La temporada ascensor de Mad Men

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

The Americans me gana para su causa

Moltisanti

Recomendación de la semana

Todo lo bueno también debe llegar a su fin

Moltisanti

Recomendación de la semana

Los spoilers están por todas partes

Moltisanti

Recomendación de la semana

Esta canción ya está cogida

Moltisanti

Recomendación de la semana

La cuatro de cinco de Arrested Development

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las "series de película" que se avecinan en 2014

Moltisanti

Recomendación de la semana

AMC no puede vivir eternamente de las rentas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hipnotia

Moltisanti

Recomendación de la semana

Doctorchwood

Moltisanti

Recomendamos

The Shield vs. The Wire

Moltisanti

Recomendamos

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendamos

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendamos

Mi Lista Negra de Series

Moltisanti

Recomendamos

A la sombra de los dramas de calidad

Publicado por Moltisanti On 17:00 5 comentarios
No corren buenos tiempos para la comedia televisiva. De ahí que no hace mucho reflexionara sobre la crisis que atraviesa el género en esta etapa de la edad dorada de las series de televisión. Para continuar dándole vueltas al tema, esta vez, me voy a centrar en el caso concreto de HBO.

Cuando pienso en HBO, automáticamente asocio el canal con sus dramas de calidad. 'The Wire', 'The Sopranos', 'Six Feet Under', 'Band of Brothers', 'Deadwood', 'Carnivale', 'Rome', 'Game of Thrones', 'Boardwalk Empire', 'In Treatment', etc. Ya sabéis. Siempre se ha dicho que la edad dorada de las series de televisión comenzó a eclosionar con el estreno de ‘Oz’ allá por 1997, aunque sería la cosecha del 2004 la que desataría el boom en el que nos encontramos actualmente. Sin embargo, HBO emitía ficción original desde mucho antes. Ya fuera en forma de antologías y series infantiles... o comedias. Pese a que la primera de media hora de duración, ‘1st & Ten’, se emitiera en 1984, es decir, trece años antes de la llegada de ‘Oz’, los dramas de calidad han sido los responsables de forjar, a lo largo de estos últimos diecisiete años, la prestigiosa imagen de marca y la condición de referente mundial que definen al canal que presume de no ser televisión.

En el haber de HBO podemos encontrar auténticos referentes de la comedia/dramedia, tales como  'Curb Your Enthusiasm' o 'Entourage'. Por no decir que uno de los grandes buques insignias del canal, como sigue siendo 'Sex and the City', pertenece a este grupo. Esto no cambia que el volumen de grandes dramas sea considerablemente superior al de comedias. Curiosamente cada año, por norma general, HBO estrena más de las segundas que de los primeros. Señal de que no cesa en su empeño de dar con nuevos pelotazos de los que todo el mundo hable, pese a que muy pocas de sus "medias horas" consigan dar en la diana y calar entre el público y/o la crítica. Menos aún en los últimos años. Siendo 'Girls' la única excepción, gracias al respaldo de los medios especializados y al ruido viral que generan sus leales seguidores, ya que sus audiencias siguen estando a mucha distancia de poder equipararse a las que logran, en la actualidad, los grandes dramas del canal.

Como todo el mundo sabe, HBO no sólo da importancia al número de espectadores que obtiene una determinada serie, sino que también tiene en consideración otros muchos factores a la hora de valorar el éxito y, en consecuencia, la viabilidad de ordenar una nueva temporada de la misma. Pese a esta “flexibilidad”, muy pocas comedias han sobrepasado la barrera de las tres temporadas en los últimos años. En serio, pensadlo. Esta mala racha no me ha afectado directamente, pero imagino que los que hayáis probado suerte con muchos de los títulos recientes de HBO en este frente, sabréis a lo que me refiero. En mi caso, por fortuna,  Kenny Powers resurgió de las cenizas para regalarme una cuarta y última de 'Eastbound and Down'. De todas maneras, tanto si fueron éxitos relativos o fracasos estrepitosos, todas (o casi todas) esas propuestas eran diferentes, rompedoras en algún aspecto y fieles a los valores de la marca. Lo mínimo que uno debe esperar y pedir a una serie con la mosca de HBO en la pantalla. Sin necesidad de distinguir entre dramas y comedias, siempre espero encontrarme con algo que no podría ver en ninguna otra televisión del mundo. Para que nos entendamos, lo que este año ha vuelto a conseguir en el terreno del drama con 'True Detective'.

El año pasado, HBO dejó a cero el casillero de dramas y se lo jugó todo con tres nuevas comedias. 'Family Tree' y 'Hello Ladies' no tendrán segunda temporada, debido al poco ruido que generaron y a los pobres datos de audiencia que consiguieron, mientras que 'Getting On' recibió el billete de vuelta in extremis, pese a que todo hacía presagiar que acabaría corriendo la misma suerte que las dos anteriores. Imagino que en su salvación, en parte, influyó que tocaba maquillar de alguna forma el balance de renovaciones/cancelaciones. Sea como fuere, lo que en su día me sorprendió del anuncio de estos proyectos no fue que los tres tuviesen un pronunciado acento británico (Chris O'Dowd, Stephen Merchant y remake de BBC), sino que a priori daban la impresión de ser bastante convencionales. 'Family Tree' y 'Hellos Ladies' siguen a dos treintañeros, uno buscándose a sí mismo a través del árbol genealógico y otro buscando a la mujer de su vida por Los Ángeles, mientras que 'Getting On' se desarrolla en el ala geriátrico de un hospital. Perezaca...

En cuanto a las novedades del 2014, la primera en llegar fue 'Looking'. Vendida como la versión gay de 'Girls', y pese a pasar bastante desapercibida y dejarse por el camino, semana tras semana, la mitad de la audiencia que le dejaban Hannah y compañía, ya tiene confirmada una segunda temporada. Hace un par de domingos, llegaba el turno de 'Silicon Valley', sobre un grupo de jóvenes programadores en la cuna de la informática. Aprovechando el nuevo record de 'Game of Thrones', su debut consiguió reunir en torno a dos millones de espectadores (más del doble que el final de temporada de 'Girls') y marcó el mejor dato de estreno para una comedia HBO desde 'Hung', allá por 2009. Veremos si con el paso de los episodios consigue mantener esas cifras, pues tener un lead-in tan potente como es "el Gigante de Poniente", puede acabar convirtiéndose en un arma de doble filo si no se consigue retener gran parte de su audiencia. 'Togetherness' será la siguiente en llegar, previsiblemente en otoño, sobre dos parejas que acaban mudándose juntas. Reconozco que este proyecto no me interesa desde que sé que tiene a Amanda Peet en su reparto.

Sin fecha de estreno también están los dos nuevos proyectos que fueron ordenados hace unas semanas. 'Ballers', sobre un grupo de jugadores de fútbol americano, con Dwayne "The Rock" Johnson como principal atractivo, y 'The Brink', sobre tres hombres que deberán evitar el estallido de la III Guerra Mundial, con Tim Robbins y Jack Black como cabezas de cartel. Con estos anuncios, parece evidente que además de seguir contando con grandes nombres detrás de las cámaras, HBO persigue que todas sus comedias también los tengan delante. No creo que esta medida sea la solución definitiva para que lleguen a contar con el mismo prestigio y repercusión que sus dramas referentes, pero sin duda, ayudará a que logren un mayor respaldo y visibilidad, especialmente en lo que se refiere a lograr tropecientas nominaciones en los Emmys y Globos de Oro. Un primero paso para que sus comedias/dramedias dejen de estar tan a la sombra de sus dramas de calidad.

Una vez reflexionado sobre el caso de la comedia de HBO en particular, y anteriormente sobre la crisis del género en general, cada vez estoy más convencido de que esta situación sólo la puede revertir Larry David con una nueva temporada de 'Curb Your Enthusiasm'. HBO y la comedia televisiva le necesitan. Desgraciadamente, por cada día que paso esperando, reconozco que pierdo un poco más la esperanza de volver a tener nuevas entregas del primer y único social killer.
Después de lanzarlo en Poniendo Series, como no podía ser de otra manera, desde aquí también quiero presentaros el segundo anuario de Series Atresmedia con todas las novedades de ficción del 2013. Un trabajo que lleva la firma de un servidor y que pretende ser un resumen de lo sucedido en España, Estados Unidos, Reino Unido y los territorios clave en el mundo.

Los estrenos vuelven a estar clasificados por países y cadenas, diferenciando entre dramas, comedias y miniseries. Cada serie viene acompañada de una imagen identificativa (en máxima calidad), una breve sinopsis y el número de capítulos que componen su primera temporada.

Como novedades, gracias a las sugerencias que me hicisteis llegar el año pasado, cada serie incluye información sobre el estado en el que se encuentra (información actualizada hasta abril de 2014), es decir, si ha sido renovada, cancelada o si sigue en la “burbuja”. Además, en los apartados de España y Estados Unidos, podéis encontrar el nombre de los actores y actrices protagonistas.

Para hacerte con las 87 páginas del Anuario 2013, en formato .PDF, sólo tienes que enviarme un correo electrónico a la siguiente dirección: diego.delpozo@atresmediatv.com

Espero que este segundo anuario iguale o supere la gran demanda y la increíble acogida que tuvo el de 2012, algo que me gustaría agradederos a todos. Sobra decir que volveré a estar encantado de conocer vuestra opinión y recibir cualquier tipo de sugerencia para mejorar la próxima edición.

La ironía de la palabra prohibida

Publicado por Moltisanti On 18:01 7 comentarios
Hay un tema que decidí omitir comentando el final de temporada de ‘The Walking Dead’, ya que pensé que sería mejor tratarlo en un post aparte. Me estoy refiriendo al hecho de que un personaje, en uno de los momentos claves del capítulo, utilice el vocablo “screw” en vez de “la palabra prohibida”. A fin de cuentas, ambos términos vienen a decir lo mismo, pero están lejos de transmitir por igual. Entonces, ¿por qué Scott Gimple y Angela Kang decidieron incluir ese y no el otro en su guión? Obviamente no lo hicieron por razones creativas, sino para cumplir con las directrices de la FCC (Federal Communications Commission). Esa comisión que no tiene ningún tipo de reparo en permitir que se muestre a un personaje arrancándole la yugular a otro de un bocado pero que pondría el grito en el cielo si hubiera osado decir "la palabra prohibida". Una palabra que es el paradigma de la ironía de la televisión americana (en abierto y del cable básico) en cuanto a violencia, sexo y lenguaje inapropiado se refiere. Para poner en situación, comparto este “no recomendado para menores de…”, sobre la clasificación de los contenidos en la tele americana.

Sólo los canales del cable premium (véase HBO, Showtime, Starz y Cinemax) tienen vía libre para hacer uso de "la palabra prohibida" y del resto de términos considerados "inapropiados" por la FCC. Además, las series de estos canales son las únicas que también pueden mostrar contenido con una alta carga sexual, como bien saben los espectadores de 'Game of Thrones' o 'Spartacus', por ejemplo. Hace no mucho, aquí también habría incluido el punto correspondiente a las escenas violentas, pero las series en abierto y del cable básico cada vez tienen menos que envidiar a a las del cable premium en torno al límite impuesto. Que se lo digan a la propia ‘The Walking Dead’ o a otras muchas que en la actualidad tampoco se cortan a la hora de derrochar kilos y kilos de ketchup, como pueden ser ‘Sons of Anarchy’ o ‘The Following’. En la serie más vista de la historia del cable nos hemos acostumbrado a ver niños disparando y niños siendo asesinados, pero que a ninguno de esos pequeños se les ocurra pasarse de la raya con su lenguaje inapropiado que llegará el coco de la FCC y les censurará. Poner a mirar flores sí, pero usar "la palabra prohibida" no. Este es el barómetro.

A mí este tema siempre me ha resultado incompresible, ridículo y muy irónico, pero hacía mucho que no me dejaba con el ceño tan fruncido como el otro día tras ver el final de temporada de ‘The Walking Dead’. Fue un poco "cortarrollos" y no le hizo ningún favor a la secuencia en cuestión. No es ninguna tontería, pues el momento perdió gancho y credibilidad. La intención original de los guionistas se diluyó por culpa de una regla estúpida que se quedó anticuada en el mismo momento en el que se puso en funcionamiento en el siglo pasado... y que parece que no se modificará nunca. Estados Unidos será el faro de la ficción internacional en muchos aspectos, pero desde luego que está a años luz de serlo en este punto. No queda otra que resignarse y conformarse con los "fraks" y la libertad que las series gozan en el territorio premium. Dicho esto, ¿os imagináis la mítica secuencia de ‘The Wire’ entre Bunk y McNulty si hubiese sido emitida en AMC? Al tercer “screw me” hubiera apagado el televisor. Para que nos entendamos, imaginaros que al doblarla al castellano, en vez de traducirla por “que me jodan” lo hicieran por un “que me joroben”. Por suerte, "el estilo Ned Flanders" no es el que predomina en la televisión de nuestro país. Mini-punto para nosotros.
Hora de comentar la segunda mitad de la cuarta temporada de 'The Walking Dead'. Si todavía no has visto el 4x16 "A", te recomiendo no seguir leyendo. ¡Atención Spoilers!

Una vez quitado el tuerto de encima, el actual showrunner (Scott Gimple) ha utilizado estos ocho capítulos para implementar y desarrollar su propia versión de la serie. Una versión basada en una visión más intimista del relato, centrada exclusivamente en los personajes y en el fondo de sus historias. A mi parecer, todo un acierto por su parte. Después de tres temporadas y media con los protagonistas aislándose de la amenaza exterior, ya fuera en la granja o la prisión, aunque sin demasiado éxito, esta tanda de capítulos les empujaba de vuelta a la carretera. 'The Walking Dead' apostaba por regresar al género de la supervivencia pura y dura. Un cambio de vía, unido a un cese temporal de la matanza incontrolada de zombis, que un servidor pedía a gritos. Sólo por esto, ya considero positiva esta segunda mitad de la temporada. Pero también lo hago porque ha servido para ventilar una fórmula que ya empezaba a oler un poco a podrido y porque se ha atrevido a meterle mano a la queja más repetida a lo largo de estas cuatro temporadas, tanto por parte de los fans como de los detractores, relacionada con la falta de interés y profundidad de los protagonistas.

Después de acabar cansado de dar una innecesaria y conformista vuelta en círculo durante la primera mitad de la temporada, cómo habrá cambiado la película para que me haya vuelto a enganchar como en los mejores tiempos. Hasta el punto de llegar a las puertas de este último capítulo y darme cuenta que por fin me interesaban todos los personajes y lo que les fuera a suceder en esa terminal que rezumaba "es una trampa" desde el primer cartel visto en el camino. Un mérito que atribuyo, en gran parte, a la arriesgada elección de Scott Gimple de estructurar cada capítulo (y por tanto la temporada en general) de una manera tan atípica. Algo que me chocó en un principio pero que rápidamente entendí y comencé a valorar positivamente, pese a que algunos momentos se hicieran bastante pesados. Me quedo con que aprovechando la dispersión del grupo central tras el ataque a la prisión, se ha explotado el concepto de "sálvese quién pueda" desde diferentes ángulos y se ha permitido sacar el máximo partido posible a cada una de las reagrupaciones establecidas. Rick, Carl y Michonne; Daryl y Beth; Maggie, Bob y Sasha; Carol, Tyresse y las niñas; Glenn y Tara, la "ex cuñada" del Gobernador, junto a las nuevas incorporaciones, Abraham, Rosita y el Doctor Porter.

Unir a Michonne con Rick y Carl servía para conocer, por fin, algo sobre el pasado de ella como esposa y madre (justo lo que habían perdido los Grimes). Llegando incluso a entender su estado de ostracismo cuando se cruzó con Andrea. Eso sí, seguimos sin saber cómo llegó a dominar el arte de rebanar zombis con una catana, aunque tampoco es que haya habido tiempo para mucho más. Nada evidencia lo atípica que ha sido esta tanda como el hecho de que se haya prescindido de la participación del protagonista absoluto de la función durante más de la mitad de los capítulos. Un Rick que protagonizó uno de mis momentos favoritos de la temporada en aquella "partida al escondite”, especialmente debajo de la cama, en el 4x11 "Claimed". Toda una demostración de lo que ha crecido Andrew Lincoln como actor desde el primer capítulo. Al igual que haría en “A”, cuando a mordisco limpio daba por completado el paso de Rick al lado oscuro de la supervivencia. Por mucho que quisiera demostrar a su hijo y así mismo que no se había convertido en un monstruo, de ahí que comenzara el curso plantando lechugas, pero las exigencias de este mundo le han transformado en lo que es. Sin opción de de retorno posible, su descenso al reino de la locura sólo podrá ir a más.

La unión de Beth y Darryl, por otra parte, significaba enfrentar a una adorable jovenzuela criada en una apacible granja familiar contra un hombre curtido en la vida y que desde bien pronto tuvo que lidiar con un padre borracho y un hermano mayor como Merle. Sin embargo, tras ver el peor capítulo de la temporada, el 4x12 "Still", me quedó claro que el verdadero motivo de esta peculiar unión era juntar uno de los personajes con mayor tirón con uno del que tan solo sabíamos que era hija de Hershel y que podía cantar. Un capítulo indefendible que ni aportó nada nuevo ni potenció el inesperado secuestro que ponía fin a esta trama con dedicatoria especial para las quinceañeras del mundo. La desaparición de Beth es uno de los cabos sueltos que deja la temporada, como lo es el paradero de Carol y Tyresse tras poner mirando flores a Lizzie en un capítulo que consiguió sacar mucho jugo a la relación (basada en una mentira) entre los dos adultos, pero que será recordado (es de los que dejan poso) por la muerte de las dos pequeñas que les acompañaban, siendo ellas las únicas bajas "reseñables" de esta tanda. Al igual que el resto, Carol y Tyresse también se dirigían a Terminus, pero ni rastro de ellos en este final de temporada. ¿Serán los artificies del rescate?

En cuanto al grupo formado por Glenn y Tara, a la que por cierto no esperaba volver a ver, junto a las tres nuevas incorporaciones, ha sido el que menos tiempo ha tenido en pantalla, pero a través de ellos se ha plantado una nueva trama relacionada con el origen del virus, y quién sabe si en la próxima temporada veremos a la serie aproximarse a una posible cura. Por si acaso, aprovecho la ocasión para recordar que no he leído los cómics y que, por lo tanto, no tengo ni idea de lo que está por venir. En último lugar, de Maggie, Bob y Sasha, tengo que decir que su capítulo, el 4x13 "Alone", sin que diera un duro por ello, se terminaría convirtiendo en uno de mis favoritos de la temporada. Me recordó al fantástico “Clean” de la campaña anterior en el tratamiento dado al concepto de soledad y a la importancia de mantenerse unidos en una situación como en la que se encontraban todos los protagonistas en ese punto. Además, sirvió para dar algo más de empaque a dos secundarios de los que prácticamente no se sabía nada de nada. Finalmente, en la antesala del cierre de fiesta, el camino de todos ellos se volvía a cruzar (muy emotivo el reencuentro entre Glenn y Maggie) justo antes de adentrarse en el santuario que tanto esfuerzo les había costado alcanzar.

El capítulo final ha funcionado más como presentación de lo que será el arco argumental de la quinta que como desenlace de la cuarta, pese a colar unos innecesarios flashbacks para echar la vista atrás y hacer reflexionar al personal sobre el cambio de Rick a lo largo de estos diecisiéis episodios. Precisamente de la mano del líder, Michonne, Carl, y del reenganchado Daryl, finalmente nos adentrábamos en la terminal para confirmar que evidentemente se trataba de una trampa, aunque se ha optado por jugar un poco al despiste y no levantar todas las cartas. Una decisión que me cuesta entender, pues a fin de cuentas, se intuye cuál es la nueva amenaza que se cierne sobre el grupo: un holocausto caníbal. Al menos así es como interpreto la pila de huesos, los disparos sin intención de ir a matar y que todos los personajes acaben encerrados como si de ganado se tratase. Por no hablar del guiño que le suelta Rick a Michonne sobre que ahora sólo hablan de comida. Ejem. Un giro que no he visto venir y que me parece muy interesante tanto a la hora de abrir posibilidades como de seguir profundizando en el deterioro de la condición humana en un universo donde la locura crece a la par que la necesidad de supervivencia. El capítulo acaba en el mejor momento, así que me deja con muchas ganas de que llegue octubre para ver cómo se resuelve este cliffhanger y para comprobar si la estancia en Terminus será prolongada o si será una breve (pero horripilante) parada en la carnicería antes de poner rumbo a Washington y salvar el mundo. O lo que quede de él.
Gracias a Vaya Tele, el otro día descubrí una interesante herramienta web que me tiene maravillado. Se llama Graph TV y permite conocer la evolución que ha tenido una determinada serie con el paso de los años, según las votaciones de los usuarios de IMDB, la mayor base de datos del mundo sobre cine y series de televisión. Sólo hay que introducir el título que desees en su buscador y podrás identificar sus temporadas y capítulos mejor valorados... y viceversa. Gracias a las infografías que compone. De esta forma, cualquiera puede observar la opinión de la gran mayoría con tan solo pegar un vistazo al gráfico obtenido. Más allá de servir para saciar la curiosidad del personal, lo realmente interesante es poder sacar conclusiones objetivas en torno al nivel de una determinada serie. En otras palabras, y pensando en efectos prácticos, ahora cuando recomiendes una serie con una temporada para olvidar o que tarda cierto tiempo en despegar, puedes apoyar tus argumentos con una simple imagen. Por eso mismo, he pensado que sería interesante recopilar unos cuantos ejemplos por aquí y analizar los resultados obtenidos en cada caso. Dicho esto, recomiendo que os paséis directamente por la web, ya que (pasar el ratón por los puntos señalados) facilita identificar qué capítulo en concreto es el mejor (o el peor) valorado y cuánta gente ha votado.

Ojito con el diez (el único que he encontrado) de "Ozymandias" y la progresión ascendente que confirma ese "cada temporada va a más" que tanto desgastamos algunos

Dada por la guadaña de la cancelación en su mejor momento

Sobran los comentarios

Confirmando que el 1x20 "Five Years Gone" fue un viaje (al futuro) sin retorno

 Me quedo con el duelo en la cumbre entre el "We have to go back" y el "I love you, Penny"

 El antes y después de 'Misfits' tras la marcha de Robert Sheehan

 ¡¿Qué pasó en la cuarta temporada?! 

No he podido resistir la tentación... 

 Lo que le pasó a 'Twin Peaks' tras conocerse la identidad del asesino de Laura Palmer

Resaltando su in crescendo constante y desmitificando (un poco) la teoría del penúltimo capítulo  

Me planto a los diez ejemplos que esto es como comer pipas en el sentido de que una vez que empiezas no puedas parar. Me he limitado a series ya finalizadas y a sacar unas breves conclusiones, pero obviamente el análisis de estos gráficos da para mucho más. Por eso mismo, acabo lanzando la pregunta del millón: ¿qué os llama más la atención? De estos ejemplos o de cualquier otro.
El título de mejor personaje de 'Friday Night Lights' va a parar al número 33 de los Dillon Panthers. Tim Riggins se ha hecho con 184 votos (un 14%) de los 1319 totales de esta ronda. El segundo puesto se lo lleva, contra todo pronóstico (ni siquiera contaba con verla subida en el podio), Tyra Colette, con 167 votos (un 13%). A tan solo 3 votos y un 1%, se ha quedado Matt Saracen, que acaba ocupando el puesto más bajo del cajón. Si a estas alturas te estás preguntando dónde anda el "Coach", aviso que todavía falta para encontrarle en el ranking, ya que la cuchara de madera se la reparten Jess Merriweather y Vince Howard, ambos con 123 votos y un 9%, seguidos de Tami Taylor (118 votos/9%) y Landry Clarke (114 votos/9%). Por fin, en octava posición, aparece Eric Taylor con tan solo 112 votos y un 8%. Tengo que reconocer que es una de las mayores sorpresas con las que me he topado en esta Elección del Mejor Personaje. Y ya llevamos como que un buen porrón de entregas. En cuanto al resto, muy alejados de los puestos de arriba, forman dos pelotones, siendo Luke y Buddy los que se llevan el dudoso de honor de haber recibido un menor apoyo. ¡Vaya ronda!

La elección de 'Roma' no ha dejado tantas sorpresas, aunque el título de mejor personaje también ha estado bastante disputado. Finalmente, y como era de esperar, Tito Pullo se hace con él después de recibir 187 votos (un 28%) de los 658 totales que ha tenido esta ronda. Con sus 168 votos obtenidos (un 26%), Atia de los Julio es quien le ha dado tanta guerra. Lucio Voreno aparece en tercer lugar, que con algo más de 100 votos (un 16%) cierra el cajón bastante alejado del oro y la plata. La cuchara de madera va para Marco Antonio, mientras que a continuación aparece un pelotón conformado por Servilia, Cleopatra y Julio Cesar. Bruto es el que ocupa el farolillo de la ronda, tras rascar tan solo 3 votos. Acabo aclarando, por si alguien se lo pregunta al ver el nombre de los personajes en castellano, que en su momento vi 'Roma' en versión doblada. Ni me acordaba.

 El escrutinio de las dos rondas

Recordad que todavía podéis votar a vuestros personajes favoritos de:
Sin olvidar que ya tenemos los ganadores para las rondas de:
Después de compartir el arsenal y dictar un veredicto final sobre el primer volumen de 'True Detective', tan sólo me queda una cosa por hacer antes de pasar página y dejar de dar la chapa sobre la serie del momento: subir a sus protagonistas a la Elección del Mejor Personaje. No he escatimado a la hora de componer la lista de candidatos, pese a que sea consciente de que esta ronda va a ser, salvo sorpresa mayúscula, un duelo. ¿Tenéis claro a vuestro favorito? ¡Pues a votar!


Recordad que todavía podéis votar a vuestros personajes favoritos de:
Sin olvidar que ya tenemos los ganadores para las rondas de:
Si todavía no sabes si Martin Hart y Rustin Cohle saldan la deuda que tenían pendiente tras diecisiete años de investigación, te recomiendo no seguir leyendo. ¡Atención Spoilers!

Durante estas últimas ocho semanas, me he limitado a disfrutar e intentar contener mi entusiasmo alrededor de 'True Detective', esperando a que remachara la faena. Una vez acabada la etapa de los “easy, motherfucker”, ahora lo que toca es dictar un veredicto al conjunto. Creo que a nadie le pillará por sorpresa si comienzo diciendo que todavía ando quitándome el babero. Sí, he disfrutado mucho, muchísimo con este primer volumen. Desde el final de 'Breaking Bad, hace ya cosa de seis meses, no deseaba con tantas ganas de que fuera lunes. Por eso, tras deleitarme con una conclusión que ha hecho justicia al camino recorrido, tengo que admitir que he sentido tanta satisfacción como alivio. Pese a que me quede con ganas de más, me alegro de que el caso acabe en este punto y no se estire más de la cuenta. Se ha cazado al asesino de Dora Lange, pero no al culto detrás de las decenas de asesinatos de mujeres y niños que durante décadas han asolado Louisiana. Algo que me parece un acierto, ya que permite a Marty y Rust escapar del tópico (uno de muchos) de que los héroes al final del relato tienen que acabar con todos los villanos y las organizaciones secretas y oscuras que se esconden tras la cortina. Su papel en esta historia debía alcanzar el clímax y acabar en Carcosa.

Un clímax que no era amplificado con una revelación de última hora, sino por una secuencia tenebrosa, impactante y repleta de tensión. Tras diez minutos desorientados en un laberinto, Cohle era apuñalado, Hart recibía un hachazo en el pecho y, en el último suspiro (como debe ser), acaban volando la tapa de los sesos al hombre espagueti. La gran sorpresa resultaba ser el descubrimiento de que ninguno de los dos protagonistas moría en acto de valor. Reconozco que contaba con que uno de los dos lo haría (tras el hachazo llegué a pensar que lo harían ambos), pero nuevamente mis pronósticos no se cumplían. Una tónica que se ha repetido a lo largo de toda la temporada. Pizzolatto ha demostrado tener una gran habilidad para llevar al espectador de un lado para otro, según su antojo, pero manteniéndose siempre fiel a un mismo estilo. Apoyándose en muchos guiños y referencias ocultas, pero sin recurrir a giros efectistas. El caso ha sido en todo momento una excusa, pero no por ello creo que haya que desmerecer su planteamiento, desarrollo y conclusión. Me ha parecido inteligente, perturbador y muy bien conducido. Sobre el papel no romperá ningún esquema, pero sí visualmente. Sin duda, un complemento perfecto para un viaje de ochos capítulos que, desde el principio, tenía un único propósito: mostrar la transformación de dos hombres, dos detectives, dos formas de entender y afrontar la vida, dos personajes para el recuerdo.

Este primer volumen ha sido una odisea de diecisiete de años (1995-2012) que acaba con los dos protagonistas regresando a casa (por decir algo) como héroes. Tocados y casi hundidos, pero saldando la deuda que tenían pendiente con Dora Lange. No han podido derrocar a todos los poderosos, pero han cazado al monstruo que les esperaba al final de Carcosa. Un villano que con cinco apariciones, unas cuantas menciones y un dibujo hecho por un niño, ha contribuido para que esta historia fuera todo lo siniestra e inquietante posible. Todos somos conscientes de que en el mundo hay hombres malos, pero de vez en cuando hace falta que te lo restrieguen por la cara para que espabiles. Le pasa a Marty al ver la cinta de vídeo, le pasa a cualquiera al recordar que hasta el pintor del colegio de tus hijos puede ser un bicho raro de cuidado. Pizzolatto se ha recreado en esta idea, pero además ha acertado envolviéndola de misterio y misticismo. Hasta el punto de hacerme dudar de si tanta oscuridad no terminaría llevando al caso de investigación hasta un plano sobrenatural. Por fortuna, aunque el propio creador sopesara esa posibilidad, se ha mantenido dentro de unos parámetros realistas, matando el gusanillo a través de las alucinaciones, previamente estipuladas en las reglas de la partida. De esta forma, ha conseguido mantener que este primer volumen destaque por lo que es a fin de cuentas: una clásica pero brillante radiografía de dos detectives, de la maldición que les persigue y de una investigación de asesinato a la antigua usanza.

'True Detective' no revoluciona los dramas detectivescos, pero tiene varios diferenciales que hacen de ella una refrescante opción dentro de un género eterno y tan manoseado como es éste. Véase su apuesta visual, el articular la narración mediante saltos temporales y unos tramposos testimonios a cámara, o el interesante ejercicio de reflexión al que invita con cada intervención del filósofo de Rust. Un último punto que en varias ocasiones ha llegado a rozar el límite de la pedantería, pero del que siempre salía airoso gracias al trabajo de un inconmensurable Matthew McConaughey. Cierto es que Woody Harrelson no se ha quedado atrás, pero será "Mateo" quien se va a cansar de recoger galardones durante los próximos meses. A su compañero le quedará el (nada despreciable) premio de consolación de los ratos pasados en tan buena compañía femenina. Detrás de las cámaras, no quiero acabar sin volver a hacer una nueva mención a la labor de Pizzolatto y Fukunaga. Esta vez no toca destacar sus hazañas, sino resaltar su apuesta a la hora de echar el telón. Con un embaucador travelling que repasaba y despedía las localizaciones más emblemáticas del caso, y con un último monólogo de Cohle que, haciendo gala de un optimismo mesurado, iluminaba a su compañero con un final feliz para dejarle (dejarte) mirando, literalmente, a las estrellas. Una elección preciosa y anticlimática para cerrar el círculo (plano) de la vida de estos dos detectives.

Después de disfrutar y conectar al 100%, con lo propuesto por este primer volumen, ahora toca prepararse para lo que propondrá el segundo asalto. Creo que no exagero si digo que este nuevo volumen, a priori, lo tiene todo en su contra. Hart y Cohle dejan el listón demasiado alto, pero más allá de impresiones subjetivas, la realidad es que se avecinan muchos cambios. Pizzolatto contará con el apoyo de una sala de guionistas, Fukunaga y el casting principal no repetirán, mientras que el caso seguirá a "mujeres duras, hombres malos y la secreta y oscura historia alrededor del sistema de transportes de Estados Unidos". Palabra de Pizzolatto. De todas maneras, HBO todavía ni ha dado oficialmente luz verde a esta segunda temporada, aunque es cuestión de tiempo. Más que nada porque 'True Detective', con las audiencias acumuladas de esta primera temporada, se ha convertido en el mejor debut de una serie de HBO desde ‘Six Feet Under’ en 2001. Los datos obtenidos por el capítulo final (doblando a los obtenidos en su puesta de largo) sólo han venido a confirmar que ha terminado siendo todo un acontecimiento televisivo. Una agradable sorpresa que una serie tan de nicho, tan de HBO, apunte maneras de acabar siendo más un fenómeno de masas que de culto.

El arsenal de 'True Detective'

Publicado por Moltisanti On 16:20 6 comentarios
He visto el desenlace de la primera temporada de 'True Detective', pero no consigo sacar el tiempo necesario para sentarme a escribir sobre el mismo. Para ir calentando y desahogarme de alguna manera, voy a compartir por aquí el arsenal que he ido acumulando durante estas ocho semanas. Un arsenal repleto de artículos recomendables, curiosidades, entrevistas, parodias...

-En VayaTele: "¿Qué tiene que ver Lovecraft con 'True Detective'?"

-En Quinta Temporada: "True Detective: una psicogeografía americana"
 
-En Jot Down: "Televisión en alta alucinación"

-En Yonomeaburro: "True Detective: curiosidades y claves"

)

-Más entrevistas a Matthew McConaughey (en inglés): I - II - III

-Entrevistas a Nic Pizzolatto antes y después del final de temporada.

-Entrevista a Cary Fukunaga.

-Entrevista a Patrick Clair, uno de los responsables de la cabecera.

)

-Recopilación de teorías que surgieron, tras la emisión del 1x05 "The Secret Fate of All Life", sobre la identidad del asesino. Precisamente a partir de este capítulo, me apunté al carro teorizador.

-La parodia sobre el The Yellow King es mi favorita, pero esta de The Soup sobre la particular pronunciación de los protagonistas, no se queda lejos. Al igual que la versión gatuna de la cabecera.

-¿Quieres hacerte con una camiseta de la serie?

-Dos GIFs para usar siempre que lo consideres necesario. Muy útiles, aviso.


-Recopilación de carteles minimalistas.

-Tutorial para hacer tus propios muñecajos de lata.

-Una completa infografía y un glosario sobre los personajes y otras claves.

-Recopilación con algunas de las posibles parejas protagonistas para la segunda temporada y que tanto juego dieron gracias al hashtag #TrueDetectiveSeason2: I - II

)

-Imagino que si has visto el final, llevas un par de días escuchando este tema musical en bucle. HBO se olía la tostada y muy acertadamente lanzó este fantástico tributo para la ocasión. Este vídeo, entre otros muchos extras, lo podrás encontrar en la web oficial: DarknessBecomesYou.

Ni que decir que cualquier link, del tipo que sea, que tengáis por ahí guardado y queráis compartir con el resto, estaré encantado de añadirlo al arsenal. Especialmente si es sobre el final, que todavía no he tenido la oportunidad de leer nada de nada sobre el tema. Toca ponerse manos a la obra...

ACTUALIZACIÓN: Marchando nuevas incorporaciones a la colección de este arsenal...

-En Objetivo TV: "True Detective inspira arte"

-En Nosoprano: "True Detective: el padre adúltero y el nihilista comprometido"

-En A Ver Series: "True Detective Fandom Art"

-En TV Spoiler Alert: Curiosidades sobre esta primera temporada.

-En Objetivo TV: "True Detective inspira arte"

-En Chica de la Tele: "La importancia de contar bien las cosas"


-En Series para Gourmets: "True Detective: El superlativo como nueva unidad de valoración"

-En Diamantes en Serie: "True Detective: el jarrón y el vacío"

-En Seriéfilo: "True Detective, McConaughey y la excelencia, ¿o no?"

-En El Destilador Cultural: "Domingo de serie: True Detective (1ª Temporada)"

-En El Diario de Mr. MacGuffin: "La lostificación de True Detective"

-En Lo Que yo Te Diga: "Cine en serie: True Detective, sobre finales y expectativas"

-En Los Lunes Seriéfilos: "True Detective. Lo que fue. Y lo que nos deja"

-En El Destilador Cultural: "Los eslabones perdidos de True Detective"
Seguro que a estas alturas todos sabéis que Amazon Prime ha puesto a disposición de sus usuarios una segunda hornada de capítulos pilotos para que sean ellos con sus visionados y valoraciones los que "decidan" cuáles terminarán recibiendo la ansiada luz verde. Así, esta plataforma de contenidos online repite con una estrategia, la del escaparate del capítulo piloto, de la que salieron sus dos primeros títulos originales, 'Alpha House' y 'Betas'. Dos comedias que se estrenaron a finales del año pasado y que, como se suele decir, han pasado sin pena ni gloria. Con la intención de conseguir una mayor repercusión, en esta ocasión, Amazon apuesta también por sus primeros dramas. Entre los que se encuentra ‘The After’, un proyecto que ha levantado mucha expectación por el simple hecho de tener detrás a Chris Carter. No es para menos, pues este guionista, productor y director llevaba más de una década alejado del mundillo televisivo. Concretamente desde que se emitió el último capítulo de ‘Expediente X’, allá por mayo del 2002. Casi 12 años de retiro...

Desde el final de este icono de la televisión, no se volvió a saber nada de Chris Carter hasta que abandonó su retiro, de manera provisional, en 2008. Lo hizo para escribir, producir y dirigir el segundo salto a la gran pantalla de su gallina de los huevos de oro. Un salto tan innecesario como desaprovechado y, que para más inri, acabaría impidiendo la llegada de los hombrecillos verdes en 2012. Tal y como esperábamos todos los seguidores de los Detectives Mulder y Scully. Pese al batacazo (de taquilla y crítica) de 'Creer es la Clave', reconozco que su regreso a la ficción televisiva consiguió despertar curiosidad. Por hacerlo después de tanto tiempo y por llegar con un proyecto de ciencia ficción sin ninguna conexión con su franquicia estrella. Por si alguien lo desconoce, apuntar que durante la época en la que 'Expediente X' todavía seguía emitiéndose, también creó otras tres series para FOX. Dos spin-off, 'The Lone Gunmen' y 'Millenium', mientras que la tercera en discordia, 'Harsh Realm', fue un experimento que tan solo duró tres episodios. Doces años después, ahora pretende sumar un nuevo título a su CV. Siempre y cuando los usuarios de Amazon decidan dar su voto de confianza a 'The After'. ¿Se los ha ganado?

'The After' sigue a un grupo de ocho personas que se conocen al quedar atrapadas en un ascensor mientras afuera, sin ser ellos conscientes, un incidente desconocido lleva al mundo entero hacia una situación apocalíptica. Una premisa ambiciosa que se pierde por el retrete al poco de arrancar. Por culpa de un casting de tercera, una puesta en escena y realización deplorables, pero sobre todo, por un guión que no hay por dónde cogerlo. Durante 55 minutos, que es lo que dura la criatura, Chris Carter hace alarde de una preocupante falta de imaginación, no consigue generar tensión e intriga y todavía se permite el lujo de repetir situaciones, caer constantemente en tópicos y situaciones paródicas, etc. El que un día perfilara a una de las parejas más míticas de la televisión, Fox Mulder y Dana Scully, presenta aquí a ocho protagonistas planos, sin matices y que además no dejan de comportarse y hablar como idiotas. Imposible empatizar e interesarse por unos personajes así.

En cuanto al potencial de la premisa, ni siquiera saca partido a la pregunta del millón (¿qué demonios ha sucedido?), mientras que el apartado de misterios queda limitado a un par de interrogantes que se abren en la recta final con el simple afán de picar la curiosidad. Por mucho que me tiren este tipo de historias de supervivencia con un gran enigma como motor central de los acontecimientos, tengo claro que no vería el siguiente capítulo en el supuesto de que Amazon le diera luz verde. Con una dosis he tenido más que suficiente. Además, como el apocalipsis está tan de moda, no tendré que esperar mucho para probar suerte con otro proyecto de características similares... y difícil será que no supere a esta propuesta. A Chris Carter nadie le podrá negar que uno de los principales iconos de la televisión lleva su firma, pero del mismo modo, con 'The After' ha evidenciado que doce años de retiro pasan factura a cualquiera. Incluso al creador de 'Expediente X'.

PD: Ayer (5 de marzo) este Carrusel de Series cumplía 6 AÑOS. En esta ocasión no he tenido tiempo para preparar una celebración especial pero, igualmente, no quería quedarme sin daros a todos las gracias por seguir subidos en él, leyendo y comentando la jugada después de tanto tiempo. Seis temporadas con más de 1.630.000 de espectadores, 14.000 comentarios, 1000 capítulos... y los que quedan por emitirse. Este carrusel seguirá dando las vueltas que hagan falta y espero seguir contando, como hasta hoy, con la presencia y participación de todos vosotros. ¡Muchas gracias!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Californication

¡Participa!

Trailer: 24 Live Another Day

¡Súbete!

BSO: HIMYM 2x24

Póster de la Semana

Póster de la Semana

Tributo

Frase del Día

¿No te dije que ibas a desear que te hubiera matado yo? Bueno, ¿no es así?

Raylan Givens (Justified)