pero si tardé un siglo en escribir la entrada, era de esperar que la liara en los comentarios xD

     

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Mindhunter

¡Súbete!

Trailer: Altered Carbon

¡Participa!

BSO: Narcos 3x10

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España