¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Elección Mejor Personaje: Deadwood

Publicado por Moltisanti On 13:36 6 comentarios
Si me pusiera a hablar de las virtudes de Deadwood, no pararía hasta mañana, pues por algo es uno de los máximos referentes del sello de calidad (con todo lo que eso implica) de la HBO. Como hoy toca lo que toca, elegir a su mejor personaje, no pretendo ponerme a recomendarla con propiedad... aunque nunca está de más hacerlo, todo sea dicho. Decir que he aplazado subirla a la palestra de la Eleccion del Mejor Personaje por el simple motivo de que soy muy consciente de que no somos demasiados los que hemos disfrutado del "Fucking Deadwood", pero creo que por mucho que espere, la cosa va a continuar exactamente igual, por lo que no tiene sentido demorar más su elección. Por muy dura y difícil de seguir que sea, al llevar a la enésima potencia lo del ritmo característico de las grandes producciones de la HBO, Deadwood es tan grande que hasta que no la finalizas, no sabes lo afortunado que has sido por haber podido disfrutar de este western de principio a fin... bueno, ese prematuro final con el que la HBO nos dejó a medias al cancelarla después de su tercera temporada.

Lo ves, ya me estoy enrollando más de la cuenta, cuando debería estar mencionando que no ha sido nada sencillo elegir a los candidatos que optarán a convertirse en nuestro personaje favorito de la serie, pues estamos hablando de un grupo muy numeroso, de entre los cuales hay varios para el recuerdo de la historia de la televisión. No he podido evitarlo y he decidido añadir a todos los principales protagonistas de la serie (es lo menos) y a los secundarios más significativos, por lo que Deadwood va a tener el honorcillo de ser la serie que más candidatos va a tener en su ronda hasta el momento. El resto inevitablemente tendrán que pertenecer a la menospreciada opción "Otro". Este es el caso de gente como Johnny Burns, A.W. Merrick, Mr. Ellsworth, Silas Adams, Martha Bullock, Leon, Francis Wolcott, y un largo etcétera más. Con lo pequeño que era el pueblo y lo grandes que eran sus habitantes. La verdad, tampoco debería haberme comido tanto la cabeza con esta ronda, cuando está claro quien mandó por Deadwood y hará lo mismo por esta elección, pero como casi siempre que se suele dar esta circunstancia, termina resultando más interesante ver que otros personajes van acumulando votos y quienes desgraciadamente se quedan con el casillero a cero. En serio, como me lo paso con estas elecciones del mejor personaje de serie. ¡Todo listo, el piano del "Gem" empieza a sonar y... a votar!:



ACTUALIZACIÓN: Votación cerrada. Resultados.
 

Eleccion Mejor Personaje: Deadwood
Al Swearengen
Alma Garret
Calamity Jane
Charlie Utter
Cy Tolliver
Dan Dority
Doc Cochran
E. B. Farnum
George Hearst
Joanie Stubbs
Jewel
Mr. Wu
Richardson
Seth Bullock
Sol Star
Trixie
Wild Bill Hickok
Otro
pollcode.com free polls

Recordar que todavía podéis votar a vuestros personajes favoritos de:

Perdidos para todos

Publicado por Moltisanti On 16:27 30 comentarios
Para los gordos, para los flacos.
Para los altos, para los bajos.
Para los que ríen, para los optimistas, para los pesimistas, para los que juegan.
Para las familias, para los reyes, para los magos.
Para los responsables, para los comprometidos.
Para los náufragos.
Para los de allí, para los que trabajan, para los de aquí.
Para los románticos, para los que te quieren y para los que no te quieren, para los que te quieren mucho y para los que te quieren poco.
Para los bronceados, para los nudistas, para los superficiosos.
Para los originales, para los calculadores, para los sencillos.

Para los que leen, para los que escriben.
Para los austronautas, para los payasos.
Para los que viven solos, para los que viven juntos.
Para los que se enrollan, para los que se besan.

Para los primeros, para los últimos.
Para los hombres, para los precavidos, para ella.
Para los músicos, para los transparentes, para los que disfrutan.
Para los fuertes, para los que se superan, para los que participan.
Para los que viven, para los que sudan, para los que no se callan.
Para nosotros, para todos,
LOST.

Estaba pensando qué hacer este primer miércoles sin nuevo capítulo de Perdidos desde que se estrenó la sexta temporada hace más de dos meses, en el que está siendo el último parón que tendremos de la serie, cuando me he acordado de este anuncio de una famosa marca de refrescos. La verdad, viene para Perdidos, que ni hecho a propósito. A partir de ahora, y a menos de un mes para llegar a esa histórica fecha del 23 de mayo que todo buen seguidor de Lost debe tener apuntada a fuego en su calendario, prácticamente todo lo que hagamos relacionado con Lost, irá acompañado de lo "último". La ABC sabe que a más de uno (hola) ya le está entrando la nostalgia de quedarse sin la que ha sido su serie favorita durante estos últimos seis años y ha aprovechado la ocasión para lanzar una fantástica promo de lo más significativa que está dando la vuelta al mundo. No se me ocurre una forma mejor de promocionar el final de Lost...



Todo en esta vida tiene un final. El de Lost está a tan solo 3 capítulos, más la doble series finale, de llegar. Por eso mismo, este breve paréntesis me parece la última ocasión que tendremos para reflexionar y teorizar agusto (este es un buen lugar para hacerlo) sobre lo que llevamos visto hasta la fecha... y lo que nos queda por ver. Muchos empiezan a preguntarse si el final conseguirá saciarles, si estará a la altura de las expectativas, etc. Otros en cambio, simplemente se limitan a seguir disfrutando del camino como han hecho siempre, manteniendo una fe absoluta en los mismos responsables que durante seis temporadas te han tenido con el culo pegado a la silla. Lo que está claro, que no puede llover a gusto de todos, es decir, no todos quedarán satisfechos, por el simple motivo de que es imposible. La sexta temporada está siendo amada y cuestionada a partes iguales, entre los que esperaban más y entre los que saben perfectamente lo que es esta serie y de los que es capaz. La ansia de respuestas, como era de esperar, está haciendo mucha pupa. Esto es Lost, gustos, valoraciones, debates, comentarios y opiniones de todo tipo, lo cual se elevará a un nivel sin precedentes el próximo 23 de mayo, pues los millones de fans que la serie tiene por todo el mundo, dictarán finalmente sentencia. No hace falta que vuelva a repetir las razones por las que estoy tan encantado con la sexta temporada, sólo tengo que echar la mirada atrás y mirar por ejemplo la promo que emitió la ABC para ir abriendo boca unos días antes del estreno:



En España parece que se confirma que Cuatro emitirá el capítulo a la vez que la ABC lo esté haciendo en Estados Unidos (sería en torno a las 5 de la madrugada, hora española, del domingo 23 de mayo) aunque aquí desgraciadamente no vamos a tener el especial de 7 horas de Lost que tiene preparado la cadena americana para despedir a la que ha sido su gallina de los huevos de oro en los últimos seis años. Incluyendo el especial en "Jimmy Kimmel Live!" al que acudirán los propios Damon Lindelof y Carlton Cuse (más algunos miembros del cast) para comentar las sensaciones posteriores sobre lo que minutos antes, habrá podido ver medio mundo. Ni que decir que un servidor tiene pensando tomarse ese día como una auténtica fiesta y si me brindan la oportunidad de vivirla en directo, la voy a aprovechar para despedir a mi serie favorita por todo lo alto, en una experiencia que no se volverá a repetir. Esta serie es lo más grande que me ha dado la televisión, por mucho que a más de uno le duela leer este tipo de cosas, y lo mejor de todo, es que nos espera un final que hará historia, sea como sea y pase lo que pase. "The End" is coming...

Prometía ser el evento televisivo del año, y desde luego, lo está siendo... LOST

El lado Moffat de Doctor Who

Publicado por Moltisanti On 22:53 9 comentarios
Ya iba siendo hora de dar la bienvenida a la nueva etapa de Doctor Who, es decir, a su quinta temporada. Sólo han hecho falta cuatro capítulos de esta, para que todos mis temores previos hacia ella se hayan disipado de golpe, pues tanto el nuevo Doctor (Matt Smith), como su nueva acompañante, Amy Pond (Karen Gillan), me han ganado completamente. Las espectaculares promos, y saber que a partir de ahora manejando el timón tendríamos a Steven Moffat, eran buenos indicios para imaginar que Doctor Who iba a seguir repartiendo las mismas alegrías de siempre, pero tengo que reconocer que no las tenía todas conmigo. Entrando en el terreno de las obviedades, el Doctor Who de Rusell T. Davies (sin querer restarle méritos a éste, ni mucho menos) fue una serie para toda la familia, donde la épica y la aventuras de todo tipo eran la nota predominante en la mayoría de sus capítulos. Curiosamente, todos los que fueron escritos por Moffat durante las primeras cuatro temporadas, se caracterizaron por situarse en el lado opuesto, teniendo sus historias un aspecto mucho más oscuro que convertían a la serie en un producto dirigido para un público más adulto, o por lo menos, no para niños precisamente.

Si uno mira cuales fueron los capítulos escritos por Moffat durante esa etapa, entenderá rápidamente a lo que me estoy refiriendo. En la primera temporada nos presentó a los niños del "Are you my mummy?" en el 1x11 "The Empty Child" y el 1x12 "The Doctor Dances". En la segunda le llegó el turno al 2x04 "The Girl in the Fireplace" con esos robots con máscaras espeluznantes. En la tercera entrega llegaría su coronación dentro del universo de Doctor Who, con aquel mítico 3x10 "Blink", dónde los Ángeles Llorones hiceron acto de presencia por primera vez. En la cuarta temporada, en el 4x08 "Silence in the Library" y 4x09 "Forest of the Dead" visitaríamos aquella endemoniada biblioteca de los spoilers. Curiosamente todos ellos, están en mi Top 10 de capítulos favoritos de la serie, y junto a estos, está aquel maravilloso 4x10 "Midnight" que por sus características, perfectamente podría haber sido de Moffat pero que ahora me entero de que fue escrito por Rusell T. Davies, demostrándome que a este hombre también le tiraba un poquito el lado oscuro. A la vista de estos antecedentes, era de esperar que la nueva etapa de Doctor Who se impregnara del lado de Moffat, y por suerte, así está siendo.

Cómo la nueva etapa acaba de comenzar y ya habrá tiempo de valorarla más concienzudamente cuando acabe, al igual que a sus responsables, ya llegará el momento en el que podré en sentido figurado, "lamerle el culo" un poco más si cabe a Moffat (y a la pareja protagonista). Para esta ocasión sólo pretendo centrarme en esa nueva atmósfera inquietante que parece haber impregnado la serie y que a mí personalmente, me encanta. Los cambios siempre suelen dar miedo, pero si eres niño, lo que debería dártelo es el nuevo Doctor Who de Moffat. No hace mucho leí que al Showrunner, de pequeño, la serie le daba miedo aunque no por ello, dejaba de verla el condenado. Ahora parece que su objetivo es conseguir transmitir lo mismo en los hogares ingleses del siglo XXI, pues tres de los cuatro capítulos que llevamos de quinta temporada y que han sido escritos por el propio Moffat, se han caracterizado por un ambiente de inquietud, la oscuridad y por pegarte más de un susto. Sin perder en ningún momento la esencia divertida, épica y de cachondeo que siempre tiene que rodear al personaje del Doctor, claro está, pues por algo la serie sigue siendo la misma Doctor Who.



A partir de aquí habrá algún que otro leve spoiler, relacionados especialmente con las capturas, por lo que si no llevas la quinta temporada de Doctor Who al día, será mejor que no sigas bajando...

En la carta de presentación de los nuevos protagonistas, 5x01 "The Eleventh Hour", Moffat no tardó mucho en mostrar sus cartas. Esa puerta visible sólo de reojillo en la que se escondía el "Prisionero Cero", más la sospechosa grieta en la pared, nos pusieron rápidamente en sobreaviso. A todo esto, esa misteriosa abertura en las paredes parece ser la responsable de conectar toda la temporada cómo en su día lo hicieron las apariciones de Rose a lo largo de la cuarta temporada o por recordar los viejos tiempos, el Bad Wolf de la primera. Lo digo porque no debe ser casualidad que esté apareciendo en todos los episodios. Aparte de este hecho, uno podía pensar que después de ese "The Eleventh Hour", tocaría un capítulo mucho más ameno y tranquilo, pero nada de eso, pues en el 5x02 "The Beast Below", nos dejó para el recuerdo esas cabezas que pasaban de la más tierna sonrisa, a la... mejor lo recuerdo en imágenes:

Con el regreso de los Daleks en el 5x03 "Victory of the Daleks", escrito por Mark Gatiss (gracias Carbayón) la cosa se suavizó un poco, pues estos por mucho miedo que infranjan en el Doctor, a mí me dan la risa con esa "voz" y los "exterminate. exterminate" que se marcan habitualmente. Eso si, el hecho de mezclarlos con los nazis, sumado su nuevo aspecto de colorines (más el toque Moffat), creo que pueden conseguir que deje de odiar las apariciones del archienemigo por excelencia de la serie. Así llegamos al capítulo más esperado por un servidor en este inicio de temporada, el retorno de los Ángeles Llorones en el 5x04 "The Time of Angels". La primera parte me ha parecido una pequeña joyita de esas que de vez en cuando me regala Doctor Who, y si además ha venido acompañada de un par de sustillos (lo reconozco), mejor que mejor. Cómo no no me los voy a llevar, si a estos ángeles lloricas y traicioneros los carga el mismísimo Moffat...

Zas! en toda la boca...

No hace falta que diga que estoy deseando ver la segunda parte de este regreso angelical en el 4x05 "Flesh & Stone", pero lo digo igualmente. Después de este, habrá que esperar hasta la doble season finale del 26 de junio para volver a disfrutar de un capítulo escrito por Steven Moffat (da miedo sólo imaginar la que prepará para tal especial ocasión), por lo que tocará comprobar si a partir del sexto capítulo, la serie mantenrá este aire adulto o soltará un poco el acelerador para que los más pequeños de la casa puedan volver a sentarse frente al televisor sin tener que llevarse las manos a la cara cada cierto tiempo. Tanto si pasa una cosa, como la otra, esto es Doctor Who, esto es diversión pura y dura. "Gerooooonimo!"

Treme: Tócala de nuevo, David

Publicado por Moltisanti On 22:06 11 comentarios
Con un par de semanas de retraso desde su estreno, al fin he podido catar el piloto de la nueva serie de la HBO y de David Simon, Treme. El creador de The Wire ha regresado con fuerza, con un proyecto muy personal y que desde la primera escena, me ha dado la sensación de estar de nuevo por las calles de Baltimore, cambiando estas, por las de Nueva Orleans. Se dice que las comparaciones son odiosas, pero en este caso, creo que es inevitable y necesario, el querer hablar de Treme pero teniendo en mente a The Wire, pues la marca del autor es evidente en ambos casos. Ese ritmo pausado en la narración de las múltiples y diversas tramas que conforman la historia global, donde no paran de aparecer decenas de personajes en escena, de entre los cuales solo puedes catalogar como protagonistas a un pequeño grupo de los mismos, mientras la sensanción de absoluta "realidad" impregna toda la obra, es muy característico de David Simon, al menos en los dos series que he tenido la fortuna de poder disfrutarle hasta el momento.

En cuanto al capítulo en sí, "Do You Know What It Means", ha sido y me ha dado justamente lo que esperaba de él, es decir, ha servido para confirmar que Treme es lo que aparenta ser, un drama con todas las de la ley, en la que la música y las historias personales de cada uno de los personajes de la obra, van a ser el motor de todo lo que sucederá por la serie. De esta forma asistiremos a la reconstrucción de la ciudad y a la recuperación (en todos los sentidos) de sus habitantes, después de haber sufrido el paso del huracán Katrina (por mucho que quieran llamarla tormenta) en el año 2005. Esta catástrofe es la "excusa" que ha servido en esta ocasión para que David Simon haga lo que mejor se le da, realizar crítica social y reinvidicar lo que es justo, hay vida en Nueva Orleans después del Katrina. En mi caso, ha conseguido que de momento me haya interesado por lo que sucedió aquel verano de hace un lustro, descubriendo (vía Wikipedia) que el huracán dejó el 85% de la ciudad bajo el agua, algo que en el piloto de Treme ha adquirido un elevado protagonismo (esas marcas en las casas para que te ayudan a hacerte una idea de hasta dónde llegó el agua). Eso si, la historia de Treme se sitúa cronológicamente pocos días o semanas después de la mencionada catástrofe.

Pese al panorama que debería respirarse por la ciudad, Simon ha querido reflejar un cierto aire de alegría en muchos de los personajes, los cuales en vez de venirse abajo, tienen decidido seguir con sus vidas hacia delante, sea como sea. Por ahora de todos estos, los que me más han llamado mi atención, han sido precisamente los que estás interpretados por los actores que me resultaban más conocidos. Tenemos a Creighton Bernette (John Goodman) con ganas de protestar ante los medios por lo que ocurrió y por lo que está sucediendo en su querida Nueva Orleans. Luego está la "no pareja" formada por Davis McAlary (Steve Zahn) y Janette Desatuel (Kim Dickens), donde el primero es un enfermizo de la música y la segunda es propietaria de un restaurante en la zona. Entre las decena de personajes que Simon nos ha presentado tan solo en este capítulo, decir que este Davis se ha llevado el pertinente título de "odiado" aunque un mal inicio, no significa que el personaje no consiga ganarme en el futuro, y viceversa. Para el final, me he dejado a la dupla conformada por dos viejos conocidos de las calles de Baltimore (en las imágenes de la entrada), los cuales curiosamente no se han cruzado por pantalla en este capítulo piloto. Me estoy refiriendo a Albert Lambreux (Clarke Peters) y Antoine Batiste (Wendell Pierce), siendo ambos los que han protagonizado los dos mejores momento del episodio. El primero, en la escena inaugural, llegando tarde pero sumándose a la fiesta callejera, y el segundo, llevándose el premio a la escena más surrealista con ese "baile carnavalesco" embutido en un traje que voy a catalogar directamente como indescriptible.

Es difícil encariñarse con algún personaje con tan solo un capítulo visto, pero en Treme hay varios que apuntan maneras, como era de esperar por otra parte. De todas maneras, habrá que seguir viendo capítulos pacientemente para empezar a pillarle el truco a Nueva Orleans, como en su día tocó hacerlo por Baltimore. Sin en The Wire hacía falta ver hasta el quinto o sexto capítulo para empezar a quedarte con los nombres de la tropa y empezar a entender cual era el sentido a lo que te estaban contando, en Treme no me arriesgo a realizar un pronóstico de esta clase, ya que después del capítulo piloto, no se llega a vislumbrar el atisbo de una verdadera trama principal que vaya a englobar los diez capítulos que compondrán esta primera temporada. En The Wire tuvimos el juego del gató y el ratón entre policías y narcotraficantes, el cual tardó en arrancar lo dicho anteriormente. En Treme va a tocar esperar para ver con qué nos sorprende en este aspecto David Simon, si es que lo llega a hacer, pues me ha dado la impresión de que para este, el objetivo no es otro que el de realizar un cántico repleto de drama y optimismo a partes iguales. El mismo optimismo que tengo con la serie desde que se anunció y que una vez visto el capítulo piloto, sigo manteniendo.

En lo que no ha tocado esperar, ha sido en el hecho de que la música, al igual que la ciudad y sus habitantes, va a a resultar ser un personaje más. Por algo, Nueva Orleans es la cuna del Jazz. Por eso mismo y para celebrar el inicio de la serie, más su prematura renovación por una segunda temporada por parte de la HBO, me voy a despedir en esta ocasión, dejando el maravilloso opening marca de la casa, que se han marcado desde la serie para presentarla a la pefección en tan solo un minuto y medio. A todo esto, me pregunto si como sucedió en The Wire, David Simon y su equipo lo cambiarán en cada temporada. Si dependiera de mí, no lo tocaban.

Se nota que nos estamos acercando a la recta final de la temporada regular porque todas las series que comenzaron su andandura allá por el mes de septiembre aproximadamente, están entrando en esa fase donde dan lo mejor de sí mismas. Momento perfecto para comentar la situación actual de algunas de ellas (Supernatural, Fringe y Stargate Universe) para ir calentando motores hacia sus respectivas season finale. Las tres tienen una cosa en común, haber tenido que sufrir un macroparón de varios meses, el cual visto lo visto, ha merecido la pena.

Aviso que habrá spoilers de cada una de ellas en sus correspondientes párrafos (por si alguna no la llevas al día), que si no este repaso perdería toda la gracia...

Si fuera por méritos, todas las semanas debería escribir acerca de cada nuevo capítulo de Supernatural. La pasada, era una ocasión de obligado reconocimiento, debido a que la CW emitió el capítulo 100 de las aventuras de los Winchester. No lo hice, pero ya no más, el Apocalipsis está en estado de ebullición y toca pasarle consulta. Curiosamente, la última vez que escribí sobre la quinta temporada de Supernatural, coincidió con la que fue la última aparición de Lucifer, hasta que ha reaparecido en este 5x19 "Hammer of the Gods". En forma de resumen, en estos nueve capítulos hemos presenciado la crisis de fe que llevó por el camino de la amargura a Dean, la búsqueda de Dios por parte de Castiel, la muerte de Zacariah, el "toque de atención" de Michael (Miguel, para nosotros), hemos conocido a otro jinete (Hambre) y a la puta del diablo, e incluso hemos estado en el mismísimo cielo para reencontrarnos con viejos conocidos y descubrir que los Winchester han muerto más veces de las que podríamos imaginar, dando cierto sentido a la situación que les rodea.

Ha pasado todo esto y más, pues si hay algo que me está sorprendiendo de este Apocalipsis, es ver como la serie no tiene miedo a adentrarse en cualquier berenjenal por muy complicado que parezca salir airoso de este. Algo que me ha cado aún más claro si cabe, tras esta reunión de dioses cinco estrellas que Eric Kripke y su equipo nos han servido para aclarar cuales son las razones por las que todo el mundo debe temer a Lucifer, al que hasta ahora solo habíamos visto hablar, pero no actuar (espectacular su aparición y la escabechina que ha montado en el pasillo del hotel, por no hablar de la ejecución del arcángel Gabriel). Al menos ahora, los Winchester tienen un Plan B diferente al "sí" que les lleva acechando toda la temporada, lo malo que concierne a los dos últimos jinetes que faltan por conocer... y uno de ellos, es la misma Muerte en persona. Estos tres últimos capítulos que nos quedan, van a ser un delicioso infierno. Os dejo esta promo para ir abriendo el apetito.

En el caso de Fringe, no hace tantos capítulos que no hablo de ella, pero por culpa del macroparón en el que se subió a principios de febrero, parece que fue hace un siglo cuando lo hice. La serie regresó con aquel fantástico 2x16 "Peter", del que quise hablar en su momento, pero que por dejadez y falta de tiempo, dejé pasar la oportunidad. ¿Qué hubiera dicho sobre el mismo?. Más o menos lo de siempre, que Walter se ha convertido en el absoluto protagonista de la historia principal y que el capítulo fue la catapulta definitiva para que John Noble gane muchos puntos de cara a la próxima edición de los Emmy. Además de mencionar el estupendo opening retro que se marcaron para la ocasión, y sobre todo, que por mucho que se llamara Peter, este seguía siendo el único que no sabía todo acerca de su verdad. Una historia, sobre la que que más de una vez he mostrado mi malestar por su excesivo estiramiento. Para mi fortuna, ha llegado a su fin en este 2x19 "The Man From The Other Side".

Una vez alcanzada esta meta personal en la trama que suponía asistir al momento en el que Peter, se enterara de que no pertenece a este universo, solo puedo decir, que me ha dejado plenamente satisfecho. Ha ayudado mucho que haya sido gracias a uno de los mejores capítulos de lo que llevamos de segunda temporada, pero en especial, como se ha producido. Cuando Walter parecía dispuesto a confesarse, la experiencia vivida en el puente, ha abierto los ojos de su "hijo" hacia la verdad. Su reacción, la lógica y esperada, ¿las consecuencias? habrá que esperar para conocerlas una semana más. Por cierto, se admiten apuestas sobre la identidad del secretario proveniente del otro lado. La mía y por muy evidente que parezca, es que Walter alternativo ha regresado para recuperar lo que es suyo. En definitiva, espero y deseo, que Fringe nos regale una recta final, como mínimo, igual de grande que en la primera temporada.

Cuando Stargate Universe se despidió antes de navidades, lo hizo justo cuando pegó una considerable subida tanto en su calidad general como en el nivel de interés hacia los personajes y sus tramas, lo que hizo que empezara a tomarla muy en serio, y lo que es más importante, empecé a tener ganas de mucho más SGU. Todas esas buenas sensaciones alcanzadas a última hora, se han confirmado con los cuatro capítulos emitidos desde que regresó de su macroparón de tres meses. El 1x11 "Space" nos presentó por fin a los ansiados extraterrestres que van a poner en más de un apuro a los tripulantes de la Destiny. Además estos, nos devolvieron al Doctor Rush después de su incidente con el Coronel Young en aquel planeta perdido de la mano de Dios. Como era de esperar, a la semana siguiente en el 4x12 "Divided", se produjo una división dentro de la nave que puso a los partidarios de uno y a los del otro, en disputa por el control de la Destiny. Este conflicto en relación al liderazgo, más o menos ha llegado a su fin aunque sus consecuencias seguirán presente duramente todo lo que queda de temporada, de eso no me cabe duda.

Una vez zanjado este asunto, hemos vuelto al modo "exploración" de Stargate Universe tanto en el 1x13 "Faith" como en este último 1x14 "Human". En el primero visitamos un planeta muy similar al nuestro pero que parecía haber sido creado por "alguien", engima que por el momento, se queda sin resolución (espero volver a saber de este planeta). En el segundo, la excursión ha terminado dejando atrás a Eli, Chloe, Scott y a Greer atrapados en un túnel habitado por arañas de un tamaño considerable, en un giro que no he visto llegar por ninguna parte y que me vuelve a demostrar que en Stargate Universe se están haciendo las cosas muy bien tanto en materia de personajes (todavía le falta perfilar a los personajes femeninos, a excepción de TJ), como de tramas (en la variedad está la clave de su éxito). Por cierto, en este "Human" hemos visto otra cara del Doctor Rush en una retrospectiva del personaje que me ha parecido simplemente, fantástica. Sin duda, Stargate Universe se ha convertido en una de las series con las que mejor me lo estoy pasando y eso se traduce, en que es una de las que más espero cada semana. Espero seguir así de encantado con la serie hasta llegar a la doble season finale, la cual llevará por título "Incursion". Quien me iba a decir a mí cuando empecé SGU, que a estas alturas la iba a considerar la revelación de la temporada.

Alias: De Montañera a Fénix

Publicado por Moltisanti On 15:32 11 comentarios
La última vez que entregué mi informe sobre Alias, andaba concretamente en el ecuador de su tercera temporada. Unas semanas después y visto el 4x22 "Before the Flood/Antes del Diluvio", hago una nueva parada en mi maratoniano ritmo de visionado para volver a hablar de esta serie, la cual estoy disfrutando como con tan solo unas pocas, he conseguido hacerlo.

Habrá detalles concretos de la trama tanto de la segunda mitad de la tercera temporada, como de toda la cuarta, es decir, precaución con los spoilers...

En mi última reflexión sobre Alias, comenté que Sydney había descubierto lo que la sucedió durante aquellos dos años perdidos de su vida, a la vez que el espectador desubría que Lauren iba a ser odiada, pero no solo por ser la "otra". Con este panorama, afronté la segunda parte de la tercera temporada con algo de recelo por miedo a lo que podría encontrarme, pero ahora puedo decir con la cabeza bien alta que esta etapa dejó nuevamente el listón de Alias por las nubes. Como era de esperar, toda la trama giró entorno a Lauren, pero para mi sorpresa, esta consiguió incluso robar el protagonismo en determinadas ocasiones, a la mismísima Sydney Bristow. El secreto de la hija del senador, no tardó demasiado en desvelarse, pero más allá de dar su paso por la serie por finalizado, la cosa no se pudo poner más interesante con la alianza entre Lauren y Sark con McKenas Cole a.k.a. Quentin Tarantinor como su superior dentro de El Pacto. Los capítulos de la recta final de la temporada fueron una delicia, 100% Alias. Así llegué a la season finale, donde Vaughn estaba sediento de venganza. Entre su cegada obsesión y una extraña sensación que me hizo predecir la muerte de Michael, pensé que el inevitable desenlace para Lauren, no sería el único al que asistiría al final en ese 3x22 "Resurrections".

Por suerte, me equivoqué aunque la intervención de Katya Derevko casi consigue que se cumpliera mi pronóstico de mandar a Vaughn al otro barrio. A día de hoy, todavía sigo preguntándome a qué venía el título del episodio, pero supongo que se referiría a este resurgir de Michael tras ser apuñalado, digo yo. De todas maneras, la que no llegaría a resucitar sería Luaren, la cual recibió sus merecidos balazos que la dejaron fuera de combate, pero no sin antes mencionar la particular "Caja de Pandora" de los Bristow, la cual sería el centro de atención en el cliffhanger final de temporada. Lauren Reed, un personaje que he llegado a odiar en innumerables ocasiones pero que a la par, tengo que estar agradecido por todos los buenos momentos que ha dejado a su paso. Sobre el citado cliffhanger, solo puedo decir que fue una decepción absoluta. Ver como Sydney lee un documento confidencial del que se desconoce lo que pone en él, pero que se intuye que tiene a su padre (recién llegado a la sala de la discordia) como principal involucrado, no es ni mucho menos el clásico cliffhanger al que me tiene mal acostumbrado Alias. Sobre todo, sale muy perjudicado si encima lo comparo con aquella maravilla que nos brindaron para "cerrar" la segunda temporada. Por fortuna, no tenía que esperar 3 meses para darle sentido y entender el disgusto que se había agarrado Sydney con su padre por lo escrito en ese documento...

De esta forma llegué a la tan esperada y polémica cuarta temporada. A raiz de vuestros comentarios en los anteriores informes sobre Alias, no sabía a qué atenerme cuando la empezara, ya que algunos hablabais bien de ella (con puntualizaciones) mientras otros la poníais a caer de un burro directamente. Una vez vista la temporada de la discordia, puedo hablar por fin con conocimiento de causa y comentar mis impresiones personales. A esta cuarta temporada habría que llamarla "la del cambio", y luego también, habría que dividirla en dos partes claramente diferenciables. La primera, en la que entra en acción el aspecto autoconclusivo, y la segunda, donde Alias vuelve a ser la misma repartidora de alegrías de siempre, tras su incomprensible parada en boxes. Ahora, llega el momento de explayarme agusto acerca de todo esto...

Comencé esta cuarta temporada con bastante respeto, por no decir con miedo, al no saber que esperar realmente de la que es considerada unánimamente como la peor temporada de la serie, algo que resulta evidente por lo que comentado un poco más arriba. Al acabar la doble premiere ("Authorized Personnel Only"), fue como si los peores augurios se fueran a cumplir. No me gustó ni uno solo, de todos los cambios que presencié durantes estos dos capítulos. El adiós a la CIA para dar la bienvenia a la nueva base en el metro de Los Ángeles (menuda cutrez) y al "nuevo" grupo de operaciones especiales encubiertas me pareció forzado, sobre todo porque no le encontraba el sentido a su funcionalidad, pues a la hora de la verdad, seguíamos teniendo a los mismos protagonistas de siempre pero en una situación diferente: Sydney, Dixon, Vaughn, Jack... y Sloane. A los que finalmente se unirían Marshall (menos mal), Weiss y Nadia.

Tanto cambio, además me produjo una incómoda sensación de deja vu y no solo por volver a ver inexplicablemente al personaje de Arvin colaborando con el gobierno de los Estados Unidos, al igual que sucedió en la tercera temporada. Esta vez encima, para repetir el mismo rol con el que le conocimos al mando del SD-6. Sinceramente, todo esto, me pareció una excusa barata para no alejar más de la cuenta a este fantástico personaje del primer plano de la serie. Tengo que decir que su papel durante toda la cuarta temporada, ha sido un calco exacto del que tuvo en la tercera, dónde la pregunta del millón era, ¿sus intenciones son buenas o malas?. Además, en ambas entregas, ha seguido el mismo esquema, simulando ser un angelito hasta que a falta de unos pocos capítulos para finiquitar la temporada, parece que su obsesión por Rambaldi consigue sacar su lado oscuro aunque finalmente se descubre que tenía santas intenciones. A pesar de esta puntualización, Arvin Sloane sigue siendo uno de mis personajes favoritos de Alias y algo me dice que la quinta temporada será la suya, de una vez por todas.

Ya que estamos con Arvin, toca hablar de su hija, la cual llegó al final de la tercera entrega con la profecía de "El Pasajero" que iba a complicarle aún más la existencia a Sydney. Su conversión en personaje regular, la convirtió en un quiero y no puedo que unido al inicio de temporada tan decepcionante, hizo que la cogiera un odio irracional tanto al personaje en sí, como a la actriz que le encarna, Mía Santos. Prometía demasiado en un principio como para verla desaprovechada teniendo momentos moñas con su padre y con su hermana, y siendo utilizada para misiones donde perfectamente podríamos haber tenido a Dixon y Vaughn sin problemas. Hasta los guionistas debieron cuenta de que no encajaba demasiado, llegando a endosarle una relación con Weiss, la cual tenía menos sentido que la profecía de Rambaldi hacia la importancia del personaje.

La primera parte de la cuarta temporada de Alias, ha sido lo menos Alias desde que comencé la serie. No sé si fue decisión creativa por parte de los guionistas para no avanzar más de la cuenta con la trama principal o directamente fueron órdenes de la cadena, ya que no descubro nada diciendo que el aire autoconlusivo en una serie de televisión vende mucho más (tiene más audiencia) que el serializado seña de identidad de Alias. De esta tanda de capítulos, salvaría el octavo y el noveno, donde reapareció la primera némesis de Sydney, Ana Espinosa, además del siempre imbatible, Sark, al cual habían olvidado en una celda de la CIA. Ni que decir que fue un placer volver a ver al bueno de Julian, pero más alegría me supuso volverle a ver escapar por enésima vez (espero encontrarlo por la quinta y dando el juego al que me tiene acostumbrado). Aparte de esto, poco que destacar, salvo la supuesta muerte de Irina, otra razón que hizo que el arranque de temporada me decepcionara tantísimo. Por cierto, si tuviera que elegir al peor capítulo en estos cuatro años de Alias, sin duda, este saldría entre el 4x04 "Ice", 4x07 "Détente" y el 4x12 "The Orphan", siendo curisoamente este último, el dedicado a Nadia y su pasado, el cual llegó a darme hasta un poco de vergüenza ajena, suponiendo la punta del iceberg en mi fructuosa relación con el personaje.

En medio de algún que otro entretenido caso autoconclusivo, empezó a despuntar un atisbo de trama principal, cuando aparecieron indicios de que el padre de Vaughn podría estar vivo. Luego apareció el otro Arvin Sloane y de una vez por todas, la cosa por fin empezó a despegar. Al final absolutamente todo resultó ser una manipulación de la última Derevko que me quedaba por conocer, Elena. Personaje que se convertiría en la villana a batir no solo por esto, sino también por ser la responsable de simular la muerte de Irina (¡vivan los clones!) y de provocar una especie de "Resident Evil" por tierras rusas, gracias al artefacto de Rambaldi. Con este panorama llegué a la season finale, la cual ha sido sin duda, el mejor capítulo de esta cuarta temporada, a la cual le costó arrancar más de la cuenta, pero que cuando lo hizo, demostró que Alias solo se estaba tomando un descanso. Como siempre a estas alturas, Rambaldi parecía ser el engranaje central de todo, pero esta vez, aún más. Por un lado su artefacto apocalíptico estaba liándola pero bien, y por el otro, pude validar sus cualidades como predictor. Parecía imposible pero al fin llegó el enfrentamiento entre Nadia (versión zombie) y Sydney, con caballos rojos por las calles y ángeles cayendo del cielo. Con la derrota de la Santos (pero no muerte), gracias a la aportación por la espalda de su padre, más la ejecución de Elena a manos de Irina (¡que bueno que volviste!), daba por finiquitada la cuarta temporada, a falta del correspondiente cliffhanger...

Todavía quedaba el espectacular cliffhanger final, y esta vez, no ha defraudado en aboluto. Durante toda esta season finale volví a tener la sensación de que Vaughn o Jack Bristow, no iban a terminar la temporada. Por suerte, una vez más, me equivoqué. Ver a Sydney y a Michael tranquilamente en un coche rumbo a Santa Bárbara para pasar sus ansiadas vacaciones, mientras iban pensando en el bodorrio, era demasiado feliz para lo que estoy acostumbrado a ver por esta serie. Todo iba tranquilamente hasta que a Vaughn le da por decir que ese no es su verdadero nombre (WTF), momento en el que son arrollados por otro vehículo (WTF al cuadrado). Supongo que ambos habrán sobrevivido, pero ese última giro de guión por parte de Michael, es de los que hacen más y más grande a esta serie. Una vez más, Alias, me has demostrado que eres la reina del cliffhanger.

Si has leído hasta aquí, eres un/a valiente. Siento haber soltado semejante tocho, pero es lo que tiene tardar tanto en ponerse a escribir sobre una serie como Alias, que luego hay mucho que comentar y todo de una tacada. Ahora, sin más demora, toca comenzar la quinta temporada, la cual pondrá punto y final a esta fiesta seriéfila que se me está acabando...

Review Lost 6x13: "The Last Recruit"

Publicado por Moltisanti On 18:39 54 comentarios
Si hay algo que esta sexta temporada de Lost me está confirmando, es que la serie no ha perdido ni una pizca de su esencia por el hecho de estar en su último año. A los guionistas siempre les ha gustado hacer las cosas bien y a su manera, por lo que era de esperar que todavía nos quedase un capítulo como ha sido este 6x13 "The Last Recruit". Con esto quiero decir simplemente que ha sido un episodio dedicado exclusivamente a los personajes y a sus motivaciones, dando ese aire de transición tan habitual de estas ocasiones. Hemos tenido una vez más a todos en escena, con la excepción de Richard, pero con la peculariedad de que todos han sido protagonistas. Se nota que hemos entrado en la recta final, pues todas las cartas están boca arriba encima de la mesa. Por eso mismo era lógico y necesario que se acabaran los capítulos centrados exclusivamente en tan solo un personaje, aunque para mí, Jack ha sido el verdadero director de orquesta del episodio. A pesar de no haberlo dicho todavía, al acabar los 42 minutos he quedado totalmente encantado, como siempre. Quizás no haya habido múltiples revelaciones, ni una excesiva acción, pero si hay algo que siempre me ha gustado de Lost, ha sido su dedicación por los personajes, pues por mucho misterio que haya invadido esta serie desde que comenzó, el engranaje principal siempre han sido ellos, los supervivientes del Oceanic 815 (más los que se han ido sumando por el camino). Durante los próximos 15 días nos espera el que será el último parón de Lost, el que pienso aprovechar todo lo que pueda y más, pero antes toca comentar el inicio de la guerra por la Isla. ¡A por la review!.

Si el Humo Negro no pasa la barrera de spoilers porque todavía no ha visto el capítulo, hazme caso y sigue su ejemplo, no querrás enterarte de nada de lo ocurrido en este "El Último Recluta"...

Como he dicho en la introducción, ha sido un capítulo de personajes, por lo que las alianzas y las traiciones han estado al orden del día, todo ello para dejar a FLocke prácticamente sin todos esos miembros que tantas manipulaciones le llevó reclutar. Irónicamente, se ha quedado solo con Saiyd (con tintes de haberle traicionado también), y el último recluta en sumarse a sus filas involuntariamente, Jack Shephard. La ausencia de grandes revelaciones mitológicas, tanto en una como en otra dimensión, ha sido compensada a base del cierre de muchas tramas personales, pero sobre todo, por grandes diálogos entre los protagonistas. Poder ver a todos una vez más juntos y revueltos, ha sido otro de los puntos fundamentales para que este capítulo me haya dejado tan buen sabor de boca. Bueno, eso y ver como las explosiones han empezado a producirse aunque esta vez nadie importante ha caído en combate (los "camisas rojas" del equipo de Widmore y del de Flocke deberían empezar a temblar). A tres capítulos más la doble series finale para decir eso de "se acabó, lo que se daba", es momento para ir haciendo la oportuna porra sobre quienes conseguirán sobrevivir a la guerra. La verdad, a estas alturas, no estaría mal compensar la ausencia de grandes claves teorizadoras que ha tenido el capítulo, para empezar a abrir las apuestas sobre prácticamente todo lo que se nos pase por la cabeza. Esto son deberes para otro día o para los comentarios, según se tuerza la cosa, pero ahora lo que toca, es lo mismo de todos los miércoles desde el 3 de febrero:

Esta semana hemos comenzando la aventura exactamente en el mismo punto donde la dejamos la anterior, tanto en una realidad como en la otra. En la Isla, la cosa ha empezado fuerte, con una nueva charla entre Jack y Locke aunque no hace falta que diga que este ya no es precisamente el que era. Que Hurley haya decidido ceder temporalmente su batuta de líder, chirría por todo lo tratado en su capítulo pero ha servido para presenciar la que seguramente sea la última gran conversación entre los dos personajes más emblemáticos de Lost, las cuales reconozco que son predilección de un servidor. Sin dudarlo, lo más relevante de esta, ha sido la confirmación de que la aparición de Christian Shephard a lo largo de las seis temporadas, era realmente nuestro amigo de negro. Era algo ya evidente a estas alturas, pero por esta serie, nunca está de más una pequeña confirmación. Con esto, también he podido confirmar que mientras Jacob "guió" a los personajes para traerlos a la Isla, FLocke ha sido quien les ha "guiado" hasta la situación en la que nos encontramos actualmente desde que llegaron a ella. Su primera aportación, que Jack encontrara las cuevas, es decir, el agua que necesitaban para sobrevivir. No quiero equivocar a nadie, no quiero decir que el hombre de negro haya intentado ayudarles desde el principio, como él ha dicho, sino que simplemente todo lo que ha hecho (versión Humo Negro o aparición), ha sido para lograr su cometido final, ya sea escaparse con toda la tropa o quedarse en solitario en esa roca del demonio. A cada capítulo visto, tengo más claro que es el villano a batir por mucha dualidad que representen sus actos.

La conversación ha terminado con el hombre de negro volviendo a poner a parir al bueno de Locke (su recipiente), como ya hizo en la premiere cuando habló con Ben. De aquí nos marchamos momentaneamente a la otra realidad para descubrir que John no ha muerto tras ser atropellado por Desmond (¡bien!). La sorpresa ha llegado cuando Sun ha coincido con él a la entrada del hospital y ha reconocido al calvo por excelencia. Sabemos que cuando los personajes se encuentran al borde la muerte tienen esta especie de conexión interdimensional, pero en el caso de Locke, no me ha dado esa impresión, pues no ha parecido que reconociera a Ben en la ambulancia. De vuelta a la Isla, hemos presenciado un encuentro entre los hermanos Shephard que parece mentira que aún no se hubiera producido, pues es algo que desde la barrera, descubrimos a mitad de la tercera temporada. De aquí me quedo con las palabras de Claire acerca de que Jack ahora está con FLocke, por el simple motivo de dejarle hablar, al igual que el resto de los losties, algo que cobrará un mayor significado con la escena y el panorama del final del capítulo. En este instante salta el fundido en negro y si no me equivoco, es la primera review en la que llevo dos párrafos dedicados únicamente al inicio del capítulo, lo que dice mucho de este, la verdad.

Ya de día (cómo pasa de rápido el tiempo, la leche), vemos a Sawyer y Kate forjando su plan de escape, en el que no entran ni Sayid, ni Claire. Nuevo puntazo a lo "Star Wars" de Hurley, sobre que se puede sacar a alguien del lado oscuro (sobre todo, si te llamas Desmond), pero como que esas chorradas no van con James. Entre conversaciones y reencuentros varios, la segunda de Widmore hace acto de presencia para reclamar lo que Sayid les robó, su "paquete". Al soltar Flocke una de sus mentirijillas piadosas, Zoe y su equipo hacen una demostración de lo que son capaces, lanzando una especie de misil o bomba directamente desde la Hydra. Ese "allá vamos" salido de la boca de FLocke, lo ha dicho todo. Mientras este daba las órdenes sobre la ofensiva a su gente, James y Jack preparaban su plan de escape , dejando sin billete en el barco tanto a Sayid como a Claire. De todas maneras, el iraquí iba a estar ocupado con la misión que le han ordenado, matar a un malherido y atrapado en el pozo, Desmond. Aquí me ha resultado curioso comprobar que FLocke tampoco puede matar directamente al escocés, ya que hasta donde sabemos, este no es uno de los candidatos de Jacob. También me ha llamado la atención, cómo el accidentado parecía saber que el hombre de negro le había prometido algo a cambio de sus servicios de sicario (recuperar a Nadia). Está claro que finalmente Desmondo le ha tocado la patata (pocha) a Sayid y aunque no lo hayamos visto, tiene que seguir vivo. Es el personaje clave...

De nuevo en la otra realidad, vemos qué pasó después de que Kate se empotrara contra el coche de Miles y Sawyer, y entenedemos los motivos por los que el detective no la detuvo en el aeropuerto, mantener en secreto su viajecito a tierras australianas. Mientras la freckles ha querido dejar claro que es inocente de su cargo de asesinato, James se ha empezado a plantear el tema fundamental desde que comenzaron los flashsideways, "es como si alguien intentara juntarnos", y que en este capítulo ha cobrado más importancia que nunca, ya que todos los personajes están cruzándose de tal manera, que no sería raro que nos encontrásemos finalmente con una reunión grupal al completo aunque todavía no llego a vislumbrar el cuadro al completo de toda esta historia paralela. La charla entre estos dos se ve interrumpida cuando Miles avisa a James de que tienen que atrapar a un asesino múltiple , Sayid Jarrah, al cual darán caza después de que este haya podido despedirse (deprisa y corriendo) de su amada, Nadia. Hasta ahora los encuentros en la otra realidad estaban siendo bastante previsibles dada la situación de estos personajes en anteriores capítulos, pero el que me ha pillado por sorpresa ha sido el reencuentro entre Claire y Desmond, el cual sigue con su propósito de abrir los ojos al resto de los pasajeros del Oceanic 815.

El objetivo del escocés en esta ocasión, era que la australiana desistiese en su idea de dar en adopción al niño que espera, a la vez que supuestamente también, pretendía que conociera a su hermano. Para lograr esto último, ha necesitado la colaboración de una abogada muy especial, Ilana a.k.a. "manejo la dinamita como nadie". Que Desmond pueda ser el nuevo Jacob en esencia o literalmente, ha dejado de ser una alocada posibilidad para poder ser una realidad, pues verle pedir ayuda a Ilana, parece de todo menos una simple casualidad. Circunstancia a la que hay añadir la escena entre Sayid y el propio Desmond comentada un par de párrafos más arriba. De vuelta a lo que se ha cocinado en esa planta 15, vemos llegar a Jack y su hijo, David. Nos vuelvan a mencionar a la madre de este (¿quién será, quien será?) pero lo más destacable del momento ha sido ver a Jack mantener una relación parental como Jacob manda, además de estar hecho todo un "padre molón". Una vez preparados para leer el testamento de Christian y después de que Ilana mencionara curiosamente al destino (todo sucede por una razón...), Jack ha conocido la existencia de su hermana Claire, "una vez más". Tan peculiar reunión familiar, se ve interumpida por una llamada de trabajo desde el hospital... pero esto vamos a dejarlo para el final para centrarnos en lo que se estaba fraguando en la Isla, que no es poco.

Una vez Sawyer y Kate se han hecho con el barco, y Jack ha conseguido escabullirse del grupo de FLocke, junto a Hugo, Sun y Frank, estaba todo preparado para partir en búsqueda del billete de salida de esa Isla, el submarino de Charles Widmore. Como siempre en estos casos, surge un contratiempo, la aparición de Claire. Momento en el que Kate ha cumplido con su papel desde que regresó a la Isla, intentar juntar de nuevo a Aaron con su madre, la de verdad. Bien por la freckless, pero... ¿momento para pensar que la Isla ha terminado con ella?. Seguro que a más de uno esta idea no le disgusta en absoluto. Una vez en el barco, Jack ha decidido coger el timón mitológico del grupo, para alegría de un servidor. El personaje siempre me ha gustado, pero ahora lo hace incluso más. Se deberá al hecho de que me recuerda más que nunca, a John Locke. Los "no debemos irnos de la Isla", "esto es un error, James", "la Isla aún no ha terminado con nosotros" y el "nos han traído aquí porque se supone que tenemos que hacer algo, James", han sido fabulosos deja vu, pero lo mejor ha sido cuando ha dado con la clave de todo el meollo alrededor del hombre de negro, "si esa cosa quiere que nos marchemos, a lo mejor tiene miedo de lo que pasará si nos quedamos". Amén, Jack. Como las palabras se las lleva el viento, el héroe del accidente del Oceanic 815, ha tomado la decisión de aceptar la invitación de Sawyer de abandonar el barco, realizando un acto de fe y tirándose al agua sin dudarlo un solo segundo. No sin antesdespedirse, volviendo a pedir perdón por la muerte de Juliet. Para quitarse el sombrero, si señor.

De regreso por última vez en este capítulo a la otra realidad, vemos que Sun y el bebé que espera están perfectamente (¿llegarán los coreanos a ser felices al fin y al cabo?), cuando por el pasillo de al lado pasan Jack y David (¡vivan las coincidencias, hoyga!). Como era obvio, John Locke es el paciente por el que han llamado al doctor (nadie entiende nada en ese hospital sobre su caso y por eso necesitaban al experto). A ver si Jack consigue salvar a Locke y de paso, le devuelva la movilidad en las piernas, pues aunque sea en la otra línea temporal, no estaría mal que el personaje más puteado durante las seis temporadas de Lost, obtuviera un merecido final feliz. El resto que se busquen la vida como puedan para lograrlo aunque no todos podrán conseguirlo, pues por algo esto es Lost y no un cuento infantil. Volviendo de mi subida a la parra, decir que con la cara de sorpresa de Jack al reconocer a su paciente (aquí al ver a Locke he recordado la operación de Ben en la Hydra), regresamos a la Isla, con él mismo siguiendo como protagonista de la acción. Después de un bañito en el mar, no le dejan descansar ni un segundo, pues en la orilla estaba esperándole FLocke con todos sus fieles, el cual no ha tardado mucho en darse cuenta de que Sawyer le ha timado. Por desgracia para James, a él Widmore le iba a aplicar las mismas reglas, demostrando que por ahora, es el más listo de la clase. De esta forma Charles y su equipo han apresado a Claire, Kate, Hurley, Frank, Sawyer... y a la pareja coreana, Sun y Jin, los cuales por fin han podido darse el tan esperadísimo abrazo, más el correspondiente beso.

Después de más de dos temporadas esperándolo, había llegado a pensar más de una vez que no llegaríamos a presenciar este reencuentro. Decir que no ha estado mal aunque como siempre en Lost, no les han dejado disfrutar del momento como a ellos les hubiera gustado (es lo que tiene que te apunten con un arma). Por cierto, al fin se le ha quitado la tontería a Sun y ha decidido hablar en inglés para comprobar lo que había aprendido su maridito durante estos 3 de años de ausencia. En serio, ¿a quién se le ocurrió semejante estupidez para el personaje?. Entrando en materia importante, no sabremos que pretende Widmore reteniendo al grupo de losties, pero lo que si sabemos es lo que le tiene preparado a FLocke, una lluvia de misiles. El primero de ellos casi se carga al "último recluta", un Jack que sin comerlo, ni beberlo, está ahora con el hombre con el que no debería estar. El candidato con más opciones de convertirse en el esperado reemplazo de Jacob, ha sido salvado por el némesis de este. Puede que no haya sido un cliffhanger brutal, pero no hacía falta que lo fuera para dejarme como loco deseando saber que pasará en el próximo capítulo. En 15 días, nos espera, "The Candidate". Ninguna barrera sónica podrá parar al Humo Negro ahora que le han cabreado, al igual que ningún parón de medio pelo podrá quitarme las ganas de querer seguir disfrutando de esta experiencia que está cada vez más cerca de acabar y de paso, coronarse como una de las más grandes que podrás pegarte frente a la pantalla de tu televisor... LOST
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Game of Thrones

¡Súbete!

Trailer: Stranger Things

¡Participa!

BSO: Twin Peaks 3x10

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España