Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Showtime en manos de David Lynch

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Una Hulu más ambiciosa para competir contra Netflix y Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Elección del Mejor Personaje: 'Girls'

Publicado por Moltisanti On 14:25 0 comentarios
Cuando abandono una serie, lógicamente, casi que desaparece por completo del Carrusel. Si no la veo, no puedo comentar/opinar demasiado sobre ella salvo que sea para incluirla dentro de alguna recopilación, un análisis o derivados. De ahí que no haya escrito nada de 'Girls' desde que echara el freno tras finalizar su segunda temporada. Sin embargo, viendo lo importante que es esta serie para tanta gente, me parece oportuno traerla de vuelta para darle a su despedida un tratamiento similar al de cualquiera de las series que sigo hasta el final, es decir, preparando su ronda en la Elección del Mejor Personaje una vez ha completado su recorrido. Una excepción que no recuerdo haber hecho antes con alguna otra serie que abandonara por el camino. Y si no lo hago, del mismo modo que tampoco lo hago con series que no he visto, es más que nada porque no tengo controlados a todos los personajes secundarios importantes y que merecen tener categoría de candidato para la votación de turno. Por eso, de cara a plantear la ronda de 'Girls' en igualdad de condiciones que cualquiera otra, pido el comodín del público por si me dejo fuera a algún personaje merecedor de competir contra los principales protagonistas y secundarios aquí presentes. Dicho todo esto, también me parece justo abstenerme por no haber visto cuatro de las series temporadas. Lo que no cambia que mentiría si dijera que no tengo curiosidad (de ahí también que me anime a poner la ronda en marcha) por conocer quién se lleva la victoria en 'Girls'.


Como siempre, aprovecho para recordar las rondas que todavía siguen en marcha:
Tras escribir de "Netflix Originals", el sello con el que unifica tantos sus series originales como las ficciones ajenas que adquiere en exclusividad, me parece interesante destacar cómo distribuyen estos mismos contenidos tres de sus principales competidores: Amazon, Hulu y HBO.

Prime Video España pone el sello "An Amazon Original Series" en cada una de sus series propias, pero además reserva la primera fila de sus recomendaciones a este repertorio de ficciones disponibles en el servicio. Respecto a los títulos que distribuye mundialmente en exclusiva, hasta ahora no incluye ninguna dentro del sello "Amazon Originals". Sin embargo, en la plataforma ya puede comprobarse que lo hará con 'American Gods', uno de los estrenos más esperados del año y que es una serie original de Starz, el canal de cable premium americano. Por lo tanto, parece poco atrevido presagiar que seguirá la misma estrategia que Netflix de ahora en adelante, es decir, sus originales también se mezclarán con sus exclusivas internacionales mediante "Amazon Originals".

En el proyecto puesto en marcha conjuntamente por Disney-ABC, Comcast-NBCUniversal y Fox, además de Time Warner-Turner, lo tienen claro: una cosa son las "Hulu Originals" y otra distinta las series exclusivas (como 'South Park' o 'Seinfeld') que sólo están disponibles en streaming dentro de su oferta. Además, incluye una tercera categoría para diferenciar las series disponibles en VOD que están emitiéndose durante la actual temporada televisiva y de las que puede colgar nuevos episodios al día siguiente de transmitirse por sus respectivos canales. Es lo que tiene ser propiedad de 4 de las 6 big majors americanas. Eso sí, en estos casos, en cada serie viene bien destacado el logo del canal de origen correspondiente. Al menos por lo que he estado investigando acerca de la distribución del contenido en la plataforma, pues Hulu ni está disponible en España ni se le espera.

Las series originales de HBO son la gran ventaja competitiva con la que cuenta el servicio respecto a cualquiera de sus competidores, ya sea en Estados Unidos, los países nórdicos o en España. Un contenido propio que lleva produciendo y emitiendo desde hace más de dos décadas y que ahora ofrece (casi en su totalidad) a través de su librería VOD. Sin embargo, al navegar por su plataforma, a simple vista, no es posible diferenciar entre sus "HBO Originals" y el resto de ficciones adquiridas a terceros (sin importar que sean exclusivas o no). De esta forma si no sabes que 'Supergirl' se emite actualmente en CW, lo lógico es pensar que se trata de una serie original de HBO del mismo modo que lo son 'Game of Thrones' o 'Girls'. No hay manera de diferenciar entre lo propio y lo ajeno. Como mucho, se puede revisar la categoría "Los clásicos de HBO" o acceder a la ficha de una determinada ficción y esperar que en la sinopsis venga señalado que se trata de una serie de HBO. En última instancia, siempre quedará descubrir si se trata de una serie original o una ajena si al dar al play salta la mítica intro del canal antes de los capítulos. Con el poder que tiene la marca HBO, sinceramente me sorprende que no opte por distinguir de alguna manera lo que es suyo de lo que es comprado a terceros, por mucho que todo vaya a ofrecerse dentro del mismo paquete.

Dejo fuera del repaso a Wuaki, Filmin y Movistar+ más que nada porque las dos primeras no disponen de ficciones originales, mientras que las de la tercera llegarán a partir de otoño.
Para el espectador estadounidense 'Designated Survivor' es una nueva serie que el canal ABC emite los miércoles por la noche (aunque la gran mayoría la vea en diferido durante los siete días siguientes), mientras que para el español es una nueva serie original de Netflix; una de esas excepciones de las que emite un nuevo capítulo cada semana en vez de lanzar toda la temporada de golpe. Para el espectador británico, 'Happy Valley' es una de las joyas actuales de BBC One, mientras que para el estadounidense es otra original británica más de Netflix. Para el consumidor de series no especialista en televisión, lo realmente importante es poder ver tanto 'Designated Survivor' como 'Happy Valley'. No le preocupa si son o no series originales de Netflix, aunque sean anunciadas como tal, sino que pueda verlas en la plataforma por la que paga.

Netflix no hace ninguna distinción entre series originales y exclusivas mundiales adquiridas a terceros. Las aúna todas bajo el mismo sello: "Netflix Originals". Una de las principales claves en la distribución de contenidos por parte de la compañía que acaba de anunciar que ya roza los 100 millones de suscriptores en todo el mundo. De esta forma, pretende transmitir que sólo podrás ver ciertas series (cada vez más) si eres cliente de Netflix, sin importar su procedencia. Una unificación que a mi parecer resta potencial de generar marca a las series que son propiamente suyas, pero que le compensa porque a fin de cuentas le permite contar con un abanico de "originales" mucho más amplio y variado, al mismo tiempo que otorga a estas exclusivas una mayor visibilidad dentro de un catálogo compuesto por miles de títulos.

Probad a poner "Netflix Originals" en el buscador de la plataforma (en España) y automáticamente accederéis a los 300 títulos que a día de hoy lucen el sello de Netflix en la esquina superior izquierda. Series, películas, documentales, monólogos, programas... que sólo podrás disfrutar si eres cliente de Netflix. Al menos en teoría, pues en realidad hay algunas excepciones. Si miras detenidamente descubritás que series como 'Better Call Saul', 'Happy Valley', 'Outlander', 'Peaky Blinders' o 'The Fall' aparecen en esta categoría aunque lo hacen sin el sello de reconocimiento. Esto se debe a que son exclusivas ajenas de Netflix a nivel mundial pero de las que no ha sido la primera ventana en España, debido a que fueron adquiridas y emitidas previamente por otros canales antes del desembarco del servicio en octubre de 2015. Casos similares a los de 'House of Cards' y 'Orange is the New Black', que obligan a Netflix a esperar un año y un año y medio, respectivamente, para poder sumar sus nuevas temporadas en su plataforma en España.

Entiendo que para alguien que no entienda de derechos televisivos, estos casos deben resultar muy extraños. ¿Cómo es posible que la nueva temporada 'House of Cards', siendo una serie original de Netflix, se siga viendo antes en Movistar+ que en la propia Netflix? La respuesta no es que la compañía española le comprara la serie a la americana en su momento, sino que lo hizo a Media Capital Rights, productora y distribuidora de 'House of Cards'. Algo que pudo suceder por dos motivos principalmente. Netflix no operaba en España y no poseía el 100% de los derechos de su serie (aunque suene paradójico), así que MCR vendió los derechos de primer pase en exclusiva a Movistar. Una situación que es justo la opuesta a la actual. Netflix ya está aquí y es la dueña absoluta de todas sus series propias (pagando un suculento extra por ello), de forma que no volverá a repetirse un caso parecido. Mientras tanto, los fans de los Underwood tendrán que seguir recurriendo a Movistar+ si no quieren esperar para ver los nuevos capítulos. Algo que, sin embargo, no pasará con las pocas series de HBO que aún quedan en Movistar+. Gracias a poseer el 100% de sus derechos, y casi seguro que a una precavida cláusula en el contrato de cesión, HBO puede emitir 'The Leftovers' o 'Juego de Tronos', eso sí, al igual que seguirá haciendo Movistar+.

Para empezar y disfrutar de una serie no hace falta saber nada de ella, sino disponibilidad y accesibilidad para poder verla. Sin embargo, soy de los que piensa que siempre es interesante conocer cierta información básica, como en qué cadena se emite originalmente. Se trata de un aviso que en ocasiones resulta más que suficiente para hacer una necesaria criba. De ahí que en los listados con las series (y temporadas) que hay disponibles en cada uno de los servicios SVOD que actualmente operan en España, siempre añado el canal del país de origen. De esta forma, identificando que Freeform emite series juveniles y que Syfy de ciencia ficción o fantasía, te las puedes ahorrar si no te van las de este tipo. Este simple ejemplo evidencia por qué las ficciones originales son uno de los principales recursos de los que disponen los canales de televisión para definir su imagen de marca. De ahí que la decisión de Netflix de unificar series originales y exclusivas bajo el mismo paraguas merezca una segunda lectura.

HBO y BBC llevan décadas siendo dos de los principales jugadores de la ficción mundial. Seguro que alguna vez has recomendado una serie simplemente diciendo que es "la nueva de HBO o BBC", sin necesidad de diferenciar si se trataba de un drama de época o una comedia familiar. Ambos canales representan el poder de una marca de ficción elevada a la máxima potencia. Un logro al alcance de muy pocos. Por eso, que Netflix decida poner su sello a 'Happy Valley', 'Peaky Blinders' o 'The Fall', en BBC no debe hacer pero que ninguna gracia. Al menos no a los responsables de contenidos, mientras que a los de ventas seguro que no les importa tanto. Al final y al cabo, este hecho supone que de cara a los clientes de Netflix en el mercado internacional (entiéndase fuera del territorio británico), esas tres series son originales suyas. Pero Netflix no busca apropiarse de los valores de marca que pueda otorgarle una determinada ficción. Cuando compra una serie, ya sea encargando la producción a un estudio o adquiriendo los derechos de producciones ajenas emitidas por otros canales, lo hace con el mismo objetivo: disponer del mejor y más variado contenido posible con la meta de atraer y retener al mayor número posible de clientes. Unos suscriptores a los que sólo les preocupa una cosa: ¿Puedo ver 'Happy Valley' en Netflix?

En la era de la televisión global, y aunque sea un topicazo, el contenido sigue siendo el rey. Sin embargo, ahora ya no importa tanto la procedencia sino la calidad del mismo. Por eso, más canales que nunca están recurriendo a la ficción para hacer ruido, reforzar su imagen de marca y diferenciarse de sus competidores, mientras Netflix avanza por la tangente con la creación de un sello de ficción general para atraerlos a todos y atarlos en el binge-watching.
Un viernes más me resultó imposible actualizar la Elección del Mejor Personaje como tenía previsto hacer, pero aunque sea con unos días de retraso me apetece mucho poner en marcha esta nueva ronda;  apenas una semana después de que 'Big Little Lies' llegase a su fin, ganándose por el camino una clamurosa doble nominación para ser una de las sospechosas habituales de las listas con los mejores estrenos y mejores (mini)series del año a final de curso. En este artículo de Vulture repasan y clavan las claves por las que supone una gran victoria para HBO. Por mi parte, simplemente recomendar su visionado si todavía no lo has hecho. Merece mucho la pena y sólo son siete episodios que, en mi caso, devoré en tan solo dos tandas. Y aunque estos días no han parado de publicarse artículos sobre una posible continuación, dejar claro que se trata de una miniserie cerrada. En otras palabras, 'Big Little Lies' está lista para pasar a formar parte de la EMP.


Como siempre, aprovecho para recordar las rondas que todavía siguen en marcha:
Tras una primera mitad de temporada marcada por la revolución de Negan y la consiguiente sumisión de los protagonistas, la segunda lo ha estado por la rebelión de Rick. Del luto por las víctimas de Lucille a la esperanza para dar la vuelta a la situación. Dos tandas de capítulos claramente diferenciadas, pero eso no cambia que toda la séptima temporada de 'The Walking Dead' pueda resumirse del mismo modo: "¿Vamos a la guerra? Todavía no". Y así hasta el final.

A continuación, sólo recomiendo seguir leyendo si ya has visto el 7x16 "The First Day of the Rest of Your Life", aunque tampoco hay demasiadas sorpresas que reventar. ¡Atención Spoilers!

Esta temporada dejará para el recuerdo uno de los grandes acontecimientos televisivos de los últimos años. Sin embargo, tan icónico momento, se ha cobrado un peaje demasiado elevado. Al fin y al cabo, lo sucedido en aquel 7x01 "The Day Will Come When You Don't Be" cambió la serie para siempre. Y tras un periodo de bajona generalizado, tocaba impregnarlo todo con rayos de esperanza. De ahí que a la vuelta del parón, Rick volviera a sonreír. Un cambio de intenciones y de rumbo que, sin embargo, se ha traducido en una segunda mitad de temporada que, al igual que la primera, también ha sido para olvidar. Más que nada porque prácticamente no hay casi hitos que reseñar, siendo el cambio de bando de Eugene de lo más destacable. Algo que dice mucho (y poco bueno) del nivel de las tramas que han amenizado y retrasado el enfrentamiento final que no definitivo.

Estos ocho capítulos han servido para que Rick y compañía formaran un ejército rebelde contra los Salvadores. Entre tanto, cada capítulo, cumpliendo con la plantilla de las últimas temporadas, se centraba en desarrollar las tramas personales de dos o tres personajes como mucho. Además de lo de Eugene, se ha mostrado a Rosita y Sasha a lo Thelma y Louise, Rick y Michonne de escapada romántica, Daryl reencontrándose con Carol, Morgan manchándose las manos de sangre de nuevo, Tara incumpliendo su promesa cuando la trama principal lo necesitaba... y poco más. La que ha contado con más minutos de lo normal ha sido Sasha, lo que fácilmente se podía interpretar como que la estaban preparando la fiesta de despedida. Tal y como así era. Eso sí, una fiesta sin sorpresa, pues hacía tiempo que se sabía que su estancia en la serie tenía las horas contadas. Es lo que tienen los spoilers en diferido, es decir, que se hiciera público su fichaje por la nueva serie de 'Star Trek'.

Tras los palos que les cayeron a Glenn y Abraham, estaba claro que la séptima temporada no iba a cobrarse muchas más víctimas. De ahí que en la mid-season finale causaran baja dos personajes como Spencer y Olivia, mientras que Sasha ha sido la única sacrificada en la season finale. Tengo que decir que me ha gustado mucho su muerte, literal y metafóricamente. Con una puesta en escena espectacular, el numerito de Negan con el ataúd iba unido a una estupenda reflexión sobre la importancia del sacrificio en este universo, al mismo tiempo que se rendía un gran homenaje a Abraham. Del mismo modo que en los minutos finales se hacía con Glenn a través de Maggie. Sendos tributos marcan un punto y seguido simbólico en la serie, dejando vía libre a la guerra que está por llegar. Se acabó llorar a los perdidos. Toca volver a conseguir que todos corran peligro real.

Quién ríe último, ríe mejor y eso es precisamente lo que ha sucedido en el nuevo cara a cara entre los dos líderes de la contienda. Con la traición de Janis y sus chatarreros, todo parecía perdido para los protagonistas, reviviendo por el camino otra escena para enmarcar con Rick y Carl postrados ante Negan, pero como no podía ser de otra manera... en el momento oportuno llegaba la caballería a Alexandria para salvar el día (¡vaya coincidencia que los refuerzos de Hilltop y Kingdom aparezcan a la vez!), con el tigre de Ezekiel en plan estelar. Ni que decir que esos 15 minutos han tenido más tensión y acción que prácticamente el resto de la temporada en su conjunto. Una buena batalla que espero que sea un simple aperitivo en relación a lo que veremos a partir de octubre.

Un final de temporada que deja claro que Negan no es un villano más en 'The Walking Dead'. Su continuidad me parece sorprendente y eso que hace tiempo que se confirmó su presencia en la octava temporada. No lo digo de manera peyorativa, sino porque estoy acostumbrado a que este tipo de villanos duren una temporada como mucho. Negan me gusta como enemigo a batir y cada una de sus contadas intervenciones han sido de lo mejorcito de la temporada, aunque entiendo que su cruce de matón y bufón pueda cansar a parte del personal. Pero una vez superadas las fases de sumisión y rebelión, en teoría sólo queda asistir a la guerra abierta entre los grupos de Rick y Negan. Y mentiría si dijera que no tengo ganas de ver cómo se resuelve uno de los grandes conflictos que ha plantado la serie a lo largo de estas siete temporadas. Igualmente tengo mucha curiosidad por saber cómo se va a gestionar este asunto durante la próxima temporada. ¿No habrá descanso desde el principio o los "todavía no" volverán a ser la tónica habitual hasta que llegue la hora de las tortas finales? Ojalá que sea lo primero, que con un año para olvidar de 'The Walking Dead' he tenido más que suficiente.

Acabo con un apunte suelto en el que acabo de caer. En esta ocasión no ha habido escena post-créditos, al igual que no la hubo tras el final de la sexta (lógicamente), pero a mitad de temporada sí que se emitió una donde se presentó a un nuevo y misterioso personaje que espiaba el interior de Alexandria con unos prismáticos. Un personaje que no ha aparecido en ningún momento durante esta segunda mitad, o al menos yo no me he enterado, lo que me lleva a preguntarme qué sentido tenía emitir aquella escena si luego no se iba a recoger durante el resto de la temporada.
Ahora que se acerca la tercera temporada de 'Fargo', mientras crecen las opciones de que la de 'True Detective' salga adelante (con una posible alianza Nic Pizzolatto-David Milch), me parece un buen momento para finiquitar el segundo "cara a cara" entre ambas series en la Elección del Mejor Personaje. Paso a comentar los resultados, pero antes recuerdo cómo se saldó el primero. Por cierto, en aquel 'Fargo' también ganó la partida a 'True Detective' en número de votos.

Sin discusión alguna, Peggy Blumquist se proclama mejor personaje de la segunda temporada de 'Fargo' gracias a obtener el 40% de los votos totales. Una victoria así de aplastante tiene aún más mérito al tratarse de una historia mucho más coral que la de la primera temporada y donde los tres principales protagonistas ocuparon los tres primeros puestos de su ronda. Esta vez, toda la emoción que ha faltado por el primer puesto ha pasado a condensarse en la disputa por las otras dos posiciones privilegiadas. Finalmente, Hanzee Dent con un 9% y Ed Blumquist con un 8% son los que salen victoriosos. La cosa ha estado tan reñida que Mike Milligan se ha quedado a las puertas del podio por apenas 3 votos, seguido del clan de los Solverson a excepción de la pequeña Molly que en esta ocasión ocupa el último lugar del gráfico (curiosamente en la primera temporada salió ganadora). El resto de posiciones están reservadas para miembros del clan Gerhardt, aunque con tres ausencias significativas: las del patriarca Otto, el matón Dodd y el joven Charlie, que no han logrado los suficientes votos como pasar el corte del gráfico. Al igual que Karl Weathers, el personaje interpretado por Nick Offerman. A modo de conclusión, decir que tenía mucha curiosidad por ver el orden en el que quedaban todos estos personajes y me he llevado unas cuantas sorpresas de esas que tanto me gusta a mí encontrarme por la Elección del Mejor Personaje. Ahora a esperar el estreno de la tercera temporada, con la duda de si apostará por un modelo más o menos coral de protagonismo.

De manera asplastante, Ani Bezzerides se corona como el mejor personaje del segundo volumen de 'True Detective'. Lo hace tras obtener el 57% de los votos totales, casi el triple que Ray Velcoro, segundo clasificado con el 20%. Ambos son los únicos personajes, como sospechaba desde el principio, que se salvan de la quema. Jordan Semyon cierra el podio de la ronda, pero lo hace sin honores. Al final y al cabo sólo logra un 5% de los votos, casi lo mismo que los siguientes en aparecer por el ránking, Frank y Gena (la ex-mujer de Ray). Peor parado sale el cuarto co-protagonista de la historia, un Paul que no llega ni al 2% de los votos. Destacar que fuera del gráfico quedan hasta 7 personajes que han conseguido incluso menos respaldo que la opción "Otro", lo que también dice mucho del nulo interés que despertaron todos los secundarios, incluyendo los malos de la película. Si tuviera que sacar una única conclusión tras esta EMP, sería que confirma que la segunda temporada de 'True Detective' no cuajó entre el público, algo que queda claro al comprobar que esta ronda ha contado con 300 votos menos que la de la primera temporada.

Peggy Blumquist y Ani Bezzerides pasan a formar parte de la Galería con los Mejores Personajes de Series. Como siempre, aprovecho para recordar las rondas que todavía siguen en marcha:

'24 Legacy' hace buena a la peor '24'

Publicado por Moltisanti On 17:06 0 comentarios
No esperaba mucho de '24 Legacy', pero al mismo tiempo tenía ganas de ver cómo le sentaba al formato un reboot sin la carga de los nueve días protagonizados por Jack Bauer. Vistos 2/3 de su primera temporada, ocho de un total de doce capítulos, tengo más que claro cómo le ha sentado: mal, muy mal. Hasta el punto de que mi visionado ha derivado en hate-watching, algo que sólo me había pasado con 'The Following' y en cierto modo con 'Under the Dome', aunque con esta última de forma premeditada y para echarme unas risas, no para desesperarme frente al televisor.

Pasarán los años y me seguirá costando horrores abandonar una serie a la que he decidido dar una oportunidad. En los últimos tiempos por lo menos he conseguido fijar el ecuador de una temporada como el punto de inflexión para decidir si sigo o me bajo del carro y así evitar perder más tiempo del necesario como me pasó con la propia 'The Following', de la que llegué a ver su primera temporada al completo. Por eso, tras el 1x06 de '24 Legacy' decidí archivarla indefinidamente. Sin embargo, justo leí que al capítulo siguiente era cuando iba a tener lugar el regreso de un viejo conocido de '24' y no era el de uno cualquiera precisamente. Por ese motivo desarchivé la serie... aunque sólo por un par de capítulos más. Definitivamente he acabado con '24 Legacy'.

Siete capítulos de margen hasta tirar del gancho de la vuelta de un viejo conocido de '24' parece tiempo más que suficiente para que la serie hubiera hecho los deberes y entrara en su segunda mitad con un revulsivo añadido para darlo todo en la recta final. Sin embargo, el nuevo regreso de ese personaje sólo servía para evidenciar aún más que nada encaja correctamente en el engranaje de '24 Legacy'. Jack Bauer tuvo sus días malos (especialmente aquel nefasto sexto), pero nunca cruzó la barrera de derivar en una comedia involuntaria y una serie aburrida. Algo que su sucesora ha logrado pasadas apenas unas horas desde que su cronómetro azul echara a rodar.

En el arranque de la primera temporada de '24', Jack Bauer tiene que evitar el asesinato de un candidato a la presidencia a la vez que rescata a su hija secuestrada, lidiando con todo tipo de contratiempos insuperables. Por su parte, Eric Carter debe detener a un grupo de terroristas islámicos (¡una vez más!) que han intentado acabar con su vida después de eliminar al resto de su escuadrón militar, mientras esconde a su mujer en la banda de traficantes liderada por su hermano, el mismo al que le robó la chica que ahora debe proteger. Así de primeras, como que Carter parte con una clara desventaja respecto a Bauer al tener que enfrentarse a un desafío que incluye un plan terrorista demasiado visto a estas alturas (ya no solo en '24', sino en la ficción americana en general), mientras que en el terreno personal la protección de su mujer sirve más de excusa para reavivar un triángulo amoroso que como generador de tensión. Eso sí, al final Kim Bauer y Nicole Carter cumplen con el mismo rol, aunque nuevamente la trama en la que se ve envuelto Eric para salvar a su mujer sale perdiendo en la comparación con la de Jack. Por mucho.

Esta comparativa entre los protagonistas puede trasladarse también a la parte política de la historia. David Palmer fue un personaje icónico porque era la primera vez que un personaje negro optaba a ser Presidente, pero también por los ideales y el carácter que tenía y de los que hizo gala siempre que pudo. Y si es verdad que John Donovan cumple con un rol similar, en su caso siendo latino, a estas alturas supone poca novedad. De ahí que resulte estar casado con la que hasta ahora era la Directora del CTU y así ganar algo más de presencia. En teoría al menos, pues en la práctica ambos personajes son llevados por senderos inverosímiles, previsibles y, en realidad, poco relevantes.

Muchas son las razones por las que pienso que '24 Legacy' hace buena a la peor '24'. Ni un personaje resulta interesante y hay unos cuantos que son tan planos que se limitan a cumplir con su rol profesional y ya. Tampoco ayuda que las actuaciones de medio reparto sean muy deficientes. Por no salvarse no lo hacen ni Miranda Otto, Jimmy Smits o el siempre solvente Gerald McRaney, los tres principales cabezas de cartel. En cuanto al recambio de Kiefer Sutherland como protagonista de la función, Corey Hawkins no brilla aunque le pone ganas, pero interpreta un personaje al que poco o nada se le puede rascar. Carter es un héroe con mejores intenciones que acciones y que tras ocho episodios no ha protagonizado ningún momento de gloria, más allá de dejarse la piel por cumplir con su cometido en el tinglado en el que se ha colado.

La trama principal es un deja vu constante. Consecuencia de plantear unas tramas poco novedosas y que envuelven a un grupo de personajes sin conflictos potentes. La serie parece rodada antes que la última entrega de '24', aquel más que digno entretenimiento que fue 'Live Another Day' hace 3 años, donde al menos se aprovechó el paso del tiempo para modernizar la acción con el uso de drones. En 'Legacy' la tecnología juega un papel importante como no podría ser de otra manera en el universo de '24', pero porque a los terroristas se les ha dañado un USB y tienen que arreglarlo. Una de las tramas más ridículas y gratuitas que he visto en mucho tiempo y que es para no dar crédito a medida que avanza. Un hecho que pone en evidencia tanto el nivel de los villanos de la contienda como el de su plan maestro.

'24 Legacy' ni siquiera saca partido a dos de los elementos más característicos de '24': la tensión creciente de los minutos finales que dan paso al cliffhanger de turno y los tiempos de transición entre las diferentes tramas abiertas en simultáneo. Durante estos ocho capítulos sólo ha habido un momento en el que la serie me hizo creer que podría estar ante un digno entretenimiento: el final del 1x02. Un buen cliffhanger, pero pésimamente resuelto: el protagonista no hace nada y es rescatado. Un recurso que se ha repetido hasta en tres ocasiones (en las que el protagonista podría haberse lucido si le hubieran permitido actuar en vez de esperar). Con lo que he perdido la cuenta es con la de veces que la serie se ha desfasado en los tiempos de transición, especialmente tras la vuelta de publicidad. El premio al descaro se lo entrego al momento en el que dos personajes quedan en el metro y pasan nueve minutos hasta que uno de ellos cruza de un vagón a otro después de decir que estaba listo. Otro gran momento tuvo lugar en el 1x08 cuando era de día, cuatro minutos de publicidad después, y de repente ya era de noche cerrada.

'24 Legacy' partía como la gran novedad de FOX para esta mid-season (sin contar la vuelta de 'Prison Break'), estrenándose ante 16 millones de espectadores gracias a emitirse después de la Super Bowl. Sin embargo, durante su andadura no está dando la talla y el público americano le ha dado la espalda: anda más o menos estabilizada en torno a los 3,5 millones y un 0.9 en demográficos. Malos resultados que hacen poco probable que renueve por una segunda temporada. Algo que queda más claro tras leer estas declaraciones de Dana Walden, CEO de FOX. La misma que una vez disparada y desperciada la bala del reboot, seguro que ya estará meditando volver a tentar a un Kiefer Sutherland que prefirió ser Presidente en 'Designated Survivor' que pasar un nuevo día para no olvidar en la piel del personaje de su vida. Una decisión que espero que el actor se replantee en el futuro aunque eso suponga estar hasta el infinito y más allá lidiando con rumores sobre si volverá o no a interpretar a Jack Bauer. Todo sea porque este personaje icónico por fin pueda tener el final que se merece. Y ya de paso, salve a una marca sin futuro a día de hoy.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Big Little Lies

¡Súbete!

Trailer: The Mist

¡Participa!

BSO: The Leftovers 3x01

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España