¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Uno de los grandes duelos de la temporada otoñal no se ha producido en la televisión americana, sino en la británica. Los contrincantes han sido 'Liar' de ITV y 'Rellik' de BBC One. Dos series con más similitudes de las que podría parecer en un principio: ambas están creadas por los hermanos Williams, cuyo anterior trabajo fue 'The Missing'; las dos están "coproducidas" con canales americanos, Sundance y Cinemax, respectivamente; y tanto una como otra están disponibles (ya al completo) en HBO España. Apuntadas estas curiosidades, procedo con el resultado del duelo: victoria aplastante de 'Liar'. Desde el primer capítulo además, cuando logró 5 millones de espectadores y un 26,6% mientras 'Rellik' tenía que conformarse con 3,6 millones y un 18%. Durante las cinco semanas posteriores, la brecha fue abriéndose más y más con la oferta de ITV superando los 6 millones en el final de temporada y la de BBC por debajo de los 2 millones. Haciendo balance, el público y la crítica especializada británica prefirió obsesionarse con 'Liar' y pasó de complicarse la vida con el complejo puzzle propuesto por 'Rellik'.

En mi caso, tenía pensado ver ambas, pero al final me decanté primero por la oferta de BBC One y al descubrir que 'Liar' era renovada por una segunda temporada (fue anunciada como limited series y evidentemente ITV no iba a dejar pasar un pelotazo así) ya no me corre tanta prisa ponerme con ella. La veré seguro, pero en otro momento. Por lo tanto, de la serie que voy a escribir es de la perdedora de este duelo otoñal. Una serie que, pese a las malas audiencias, merece la pena ver.

'Rellik' es un thriller con asesino en serie cuyo principal atractivo es su arriesgada apuesta narrativa: la historia está contada al revés. Empieza por (casi) el final para poco a poco ir retrocediendo en el tiempo hasta llegar al origen del caso y así entender los motivos que llevaron al asesino a matar. Un criminal que ha dejado un reguero de siete cadáveres y cuyo modus operandi consiste en rociar ácido en la cara de sus víctimas. La serie sigue la investigación de la única persona que ha sido atacada y ha vivido para contarlo: un detective que en el primer capítulo todavía está recuperándose de las graves heridas sufridas por el ácido y que le han desfigurado la cara convirtiéndole en un monstruo; una metáfora visual que exterioriza los demonios interiores del protagonista y que le recuerda en todo momento que cuenta con una motivación personal extra para dar caza al responsable de sumir la ciudad en el caos. Pero descubrir la identidad y motivación de asesino no es el único aliciente del visionado de 'Rellik', debido a que la serie introduce varios misterios adicionales relacionados con el pasado (reciente) de algunos personajes. Eso sí, en el caso de los más secundarios, aviso que la gran mayoría se revelan como intranscendentes; tramas de relleno que simplemente cumplen con la función de desviar la atención de lo realmente importante.

El thriller de asesinos en serie está muy de moda en el panorama actual y Rellik (Killer a la inversa, por si alguien no anda muy avispado) se abre paso entre tanta propuesta similar gracias a un diferencial narrativo arriesgado y atractivo… pero que a priori se antojaba demasiado complejo de sacar adelante. Sin embargo, una vez vista entera, simplemente apuntar que esta miniserie de 6 capítulos logra completar el rompecabezas con atino y encima lo hace manteniendo el efecto sorpresa hasta (casi) el final. La intención inicial de BBC era convertir 'Rellik' en una antología por temporadas, pero debido a las malas audiencias obtenidas tiene toda la pinta de acabar quedándose como un experimento llamativo e interesante en formato de miniserie cerrada.

Una lástima que BBC optara por emitir la serie en el canal principal en lugar de BBC Two donde creo que habría encajado mucho mejor, como en su día sucedió con 'The Fall'. Quizás así, 'Rellik' habría salido igual de escaldada frente a 'Liar' pero el formato tendría más opciones de continuidad que las que tiene ahora. Y, aunque la serie dista de ser perfecta o una "imprescindible británica", por lo menos es una apuesta diferente y atrevida que sale bien parada de atreverse con una versión televisiva de 'Memento'. Casi nada, pues si me pongo a tirar de memoria sólo me viene una serie en llevar a cabo algo parecido, 'Seinfeld' en el 9x11 "The Betrayal", pero con la diferencia de hacerlo en un capítulo de 20 minutos y no a lo largo de una temporada de unas 6 horas de duración.

Por lo tanto, si buscas un thriller con un claro elemento diferencial, de corta duración y que aprueba con nota en el cómputo global, recomiendo darle una oportunidad a 'Rellik'.

Amazon Prime Video hace tabula rasa

Publicado por Moltisanti On 12:46 0 comentarios
Amazon Prime Video atraviesa un periodo convulso al mismo tiempo que afronta un cambio de rumbo radical en su estrategia de contenidos originales. Siendo la salida de cuatro ejecutivos de Amazon Studios el mayor exponente de la tabula rasa de Amazon.

Justo después de estallar el escándalo de Harvey Weinstein, otra denuncia por acoso sexual iba a desencadenar un efecto dominó en Amazon Studios. Isa Hackett, productora de la serie 'Man in the High Castle', denunció a Roy Price, el jefazo del estudio y el propulsor de su estrategia de contenidos originales hace cinco años, provocando que fuera suspendido de empleo y sueldo y que acabara dimitiendo tan solo unos días después de saltar el escándalo. La cosa no iba a acabar ahí y esta semana se confirmaban otros dos despidos: el del brazo derecho de Price, Joe Lewis, desde hace unos meses máximo responsable de drama y comedia, y el de Conrad Riggs, responsable de programas de entretenimiento y docuseries. Despidos a los que hay que sumar la marcha de Morgan Wandell, que ficha por Apple para convertirse en su responsable de desarrollo creativo internacional. Tras estas cuatro salidas, Sharon Tal Yguado, fichada en enero para hacerse cargo de la nueva división de miniseries y series evento, suma ahora también las funciones de drama y comedia, mientras Heather Schuster sustituirá a Conrad Riggs después de aterrizar en el estudio el pasado mes de agosto. Ahora falta conocer quién será el remplazo de Roy Price para liderar Amazon Studios tras semejante borrón y cuenta nueva. Spoiler Alert: será una mujer.

Este baile de directivos es un punto de no retorno, pero la renovación del modelo de contenidos comenzó antes de que estallara el escándalo de Roy Price. Lo hizo con las sorprendentes cancelaciones de 'Z: The Beginning of Everything', pese a haber sido renovada por una segunda temporada previamente, y de 'The Last Tycoon', al poco de ser lanzada mundialmente. Lo que llevó al mismísimo jefazo de Amazon, Jeff Bezos, a declarar que a partir de ahora se centrarían en producir series con el potencial de convertirse en "la próxima Juego de Tronos". Unas declaraciones que siguen trayendo cola dado que perseguir un fenómeno de masas es justo lo contrario de lo que ha venido haciendo Amazon con series como 'Transparent', 'One Mississippi' o 'Mozart in the Jungle', por citar algunas de sus propuestas más reconocidas entre la crítica... aunque ninguna pueda ser considerada como un megahit. Y esa es la clave de todo: de la veintena de Amazon Originals ninguna se ha posicionado como un éxito masivo. Por tanto, se acabó lo de apostar únicamente por series de nicho que sólo ven unos pocos y ahora el objetivo prioritario es dar con un pelotazo en la línea de 'Stranger Things' (Netflix) o 'The Handmaid's Tale' (Hulu).

Poco después de las declaraciones de Jeff Bezos sobre el cambio de rumbo, llegaron los malos resultados de las series originales de Amazon en la pasada edición de los Emmys para simplemente rociar gasolina sobre las llamas. Partía con el mismo número de nominaciones que en 2016, un total de 16, sin embargo esta vez sólo se llevó 2 galardones (frente a los 6 de un año antes) y ninguno entre las principales categorías. Algo que seguro que escoció mucho en las oficinas de Amazon. Sobre todo al compararse con sus dos principales competidores: Netflix acabó con 20 estatuillas y Hulu con 10, incluido el premio (gordo) de mejor drama por 'The Handmaid's Tale'. 

Este cambio de rumbo además convierte las temporadas de pilotos en una iniciativa en peligro de extinción. Justo antes de salir por la puerta de atrás, Roy Price dijo que cada vez apostarían más y más por el modelo de encargos directos y menos por el de pilotos, para así poder competir en igualdad de condiciones con Netflix y cía. Todavía no tienen fecha de caducidad, pero parece evidente que las temporadas de pilotos de Amazon llegarán más pronto que tarde a su fin. Algo entendible por otra parte, pues el que fuera uno de los pilares centrales de la plataforma ha ido perdiendo relevancia y tirón con cada nueva hornada. Lo mejor de todo es que su futuro está en duda justo cuando, a partir del próximo 10 de noviembre, los suscriptores de todo el mundo (españoles incluidos) podremos visionar y puntuar estos pilotos por primera vez. Aprovecho para volver a recomendar estos dos artículos (I y II) que escribí el año pasado sobre el tema.

Otra novedad destacable del modelo de Amazon pasa ahora por apostar por una de las prácticas más habituales de la industria televisiva: los overall deals, es decir, los acuerdos de desarrollo en exclusividad con determinados creadores. Al primero que ató fue Robert Kirkman, creador de 'The Walking Dead', pero poco después le siguieron Jill Solloway, creadora de 'Transparent'; Justin Doble, guionista de 'Stranger Things'; Amy Sherman-Palladino y Daniel Palladino, responsables del próximo estreno del servicio, 'The Marvelous Mrs. Maisiel', que tras pasar por la fase de piloto recibió un encargo por dos temporadas. He destacado el tema de los overall deals, pero seguro que pasará cierto tiempo hasta que Amazon vuelva a anunciar un acuerdo de este tipo por culpa del escándalo de Roy Price. Las aguas deben calmarse y luego tendrán que ganarse de nuevo la confianza de la industria demostrando que son un entorno atractivo para los creativos.


Por último, cerca de cumplirse el primer aniversario del lanzamiento global de Amazon Prime Video en diciembre del año pasado, aprovecho para hacer un breve balance de su situación en España. Y la verdad, respecto a lo que comenté tras su llegada, poco es lo que ha cambiado. Buena señal de lo que digo es que hasta hoy mismo la plataforma aún no estaba adaptada al español. Por fin lo está; sólo ha tenido que pasar casi un año. Entre el resto de novedades, destacaría que lanzó una App para Playstation (permitiendo acceder al servicio a través de la televisión) y que recientemente ha añadido su primera serie española ('Estoy Vivo' de TVE). En cuanto a su catálogo de series, si llegó con menos de 20 ahora cuenta con algo más de 50 títulos. Como siempre, aquí cada uno verá el vaso medio lleno (tiene más del doble que hace 10 meses) o medio vacío (sigue estando muy lejos de equipararse con el arsenal de HBO o Netflix en nuestro país). Por cierto, se rumorea que Amazon planea subir el precio de su servicio Prime por aquí. De forma que pasaría de 20€ hasta 40€ o incluso 60€ en los próximos meses.
En Series Atresmedia, al igual que a todos vosotros, nos encanta la ficción y siempre estamos pendientes de aquello que se hace dentro y fuera de nuestras fronteras. Este es el motivo por el que durante los últimos cinco años hemos querido compartir con vosotros nuestro Anuario de Ficción con los estrenos más destacados del año. 

Para celebrar nuestro quinto aniversario hemos preparado una edición especial: nuevo diseño y una recopilación de todos los anuarios publicados en años anteriores junto al nuevo volumen de 2016.

Todos los estrenos de la televisión española, americana y británica entre 2012 y 2016, además de una selección con algunas de las ficciones más emblemáticas lanzadas alrededor del mundo durante este periodo. Ordenados por países y canales. En total, más de mil series recopiladas a lo largo de casi 200 páginas a todo color (siempre habíamos querido usar esta frase :)

Esperamos que disfrutéis de este recorrido por la ficción televisiva nacional e internacional de los últimos cinco años. 

EL EQUIPO DE SERIES ATRESMEDIA 

Con esta introducción arranca la edición especial que hemos preparado para celebrar el 5º aniversario del Anuario de Ficción de Series Atresmedia con todas las series estrenadas durante los últimos cinco años en España, Estados Unidos y Reino Unido, además de una breve selección con títulos de otros territorios del resto del mundo. Una guía para tener siempre a mano.

Un anuario (digital) que una vez más estamos distribuyendo desde @PoniendoSeries, pero que como siempre también quiero compartir con todos vosotros por el Carrusel. Sobra decir que vuelve a ser gratuito y que para conseguirlo tan solo tenéis que enviar un correo electrónico (señalando "Anuario" en el asunto del mensaje) a la siguiente dirección:  

series.atresmedia@atresmediatv.com

Pese a que el post me vaya a quedar un tanto sosainas, esta vez no voy a compartir ninguna captura de este Anuario 2012-2016 para reservar la sorpresa del nuevo diseño hasta una vez recibido. Como siempre, estaré encantado de conocer vuestra opinión y agradeceré toda la difusión que podáis darle por redes. Espero que disfrutéis con semejante atracón de series.

No puedo acabar sin destacar y agradecer una vez más el trabajo y la colaboración de mi equipazo de Series Atresmedia. Ellos mejor que nadie saben el currazo que hay detrás de este proyecto.
Con la séptima temporada actualmente en emisión, por fin puedo cerrar las rondas de la EMP correspondientes al tercer y cuarto volumen de 'American Horror Story'. Dos rondas que han estado muy igualadas en todo momento, razón por la que no tuve más remedio que postergar el pitido final. A modo de anticipo, a diferencia de los primeros volúmenes, Jessica Lange no arrasa.

Madison Montgomery es el mejor personaje de 'American Horror Story: Coven' gracias a obtener un 19% de los votos totales. Muy cerca, Fiona Goode (el personaje de Jessica Lange) aparece con un 18%, mientras que Misty Day cierra el podido con un 13%. A partir de aquí, Marie Laveau y Cordelia Foxx son las únicas que logran no alejarse demasiado de los puestos de cabeza a la vez que sacan cierta distancia al pelotón formado por The Axeman, Zoe Benson, Papa Legba, Myrtle Snow y Delphine "Madame" LaLaurie. En cuanto al resto de personajes (9) de "Coven", ninguno lograr sumar al menos 10 votos, por lo que se quedan fuera del gráfico. A modo de conclusión, la ronda ha sido un entretenido face to face entre los personajes de la veterana Lange y de Emma Roberts, saldándose finalmente con victoria de esta última en la foto finish por apenas 10 votos.

La ronda de 'American Horror Story: Freak Show' ha sido prácticamente idéntica a la de su predecesora, aunque sumando una menor participación. Aquí, las siamesas Bette y Dot Tattler (22%) son elegidas como mejor personaje también con muy poca ventaja respecto a Dandy Mott (21%), mientras el tercer cajón del podido queda ya a bastante distancia, siendo aquí para Twisty the Clown (15%). En esta ocasión, el personaje interpretado por Jessica Lange, Elsa Mars, ni siquiera logra colarse en los puestos de honor. Y por muy poco no acaba en el quino puesto, siendo al final  para Gloria Mott; a la que luego sigue un pelotón algo más numeroso que en la otra elección pero que se mueve por un patrón de votos parecido: Paul the Seal, Pepper, Desiree Dupree, Amazon Eve, Massimo Dolcefino, Jimmy Darling, Maggie Esmeralda (el personaje de Emma Roberts), Ethel Darling y Ma Petit. En esta ronda quedan retratados sobre todo tres personajes que no han logrado ni un solo apoyo: Chester Creb (interpretado por Neil Patrick Harris), Marjorie y Penny.

Madison Montgomery y las siamesas Bette y Dot Tattler ya forman parte de la Galería con los Mejores Personajes de Series. Como siempre, aprovecho para recordar las rondas que todavía siguen en marcha:
Para algunos será una obviedad y para otros una sorpresa nada agradable, pero la realidad es que las series disponibles en cualquier catálogo SVOD tienen fecha de caducidad. Siempre y cuando no sean contenido original de dicha plataforma, claro. Los suscriptores de Movistar+, Rakuten y Filmin estarán acostumbrados a resignarse ante este hecho, pero los que paguen únicamente por Netflix, HBO y/o Amazon Prime Video quizás todavía no estén al corriente. Al fin y al cabo, estos tres servicios americanos llevan muy poco tiempo operando en España: Netflix desembarcó en octubre de 2015 mientras HBO y Prime Video llevan apenas 10 meses disponibles.

Para tratar el tema de las salidas de series de las plataformas SVOD, voy a centrarme en el caso de Netflix. No sólo porque sea el referente a nivel mundial, sino porque se avecina un punto de inflexión dentro de su catálogo en España. Con su aterrizaje hace ya casi dos años, comencé a preparar listados con las series (y temporadas) disponibles en los catálogos de estas plataformas que vengo actualizando diariamente desde entonces. El listado de Netflix en concreto, me dio mucho trabajo al principio ya que constantemente subía nuevas series y/o temporadas pendientes. Ese ritmo evidentemente era insostenible y, desde hace bastante tiempo, la mayoría de novedades tienen que ver con su contenido original (y series coreanas).

A lo largo de estos casi dos años muy pocas series han salido de su catálogo. Hasta ahora. Recuerdo que las primeras fueran dos miniseries británicas, 'The Honourable Woman' y 'North & South'. A las que poco después siguieron unas cuantas telenovelas hispanas y otras tantas coreanas, casi todas ellas ya de vuelta en el servicio por cierto. Además de varias ficciones españolas como 'El Barco' o 'Física o Química'. Sin embargo, no fue hasta este verano cuando se produjeron las primeras salidas de series americanas, 'Don't Trust the B... in the Apartment 23' y 'Touch', además de otra española 'Carlos, Rey Emperador'. Una avanzadilla de lo que estaba por venir. Entre finales de septiembre y octubre, de momento, ya están programadas las salidas de 'The Big Bang Theory' y 'El Príncipe de Bel-Air' para el 30 de septiembre, 'The Walking Dead' el 10 de octubre, mientras que el 18 de octubre se producirá una escabechina: 'Gossip Girl', 'Battlestar Galactica', 'Prison Break', 'Lie to Me', 'The Dovekeepers' y 'Terra Nova'.

Por lo tanto, hasta nueve series americanas se encuentran en la rampa de salida, siendo algunas de ellas de las más populares del servicio, a las que además acompañarán una canadiense ('Heartland'), una noruega ('The Heavy Water War'), una hispana ('La Casa de al Lado') y una coreana ('Love Rain'). Estas son las salidas programadas a día de hoy, pero lo normal sería que en los próximos días la lista vaya engordando con más títulos cuya licencia de derechos venza tras un periodo de dos años. En otras palabras, con series que formaran parte del catálogo de lanzamiento de Netflix en nuestro país. De ahí que octubre prometa ser muy movidito.

Para estar al corriente de las próximas salidas de Netflix, recomiendo visitar Unogs, una web que me recomendó @noticiasdseries y que desde entonces visito a diario. Una vez dentro hay que seleccionar únicamente la información del catálogo de España y pinchar en la pestaña "videos about expire". Destacar que casi siempre aparecen con bastante antelación (en torno a un mes), pero en ocasiones tan solo de una semana para otra por lo que mejor visitar la web con frecuencia.

La salida de una serie de un catálogo VOD no significa que sea definitiva y que no vaya a estar disponible nunca más. Las licencias de derechos pueden prolongarse o renegociarse con nuevas condiciones. Por ejemplo, Netflix toma esta decisión en función de tres factores: el feedback de los usuarios (tanto por su comportamiento de visionado como por sus valoraciones mediante el pulgar para arriba o para abajo), lo mucho o poco vista que es esa serie y la cantidad de títulos similares que aún siguen disponibles en la plataforma. A estos tres factores hay que añadir uno que no está en su mano: depende de que el estudio propiedad de los derechos no los haya vendido antes a otra plataforma o canal de televisión. Razón por la que algo me dice que series como 'The Walking Dead', 'The Big Bang Theory', 'Battlestar Galactica' o 'Prison Break' no tardarán demasiado en estar de vuelta por el catálogo de Netflix.

ACTUALIZACIÓN: Al final sólo  'The Big Bang Theory', 'El Príncipe de Bel-Air' 'Gossip Girl', 'Battlestar Galactica' y 'The Dovekeepers' salieron del catálogo como estaba previsto. Además de 'Strike Back' que olvidé añadirla. El resto siguen estando disponibles en Netflix.

Por último, aprovecho para recomendar una vez más los listados con las series (y temporadas) disponibles en los seis servicios SVOD que a día de hoy están disponibles en España. Me falta preparar el de Sky, que aterrizó la semana pasada con apenas 14 series completas. Son tan pocas que de momento ni me he registrado para probar el servicio e indagar en su catálogo VOD, pero tengo intención de prepararlo próximamente. Mientras tanto, os dejo con el resto:
El otro día, mientras repasaba mis series del verano, comenté que aún me faltaba por ver el último capítulo del regreso de 'Twin Peaks'. Una semana después de verlo, sigo dándole vueltas. No sólo por una secuencia final que dará que hablar todo lo posible y más, sino por lo que han supuesto como un todo estas 18 partes que componen "El Regreso". Pero no a nivel argumental, donde no me cuesta admitir que no me he enterado de la mitad (y siendo generoso), sino como experiencia audiovisual y ejercicio de serie de autor elevado a la enésima potencia.

En este periodo conocido como "Peak TV", hay una tendencia que no está pasando desapercibida para nadie: los reboots de series finalizadas que regresan para sacar tajada del factor nostálgico que tanto demanda el público en la actualidad. David Lynch y Mark Frost, con el favor y permiso de Showtime, se sumaban a esta moda para (casi) clavar la premonición de Laura Palmer al Agente Cooper en la habitación roja y, ya que estaban, de paso dinamitar las ideas preconcebidas y "esperables" en un reboot cualquiera planteado en forma de continuación.

"The Return" trae de vuelta a casi todos los personajes que sobrevivieron a las dos primeras temporadas, pero no lo hace con el simple objetivo de reencontrar a la audiencia con alguno de sus personajes favoritos y ofrecer la oportunidad de descubrir qué había sido de ellos durante estos más de 25 años. Aquí no hay nada de fan service, una expresión muy moda en estos tiempos. Con permiso del Agente Cooper, seguramente uno de los retornos más esperados era el de Audrey Horne. Por el tirón que el personaje tuvo en su momento y sobre todo porque su destino era uno de los que quedó en el aire tras la cancelación por parte de ABC. Pese a ser conscientes de ello, Lynch y Frost descartaron el regreso triunfal y dilataron uno de los momentos más esperados hasta que nadie se acordara ya. Y cuando se produjo, lo hizo de la manera más desconcertante posible. Por si a esas alturas todavía quedaba alguien con esperanzas de que las respuestas fueran a ser servidas en una bandeja. El caso de Audrey es un claro reflejo de que nada ha sido como cabría esperar en este reboot. Conociendo como se las gastó 'Twin Peaks' en los noventa, lo verdaderamente extraño hubiera sido que tirara por la vía fácil y predecible de otros reboots.

Una vez vi los primeros cuatro episodios, simplemente decidí dejarme llevar. Como resultado, por momentos flipé como nunca había hecho (hellooooooo 3x08), me aburrí soberanamente, me desesperé, me acojoné un poquito (got a light?), me quedé con ganas de más, etc. Por encima de todo esto, en el cómputo global me lo he pasado en grande con semejante locurón. Pese a no enterarme de nada, no puedo hacer otra que rendirme a los pies de Lynch y Frost por el atrevimiento y, sobre todo, por idear casi 18 horas de una ficción en la que no he visto venir absolutamente nada. Secuencia a secuencia, sorpresa tras sorpresa, desvarío tras desvarío, la imprevisibilidad ha marcado este regreso. La línea entre lo raro, lo insustancial, lo innecesario, el hago lo que quiero porque puedo y la genialidad ha sido muy delgada, pero que disfrute ponerse frente al televisor sin poder imaginar qué va a pasar a continuación. Y así durante casi 18 horas. En un año en el que 'American Gods', 'Legion' o 'The Leftovers' han acaparado parte de la conversación mediática precisamente por contar con algunos de los rasgos rarunos de 'Twin Peaks', el referente regresaba a la televisión para dejar claro que la etiqueta de "serie más rara de la historia" llevaba siendo propiedad suya desde hace más de 25 años y así seguirá siendo.

Antes del estreno de esta tercera temporada, muchos medios aprovecharon para publicar artículos con preguntas sin respuesta. Leí alguno más que nada para refrescar la memoria, pero recordaba lo suficiente de 'Twin Peaks' (vi la serie en 2009) como para imaginar que esos cabos sueltos a Lynch y Frost les importarían lo mismo que a la mujer de Dougie Jones el estado inerte de su marido después de descubrir que había solucionado todos sus problemas económicos como por arte de magia. Ay, Dougie. Qué decir del personaje revelación (junto a la dupla de los Mitchum Brothers) y una de las principales razones por la que he disfrutado tanto con esta tanda de capítulos. No sólo por la cantidad de momentos cómicos y surrealistas ofrecidos, sino por lo que ha representado como elemento disyuntivo. Su introducción en el casino fue apoteósica y sus primeras intervenciones ofrecieron un alivio cómico que falta hacía, pero no fue hasta que acepté que iba a ejercer de inesperado protagonista cuando aprecié de verdad el valor del personaje por sí mismo y el reto creativo que suponía mantenerle más de lo que cualquiera podría haber imaginado; dejando de paso al verdadero protagonista en el banquillo, ese con el que la gente llevaba esperando reencontrarse más de dos décadas. Pero lo más increíble de todo era apreciar cómo la trama principal avanzaba (pasito a pasito) con un personaje absolutamente pasivo. Al final me di cuenta que le había cogido tanto cariño que hasta no quería que se produjera el inevitable despertar. Por cierto, mención especial al 3x1 que se ha marcado un estelar Kyle MacLachlan. De quitarse sombrero y reclamar que, el año que viene, los Emmys aún se acuerden del recital dado.

Ni los creadores ni Showtime han cerrado la puerta definitivamente a más entregas, pero este regreso fue concebido desde el principio como algo de una vez y ya. Por eso prefiero dar por hecho que no habrá más 'Twin Peaks' y me parece fenomenal. Quedarán cientos de preguntas sin resolver (¿o quizás hayan sido respondidas y nadie haya sido capaz de dar con ellas?), pero da igual. Hay material de sobra para que los fanáticos de la serie se tiren otros 25 años más debatiendo, teorizando y tirándose los trastos atacando/defendiendo los últimos minutos o los 18 capítulos al completo. Hay tantas capas, simbolismos y pistas ocultas que analizar como uno quiera encontrar. Por mi parte, cuando piense en este "The Return" recordaré que presencié un auténtico evento televisivo. Uno que no dejó a nadie indiferente. Faltaría más.

Puede que este "The Return" suponga el último trabajo de David Lynch. Si finalmente fuera así y no volviera a ponerse detrás (ni delante) de las cámaras nunca más, se despedirá con la cabeza bien alta, siendo fiel a sí mismo y dejando para el recuerdo otra obra arriesgada, compleja, imprevisible, desconcertarte e interpretable de la manera más oportuna que cada uno considere. Una obra de David Lynch, para bien de unos y para mal de otros, en resumidas cuentas. Por supuesto, con un estilo visual tan característico que hasta la pincelada del más mínimo detalle denota la firma de un autor reconocible desde la singularidad. Estos días he leído varios artículos que catalogan esta tanda como una obra de arte (audiovisual) y estoy de acuerdo.

He vuelto a ser lyncheado, de la misma forma que cuando vi el final de la segunda temporada, pero la diferencia es que esta vez no hay premonición de Laura Palmer que permita soñar que quizás un día el pasado de 'Twin Peaks' vuelva a dictar su futuro. Menos mal que hoy en día la experiencia de ver una serie no acaba tras visionar el capítulo final y existe gente que se lo curra mucho y que escribe artículos o publica vídeos para que la fiesta nunca termine; como la autora de este vídeo tan interesante y aclaratorio como bien tirado con el que intenta explicar el final. Chapeau.

PD: En este fantástico artículo de Vulture (en inglés) clavan las razones por las que la vuelta de 'Twin Peaks' ha supuesto un pelotazo para Showtime pese a sus malas audiencias.
La nueva temporada de la televisión americana ha arrancado virtualmente con el preestreno de 'The Orville' (en la imagen) en FOX, pero no será hasta la última semana de septiembre cuando la 2017/18 pegue realmente el pistoletazo de salida. Sin embargo, como viene siendo habitual en los últimos años, esto es algo que cada vez me importa menos. Por no decir que casi nada.

Entre finales de septiembre y principios de octubre (cada vez más), las cinco networks americanas lanzarán prácticamente toda su artillería otoñal; ya sean estrenos o nuevas temporadas de series que regresan tras el parón veraniego. En la época de 'House', 'Desperate Housewives', 'Lost', 'Prison Break' y otras tantas míticas, el arranque de la nueva temporada todavía era el gran acontecimiento televisivo del año. La vuelta al cole después de un verano en el que se aparcaban los visionados a ritmo semanal y se aprovechaba para sacar alguna serie de la interminable lista de pendientes mientras esperabas el retorno de tus favoritas en septiembre.

Los tiempos han cambiado y ahora las propias networks también emiten series originales durante el verano para paliar la competencia del cable y el streaming. Sin demasiada fortuna, eso sí. La irrupción de los Netflix y cía. ha expandido la cultura del (mini o mega)maratón en detrimento del semana a semana, mientras acumulamos más series pendientes que nunca por culpa del "Peak TV". Hasta la midseason parece haber usurpado al otoño lo de ser la época más movidita del año para el seriéfilo y hoy en día la categoría de evento televisivo es algo atribuible a unas pocas series, pero no a los periodos en que se emiten. Y en estos últimos cinco años, muy pocas series de las networks han logrado alzarse con semejante reconocimiento de popularidad. Simplemente han ido perdiendo relevancia (y audiencia) y, en consecuencia, el arranque de cada nueva temporada televisiva se ha convertido más en una costumbre que en un verdadero acontecimiento.

Todavía recuerdo la primera vez que por trabajo me ofrecieron la posibilidad de meterme un chute de pilotos asistiendo a los diferentes eventos organizados por las distribuidoras en los conocidos como los Madrid Screenings, la versión española de los L.A. Screenings que se celebran tras los Upfronts y en el que responsables de cadenas de medio mundo catan y adquieren las novedades de la próxima temporada para su país. Era 2012 y, entre otros muchos, pude ver los pilotos de series como 'Arrow', 'Chicago Fire' o 'The Mindy Project'. Recuerdo la ilusión que me hizo poder ver todas las novedades de la nueva temporada por anticipado, del mismo modo que me acuerdo de la decepción con la que acabé debido al bajo nivel de las propuestas. De aquella hornada sólo me animé a seguir 'Arrow', cuyo piloto fue de los pocos que me sorprendió para bien. Ese fue el nivel.

Cada temporada esa sensación de decepción era cada vez era mayor y en esta ocasión, por primera vez en 5 años, directamente no pude acudir a ningún Screening. En las pasadas ediciones ya dejé de ir a todos, pero por lo menos intentaba acudir a un par (a los que mejor pinta tenían). Este año no me fue posible por diferentes cuestiones laborales y, sinceramente, tampoco me importó lo más mínimo. Si algo así me hubiera pasado en 2005, seguro que aún estaría tirándome de los pelos y deseando que llegara septiembre para descubrir todo lo que me había perdido. Sin embargo, los tiempos han cambiado y las networks se han estancado. Ahora, hasta ver un trailer extendido de 4 minutos puede acabar siendo un suplicio. De ahí que cada vez me dé más y más pereza empezar una serie de una network, por culpa de la falta de atractivo/riesgo en las nuevas propuestas y las temporadas de 22 episodios, todo sea dicho ya de paso. Hasta el punto de que a día de hoy apenas veo alguna serie de estos canales. De CBS y NBC directamente no sigo ninguna.

Teniendo en cuenta que hace mucho que me bajé del barco de veteranas como 'The Big Bang Theory', 'Modern Family' o 'Supernatural, ahora mismo sólo sigo 'The Last Man on Earth' (en la imagen), 'Wayward Pines' (pese a que en FOX hayan olvidado que aún ni la han renovado ni cancelado), 'The 100' y 'Designated Survivor', aunque dudo que vuelva para la segunda temporada de esta última. Así, llego a la 2017/18 con dos o cuatro series como mucho, dependiendo de las circunstancias. Nada que ver con el arrastre de hace unos años. Y que conste que de vez en cuando pruebo suerte con alguna. Además de 'Designated Survivor', la primavera pasada di una oportunidad a '24 Legacy' y la vuelta de 'Prison Break', y la jugada no me pudo salir peor.

Revisando el calendario de estrenos con las novedades que llegarán de aquí a finales de año, a priori ninguna de las que me llaman la atención se emite en una network. Tampoco es que haya demasiadas golosinas en el cable y streaming que me atraigan, pero sólo con los regresos que me esperan ('Curb Your Enthusiasm', 'The Walking Dead', 'Stranger Things' o 'Dirk Gently', entre otras) ya cuento con tener un otoño más que cubierto. Por eso, de la nueva temporada de las networks sólo me interesa comprobar si algún estreno es capaz de dar la campanada (como hizo 'This is Us' el año pasado) y en menor medida observar cuánto decrece el consumo L+SD interanual (y crece el L+3 y L+7) porque un servidor es así. Ah y como siempre, descubrir cuál será la primera cancelación de la temporada. Y me temo que así será hasta que las networks acepten que el modelo de contenidos de las últimas décadas es insostenible (por mucho que las cuentas sigan saliendo) y que hace falta pegar un cambio de rumbo estratégico para que las series de CBS, NBC, ABC, FOX y CW vuelvan a ser consideradas como relevantes en el marco televisivo actual. Quizás así volvería a esperar el arranque de una nueva temporada con las mismas ganas que antes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Mindhunter

¡Súbete!

Honest Trailer: Stranger Things

¡Participa!

BSO: Narcos 3x10

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España