¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Un Trono de Hierro para sentarlos a todos

Publicado por Moltisanti On 16:36 4 comentarios
Uno de mis teasers favoritos de la campaña promocional de la primera temporada de 'Game of Thrones' fue el "Iron Throne" que muestro a continuación. Captó mi atención incluso sin saber todavía quién era cada uno de esos personajes. Ahora los Ned Stark, Jon Snow, Daenerys Targaryen, Meñique, Robert Baratheon o Jaime y Cersei Lannister tienen pase V.I.P. por este Carrusel.



Un par de añitos después del lanzamiento de aquel vídeo promocional, con el permiso de 'The Walking Dead', creo que no me tiro a la piscina si digo que 'Game of Thrones' ocupa el trono de serie con mayor popularidad. Para estos casos, siempre suelo utilizar como barómetro, mi propia percepción en torno al hecho de que amigos y familiares vean la serie (incluso llevándola al día) y comenten la jugada como si se tratase de un partido de Champions, que en Twitterlandia y la Blogosfera no se hable/escriba de otra cosa el día después de la emisión de una nueva entrega y, especialmente, por el volumen de activismo del fandom alrededor de la serie en cuestión.

La historia de 'Game of Thrones' se ha convertido en un fenómeno de masas (los lectores de la saga literaria dirán o cantarán que ya lo era antes de la llegada de la serie) y eso se nota en la cantidad de material "artesanal" que uno puede encontrarse por el internete. Entre el variado surtido de homenajes que uno puede encontrarse (incluso en un campanario), de lo que más me ha llamado la atención ha sido encontrarme con personajes reales o ficticios sentados en el codiciado Trono de Hierro. Chopeos que permiten imaginar a otros reyes de la ficción haciéndole la competencia a los Baratheons, Starks, Lannisters y compañía. Por aquí os dejo con unas cuantas muestras (pinchad en las imágenes si queréis verlas en mejor calidad) de estos montajes:

Dexter Morgan ('Dexter')
Tony Soprano ('The Sopranos')
Rumpelstinkin ('Once Upon a Time')
Moriarty ('Sherlock')
Don Draper ('Mad Men')
sheldon-cooper-iron-throne
Sheldon Cooper ('The Big Bang Theory')
Walter White ('Breaking Bad') - "All Hail the King/Saludad Todos al Rey"

Esta estructura forjada con mil espadas fundidas se ha convertido en uno de los iconos más reconocibles de esta icónica serie, valga la redundancia, y ahí había un filón que desde HBO no quisieron desaprovechar. Por ello el canal puso en marcha una campaña promocional por Estados Unidos para que los aficionados pudieran emular a los personajes de la serie e inmortalizar el momento sacándose una fotografía. Una iniciativa que a España traería Canal +, con aquella "Gira del Trono de Hierro" que se realizó por varios establecimientos de FNAC. Una ocasión que seguro que más de uno y una de por aquí no desaprovecharon para lucir palmito sentados en el Trono.

En efecto, este chorripost sobre el Trono de Hierro no es otra cosa que mi particular homenaje a Joffrey Baratheon. Pese a que puedo llegar a imaginar que nunca contaría con su "me gusta".
Una semanita de vacaciones para recargar baterías, esa es la razón por la que en los últimos días el Carrusel ha estado fuera de servicio. Siete días de desconexión seriéfila total. Como siempre regreso a las andadas comenzando con una puesta al día para descubrir y actualizarme con todas las novedades que ha dejado el mundillo durante este tiempo. Una semana no es demasiado tiempo, pero a las puertas de mayo, tenía claro que a la vuelta me iba encontrar con más de una noticia jugosa. En la siguiente recopilación destaco lo que más me ha llamado la atención:

-Requete confirmado que la octava de 'Dexter' será la última. Ahora a esperar al 30 de junio para empezar a despedir a la serie y comprobar si consigue redimirse del todo llegada la hora de la verdad. Ojalá que así sea. Lo de la posibilidad de que se acabe produciendo un spin-off para Debra ("entre otras mil posibilidades") de momento no me lo tomo en serio, ya que suena a que los productores han colocado una mecha para ver si prende y así poder continuar explotando la marca.

-Ya hay fecha para la vuelta y despedida de 'Breaking Bad'. El 11 de agosto. La emisión de los últimos ocho episodios irá acompañada de 'Talking Bad', un talk-show de media hora al estilo del que AMC lleva programando con 'The Walking Dead'. El mismo día el canal estrenará 'Low Winter Sun', una de las propuestas más atractivas de la televisión norteamericana para este verano.

-No abandono AMC que para algo han lanzado el primer poster de la tercera temporada de la descancelada 'The Killing'. Nada especialmente reseñable, sino fuera porque despeja la duda del nuevo caso a investigar: a Linden y Holder les espera una asesino en serie. Mucha curiosidad.

-'Futurama' ha sido cancelada... otra vez. No he visto nada de su nueva etapa en Comedy Central, pero aun así me parece una de las noticias de la semana. Y sí, Matt Groening ya está "explorando nuevas opciones". Los últimos 13 capítulos (hasta nuevo aviso) se podrán ver a partir del 19 de junio.

-La noticia con la que no esperaba encontrarme esta semana... ni ninguna otra. ¡Se está meditando resucitar 'Heroes'! MSN y XBOX están ya trabajando para lanzar una nueva temporada de la serie de NBC, eso sí, con nuevos personajes e historias por lo que parecer ser. Si cuando digo últimamente que cada vez resulta más y más complicado dar a una serie por finalizada...

-Con la cuarta temporada de 'Game of Thrones' ya confirmada, la tercera no para de superarse a sí misma (en audiencias) a cada capítulo emitido. El último, el 3x04 "And Now His Watch Has Ended", se ha quedado a 100.000 espectadores de la simbólica cifra de los cinco millones. Con lo que estoy disfrutando de este arranque de temporada, no tenía dudas de cuál iba a ser mi primera opción de visionado para la vuelta de vacaciones. ¿Actualizamos ya lo de "Khalessi para todos" por un "Dracarys para todos"? Ando frotándome las manos pensando en la que se avecina...

-Durante estos días en Estados Unidos se han estrenado dos nuevas series. Por un lado, 'Hemlock Grove', la segunda serie original de Netflix tras 'House of Cards', y por el otro, 'Rectify', la primera de Sundance Channel tras emitir la miniserie 'Top of the Lake'. ¿Alguién me chiva si merecen una oportunidad? Hablando de estrenos, Starz no ha tardado ni una semana en renovar 'Da Vinci's Demons'. El canal parece haber encontrado el recambio idóneo para 'Spartacus'.

Completada otra puesta al día más. Ideales para sobrellevar el síndrome postvacacional.

Matarlos a todos

Publicado por Moltisanti On 18:25 5 comentarios
Toca comentar el desenlace de la serie que ha colocado a Starz en el mapa televisivo. Si todavía no has visto la tercera temporada de 'Spartacus', y en especial, su capítulo final (el 3x10 "Victory"), no te recomiendo leer más allá de este muro de advertencia. ¡Atención Spoilers!

Antes que nada, quiero hacer una mención especial a la decisión tomada por Starz y los productores (con Steven S. DeKnight a la cabeza) de desprenderse tan pronto de su joya de la corona. Acostumbrados como estamos a tener que esperar años y años para despedirnos de una serie (por las buenas o por las malas), se agradece que aceptaran la realidad: tras la segunda temporada, esta gallina de los huevos de oro no estaba como para explotarla mucho más. Creativamente hablando, ya que por el contrario, las audiencias de la serie no han parado de crecer y crecer hasta conseguir su máximo histórico con la series finale: obteniendo casi 1,5 millones de espectadores en el primer pase y casi 5 millones en total con las repeticiones ofrecidas por Starz durante el fin de semana. Unos datos que me llevan a valorar aun más si cabe la inesperada decisión de poner punto y final a los enfrentamientos entre rebeldes y romanos a la conclusión de 'War of the Damned'. Chapeau.

Tras la masacre acontecida en el final de la segunda temporada (donde cayeron de una tacada Mira, Ashur, Oenomaus, Lucretia, Ilyithia y Glaber) y completada la vendetta personal del protagonista, a los rebeldes liderados por Spartacus ya sólo les quedaba un camino por tomar: cargar contra la mismísima Roma. Una anunciada última contienda que se ha aplazado hasta llegar al 3x10 "Victory". Lo mismo que sucedió en 'Vengeance' con el esperado duelo entre Spartacus y Glaber, pero aquí a lo bestia, ya que si aquello fue cosa de esperar cinco episodios, en 'War of the Damned' directamente ha tocado armarse de paciencia durante toda la temporada. Un lastre que lo ha condicionado todo pero que comprendo que resultaba imposible de esquivar. Lo que no justifica la excesiva calma con la que se han desarrollado los acontecimientos hasta llegar a los minutos finales del 3x08 "Separathe Paths", donde por fin esta guerra se cobraba una víctima de peso, reservando el mismo destino para el resto en un memorable último capítulo que ha ofrecido la orgía definitiva de sexo, sangre y arena que se merecía 'Spartacus' para bajar el telón por última vez. Shall we begin?

Debido al barrido de la temporada pasada, especialmente en el bando romano, una de las dudas que tenía antes de comenzar con 'War of the Damned' era si se conseguiría renovar en condiciones el lado de los villanos. Una duda disipada gracias a esa especie de triunvirato que han conformado Crassus, Tiberius y Caesar. Los tejemanejes romanos que en temporadas anteriores siempre fueron la especialidad de las dominas, han continuado a pleno rendimiento gracias a estos tres nuevos villanos. Crassus me ganó a las primeras de cambio, con una presentación (enfrentándose a su esclavo) que permitió apreciarle como un rival diferente a todos los derrotados anteriormente. Con su hijo tuve dudas al principio pero tras la "decimation" del 2x04 (mi favorito de la temporada con permiso de la series finale), seguramente ha sido uno de los que más juego ha dado. Al igual que Caesar, artificie de amenizar la primera parte de la campaña con su infiltración entre los muros de Sinuessa, esa ciudad que quedó pintada de rojo a base de chorretones de sangre romana. No sé a vosotros pero a mí me ha convencido mucho la gamberra vuelta de tuerca que le han metido a la reconocida figura histórica de Julio César. Eso sí, de ahí a montarle un spin-off hay un buen trecho.

Los otros tres nuevos personajes tenían nombre de mujer y desgraciadamente han quedado lejos de poder equipararse a sus homólogos masculinos. Más allá de servir para protagonizar casi todas las escenas de sexo de la temporada, con mención especial para los gratuitos caliqueños entre Crassus y su esclava (llegando a un punto en que perdí la cuenta de cuantos iban ya), Laeta, Kore y Sibyl llegaron para dar un poco de vidilla al apartado sentimental de los protagonistas, es decir, para enredar un poco los tiempos de espera fuera de los campos de batalla. Como incorporaciones acepto que sus tramas tenían su punto lógico (la reconversión de romana a rebelde de Laeta, Sibyl como interés amoroso para Gannicus y los líos de palacio con Kore como protagonista), pero como que han quedado a años luz en interés si las comparo con el triunvirato. No diría que han sido un punto negativo, más bien diría que han sido una herramienta más para hacer tiempo. Tal y como la mayoría de las tramas centrales de la temporada (del estilo de la ocupación de Sinuessa, la alianza con los piratas sicilianos o los reiterativos choques ideológicos y culturales en las filas rebeldes) o todas esas batallas (muy entretenidas y por momentos bastante espectaculares) que no eran otra cosa que sesiones de calentamiento para las tropas de gladiadores y esclavos con ansias de libertad.

Después de 'Vengeance', muy poco era lo que se podía rascar en el bando de los rebeldes (al menos en el de los romanos hemos asistido a una obligada reinvención) y eso ha pasado factura al nivel general de la temporada. De lo que más ha logrado despertar mi interés en torno a los protagonistas, ha sido el choque entre Crixus y Spartacus. Un tema recurrente dentro de la serie y que volvía a ponerse sobre la mesa llegado el momento oportuno. Después de dar una y otra vez vueltas sobre lo mismo (razón contra corazón), por fin los caminos se separaban y las trompetas de guerra sonaban en 'Spartacus' como nunca antes lo habían hecho en una espectacular batalla a las puertas de Roma. Lástima (una vez más) que el clímax alcanzado en los instantes finales del 3x08 se viera interrumpido en la siguiente entrega. Un "The Dead and the Dying" que me supo a muy poco pese a las acertadas decisiones de realizar un homenaje a los Dioses de la Arena y eliminar a Tiberius para compensar la baja de Crixus. Y de esta guisa afrontaba el capítulo final. Un "Victory" que ha conseguido que ni me acuerde de que esta temporada por momentos me he cansado del siempre lo mismo (sin consecuencias) y de la morralla excesiva que se metía una y otra vez para postergar la contienda final. ¡Qué más da! Los guionistas se lo han jugado todo en una última mano... y han salido victoriosos. ¿Su truco? Preservar hasta el último instante a todos los protagonistas para llegado el momento de la verdad: matarlos a todos. O, "kill them all", que suena mejor.

Hasta la emotiva ejecución de Crixus, ningún personaje importante había causado baja. ¿Hubiera estado bien ir soltando lastres por el camino? Seguramente, pero de esa manera nunca hubiéramos presenciado semejante festín de cadáveres. Un apoteósico episodio final que compensa una temporada con demasiados altibajos. Y es que ver como todos los protagonistas iban cayendo uno a uno (siendo Agron y Nasir los únicos supervivientes para mi sorpresa) en una de las batallas más espectaculares que he podido presenciar en televisión (gracias a un despampanante esfuerzo de producción), bien merece hacer la vista gorda por una vez. Tras dedicar unos instantes al gigante del martillo, al piratilla siciliano, pero en especial a Saxa y Naevia... llegaba el turno para los esperados combates entre Spartacus y Crassus por un lado, y el de Gannicus y Caesar por el otro. Puro disfrute. Han tenido todo lo que debían tener y mucho más. Hasta la forma de acabar y despedirse de ellos me ha parecido una pasada. Gannicus crucificado pero "regresando" a la arena de los gladiadores para reunirse con su compañero Oenomaus. Spartacus siendo atravesado por tres lanzas y soltando unas últimas palabras para reivindicar que los verdaderos vencedores de la contienda eran todos los que como él pudieron elegir morir como hombres libres. La historia del esclavo que hizo temblar los cimientos del Imperio Romano ya estaba escrita, pero nunca antes había sido retratada y rematada de una forma tan espectacular. Hasta siempre, 'Spartacus'. Hasta siempre, Dioses de la Arena.

Promocionando 'Stargate Universe'

Publicado por Moltisanti On 14:59 23 comentarios
Han pasado más de dos años desde que 'Stargate Universe' fuera dada con la guadaña de la cancelación por parte de SyFy y reconozco que todavía me dura el encabronamiento con el canal. No sólo porque aquel día los amantes de la buena ciencia ficción televisiva nos quedamos sin una de las más disfrutables y prometedoras propuestas desde que 'Battlestar Galactica' llegara a su fin en 2009, sino porque todavía recuerdo que el descenso de audiencias que propició que no hubiera tercera temporada, se debió al cambio de día de emisión que la cadena realizó en la segunda tanda de la segunda entrega. Una desacertada decisión que a la postre le costó la continuidad a 'Stargate Universe'. Y a mí este rencoroso cabreo que a día de hoy todavía me dura.

Menos mal que los guionistas se olieron la tostada a tiempo y pudieron sacarse de la manga una recta final y un desenlace de lo más redondo, dadas las circunstancias. Esto de volver a hablar de 'Stargate Universe' por aquí, viene a que coincidiendo con el estreno de 'Defiance' en SyFy, me he vuelto a acordar del Doctor Rush, del Coronel Young, Eli y el resto de la tripulación de la Destiny. Y me he dicho, vamos a hacer algo que hace tiempo que no hago por aquí: recomendarla. En estos casos suelo tirar de varias alternativas, pero en esta ocasión, nada mejor que recopilar los trailers que se lanzaron para promocionarla en su momento, especialmente los de corte cinematográfico, correspondientes a la segunda mitad de su primera temporada y el presentado en la Comic-Con antes del estreno de la segunda. Añado que nunca me canso de verlos.

Contad con que estos vídeos promocionales contienen imágenes que cualquiera podría considerar spoilers, pero sinceramente creo que sugieren más que otra cosa, por eso mismo considero que sirven de cebo perfecto para cualquiera que esté meditando ponerse con 'Stargate Universe', especialmente para los que no tengan ni idea sobre los viajes interestelares de la Destiny.

1. Trailer del lanzamiento de la primera temporada. No es muy espectacular, pero introduce bien:



2. Primer trailer cinematográfico, con el mítico león de la MGM incluido. Se lanzó durante el primer gran parón de la serie, a mitad de la primera temporada. ¡Genialérrimo!



 3. Repitiendo mismo estilo cinematográfico, esta vez para promocionar la segunda. ¡Espectacleste!



BonusTrack: Por supuesto, como cualquier ficción con una gran base de seguidores por internet, la serie tiene varios fantrailers al ritmo del trailer de 'Inception'. Aquí os dejo con uno de ellos:


A continuación comentaré algún que otro detalle de la quinta y sexta temporada de 'Californication'. Aviso pero no hay nada especialmente relevante. ¡Atención Spoilers!

Cuando ‘Californication’ completó su primer ciclo, rematando de una vez por todas el “Mia Culpa” y sirviendo un final de temporada (el de la cuarta) que perfectamente podrían haber utilizado de cierre para la serie, me predispuse a aceptar que a partir de ese punto los niveles de grandeza de Hank Moody, Charlie Runkle y compañía nunca más volverían a alcanzar cotas tan altas. En otras palabras, la fórmula parecía haberse exprimido todo lo que se podía y me resultaba difícil de creer que ‘Californication’ podría evitar ese mal que siempre aparece cuando se estira más de lo debido una historia con claras limitaciones: la reiteración. La quinta y sexta temporada, esta última recientemente finalizada, han venido a confirmarme que era cierto que la fórmula tenía poco o nada nuevo que ofrecer y que la historia de amor entre Hank y Karen no podrá dejar de dar vueltas alrededor del mismo círculo hasta que Showtime no le fije una fecha de caducidad, pero a la vez, ambas campañas han seguido haciendo méritos para que siga pensando que estoy ante una de las propuestas (reservada exclusivamente para mayores de edad) más divertidas de la televisión actual. La dupla Moody-Runkle sigue en plena forma y (pese a pecar de conformidad) con eso me basta.

Si la quinta temporada puso a Hank y Charlie en el marco del hip-hop y de la producción cinematográfica, la sexta ha repetido exactamente la misma jugada con un musical rock. Un regreso al mundillo de las rockstars, tras el acercamiento que hizo la serie en su segundo año de la mano del mítico Lew Ashby. Sea como sea, ambos escenarios no han sido otra cosa que meras excusas para nutrir de más alocadas aventuras a esta dupla. En el tema de los nuevos personajes también se ha optado por repetir esquema: un nuevo objeto de deseo para Hank y un nuevo cliente para Charlie junto a Hank. Si en la quinta los papeles claves recayeron en Kali y Samurai Apocalipsis, componiendo un peligroso triángulo amoroso, en la sexta los recurrentes han sido Faith y Atticus. Novedades todas ellas de uso limitado ya que al llegar al final de temporada siempre se opta por pasar página, dejando a Hank a las puertas de ser feliz junto a Karen. En la sexta, esto se aplica literalmente. Y de esta manera una y otra vez 'Californication' regresa a la casilla de salida y vuelta a empezar. Entiendo que a muchos esta situación les moleste o les empiece a cansar porque no deja de ser una y otra vez lo mismo. Hank se enreda en un nuevo desafío profesional (groupie incluida) y sobre la bocina se encuentra con la posibilidad de poder dejarlo todo y acabar con Karen. Momento en el que sucede algo (unas veces la situación se fuerza más que en otras) para que el protagonista tenga que seguir eludiendo la abstinencia... y así el espectáculo pueda continuar.

Al decidir escribir sobre las dos primeras temporadas del nuevo ciclo de 'Californication', sabía que me iba a tocar embarrarme un poco en el campo de las comparaciones. Algo que voy a hacer sin dar rodeos. Me gustó más la quinta que la sexta. Más que nada porque la introducción de Kali y Samurai respetó la combinación de drama y comedia del espíritu 'Californication', mientras que con Faith y Atticus sólo ha quedado espacio para uno de los dos géneros. Una apuesta que ha dado vía libre a un carrusel de secundarios más pasados de rosca de lo habitual (y ya es decir), del estilo de la mujer de Atticus, la viuda del rockero de Faith o la legionaria del feminismo con la que se junta Marcy. El cameo de Marilyn Manson es caso aparte. Dicho esto, ambas temporadas me han parecido muy divertidas, una con más autocontrol que la otra, pero al fin y al cabo divertidas. Y en una serie como ésta, cuyos árboles (podados o sin podar) hace tiempo que impidieron ver el bosque a la gran mayoría (todavía me hace gracia cuando leo cualquier cosa acerca de su superficialidad por parte de alguien que no la sigue), como que sobra el ponerse trascendental. Más ahora que antes, eso sí.

'Californication' sigue cumpliendo con su cometido de hacer pasar al espectador un buen rato (incluso sacando alguna que otra carcajada) a base de situaciones surrealistas en un contexto sexual. Algo que tiene bastante mérito llegados a este punto, con seis temporadas a sus espaldas y una séptima confirmada en camino. Por lo que no es de extrañar que más de uno ande pidiendo la eutanasia para la serie antes de que sea demasiado tarde. Reconozco que no me imagino quedándome a corto plazo sin la dupla Moody-Runkle, sobre todo ahora que se ha confirmado que Michael Imperioli ha fichado para los nuevos capítulos, donde tendrá un papel clave (¿a lo Apocalipsis o a lo Atticus?). Por cierto, será la primera vez que me cruce con Moltisanti desde que acabara 'Los Soprano'. Incentivos aparte, también reconozco que temo que a Tom Kapinos (creador y showrunner) sólo le queden una cuantas balas en la recámara para seguir ampliando el catálogo de cita célebres de  Hank o que directamente no le queden páginas en el manual sobre "las mil y una maneras de putear a Charlie Runkle", especialmente una vez se ha tirado del capítulo sobre la falsa homosexualidad. Por esta razón me gustaría que al menos Showtime anunciara hasta cuando tienen que esperar Hank y Karen para vivir felices para siempre y los seguidores de 'Californication' para poder despedirla por la puerta más grande posible... antes de que sea demasiado tarde. Mientras llega ese anuncio, sólo deseo una cosa: que a 'Californication' no le pase como a 'Weeds'. Que Hank Moody no se marque un Nancy Botwin. Que no acabe quedándome con cara de payaso.

Elección del Mejor Personaje: Spartacus

Publicado por Moltisanti On 15:38 0 comentarios
Un capítulo, eso es lo que le queda a los rebeldes y romanos de 'Spartacus' para cortar el grifo de sangre que tanta alegrías le ha aportado a Starz. Como esta semana se emite el 3x10 "Victory", para ir calentando la despedida, se me ha ocurrido que nada mejor que subirla por fin a la Elección del Mejor Personaje. Lo mismo que hice con 'Fringe' a principios de año. Para esta ronda he optado por no dejarme a ninguno de los protagonistas (como algún que otro secundario, especialmente femenino) de 'Blood and Sand', 'Gods of the Arena', 'Vegeance' y 'War od the Damned'. Debido a lo coral que es la serie, creo que estamos ante una de esas ocasiones en las que puede que aparezcan varios candidatos con grandes opciones a hacerse con el estandarte de favorito. Antes de presenciar la batalla final de 'Spartacus', elijamos entre todos a su mejor personaje. Shall we begin?

ACTUALIZACIÓN: Votación cerrada. Resultados.  


Spartacus
  
pollcode.com free polls 

Recordad que todavía podéis votar a vuestros personajes favoritos de:
Sin olvidar que ya hay ganadores para las rondas de:

Las barreras de entrada de 'The Wire'

Publicado por Moltisanti On 18:25 18 comentarios
Estoy cumpliendo con uno de mis sueños seriéfilos de los últimos años: pegar un revisionado completo a 'The Wire'. Con la tontería ya ha pasado casi un lustro (que se dice pronto) desde que comenzara una cruzada personal por este Carrusel de Series: dar a conocer y recomendar esta joya por activa y por pasiva. Sobra decir que por aquel entonces no contaba ni con la repercusión ni con una cuarta parte de la cantidad de seguidores que a día de hoy se ha ganado más que merecidamente. Consecuencia de andar siempre a la sombra de 'The Sopranos', se decía antes. Por suerte, la bola de nieve en que se ha transformado el recomendarla, se ha vuelto gigantesca y tiene pinta de seguir creciendo y no detenerse hasta que todo amante de la mejor ficción vea 'The Wire'.

Mucho ha cambiado el panorama desde mis primeros paseos por Baltimore en aquel año 2008. Tanto como que ahora es imposible no encontrar a 'The Wire' en cualquier lista (de crítica, aficionado o público en general) sobre lo mejor y más grande que ha dejado la televisión desde que empezara a iluminar las casas del planeta entero. Y yo que nunca dejaré de alegrarme de ello. Desgraciadamente su entrada en el olimpo de la series a veces me da la sensación que ha alcanzado niveles de pedantería que no le hacen ningún bien. Ya en el 2013 en el que nos encontramos, casi parece que el que todavía no ha visto 'The Wire' no puede llegar ni a considerarse a sí mismo seriéfilo o serieadicto o serieloquesea. Cosas del modernismo de los tiempos que corren, supongo. Esta negativa consecuencia ha terminado repercutiendo en un efecto positivo y muy importante: la gente le ha perdido el miedo a 'The Wire'. En especial a su primer episodio.

Todavía recuerdo la cantidad de comentarios que me dejaba la gente en aquellas entradas en las que escribía y recomendaba la serie. Habían accedido a picar el anzuelo y se habían puesto manos a la obra, encontrándose a las primeras de cambio una barrera que parecía casi insalvable. Un primer episodio que en la mayoría de los casos terminaba provocando un efecto inesperado: somnolencia. ¡La gente se quedaba dormida! Por suerte eso ya es cosa del pasado y hace mucho tiempo que he dejado de leer el mítico: "lo he intentado varias veces pero nunca he podido acabar el piloto de 'The Wire' porque siempre me quedo dormido". Gracias a la inmejorable publicidad, el boca a boca, o mejor dicho, el blog a blog, hoy en día se ha conseguido que la gente confíe ciegamente y se autoimponga el ver y seguir con 'The Wire', hasta darse cuenta uno mismo de que se ha sumado al culto en torno a esta obra imprescindible. Un caso de círculo vicioso muy beneficioso.

Que la tendencia haya cambiado tanto con el paso de los años, no ha impedido que siga preguntándome una y otra vez: "¿qué hacía que a la gente le costara tanto pasar del primer episodio?". Reconozco que en su día no me enteré ni de una décima parte de los que debería haber pillado tras ver ese primer episodio (algo que me ha quedado claro ahora), pero estuve lejos de dormirme o de pensar en rajarme a las primeras de cambio. Aprovechando que me encuentro en pleno revisionado, por fin voy a hacer algo que quería haber hecho tiempo atrás: localizar y desmitificar las barreras de entrada que dificultaban y que por ende deberían seguir dificultando (si no fuera por este cambio de percepción) a los neófitos en la serie creada por David Simon.

1. Capítulos de una hora. Por mucho que se sea asiduo a las series de HBO y a su extensa y versátil duración, el espectador está acostumbrado a ver series americanas de unos 20 o 45 minutos de media. Lo que implica que al encontrarse con una serie en la que cada uno es de 60 minutos, la sensación de "se me está haciendo eterno" pueda hacer acto de presencia, sobre todo en la puesta en marcha. Y si directamente esto sucede mientras ves el primer episodio de una nueva serie, por mucha recomendación que tenga detrás, las alarmas tienden a encenderse sin remedio. Calma.

2. Un elevado volumen de tramas y personajes. Creo que no exagero si digo que es la serie con más personajes (significativos) de la historia. Algo que empieza a vislumbrarse desde su mismo primer episodio. Si lo acabas habiéndote quedado con el nombre de McNulty y algún que otro más, como que te mereces recibir una medalla. Un volumen de apariciones (que no de introducciones o presentaciones) que puede llegar a desorientar, especialmente porque resulta muy complicado adivinar quiénes serán protagonistas, quienes secundarios y quienes simples figurantes de una historia tan grande como lo es su número de participantes. No es difícil perderse en el baile de conversaciones que se suceden a toda velocidad, entre gente a la que además todavía no sabes que pieza representan del puzle. Tiempo y dedicación hasta que se logra la identificación de cada uno.

3. Personajes en la retaguardia. El primer episodio es un no parar de nuevas caras y nombres que resulta complicado dominar. No te engañes y pienses que esos son todos los que tienes que conocer, ya que en los siguientes capítulos (y temporadas), el asunto no para de crecer y crecer. Y por supuesto alguno de los mejores personajes esperan su turno en la retaguardia. Para este punto siempre utilizo el mismo ejemplo: Omar, uno de los iconos, no aparece hasta el tercer episodio.

4. Un reparto repleto de desconocidos. Si es cierto que en la actualidad muchos de los actores de la serie han saltado a la fama, a la inmensa mayoría todavía (mucho menos años atrás) no les sonarán de nada o de muy poco. Y nunca sobra de más tener un rostro con gancho, especialmente para reducir la desorientación a la que me refería antes. Como curiosidad dejo por aquí el nombre de los miembros del reparto que aparecen en los títulos de crédito de la primera temporada: Dominic West, John Doman, Idris Elba, Frankie R. Faison, Larry Gilliard Jr., Wood Harris, Deirdre Lovejoy, Wendell Pierce, Lance Reddick, Andre Royo y Sonja John.

5. ¿Un policíaco más? Si llegas a sacar una conclusión después de ver el primer episodio, esa seguro que será que la historia va ir del juego del gato y el ratón que van a llevar a cabo la policía y la banda de traficantes de droga del Oeste de Baltimore. Y esto puede llevarte a pensar que 'The Wire' es un policíaco más, jugando con el tema de las escuchas como su principal diferencial. Nada más lejos de la realidad, y por suerte, en este sentido no tardarás más de la cuenta en descubrirlo.

6. Un rodaje de varios episodios. En sus inicios todos los dramas de HBO se caracterizan por lo mismo: exigen al espectador un mínimo de paciencia. Normalmente en torno a cinco capítulos. Este caso no es distinto, pero recuerdo que antes del revisionado pensaba que había que llegar al siete u ocho para darse cuenta que ya estaban colocadas todas las piezas sobre el tablero de la primera temporada. La marcha comienza antes, pero en mi caso ahí fue cuando me convertí en adicto.

7. Su estética y ambientación. Luce sucia y viejuna, pero no porque el tiempo la haya tratado mal (se estrenó en 2002), sino porque su estética y ambientación realista son dos de las armas que la serie utiliza para reflejar tal y como es a la propia ciudad de Baltimore. Que nadie se sorprenda en la toma de contacto si este punto le choca o le sorprende porque no es un defecto, sino una virtud.

8. El peso de ser la mejor serie de la historia. Si no te has cansado de escuchar alabanzas sobre una serie, resulta complicado acudir a su llamada sin un elevado nivel de exigencias. Es así y siempre lo será. Entonces mejor no imaginar cómo debe ser afrontar por primera vez el visionado de la que medio mundo vende como la mejor de la historia. Un nivel de expectativas que a la vez se traduce en uno equitativo de exigencias. 'The Wire' alcanza uno y recompensa el otro, pero primero hay que ser paciente, pillarle el punto, conocer a los personajes y empezar a completar un puzle que poco a poco te hará disfrutar de una experiencia televisiva totalmente diferente a cualquier otra. Luego, con los años una vez reposado lo necesario, ya se tendrá tiempo de revisionar y descubrir que desde ese primer capítulo de la discordia, ya marcaba los pasos que la llevarían a imponerse a todas.


Por si quedaban dudas, el resultado de este revisionado de 'The Wire' está siendo justo el esperado.  Puro disfrute a base de revalidar que la considere la mejor serie de la historia. It's all in the game...
1. ¿Dónde está Jessica Hyde?

Arby (Utopia)

2. Quiero lo que quiere todo el mundo. Quiero lo que todos quieren. Quiero todas las cosas. Sólo quiero ser feliz.

Hannah Horvath (Girls)

3. ¿Sabes cual es tu problema, Raylan? Deberías ser un delincuente. En este trabajo hay mucho papeleo para un hombre como tú. Demasiadas leyes y normas. Deberías haber estado en el otro lado conmigo y tu padre. También podrías disparar a la gente y ser un gilipollas. Tus dos actividades favoritas. Salvo que serías un gilipollas rico.

Boyd Crowder (Justified) 

4. ¿Quién dice que los sueños no se hacen realidad? 

Hank Moody (Californication)

 5.  Sigues las drogas, encuentras drogadictos y traficantes de drogas. Pero si empiezas a seguir el dinero... nunca sabes dónde cojones te va a llevar. 

Lester Freamon (The Wire)

6. Si hay una amenaza acabas con ella y no te avergüenzas de que te haya gustado hacerlo. 

El Gobernador (The Walking Dead) 

7. Los Caminates Blancos se fueron hace miles de años. Un hombre loco ve lo que ve.

Eddard "Ned" Stark (Game of Thrones) 
Dividir una temporada en dos siempre tiene dos consecuencias directas. La primera que vuelves a poner el contador de méritos a cero y la segunda que resulta imposible no estar comparando el nivel de una mitad con el de la otra. Por eso mismo, después del mejor tramo ofrecido por 'The Walking Dead' hasta la fecha, los otros ocho episodios de su tercera temporada parece que no han repetido hazaña y no han sabido contentar a todo el mundo. Es más, a raíz de lo que llevo leyendo desde ayer, parece que vuelve a ser tendencia lo de sacar a relucir la munición pesada para atacar a la serie. Curiosamente estos comentarios empezaron a aparecer desde bien prontito por la mañana, lo que me hace entender que mucha gente de la que le muele a palos, madrugó entre bastante y mucho para ver un capítulo que no ha sabido corresponder las escasas expectativas con las que imagino que se dispusieron a verlo. Todo tan lógico como irónico. Una vez más, imagino que es el precio a pagar por estar hablando de la ficción más popular del panorama televisivo actual, con permiso de 'Game of Thrones'. Sea como sea, cuando escribo sobre 'The Walking Dead', no sé cómo me las arreglo para que lo primero que haga siempre sea plasmar por escrito la temperatura ambiente que percibo desde el calentamiento general. Olvidando que aquí a lo que de verdad vengo es a comentar mis sensaciones e impresiones. Y a conocer las vuestras de primera mano, claro.

Tras el 3x16 "Welcome to the Tombs', ¿soy de los que llevan puesto (o se han vuelto a poner) el parche en el ojo o del grupo que no está a favor (o no del todo) de que se vuelva a poner en duda el buen hacer de 'The Walking Dead'? La respuesta después del salto. ¡Atención Spoilers!

No me voy a andar por las ramas. Estos ocho episodios (en líneas generales) han sido inferiores a los ocho primeros. Pero de ahí a enterrarlos mediante un argumento de peso del nivel de "todos han sido malos", me niego. Puede que la season finale no haya dado lo prometido o que ni siquiera tufara a final de temporada, pero no me voy a llevar por el calentón y restar más méritos de los necesarios. La memoria del espectador exigente, siempre tan efímera como bipolar. Y es que a mi parecer, esta segunda tanda sólo ha pecado de un mal: posponer demasiado pronto y hasta la última cita, el enfrentamiento que durante esta temporada ha hecho girar a toda la trama principal. En este caso, la guerra entre el grupo de la prisión y el de Woodbury. Un mal que ha impedido ir de paso en adelante en paso en adelante (tal y como sí sucedió en la primera tanda), lo que ha provocado indirectamente que todo el peso de la historia volviera a recaer en los conflictos interpersonales, las grandes decisiones éticas y morales, además de aprovechar para recordar que las cosas ahora son diferentes y que nunca volverán a ser como lo fueron antes. Y creo que lo ha hecho con más luces que sombras. Por lo tanto vuelvo a recalcar que el único (aunque gran) pero de esta tanda lo encuentro en la forzada "pausa" de la guerra y su posterior aplazamiento hasta el año que viene. Y un "gatillazo" así cuando se espera llegar al clímax final... te deja a medias e incompleto. Pero no por ello hay que dejar de tener la cabeza bien fría, si lo que se persigue es hacer un balance general.

Antes de centrarme en las sombras, voy a resaltar todas esas luces a las que me refería. Destacando dos capítulos por encima del resto, el 3x12 "Clear" y el 3x15 "This Sorrowful Life". El primero, además de servir para rescatar provisionalmente al trágico personaje de Morgan Jones, fue perfecto para asimilar cómo en un año, este universo ha cambiado por completo a los protagonistas. Y se consiguió reflejando esa desconfianza hacia cualquiera y la frialdad con la que ahora se abandona a la gente a su suerte. Ese "matar o morir" en el que tanto hincapié ha hecho el Gobernador en la última contienda y que ha sido uno de los ejes claves de la temporada. Sin duda, uno de mis capítulos favoritos hasta la fecha. El otro, sirvió para justificar el haber traído de vuelta a Merle, que andaba bastante descafeinado esperando a que le llegara su momento. Un personaje con bastantes más matices que ese retrato simplista de "basura blanca" del que tanto presumía. Sacrificarse para dar una oportunidad a su hermano (y de paso a todo el grupo) le concedió la redención personal que tanto añoraba, y por el camino, dejó un buen surtido de diálogos (junto a Michonne) y escenas de acción que amenizaron su monográfico hasta que llegó la hora de despedirse de su hermanito, ya una vez convertido en zombi. Me pareció un episodio muy personal y que jugó muy bien con "el tener (o no) lo que hay tener" que a punto estuvo de servir en bandeja a Michonne.

Otra de las cosas que no me gustaría olvidar es el ataque a la prisión en forma de represalia del Gobernador al final del 3x10 "Home". Tiro de memoria, pero debieron ser unos 15 o 20 minutos de pura acción (un puntazo la camioneta cargada de caminantes) que además de dejar otra muerte inesperada para sumar a la colección (la de Axel), volvió a resaltar el gran trabajo de dirección que hay en esta serie. Sin duda, una de las secuencias de acción mejor rodadas de entre todas las que llevamos, que no son pocas. Otro acierto fue el esperado cara a cara entre Rick y el Gobernador en el 3x13 "Arrow on the Doorpost". Un encuentro necesario para potenciar y dar sentido dramático al choque entre los dos pilares de cada bando. En su momento pensé que suponía la antesala al encuentro a vida y muerte que estaba a la vuelta de la esquina, pero visto lo visto, ahora me queda claro que su razón de ser recae en planes más a largo plazo. Por último, en cuanto este apartado de luces, no quiero quedarme sin resaltar la evolución de Carl, que aunque siga sin salir mucho (lo suficiente para no encabronar a los que no le soportan) cada vez está transformándose más y más en el líder que algún día será (digo yo, vamos). Obligado a crecer y madurar a gran velocidad, ya no sólo no le tiembla la mano a la hora de tumbar caminantes, sino que tarda menos de un segundo en aceptar cumplir con la dicha de "matar o que te maten" del universo 'The Walking Dead'.

Siguiendo con el mismo esquema, en el apartado de sombras destaco otros dos capítulos, el 3x09 "The Suicide King" y el 3x14 "Prey". Ambos muy pobres, aunque al primero le encuentro justificación en que sirvió para volver a situarnos en escena. En cuanto al otro, por segunda vez volvíamos a pasar una jornada en exclusiva en territorio Woodbury, con la diferencia de que a estas alturas ya estaba todo listo y dispuesto para pasar a la acción, por lo que un frenazo en seco así, me sobró más que aportó. Recordar que Tyresse y los suyos andaban por ahí habría estado bien si a la postre hubieran hecho algo, pero no fue el caso (con una aportación que no pasa del cero a la izquierda). Pero lo más sangrante de este episodio fue el detonar la conversión en caricatura de la figura del Gobernador. Un villano que se ha difuminado a medida que su parche le iba apretando más y más en la cara y se iba acercando el final. Hasta llegar a la conclusión de que ya no se mueve por venganza o por proteger a los suyos, sino que solamente actúa al son de sus ansias de matar, matar y matar. Y a poder ser haciendo sufrir a sus víctimas todo lo posible para poder disfrutarlo más. Un sádico sin ningún tipo de ideal. Esta deshumanización a los villanos siempre les sienta genial, ya que les convierte en bombas fuera de control que suelen arramplar con todo y con todos mientras cavan su propia tumba. Por eso me sorprende que los guionistas hayan apostado por su continuidad para la cuarta temporada (por muy goloso que siga siendo contar con un personaje así) y más a costa de tener que pagar un peaje tan elevado: la guerra que tanto habían pregonado.

Al final de una temporada siempre se tienen que cerrar todos los conflictos que se abrieron al arranque de la misma, poniendo el énfasis en la trama principal y que a la vez hizo de eje horizontal a lo largo de toda la campaña. Y una vez hechos los deberes, luego la jugada se puede adornar presentando nuevos conflictos o sacudiendo al espectador con una sorpresa en forma de cliffhanger. Desgraciadamente 'The Walking Dead' no ha hecho ni una cosa ni la otra. Pese a todo creo que como capítulo en sí funciona. Ojalá pudiera decir lo mismo como final de temporada. No se puede vender el último enfrentamiento de una más que estirada guerra si al final lo que vas a ofrecer es sólo otra batalla más. Y encima la menos espectacular de todas. Un poco de pirotecnia, un par de torres destruidas y ver a un "ejército" saliendo escopetado a la que las metralletas empiezan a cumplir con su función. Un escaso bagaje que te deja con una única palabra en la boca: decepcionante. En lo que sí ha cumplido este final ha sido en dar un desenlace a Andrea (y a Milton), la cual ha estado más activa que nunca en esta temporada, lo que creo que no ha terminado de funcionar en ningún momento. Siendo la elegida para hacer de puente entre la prisión y Woodbury, lo mejor que puedo decir de su actuación es que al menos su adiós ha sido emotivo (otro ejemplo más de que intentar que reine la coherencia a la antigua usanza es ahora una causa perdida) y ha servido para que el lavado de imagen de Michonne se completara. Como personaje la catanera es la que más reforzada sale de la segunda tanda. Un acierto que fue de los pocos que demandé tras la primera mitad.

Y por último quedaba rematar el tema de la locura de Rick. Una vez restaurada la democracia y "ganada" esta insulsa batalla contra el Gobernador, el líder recupera la cordura y decide flexibilizar su política de acceso al hogar del grupo... de su familia. Recibiendo como recompensa dejar de encontrarse con el fantasma embarazado de su mujer a la vuelta de cada esquina. Unos últimos instantes que se centran en el protagonista de la serie para que el espectador tenga oportunidad de meditar y reflexionar sobre todo por lo que ha pasado a lo largo de estos 16 capítulos... y todo lo que le quedará por sufrir en los siguientes. Que conste que me parece un acierto dedicar un tiempo así a Rick, pero es innegable que ahí ha faltado un gancho para que la espera hasta octubre no vaya a ser tan placentera. Al menos podrían habernos presentado a algunos de los nuevos para ir apostando en qué orden irán cayendo a lo largo de la cuarta temporada, que huele a kilómetros que si están ahora ahí es para ser utilizados como carnaza fresca para los muertos vivientes.

Ya como última conclusión, sólo apuntar que es una lástima que 'The Walking Dead' haya derrapado en el último instante por culpa de no atreverse a finiquitar un conflicto que se ha exprimido más de lo necesario. "El no tiene lo que hay que tener" y "el matar o que te maten" que ha impregnado la recta final y que ha sido inculcado especialmente desde la conducta de sus dos pilares, Rick y el Gobernador, al final le ha terminado golpeando a la propia serie con efecto boomerang incluido. Dicho esto, no queda otra más que conformarse pensando, o mejor dicho, confiando en que aplazar la guerra y dejar suelto al Gobernador será por un bien mayor, que supongo que si desde la serie lo han hecho a conciencia será porque algo grande se han reservado. Suposiciones que no cambian que esta tercera temporada haya sido la mejor hasta la fecha, lo que invita al optimismo de cara a imaginar que la cuarta seguirá con la tendencia positiva... o negativa, según con la perspectiva desde la que cada uno miramos a esta serie de una manera tan distinta. Es lo que hay y es lo que toca.
Antes de seguir sumando rondas a la Elección del Mejor Personaje, toca cerrar ediciones anteriores. Para hoy traigo el resultado de las elecciones de dos inglesas muy populares:

Para mi sorpresa la ronda sobre la segunda generación de 'Skins' ha superado en participación a la primera... y lo ha hecho con más del doble de votos. Y a la vista del resultado obtenido, creo que hice bien en reservarme a Effy para esta ocasión. Con un 30% de apoyo y casi 400 votos, la que dejó de ser la hermana de Tony para convertirse en la reina de su propia generación, arrasa y se hace así con el título de mejor personaje del segundo volumen de 'Skins'. La plata es para Naomi, otra que imaginaba que iba a contar con bastante apoyo, tal y como así ha sido (18%). Cerrando el podio aparece mi favorito y candidato a llevarse todos los honores, un Cook que se ha tenido que al final se ha tenido que conformar con el tercer puesto después de que comenzara la elección marchando a la cabeza en solitario y al que un año después, tanto Effy como Naomi, le han hecho un adelantamiento espectacular. La cuchara de madera es para Freddie que se ha quedado lo suficientemente lejos de los puestos delanteros, al igual que de los traseros, con ese 12%. Algo parecido al caso de Emily (9%). En la cola empatan en porcentaje, Pandora, Thomas y Katie, aunque por una mínima diferencia de votos quedan en sexto, séptimo y octavo lugar respectivamente. Cerrando la ronda aparece J.J. al que sSinceramente no esperaba encontrar tan (tan) abajo.


Mientras los rumores sobre la posibilidad de ver algún día un capítulo especial de 'The I.T. Crowd' no dejan de hacer ruido (aunque cada vez lo hagan con menor fuerza), por aquí ya hemos dictado veredicto sobre quién es el mejor personaje de la serie. Y no, no ha habido lugar para las sorpresas. Moss se lleva el título holgadamente con el 36% y casi 250 votos de los 665 totales. Sinceramente contaba con este resultado, pero no esperaba tanta participación para esta ronda. El podio lo completan los otros dos protagonistas, Roy y Jen, con un 24% y un 21% respectivamente. Cabe destacar que se han llevado un poco menos de 20 votos. En cuanto a los secundarios, Richmond supera a "papá" y a "hijo" Reynholm, en un orden de posiciones que era exactamente con el que contaba. Tras conocer los resultados, ¿soy el único al que le apetece revisionar algún capítulo?

Recordad que todavía podéis votar a vuestros personajes favoritos de:
Sin olvidar que ya hay ganadores para las rondas de:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Game of Thrones

¡Súbete!

Trailer: Stranger Things

¡Participa!

BSO: Wet Hot American Summer 1x07

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España