¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hora de comentar la segunda temporada de 'Fear the Walking Dead'. A partir de aquí, sólo recomiendo leer a los que la hayan visto completa. ¡Atención Spoilers!

La primera parte de la temporada fue tan para olvidar que meses después sólo recuerdo que el grupo protagonista zarpó hacia el sur para huir de la epidemia zombi... para acabar enfrentándose a ella en dos entornos desconocidos para los que estaban aún menos preparados: el mar y los áridos desiertos mexicanos. Desde luego que si FtWD se parece en algo a 'The Walking Dead' es en contar con unos personajes que no se caracterizan habitualmente por tomar las mejores decisiones posibles. Sin embargo, a priori, la idea del cambio de entorno no sonaba nada mal y en cierto modo garantizaba a FtWD poder seguir justificando su existencia después de fulminar demasiado pronto la premisa/diferencial original: contar la previa del brote epidémico y explorar el proceso de adaptación de un grupo de personas a un apocalipsis zombi para el que no estaban preparados.

Superada la novedad del estallido, esta segunda temporada corría el riesgo de acabar contando lo mismo que 'The Walking Dead', con los protagonistas inmersos en una huída sin fin mientras aprenden trucos y adquieren conocimiento y habilidades para sobrevivir. Eso sí, abordando la temática zombi desde un prisma de drama familiar más que de supervivencia. Algo que casi se confirma cuando la serie daba un paso en falso para traer demasiado pronto a un villano de referencia, un Gobernador del océano, aunque por fortuna esa trama duró nada y menos. Por eso, poner rumbo a México sonaba lógico al concordar con la elección de Los Angeles como puerto de salida. Una idea interesante con el potencial de mostrar cómo se enfrentaban en otro continente, y en una cultura de carácter tan religioso como es la latinoamericana, ante la misma amenaza.

Toda la travesía por mar siguió un esquema autoconclusivo que, en líneas generales, sirvió para más bien poco. Quizás el grupo saliera de ella más unido y definido, pero no fue hasta que volvieron a pisar tierra firme cuando de verdad empezaron a pasar cosas, con las verdaderas intenciones de Strand siendo reveladas y con la introducción del personaje de Celia Flores. Cierto que duró poco, pero al menos dinamitó el verdadero leit motiv de la temporada: considerar a los muertos vivientes como peligrosas causas perdidas (y olvidar que un día fueron personas) o creer en su condición de mal necesario, en una metáfora similar al relato bíblico del Arca de Noé, y que todo volverá a ser cómo era antes. Dos posturas que acabaron con Nick separándose del grupo principal, a la vez que Chris se dejaba seducir por el lado oscuro arrastrando de paso a su padre (coraje) con él. A grandes rasgos así era como acababa la primera mitad de la campaña, que además se cobró una segunda víctima de relevancia tras la baja de la madre de Chris en la temporada anterior. Un Daniel Salazar que no descarto que vuelva a aparecer el año que viene, todo sea dicho de paso.

Lo poco que me gustó la primera mitad y lo mucho que me convenció la segunda desde que arrancara con el monográfico de Nick por el desierto. Regresar de un parón con un capítulo de estas características me lo tomé como una buena señal y así fue. Esta declaración de intenciones dio paso a una nueva estructura narrativa al servicio de los personajes más que en hacer avanzar la historia a base de secuencias de acción; con la excepción de "la lluvia de zombis" a la llegada al hotel. Una dispersión de los protagonistas en varios frentes (como hiciera 'The Walking Dead' a partir de su cuarta temporada) unida a unos interesantes dilemas dramáticos que, poco a poco, consiguieron que volviera a interesarme por la serie en general y en las tramas de Nick y Travis-Chris en particular.

La perturbadora conexión de Nick con los zombis y su integración en una colonia establecida con un propósito honesto pero levantada en base a una mentira; la desesperación de Travis al descubrir que su hijo se había convertido en un monstruo, que no podría cumplir la promesa que le hizo a su ex-mujer y que, en última instancia, sería incapaz de mantener esa humanidad a la que no quería renunciar. Estas dos tramas han sido las responsables directas de elevar el nivel de la temporada, aunque el núcleo central (por volumen de protagonistas en ella) estuviera en otra parte. Aquí, Alicia, la más joven del grupo, se dedicaba a sumar méritos mientras su madre y Strand iban quedándose sin papel. Por lo menos tuvieron su propio momento de gloria al protagonizar una buddy-movie con tantos chupitos de tequilas como zombis tenían a su alrededor. Mención aparte para una Ofelia cuyo papel ha sido el de desaparecer y dar tumbos hasta toparse con una nueva trama que será explorada la próxima temporada y que tendrá a Dayton Callie como invitado de lujo. A modo de curiosidad, será la tercera vez que este actor coincida con Kim Dickens tras 'Deadwood' y 'Sons of Anarchy'.

Justo cuando la serie volvía a dejarme buenas sensaciones, y tras un fantástico episodio en torno a los remordimientos de Travis tras maldecir a su hijo en el que sería su último momento juntos, llegó la doble season finale para dejarme otra vez totalmente indiferente. Todo un jarro de agua fría que ni siquiera cumplía a la hora de ponerme los dientes largos de cara a la tercera temporada. Por supuesto que muere un personaje importante, al fin y al cabo se desarrolla en el mismo universo que 'The Walking Dead', pero ni me inmuté con la muerte de Chris. Resultado de relegar el impacto emocional al testimonio de dos personajes poco de fiar. Una arriesgada apuesta que, visto lo visto, valoro como un completo error. Cumple con un objetivo interesante como es hacer clic en Travis para eliminar su condición de compás moral y transformarle en lo que su hijo le dijo que debía ser, un hombre capaz de aceptar la situación y adaptarse al nuevo mundo, pero podrían haber dado con algo más impactante que una confesión y una recreación del accidente de Chris.

Mis reparos con la muerte (en off) de Chris no son mi único problema con esta anodina season finale, que a fin de cuentas pueden resumirse básicamente en que suceden pocas cosas. Incluso alguna que daba por hecho, como el enfrentamiento entre los miembros de la colonia y los traficantes de mercancías, ni siquiera llega a producirse y sólo sirve para que Madison, Travis y Alicia descubran hacia dónde se dirige Nick. Precisamente, la frontera entre México y Estados Unidos parece que será una de las localizaciones principales de la próxima temporada, a tenor del grupo de hombres armados que asalta a Nick, Luciana y al resto de los miembros de la colonia cuando se acercan a su nuevo destino. Un cliffhanger sin tirón, si es que puede considerarse como tal. Una pena que la temporada no remate la faena dando un golpe contundente sobre la mesa porque para mi gusto estaba recuperando el rumbo perdido. Una oportunidad perdida que me deja con Nick, Travis y Alicia como los únicos alicientes para retomar la serie el verano que viene.

2 Response to "'Fear the Walking Dead' muestra el apocalipsis zombi más allá de la frontera entre Estados Unidos y México"

  1. Messab Said,

    Bueno, he salteado la lectura porque estoy ahora mismo pasada la mitad de la segunda... Que me pareció muy buena la primera, que aflojó bastante la primera mitad de la 2; y ahora mismo se ha puesto mucho más interesante... No me convencen del todo los actores (estoy esperando que el ex torturador Daniel siga vivo de alguna forma) Espero que al menos sigan la onda de la primera temporada y el nivel actual. Que se acerca más a la serie madre. Veremos.

     

  2. Moltisanti Said,

    Messab, siento avisarte de que la serie mantiene ese nivel... hasta el final de temporada, donde vuelve a patinar. Ya contarás qué te parece a ti.

    ¡Saludos!

    PD: También espero que Daniel siga vivo...

     

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Mindhunter

¡Súbete!

Trailer: Altered Carbon

¡Participa!

BSO: Narcos 3x10

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España