Showtime en manos de David Lynch

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Arrested Development: La familia Bluth

Publicado por Moltisanti On 14:18 16 comentarios
La familia Bluth es la protagonista y en la que se centra Arrested Development, una de las pocas privilegiadas que siempre es acompañada de la coletilla de "mejor sitcom de la historia" cuando se habla o se escribre sobre ella. Después de mucho posponer su visionado y casi de improviso, finalmente me animé a verla hace unos tres meses, sin saber muy bien qué esperarme, pero con el aliciente (en ocasiones lastre) de haber leído infinidad de elogios hacia ella... justo lo contrario que hacia la FOX, encargada de estrenar la serie en el año 2003 para más tarde cancelarla en el 2006. Hecho que a la postre, terminaría convirtiendo a Arrested Development en serie de culto, cosechando por todo el mundo una base de seguidores aún mayor de la que ya tenía. Desde luego, mucha de la mala fama con la que cuenta actualmente la conservadora cadena americana, se debe a la cancelación de esta y de Firefly. Hace tiempo que devoré las tres temporadas de la serie, pero había algo que me impedía ponerme a escribir. Al principio no sabía muy bien qué podía ser, pero no tardé demasiado tiempo en descubrir que lo que tenía que hacer para finalmente conseguir la inspiración necesaria, no era otra cosa que ponerme a revisionarla de principio a fin. Es la primera vez que me sucede algo así y que lo llevo a cabo, pero si hay algo que define a la perfección a Arrested Development, es que es única en su género.

"Esta es la historia de una familia rica que lo perdió todo y de un hijo que no tuvo más remedio que mantenerla unida... es Arrested Development".

Los Bluth son una familia disfuncional, diferente a la tuya y a la mía (más nos vale), que a consecuencia de los trapicheos del patriarca George Senior con el dinero de la empresa familiar (La Compañía Bluth), verá como casi toda su fortuna se desvanece de la noche a la mañana, lo que llevará a Michael Bluth (uno de los hijos) a tener que hacerse cargo (en mayor o menor medida) de toda la familia. Este es el punto de partida de la historia principal de Arrested Development, la misma que durante las tres temporadas servirá de telón de fondo a la mayor cantidad de bromas, situaciones locas, guiños, autoreferencias y demás, que jamás haya encontrado en una comedia. De ahí que una revisión a tiempo la considere imprescindible para valorar objetivamente a Arrested Development, pues aún así, se necesitaría de una enciclopedia y una guía especializada en la serie para pillar y entender todo lo que esta ofrece en sus 53 episodios. Antes de centrarme todo lo posible y más en estos aspectos, me gustaría destacar algunas de las características básicas de la serie, como son su narración omnisciente (llevada a cabo por Ron Howard), su estilo docu-reallity y la fantástica utilización del uso de imagénes y secuencias de archivo, e incluso de miniflashbacks, al más puro estilo de Padre de Familia (Family Guy). Sin olvidarme por supuesto del original "on the next... Arrested Development", el cual no supone ningún avance sobre lo que se verá en el siguiente episodio, sino que es un espacio que se aprovecha para hacer bromas aún más surrealistas sobre algunas de las realizadas en los propios capítulos.

A día de hoy, no tengo duda alguna, Arrested Development es una de mis comedias favoritas (si no la que más), pero reconozco que me llevó mucho tiempo y paciencia (más del habitual) empezar a encontrarme con esa maravilla de la que todo el mundo hablaba (lo que estoy disfrutando con el revisionado no se puede describir con palabras), aunque me lo pasaba bastante bien con ella. Pillarle el truco a los Bluth no fue tarea fácil, pues la magia de la serie se sostenta a base de todos esos guiños, autoreferencias y recursos habituales que como es lógico, van apareciendo por el show con el paso de los episodios e incluso temporadas. Por eso mismo, cuando me encontraba más o menos por el ecuador de la segunda entrega fue cuando realmente empecé a percatarme de la grandeza de los Bluth, y en consecuencia, de Arrested Development. Con esto no quiero decir que la primera temporada sea mala (las blasfemias a otra parte, gracias), ni que necesites un tiempo de adaptación similar al mío, pero realmente creo que es conveniente señalar esta situación para que a la larga puedas disfrutar de un visionado que debería ser considerado casi obligatorio pero que una gran dosis de elevadas expectativas puede mermar en los inicios. Si eres de los afortunados que ya ha conocido en profundidad a los Bluth, estoy convencido de que te será más que complicado poder decir algo negativo sobre ellos. La fama de Arrested Development, es totalmente justificada.

Una vez presentada la serie y relatada de manera breve mi experiencia personal con ella, quiero adentrarme en el complicado terreno de hablar sobre los personajes sin decir demasiado, dejando por el camino y para otra ocasión, el comentario y análisis sobre la cantidad de recursos propios que emplea continuamente y que en realidad junto a los protagonistas de la historia son lo que la hacen una de las más grandes. Cuando la subí a la palestra de la "Elección del Mejor Personaje", antes incluso de presentarla por aquí (como es evidente), tenía claro que sería una ronda disputadísima porque es de las pocas series en las que todos los personajes son realmente geniales, por no hablar de que cada uno es imprescindible y de que a fin y al cabo, se sincronizan con la misma perfección que lo hace la maquinaría de un reloj suizo. Michael Bluth (Jason Bateman), es el elegido e impuesto para ser el cuidador de toda la familia. Le encanta tener el control y la sensación de ser necesitado. Pone a su hijo por encima de todas las cosas, pero realmente una de sus virtudes no es la de escuchar, "¿Ella?", dadas sus ciertas dosis de egocentrismo y egoísmo. Sobre él recae el peso de toda la serie, pues a fin de cuentas es el protagonista de la función, con lo que esto supone. No es ni de lejos el personaje más divertido (excepto cuando en su vida está involucrada una mujer), pero porque ese papel está reservado para otros, cumpliendo a la perfección con el suyo. Con su hijo, George Michael (Michael Cera), encuentro el reflejo perfecto de lo que quería decir en el párrafo anterior sobre que lleva tiempo pillar el truco a los Bluth. Al principio no era de mi agrado, pero durante el revisionado estoy captando toda la brillantez del personaje que es mucha. Tímido, formal, inocente, trabajador, impopular... y está enamorado de su prima.

Tanto Michael y George Michael vivían tranquilamente en el ático de la casa piloto, hasta que parte de la familia se mudó con ellos. Maeby (Alia Shawkat), es la prima de la que está enamorado George Michael, la cual puede ser el personaje con menos minutos en pantalla (siendo aprovechada para una de las tramas más productivas como ejecutiva de una productora de cine), pero porque los guionistas en muchas ocasiones no hacen otra cosa que seguir con el ejemplo paterno que llevan a cabo los padres de esta, Lindsay (Portia de Rossi) y el doctor-actor Tobías Fünke (David Cross). Ambos conforman un estranbótico matrimonio, el cual se rige por la regla del surrealismo más extremo. Es difícil hablar sobre ellos sin entrar en la dura faena de definir en profundidad a Tobías, algo que desde luego no haré porque la mejor forma de conocer al único "analrapist" del mundo, es hacerlo sin saber nada sobre su genio y figura (advertencia: tener el "risómetro" preparado). Llega el momento del espectáculo en persona, del hermano mayor, del mago/ilusionista, del asesino en serie de palomas... Gob (Will Arnett a.k.a. "La voz"). Sin duda, uno de los pilares fundamentales para que Arrested Development sea tan grande y divertida como es. "¡Vamos!". Ahora el turno es para Buster (Tony Hale), el niño atrapado dentro del cuerpo de un adulto de 32 años y que hará de los saludos familiares ("ey brother") toda una imagen de marca. Desde mi punto de vista, es quien sufre una evolución más profunda y acertada, haciendo que pase de estar obsesionado con el amor y la compañía de su madre (o de Lucille II), a convertirse en el "soldado" de la risa a partir del "incidente con la foca del moño amarillo". I'm a Monster!

Para el final, me he dejado a los responsables de que los Bluth anteriomente presentados, sean lo que son. Empiezo por la alcohólica, "bitch", malvada y absolutamente magistral madre que es Lucille (Jessica Walter). Sus guiños, borracheras y sonidos a lo Godzilla, son tan célebres como sus manipulaciones. Y sigo con uno de los secundarios más bien aprovechados de la historia de la televisión como es George Senior (Jeffrey Tambor) a.k.a. "El Lobo". Especialista en encontrar negocios para el mercado del vídeo donde no los hay, amante de las fugas y de dar lecciones a sus hijos. Sin olvidarme por supuestos de las liadas a las que someterá a su hermano gemelo Oscar a.k.a. "yo soy tu padre", del cual tampoco diré mucho para no reventar más sorpresas de las debidas. Antes de dar el carpetazo definitivo al tema de los personajes (me voy a quedar con las ganas de hablar de secundarios del calibre de Barry Zuckerkon, Annyong, Kitty, Tony Wonder, Lucille II, etc), toca hacer una merecida mención especial al meritorio trabajo de cada uno de los actores y actrices, pues como la propia serie parodió en un episodio de la segunda temporada, interpretar a ciertos Bluth puede acabar con la carrera de cualquiera. Próximamente me centraré en todos esos recursos, guiños y autoreferencias (y muchas cosas más) que hacen a Arrested Development ser tan inmensamente grande y magistral como es. Mi idea era incluir este tema también en esta presentación de la familia Bluth, pero tampoco me apetece abusar del tiempo de nadie... y aseguro que la cosa se me iba a ir excesivamente de las manos. Cuando acabe de revisionar la serie será el momento perfecto para realizar la prometida segunda parte de esta entrada. Si fuera tú, aprovecharía este tiempo para hacerme con la serie y ponerme con ella cuanto antes.

On the next...Arrested Development:

Moltisanti deja un manual para que todo el que quiera descubra, cual es la forma de hacer la "gallina a la Bluth" que más se identifica con sus habilidades. ¡Co-ca-co!:

Moltisanti protagoniza su propio momento Charlie Brown, pero sin Snoopy al fondo.

Moltisanti reemplaza a Tobías como suplente de los "Blue Men Group".

Bing, Chandler Bing

Publicado por Moltisanti On 13:55 10 comentarios
365 días, ese es el tiempo que ha transcurrido desde que la Elección del Mejor Personaje de Serie arrancó con Friends en el Carrusel. En principio, no tenía previsto una fecha límite para ir cerrando cada una de las rondas que ya están puestas en marcha, pero me he dado cuenta de que las encuestas tienen impuesta una fecha de caducidad máxima: un año desde que comenzó la votación. De esta forma, mientras sigo subiendo series a la palestra de la elección, podré ir dando carpetazo a las que ya han cumplido con creces su propósito inicial, el de elegir entre todos a nuestro personaje favorito de la serie en cuestión. Con Friends dimos el pistoletazo de salida a las votaciones, y como no podía ser de otra forma, también lo vamos a hacer a la hora de ir cuantificando y valorando los resultados obtenidos. ¡Ya tenemos al primer vencedor!

Como habréis percatado por el título de la entrada y por la imagen que acompaña a la misma, Chandler Muriel Bing (Friends) es el primer personaje en clasificarse para la gran final de la Elección del Mejor Personaje. Antes de centrarme en esto que es lo realmente importante, hay un par de puntos más sobre la elección que quiero aprovechar para aclarar de cara al futuro. Después de darle las necesarias vueltas al coco, he decidido que una vez elijamos a nuestros personajes favoritos de cada serie, la cosa no puede quedarse en eso simplemente, y aunque sea pensando en muy a largo plazo, cuando llegue el momento habrá que tirar la casa por la ventana realizando una ronda final de la que tiene que salir (con nuestros votos) el mejor personaje de serie en general. De esta forma, pretendo darle un objetivo o una meta extra a estas elecciones en singular y de paso seguir animando al personal a que siga votando en cada ronda como lo ha hecho hasta el momento. Aprovecho para agradecer enormemente a todos los que durante este último año habéis participado con vuestros votos, siempre que tocaba una de vuestras series favoritas. ¡Muchísimas gracias!

Una vez soltado todo el rollo que consideraba necesario soltar sobre el devenir de la elección en general, llega el momento de reflexionar sobre lo que ha dado de sí la ronda de Friends en particular. Que la eligiera para inaugurarla no fue casualidad. Los 801 votos acumulados en la misma (que se dicen pronto pero que personalmente me parecen una burrada), con el tiempo me han confirmado que tomé la decisión correcta. A fin de cuentas, Friends es una serie que tiene una grandísima legión de fans por todo el mundo, y lo que es más importante, es como Los Simpson de carne y hueso, pues raro será encontrarse con alguien que no haya visto por lo menos un capítulo de la serie protagonizada por los Chandler, Joey, Monica, Phoebe, Rachel y Ross. Sin más rodeos, hora de comprobar con números cual ha sido el resultado de la ronda de Friends:
  • 1. Chandler Bing: 374 votos (47% del total)

  • 2. Phoebe Buffay: 138 votos (17%)

  • 3. Joey Tribbiani: 109 votos (14%)

  • 4. Ross Geller: 95 votos (12%)

  • 5. Monica Geller: 45 votos (6%)

  • 6. Rachel Green: 40 votos (5%)
Sinceramente, en esta ronda, casi me hubiera parecido bien que ganara cualquiera, pero finalmente Chandler ha sido quien entre todos, hemos elegido como el mejor personaje de Friends. Sus constantes bromas, su actitud irónica, haber sido capaz de salir con Janice, su entrañable y estrambótica relación con Monica, cada uno de los momentazos que nos regaló en su apartamento, tener una madre novelista erótica y un padre interpretado por Kathleen Turner, ser el encargado de citar la última frase de la serie después de 10 temporadas, etc. Son cientos los motivos por los que Chandler se ha ganado el voto de la inmensa mayoría. A fin de cuentas y echando una mirada al pasado, recordar que Mr. Bing es demasiado grande como para no haberlo conseguido.

La elección seguirá como hasta ahora (nuevas series irán apareciendo por ella), pero a la vez, las rondas más veteranas irán cerrándose cuando las llegue la hora. De todas maneras, si queréis aportar alguna idea o hay algo que no os gusta, no dudéis en comentarlo que la Elección del Mejor Personaje de Serie la hacemos entre todos. Para terminar, sin perder las sanas costumbres, recordar que todavía podéis votar a vuestros personajes favoritos de:

The Inbetweeners: ¡Brillante!

Publicado por Moltisanti On 20:44 20 comentarios
Esto del visionado compulsivo de series es imprecedible. En mi caso, lo he vuelto a comprobar comenzando con otra que no entraba en mis planes a corto plazo, pero que por recomendación especial de Tokky de "Donde solíamos gritar", ya estaba esperando su turno como todas las que pueblan mi interminable lista negra. Me estoy refiriendo a The Inbetweeners, una comedia británica del canal E4, el mismo que emite Skins y Misfits, dato que sirve de orientación para saber por donde van los tiros en ella. En plena temporada regular de series, sabía que de empezar algo, tenía que ser una comedia de situación de 20 minutos y que tampoco tuviera demasiadas entregas a sus espaldas. Requisitos que casi sin saberlo, cumplía totalmente The Inbetweeners, así que finalmente animarme a darla una oportunidad, no me llevó demasiada meditación. De esto haces unas cuantas semanas, pues en la actualidad, ya estoy al día con la serie después de haber disfrutado hace poco del fantástico final de la tercera temporada, la última hasta la fecha.


The Inbetweeners se centra en Will, Simon, Jay y Neill, y como el propio título de la serie deja entrever (viene a referirse a la posición social en la que se encuentran sus 4 protagonistas durante esa alocada etapa de la vida que es la del instituto), estos se encuentran en una posición intermedia dentro de la variada fauna adolescente, pues ni son los típicos frikis marginales o empollones, ni mucho menos los más populares de la clase. Entonces, ¿se les puede considerar como los "normales"? Tampoco creo que se les pueda etiquetar de esta forma (tiran bastante más hacia la "vertiente perdedora"), pero como esto me importa más bien poco, no le voy a dar más vueltas al asunto. Lo que realmente me importa de The Inbetweeners, es que una vez conoces a estos 4 personajes de la vida, los momentos disparatados, surrealistas y divertidos están garantizados. Sus armas son bastantes similares a las de la mayoría de los adolescentes: salir de fiesta (aunque suelen ser de los que no están invitados a las mejores), beben todo el alcohol que se puede, incluyen todas las palabras incorrectas o directamente barbaridades que se les ocurran en un misma frase y nunca dicen que no a cualquier plan que se les presente por el camino (aunque desde el principio se sea consciente de que la cosa no podrá acabar bien). Todo esto lo hacen con un objetivo más que común: conocer chicas y perder la ansiada virginidad. Que no te extrañe que con esta información te haya venido a la cabeza por ejemplo la saga de 'American Pie' o similares, pues The Inbetweeners es del mismo estilo, pero con ese toque británico que tanto me gusta.

La serie comienza con Will, al cual por circunstancias de la vida, le toca abandonar su elitista colegio privado para adentrarse involuntariamente en la salvaje vida que supone la educación pública. Will, es un friki, o al menos es lo que parece de cara a los demás. Pese a esto y no sin mucho esfuerzo, finalmente conseguirá introducirse en el grupo que conforman Simon, Jay y Neill. El primero es el clásico que lleva enamorado toda su vida de la misma chica (la cual además es su vecina), el segundo es incapaz de decir dos frases seguidas sin que una sea para mentir sobre alguna batallita pasada (generalmente relacionada con sexo) y la otra para insultar a alguno de sus mejores amigos (los padres de estos suelen ser sus víctima predilectas), mientras que al tercero se le podría considerar como el más normal de todos, si no fuera porque no se entera nunca de nada. Como se suele decir, "vaya cuatro patas para un banco". Además del equipo protagonista, la serie tiene una buena ristra de geniales secundarios. Todos muy estandarizados, pero para singulares ya están los otros. Ahí tenemos a Mr. Gilbert (el típico Director dispuesto a hacer la vida imposible a sus alumnos), Carli (la guapa, inocente y popular), Mark Donovan (el tipo duro que no lo es tanto pero al que hay que respetar), Charlotte (popular y salidorra a partes iguales), sin olvidarme de cada uno de los padres de los protagonistas, pues cada uno a su manera, se las trae.


No es una comedia al uso, como tampoco lo es para todos los públicos, por lo que como suele ser habitual con estas, no me atrevo a recomendarla sin avisar antes de esta condición. Si te gustaron Skins y Misfits (aunque esta no se toma ni una cuarta parte de en serio de como lo hacen las otras) y te apetece echarte unas buenas risas a costa de un grupo de adolescentes de 16 años más salidos que el pico de una mesa, con el sello de calidad y originalidad británico, The Inbetweeners no te decepcionará. Además, que sólo cuente con tres temporadas de 6 capítulos (de 20 minutos de duración) cada una, es razón más que suficiente para no marear en exceso la perdiz y encontrar un hueco para ella cuanto antes. Mi experiencia dice que una vez la comiences, te llevará nada y menos el devorarla. Entre los numerosos aspectos positivos que le encuentro a The Inbetweeners, uno de los más significativos es su notable regularidad. Encima, de vez en cuando se supera así misma ofreciendo alguna dosis de surrealismo extremo como son el 1x03 "Thorpe Park", 3x04 "Trip to Warwick" y el 3x06 "Camping Trip", por citar los episodios que me vienen a la mente.

Para ir terminando, quiero destacar unas cuantas curiosidades más y es que como te podrás imaginar, la selección músical que se puede escuchar por la serie es una auténtica maravilla (hay temas de Vampire Weekend, Gorillaz, Artic Mokeys, MGMT, The Drums, etc), como no podría ser de otra manera perteneciendo al canal que pertenece. Otra, es que la serie por su segunda temporada ganó el premio BAFTA 2010 del público y ha estado nominada como "Mejor Comedia de Situación" los dos años que ha participado, así que no debe sorprender que sea todo un fenómeno por aquella tierras (en España aún tiene puesto el cartel de desconocida). En cuanto a la emisión de la cuarta temporada, desgraciadamente por ahora no se sabe nada, pero el año pasado los creadores confirmaron que Neill, Jay, Simon y Will la liarán próximamente en una película, que en principio está prevista para mediados del 2011. The Inbetweeners no te devolverá a la adolescencia, pero te hará recordarla desde un punto de vista surrealista y acompañado de la mejor de las compañías, la risa. Como suelen decir los propios personajes cuando la ocasión lo merece: "Brilliant!"
1. Tenía curiosidad, así que pregunté. Discúlpame por tener una mente curiosa que le hace preguntas a la gente. Tengo curiosidad sobre cómo se puede ser piloto kamikaze... y seguir vivo.

Larry David (Curb Your Enthusiasm)

2.
Es increíble lo bueno que eres con las tías, Jay.

Neil (The Inbetweeners)

3.
La química merece ser respetada.

Walter White (Breaking Bad)

4.
Ey, ey, ey. No le llames gato callejero. Tiene un nombre: Jack Bauer.

Dennis Reynolds (It's Always Sunny in Philadelphia)

5.
Esta no es vuestra isla. Es nuestra isla. Y la única razón por la que vivís en ella es porque nosotros os dejamos que viváis en ella.

Mr. Friendly (Lost)

6.
No puedo creer que Shane y Tavon se perdieran eso.

Vic Mackey (The Shield)

7.
Esto es más duro que acostarse con un rinoceronte que ya no te quiere

Peter Griffin (Padre de Familia)

8.
No podía domir. Sigo pensando en ti. No sé que ocurre contigo pero... me siento yo mismo cuando estoy contigo, pero de la manera que siempre he querido sentirme.

Don Draper (Mad Men)

9.
Me falta experimentar muchas cosas. Ahora que estoy lejos de mamá puedo vivir la vida. Quiero bailar, hacerle el amor a una mujer, tener una cuenta corriente. Quiero saber qué se siente cuando te dan un puñetazo.

Buster Bluth (Arrested Development)

10.
¿Cómo se supone que la educación me va a hacer más listo? Al contrario, cada vez que aprendo algo nuevo, algo que ya sabía desaparece de mi cerebro. ¿Recuerdas cuando hice ese curso de fabricación de vino en casa y se me olvidó conducir?

Homer Simpson (Los Simpson)
Es increíble lo que puede hacer una buena e intensiva campaña promocional y el siempre infalible "boca a boca" por internet. El último ejemplo de esto lo encuentro en que hace tan solo unos meses, ni sabía que existía un cómic titulado 'The Walking Dead' y ahora a 10 días de estrenarse su adaptación televisiva, esta se ha hecho con el título de ser mi estreno más esperado de la temporada (por encima de 'Boardwalk Empire', la cual lleva un mes en antena y todavía no he visto ni su piloto). La noche de Halloween (31 de Octubre) será cuando 'The Walking Dead' se estrene en Estados Unidos en el emergente canal AMC ('Breaking Bad', 'Mad Men', 'Rubicon') y pocos días después la podremos ver en España (sin hacer trampas) a través del canal FOX. Si eres de los que no pueden esperar "tanto", para sorpresa de un servidor se ha filtrado el pre-air del primer capítulo "Days Gone Bye". Este no estará en alta definición, pero realmente se ve (a pantalla completa) casi como un capítulo normal, así que no deberías tener problemas para disfrutarlo como se merece. Por ahora no hay subtítulos disponibles, pero esto tampoco debería preocuparte en exceso en el caso de que no manejes el inglés, pues los diálogos son bastantes limitados y con tener un nivel decentillo seguro que podrás seguir la historia del capítulo con normalidad. Al menos esta ha sido mi experiencia... porque sí, he caído con el pre-air (tenerle reposando en el disco duro era una tentanción demasiado grande) y ya he comprobado de primera mano si tanta expectación alrededor de 'The Walking Dead' estaba justificada. Que no te quepa la menor duda, sí que lo está.

Antes de nada, ¿todavía no sabes de qué trata 'The Walking Dead'? En una palabra: zombis. Como en cualquier historia, en la toma de contacto es importante diferenciar la opinión general de los que tienen una mínima idea de lo que se van a encontrar después de haber visto promos y demás (en mi caso hace unos días le eché una ojeada a un fantástico y algo spoileador making-off de 17 minutos), de los que no saben absolutamente nada. Ni hablar ya de los que directamente se han leído el cómic original. Por cierto, está confirmado que habrá diferencias importantes entre la historia de este y de la serie, precisamente para conseguir que prevalezca el relevante factor sorpresa en el que estoy haciendo un especial hincapié. Por lo tanto, lo que para unos resulta previsible para otros puede resultar justo lo contrario. Dado que estoy comenzando a irme por las ramas, quiero dejar clara una cosa desde ya, contar con algo de información adicional previa no me ha impedido en absoluto disfrutar de este grandísimo capítulo inaugural aunque reconozco que esta me ha llevado a saber que iba a suceder en casi todo momento (a fin de cuentas la promo oficial es un resumen de esta series premiere). Tanto es esto, que incluso antes de darle al play al capítulo, más o menos imaginaba cual iba a ser el final de mismo y he terminado acertando de pleno. De todas maneras, creo que en un episodio introductorio de esta clase, es normal que algunas cosas terminen resultando demasiado previsibles y más dentro del género zombie, pero lo dicho, esto no me ha influído negativamente (como sería lo normal) y tampoco me ha impedido pasarlo en grande a lo largo de todo el episodio. Empezando desde la primera escena, donde me ha sorprendido que la propia serie la utilizara como toda una declaración de intenciones de lo que podrás encontrarte durante la hora y poco que dura este primer episodio. Definitivamente, la AMC con 'The Walking Dead' cabalga de nuevo y a paso firme hacia la consecución de su particular póker de series.

Durante todo el capítulo, la sensación de estar ante algo imponente (visualmente hablando) es constante, y eso es gracias a la labor de Frank Darabont ('Cadena Perpetua', 'La Milla Verde') detrás de las cámaras. Es un director que personalmente me encanta y saber que está muy involucrado en el proyecto, ya era de por sí, sinónimo de calidad. En serio, si todavía no te has atrevido a ver el episodio, acuérdate de estas palabras cuando lo hagas porque realmente su trabajo es clave para que este episodio, haya sido tan sobresaliente. En una historia de zombis como es esta, ha conseguido transmitir a la perfección todo lo que se le podía pedir: humanidad, desolación, y sobre todo, temor. Este último aspecto se ve muy reforzado, gracias a la estupenda caracterización de los muertos vivientes. El maquillaje es una auténtica pasada y en la recta final del episodio, el trabajo de las decenas de extras que aparecen en pantalla, digno de alabanza. En cuanto al casting principal, todo el peso ha recaído en el protagonista, Rick Grimes (interpretado por un convincente Andrew Lincoln). Del resto del elenco, poco o nada que decir, pues sus apariciones se pueden contar con los dedos de una mano. Algo normal por otra parte, pues la historia ha arrancado de tal forma que desde el principio sabías que ibas a acompañar en solitario a Rick en su particular odisea y en el proceso de adaptación a la nueva vida en la que se había desperado (muy a lo '28 Días Después').

Como siempre digo, un primer episodio no debe hacer que se toquen las campanas, ni que se entierre a ninguna serie, pero no me quedaría satisfecho si no digo que 'The Walking Dead' tiene una pinta increíble. De buenas a primeras, ya ha conseguido dejarme grabadas en la memoria unas cuantas secuencias memorables. A modo de guía, comentar que la primera temporada sólo estará compuesta de 6 capítulos que seguro que saben a muy poco. Por suerte, pese a que la serie todavía no se ha estrenado, la AMC ya la ha renovado por una segunda campaña más extensa (13 episodios), síntoma de que la cadena sabe que ha dado con algo especial dentro de su género, muy acorde con las otras grandes producciones que tienen su sello. Ahora que AMC tiene a sus grandes pesos pesados en el banquillo ('Mad Men' y 'Rubicon' acaban de finalizar sus respectivas temporadas y 'Breaking Bad' no regresará hasta julio de 2011), 'The Walking Dead' tiene vía libre para convertirse en el nuevo buque insignia del canal de moda. En los tiempos que corren donde vampiros y hombres lobos se están llevando todo el pastel sobrenatural, los zombis han encontrado al mejor embajador posible para reclamar lo que es suyo. ¡Que bueno que te filstrate, 'The Walking Dead'!

¿Te atreves a entrar?

Los televisivos pilares de la Tierra

Publicado por Moltisanti On 0:23 20 comentarios
En el instituto fueron incontables las veces que mis profesores de historia me recomendaron leer Los Pilares de la Tierra de Ken Follett. Uno, como buen alumno de secundaria, siempre hizo caso omiso a semejante propuesta. Con el paso de los años la cosa pudo cambiar en cierta parte, pero la falta de voluntad y el tamaño del libro seguían siendo dos inconvenientes difíciles de salvar. En más de una ocasión llegué a pensar que sería más fácil contruir mi propia catedral antes que conseguir alcanzar la última página de este extenso best-seller. Cuando ya daba por sentado que nunca sabría qué era lo que me estaba perdiendo por no leer Los Pilares de la Tierra, llegaron en el 2008 los hermanos Scott y anunciaron que iban a poner en marcha una adaptación de la popular obra para televisión. Si no me falla la memoria, es la primera vez que puedo aprovecharme del recurrente "mejor espero a que hagan la película". En Estados Unidos fue el canal Starz quien emitió en la pequeña pantalla uno de los mayores éxitos literarios de la historia. En España, la afortunada de hacerlo ha sido Cuatro. Digo afortunada porque con la tontería, el estreno de Los Pilares de la Tierra se ha convertido en el mejor estreno de una serie de ficción extranjera en nuestro país. ¿Mucha gente queriendo comprobar qué habían hecho con uno de sus libros favoritos, o muchos que como yo, vieron la oportunidad de ahorrarse más de mil páginas?


Empezando por lo realmente importante, tengo que reconocer que Los pilares de la Tierra me ha parecido una muy buena miniserie. No haber leído la obra original, sirve para que pueda valorar esta adaptación simplemente por lo que es, olvidándome de los inevitables cambios y de las licencias habituales que se suelen aprovechar en este tipo de casos (aquí se recogen todas o por lo menos algunas de las diferencias entre la serie y el libro). Por lo tanto, esta vez voy a pasar de las siempre polémicas comparaciones, para centrarme únicamente en lo que me ha llamado la atención a lo largo de los 8 capítulos que han compuesto esta breve pero intensa adaptación televisiva. Considero que ponerme a comentar con todo lujo de detalles la historia no tendría mucho sentido a estas alturas de la vida, aunque como es obvio, ha habido cosas que me han gustado más que otras. Uno de los puntos fuertes y a la vez más arriesgados que ha tenido Los pilares de la Tierra, es que las cosas se han ido sucediendo a una gran velocidad, pero aún así, en ningún momento he sentido que me estaba perdiendo entre la oleada de tramas y personajes. Puede que en los dos primeros episodios no me enterara de la misa a la mañana (lo que hizo que la miniserie y yo no empezaramos con buen pie), pero lo sorprendente creo que hubiera sido hacerlo. Demasiadas presentaciones e idas y venidas para cogerlas todas a la primera. Lo importante aquí, es que una vez superada la toma de contacto, a partir del 1x03 "Redemption" afortunadamente se podía vislumbrar que la adaptación estaba destinada tanto a los que habían leído el libro, como para los que no.

Uno de los aspectos más notables de la miniserie ha sido su banda sonora, compuesta por Trevor Morris, responsable también de la de Los Tudor y Kings, entre otras. El tema principal de "Los Pilares" me parece una auténtica maravilla, como lo ha sido toda la música que ha cumplido a la perfección con su papel de acompañante de la historia. Hablando de nombres propios, toca destacar la labor de buena parte del europeo elenco del show. En primer lugar, claramente tengo que mencionar a ese "rey" de la interpretación que es Ian McShane (Waleran), razón más que suficiente para animarse a ver la miniserie en versión original. La suya, no era la única cara conocida con la que me he encontrado, pues por aquí han estado Rusufs Sewell (Tom Builder), Tony Curran (King Stephen) o Donald Sutherland (demasiado bombo se le ha dado a su participación en esta miniserie para lo poco que ha salido en ella como Bartholomew de Shiring). Todos ellos han cumplido a la perfección en su trabajo, como era de esperar por otra parte, pero curiosamente han sido las jóvenes promesas quienes merecen llevarse una ración superior de elogios. A Eddie Redmayne (Jack Jackson) además de poder considerarle como el principal protagonista de la historia, también se le puede considerar como la gran revelación, junto a Hayley Atwell (Aliena). Otros "rookies" destacables han sido David Oakes (William Hamleigh) y Sam Claflin (Richard). Por último, mencionar la gran labror de Sarah Parish (Regan Hamleigh) y Matthew Macfadyen (Prior Phillip), a los cuales no conocía hasta que me he cruzado con ellos por "Los Pilares". En realidad, prácticamente (hay alguna excepción) todo el cast está a una gran altura.

Entre lo más negativo que podría decir sobre la miniserie, estaría el tema de ciertas caracterizaciones. La velocidad de la historia hacía que cada dos por tres los años pasaran a una velocidad de infarto, pero como por arte de magia, los personajes seguían manteniendo la misma apariencia física. Si es verdad que en muchos casos, me parece un acierto haber mantenido a los mismos actores y actrices, al menos podrían haber recurrido al maquillaje para otorgar esos años de más. Seguro que no soy al único al que esto le llamó especialmente la atención, pues cantaba demasiado como para no hacerlo. En cuanto a la ambientación del show en general y a la contrucción de la catedral de Kingsbridge en particular, no puedo hacer otra cosa que no sea quitarme el sombrero. Cuando a su debido momento le eché una ojeada al primer trailer que lanzó Starz para promocionar el que prometía ser uno de los grandes eventos seriéfilos del verano, pensé que en él había una inquietante dosis de cutrez, pese al elevado presupuesto (creo que rondaba los 40 millones) con el que contaban los realizadores de la miniserie. A la hora de la verdad y a excepción de algún que otro cantoso decorado de cartón-piedra, los dólares han estado más que bien aprovechados. Desde luego que de no haber sido así, los pilares de la miniserie no se hubieran sostenido tan bien como lo han hecho finalmente. Uno de los mayores alicientes a la hora de animarme a ver "Los Pilares", era presenciar como poco a poco se iba levantando semejante catedral. El resultado final, realmente es impresionante. Os dejo un aperitivo en forma de promo:



Como conclusión, estoy convencido de que Los pilares de la Tierra será una buena elección para todo aquel que ande buscando una (mini) serie histórica. En mi caso, pese a que me la he tomado con una inusual cierta calma, ha terminado gustándome muchísimo más de lo que esperaba. Una cosa más, si eres de los que había leído el libro antes de ver la miniserie, me gustaría pedirte que comentaras cuales han sido las cosas que más te han chocado de esta última. Por si alguien en la sala no lo sabe, señalar que el propio Kent Follett ha estado implicado activamente en la adaptación como consultor, por lo que supongo que casi todo lo visto finalmente en televisión, antes debió recibir su visto bueno. Creo que en este tipo de circunstancias, contar en el proyecto con el autor original, casi debería ser requisito indispensable. Siempre que se pueda, claro está.

Meme: Póker de series

Publicado por Moltisanti On 1:01 14 comentarios
En ocasiones, por estas tierras aparecen memes seriéfilos que te simplifican la existencia de mala manera. La semana pasada se crearon dos muy acertados e interesantes, pero dado que uno está dirigido a reflexionar principalmente sobre los estrenos de la temporada (a día de hoy sólo he probado suerte con The Event), no me queda otra que centrarme únicamente en el lanzado por Dani de Freak's City. El objetivo de este meme (a 19 de octubre de 2010) es tan simple, como destacar cuales son las 4 comedias y los 4 dramas que se están emitiendo actualmente (no cuentan las que ya han finalizado temporada y todavía no han estrenado nueva) y que uno considera imprescindibles. En palabras del propio Dani: "Imaginad que dijeran: eh, vamos a cancelar TODAS las series en los USA menos 4 dramas y 4 comedias, que la cosa está muy cansina con tanta serie ya, ¿cuáles dejamos en antena?" Aquí va (emulando el título elegido por Un Telespectador para el meme) mi doble póker de series actual:

Mad Men: Empiezo tomándome una leve licencia, pero dado que el meme fue lanzado cuando la serie todavía no había acabado temporada (hace un rato he disfrutado de su exquisita season finale), no podía quedarme sin destacar por aquí a la que realmente es la serie que mejor me lo ha hecho pasar en los últimos meses. Si Mad Men me enamoró en la tercera temporada, con la cuarta ya me ha llevado al altar. Le pese a quien le pese, es una obra maestra impresincible para cualquier seriéfilo con ganas de disfrutar de algo gigante e incomparable. La perfección hecha serie.

Dexter: Una de mis veteranas y que al paso que va, nunca podrá dejar de aparecer en listas como ésta. La quinta temporada todavía no ha despegado del todo, pues acaba de arrancar como quien dice, pero eso no ha impedido que como siempre en Dexter, un episodio parece durar (en forma de buena señal) la mitad de lo que realmente dura. 45 minutos de Dexter a la semana saben a muy poco. ¡Quiero más... mucho más!

Fringe: Es una de las mejores series de la actualidad desde que comenzó a gustarse a sí misma a partir del ecuador de su primera temporada. Por si esto fuera poco, el problema que le encontraba a su bipolaridad (los dos lados de Fringe) parece haberse solventado a mi favor en el inicio de la tercera temporada. A día de hoy, sinceramente no se me ocurre ni una sola razón para no incluirla entre mis cuatro prioritarias. Pon un Walter Bishop en tu vida, seguro que lo agradecerás.

Stargate Universe: He meditado mucho la concesión de este cuarto puesto, no porque Stargate Universe no se lo merezca como la que más, sino porque me da rabia tener que dejar fuera a otras como Sons of Anarchy (el flojo inicio de la tercera temporada hace que no la pueda colocar por aquí), Supernatural (sigue en proceso de reestructuración después del "Kripocalipsis") o The Vampire Diaries (el despiporre seriéfilo de moda). En la actualidad, los 42 minutos de SGU están entre los que más espero y disfruto semanalmente, y eso es lo que importa. Fin de la meditación.

It's Always Sunny in Philadelphia: No recuerdo cual fue el último episodio de la "gang" que no me lo hizo pasar en grande, sin contar por supuesto los de la primera y experimental temporada. Es la comedia más bruta, desmadrada, surrealista y original de la parrilla, pero lo que más me importa es que me hace reir como ahora mismo no lo consigue ninguna otra.

The Office: No me he cansado de repetir que es mi comedia favorita y aunque la sexta temporada no la hiciera ningún favor, la séptima parece querer recuperar el tiempo perdido. Si no has visto The Office, todavía estás a tiempo de ponerle remedio al asunto.

Weeds: Muchos eran los que la daban por muerta, pero para mí Weeds nunca se marchó, es decir, nunca perdió la magia. Por suerte, la sexta temporada está sirviendo para que la serie recupere para su causa a propios y extraños. No me sorprende, pues los Botwin reconvertidos en Newman, están mejor que nunca. A este nivel, no extraña que vaya a tener finalmente una séptima temporada.

The Inbetweeners: Adolescentes ingleses con el sello de E4 (el mismo que Skins y Misfits). Tienen 16 años, van al instituto y... están salidos. Esta serie ha supuesto mi último y breve maratón, señal de que me lo he pasado genial (a falta de ver la season finale de su tercera temporada) con sus cuatro protagonistas. Quizás no debería añadirla en una lista de estas características, pero así aprovecho para presentar la serie antes de que la comente en condiciones próximamente por aquí.

Como manda la tradición, os dejo con la pregunta del millón. ¿Cuáles serían vuestras imprescindibles, de entre todas las que se están emitiendo en la actualidad? Game on!
Es la primera vez que voy a subir a los personajes de una determinada serie a la palestra de la Elección del Mejor Personaje, cuando ni siquiera he hablado de la misma por aquí, pero como los Bluth son tan peculiares (por no decir que únicos), no tengo problema alguno en realizar esta especie de experimento con ellos. El no haber escrito aún sobre Arrested Development se debe a que es muchísimo lo que me gustaría decir para presentar a la familia Bluth con todos los honores que se merece. He visto la serie completa y todavía no he encontrado el día idóneo para hacerlo en serio, pero tarde o temprano tendrá que llegar. Por lo tanto hoy no voy a centrarme en cosas como que Arrested Development cuenta con una gran legión de seguidores que la elevaron a comedia de culto "gracias" a que la FOX la canceló después de emitir una reducida tercera temporada, sino que voy a hacerlo únicamente en la lista de candidatos para la elección. Si es verdad que por la serie pasaron infinidad de estrellas invitadas y algún que otro secundario ilustre como Barry Zuckerkorn, Lucille Austero a.k.a. Lucille II, Annyong o Kitty, esta ronda tengo que reservarla exclusivamente para los Bluth, y en su defecto, los Funke. No es raro que suela decir que preveo una ronda muy disputada e igualada, pero en esta ocasión, lo digo y poniendo aún más énfasis. En serio, tengo muchísima curiosidad por conocer al ganador de esta votación en particular. A ritmo de "Europe - The Final Countdown", el espectáculo de los Bluth comienza a la de... ¡a votar!

Eleccion Mejor Personaje: Arrested Development
"Buster" Bluth
George Bluth Sr
George-Michael Bluth
"Gob" Bluth
Lindsay Bluth Funke
Lucille Bluth
"Maeby" Funke
Michael Bluth
Oscar Bluth
Tobias Funke
pollcode.com free polls

Recordar que todavía podéis votar a vuestros personajes favoritos de:
Cuando se estrenó la segunda temporada de Stargate Universe, preferí hacerle un "menos hablar, más trabajar" para animar a los indecisos a darla una merecida oportunidad. Dos semanas después repito serie, pero esta vez sí que es para hablar de como han regresado las cosas por la Destiny. Después de dos correctos episodios, un primero (con el título de "Incursion Part 3" que lo decía todo) para zanjar la trama del final de la campaña anterior y un segundo ("Aftermath", ejem, ejem) para "reposar" todo lo sucedido hasta la fecha, el 2x03 "Awakenings" vuelve a poner la maquinaria de la Destiny a máxima potencia. No me he cansado de repetir que esta serie tiene una virtud que muy pocas pueden poseer, la de vislumbrar un horizonte de posibilidades prácticamente ilimitado (actualmente me viene a la cabeza Fringe y paro de contar). Esto la permite sorprender haga lo que haga cada semana, y en esta, se ha vuelto a lucir con un muy buen episodio centrado en expandir la trama principal con varias y atractivas novedades, a la vez que profundizaba la evolución de sus protagonistas (como le gusta hacerlo a ella) con un toque de oscuridad. Menos mal que los creadores de SGU fueron previsores a la hora de atrapar en la nave a una buena cantidad de personajes principales y especialmente de extras, pues al ritmo que va la cosa, esto promete convertirse en un sálvese quien pueda en toda regla. El camino de regreso a casa nunca ha estado tan cerca y a la vez tan lejos como en este "Awakenings". ¡Brillante!

A partir de aquí el billete de lectura está reservado para los que se suben semana sí y semana también a la nave más divertida e intrigante del momento. ¡Spoilers Universales!

Si pretendo centrarme en la oscuridad que habita la Destiny, no puedo empezar por otro que no sea su máximo exponente, el Doctor Nicholas Rush. Encontrar el centro de mando de la nave parece haberle hecho contactar de una forma más directa e inquietante con esta, o como él mismo reconoce, quizás simplemente está perdiendo la cabeza. Sin duda, es el personaje más complejo de la serie, el único que parece estar dispuesto a sacrificar lo que sea por lograr su caprichoso objetivo personal: entender la misión de la Destiny. En este aspecto, me está empezando a recordar a John Locke (Lost), en el sentido de que no quiere (ni deja) salir del sitio especial en el que se encuentra y porque es el único que parece entender la importancia de lo que están haciendo allí. Aquí ciencia y fe, entran en el mismo pack. De todas maneras, hay una posibilidad que Rush puede no estar manejando y que me lleva a directamente Chloe, la misma que no dejó de ser una mujer florero durante toda la primera temporada, pero a la que creo que van a introducir en una trama que promete darle la importancia que no se había merecido hasta el momento. Me pregunto qué debió de ser lo que hicieron con ambos personajes, los extraterrestres azules con los que la Destiny hizo toma de contacto en el ecuador de la campaña anterior, los cuales estoy convencido de que regresarán en el futuro para dar mucha guerra. En principio Rush no parece estar sufriendo ningún síntoma secundario (salvo que mi pronóstico sobre sus delirios lleve por este camino), pero en cambio Chloe si que lo está haciendo y de qué manera. Después de recibir un disparo en la pierna, la herida parece que se ha curado como por arte de magia y no tengo dudas (por lo visto en la promo que colgaré al final de la entrada), de que esto promete traer "cola".

Hablando de extraterrestres, hemos conocido a una nueva "especie" en este episodio. En un principio nos los han presentado como inofensivos e incluso temerosos, pero en esta serie está claro que nada es lo que parece. Dependiendo de cuales sean sus intenciones (sin olvidar del intento de robo de energía, como han derribado a Rush y de que son los fabricantes de los Stargate que está utilizando la Destiny), podremos volver a ver o a saber algo del sacrificado Coronel Telford... o no. Me ha pillado totalmente por sorpresa que finalmente fuera Rush el que le dejara vendido, pues estaba bastante claro que por unas cuasas o por otras, este no terminaría regresando a la Destiny. Su despedida provisional o definitiva me ha parecido bastante fría, pero normal teniendo en cuenta que al otro lado del walkie-talkie estaba el Coronel Young. Con las difíciles decisiones que tuvo que tomar tiempo atrás, Everett se convirtió casi en mi personaje favorito del show la temporada pasada, pero en esta veo que pretende hacerse aún más grande. Para coronarse, sólo le falta revelarse contra las autoridades del proyecto Stargate, empezando por borrar del mapa a la innecesaria de Camile. ¿Qué sentido tiene tener a una relaciones diplomáticas en la nave cuando no hay posibilidad de regresar al hogar y si encima está interpretada por la petarda de Ming-Na? Si hay alguien con quien no puedo y a quien no atisbo posibilidad alguna de mejora, ni siquiera otorgándole un toque oscuro como el de casi todos los demás, esa es Camile.

Del resto de tripulantes de la Destiny (entre los que se encuentran Eli, Greer y Scott), además de tener que lidiar con los numerosos percances que se les presentan cada dos por tres, por ahora hay poco más que comentar sobre sus intervenciones. En este grupo por supuesto que no entra la Teniente Johansen. Si en la primera temporada se despuntó como el único caracter femenino capaz de hacer sombra a tanto protagonista masculino, con la original trama que la han proporcionado en la season premiere, todo apunta a que seguirá por el buen camino. ¿Serías capaz de creer que tu bebé está a salvo en un planeta perdido por el universo cuando todo apunta a que en realidad has sufrido un aborto? Una vez más, Stargate Universe poniéndole las cosas fáciles a sus personajes. En cuanto a los supervivientes de la Alianza Lucien, pues por ahora poco han aportado (incluyendo al fichaje estrella que supone Robert Knepper), pero no dudo que a la larga serán utilizados. Si no los han expulsado a todos, será porque les tienen reservados un papel importante (especialmente en el caso de la pelirroja interpretada por una ex de Mad Men y Supernatural como es Julie McNiven). Los veo como una especie de bomba de relojería que puede explotar en cualquier momento.

Antes de volver a saltar al FTL, comentar un par de cosas más que por ahora son las únicas que no me están convenciendo del todo. Empezando por el cambio de melodía y estilo en el "Previously on..." que precede a cada capítulo. Era fan absoluto (casi tanto como de la serie) del anterior y el nuevo me parece como menos épico y pegadizo. Menos mal que siguen emitiéndolo como si hubiera sido grabado por uno de los Kino. El segundo punto al que quiero hacer mención también está relacionado con la música, pues me ha parecido curioso que dos de los tres episodios que llevamos de segunda temporada hayan sido cerrados con un reparto de planos multicoral mientras de fondo sonaba una canción bastante pastelosa. Me encanta que SGU haga uso de este recurso (en la primera temporada la dio buenos resultados), pero con cabeza y sin abusar. Supongo que me estoy quejando porque la canción de este 2x03 no me ha hecho gracia, pero bueno, así no todo lo que digo sobre la serie es positivo, muestra de que todavía hay cosas por mejorar.

Esta segunda temporada no ha hecho nada más que comenzar, pero con lo visto hasta el momento, se puede decir que SGU sigue por la línea correcta. No hace falta que diga todo lo que prometen las cosas por la Destiny, pero por si alguien tiene dudas al respecto, dejo un trailer de esos que hacen que desees que los días pasen más un poco más rápido para poder catar cuanto antes la siguiente ración de universo. Contiene algunos de los momentos más relevantes de la primera temporada, algunas imágenes de lo visto durante estos tres primeros episodios, y para los aversos al riesgo, alguna que otra inédita bastante espectacular y reveladora. De SGU, me gustan hasta las promos:

Memorias de una cylon

Publicado por Moltisanti On 16:11 11 comentarios
Caprica debería haber sido mi apuesta segura de la temporada pasada. Al menos era lo que pensaba de ella antes de que se estrenara, pues estaba ante la precuela y spin-off de Battlestar Galactica, con el supuesto sello de garantía que suponía. Lo que comenzó como una esperanzadora leve decepción, se terminó convirtiendo en aburrimiento a los pocos episodios, por lo que no me quedó otro remedio que aparcarla hasta nuevo aviso. Han sido meses los que han tenido que pasar hasta que me he animado a retomarla, pero la pereza me impidió hacerlo antes. Curiosamente, lo he hecho coincidiendo con el regreso de la serie con la segunda parte de su primera temporada, o como le gusta etiquetarlas a Syfy, temporadas 1.5. Caprica es una buena serie, no lo discuto, pero peca de algo muy importante: ser demasiado pretenciosa e incluso grandilocuente. Battlestar Galactica demostró que el género de la ciencia ficción puede ser tan respetado como lo es el del drama. Caprica no contenta con emular a su serie madre, pretende ir un paso más, centrándose únicamente en abordar diferentes y vitales cuestiones éticas en un escenario no tan futurista como puede parecer en un principio. El problema que la encuentro, es que lo hace olvidándose de algo fundamental y que fue lo que hizo mítica a su antecesora: ser divertida y adictiva como la mejor serie de acción y aventuras, a la vez que estar centrada en profundizar con maestría en todos los campos que la historia permite. En el caso de Caprica, el motor de la misma, no es otro que el de la creación de los cylon, los mismos que 50 años después destruirán las 12 colonias.

Puede que te encuentres con algún que otro detalle de la trama de Caprica hasta la mid-season finale de su primera temporada, pero entre que ese no es mi objetivo y que realmente no es mucho lo que ha pasado por la serie hasta entonces, no creo que haya nada que te impida seguir leyendo.

Una serie de estas características, por mucho que se emita en el cable, sabe que corre un elevado riesgo. De esta forma, no es de extrañar que las bajas audiencias (inferiores al millón de espectadores), la tengan en la cuerda floja (todo apunta a que será cancelada dentro de no mucho, salvo sopresa mayúscula). Este hecho debería haber supuesto la razón definitiva para haber pasado de tenerla aparcada provisionalmente a abandonarla definitivamente, pero así es uno, le gusta jugar con fuego. En esto, me recuerdo al protagonista de Caprica, Daniel Graystone. Un arrogante y codicioso magnate empresarial que sin saberlo, será recordado por ser el creador de los cylon, si es que consigue rematar de una vez por todas el prototipo insertado con la memoria de su fallecida hija, Zoe. Caprica va mucho má allá de tratar el manido tema de la inteligencia artificial, como bien lo demuestra la creación de ese pirateado universo digital. Un tema que está tratando con lentitud pero con bastante efectividad. Lástima que lo que comenzó como una especie de "Plan B" de un padre desesperado, se haya terminado convirtiendo en una estrategia de negocios como otra cualquiera. De lo ofrecido por Caprica hasta el momento, con diferencia esta es la parte que mejor me lo está haciendo pasar. No sólo porque sea la que más conectada está con la historia original de Battlestar Galactica, sino porque veo que es en la que más cómoda se siente la serie. Los problemas empiezo a encontrarlos cuando toca centrarse en el resto de tramas secundarias.

Desde el principio me pareció un recurso sorprendente, a la par que poco convincente y estimulante. Me estoy refiriendo a la creación del universo virtual que he mencionado con anterioridad. Cada vez que algún personaje se introduce en él, mi mente aprovecha para desconectar automáticamente. Hasta ahora, nada de lo sucedido en él me ha interesado lo más mínimo (por mucho uso espectacular del croma que se haga), y lo que es peor, personajes que deberían ser vitales como el de Joseph Adams (Adama para los amigos), parecen haberse perdido entra tanto lío virtual, como seguro que lo ha hecho algún seguidor de la serie. Este no es mi caso, pues el mío es mucho peor al estar relacionado con el aburrimiento que me supone el dichoso invento de los hologramas. Sin duda, representa la razón fundamental por la que Caprica y yo no hemos conectado como era de esperar. Otro de los puntos claves de la historia, el de los "Soldados del Dios Único", todavía prácticamente no ha sido "explotado" (¡bazinga!), pero esto no lo considero nada negativo, sino al contrario, pues me parece acertado que el aspecto religioso se esté llevando con calma y buena letra. Al más puro estilo de Galactica. Poco a poco irá cobrando la importancia que se merece y espero que lo haga gracias al duelo que prometen protagonizar los personajes de Barnabas y Clarice. No me cabe duda de que los enredos políticos y comerciales, así como la codicia religiosa, será puntos vitales en toda esta historia.

Otro punto que me llama mucho la atención, como es normal, es el de los personajes. Son muchos los que se podrían considerar protagonistas, pero a la hora de la verdad es porque el reparto de minutos en pantalla está muy equilibrado. Esto tiene su parte positiva que es la de haberles conocido en profundidad a todos en muy pocos capítulos, tanto para bien como para mal, y otra negativa, ya que la mayoría no son precisamente de mi agrado (rozando el odio en algunos casos) y perfectamente los podría catalogar como prescindibles. Mucha culpa de esto lo tiene mi desencanto hacia gran parte del cast de la propia serie, algo que no me he cansado de repetir desde que este se anunció. Pese a que corro el riesgo de terminar convirtiéndome en el cansino que siempre dice lo mismo sobre Caprica, este tema es superior a mí. Es evidente que Alessandra Torresani está encantada de haberse conocido, que Paula Malcomson obtiene papeles por su arte al fumar (en Deadwood y Sons of Anarchy repite el mismo rol), que Magda Apanowicz no es precisamente santa de mi devoción, que Esai Morales nunca debió dejar de hacer telemovies (de los Adama pequeños prefiero no hablar porque no encuentro palabras para describir la labor de interpretación de Willie y Tamara), pero lo que realmente me tiene alucinando son los recientes fichajes (salvando los de James Marsters y Scott Porter) de Teryl Rothery (una de mis odiadas predilectas) y Luciana Carro (para una ex de Galactica que hace acto de presencia y tiene que ser la odiada por excelencia). Menos mal que Eric Stolz está sabiendo aprovechar el papel de su vida y que a Polly Walker no se le ha olvidado su trabajo por Roma. El "Dios Único los crea" y ellos se juntan.

El 1x09 "End of Line" ha sido precisamente el capítulo que mejores vibraciones me ha dejado, seguramente porque ha sido el único donde ha parecido que han sucedido muchas cosas, incluyendo una serie de cliffhangers (alguno especialmente WTF), que sin suponer nada del otro mundo, al menos han dado algo de vidilla a la parsimonía instalada en el show. Si a esto le unimos el largo parón (aunque en principio estaba programado alargarlo hasta el mes de enero) que han tenido los guionistas de Caprica para efectuar las correspondientes y necesarias mejoras (si se han percatado de las mismas), cuento con que a partir de ahora será cuando la serie empiece a despegar todo lo que no lo ha hecho durante la primera parte, ofreciendo lo que la llevo pidiendo desde el principio: dinamismo en las diferentes tramas. No sé si ha sido por ver prácticamente toda la temporada del tirón o qué, pero estoy bastante más animado con Caprica. Contando que no se debe a los escasos méritos propios del show, la única explicación que me queda es que al estar apunto de ser cancelada, la pereza de estar ante una serie pensada a largo plazo ha podido desaparecer. Ronald D. Moore más vale que tengas un final prematuro en la recámara porque todo apunta a que te va a hacer falta. Por lo menos, espero que llegue a dar tiempo a que pueda ver el verdadero origen de los cylon y a como estos se revelan contra sus creadores. A fin de cuentas, seguir con Caprica se ha debido principalmente a una razón: Battlestar Galactica.

PD: Bear McCreary sigue demostrando con su música que en realidad es el verdadero "Dios Único".
El final de la quinta temporada de Supernatural, suponía el fin de un ciclo. No sólo porque dejábamos atrás al apocalipsisis, sino porque el que había sido el capitán del barco durante los 5 años de la serie, Eric Kripke, se despedía por la puerta grande y con la satisfacción de haber podido completar de la mejor manera posible y en sus propios términos (dado el presupuesto con el que se manejó), el plan maestro iniciado años atrás. Para la sexta temporada el timón de la nave ha recaído en Sera Gamble, la cual además de haber sido productora desde los inicios, ha sido la encargada de escribir un buen número (alguno mítico) de episodios de la serie . No es una desconocida precisamente del universo de Supernatural, para que nos entendamos. A pesar de esto y de que Kripke siga por ahí pero como productor ejecutivo (menos es nada), desde que la CW anunció que los Winchester iban a ir más allá del plan original de su showrunner, siendo trasladada encima a la defenestrada noche de los viernes, no he podido quitarme la sensación de que esto no podrá acabar bien... por mucha fe que le ponga al asunto. Si es verdad que ahora mismo se la estaría echando de menos si hubiera desaparecido de la parrilla, siempre será mejor saber retirarse a tiempo que no porque la gente se haya olvidado de ti. Una vez estrenada la temporada de la discordia, seguro que muchos seguidores de la serie se estarán haciendo la siguiente pregunta tras haber visto los tres primeros episodios: ¿hay vida para Supernatural después del Kripocalipsis?

Sin duda, no es una pregunta fácil de responder, pero sin comentar con todo lujo de detalles el regreso de los Winchester, directamente sería imposible. Por lo tanto... ¡spoilers!

La season premiere, 6x01 "Exile on Main St", me dejó tan descolocado que me desanimó a escribir sobre ella como suele ser habitual en mí con un episodio tan señalado. Desde luego, este no ayudó en absoluto para disipar mis dudas previas al estreno. Como los Winchester se merecen de sobra el beneficio de la duda, después de cinco años repletos de alegrías y sorpresas, ni me molesté en encender el piloto de alarma. Desgraciadamente, con el 6x02 "Two and a Half Men", involuntariamente tuve que hacerlo como no lo hacía desde los inicios de la serie. El 6x03 "The Third Man", ha subido el nivel, pero está claro que por ahora Supernatural no está dejándome el buen sabor de boca de siempre y eso me tiene muy preocupado, por ridículo que suene.

Al final de la campaña anterior dejamos a Dean dispuesto a llevar una vida normal, mientras Sam reaparecía en su ventana como por arte de magia. Estaba claro que esta situación de armonía iba a ser transicional, pero la manera de mandar a los dos hermanos de vuelta a la carretera, me ha parecido muy cogida por los pelos. Para empezar, que Sam llevara un año cazando por su cuenta y de repente por una tontería acudiera a llamar a la puerta de Dean como si no se hubiera marchado (muerto) nunca, tiene menos sentido que el haber "resucitado" al abuelo Campbell para formar un familiar grupo de cazadores. Lo de los primeros lejanos, directamente me suena a chiste. Que Dios o quien quiera que sea, decidiera sacar a Sam del infierno supone una excusa tan mala como cualquier otra para traer inevitablemente de vuelta a uno de los dos indescutibles protagonistas, pero lo del abuelo me parece que es abusar de las licencias gratuitas. Si a lo largo de la temporada me dan una explicación convincente sobre el tema, puede que me tenga que tragar mis palabras, pero por ahora considero que este punto es uno de los que más ha perjudicado al arranque de la temporada, pues a fin de cuentas "Los Campbell" todavían no han apartado prácticamente nada y no me quito de la cabeza que son una especie de recurso gratuito para lidiar con la falta de ideas tras el apocalipsis.

De la misma manera, el argumento que los guionistas han dado para que Dean se suba de nuevo al Impala y abandone temporalmente a su recién estrenada familia, me ha parecido también demasiado chabacano. "Cari, tú vete a cazar monstruos con tu hermano que nosotros te estaremos esperando en casa para que cuando acabe la serie, obtengas el merecido premio feliz que ya te habías ganado". ¿En serio? Quemaron en vida a Jessica para mandar a la carretera a Sam en la primera temporada, mientras que ahora a Dean directamente le han puesto las llaves del coche encima de una bandeja de plata decorada con un lacito impregnado de amor. No estoy acostumbrado a que Supernatural tire por la vía fácil y menos que lo haga de forma tan descarada. Por desgracia, estos no fueron los únicos lastres que me llamaron negativamente la atención durante los dos primeros episodios, pues creo que nadie discutará conmigo que ese Dean, no era el Dean de siempre. No porque ahora fuera un hombre de familia tenían que habernos hecho creer que le habían robado el mojo al personaje. Si a esto le sumamos un Sam dispuesto a ocupar el puesto de líder pilotando la versión moderna del coche fantástico, pues sólo faltaba decir apaga y vámonos. Realmente me costaría mucho destacar algo positivo de estos dos primeros episodios, pues hasta las apariciones de Bobby y de "Yellow Eyes" me parecieron tan gratuitas que hasta tampoco podría decir nada bueno de ellas, pese a que siempre sea un placer verles por la serie.

Antes semejante panorama, no quedaba otra que pedir ayuda angelical cuanto antes. Por suerte, el móvil de Castiel tenía cobertura en el cielo y su regreso ha servido para conectar de cierta forma, esta sexta temporada con la trama de la quinta temporada, pues una cosa es que haya acabado el apocalipsis y otra muy distinta, que nos olvidemos de que una vez fue el motor de Supernatural. Como era de esperar, en el cielo las aguas siguen estando bastantes revueltas. Miedo ma el día en que intenten explicar dónde ha estado Dios durante todo este tiempo, pero dada la situación actual de la historia, prefiero ni pensar en ello. La posibilidad de una guerra civil me parece lo suficientemente atractiva como para que de esta sexta temporada puede salir algo realmente interesante, pero todo dependerá de si se regresa a los métodos de siempre. Este último episodio abre las puertas de la esperanza, pues además de centrarse en lo que se tenía que centrar y de traer de vuelta a los ángeles, lo más destacable (aparte de colocar a los Winchester su traje de federales) es que ha tenido los toques de humor que hacen a Supernatural ser la serie que es. Espero que la destrucción del coche de Sam, haya sido una especie de señal por parte de los guionistas, reconociendo su mea culpa. La temporada acaba de empezar y por lo tanto nadie puede dar una respuesta tajante a la pregunta que he lanzando al inicio de esta entrada, pero en mi caso espero poder hacerlo para bien, lo más pronto posible. Supernatural y sus seguidores, es lo que se merecen.
1. Respira hondo chico, es el olor de la victoria. Humo, mierda y carne podrida. Precioso, ¿verdad?

Marco Antonio (Roma)

2.
Todo el mundo sabe que las mejores putas del país están en Vancouver.

Johnny Drama (Entourage)

3.
Nuestros peores temores viven en nuestra imaginación.

Don Draper (Mad Men)

4.
Preferiría estar muerta antes que ser Kevin o Eddie.

Eleanor O'Hara (Nurse Jackie)

5.
Uno nunca olvida esa sensación... la de escapar por poco de la muerte.

Arvin Sloane (Alias)

6.
Sólo acato órdenes de la Presidenta de los Estados Unidos.

Jack Bauer (24)

7.
Cada gran equipo en la historia siguió ese módelo básico. Guapo, cerebro, loco. Pensarlo. Los del Equipo A lo hacían. En Scoby-Doo lo hacían. Los Cazafantasmas lo hacían.

Mac (It's Always Sunny in Philadelphia)

La ecuación de Eureka no ha cambiado

Publicado por Moltisanti On 19:25 7 comentarios
Eureka, siguiendo con la moda de Syfy de cortar las temporadas de sus series por la mitad, se despidió hace varias semanas tras emitir la primera parte de su cuarta temporada, la cual ha estado compuesta de nueve episodios. A modo de referencia, la tercera campaña fue interrumpida en el octavo, y al final, esta se compuso de dieciocho entregas. En esta ocasión, no habrá que esperar hasta julio del año que viene para volver a saber del sheriff Carter y compañía, pues por primera vez, el canal ha programado un capítulo especial para navidades (por lo visto en su promo... me temo lo peor). Echando una mirada a lo que dije sobre la season premiere de esta cuarta temporada, recuerdo que me sorprendió porque llegó con ganas de revolucionar el cotarro y presentó un cambio de juego que a la postre se convertiría en el nuevo eje principal de la serie. La arriesgada apuesta presentada por los guionistas abrió de golpe una infinidad de puertas que finalmente no han sido aprovechadas de la manera que pensaba que lo harían. Eureka es lo que es, y por mucho que se cambien o se introduzcan nuevas variables, su ecuación nunca cambia (pese a que sea lo que vende el lema promocional de esta temporada). Por el camino que va, hasta apostaría por decir que nunca cambiará. Como le gusta decir al sheriff Carter: "un nuevo día, la misma Eureka".

Uno sabe que con Eureka no puede esperar otra cosa que no sea encontrarse con una serie simple (tirando a infantil), sin muchas pretensiones, cuya única finalidad es la de hacer pasar un buen rato (no siempre lo consigue) sin que tengas que comerte mucho la cabeza (pese a la cantidad de terminología científica que emplea), etc. Explicación que sirve para entender el hecho de que no sea una serie precisamente mayoritaria por estas tierras, de la misma forma que sirve para entender las razones por las que en la actualidad (desde hace varios años) es la gallina de los huevos de oro de Syfy. En lo que a mí se refiere, a todo lo que he dicho sobre ella, tengo que sumar que es una serie que empecé casi sin querer y que sigo por pura inercia, así que no me extraña que muchas veces haya meditado la opción de bajarme del barco... cosa que como resulta evidente, nunca he terminado de llevar a la práctica. La razón es muy simple, siempre que estoy cansándome del siempre lo mismo (un procedimental científico y catastrófico, sigue siendo un procedimental), es cuando Eureka se pone las pilas y presenta alguna novedad que durante un mínimo de tiempo, consigue captar mi atención. Por desgracia, durante sus cuatro temporadas pocas han sido las tramas que se han atrevido a durar más de media temporada, sin decir que ninguna de ellas lo ha hecho a tiempo completo. En el caso de la cuarta, todo hacía presagiar que por fin la serie había cogido el impulso necesario y había madurado lo suficiente como para dar el salto definitivo al terreno de la serialización, pero finalmente lo que ha hecho, ha sido cambiar de dimensión (literalmente) a sus cinco principales protagonistas... para que hagan lo mismo de siempre, resolver el problema de turno que pretende acabar con el pueblo de Eureka.

Si esta última frase te ha chocado porque la puedes llegar a considerar spoiler, desde ya te aseguro que no es para tanto. Eso sí, si no quieres saber más sobre el tema, te recomiendo que dejes de leer desde este punto, pero si he conseguido picarte la curiosidad, sólo tendrás que echar una ojeada a las palabras que se marcó el sheriff Carter en el estupendo y acertado "previously on Eureka" de esta cuarta temporada, para entender de qué va toda esta historia. Por supuesto, si llevas la serie al día, cuentas con el pase VIP de Global Dynamics...

"Es un día normal en Eureka. Sí, como si eso fuera a durar. Hola, 1947. ¿Confundidos? Permitidme que os lo aclare. Cinco de nosotros fuimos transportados en el tiempo a través de un agujero de gusano gracias al dispositivo puente. Al final encontramos nuestro camino de regreso a casa, pero sorpresa, nuestro hogar no era exactamente el mismo que dejamos. Zane y Jo nunca salieron, pero Jo está a cargo de la seguridad de Global Dynamics. Y Fargo, dirige Global Dynamics. ¡Oh, y el doctor Old Spice! Se apuntó a nuestro viaje al presente... pero existía una regla de mierda. No podemos contárselo a nadie. Si alguien se enterase, podríamos estar en problemas. Ah y por fin besé a Allison... en el pasado. Lo que nos lleva hasta el presente" - Jack Carter.

Los episodios que sucedieron a la season premiere, me supusieron toda una decepción. No me podía creer que los guionistas habían dado a la historia un giro de semejante calibre, para a fin de cuentas, seguir haciendo por la serie lo mismo que hasta ahora... sin aprovechar prácticamente el interés añadido que suponía poder ir apreciando cuales eran esos cambios que había en esta nueva realidad, en comparación con la original, y como se iban a desenvolver los protagonistas en esta nueva situación. En resumidas cuentas, fueron dos o tres episodios de manual de lo procedimental, sin ningún interés. Curiosamente, fue a partir del episodio del pseudo-crossover con Warehouse 13, o mejor dicho, con la llegada al pueblo de una chica de esta serie que no sigo (también de SyFy, por supuesto), cuando la cosa me estimuló un poco, combinando el tema estrella de la temporada con el inevitable problema semanal. Lo más importante, Carter (esta temporada se ha consagrado) por fin se animó a declararse a Allison, poniendo un provisional punto y final a la tensión sexual no resuelta entre ambos, lo que como era de suponer, ha terminado beneficiando a ambos personajes. Trama que por cierto, se convertiría en el motor de la mid-season finale de este año, donde para mi sorpresa, no se ha cerrado esta capítulo de la historia, y por lo tanto, Carter, Allison, Fargo, Jo y Henry, a la vuelta en navidades seguirán atrapados en esta realidad alternativa. Supongo que algún día regresarán a la línea temporal original, pero no me atrevo a adivinar cuando...

Además del cambio argumental que ha sufrido en apariencia la serie esta temporada, una de las novedades que no puedo dejar sin mencionar, es la llegada del doctor Spice a Eureka, o lo que es lo mismo, la de James Callis. Acostumbrado como está uno a verle haciendo de excéntrico (Gaius Baltar en Battlestar Galactica y Gabriel McDow en FlashForward), ha sido toda una sorpresa verle en este papel tan distanciado de su repertorio habitual. Desde mi punto de vista, lo ha clavado y ha sido uno de los aspectos más positivos de esta primera parte de la campaña. Su planta de galán y sus piques con Carter a.k.a. "Sport" han demostrado que por Eureka también puede pasar gente seria, a la vez que divertida (esto es una indirecta al odioso de Fargo, del que no voy a decir nada más... salvo que no puedo con él). Obviando el especial navideño con el que regresará la serie dentro de unos meses, tengo curiosidad por saber cual será el camino que Eureka tomará a partir de ahora. Teniendo en cuenta que los cinco viajeros del espacio van a seguir "atrapados" en esta realidad y que la "villana" a batir sigue todavía en libertad y con ganas de venganza, las posibilidades de aprovechar el cambio de juego planteado siguen intactas, pero eso dependerá de si los guionistas se atreverán a hacer lo que no han hecho en esta primera parte de la temporada. A estas alturas, como que uno ya no espera que Eureka vaya a cambiar su ecuación, por lo que tendré que resignarme hasta donde me aguante la paciencia, esperando que por lo menos el balance de episodios entretenidos frente al que no lo son, sea un poco superior al de esta primera parte.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: American Gods

¡Súbete!

Trailer: Game of Thrones

¡Participa!

BSO: American Gods 1x04

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España