Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las diversas modalidades de pago en Sons of Anarchy

Moltisanti

Recomendación de la semana

Todo lo bueno también debe llegar a su fin

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hipnotia

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las "series de película" que se avecinan en 2014

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Los spoilers están por todas partes

Moltisanti

Recomendación de la semana

Esta canción ya está cogida

Moltisanti

Recomendación de la semana

La cuatro de cinco de Arrested Development

Moltisanti

Recomendación de la semana

AMC no puede vivir eternamente de las rentas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Doctorchwood

Moltisanti

Recomendamos

The Shield vs. The Wire

Moltisanti

Recomendamos

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendamos

Mi Lista Negra de Series

Moltisanti

Recomendamos

¡'The Leftovers' de mi vida!

Publicado por Moltisanti On 17:05 8 comentarios
La pretensión de Damon Lindelof con ‘The Leftovers’ era tan ambiciosa como arriesgada. Esta fue la única conclusión que saqué en claro tras ver el piloto del nuevo drama de HBO. Un capítulo que me dejó sin saber muy bien qué opinar, pero con muchas ganas de continuar. Pese al desconcierto inicial, tardé poco en darme cuenta (con su tercer capítulo) que ‘The Leftovers’ iba a encantarme.

Antes de comenzar con el repaso a su primera temporada, y como se suele decir, al César lo que es del César. Damon Lindelof sale airoso de una contienda que se antojaba como un auténtico reto/papelón. Consecuencia de arrancar con un detonante tan potente para, a continuación, pretender que el público se olvidase de semejante misterio (y evitar que malgastara su aliento formulando preguntas que quedarán sin respuesta) para centrarse exclusivamente en los personajes y sus respectivos dramas personales, colocando al espectador en la misma situación de "mirar hacia adelante" que los propios protagonistas tienen que afrontar tras las desapariciones.

En lo que a mí respecta, Damon Lindelof ha cumplido con su propósito. Reconozco que pensaba que era un reto/papelón demasiado ambicioso, y con muchas opciones de acabar convertido en un dramón pretencisoso, pero eso sólo hace que su labor (como co-creador y co-guionistas de estos 10 episodios) tenga aún más mérito. Los personajes me han interesado tanto que no me ha costado obviar que todo arrancó con un gran misterio. Me apetecía un drama sobre consecuencias más que uno de búsqueda de respuestas y eso es lo que me he encontrado. Lo que no esperaba era que me fuera a parecer toda una experiencia audiovisual. Una rematadamente estimulante.

Sólo me hicieron falta dos sesiones de preparación para vislumbrar que ‘The Leftovers’ iba a merecer mucho la pena. Y es que a la tercera me atizó con su primer golpe de efecto en forma de uno de mis episodios favoritos de lo que va de año. Aquel 1x03, “Two Boats and a Helicopter”, vino a ser una demostración de todo el potencial que podría llegar a dar esta historia sobre la pérdida y la desolación mientras se hace lo que se puede por seguir adelante a raíz de un evento inexplicable y de tal magnitud que es capaz de cambiarlo todo y a todos para siempre.

El capítulo, centrado en el reverendo Matt Jamison, un personaje que apenas había aparecido en la fase de rodaje, contiene muchos de los rasgos definitorios de esta primera temporada. Destaco que saca mucho partido al original contexto religioso en el que se desarrolla la acción; apuesta por un estilo de presentación de personaje en el que nadie es lo que parece a primera vista hasta que llega el momento de revelar y explotar el background del personaje de turno, dando una vuelta completa a la percepción sobre el mismo; no tiembla a la hora de recurrir a escenas duras, crudas y, en ocasiones, espeluznantes; siembra misterios difuminando, pero sin llegar a cruzar del todo, la línea entre lo real y lo fantástico/divino; cuesta distinguir si lo que está sucediendo es cierto, un sueño o un simple acto derivado de la locura; y, finalmente, no deja a nadie indiferente.

A modo de curiosidad, señalar que el título de “Two Boats and a Helicopter” tiene relación directa con las señales que (en forma de palomas) le llegan al reverendo mientras trata de hacer lo imposible por salvar su iglesia. Una trama basada en una vieja parábola sobre un hombre que no acepta ser rescatado por nadie durante una inundación porque prefiere esperar a que Dios intervenga y le salve; cuando el hombre muere ahogado, y llega al cielo, pregunta a Dios por qué nunca le ayudó, a lo que Dios responde que sí que lo hizo y que le mandó dos barcos y un helicóptero para rescatarle. Una interesante parábola que descubrí viendo ‘Boardwalk Empire'.

Además del 1x03, sin contar el broche de oro servido como final de temporada, los otros dos capítulos más potentes también son múltiplos de tres. El 1x06 “Guest”, donde se profundiza sobre la enigmática Nora Durst. Al igual que el episodio del reverendo, aquí sólo se sigue a este personaje para extraerle todo el jugo posible. Y vaya que si lo hace. Esta cita también ofrece uno de los momentos más intensos de la temporada en forma de "purificación del dolor". En cuanto al 1x09 “The Garveys at Their Best”, propone un viaje a la época anterior a los sucesos del 14 de octubre, o lo que es lo mismo, muestra cómo eran los principales protagonistas antes de convertirse en unos auténticos miserables. Un capítulo fascinante, que llegó en el momento oportuno (con ciertos retoques podría pasar como primer episodio aunque así nunca hubiera gozado del mismo impacto emocional) y que revela, finalmente, los motivos que llevaron a la desintegración de los Garvey.

Después de someter al espectador a un viaje repleto de alteración, desconcierto y desolación, Lindelof remata la función con un atisbo de esperanza, sirviendo en bandeja una catarsis que me ha recordado al efecto purificador de los abrazos de Wayne. Un final de temporada que casi que podría pasar como final de serie, pese a que deje varios asuntos sin resolver. Unos cabos sueltos que son, precisamente, los que pueden desplazar varias tramas (y, en consecuencia, a la serie en sí misma) hasta un terreno fantástico durante la próxima temporada, como sucedería si se descubre que, por ejemplo, el abuelo Garvey no está loco, si Wayne no es un fraude y si el "pequeño" es especial. Sinceramente, prefiero que continúe sacando partido a la vía realista (aunque no cese a la hora de juguetear con situaciones desconcertantes) que tan bien le ha funcionado.

Me parece oportuno, también, hacer una mención especial a la sinergía de los apartados visual y musical. Clave para que la serie llegue a emocionar de la manera que lo hace. Sin ir más lejos, el último capítulo es, en este aspecto, un auténtico recital. No exagero si digo que la banda sonora (a cargo de Max Ritcher) es una de las partituras más sobrecogedoras que recuerdo haber escuchado en una serie de televisión. Pelacos de punta. La misma sensación que me provocaron muchos de los momentos más impactantes de la temporada. Y es que, como señalaba antes, no se escatima a la hora de recurrir a escenas que pueden herir la sensibilidad del público. Siendo la pedrada del arranque del 1x05, la mejor prueba de lo que digo. Una secuencia que interpreté como un último aviso para navegantes antes de entrar de lleno en el espeluznante plan de los Fumadores Blancos.

En última instancia, me gustaría resaltar la labor del elenco de actores y actrices. Empezando por el propio protagonista, Justin Theroux (Kevin), siguiendo por Amy Brenneman (Laurie), Carrie Coon (Nora), Ann Dowd (Patti) o Paterson Joseph (Wayne). Sin olvidame del papelón de Christopher Ecclestone (Matt) en aquel "Two Boats and a Helicopter", por supuesto. Si hasta los adolescentes cumplen con creces. ¿Rascarán alguno una nominación en los Emmys?

Estamos teniendo un gran 2014 en materia de estrenos y 'The Leftovers' es la última prueba de ello. 100% recomendada. Damon Lindelof contó que tenía un plan maestro de seis temporadas, así que ahora a esperar que pueda completarlo. Lo digo porque las audiencias no han sido ni mucho menos tranquilizadoras (de ahí que su renovación se hiciera algo de rogar), pero ojalá que HBO siga apostando por la serie durante muchos años más. 'The Leftovers' sigue y tiene que seguir aquí.
El próximo 19 de septiembre llega a España, por primera vez, la colección completa con las ocho temporadas de 'Dexter' en DVD, como edición de coleccionista, en una recreación de la caja de muestras de sangre del asesino en serie más popular de la televisión. Un auténtico tesoro para cualquier seguidor de la serie y que a mí me encantaría tener en mi estantería.

Esta edición, además de contener las ocho temporadas en una fantástica recreación de la auténtica caja de muestras de sangre utilizada por Dexter Morgan para catalogar a las víctimas en la serie, también incluye diferentes extras diseñados y creados especialmente para esta colección. Grafix: El Arte de Dexter, que incluye fotografías, materiales realizados por los fans e iconografía e imágenes utilizadas durante las campañas promocionales. También contiene un nuevo disco de extras donde acceder a más de cuatro horas de entrevistas tras las cámaras o reportajes.

Ojalá pudiera llegar y ofrecer una de estas colecciones, pero como no puede ser, entre los lectores de Carrusel de Series, voy a sortear tres delantales que imitan los que usa Dexter para no mancharse de sangre (como el de la imagen). Un regalo perfecto y con cierta guasa para hacer a cualquier seguidor de la serie, preparar una cena o disfrazarte emulando al bueno de Dexter.

Para conseguir uno de los tres delantales tan solo tienes que dejar un comentario en esta misma entrada o en la correspondiente del Facebook de Carrusel de Series, respondiendo a la siguiente pregunta: ¿Cuál es tu temporada favorita de 'Dexter'?

No olvidéis dejar también vuestra DIRECCIÓN DE CORREO ELECTRÓNICO para que pueda contactar con los vencedores. En cuanto a los requisitos de participación, el sorteo es exclusivo para residentes en territorio peninsular.

De entre todos los participantes, los ganadores serán elegidos al azar y, a los pocos días, recibirán en su casa el delantal sin gasto alguno por su parte. El sorteo finalizará el día 25 de septiembre a las 23:59 (hora peninsular española) y, al día siguiente, actualizaré esta misma entrada con el nombre de los ganadores. ¡Mucha suerte! 
En “Resurrection no es un remake de Les Revenants”, raspé por encima un tema que suele generar bastante polémica cada vez que se presenta un nuevo caso. Me estoy refiriendo a la utilización de “la nueva serie de…” como gancho promocional. Una de las estratagemas más recurrentes a la hora de vender una serie y una sospechosa habitual de la televisión contemporánea. Una práctica que está ligada, especialmente, a dos nombres propios: Steven Spielberg y J.J. Abrams. ¿Os suenan, verdad? El tirón de estos dos directores, productores, guionistas, reyes midas del cine y la televisión, resulta innegable, por lo que nadie debería sorprenderse de que sean empleados como carnaza para el público general. Sin embargo, tengo la impresión que, cada vez más, la gente ya no se traga cualquier novedad por el simple hecho de llegar amparada por la presencia de Spielberg y Abrams como productores ejecutivos. Debido a que su escasa implicación en estos títulos, hace tiempo que pasó a ser un secreto a voces. Y como es normal, una vez el truco es desvelado... la magia se rompe.

La figura del productor ejecutivo en la pieza angular de cualquier serie de televisión. Que el caso concreto de estos dos magnates (y otros tantos parecidos) no lleve a confusiones innecesarias. Con Spielberg y Abrams lo que sucede es que son los fundadores y propietarios de Amblin TV y Bad Robot, respectivamente, dos de las compañías de producción más importantes dentro de la industria televisiva americana. Esta condición implica que siempre aparezcan figurando como productores ejecutivos de todos los títulos producidos por sus respectivas compañías, ya que por algo son los jefes de todo, pese a que no tengan una participación activa en los mismos. Mientras tanto, la mano de obra pesada recae en el creador (y habitualmente showrunner de turno) y en el resto de productores ejecutivos, etc. Un hecho que no evita que todos ellos caigan en el olvido durante las campañas de marketing y comunicación. Acaso, por utilizar un par de ejemplos, ¿quién recuerda (sin buscar en IMDB) cómo se llamaban los creadores de 'Terra Nova'? ¿Y los de 'Alcatraz'?

J.J. Abrams nunca se ha escondido a la hora de reconocer que dejó de estar al corriente de lo que se cocía tanto en ‘Lost’ como en ‘Fringe’, coincidiendo con su ascenso cinematográfico, siendo otros (Damon Lindelof y Carlton Cuse/J.H. Wymann y Jeff Pinkner) los máximos responsables de sacarlas adelante. Si esta era su implicación en dos títulos co-creados por él mismo, y de los más célebres de Bad Robot, no me quiero ni imaginar la mano que tuvo que meter en otros más recientes como ‘Almost Human’ o ‘Alcatraz’. Por el contrario, Steven Spielberg aprovecha siempre que puede para dejar alguna evidencia sobre su trabajo en las series de Amblin TV. Por ejemplo, comentó que fue el responsable de escoger los diseños de los alienígenas de ‘Falling Skies’ o que convenció a Halle Berry para que diera el salto a la televisión como protagonista de 'Extant'. Dicho esto, evidentemente, desconozco la implicación real de ambos, pero me tiro a la piscina para decir que quizás en la fase de desarrollo de un nuevo proyecto, e incluso en la de pre-producción, aporten sus granitos de arena en forma de ideas que nadie les discute (que para algo son los jefes), pero una vez dado el pistoletazo de salida, no me cabe duda que se limitan a firmar los cheques, despreocupándose por completo y delegando en sus responsables de confianza. Así, serie tras serie.

Bad Robot/J.J. Abrams lleva produciendo series desde 2001, siendo ‘Alias’ la primera de una lista compuesta por once títulos hasta la fecha, de los cuales cinco no consiguieron pasar de la primera temporada ('Six Degrees', 'Undercovers', 'Alcatraz', 'Almost Human' y 'Believe'). En la actualidad, únicamente cuenta con una serie en parrilla, ‘Person of Interest’ (CBS). Algo sorprendente si se piensa que no hace mucho, en 2012, tenía cuatro títulos en emisión. Precisamente, cuatro es el número de producciones emitidas por Amblin TV/Steven Spielberg durante este 2014: 'The Americans' (FX), 'Falling Skies' (TNT), 'Under the Dome' (CBS) y 'Extant' (CBS), a las que próximamente se sumarán nuevas propuestas como 'Red Band Society' (FOX), 'Public Morals' (TNT) y 'Whisperer' (ABC). En cuanto a los proyectos que actualmente están preparando ambas compañías, Bad Robot está liada con los pilotos de 'Westworld' para HBO y 'Roadies' para Showtime, mientras que Amblin TV tiene confirmada la serie del videojuego de 'Halo', también para Showtime, y un compromiso para la adaptación de la película 'Minority Report' para FOX, junto a un buen porrón de desarrollos que mejor evito repasar.

En consecuencia, Amblin TV está ganándole la partida a Bad Robot en la actualidad, o lo que es lo mismo, durante los próximos meses, toca prepararse para leer aquello de "la nueva serie de Steven Spielberg" muchas más veces que "la nueva serie de J.J. Abrams". Quedáis avisados.
Después del mes de desconexión, arranco la Temporada 2014/15 del Carrusel de Series. Para volver a coger el ritmo, voy a repasar dos (de los muchos) temas que dejé pendientes antes de las vacaciones y que me apetece comentar antes de centrarme en todo lo que se avecina en este nuevo curso seriéfilo. Para esta puesta en marcha, propongo un menú ligerito compuesto por la primera temporada de 'Silicon Valley' y el final de la cuarta temporada de 'Game of Thrones', dos de los tres platos (no me olvido de 'Veep') que ofreció HBO durante la pasada primavera.

Con los finales de 'How I Met Your Mother', 'Californication' y 'Wilfred', me di cuenta que en mis "actualmente viendo" y "esperando a ver", sólo me iba a quedar con una comedia, 'It's Always Sunny in Philadelphia', que encima no estrenará nueva temporada hasta enero. Así es como me dio por comenzar 'Silicon Valley', la última apuesta del género a la sombra de los dramas made in HBO.

Nada resumen mejor mi opinión sobre 'Silicon Valley' como decir que me bebí los ocho capítulos de su primera temporada en un par de sorbos. Me llevó más tiempo decidirme a verla que hacerlo. Tal cual. Toda una grata sorpresa la que me he llevado con esta especie de 'Entourage' en el universo de  'The I.T. Crowd'. Esta nueva sátira cambia el glamuroso mundo de Hollywood por el de los nerds de la cuna de la informática moderna. Y, pese que a priori no me llamaba demasiado este contexto, la serie me ha convencido como hacía mucho tiempo que no lo conseguía una comedia. Incluso sabiendo que estos ocho capítulos son sólo un entrante, pues este tipo de propuestas siempre necesita de un mayor rodaje para extraer el jugo a todos sus personajes y situaciones. Utilizando a la propia 'Entourage' como ejemplo, tan solo recuerdo cómo fue su primera temporada y en lo que acabó convirtiéndose poco después. El "séquito" de Hendricks tiene un gran potencial pensando en lo venidero y con eso me quedo hasta que llegue la hora de hincarle el diente a la siguiente tanda de capítulos. Lo que no cambia que esta primera entrega me haya dejado una buena pila de grandes momentos y risas. Del estilo del "retiro espiritual" de Elrich, el viaje en coche automático de Jared, el mural/logo, la "proposición" de la novia gótica o el secreto detrás del éxito de Burger King.

Después de un 2013 muy fallido en el terreno de la comedia, con las cancelaciones de 'Family Tree' y 'Hello Ladies' y la renovación in extremis de 'Getting On', HBO parece haber vuelto a dar en la diana con 'Silicon Valley', aunque si ahora me voy a poner a hablar de tiro al arco, mejor dejar paso a uno de los grandes protagonistas de la actual joya de la corona del canal que no es televisión.

Después de dedicar tres entradas a la cuarta temporada de ‘Game of Thrones’, no me podía quedar sin escribir unas líneas sobre su final. Sin importar que hayan pasado varios meses desde su emisión. A partir de aquí, coloco el correspondiente aviso de ¡Atención Spoilers!

Como era de esperar, en el espectacular 4x10 “The Children”, pasaron millones de cosas. A destacar, como casi siempre, el elevado número de personajes que pasaron a formar parte del popular parte de bajas de la serie: Tywin, Shae, Jojen y el Perro. Unas bajas que amplían la sensación de punto y aparte que en general deja este capítulo, especialmente para Tyrion y Arya, con ambos abandonando Poniente y muy cerca de completar su transición al lado oscuro. Bran también merece una mención especial, pues tras una temporada en la que ha aparecido lo justo y necesario, por fin, parece que su viaje profético va a cobrar interés. O, por lo menos, eso espera este servidor. Algo parecido a la situación de Stannis y su séquito, una vez han llegado al Muro para juntarse con un Jon que ha ganado muchos puntos en esta temporada, sobre todo, después de erigirse como la estrella del particular “Aguasnegras” de esta campaña. Un espectáculo visual al que le faltó propiciar un avance narrativo. Por último, la Montaña sigue vivo. O algo así. Lo digo porque di por finiquitada su participación tras el combate con Oberyn. ¿Regresará convertido en una especie de Frankenstein? Para responder a esta y otra muchas preguntas sólo queda esperar hasta la primavera del año que viene. Los parones de ‘Juego de Tronos’ se hacen más largos que ese invierno que sigue sin asomar.
Con motivo del lanzamiento del DVD y Blu-ray™ de la tercera temporada de ‘Suits’ en España, este próximo viernes 22 de agosto, desde Universal me proponen un nuevo sorteo para que un lector de Carrusel de Series se lleve uno de los packs en DVD a casa. Totalmente gratis.

Para aquellos que todavía no conozcan ‘Suits’ (USA Network), apuntar que se trata de un drama legal que sigue a dos abogados, Harvey Specter y Mike Ross. El primero es un poderoso consejero en uno de los bufetes más importantes de Nueva York, mientras que el segundo es un joven brillante sin título universitario. Un secreto que Harvey está dispuesto a guardar para convertir a Mike en su particular aprendiz y en un prodigio de la abogacía.

La tercera temporada comienza con un giro en los acontecimientos. Después de fusionarse con un prestigioso bufete británico, la relación entre Harvey y su jefa y mentora Jessica Pearson está pasando por un momento extraño. Ella terminará por pedirle a Mike algo impensable: que traicione a Harvey. Mientras, las cosas entre Mike y Rachel se complican todavía más después de que él por fin le cuente su secreto: nunca fue a Harvard.

En el pack de DVD encontraréis sus 16 capítulos disponibles tanto en versión original subtitulada como doblada al castellano. Además, viene cargado de material extra que incluye escenas eliminadas, tomas falsas, un final alternativo, un detrás de las cámaras y varios webisodios.

Para conseguir el DVD de la tercera temporada de ‘Suits’ tan solo tienes que dejar un comentario en esta misma entrada o en la correspondiente del Facebook de Carrusel de Series, respondiendo a la siguiente pregunta: ¿Qué diferencia a 'Suits' de otros dramas legales?

No olvidéis dejar también vuestra DIRECCIÓN DE CORREO ELECTRÓNICO para que pueda contactar con el vencedor. En cuanto a los requisitos de participación, el sorteo es exclusivo para residentes en territorio peninsular.

De entre todos los participantes, el ganador o ganadora será elegido al azar y, a los pocos días, recibirá en su casa el DVD de ‘Suits’ sin gasto alguno por su parte. El sorteo finalizará el día 2 de septiembre a las 23:59 (hora peninsular española) y, al día siguiente, actualizaré esta misma entrada con el nombre del ganador. ¡Mucha suerte! 

ACTUALIZACIÓN: La ganadora del DVD de la tercera temporada de 'Suits' es Morsabelga/Ana García. ¡Enhorabuena! Muchas gracias a todos por participar y suerte en futuros sorteos.
Pasa el tiempo y sigo sin dedicarle unas merecidas líneas a la primera temporada de 'Fargo'. Sin duda, una de las series revelación de este fructífero 2014. Para muchos, directamente el mejor estreno del año. Hasta que me ponga manos a la obra (si es que finalmente consigo hacerlo), en primer lugar, quiero compartir este fantástico "Fargo y los dominios del lobo" de Diamantes en Serie, para a continuación subir a los protagonistas de esta primera entrega a la Elección del Mejor Personaje. Aprovechando así que esta semana FX ha confirmado que renueva la serie por una segunda temporada. Como sabréis, 'Fargo' es una antología por temporadas, al igual que 'American Horror Story' y 'True Detective', así que cada año cambiará de historia, personajes (aunque este punto tiene cierto truco) y reparto. Esto es algo que se sabía desde el principio, pero por si las moscas, decidí esperar a la confirmación por parte del canal para poner en marcha una ronda que confío que será de las reñidas. You betcha.



Recordad que todavía podéis votar a vuestros personajes favoritos de:
Y no olvidéis dar una vuelta por esta galería para conocer a los vencedores de las rondas finalizadas:

Los últimos temas

Publicado por Moltisanti On 16:52 12 comentarios
La cantidad de temas y grupos musicales que he descubierto viendo series de televisión. Por suerte, la aparición de webs como Tune Find han facilitado mucho esta labor de búsqueda y captura. Hace no demasiado tiempo, resultaba bastante más complicado, desesperante e, incluso en algunos casos, inútil. Todavía recuerdo mover cielo y tierra para dar con alguna canción en concreto para, finalmente, quedarme con las ganas. Menos mal que nunca me pasó con los últimos temas. Aquellos que preparan el terreno y acompañan la despedida de una serie, pero que además, tienen el don de acabar metidos en la cabeza más que ningún otro, pasando de ser absolutos descubrimientos a convertirse en piezas imprescindibles que no te cansas de escuchar en bucle... incluso con el paso de los años. Sin obviar que la gran mayoría pasan a la historia, sin importar lo satisfactorio que sea el final al que acompañan. Por eso mismo, va siendo hora de dedicarles un merecido tributo.

Battlestar Galactica: Jimmy Hendrix - All Along the Watchtower


Breaking Bad: Badfinger - Baby Blue


Californication: Elton John - Rocket Man


Entourage: Led Zeppelin - Going to California


Friday Night Lights: Delta Spirit - Devil Knows You're Dead


How I Met Your Mother: The Walkmen - Heaven


Skins (Vol.1): MGMT - Time to Pretend


The Sopranos: Journey - Don't Stop Believin'


Six Feet Under: Sia - Breathe Me


True Detective (Vol.1):  The Hat ft. Father John Misty & S.I. Istwa - The Angry River


BONUS TRACK:  

Lost: Michael Giacchino - Moving On


En vez de quedarme con todos los que me venían a la mente, he realizado un Top 10 para dejar la puerta abierta de los comentarios y así animaros a compartir vuestros últimos temas favoritos.

De series de nicho a fenómenos de masas

Publicado por Moltisanti On 17:40 0 comentarios
Las “series de nicho” tienen el propósito de llegar a un público muy específico y, a priori, reducido. Minoritario, si se prefiere. Una parte de la audiencia total que busca propuestas diferentes y que está necesitada de formatos, géneros e historias (casi) sin explotar. Para que nos entendamos, persiguen ese tipo de ficción que, por normal general, suele asociarse automáticamente con el cable americano. Al menos esto es lo que dicta la teoría (generalizada), pues como se dice siempre, luego en televisión todo es posible. Especialmente en ese faro de la ficción internacional que es Estados Unidos. Donde igual te encuentras con un producto como 'Hannibal' emitiéndose en abierto por NBC, como con que una serie de nicho, con el paso del tiempo y de las temporadas, acaba convertida en un fenómeno de masas. Para sorpresa de todos. Exactamente esto es lo que sucedió con 'Game of Thrones', 'The Sopranos', 'Breaking Bad' o 'The Walking Dead'. Auténticos revienta audímetros e iconos televisivos (y de la cultura popular) que nadie esperaba que lo fueran a ser. Ni siquiera sus propios responsables. Y muchos menos los canales que apostaron por ellas.

Destaco tan solo estos cuatro títulos, más que nada porque son los que considero como los principales referentes de series de nicho que han acabado siendo fenómenos globales. El caso de 'Game of Thrones', quizás, sea el menos sorprendente de todos, pues al adaptar una saga literaria que había vendido millones de libros antes de que HBO nos pusiera a medio mundo a tatarear el "na na na na na", partía con cierta ventaja. Sin embargo, esto no debe restar ningún mérito al hecho de que un drama fantástico esté consiguiendo reunir millones de espectadores frente al televisor por todo el globo. Tan solo hay que recordar que el primer capítulo emitido por HBO reunió a 2.200.000 de curiosos. Y que tres años después, ya estaba reuniendo a cinco millones más. Y eso sólo en el primer pase, pues contando repeticiones y visionados bajo demanda (por no hablar de las descargas), los números se disparan hasta el punto de que 'Game of Thrones', al finalizar su cuarta temporada, conseguía hacerse con el (nada despreciable) título de ser la serie más vista de la historia de HBO. Un honor que hasta ahora estaba en posesión de 'The Sopranos'. La siguiente protagonista.

Si el gran mérito de 'Game of Thrones' es haber conseguido demostrar que el género fantástico también puede aglomerar a las masas frente al televisor, el de Tony Soprano y sus dos familias directamente fue abrir, de par en par, las puertas de la edad dorada de la televisión en la que nos encontramos. Introducir al primer antihéroe en los hogares americanos cambió la percepción de la audiencia a todos los niveles. Y gracias a este hecho, hoy en día, igual seguimos a un asesino en serie que a un policía corrupto. Como si este tipo de protagonistas hubieran estado paseándose por la televisión desde siempre. Además, lo consiguió batiendo records de audiencia. A lo largo de sus seis temporadas, pasó de unos 3 millones de espectadores hasta los casi 12 millones que vieron su desenlace. Un capítulo final que, polémicas aparte, consiguió juntar más espectadores frente al televisor que el último partido de la NBA de 2007. 'The Sopranos' rompió moldes y acabó siendo más que una serie. Un fenómeno. Con el valor añadido de conseguirlo antes de la era de Twitter. Un caso que me recuerda en muchos aspectos al protagonizado, siete años después, por 'Breaking Bad'.

Cortada por la mitad a causa de la huelga de guionistas y con una audiencia en torno al millón y medio de espectadores. Este era el panorama de 'Breaking Bad' cuando finalizó su primera temporada. Por suerte, alguien en AMC (un tipo al que habrá que estar eternamente agradecidos) decidió que era preferible renovar a Heisenberg y Pinkman antes que atizarles con la guadaña de la cancelación. Y el resto es, literalmente, historia de la televisión. Tan solo volver a apuntar unos cuantos datos para entender el éxito detrás de 'Breaking Bad'. "Felina", su capítulo final, fue visto por 10.300.000 espectadores. Siendo, sin duda, uno de los mayores acontecimientos de los últimos tiempos y que, según Forbes, permitió a AMC embolsarse unos 250.000 $ por cada spot publicitario. Una tarifa que nada tenía que ver con los 75.000 $ que cobró en temporadas anteriores. Una cifras que sólo evidenciaron que 'Breaking Bad', como anteriormente pasó con 'The Sopranos', dejó de ser una serie de nicho, alcanzando (inesperada y merecidamente) la categoría de fenómeno.

Por último, toca comentar el caso de 'The Walking Dead'. Al igual que 'Game of Thrones', se trata de una adaptación, en su caso, de una serie de cómics que llevan publicándose desde el 2003. Desconozco si también se trataba de un superventas, imagino que sí, pero sinceramente no creo que importe realmente. O por lo menos, no es la base del éxito de la serie de AMC. A fin de cuentas, hace unos años, ¿quién iba a pensar que una serie de zombis iba a ser la más vista de la historia del cable? Tengo claro que ni siquiera lo pensaron en el propio canal, pues por algo sólo ordenaron una primera temporada de seis capítulos. Puede que no apostaran demasiado en el formato, pero lo hicieron que es lo que importa. Sobre todo porque se trataba de una arriesgada apuesta... que demostró ser todo un acierto desde su misma puesta de largo, donde consiguió algo más de cinco millones de espectadores. Unos datos que quedarían muy alejados de los 16 millones que obtuvo en el arranque de su cuarta temporada. Sin olvidar que ha sido coronada como la serie más vista de la temporada 2013/14 en la franja comercial, superando a 'The Big Bang Theory' y 'Modern Family'.

Los datos de audiencia logrados por estas series (de nicho) tienen aún más mérito porque al emitirse en canales del cable básico (AMC) y premium (HBO), no alcanzan al mismo número de habitantes que las ficciones emitidas en abierto. Poniendo en contexto, AMC llega al 85% de los hogares americanos suscritos a la televisión de pago (cerca de 100 millones), mientras que HBO tan solo al 30% (algo menos de 30 millones). Un factor que a la vez resulta bastante significativo para considerarlas como las series de nicho que son. O eran. O como se prefiera interpretar. De todas maneras, con esta afirmación no quiero llevar a nadie a la típica confusión de pensar que todas las series del cable son de nicho. Lo que no cambia que sea cierto que proliferan más en la televisión de pago que en abierto, como es lógico. Apuntado esto, ¿existen otros casos similares al de estas cuatro series? ¿'The Wire'? Por mucho que su repercusión y reconocimiento hayan incrementado considerablemente, sobre todo tras abandonar la sombra de 'The Sopranos', sigo pensando que para el gran público en general sigue siendo bastante desconocida. Como pasa con 'Mad Men'. No me cabe duda que también es un icono televisivo, pero los algo menos de dos millones de espectadores que vieron su último capítulo emitido, la midseason finale de su temporada final, vuelven a demostrar que se le da mejor acaparar elogios y premios que audiencia. Vuestro turno, ¿se os ocurre algún otro caso de serie de nicho que acabó siendo un fenómeno de masas?

Remato la parrafada, destacando varias consecuencias derivadas del éxito de estas cuatro series. Por un lado, incentivan a los canales a seguir arriesgando con propuestas diferentes, pero por el otro, puede que hayan subido el listón en torno a los objetivos marcados para este tipo de oferta. Por no hablar de que ahora son muchos los que piensan que como 'Breaking Bad' ha arrasado, un título similar podría hacer lo mismo tanto en la televisión en abierto americana como en cualquiera del resto del mundo. Incluida la de España. Un argumento que no puede estar más lejos de la realidad. No hay que engañarse, como tampoco hay que dejarse cegar por el forofismo que hay detrás de ese argumento. 'The Sopranos', 'Breaking Bad', 'Game of Thrones' y 'The Walking Dead' han sentado un interesante-peligroso precedente. Pero en ningún momento hay que olvidar que estamos hablando de series de nicho que, como tal, iban dirigidas a un público muy específico y, a priori, minoritario, pero que por diversas razones (algunas inexplicables), ahora forman parte de la cultura popular. A fin de cuentas, como reza el dicho, no son más que la excepción que confirma la regla.
Esta tanda de resultados, además de presentar a los vencedores de las rondas de 'Smallville' y 'Stargate Universe', va a ser la primera en la que introduzca una galería con todos los ganadores que hasta ahora, con nuestros votos, hemos coronado en la Elección del Mejor Personaje.

El título de mejor personaje de 'Smallville' va para Chloe Sullivan, la inexorable sidecar del protagonista. Lo hace holgadamente, gracias a los 133 votos recibidos (24%) de un total de 563. Acompañándola en el podio aparecen Lois Lane (13%) y Lex Luthor (11%), con 73 y 63 votos, respectivamente. Siendo los tres únicos personajes que han conseguido superar los dos dígitos porcentuales, dado que era una ronda con un elevado número de candidatos. A continuación, con un 8% del total, aparecen Tess Mercer, Jimmy Olsen y Oliver "Green Arrow" Queen, seguidos muy de cerca por Lionel Luthor (7%). A partir de aquí se abre una brecha que nos lleva hasta el octavo puesto, el que ocupa el protagonista absoluto de la serie, un Clark Kent que tan solo ha rascado 20 votos. Recibiendo casi el mismo respaldo que Kara, Lana o Brainiac. Todavía más abajo aparecen el matrimonio Kent y Pete, sin apenas apoyos. Por último, el farolillo rojo se lo lleva Jor-El que no ha recibido ni un solo voto. ¿Sorprendidos con los resultados? ¿Esperabais este podio?

El título de mejor personaje de 'Stargate Universe', como no podía ser de otra manera, va a parar al Doctor Nicholas Rush. Lo hace tras imponerse en una ronda que tampoco ha contado con una gran participación, lo que viene a señalar que todavía queda mucha gente por descubrir una de las mayores sorpresas de la ciencia ficción televisiva de los últimos años. Sea como fuere, el gran Rush se ha coronado gracias a obtener 65 votos, una cuarta parte de los 263 totales. Acompañándole en el cajón aparecen Tamara "TJ" Johansen (18%) y Elli Wallace (14%), con 48 y 38 votos, respectivamente. La cuchara de madera va a parar a Simeon, un personaje que sólo apareció en una tanda reducida de capítulos, pero que aun así parece que caló hondo. Por lo menos más que el resto de tripulantes de la Destiny, donde la gran mayoría han terminado apelotonados con porcentajes en torno al 3% y al 5%. En este grupo se encuentra el Coronel Everett Young, al que esperaba encontrar bastante más arriba. Finalmente, el dudoso honor de no haber rascado ni siquiera un solo voto se lo reparten entre Vanessa James y Varro, algo que seguro que no sorprende a nadie. ¿Satisfechos con la elección del ganador? ¿Y con los personajes que conforman del pelotón?

Como adelantaba en la introducción, aquí os dejo con la "Galería de los Campeones", que a partir de ahora acompañará cada nueva entrega de la Elección del Mejor Personaje de Serie.



Recordad que todavía podéis votar a vuestros personajes favoritos de:
Cuatro años después del final de ‘Lost’, Damon Lindelof regresa a la televisión con 'The Leftovers'. Y lo hace con una serie que arranca con un gran misterio. Sí, otra vez. Lo que ha llevado al propio guionista, dada la fama que le precede, a conceder numerosas entrevistas durante los meses previos al estreno, explicando que este nuevo drama de HBO no tratará dar respuesta al gran enigma que plantea, sino en explotar las consecuencias derivadas del detonante con el que arranca: la repentina desaparición del 2% de la población mundial. Una persona por cada cincuenta que habitan (habitaban) el planeta. Con estas declaraciones, en parte a la defensiva y en parte aviso para navegantes, Lindelof pretende aclarar que 'The Leftovers' no tiene ninguna intención de convertirse en la nueva 'Lost'. Invitando a los que decidan darle una oportunidad a que lo hagan olvidándose de los pasajeros del Oceanic 815 y centrándose en "los que todavía están aquí" tras el 14 de octubre, fecha en la que se produce este increíble acontecimiento conocido como "Rapto".

Pese a ser el estreno que más esperaba de este ajetreado verano, tengo que reconocer que finalmente he afrontado su primer episodio con bastante escepticismo. Acostumbrado como estoy a las exorbitantes campañas promocionales de HBO, me resultó muy extraño que en esta ocasión, el canal (que no es televisión) preparase el material justo y necesario y que lo lanzase con tan poca antelación. Además, los escasos teasers y trailers publicados no me dieron buena espina, como tampoco lo hicieron los dos únicos carteles promocionales disponibles. Los dos que acompañan a esta entrada. Por último, no me olvido del retraso de dos semanas en su estreno (inicialmente estaba previsto que su primer capítulo siguiera al final de la cuarta temporada de 'Game of Thrones'), motivado por un parón en la producción. Lo que nunca indica nada bueno. A raíz de todo esto, comencé a tener la impresión de que HBO no confiaba demasiado en el producto. A pesar de todo, desde que el proyecto recibió luz verde en septiembre del año pasado, tenía claro que acabaría picando el anzuelo. Tenía demasiadas ganas de ver qué tenía preparado Lindelof en su regreso a televisión (y estreno en el cable) y de comprobar si acertaría con la apuesta de arrancar la historia con un gran misterio al que no pretende dar explicación (como tampoco lo hace el libro homónimo en el que se basa). Un detonante que no llego a considerar un macguffin, pero casi.

Admito que me apetece más una historia sobre consecuencias que una de respuestas, pero después de ver el primer capítulo, considero que Damon Lindelof (junto a Tom Perrotta, co-creador y autor del libro en el que se basa la serie) tiene un señor reto/papelón por delante. En esta toma de contacto, la gran mayoría de personajes sólo son presentados por encima, pero resulta complicado vislumbrar que adquirirán semejante interés como para distraer a la audiencia de la cantidad de interrogantes que genera su detonante. ¿Por qué se produjo esta desaparición súbita del 2% de la población? ¿Por qué sólo humanos? ¿Es un acto divino? ¿El éxtasis? Y así podría tirarme un buen rato. Demasiadas incógnitas como para pedir a la audiencia que haga el favor de no preguntarse qué pasó y se centre en los personajes. Pues al fin y al cabo, la pretensión de Lindelof con ‘The Leftovers’, no es otra que poner a la audiencia en la posición de los protagonistas, de manera que deben olvidarse de los desaparecidos para poder seguir adelante. Una pretensión que el co-creador pretende alcanzar, partiendo con la ventaja de poder confeccionar un proyecto hecho a su medida. Apoyándose en la base misteriosa del concepto, pero sin la obligación de tener que dar explicaciones, con total libertad para volcarse en el desarrollo de los personajes. Todo ello desde un enfoque melancólico y dentro de un contexto religioso. Con tales ingredientes, a priori, la serie no podría pintar mejor, pero a la vez, considero que corre el riesgo de convertirse en un dramón pretencioso si no es encauzado correctamente. Lo dicho, un auténtico reto/papelón el de Lindelof.

En cuanto al piloto en sí, reconozco que me ha dejado sin saber muy bien qué opinar. Arranca con un prólogo para a continuación situar la acción tres años después del inexplicable suceso que ha cambiado todo y a todos para siempre. En la víspera del tercer aniversario del "Rapto". Una vez te sitúa, de manera un tanto confusa y desconcertante, comienza con el carrusel de presentaciones de los protagonistas y de sus demonios personales dentro de este marco. El jefe de policía, la alcaldesa, el grupete de adolescentes, una pareja de prometidos, un gurú... y los Fumadores Blancos. Los cincuenta miembros de una de las muchas sectas que parece que se han formado tras los eventos del 14 de octubre. Estos aportan el toque hortera e inquietante de la historia y son lo más destacable de la toma de contacto. Dado que no quiero entrar a detallar nada de lo visto, pese a que tampoco haya demasiado que destripar, a modo de conclusión, me quedo con que en su arranque, 'The Leftovers' cumple con el objetivo principal al que tiene que aspirar cualquier primer episodio de una serie: dejar al espectador con ganas de repetir a la semana siguiente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: The Leftovers

¡Participa!

Trailer: Supernatural T10

¡Súbete!

BSO: Six Feet Under 5x04

Póster de la Semana

Póster de la Semana

Tributo (Spoilers)

Frase del Día

Lester, ¿esto es lo que quieres? ¿Sí o no?

Lorne Malvo (Fargo)