Una Hulu más ambiciosa para competir contra Netflix y Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las excepciones de Amazon Originals

Moltisanti

Recomendación de la semana

La guadaña de la cancelación no existe para Netflix

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Los catálogos de series en las plataformas SVOD

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hace un par de semanas el nuevo CEO de Viacom, Bob Bakish, anunció la nueva estrategia para revitalizar las operaciones de cable de la compañía. Dos fueron los grandes bombazos que dejó caer:

-El canal Spike TV será renombrado como The Paramount Network a partir de 2018 y servirá como el canal principal de entretenimiento del grupo. En esta nueva marca se focalizarán los mayores esfuerzos de contenido propio, es decir, las principales series originales serán para ella.

-Si actualmente Viacom cuenta con 25 señales en la TV por cable, el foco de atención y recursos del conglomerado pasará a estar centrado en únicamente 6 marcas: BET (canal orientado al público afroamericano), MTV y Comedy Central (dirigidos al juvenil) y Nickelodeon y Nick Jr. (para el infantil), además de Paramount. Respecto al resto de canales, pasarán a ser marcas de "refuerzo".

A raíz de este anuncio, muchas son las preguntas que uno puede hacerse, pero voy a centrar el tiro en lo que parece que va a suceder con las series originales de los diferentes canales del conglomerado. A fin de cuentas, a día de hoy, Spike, BET, MTV, Comedy Central, además de los canales infantiles, emiten sus propias series originales. Pero también Epix (que el año pasado estrenó sus dos primeras ficciones propias), TV Land, CMT (responsable de rescatar 'Nashville') o VH1, que a partir de ahora pasarán a ser "marcas secundarias", lo que de primeras parece indicar que dejarán de ser jugadores de la ficción original a corto/medio plazo.

Una situación parecida a la de MTV que, pese a estar entre los 6 buques insignias de la nueva Viacom, verá drásticamente reducido su volumen de ficción para volver a priorizar los contenidos de música y reality. Sin ir más lejos, este anuncio vino acompañado de las cancelaciones de dos de sus estrenos del otoño pasado, 'Mary + Jane' y 'Loosely Exactly Nicole', mientras que el tercero, 'Sweet/Vicious', queda en la "burbuja". Además, el canal tiene 'Teen Wolf', que acabará este año, y próximamente emitirá la segunda temporada de 'The Shannara Chronicles' y la tercera de 'Scream'. En el tema de estrenos, no tiene ninguna novedad encargada para 2017. Ni siquiera tiene ordenado algún piloto y desde octubre no ha puesto ningún proyecto en desarrollo.

En principio, Comedy Central y BET seguirán como hasta ahora, dado que son canales dirigidos a targets muy diferentes a los que pretende aspirar The Paramount Network como abanderada de Viacom. Por cierto, Spike llevaba tiempo trabajando para reactivarse como jugador de la ficción original. Si en 2015 emitió la miniserie 'Tut', era ahora cuando iba a estrenar su primer drama de largo recorrido en más de una década: 'The Mist', la adaptación de la novela de Stepehen King que Frank Darabont llevó al cine en 2007 (en la imagen de arriba). De momento no se sabe si será estrenada en Spike como estaba previsto o si se retrasará hasta que se produzca el renombramiento de canales en 2018. Por último, destacar que Viacom pretende potenciar este nuevo canal a través de una sinergia con su estudio televisivo (Paramount Television), por lo que es muy probable que se avecinen otras muchas series basadas en películas de la librería de Paramount Pictures.

Hoy mismo se ha conocido que Keith Cox, Presidente de Desarrollo y Producción en TV Land, ha sido ascendido para también ejercer el mismo puesto en The Paramount Network. Para el que no conozca a este ejecutivo, recomiendo leer esta entrevista que le hicieron en THR, pero en resumidas cuentas se ha ganado un nombre dentro de Viacom al ser el responsable de cambiar la imagen de marca de TV Land desde las comedia multicámara hacia comedia más sofisticadas como 'Younger' o 'Teachers'. Este nombramiento podría sugerir que la ficción original seguirá jugando un papel importante en este canal, aunque parece complicado al no estar entre los señalados como banderas. Al fin y al cabo, la remodelación de Viacom tiene un elevado carácter global donde TV Land no es tan reconocida como lo pueden ser MTV, Comedy Central o la misma Paramount.

El 2017 se presenta movidito en la televisión por cable americana. Además del nuevo rumbo de Viacom, NBCUniversal ha anunciado que reconvertirá Esquire Network en una canal digital (como hiciera BBC con BBC Three), mientras Oxygen pasará a ser uno dedicado exclusivamente a series y programas de crímenes. La "Peak TV" no sólo se hace notar en el elevado volumen de series que se emiten anualmente en la TV americana, sino que empieza a cobrarse sus primeras víctimas.
Andamos a mediados de febrero y aún sin poner en marcha ninguna nueva ronda de la Elección del Mejor Personaje. Por eso preparo este 2x1 con 'The Night Manager' y 'The Night Of', dos de las tres grandes miniseries del año pasado junto con la primera entrega de 'American Crime Story'.

El mayor éxito de BBC One en 2016. Una coproducción con AMC en la que brilla un reparto (ganador de tres Globos de Oro) que da vida a un cuarteto protagonista de lujo. Un thriller de espionaje internacional (que pasa por Madrid y Mallorca) en el que no faltan unas espectaculares localizaciones. Todo ello condensado en una historia de venganza e infiltración, envuelta en un marco de conspiración. Muchos elementos (y otros tantos que me dejo en el tintero) por los que recomendarla, pero aquí vengo a proponer que elijamos a su mejor personaje. ¿Lo tienes claro?


Después del pinchazo de 'Vinyl', pero antes del éxito de 'Westworld', llegaba esta miniserie a HBO. Sin apenas promoción y después de años de desarrollo e incertidumbres, finalmente se convertía casi por sorpresa en una de las series revelación de 2016. Y una vez vista, sólo puedo decir que "y con razón". Respecto a su EMP, a diferencia de 'The Night Manager', creo que parte con un claro favorito. Lo bueno es que para confirmarlo sólo hay que pegar el pistoletazo de salida a su ronda.


Como siempre, aprovecho para recordar las rondas que todavía siguen en marcha:

Showtime en manos de David Lynch

Publicado por Moltisanti On 9:34 0 comentarios
El año pasado el canal de cable premium Showtime cumplió 40 años, pero para un servidor es como si sólo existiera desde que hace ya más de una década empezara a situar ficciones originales en el radar seriéfilo. Pese a producir contenido propio desde los 80, no fue hasta la era de 'Weeds', 'Los Tudor' o 'Dexter' a mediados de la década pasada cuando creció en reputación hasta llegar a ser considerado por muchos como el principal rival de HBO en la disputa por el trono de la mejor ficción de calidad. Pero el canal no sólo creció en valores intangibles, sino que vio su base de suscriptores aumentar de 14 millones a 21 millones entre 2005, año en el que estrenó 'Weeds', y 2011, cuando debutó 'Homeland' y además contaba con otro exitazo como 'Dexter'.

Sin embargo, ahora la situación del canal dista de ser tan privilegiada. Por culpa de una mayor competencia desde el cable básico, liderada por las ficciones de AMC o FX, y especialmente porque no ha podido impedir que Starz le adelantara por la izquierda mientras Netflix lo hacía por la derecha. Una conseguía arrebatarle el segundo puesto del cable premium por número de suscriptores a finales de 2014, mientras la otra hacía algo parecido ocupando su puesto de honor en el cara a cara con HBO por ser la casa de las mejores y más relevantes series del momento.

Que las "Showtime Originals" no pasan por un buen momento es algo que percibí en la última edición de los Emmys, cuando el canal se fue de vacío en las categorías principales, ganado sólo 2 premios en las técnicas y artísticas. Muy lejos de HBO (22), FX (18), Netflix (9) o Amazon (6), que además ganaron entre 6 y 2 premios en las categorías más importantes. Puede pensarse que un mal año o un mejor año de la competencia en unos Emmys tampoco es motivo suficiente para encender ninguna alarma, pero la verdad es que el último par de años no han sido buenos para Showtime y corre el riesgo de quedarse descolgada respecto al pelotón de cabeza.

A continuación, repaso varias claves del panorama actual del canal en torno a su contenido:

-Sus mayores éxitos de audiencias son tres series veteranas como 'Shameless', 'Homeland', ambas estrenadas en 2011, y una 'Ray Donovan' que ya va camino de su quinta temporada.

-'The Affair' (2014) proporcionó la última gran alegría al canal con el galardón de Mejor Serie en los Globos de Oro de 2015. Una victoria que se vio empañada cuando ni siquiera fue nominada a los Emmys de ese año (sólo Maura Tierney rascó una nominación en actriz de reparto).

-Tras escalonar los finales de 'Weeds' (2012), 'Dexter' (2013), 'Californication' (2014) y 'Nurse Jackie' (2015), me llamó mucho la atención que el año pasado decidiera poner fin a tres series de golpe: 'House of Lies', 'Penny Dreadful' y 'Masters of Sex'.

-Entre 2012-2016 estrenó 9 series originales (6 de una hora y 3 de media hora). Son muy pocas, pero además no tuvo demasiada suerte con las lanzadas en el último par de años. Dos dramas ('Billions', 'Roadies') y dos comedias ('Happyish', 'Dice'). La mitad fulminadas en el acto y las otros dos, pese a renovar, lejos de poder considerarse grandes éxitos. 'Dice' tiene el honor de ser la serie menos vista del canal (promedió menos de 200.000 espectadores y un terrible 0.07 en demográficos) mientras que 'Billions' funcionó bien en audiencias (colocándose como la cuarta serie más vista del canal) pero sin calar entre la crítica y siendo obviada en la carrera de premios.

-Por último, ¿qué ha pasado con las comedias dramedias de Showtime? 'Weeds', 'Californication' o 'Nurse Jackie' ayudaron al canal a fraguarse una imagen de marca en torno a las series de antihéroes en formato de media hora. Tras el final de 'House of Lies' el año pasado, ya no cuenta con ninguna representante en su categoría estrella. Por si no fuera suficiente, este año despedirá a la única comedia de largo recorrido que le queda: 'Episodes'.

El panorama de Showtime luciría bastante oscuro sino fuera porque cuenta con dos grandes bazas para revertir la situación durante este 2017: el esperado regreso de 'Twin Peaks' y 'Purity', el drama protagonizado por Daniel Craig (que pinta para 2018). Dos series de un perfil muy alto y con muchas opciones de volver a atraer los focos mediáticos hacia las ficciones originales del canal. Además, este año también estrenará la miniserie 'Guerrilla', coproducción con la británica Sky Atlantic protagonizada por Freida Pinto e Idris Elba y prevista para abril. En junio llegará el turno del drama 'I'm Dying Up Here'. Por cierto, el año pasado pude ver su piloto y pese a centrarse en las vidas de un grupo de monologuistas voy avisando que nadie espere echarse unas risas con ella. Por último, hace poco encargó dos series enfocadas principalmente al público afroamericano como 'The Chi' y 'White Famous'. Repasadas muy por encima, pero estas son las seis próximas apuestas de un canal que se ha visto desplazado a un segundo escalón en apenas un par de años.

Lo mejor de todo es que a corto plazo el canal depende del éxito o fracaso de la vuelta de una serie cancelada hace más de 25 años. Showtime en manos de David Lynch. La televisión del futuro también era esto. Y para que nadie se lo pierda, desde el canal ya están preparando café para todos.
Para la primera ronda de resultados de la Elección del Mejor Personaje que publico en este 2017, he optado por contar con dos viejas glorias como 'Sons of Anarchy' y 'Weeds'.

Seguramente la ronda de 'Sons of Anarchy' haya sido una de las que ha contado con más candidatos para hacerse con el título de mejor personaje. Por delante de todos ellos ha quedado Gemma Teller con un 17% de los votos. No llega ni a un 1/5 del total, pero a más personajes menores son los porcentajes. La matriarca de SAMCRO vence con claridad, siendo Opie Winston el único que ha podido seguirle un poco el ritmo y superar los 100 votos con un 14%. En el último cajón, aunque a mitad de camino, aparece Nero Padilla con un 7%. A las puertas del podio queda el protagonista de la función, un Jax que prácticamente empata con Juice por la cuchara de madera. A partir de aquí, un pelotón de 7 personajes encabezado por Wayne se mueve en una horquilla de menos de 5 votos. Destacar que fuera del gráfico se han quedado todos aquellos que han obtenido menos de 20 votos; secundarios como pueden ser Kurt Sutter Otto Delaney, Marcus Alvarez, Happy, Half Sack, August Marks, Lyla Winston y otros mucho más. Haciendo balance, los dos primeros puestos no me sorprenden, mientras que sí lo hace ver a Tara o Clay tan lejos de los puestos de gloria. Por cierto, cuando decidí incluir a la Venus de Walton Goggins para seguir con la coña de la propia serie no esperaba ni por asomo que fuera a quedar por delante de Clay, Chibs o Bobby. Ouch.

Al igual que en el caso anterior, esta ronda partía con una clara favorita y los pronósticos se han cumplido. Nancy Botwin es el mejor personaje de 'Weeds', liderando el ránking gracias a obtener un 26% del total de los votos. La medalla de plata es para Celia Hodes (19%) y la de bronce para Silas Botwin (11%). Sorpresón el que me he llevado al descubrir que el hermano mayor dejaba fuera del podido a un Shane que consideraba otro claro favorito al título. Al menos el pequeño de los Botwin sacar una clara ventaja al primer pelotón compuesto por Conrad, Andy, Isabelle e ¡Ignacio! Al que sigue un segundo con Doug tirrando del carro. Aquí no han pasado el corte del gráfico, en esta ronda de 10 votos, secundarios como Dean Hodes, Mitch, Esteban Reyes, la odiosa de Jill, Peter Scottson o Megan. Tenía curiosidad por ver si la opción "Otro" tendría más tirón del normal debido al elevado número de personajes (estrellas invitadas famosas) con arcos argumentales de 3-4 capítulos, pero no ha sido así. Haciendo balance en torno a las sorpresas, al cuarto puesto de Shane, añado que no esperaba ver tan lejos a Andy o Doug, que también consideraba como favoritos.

Gemma Teller y Nancy Botwin ya forman parte de la Galería con los Mejores Personajes de Series. Como siempre, aprovecho para recordar las rondas que todavía siguen en marcha:

Terapia al final de la cafetería

Publicado por Moltisanti On 16:32 0 comentarios
Hay series que son recomendadas de forma activa en un determinado momento pero que luego van desapareciendo gradualmente del radar hasta casi olvidarte de ellas por completo. Por suerte, en los tiempos que corren, resulta bastante habitual que una plataforma de streaming brinde la oportunidad de saldar aquella cuenta pendiente y tacharla de tu interminable lista de series pendientes. Algo así me acaba de pasar con 'The Boot at the End' en Netflix, una webserie de 2010 (y que acabaría dando el salto a la TV americana de la mano de FX), y que he visto completa en apenas dos noches tontas. Otra serie más que tardo una infinidad en dar una oportunidad para que luego me dure un suspiro. En fin, quiero creer que no soy al único que le pasan estas cosas por postergar visionados más de la cuenta. También es verdad que en este caso en concreto, resulta sencillo verla del tirón: está compuesta de dos temporadas, de cinco capítulos cada una con una duración entre los 20 y 25 minutos. Vamos, que devorar cada temporada lleva menos de 2 horas.

Para el que no sepa nada de esta (web)serie, decir que 'The Booth at the End' es una especie de 'In Treatment' (HBO) en tono de misterio sobrenatural, que cambia la consulta del psicólogo por una cafetería y al atormentado Dr. Preston por un misterioso hombre capaz de conceder cualquier deseo siempre y cuando se esté dispuesto a cumplir con lo que propone a cambio. Así, desde niños hasta ancianos, en torno a 20 personas acuden a él para pedir algo. No quiero entrar a detallar ninguna petición en concreto, y mucho menos comentar lo que deben de hacer para conseguir lo que quieren, pero hay cabida para un poco de todo; desde tonterías hasta cosas imposibles (en teoría). Sin embargo, la condición más interesante del acuerdo (porque es lo que permite que haya serie) es que los personajes deben regresar recurrentemente a la cafetería para relatar cómo están progresando con la tarea que les permitirá lograr aquello que tanto desean.

Xander Berkeley, el mítico George Mason de '24' para un servidor, interpreta aquí de manera soberbia al hombre (The Man) que se sienta día y noche en la parte trasera de la cafetería, acompañado de un todavía más misterioso cuaderno en el que vienen recogidas las condiciones/instrucciones del acuerdo entre ambas partes. Un hombre que dice saber menos de lo que parece y que se limita a escuchar y anotar los avances de cada historia. Nunca se involucra con ninguno de sus "clientes", pero muestra mucho interés en las historias que todos cuentan. Evidentemente, uno de los puntos fuertes de la serie es el misterio que rodea a su protagonista. ¿Quién es este hombre? ¿Por qué hace lo que hace (y cómo puede hacerlo)? Nuevamente, lo mejor es callar para no desvelar nada por adelantado. Eso sí, sólo dejar apuntado que esto no es un drama de misterio en el que lo importante son las respuestas, sino un drama psicológico en el que las motivaciones y los límites de cada uno de los personajes son los grandes enigmas a resolver; las verdaderas razones que les llevan a pedir lo que piden y, sobre todo, cumplir (o no) con la tarea propuesta por ese misterioso hombre sentado en una esquina al final de la cafetería.

Por fin saco a ‘The Booth at the End’ de mi lista negra de series pendientes. Y sí, todas aquellas recomendaciones de hace cinco años y pico estaban totalmente justificadas. Merece mucho la pena y, como decía al principio, ponerte con sus dos temporadas lleva poco tiempo. En mi caso, además, la serie ha conseguido que me entren ganas de retomar ‘In Treatment’ y ponerme de una vez con su tercera y última temporada, que hace años la dejé “para ver más adelante”. Lo de postergar visionados más de la cuenta no me pasa únicamente con las nuevas series, sino también con temporadas de las que ya sigo. Por cierto, vista la primera semana de vuelta a la consulta del Dr. Preston, que esta vez son cuatro sesiones en vez de cinco y siete semanas de terapia en vez de nueve, y encantado con la toma de contacto. Sunil, Frances, Jesse y Adele prometen. Aprovecho la ocasión para recomendar 'In Treatment' ahora que está a mano en HBO España.

‘The Booth at the End’ e ‘In Treatment’ son dos buenas demostraciones de que talento e innovación siempre serán una combinación ganadora en ficción. Dos ejemplos de que el dinero no es siempre un requisito imprescindible para sacar adelante ideas brillantes, especialmente si se correspoden con proyectos a pequeña escala como sucede en estos dos casos. Precisamente esa magnitud es lo que convierte a ‘The Booth at the End’ e ‘In Treatment’ en series diferentes y, sobre todo, especiales. Dos pequeñas grandes series capaces de marcar al espectador poniendo frente a frente a dos o tres personajes en una única localización. El poder de la conversación en versión serie.
El pasado 14 de diciembre Amazon llevó a cabo la rumoreada expansión global de su servicio de vídeo bajo demanda. De esta forma, Prime Video pasó de operar en cinco países (Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Austria y Japón) a estar disponible en más de 200 territorios, incluyendo España y Latinoamérica, siguiendo los pasos de su principal competidor por dominar el mercado norteamericano mundial del streaming. Una Netflix que completó su expansión global casi un año antes (el 6 de enero), cuando de golpe pasó a estar disponible en 130 territorios adicionales.

El lanzamiento de Amazon Prime Video me pilló más o menos de sorpresa. Si es cierto que hacía mucho tiempo que se venía rumoreando que sucedería antes de finalizar 2016, los meses fueron pasando y desde Amazon sólo hablaban de su llegada a India. Así fue hasta que los rumores volvieron a correr como la pólvora cuando los responsables de 'Top Gear', coincidiendo con el estreno de su nuevo programa 'The Grand Tour' el pasado noviembre, filtraron o más bien dejaron caer que en muy poco tiempo el programa estaría disponible para verse en prácticamente todo el mundo. Justo un mes después, efectivamente se producía la expansión global de Prime Video replicando lo que hizo Netflix a principios de año: lanzamiento sin previo aviso (oficial) con el servicio sin estar adaptado completamente a los numerosos nuevos mercados locales.

Centrando ya el tiro en lo que respecta al desembarco de esta plataforma SVOD en España, a diferencia de los casos de Netflix o HBO, comenzó a operar sin una campaña de marketing detrás y generando muchas dudas alrededor del servicio debido a la falta de comunicación. Y la verdad es que poco o nada ha variado la situación durante este primer mes, por lo que queda claro que desde Amazon no tienen prisa por tener el servicio funcionando a pleno rendimiento en los 200 nuevos territorios en los que está operando, incluido el nuestro.

Analizando la plataforma ahora mismo (tal cual llegó), lo primero que llama la atención es que todos los textos (índices, sinopsis...) aparecen en inglés. En otras palabras, no está adaptada completamente al mercado español, aunque al menos sí que existen dos categorías dirigidas al público local de aquí, "Spanish Audio" & "Spanish Subtitled", donde vienen recogidos todos los títulos que disponen de doblaje y/o subtítulos en castellano. Algo es algo.

Vista mi predilección por tener controladas las series disponibles en los catálogos de las plataformas SVOD disponibles en nuestro país, lo primero que hice al estrenar mi cuenta de Prime Video fue revisar su catálogo inaugural. Primera sorpresa: Amazon desembarcaba con tan solo 17 series. Por comparar, y por poner esa cifra en contexto, Netflix y HBO rondaron el centenar.

Desglosando este catálogo inicial, en torno a un 40% del total (7 de 17) se corresponde con series originales de Amazon. 'Bosch', 'Hand of God', 'Red Oaks', 'The Collection' y 'The Man in the High Castle' es la primera vez que pueden verse en España, mientras 'Transparent' y 'Mozart in the Jungle' hace tiempo que aterrizaron de la mano de Movistar+. Sin lugar a dudas, una de las que cosas más extrañas del lanzamiento no fue que llegara con apenas lo justo, que tambén, sino que además faltaban la mitad de sus originales estrenadas hasta el momento: 'Betas', 'Alpha House' (aún disponible en Movistar+), 'Mad Dogs' (que ya está desapareciendo de Movistar+), 'Good Girls Revolt', 'One Mississippi', 'Crisis in Six Scenes' y 'Goliath'. Ausencias que, por alguna razón, Amazon reserva para lanzar más adelante.

En cuanto a las 10 series restantes del catálogo inaugural, ni rastro de series británicas, españolas o de cualquier otro país que no sea Estados Unidos. Un par de estrenos exclusivos ('The Path' y 'StartUp') y un póker de series completas ('The Shield', 'Justified', 'Seinfeld' y 'Community'). Curiosamente, estas últimas hasta hace muy poco disponibles en el catálogo de Movistar+. Por último, incluye 'The Night Shift', 'Into the Badlands', 'Fleash and Bone' y 'Fear the Walking Dead', ya emitidas a través de diferentes canales de pago.

A lo largo de su primer mes en funcionamiento, la plataforma ha sumado tres novedades*: un estreno en exclusiva como 'Falling Water' (USA Network), la segunda temporada de 'Mozart in the Jungle' y la miniserie 'The Night Manager', el primer título del catálogo con ADN británico. No es para tirar cohetes, pero al menos ha servido para que Amazon diera señales de vida. De todas maneras, hablando de novedades, lo realmente destacable es que no está apostando por un modelo de estreno mundial simultáneo para sus nuevas series originales. Algo que ya se ha podido comprobar con 'Sneaky Pete' o la segunda temporada de 'The Man in the High Castle'. Estoy convencido que acabará apostando por la misma estrategia que Netflix, pero hasta entonces, este punto es el que más evidencia (junto a la falta de textos en español dentro de la plataforma) que Prime Video no está operando a pleno rendimiento... y ni idea de cuándo lo hará.

*Al poco de publicar este artículo, Amazon subió 'The Big C' (Showtime) al completo.

Respecto a mi experiencia como usuario, diría que estoy sorprendido para bien con la interfaz de la plataforma, la integración de la información procedente de IMDB (compañía propiedad de Amazon) o con detalles como que en "mi lista" haya una diferenciación visual entre series (con imágenes rectangulares) y películas (verticales). Entre lo que no me convence tanto, preferiría que contara con una categoría independiente para los contenidos que uno está viendo actualmente, en vez de hacer una mezcla un tanto extraña con todo lo pendiente. Igualmente no me gusta que cada temporada de serie cuente con su propia ficha; como hace poco pasaba en Movistar+. Eso sí, la mayor pega que le encuentro es que no es compatible con Chromecast (a diferencia de Nertflix y HBO). Me chivaron que desde el PC/portátil puede enviarse el contenido a través de Chrome y si es verdad que es un buen remedio, me parece un fastidio no poder hacer lo mismo desde las apps.

Todavía no he probado demasiado el servicio, pero por ahora la experiencia está siendo satisfactoria y no he experimentado ningún tipo de problema técnico. En realidad, sólo estoy usándolo para ver 'Seinfeld', ya que gracias a Amazon podré acabar la serie y sólo por eso ya me merece la pena darle una oportunidad al servicio. Hasta ahora estaba viendo esta serie a través de Movistar+, pero ese visionado tenía fecha de caducidad (el 31 de diciembre) y cuando me temía que iba a quedarme atascado en la octava temporada, llegó Amazon al rescate por sorpresa... y menos mal.

Ahora mismo lo más atractivo de Amazon Prime Video España es su precio: la suscripción anual sale por 19,95€ al año, sin ningún coste añadido para los que ya sean clientes de Amazon Premium. Además, el primer mes de prueba es gratuito y cada cuenta permite tener tres dispositivos funcionando de manera simultánea. Habrá que ver si estas condiciones se mantienen cuando el servicio esté operativo a pleno rendimiento, para lo que espero que no haya que esperar mucho más tiempo. Remato la faena compartiendo tres artículos relacionados:
ACTUALIZACIÓN (24-01-2016): Amazon sigue carburando poco a poco en España: empieza a activarse en redes (@PrimeVideoES) y de paso anuncia el estreno de 'American Gods'.
La ficción británica cuenta con muy buena fama y, en parte, esto es debido a su modelo de temporadas cortas, generalmente compuestas por 6 episodios. Esta duración estándar tanto para los dramas como las comedias contrasta muchísimo con las temporadas de más de 20 episodios de la televisión americana en abierto, cuyo modelo (opuesto al británico) siempre está siendo puesto en duda al no favorecer a la calidad/regularidad de sus series. Debates eternos aparte, siendo cierto que estos 6 episodios siguen representando la cifra más habitual entre las ficciones británicas, ya no es tan recurrente en comparación con años atrás. Por ejemplo, el 40% de las novedades estrenadas en 2016 tuvieron esa cifra de episodios, mientras que el restante 60% varió entre 2 y 13. Un hecho que no pasaría de anecdótico en la televisión americana, pero que en la británica adquiere cierta relevancia al no resultar tan sencillo diferenciar si realmente se trata de una serie o una miniserie. Una confusión derivada de una falta de claridad en la comunicación, ya que la gran mayoría de nuevas series encargadas por los canales de televisión son anunciadas en función del género y el número de episodios sin concretar si se trata de una ficción cerrada o de una abierta con posibilidad de durar varias temporadas.

Por regla general, no queda otra que suponer que cuando las series cuentan con menos de seis episodios son miniseries, pero lógicamente esta regla (no escrita) no garantiza ningún tipo de certeza. De ahí que muchas veces nuevos estrenos sean considerados miniseries, pese a que no exista ningún tipo de confirmación, y luego llegan los canales que los emiten y deciden renovarlos por una segunda temporada. A mí me pasó con ‘Mad Dogs’ (Sky1) o ‘A Touch of Cloth’ (Sky1) hace unos años, por poner un par de ejemplos. Me animé a verlas porque supuestamente eran miniseries, pero una terminó teniendo cuatro temporadas y la segunda hasta dos entregas más. Eso sí, emitieron en total 14 y 6 episodios, respectivamente. Más recientemente me sucedió algo parecido pero a la inversa con ‘River’, la (mini)serie protagonizada por Stellan Skarsgard que BBC One emitió en 2015. Al estar compuesta por seis episodios di por hecho que sería un drama de largo recorrido pero dos años después ya recibe consideración de miniserie dado que el canal sigue sin renovarla, aunque dejara la puerta abierta a una posible continuación en el futuro. Un caso que me recuerda al de ‘Wolf Hall’ (BBC Two), también de 6 episodios y catalogada como miniserie pese a que está previsto que tenga una continuación dentro de unos años cuando pueda adaptarse el tercer y último volumen de la saga de novelas escrita por Hilary Mantel, aún pendiente de publicación.

La confusión que genera la ficción británica a la hora de diferenciar entre series y miniseries lo he comentado alguna que otra vez por aquí, pero es un tema al que nunca le había dedicado más de dos líneas porque la verdad es que da para lo que da: mitad queja, mitad aviso para navegantes. Si esta vez me ha dado por escribir algo más extendido se debe a que tenemos nuevo caso de “miniserie” británica a la vista. Y uno relevante cuanto menos, pues se trata de unos de los estrenos que más ruido está haciendo en este arranque de 2017: 'Taboo'. Debido a que HBO España lanzó la serie (casi) al mismo tiempo que BBC One en Reino Unido, los medios españoles han estado dando mucha bola (y con razón) a este título protagonizado por Tom Hardy. Eso sí, en varias ocasiones haciéndolo para dejar claro que se trata de una miniserie, pese a que los medios ingleses y estadounidenses siempre se refieran a ella como “eight-part drama”. Desconozco si fue la propia HBO España la que comunicó así su estreno en nuestro país, pero nunca me fié de esa consideración al no haber ningún tipo de confirmación oficial ni por parte del canal ni por el equipo técnico... hasta que ayer mismo la duda fue despejada gracias a estas declaraciones de Steven Knight, co-creador de la serie junto al propio Tom Hardy (y su padre), en las que comenta que ya planea hacer hasta dos temporadas más. Por lo tanto, 'Taboo' no es una miniserie.

Tanto si has empezado a ver ‘Taboo’ como si estás meditando darle una oportunidad próximamente, seguro que prefieres saber dónde vas a meterte. Por lo menos en mi caso agradezco mucho tener claro qué voy a ver para luego no llevarme sorpresas inesperadas. Con las series americanas no suele existir este problema, pues esta duda sólo recae en las denominadas como limited series y en alguna que otra miniserie que al final termina convirtiéndose en una antología por temporadas una vez pega el pelotazo; véase 'True Detective' o 'American Crime'. Por cierto, algo que también ha sucedido recientemente en Reino Unido con 'The Missing' (BBC One) o 'Prey' y 'Safe House' (ITV). Por fortuna con 'Taboo', posiblemente debido al tirón de la serie o a la proximidad de su estreno en BBC One con el de FX en Estados Unidos, esta vez ha sonado la flauta de conocer a tiempo la intención de los responsables de la ficción, pero no es lo habitual en la televisión británica. Por eso, hasta que los canales no dejen de anunciar dramas o comedias de tres u ocho capítulos en vez de confirmar por adelantado qué van a estrenar, si un título abierto o uno cerrado, no quedará otra que suponer que las ficciones británicas de 6 o más episodios son series mientras que las de 5 o menos son miniseries, pese al inevitable margen de error.

PD: El estreno de 'Taboo' fue visto por 4,8 millones y un 22% en BBC One , mientras que en FX obtuvo 2,16 millones y un 0.63 en demográficos. Muy buenos resultados en ambos casos y eso que aún falta conocer las cifras de las audiencias consolidadas. Con estos datos, unido al alto perfil del proyecto y al interés del tándem Knight-Hardy de continuar más allá de estos ocho episodios, sólo es cuestión de tiempo que BBC One y FX anuncien su renovación por una segunda temporada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: The Night Of

¡Súbete!

Teaser: The Leftovers

¡Participa!

BSO: Legion 1x01

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España