Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hoy se cumple el primer aniversario del desembarco de Netflix en España y me ha dado por recordar la promesa que hicieron desde la compañía cuando dijeron que doblarían el volumen del catálogo inaugural en tan solo un año. ¿Han cumplido con lo prometido? Para dar respuesta a esta pregunta he analizado todas las series añadidas en la plataforma desde el 20 de octubre del año pasado hasta hoy mismo, las cuales podréis encontrar en mi listado con las series (y temporadas) disponibles en el catálogo de Netflix España. Aprovecho para recordar que en ese recopilatorio no aparecen ni los formatos de sketches ni las series animadas. Una vez repasadas todas las novedades de la plataforma durante este año, saco las siguientes cifras y conclusiones.

Nota: Las barras de los gráficos corresponden al total de series que conformaron el catálogo inaugural el año pasado (2015) y todas las novedades subidas a lo largo de estos 365 días (2016).

Netflix ha subido el mismo número de originales que con las que aterrizó hace un año. Señalar que en este punto he omitido a las series rescatadas por la plataforma pero que previamente fueron emitidas por un canal de televisión, como 'The Killing' o 'Arrested Development'.

En el caso de las series que siguen emitiéndose en sus respectivos canales americanos, directamente ha multiplicado por tres el número de títulos respecto a los que estaban inicialmente. Sin embargo, al contar también las finalizadas, no logra doblarse por tan solo dos series.

En el caso de las series británicas sí que consigue doblar su catálogo... y hasta le sobra una serie para cumplir con lo prometido. En este apartado destaco el caso de 'The Honourable Woman', la primera serie en abandonar el catálogo de la plataforma en España allá por el 29 junio después de ser incorporada el 20 de enero. Simplemente apuntar que no la he contabilizado (ni suma ni resta).

El crecimiento del catálogo en lo que respecta a la ficción nacional se resume en que únicamente ha sumado una nueva serie a lo largo de todo este año: 'Carlos, Rey Emperador' (TVE).

Prácticamente triplica el número de series respecto a hace un año, aunque como ya comenté en la comparativa entre los catálogos de los cuatro servicios SVOD que por ahora están disponibles en España, esta llamativa cifra se debe a la cantidad de series asiáticas subidas desde marzo. Las otras cuatro series que han causado baja en este tiempo, además de 'The Honourable Woman', pertenecen a este apartado: 'La Reina del Sur', 'El Señor de los Cielos', 'Dueños del Paraíso' y 'Señora Acero'. Todas formaron parte del catálogo inaugural y salieron el mismo día, el pasado 30 de septiembre.

Comparando el catálogo inaugural (85) con el que tiene ahora mismo (200), la plataforma cuenta ahora con más del doble de series que hace un año; gracias a un diferencial de 115 títulos, especialmente americanos (en emisión), británicos (finalizados) y del resto del mundo. Por lo tanto, Netflix ha cumplido con la promesa que hizo al llegar a España hace un año.
Este viernes llegan los nuevos capítulos de ‘Black Mirror’ a Netflix, el nuevo hogar de la serie. ¿Hay ganas, eh? No es para menos, pues han pasado más de tres años y medio desde la emisión del último episodio de la segunda temporada ("The Waldo Moment") y casi dos desde que Channel 4 emitiera el especial navideño protagonizado por Jon Hamm. Seguro que por aquel entonces, el canal británico no imaginaba que ese “White Christmas” iba a ser lo último que transmitirían de ‘Black Mirror’ a través de su señal. Pese a ser la cadena responsable de apostar y encargar la serie originalmente, lanzando un total de siete episodios entre 2011 y 2014, Channel 4 no emitirá la tercera temporada de la que fuera uno de sus buques insignias hasta hace apenas unos meses.

Netflix es el nuevo hogar de 'Black Mirror' en exclusiva para todo el mundo a cambio de sentar un peligroso precedente en la industria televisiva. Se trata del primer caso en que una plataforma de streaming arrebata los derechos de una serie a un canal de televisión que estaba dispuesto a mantenerlos. Desde que Netflix arrancara su estrategia de ficción original, ha rescatado ‘The Killing’, ‘Longmire’ o ‘Arrested Development’, series previamente canceladas por sus respectivas cadenas de origen, pero nunca había arrebatado una serie ajena a ningún canal. Desafortunadamente para Channel 4, tuvo que poner el punto de mira (y la billetera) en la suya.

Cuando Channel 4 estrenó "The National Anthem" en diciembre de 2011, 'Black Mirror' se convirtió automáticamente en un auténtico fenómeno entre el público y la crítica, a los que pilló totalmente desprevenidos con aquel cerdogate difícil de olvidar. Esta versión moderna de 'La Zona Desconocida' en torno a las nuevas tecnologías y las redes sociales, consiguió reforzar y mucho la marca de Channel 4 como hogar de dramas atrevidos, diferentes y relevantes. Apostar por un formato así no debió ser nada fácil por lo arriesgado de la propuesta, y no hay que olvidar que se trata de un canal público, pero Channel 4 lo hizo... y el resto ya es historia. Eso sí, el desenlace de la misma desde luego que no es precisamente del estilo vivieron felices y comieron perdices.

Tras la emisión de ‘Black Mirror’ en la televisión británica, Netflix adquirió los derechos de streaming para el mercado americano y empezó a ofrecerla a sus suscriptores a finales de 2014. Rápidamente se convirtió en un pelotazo dentro de la plataforma, incrementando aún más el éxito de la serie a nivel global, que por entonces acumulaba ventas internacionales que superaban los 90 territorios. Por eso mismo, nadie dudaba de su continuidad con una tercera temporada. Eso sí, lo sorprendente fue que, en septiembre de 2015, Netflix sería la encargada de anunciar las nuevas entregas a cambio de 40 millones de dólares por 12 episodios (y los derechos en exclusiva a nivel global) que fueron la razón detrás de este cambio en la propiedad. Sin embargo, cuando saltó la noticia aún faltaba confirmar si Channel 4 mantendría los derechos para UK.

Seis meses después del anuncio de Netflix, Endemol Shine confirmó que Channel 4 no emitiría la tercera temporada en Reino Unido. Tal fue el revuelo que se montó que ambas partes lanzaron comunicados oficiales al respecto. Desde la distribuidora señalaron que ofrecieron la posibilidad de renovar la serie desde 2013, pero que el canal pasó del tema así como de cualquier alternativa de coproducción. Por eso, cuando recibieron la suculenta oferta de Netflix, decidieron decantarse por este inesperado cambio en la propiedad de los derechos de la serie. Por supuesto, desde Channel 4 tardaron poco en dar réplica afirmando que ellos siempre quisieron renovar ‘Black Mirror’, pero que Endemol rechazó todas sus ofertas, que a su parecer eran más que justas. En relación al nuevo acuerdo con Netflix, simplemente no estaban dispuestos a pagar por los derechos para el mercado británico dado que no estrenarían los nuevos episodios en primicia y pasarían a ser la segunda ventana de explotación para la que, hasta entonces, había sido su serie. Un cruce de declaraciones que evidenció la tensión entre ambas compañías alrededor de este asunto.

Por ahora el trasvase de 'Black Mirror' desde Channel 4 hasta Netflix sigue siendo un caso único, aunque igualmente sienta un peligroso precedente y un punto de no retorno para la plataforma de streaming. A unos días para que la serie vuelva a ser el centro de atención, me parecía interesante comentar la razón detrás del nuevo y exclusivo hogar de la serie y del incremento presupuestario que deberá notarse en los nuevos episodios. A partir de este viernes a salir de dudas, aunque cabe recordar que Netflix ahora sólo lanzará los 6 primeros de la tercera temporada.

'Doctor Who' hace frente al cuervo

Publicado por Moltisanti On 15:04 2 comentarios
Después de tener la novena temporada de 'Doctor Who' durante meses en la sala de espera, aprovechando que este otoño no estoy siguiendo casi series, por fin me he animado a verla. Una vez finalizada, en líneas generales me deja mejores sensaciones que las dos anteriores, responsables de que mi interés por la serie haya decaído considerablemente en comparación con años atrás.

Sé que llego con mucho retraso respecto a su emisión en BBC One, pero me apetece comentar la jugada en torno al segundo año de Peter Capaldi como el decimosegundo Doctor. A partir de aquí, sólo recomiendo leer a los que hayan visto la novena temporada. ¡Atención Spoilers!

Esta temporada queda marcada por dos claros denominadores comunes. Por un lado, la apuesta por una estructura basada en entregas dobles con el siempre eficiente "continuará" entre ambas partes. Por el otro, todas las historias tratan conceptualmente sobre la muerte; empezando por la salvación del pequeño Davros antes de convertirse en el creador de los Daleks (en un nuevo planteamiento del dilema "¿viajarías en el tiempo para matar a Hitler de niño?") y su plan para aprovecharse de la misericordia del Doctor, siguiendo por los fantasmas del lago, la maldición de la inmortalidad de Arya Ashildr, la nueva ronda de usurpaciones de cuerpos de los Zygons y, por supuesto, la despedida de Clara Oswald (for the win). Decir adiós a una compañera del Doctor nunca es fácil, por mucho que sea inevitable. Más que nada porque 'Doctor Who' sigue siendo una serie para toda la familia, aunque cada vez cueste más creerlo. Por eso, al abordar un tema tan peliagudo como el de la muerte, no queda otra que ir preparando el terreno para suavizar el impacto todo lo que se pueda. Recurrir a distintas situaciones y puntos de vista me ha parecido todo un acierto para cumplir con esta meta.

El premio de revelación de la temporada se lo entrego a Ashildr. Pensaba que este personaje sólo aparecería durante su capítulo doble a mitad de la campaña, pero finalmente juega un papel determinante en otras dos ocasiones: llevando a cabo involuntariamente el plan detrás de la muerte de Clara y, posteriormente, redimiéndose para ayudarla a engañar al tiempo en sí mismo y salvarla de su destino frente al cuervo... desde el fin del universo billones de años en el futuro. Así, Ashildr quitaba el puesto de secundaria de lujo a una Missy que para mi sorpresa desaparecía para no volver al final del 9x02. Viendo cómo acababa este episodio, con ella rodeada de Daleks pero evidenciando que tenía un plan de escape, esperaba tenerla de vuelta para el final de temporada... pero no era así. Algo aún más sorprendente al estar centrada la acción (una vez más) en Gallifrey. Sin embargo, como comentaba antes, el puesto de honor en la traca final era para Ashildr y, por mi parte, nada que objetar al respecto. Espero que la próxima temporada también se deje caer por la serie. Incluso no me importaría que se convirtiera en la nueva River Song. Hablando de la hija de Amy y Rory, un placer tenerla de vuelta aunque sea a modo de aparición estelar durante el especial navideño que pone el lazo a la temporada. Ya era hora de que conociera y pusiera cara a Doce.

En cuanto al Doctor, por fin le pillo el punto a esta decimosegunda reencarnación del protagonista; la cuarta para un servidor que sólo conoce la versión moderna de la serie. Reconozco que no me ha resultado fácil acostumbrarme al Doctor de Capaldi, ya que es el más diferente de todos y no sólo por el aspecto/acento del actor. Por una cuestión de edad, la siempre presente (y más o menos justificada) tensión sexual entre el protagonista y su compañera desapareció de un plumazo, pero eso no dejaba de ser una simple anécdota respecto a los cambios en su personalidad: más vinagre y cascarrabias, un poco de vuelta de todo... aunque manteniendo el carisma y los toques de humor de siempre. Le sigue faltando épica respecto a sus predecesores, pero este reproche se lo achaco más al propio Steven Moffat y al rumbo por el que está llevando la serie, aunque el personaje (y el actor) se luzca en el 6x11 al sufrir un calvario de billones de años para salvar a su compañera y amiga.

La próxima temporada será la última de Moffat como showrunner, tras siete u ocho años en el cargo, y eso es algo que agradezco. Por mucho que sea el responsable de la etapa más serializada y una de las más redondas, durante la quinta y sexta temporada, y de que su imaginario a la hora de crear monstruos siga dejando creaciones originales, la serie viene acusando un claro desgaste desde hace tres temporadas. De ahí que me parezca bien un cambio en el timón de la nave a estas alturas. ¿Su salida servirá para insuflar entusiasmo entre los aficionados? Veremos. De todas maneras, este cambio no se producirá hasta después de la emisión de la décima temporada prevista para el año que viene, así que aún falta para descubrir cómo será la 'Doctor Who' de Chris Chibnall, conocido principalmente por ser el creador de 'Broadchurch', pero que ya escribió varios capítulos de la serie entre 2007 y 2012, además de trabajar en las dos primeras temporadas de 'Torchwood'. Acabo dándole un minipunto a Moffat por rescatar la primera aparición de Capaldi en el 4x02 y dotar de cierto sentido (a favor de la concordancia de la propia serie) a su elección como el rostro de Doce.
Hora de comentar la segunda temporada de 'Fear the Walking Dead'. A partir de aquí, sólo recomiendo leer a los que la hayan visto completa. ¡Atención Spoilers!

La primera parte de la temporada fue tan para olvidar que meses después sólo recuerdo que el grupo protagonista zarpó hacia el sur para huir de la epidemia zombi... para acabar enfrentándose a ella en dos entornos desconocidos para los que estaban aún menos preparados: el mar y los áridos desiertos mexicanos. Desde luego que si FtWD se parece en algo a 'The Walking Dead' es en contar con unos personajes que no se caracterizan habitualmente por tomar las mejores decisiones posibles. Sin embargo, a priori, la idea del cambio de entorno no sonaba nada mal y en cierto modo garantizaba a FtWD poder seguir justificando su existencia después de fulminar demasiado pronto la premisa/diferencial original: contar la previa del brote epidémico y explorar el proceso de adaptación de un grupo de personas a un apocalipsis zombi para el que no estaban preparados.

Superada la novedad del estallido, esta segunda temporada corría el riesgo de acabar contando lo mismo que 'The Walking Dead', con los protagonistas inmersos en una huída sin fin mientras aprenden trucos y adquieren conocimiento y habilidades para sobrevivir. Eso sí, abordando la temática zombi desde un prisma de drama familiar más que de supervivencia. Algo que casi se confirma cuando la serie daba un paso en falso para traer demasiado pronto a un villano de referencia, un Gobernador del océano, aunque por fortuna esa trama duró nada y menos. Por eso, poner rumbo a México sonaba lógico al concordar con la elección de Los Angeles como puerto de salida. Una idea interesante con el potencial de mostrar cómo se enfrentaban en otro continente, y en una cultura de carácter tan religioso como es la latinoamericana, ante la misma amenaza.

Toda la travesía por mar siguió un esquema autoconclusivo que, en líneas generales, sirvió para más bien poco. Quizás el grupo saliera de ella más unido y definido, pero no fue hasta que volvieron a pisar tierra firme cuando de verdad empezaron a pasar cosas, con las verdaderas intenciones de Strand siendo reveladas y con la introducción del personaje de Celia Flores. Cierto que duró poco, pero al menos dinamitó el verdadero leit motiv de la temporada: considerar a los muertos vivientes como peligrosas causas perdidas (y olvidar que un día fueron personas) o creer en su condición de mal necesario, en una metáfora similar al relato bíblico del Arca de Noé, y que todo volverá a ser cómo era antes. Dos posturas que acabaron con Nick separándose del grupo principal, a la vez que Chris se dejaba seducir por el lado oscuro arrastrando de paso a su padre (coraje) con él. A grandes rasgos así era como acababa la primera mitad de la campaña, que además se cobró una segunda víctima de relevancia tras la baja de la madre de Chris en la temporada anterior. Un Daniel Salazar que no descarto que vuelva a aparecer el año que viene, todo sea dicho de paso.

Lo poco que me gustó la primera mitad y lo mucho que me convenció la segunda desde que arrancara con el monográfico de Nick por el desierto. Regresar de un parón con un capítulo de estas características me lo tomé como una buena señal y así fue. Esta declaración de intenciones dio paso a una nueva estructura narrativa al servicio de los personajes más que en hacer avanzar la historia a base de secuencias de acción; con la excepción de "la lluvia de zombis" a la llegada al hotel. Una dispersión de los protagonistas en varios frentes (como hiciera 'The Walking Dead' a partir de su cuarta temporada) unida a unos interesantes dilemas dramáticos que, poco a poco, consiguieron que volviera a interesarme por la serie en general y en las tramas de Nick y Travis-Chris en particular.

La perturbadora conexión de Nick con los zombis y su integración en una colonia establecida con un propósito honesto pero levantada en base a una mentira; la desesperación de Travis al descubrir que su hijo se había convertido en un monstruo, que no podría cumplir la promesa que le hizo a su ex-mujer y que, en última instancia, sería incapaz de mantener esa humanidad a la que no quería renunciar. Estas dos tramas han sido las responsables directas de elevar el nivel de la temporada, aunque el núcleo central (por volumen de protagonistas en ella) estuviera en otra parte. Aquí, Alicia, la más joven del grupo, se dedicaba a sumar méritos mientras su madre y Strand iban quedándose sin papel. Por lo menos tuvieron su propio momento de gloria al protagonizar una buddy-movie con tantos chupitos de tequilas como zombis tenían a su alrededor. Mención aparte para una Ofelia cuyo papel ha sido el de desaparecer y dar tumbos hasta toparse con una nueva trama que será explorada la próxima temporada y que tendrá a Dayton Callie como invitado de lujo. A modo de curiosidad, será la tercera vez que este actor coincida con Kim Dickens tras 'Deadwood' y 'Sons of Anarchy'.

Justo cuando la serie volvía a dejarme buenas sensaciones, y tras un fantástico episodio en torno a los remordimientos de Travis tras maldecir a su hijo en el que sería su último momento juntos, llegó la doble season finale para dejarme otra vez totalmente indiferente. Todo un jarro de agua fría que ni siquiera cumplía a la hora de ponerme los dientes largos de cara a la tercera temporada. Por supuesto que muere un personaje importante, al fin y al cabo se desarrolla en el mismo universo que 'The Walking Dead', pero ni me inmuté con la muerte de Chris. Resultado de relegar el impacto emocional al testimonio de dos personajes poco de fiar. Una arriesgada apuesta que, visto lo visto, valoro como un completo error. Cumple con un objetivo interesante como es hacer clic en Travis para eliminar su condición de compás moral y transformarle en lo que su hijo le dijo que debía ser, un hombre capaz de aceptar la situación y adaptarse al nuevo mundo, pero podrían haber dado con algo más impactante que una confesión y una recreación del accidente de Chris.

Mis reparos con la muerte (en off) de Chris no son mi único problema con esta anodina season finale, que a fin de cuentas pueden resumirse básicamente en que suceden pocas cosas. Incluso alguna que daba por hecho, como el enfrentamiento entre los miembros de la colonia y los traficantes de mercancías, ni siquiera llega a producirse y sólo sirve para que Madison, Travis y Alicia descubran hacia dónde se dirige Nick. Precisamente, la frontera entre México y Estados Unidos parece que será una de las localizaciones principales de la próxima temporada, a tenor del grupo de hombres armados que asalta a Nick, Luciana y al resto de los miembros de la colonia cuando se acercan a su nuevo destino. Un cliffhanger sin tirón, si es que puede considerarse como tal. Una pena que la temporada no remate la faena dando un golpe contundente sobre la mesa porque para mi gusto estaba recuperando el rumbo perdido. Una oportunidad perdida que me deja con Nick, Travis y Alicia como los únicos alicientes para retomar la serie el verano que viene.
Turno para la octava entrega del recopilatorio de citas célebres "serie a serie" de la sección "sé lo que dijisteis la última semana". En esta ocasión, las protagonistas de la colección son 'Homeland', 'House of Cards' y 'How I Met Your Mother', con 'Hannibal' y 'Heroes' de secundarias.
 
Hannibal

Hannibal Lecter: Antes de empezar, todos deben ser advertidos. Nada aquí... es vegetariano. Bon appétit.

Heroes

Hiro Nakamura: Salva a la animadora, salva al mundo.

Noah Bennett: Si me llama mi hija, lo dejo todo.

Homeland

Andrew Lockhart: What the fuck? What the fucking fuck? 

Carrie Mathison: ¿No crees que está mortificado ahora mismo? ¿Humillado? Las montañas están a punto de ser movidas en su nombre, arriesgando vidas. Ahora mismo haría cualquier cosa para evitar eso... se pegaría un tiro en la cabeza si pudiera.

Nicholas Brody: No soy un héroe, señor.

Saul Berenson: Eres la más inteligente y más jodida tonta persona que he conocido.

Nicholas Brody: He leído que parte de la explosión va hacia arriba. Hacia aquí. Punto débil. De modo que la cabeza es cortada limpiamente y normalmente se encuentra intacta. Todo lo demás... no.

Nicholas Brody: Ocho años fuera, vuelvo y me asaltan fuera del supermercado. Es increíble.

House of Cards

Frank Underwood: Nosotros no sucumbimos al terror. Nosotros somos el terror.

Frank Underwood: Para todos aquellos que estamos subiendo a la cima de la cadena alimenticia, no puede haber misericordia. Hay una sola regla: cazar o ser cazado. Bienvenidos de nuevo.

Frank Underwood: Un gran hombre dijo una vez: "Todo es acerca del sexo. Excepto el sexo. El sexo es cuestión de poder".

Frank Underwood: Quiero a esa mujer. La quiero más que los tiburones a la sangre.

How I Met Your Mother (Cómo Conocí a Vuestra Madre)

Barney Stinson: ¡Esto va a ser legen... espera... dario!

Lilly Aldren: ¿Robin otra vez? ¿Por qué todo el mundo va siempre tras Robin? ¿Por qué nadie lo intenta conmigo?

Barney Stinson: La única razón para esperar un mes para acostarte con una tía es que tenga 17 años y 11 meses.

Barney Stinson: Exijo la mayor chocada de cinco.

Barney Stinson: Estoy demasiado viejo para estas cosas.

Barney Stinson: La regla es: ¡Nada de niños hasta que no tengas por lo menos 45! ¿Leíste alguna vez mi blog? Ha mejorado mucho...

Barney Stinson: Estoy a un whisky con soda de ver la escena de la cantina de 'Star Wars'.

Barney Stinson: Dios, soy yo, Barney. ¡¿Qué pasa?! Sé que no hablamos mucho aunque gracias a mí, muchas chicas gritan tu nombre.

Barney Stinson: Piensa en mí como Yoda, pero en vez de ser pequeño y verde, llevo traje y soy sublime.

Lilly Aldrin: Vale, ¿qué es "El Lorenzo Von Matterhorn"?

Ted Mosby: Dios, me encanta estar soltero.

Barney Stinson: Ted, no es un buen momento... Oye, ¿dónde guardas los condones?

Marshall Erikssen: Marshall Erikssen, estrella de los sueños gays de Ted.

Ted Mosby: El sitio correcto, en el momento adecuado.

Entregas anteriores:

-Recopilatorio (A).

-Recopilatorio (B).

-Recopilatorio (C).

-Recopilatorio (D).

-Recopilatorio (E).

-Recopilatorio (F).

-Recopilatorio (G).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: The Young Pope

¡Súbete!

Trailer: Stranger Things

¡Participa!

BSO: Vice Principals 2x04

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España