La burbuja de los jugadores de la ficción original

Moltisanti

Recomendación de la semana

¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Para los que la Super Bowl ni nos va ni nos viene ni como el evento deportivo del año ni como el espectáculo americano definitivo, siempre hay algo por lo que merece seguirle la pista: los tráilers, o mejor dicho, los spots de 30 segundos emitidos durante las pausas publicitarias del partido. Unos anuncios que han pasado de costar unos 4 millones de $ en 2013 a unos 5 millones $ este 2018. Sin duda, un pastizal al alcance de muy pocos. Por eso, hasta hace un par de años y centrando el tiro exclusivamente en entretenimiento, únicamente los grandes estudios americanos podían permitirse el lujo de aprovechar este codiciado escaparate para promocionar sus nuevos blockbusters cinematográficos. Al fin y al cabo, 5 millones de $ no parecen demasiados cuando uno descubre los presupuestos que manejan estas superproducciones. Sin embargo, desde el año pasado, las series también han empezado a exhibirse en el escaparate que es la Super Bowl.

Un cambio que está siendo propulsado, para variar, por los principales jugadores del streaming americano: Netflix, Hulu y Amazon. A pesar de que las series cada vez cuentan con mayores presupuestos (incluso superando los 100 millones $ por temporada), y por mucho que estas plataformas sean conocidas por realizar grandes desembolsos, 5 millones $ sigue siendo una cantidad más que considerable para promocionar un único estreno televisivo. Por ejemplo, Netflix podría producir un capítulo entero de ‘House of Cards’ u ‘Orange is the New Black’ en su lugar. Sin embargo, sería erróneo pensar que estos jugadores invierten en la Super Bowl para promocionar  únicamente un próximo estreno en particular porque, en realidad, al mismo tiempo lo están haciendo del servicio en general. En el posicionamiento de marca reside la clave por la que estas plataformas quieren codearse con los grandes estudios durante la Super Bowl.

El año pasado, Netflix y Hulu dieron mucho de qué hablar al apostar por promocionar la segunda temporada de ‘Stranger Things’ y ‘The Handmaid’s Tale’, respectivamente. Sin ir más lejos, ‘Stranger Things’ logró el mayor número de impactos en redes sociales tras la emisión del spot en televisión de entre todos los anuncios de la Super Bowl 2017. Un spot que, un año después, acumula casi 17 millones de visualizaciones en Youtube. Pese al éxito de la iniciativa, este año Netflix ha optado por no anunciar ninguna serie durante la Super Bowl porque tenía reservada otra sorpresa: el inesperado lanzamiento de la tercera película de la saga ‘Cloverfield’ tras la finalización del partido. Un movimiento inédito y que da para muchas interpretaciones, como que quizás Netflix persiguiera contraprogramar a NBC (que a continuación emitió el capítulo más esperado por los seguidores de 'This is Us'). Sea como fuere, este año la plataforma optó por dar bola a una película en vez de una serie, dejando claro que uno de sus principales objetivos para este 2018 es conseguir al fin que sus películas originales calen tanto como lo hacen sus series.

La que sí que repitió por segundo año consecutivo fue Hulu, siendo ‘Castle Rock’ la afortunada en recoger el testigo de las criadas; seguramente para aprovechar el tirón de Stephen King. Un caso similar al de la elegida por Prime Video. Esta vez Amazon no se quiso perder la fiesta y, en otra demostración más de su cambio de rumbo (de nicho a masivo), anunció el estreno de ‘Jack Ryan’ para el 31 de agosto; seguramente para aprovechar el tirón del fallecido Tom Clancy entre los lectores americanos. Por cierto, la jugada le ha salido muy bien a Amazon dado que el spot de 'Jack Ryan' fue el quinto más visto en Youtube durante el día del partido, situándose por delante de todas las películas y del resto de series. En cuanto a las que faltan, HBO volvía a sumarse a la fiesta 20 años después para anunciar que ‘Westworld’ regresa con su segunda temporada el próximo 22 de abril; mientras, Universal aprovechó que NBC era la responsable de emitir la final para lanzar autopromociones de 'Krypton' (Syfy) y 'Rise' (NBC) de manera similar a lo que hicieron 20th Century Fox y el canal FOX con ‘Genius’ de National Geographic el año anterior.

Mi pronóstico para el año que viene: Netflix, Hulu y Amazon volverán a estar presentes durante los anuncios de la Super Bowl, Apple se sumará a la fiesta con alguna de sus primeras series y HBO aprovechará para anunciar al mundo entero que 'Game of Thrones' llega a su fin.
Uno de los grandes acontecimientos para este 2018 será el lanzamiento de las primeras series originales de Apple. Sin embargo, desde que la compañía confirmara que iba a echar más leña al fuego del Peak TV, poco o nada nuevo ha transcendido sobre su estrategia de contenidos. A día de hoy (29 de enero), lo único que se conoce es la identidad de varios de los ejecutivos que pilotarán la nueva unidad de negocio (procedentes de Sony, Amazon o Channel 4), así como los primeros proyectos que llevarán la etiqueta de “Apple Originals”. La compañía lleva semanas encargando series a un ritmo más propio de Netflix que de un nuevo jugador que aún ni ha debutado, un movimiento que es toda una declaración de intenciones: pretende dejar claro, tanto a la industria como al público, que va a por todas desde el principio. Eso sí, lo de comunicar dónde y cómo lanzará las series sigue siendo una incógnita. Por no hablar de los territorios en los que estarán disponibles.

Como ya comenté hace unos meses, en un principio, Apple ofrecerá este contenido desde la plataforma Apple Music; un movimiento que de confirmarse dejaría claro que su principal objetivo no es competir directamente contra servicios SVOD como Netflix o Hulu, sino plantarle cara a Spotify; el servicio líder de música por streaming. En los últimos tiempos, también han vuelto a aparecer todo tipo de rumores sobre la posibilidad de que Apple tire de chequera y adquiera una compañía de streaming para no tener que complicarse la vida más de la cuenta. Y sí, como siempre en estos casos, suena Netflix. Sea como fuere, los meses siguen pasando y todavía no hay novedades en torno a la plataforma donde las Apple Originals serán lanzadas, así que prácticamente todo sigue siendo una incógnita. Todo menos lo realmente importante: los primeros encargos de series confirmados oficialmente por parte de Apple.

La primera serie en recibir luz verde oficialmente fue el drama sin título protagonizado por Reese Witherspoon y Jennifer Aniston, que contará qué se cuece detrás de las cámaras de un morning-show. Según apuntan desde The Hollywood Reporter, ambas actrices se embolsarán en torno a 1,25 millones de $ por cada uno de los 20 episodios por los que han firmado inicialmente. Echad cuentas. Una cifras estratosféricas que prometen descontrolar (aún más) el ecosistema de salarios en la televisión americana. En el mismo artículo se aborda el interesante caso de la renovación de contratos del elenco principal de 'Big Little Lies' de cara a la 2ªT, desvelando que Reese Witherspoon y Nicole Kidman pasarán de cobrar entre 250.000 $ y 350.000 $ por capítulo en la primera a un millón en la segunda y que el motivo, además del éxito cosechado por la propia la serie, en buena parte se debe al precedente que ha sentado Apple con su primer drama.

Siguiendo con la rubia más legal de Hollywood, su sello de producción Hello Sunshine ha colocado dos proyectos más en Apple: la primera comedia de la compañía, un proyecto sin título de 10 episodios que estará protagonizado por Kristen Wiig, y la adaptación de la novela ‘Are You Sleeping?', un drama aún en fase de desarrollo y que en caso de salir adelante estaría protagonizado por Octavia Spencer. Si las tres series de Apple by Reese Witherspoon tienen un claro perfil femenino, otras tres también comparten un denominador común: el high-concept. En esta línea, la primera en recibir encargo de serie fue el reboot de 'The Amazing Stories', la antología por capítulos producida por Steven Spielberg emitida por NBC en los 80. La segunda fue un drama espacial a cargo de Ronald D. Moore ('Battlestar Galactica', 'Outlander') y la tercera 'See', un drama de ciencia ficción ambientado en el futuro creado por Steven Knight ('Peaky Blinders', 'Taboo'). Por último, la semana pasada también confirmó que Damien Chazelle ('Whiplash', 'La La Land') escribirá y dirigirá un drama del que no se conoce ni un detalle.

Apple está llevando la puesta en marcha de su estrategia de series originales con tanto secretismo que prácticamente no se conocen detalles de ninguna de sus series oficialmente encargadas. La mayoría aún no tienen título y casi todas fueron anunciadas sin proporcionar si quiera una sinopsis; como mucho un breve logline y gracias. Por eso mismo, cada vez tengo más claro que lo que Apple persigue con estos anuncios es, además de dejar claro que va a por todas con series con potencial de generar una gran expectación entre público y crítico, lanzar un mensaje a la industria hollywoodiense (y Wall Street, ya de paso): están dispuestos a gastar el dinero que haga falta para captar el mejor talento posible y hacerse con cualquier proyecto. En otras palabras, Apple está en condiciones de competir presupuestariamente de tú a tú con los principales jugadores del sector, incluyendo Amazon o Netflix.

Apple está tirando de talonario como carta de presentación en un movimiento que recuerda mucho al que hizo Netflix en 2011 cuando anunció el encargo de 'House of Cards' por un montante próximo a los 100 millones de $ -qué tiempos aquellos en los que una serie de 100 kilos (¡por dos temporadas!) parecía una excentricidad-. Apple no ha revelado cifras oficiales del presupuesto que tendrán las seis series originales que lleva encargadas de momento, pero se estima que durante 2018 invertirá en torno a 1.000 millones de $ en contenido. Por comparar, Netflix destinó unos 2.400 millones de $ en 2013 cuando estrenó sus primeras originales: 'House of Cards', la 4ªT de  'Arrested Development', 'Orange is the New Black' y ' Hemlock Grove'. Veremos si las de Apple también permiten a la compañía de la manzana entrar en el sector por la puerta grande e incluso convertirse en un referente de la ficción televisiva de la noche a la mañana. Como recientemente ha vuelto a demostrar 'The Handmaid's Tale' (Hulu), en ocasiones tan solo hace falta un bombazo para conseguirlo y, viendo el talento que las suyas tienen delante y/o detrás de las cámaras, resulta fácil imaginar que por lo menos tiene uno entre manos.
En esta época en la que la televisión americana cada vez está más cerca de alcanzar la cifra de 500 series al año, hasta ciertas novedades de HBO tienen complicado destacar entre tanta oferta; especialmente si se tratan de comedias. Un tema que ya abordé hace tiempo en este "a la sombra de los dramas de calidad", por lo que hoy simplemente hago hincapié en ello para introducir una serie que se despidió para siempre hace un mes aunque seguramente poca gente se haya enterado.

Me refiero a 'Vice Principals', una especie de secuela estilística de 'Eastbound and Down'. Ambas obra del mismo tándem de creadores: Jody Hill y Danny McBride, quien además interpreta al protagonista en las dos. Sin olvidarme del director David Gordon Green que, a pesar de no participar en la primera temporada de 'Vice Principals', dirige 8 de los 9 capítulos de la segunda. Este trío de ases, amigos y colaboradores profesionales desde la universidad, con 'Eastbound and Down' se ganaron que HBO volviera a confiar en su estilo para una nueva comedia que Hill y McBride idearon durante sus años de estudios: 'Vice Principals'. Desde que fue anunciada, tenía claro que la vería sí o sí pero además encontré otros dos motivos para tenerle aún más ganas: el encargo era por un número cerrado de capítulos (un total de 18 divididos en 2 temporadas) y el camaleónico Walton Goggins ('The Shield', 'Justified') sería el co-protagonista de la función.

Danny McBride y Jody Hill durante el rodaje de 'Vice Principals'

Tengo cariño a ' Eastbound and Down', pero reconozco que la recomiendo muy poco porque la definición de "serie de nicho" se creó por ficciones como ella. Sin embargo, a pesar de ser tan peculiar y de sufrir de leves altibajos durante sus cuatro temporadas, me gustó desde su primer capítulo. Gracias en parte a que la vi sin saber qué esperar y vaya sorpresa la que me llevé al toparme con una comedia única en su especie. Una situación que no podría volver a repetirse con 'Vice Principals', una vez descartado el factor sorpresa, ya que más o menos sabía que esperar de una nueva comedia con el estilo tan característico de Hill y McBride. Y aun así, sus primeros capítulos consiguieron sorprenderme porque arrancaba siendo incluso más bestia de lo que había previsto. Hasta el punto de que llegué a dudar si realmente era para mí. Sin embargo, al tener sus primeros 9 capítulos al alcance para verlos del tirón, seguí con ella y acabé encantado con el cambio de rumbo que tomaba a mitad de temporada. Una sensación que iría a más y más durante la segunda temporada hasta que por fin puedo ponerle el broche de oro tras ver su desenlace.

Antes de ponerme a comentar la razón por la que el primer 1/4 de la serie me produjo tantas dudas mientras que los 3/4 restantes me encantaron, comienzo presentando de qué va esta serie porque imagino que más de uno ni conocerá de qué trata. 'Vice Principals' cuenta la historia de rivalidad entre dos subdirectores de un instituto por hacerse con el ansiado puesto de director. Y cuando el preciado cargo queda libre, para sorpresa de ambos, ninguno logra ascender y tienen que afrontar el hecho de que les pongan por delante a una nueva directora que ni siquiera trabajaba en el colegio. A partir de aquí, ambos llevarán el dicho de "el enemigo de mi enemigo es mi amigo" hasta el límite de las consecuencias. Este es el concepto original de su premisa, pero me gustaría apuntar que justo en el 1x05 de su primera temporada se produce un punto de inflexión a todos los niveles. Aquí la dinámica entre los dos protagonistas cambia por completo, permitiendo que 'Vice Principals' comience a brillar al sacar mucho más provecho a la relación entre esos dos frenemies (amigos/enemigos) que son Neal Gamby (McBride) y Lee Russell (Goggins).

'Vice Principals' es una comedia especial, inconfortable, psicodélica y muy bestia, al servicio de una historia sobre el valor de la amistad verdadera y los males derivados de las obsesiones llevadas al extremo. Como 'Eastbound and Down', sí, pero con diferencias sustanciales. Empezando por la localización principal, ya que al estar ambientada en un entorno tan reconocible como un centro escolar resulta más accesible entrar en su alocada propuesta. Al fin y al cabo, simplemente eleva conflictos reconocibles del día a día entre profesores y alumnos para satirizar sobre ellos y explorarlos desde un tratamiento de comedia extrema. Pero la gran baza de la primera respecto a la segunda no es únicamente desarrollarse en un entorno más cercano, sino que mejora el estilo y ciertos elementos comunes de 'Eastbound and Down'. Por ejemplo, los momentos de vergüenza ajena que protagoniza Neil Gamby van remitiendo capítulo a capítulo hasta desaparecer por completo en la segunda temporada mientras que son la constante de Kenny Powers. Algo parecido sucede con la importancia del apartado musical (vaya selección de temazos) a la hora de elaborar frenéticos montajes visuales marca de la casa, pero aquí además sirven para marcar las transiciones tonales que en ocasiones varían radicalmente entre secuencia y secuencia.

Soy consciente de que 'Vice Principals' no es apta para todo el mundo (¿alguna comedia lo es?), pero no puedo quedarme sin recomendarla porque me ha encantado en su conjunto. Eso sí, nuevamente aviso que darle una oportunidad sólo tiene sentido si se va mentalizado para llegar por lo menos hasta la mitad de su primera temporada. Probar a ver únicamente sus primeros capítulos no servirá para captar su verdadera esencia y apreciar mejor sus puntos fuertes. Además, seguir con ella pasado este punto tampoco supondrá mucho sacrificio porque ya está disponible al completo y es perfecta para pegarse unos buenos maratones. Cada capítulo dura menos de 30 minutos y casi todos acaban en alto; por no decir que tiene algún que otro cliffhanger de esos que obligan a ponerse el siguiente justo a continuación. Si llegados a este punto todavía no te he convencido, aún me queda una última bala en la recámara: ver a Walton Goggins desatado (en el buen sentido) en su primer papel protagonista en una comedia (sus cameos en 'Son of Anarchy' son cosa aparte) es razón más que suficiente para probar suerte con 'Vice Principals'.

Mientras espero que HBO se anime con una tercera comedia del trío Hill-McBride-Green, aprovecho esta despedida de 'Vice Principals' para poner en marcha su Elección del Mejor Personaje:

Uno de los grandes duelos de la temporada otoñal no se ha producido en la televisión americana, sino en la británica. Los contrincantes han sido 'Liar' de ITV y 'Rellik' de BBC One. Dos series con más similitudes de las que podría parecer en un principio: ambas están creadas por los hermanos Williams, cuyo anterior trabajo fue 'The Missing'; las dos están "coproducidas" con canales americanos, Sundance y Cinemax, respectivamente; y tanto una como otra están disponibles (ya al completo) en HBO España. Apuntadas estas curiosidades, procedo con el resultado del duelo: victoria aplastante de 'Liar'. Desde el primer capítulo además, cuando logró 5 millones de espectadores y un 26,6% mientras 'Rellik' tenía que conformarse con 3,6 millones y un 18%. Durante las cinco semanas posteriores, la brecha fue abriéndose más y más con la oferta de ITV superando los 6 millones en el final de temporada y la de BBC por debajo de los 2 millones. Haciendo balance, el público y la crítica especializada británica prefirió obsesionarse con 'Liar' y pasó de complicarse la vida con el complejo puzzle propuesto por 'Rellik'.

En mi caso, tenía pensado ver ambas, pero al final me decanté primero por la oferta de BBC One y al descubrir que 'Liar' era renovada por una segunda temporada (fue anunciada como limited series y evidentemente ITV no iba a dejar pasar un pelotazo así) ya no me corre tanta prisa ponerme con ella. La veré seguro, pero en otro momento. Por lo tanto, de la serie que voy a escribir es de la perdedora de este duelo otoñal. Una serie que, pese a las malas audiencias, merece la pena ver.

'Rellik' es un thriller con asesino en serie cuyo principal atractivo es su arriesgada apuesta narrativa: la historia está contada al revés. Empieza por (casi) el final para poco a poco ir retrocediendo en el tiempo hasta llegar al origen del caso y así entender los motivos que llevaron al asesino a matar. Un criminal que ha dejado un reguero de siete cadáveres y cuyo modus operandi consiste en rociar ácido en la cara de sus víctimas. La serie sigue la investigación de la única persona que ha sido atacada y ha vivido para contarlo: un detective que en el primer capítulo todavía está recuperándose de las graves heridas sufridas por el ácido y que le han desfigurado la cara convirtiéndole en un monstruo; una metáfora visual que exterioriza los demonios interiores del protagonista y que le recuerda en todo momento que cuenta con una motivación personal extra para dar caza al responsable de sumir la ciudad en el caos. Pero descubrir la identidad y motivación de asesino no es el único aliciente del visionado de 'Rellik', debido a que la serie introduce varios misterios adicionales relacionados con el pasado (reciente) de algunos personajes. Eso sí, en el caso de los más secundarios, aviso que la gran mayoría se revelan como intranscendentes; tramas de relleno que simplemente cumplen con la función de desviar la atención de lo realmente importante.

El thriller de asesinos en serie está muy de moda en el panorama actual y Rellik (Killer a la inversa, por si alguien no anda muy avispado) se abre paso entre tanta propuesta similar gracias a un diferencial narrativo arriesgado y atractivo… pero que a priori se antojaba demasiado complejo de sacar adelante. Sin embargo, una vez vista entera, simplemente apuntar que esta miniserie de 6 capítulos logra completar el rompecabezas con atino y encima lo hace manteniendo el efecto sorpresa hasta (casi) el final. La intención inicial de BBC era convertir 'Rellik' en una antología por temporadas, pero debido a las malas audiencias obtenidas tiene toda la pinta de acabar quedándose como un experimento llamativo e interesante en formato de miniserie cerrada.

Una lástima que BBC optara por emitir la serie en el canal principal en lugar de BBC Two donde creo que habría encajado mucho mejor, como en su día sucedió con 'The Fall'. Quizás así, 'Rellik' habría salido igual de escaldada frente a 'Liar' pero el formato tendría más opciones de continuidad que las que tiene ahora. Y, aunque la serie dista de ser perfecta o una "imprescindible británica", por lo menos es una apuesta diferente y atrevida que sale bien parada de atreverse con una versión televisiva de 'Memento'. Casi nada, pues si me pongo a tirar de memoria sólo me viene una serie en llevar a cabo algo parecido, 'Seinfeld' en el 9x11 "The Betrayal", pero con la diferencia de hacerlo en un capítulo de 20 minutos y no a lo largo de una temporada de unas 6 horas de duración.

Por lo tanto, si buscas un thriller con un claro elemento diferencial, de corta duración y que aprueba con nota en el cómputo global, recomiendo darle una oportunidad a 'Rellik'.

Amazon Prime Video hace tabula rasa

Publicado por Moltisanti On 12:46 0 comentarios
Amazon Prime Video atraviesa un periodo convulso al mismo tiempo que afronta un cambio de rumbo radical en su estrategia de contenidos originales. Siendo la salida de cuatro ejecutivos de Amazon Studios el mayor exponente de la tabula rasa de Amazon.

Justo después de estallar el escándalo de Harvey Weinstein, otra denuncia por acoso sexual iba a desencadenar un efecto dominó en Amazon Studios. Isa Hackett, productora de la serie 'Man in the High Castle', denunció a Roy Price, el jefazo del estudio y el propulsor de su estrategia de contenidos originales hace cinco años, provocando que fuera suspendido de empleo y sueldo y que acabara dimitiendo tan solo unos días después de saltar el escándalo. La cosa no iba a acabar ahí y esta semana se confirmaban otros dos despidos: el del brazo derecho de Price, Joe Lewis, desde hace unos meses máximo responsable de drama y comedia, y el de Conrad Riggs, responsable de programas de entretenimiento y docuseries. Despidos a los que hay que sumar la marcha de Morgan Wandell, que ficha por Apple para convertirse en su responsable de desarrollo creativo internacional. Tras estas cuatro salidas, Sharon Tal Yguado, fichada en enero para hacerse cargo de la nueva división de miniseries y series evento, suma ahora también las funciones de drama y comedia, mientras Heather Schuster sustituirá a Conrad Riggs después de aterrizar en el estudio el pasado mes de agosto. Ahora falta conocer quién será el remplazo de Roy Price para liderar Amazon Studios tras semejante borrón y cuenta nueva. Spoiler Alert: será una mujer.

Este baile de directivos es un punto de no retorno, pero la renovación del modelo de contenidos comenzó antes de que estallara el escándalo de Roy Price. Lo hizo con las sorprendentes cancelaciones de 'Z: The Beginning of Everything', pese a haber sido renovada por una segunda temporada previamente, y de 'The Last Tycoon', al poco de ser lanzada mundialmente. Lo que llevó al mismísimo jefazo de Amazon, Jeff Bezos, a declarar que a partir de ahora se centrarían en producir series con el potencial de convertirse en "la próxima Juego de Tronos". Unas declaraciones que siguen trayendo cola dado que perseguir un fenómeno de masas es justo lo contrario de lo que ha venido haciendo Amazon con series como 'Transparent', 'One Mississippi' o 'Mozart in the Jungle', por citar algunas de sus propuestas más reconocidas entre la crítica... aunque ninguna pueda ser considerada como un megahit. Y esa es la clave de todo: de la veintena de Amazon Originals ninguna se ha posicionado como un éxito masivo. Por tanto, se acabó lo de apostar únicamente por series de nicho que sólo ven unos pocos y ahora el objetivo prioritario es dar con un pelotazo en la línea de 'Stranger Things' (Netflix) o 'The Handmaid's Tale' (Hulu).

Poco después de las declaraciones de Jeff Bezos sobre el cambio de rumbo, llegaron los malos resultados de las series originales de Amazon en la pasada edición de los Emmys para simplemente rociar gasolina sobre las llamas. Partía con el mismo número de nominaciones que en 2016, un total de 16, sin embargo esta vez sólo se llevó 2 galardones (frente a los 6 de un año antes) y ninguno entre las principales categorías. Algo que seguro que escoció mucho en las oficinas de Amazon. Sobre todo al compararse con sus dos principales competidores: Netflix acabó con 20 estatuillas y Hulu con 10, incluido el premio (gordo) de mejor drama por 'The Handmaid's Tale'. 

Este cambio de rumbo además convierte las temporadas de pilotos en una iniciativa en peligro de extinción. Justo antes de salir por la puerta de atrás, Roy Price dijo que cada vez apostarían más y más por el modelo de encargos directos y menos por el de pilotos, para así poder competir en igualdad de condiciones con Netflix y cía. Todavía no tienen fecha de caducidad, pero parece evidente que las temporadas de pilotos de Amazon llegarán más pronto que tarde a su fin. Algo entendible por otra parte, pues el que fuera uno de los pilares centrales de la plataforma ha ido perdiendo relevancia y tirón con cada nueva hornada. Lo mejor de todo es que su futuro está en duda justo cuando, a partir del próximo 10 de noviembre, los suscriptores de todo el mundo (españoles incluidos) podremos visionar y puntuar estos pilotos por primera vez. Aprovecho para volver a recomendar estos dos artículos (I y II) que escribí el año pasado sobre el tema.

Otra novedad destacable del modelo de Amazon pasa ahora por apostar por una de las prácticas más habituales de la industria televisiva: los overall deals, es decir, los acuerdos de desarrollo en exclusividad con determinados creadores. Al primero que ató fue Robert Kirkman, creador de 'The Walking Dead', pero poco después le siguieron Jill Solloway, creadora de 'Transparent'; Justin Doble, guionista de 'Stranger Things'; Amy Sherman-Palladino y Daniel Palladino, responsables del próximo estreno del servicio, 'The Marvelous Mrs. Maisiel', que tras pasar por la fase de piloto recibió un encargo por dos temporadas. He destacado el tema de los overall deals, pero seguro que pasará cierto tiempo hasta que Amazon vuelva a anunciar un acuerdo de este tipo por culpa del escándalo de Roy Price. Las aguas deben calmarse y luego tendrán que ganarse de nuevo la confianza de la industria demostrando que son un entorno atractivo para los creativos.


Por último, cerca de cumplirse el primer aniversario del lanzamiento global de Amazon Prime Video en diciembre del año pasado, aprovecho para hacer un breve balance de su situación en España. Y la verdad, respecto a lo que comenté tras su llegada, poco es lo que ha cambiado. Buena señal de lo que digo es que hasta hoy mismo la plataforma aún no estaba adaptada al español. Por fin lo está; sólo ha tenido que pasar casi un año. Entre el resto de novedades, destacaría que lanzó una App para Playstation (permitiendo acceder al servicio a través de la televisión) y que recientemente ha añadido su primera serie española ('Estoy Vivo' de TVE). En cuanto a su catálogo de series, si llegó con menos de 20 ahora cuenta con algo más de 50 títulos. Como siempre, aquí cada uno verá el vaso medio lleno (tiene más del doble que hace 10 meses) o medio vacío (sigue estando muy lejos de equipararse con el arsenal de HBO o Netflix en nuestro país). Por cierto, se rumorea que Amazon planea subir el precio de su servicio Prime por aquí. De forma que pasaría de 20€ hasta 40€ o incluso 60€ en los próximos meses.
En Series Atresmedia, al igual que a todos vosotros, nos encanta la ficción y siempre estamos pendientes de aquello que se hace dentro y fuera de nuestras fronteras. Este es el motivo por el que durante los últimos cinco años hemos querido compartir con vosotros nuestro Anuario de Ficción con los estrenos más destacados del año. 

Para celebrar nuestro quinto aniversario hemos preparado una edición especial: nuevo diseño y una recopilación de todos los anuarios publicados en años anteriores junto al nuevo volumen de 2016.

Todos los estrenos de la televisión española, americana y británica entre 2012 y 2016, además de una selección con algunas de las ficciones más emblemáticas lanzadas alrededor del mundo durante este periodo. Ordenados por países y canales. En total, más de mil series recopiladas a lo largo de casi 200 páginas a todo color (siempre habíamos querido usar esta frase :)

Esperamos que disfrutéis de este recorrido por la ficción televisiva nacional e internacional de los últimos cinco años. 

EL EQUIPO DE SERIES ATRESMEDIA 

Con esta introducción arranca la edición especial que hemos preparado para celebrar el 5º aniversario del Anuario de Ficción de Series Atresmedia con todas las series estrenadas durante los últimos cinco años en España, Estados Unidos y Reino Unido, además de una breve selección con títulos de otros territorios del resto del mundo. Una guía para tener siempre a mano.

Un anuario (digital) que una vez más estamos distribuyendo desde @PoniendoSeries, pero que como siempre también quiero compartir con todos vosotros por el Carrusel. Sobra decir que vuelve a ser gratuito y que para conseguirlo tan solo tenéis que enviar un correo electrónico (señalando "Anuario" en el asunto del mensaje) a la siguiente dirección:  

series.atresmedia@atresmediatv.com

Pese a que el post me vaya a quedar un tanto sosainas, esta vez no voy a compartir ninguna captura de este Anuario 2012-2016 para reservar la sorpresa del nuevo diseño hasta una vez recibido. Como siempre, estaré encantado de conocer vuestra opinión y agradeceré toda la difusión que podáis darle por redes. Espero que disfrutéis con semejante atracón de series.

No puedo acabar sin destacar y agradecer una vez más el trabajo y la colaboración de mi equipazo de Series Atresmedia. Ellos mejor que nadie saben el currazo que hay detrás de este proyecto.
Con la séptima temporada actualmente en emisión, por fin puedo cerrar las rondas de la EMP correspondientes al tercer y cuarto volumen de 'American Horror Story'. Dos rondas que han estado muy igualadas en todo momento, razón por la que no tuve más remedio que postergar el pitido final. A modo de anticipo, a diferencia de los primeros volúmenes, Jessica Lange no arrasa.

Madison Montgomery es el mejor personaje de 'American Horror Story: Coven' gracias a obtener un 19% de los votos totales. Muy cerca, Fiona Goode (el personaje de Jessica Lange) aparece con un 18%, mientras que Misty Day cierra el podido con un 13%. A partir de aquí, Marie Laveau y Cordelia Foxx son las únicas que logran no alejarse demasiado de los puestos de cabeza a la vez que sacan cierta distancia al pelotón formado por The Axeman, Zoe Benson, Papa Legba, Myrtle Snow y Delphine "Madame" LaLaurie. En cuanto al resto de personajes (9) de "Coven", ninguno lograr sumar al menos 10 votos, por lo que se quedan fuera del gráfico. A modo de conclusión, la ronda ha sido un entretenido face to face entre los personajes de la veterana Lange y de Emma Roberts, saldándose finalmente con victoria de esta última en la foto finish por apenas 10 votos.

La ronda de 'American Horror Story: Freak Show' ha sido prácticamente idéntica a la de su predecesora, aunque sumando una menor participación. Aquí, las siamesas Bette y Dot Tattler (22%) son elegidas como mejor personaje también con muy poca ventaja respecto a Dandy Mott (21%), mientras el tercer cajón del podido queda ya a bastante distancia, siendo aquí para Twisty the Clown (15%). En esta ocasión, el personaje interpretado por Jessica Lange, Elsa Mars, ni siquiera logra colarse en los puestos de honor. Y por muy poco no acaba en el quino puesto, siendo al final  para Gloria Mott; a la que luego sigue un pelotón algo más numeroso que en la otra elección pero que se mueve por un patrón de votos parecido: Paul the Seal, Pepper, Desiree Dupree, Amazon Eve, Massimo Dolcefino, Jimmy Darling, Maggie Esmeralda (el personaje de Emma Roberts), Ethel Darling y Ma Petit. En esta ronda quedan retratados sobre todo tres personajes que no han logrado ni un solo apoyo: Chester Creb (interpretado por Neil Patrick Harris), Marjorie y Penny.

Madison Montgomery y las siamesas Bette y Dot Tattler ya forman parte de la Galería con los Mejores Personajes de Series. Como siempre, aprovecho para recordar las rondas que todavía siguen en marcha:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Altered Carbon

¡Súbete!

Trailer: Westworld

¡Participa!

BSO: Mindhunter 1x01

TWITTERLAND

Estrenos 2018

Estrenos 2018

En directo

Catálogos SVOD España