Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Atentos a las audiencias

Publicado por Moltisanti On 0:50 15 comentarios
Menuda semanita hemos tenido de regresos, estrenos... y cancelaciones. La temporada de series ya está casi al completo y eso se nota en todos los aspectos. Una cosa tengo clara, este año hay que estar más atentos que nunca a las audiencias porque cualquier día te puedes encontrar con alguna sorpresa inesperada. Veamos lo que nos ha dejado la parrilla seriéfila en estos últimos 7 días.

Ya tenemos a la primera víctima de las audiencias y al paso que vamos no será la última en las próximas semanas. Tan desafortunado honor ha recaído este año en The Beautiful Life de la CW. Todo el verano promocionándose a base de los escándalos protagonizados por un Mischa Barton en hora bajas, y al final solo ha conseguido aguantar dos semanas en emisión. Un desastre que ya predije en su día y es que había algo en este proyecto que me olió mal desde el primer día. Ahora toca esperar para conocer a la siguiente serie en sumarse a la lista de cancelaciones prematuras, que algo me dice que será más larga de lo que ya suele ser habitualmente. Fuente: Fórmula TV.

Después de una semana en la que hemos podido ver el regreso (y estreno) de prácticamente toda la caballería que faltaba por unirse a la fiesta, en los próximos 7 días tendremos pocas novedades al respecto. Vuelven Lie to me (FOX), Till Death (FOX) y Private Practice (Abc). Mientras que por la parte de los estrenos podremos ver el piloto de Trauma (NBC), Hank (Abc), The Middle (Abc) y Stargate Universe (SyFy).

Entrando de lleno en la materia de las audiencias (Fuente: Fórmulta TV), empecemos por los resultados obtenidos por las nuevas y así comprobamos cuales tienen pinta de durar y cuales de acompañar a The Beautiful Life en la lista de canceladas. Por ahora se podría decir que en general, la mayoría ha tenido una buena acogida pero esto tampoco quiere decir nada especial. En la Abc deben estar más que satisfechos viendo como FlashForward consiguió reunir a casi 12,5 millones de espectadores, Modern Family a otros 12,7, Cougar Town a 11,4, The Forgotten a 9,5 y Eastwick a 8,7. En la CBS ya ni se deben de sorprender viendo como NCIS: Los Ángeles debutó con 18,3 millones de curiosos, The Good Wife con 13,7, Accidentaly on Purpose con casi 9. Además está el caso de Medium, la cual ha comenzado a emitirse en el canal "procedimental" por excelencia tras ser cancelada en la NBC, y que consiguió el viernes reunir a 8,8 millones de espectadores. Además de estas, otros estrenos han sido Mercy (NBC) que fue seguida por 8,2 millones y Brothers (FOX), de la que se podría decir que ha hecho el ridículo al debutar con tan solo 2,8 millones de interesados. Lo de esta última, sinceramente ni me sorprende.

El análisis en profundidad de los resultados obtenidos por las series que han regresado esta semana, me lo voy a reservar porque aún es pronto para sacar alguna conclusión en claro, pero adelanto que el regreso de Dollhouse y Smallville, ambas emitidas los viernes, ha sido algo más que desastroso viendo como ninguna de las dos ha conseguido alcanzar los 3 millones de espectadores. Algo parecido al debut de Heroes, que ha llegado a los 6 millones y gracias. Lo mismo voy a hacer con las series que ya llevan unas cuantas semanas entre nosotros aunque los escasos 5,85 millones obtenidos por Fringe merecen ser destacados. La noche de los jueves es la más competitiva de toda la semana y eso la convierte en un "sálvese quien pueda" que vete tú a saber como acaba. Solo espero que por alguna decisión arriesgada tomada por la cadena (o responsable) de turno, no termine quedándome sin alguna de mis series favoritas... y no quiero señalar a nadie.

Para terminar, quiero destacar la noticia que ha saltado en torno a la programación que la Abc va a darle a uno de mis estrenos más esperados, V. Por lo visto en noviembre tan solo emitirá sus primeros 4 capítulos, reservándose el resto para el mes de marzo en adelante. Esto es algo que no se ve todos los días y solo toca esperar para comprobar como le sale la juagada al canal. Fuente: Vaya Tele.

El repaso a la semana me ha quedado más breve que de costumbre, pero en unas horas me marcho de viaje a Dublin (a la aventura) y me ha tocado actualizar deprisa y corriendo porque no quería dejar el blog tan parado hasta el miércoles. Son tan solo un par de días pero viendo todo lo que ya tengo pendiente por ver y comentar, miedo me da con lo que me encontraré a mi regreso. Aprovechar vosotros que podéis y verme mucho y bueno, que septiembre se acaba pero nos ha dejado el regreso de todas nuestras series por el camino.

En honor a la verdad

Publicado por Moltisanti On 13:35 10 comentarios
LLevo demasiado tiempo retrasando mi comentario final sobre Expediente X y creo que ya va siendo hora de hacerlo en honor a la "verdad". Por lo tanto, si no quieres saber como finalizó la serie icono de la década de los 90, mejor que no sigas leyendo...

La novena temporada de Expediente X estaba siendo totalmente prescindible, casos más o menos interesantes pero a los que les faltaba el ingrediente principal, la presencia del siempre grande, Fox Mulder. Además, la surrealista trama principal estaba siendo el ejemplo perfecto de que la esencia original de la serie se iba perdiendo capítulo a capítulo. Lo único realmente motivante para seguir avanzando, era saber que a cada episodio visto, me acercaba un poquito más a esa verdad que el Fumador se había reservado para sí mismo durante tantos años. Así llegué a "The Truth", el doble capítulo que pondría punto y final a la serie, y donde por fin tendríamos de vuelta al desaparecido agente Mulder. Quedaba muchísimo por explicar, por lo que el final de Expediente X optó por posponer las grandes respuestas hasta el año 2012, dedicándose principalmente a realizarse una fiesta homenaje, en forma de resumen de todo lo vivido hasta el momento y en la que no faltó ninguna de las viejas glorias de los expedientes x.

Prácticamente todo el capítulo se centró en el juicio que le prepararon a Mulder por el asesinato de un supersoldado (un Adam Baldwin con cara de malote). Esto sirvió como excusa, para idear una defensa basada en recordar todos los puntos claves de la trama principal de la serie, a la vez que sirvió para darle un poco más de consistencia a todo lo acontecido hasta el momento. Por ahí se pasearon todos los personajes importantes de la serie, hasta los fantasmas de Mr. X y Krycek. Todo ello para nada, pues el juicio estaba visto para sentencia desde antes de comenzar, lógico y normal cuando el jurado está amañado por la mano extraterrestre de los supersoldados. Al final Mulder fue imputado como culpable y llegó el momento de ser rescatado por Skinner y Doggett, con la ayuda del hasta entonces odioso director Kersh. Mulder estaba en posesión de la verdad pero no quería compartirla con Scully (ni con nosotros), pero Dana es mucha Dana y al final le convenció para que le mostrara la revelación final. Esta nos llevó al desierto, donde estaba esperándonos ese ser inmortal adicto a la nicotina. Finalmente descubrimos que la verdad no era otra que la fecha del fin de la humanidad, 2012, el año en que los extraterrestres colonizarán el planeta. Con esta información y tras conseguir huir nuevamente, tocó disfrutar de la escena final en la habitación de un hotel, con Mulder y Scully abrazados en la cama. Continuará...

Ese se suponía que era el punto y final de Expediente X, pero en verdad se trataba de un punto y seguido, para alegría de todos los seguidores de la serie. Alegría en parte, porque 6 años después se estrenó "Creer es la clave", una decepción en toda regla. Por suerte y debido al hecho de haber comenzado con la serie 15 años después desde que se estrenó (que se dice pronto...), no tuve que esperar tanto tiempo para volver a disfrutar de Mulder y Scully. Si hubiera tenido que esperar tanto tiempo para encontrarme con tal desafortunada cinta, mi mosqueo sería aún mayor. Entiendo que Chris Carter y su equipo no optaran por continuar la trama principal, reservándose ese último as para el año 2012, pero ya que decides tratar nuevamente la relación tan particular entre Mulder y Scully, al menos lo podrían haber hecho con una caso interesante de trasfondo, algo que desde luego no ha ocurrido en "Creer es la clave". Tanto es esto, que la película me ha recordado a un capítulo de relleno de la serie, pero de los malos, para más inri.

El film peca de muchos aspectos negativos, pero el que más me dolió, fue ver como su objetivo principal que era abordar la relación de la pareja protagonista, no era tratado adecuadamente. Volver a tener a una Scully repleta de falta de fe, era innecesario pero que esto influya en su relación con Mulder, no me gustó en absoluto. Si a esto le sumas un caso que tampoco tenía mucho de sobrenatural, falta de ritmo y de acción a lo largo de toda la película y que al final uno se queda como estaba o peor debido a la sensación de ver como la oportunidad de traer de nuevo a Mulder y Scully, había sido desaprovechada. En definitiva, una película totalmente prescindible y de la que poco o nada importante se puede sacar, que para colmo ni es divertida, ni hace justicia a esta grandísima serie que es Expediente X.

Par terminar, comentar que ya están comenzado a salir los primeros rumores acerca de una tercera película con fecha prevista para el año 2012. No hace ni falta decir que es necesaria, una obligación por parte del equipo de la serie para/con sus seguidores y de la que espero que salga el verdadero punto y final de Expediente X. El Fumador nos dio la fecha del fin y esperaré todo lo que haga falta para verlo.

Vienen para quedarse

Publicado por Moltisanti On 23:27 20 comentarios
Los únicos estrenos para esta temporada que tienen un sitio asegurado en mi "actualmente viendo" son Flash Forward y V, ambas del canal Abc. Ha pasado mucho tiempo desde que ambas recibieran el visto bueno por parte de la cadena y probablemente se haya dicho todo sobre ellas y más, pero me prometí a mí mismo que las dedicaría un merecido post antes de que se estrenaran y si me llego a descuidar un poco más, me pilla el toro. Tanto es esto, que Flash Forward se estrena este mismo jueves (entre nosotros la tendremos el viernes), sin olvidarme de que hace unos días que se filtró su capítulo piloto en una pésima calidad, motivo por el que aún no me he animado a verle. Por la otra parte, para disfrutar del remake de V aún toca esperar un poco más, hasta el 3 de noviembre para ser exactos, pero contando que su estreno estaba previsto para enero de 2010, bienvenido sea este adelantamiento fortuito. Toca repasar qué y a quienes nos vamos a encontrar en estos dos proyectos, que sin querer generalizar demasiado, creo que son los dos más esperados por la mayoría de los que os pasáis por aquí. Ambas vienen con la intención de quedarse, triunfar y arrasar con todo y entre todos. Otro día ya tocará ver y comprobar si lo han conseguido...

Si hay un nuevo proyecto que no ha parado de dar de hablar durante todos estos últimos meses, ese ha sido Flash Forward. Incluso antes de que la abc anunciara oficialmente que la serie iba a salir hacia adelante, ya había comenzado su campaña publicitaria con aquel misterioso anuncio que se emitió en el intermedio de Lost y que nos ivitaba a hacernos esta pregunta: ¿What did you see?. A partir de aquí un sin fin de noticias, rumores, imágenes promocionales, trailers, marketing viral, etc. Todo esto, junto al hecho de consiredarse a sí misma como la sucesora natural de Lost, ha provocado que seamos muchos, muchísimos los que estemos esperando para disfrutar de esta historia en la que durante 2 minutos y 17 segundos, la población mundial perderá el conocimiento teniendo flashes de su futuro.

A priori tiene una pinta impresionante, ahora solo tiene que cumplir con las expectativas creadas, que no son pocas precisamente. Hasta los propios responsables del show saben que tienen algo grande entre las manos y ya han hecho comentarios sobre unas posibles cinco temporadas de duración. Hecho que junto a los comentarios que he leído acerca de la obra en la que se basará la serie (Recuerdos del futuro - Robert J. Sawyer), me hacen pensar que la serie beberá de sus orígenes pero que terminará teniendo una esencia totalmente propia, algo así como ha pasado con True Blood. Creo que ya solo me queda recordar que entre el reparto de la serie nos encontraremos caras conocidas desde la Isla de Perdidos como son Dominic Monaghan (Charlie Pace) y Sonnya Walger (Penny Widmore), además de tener como protagonista de la función a un Joseph Fiennes que espero que llegue a estar a la altura del papel. Aquí os dejo con la promo más completita de todas los emitidos hasta la fecha, que no son pocas precisamente:



Si Flash Forward nos mandará al futuro, el remake de V nos trasladará al pasado más ochentero, ese en el que los extraterrestres tenían forma humana pero se gurdaban un secreto en forma de lagartos que nunca decían que no a una buena cata de ratones. En principio llega con la idea de ofrecernos una reinvención de la clásica serie de ciencia ficción, en forma de miniserie. Que su duración se limite a tan solo 13 episodios o se alargue más tiempo, supongo que dependerá de la acogida que obtenga, como suele pasar en estos casos. Tampoco se sabe mucho de su argumento, más allá de lo popularemente conocido, por lo que tenemos que conformarnos con saber que caras tendremos en la serie.

Creo que este es el principal punto a favor con el que cuenta el remake, pues prácticamente todos los actores y actrices, son viejos y grandes conocidos de este mundillo de las series de televisión. Encabezando el reparto está Elizabeth Mitchell (Lost), la protagonista de la función y la que se ha convertido involuntariamente en el principal motor de promoción de la serie. Además de ella, conforman el cast de la serie: Morena Baccarin (Firefly), Joel Gretsch (Los 4000, Abducidos), Alan Tudyk (Firefly, Dollhouse), Laura Vandervoort (Smallville) y Scott Wolf (Everwood, The Nine), entre otros muchos. Aquí os dejo la promo de V:



Para terminar, en España ya sabemos que cadenas de televisión se han hecho con los derechos de ambas series y tienen pensado emitirlas con muy poca diferencia respecto a la emisión americana. Flash Forward podrá verse tanto por AXN (antes) como por Cuatro (después), mientras que V hará lo mismo en el Canal TNT. Algo está cambiando en nuestra televisión respecto al trato a la ficción internacional, cosa que me alegra enormemente.

El utópico camino hacia la redención

Publicado por Moltisanti On 23:32 21 comentarios
Después de plantearme si ver o no ver la cuarta temporada de Heroes, llegó el Día D y volví a picar en el anzuelo. Después de visionar esta doble season premiere de título "Orientation" para la primera parte y "Jump, Push, Fall" para la segunda, me he quedado con la sensación de no saber muy bien que opinar de ella. No ha sido un regreso espectacular, ni siquiera emocionante, hasta casi se podría decir que no ha pasado gran cosa destacable, pero nadie dijo que el camino de la redención fuera fácil. Con todo esto, lo que quiero decir es que no me ha ilusionado pero tampoco me ha decepcionado tanto como esperaba. También es verdad que teniendo los antecedentes que tiene Heroes, era muy difícil que me decepcionara aún más.

Con una primera parte totalmente prescindible, la segunda al menos ha resultado ser más interesante, donde ambas han seguido el mismo patrón de centrarse prioritariamente en todos los personajes y en sus situaciones particulares, dando alguna que otra pista de cuales serán las tramas a seguir este año en el show. Me ha quedado claro que parece que Tim Kring y su equipo han aprendido (por fin) a solucionar alguno de los defectos que Heroes lleva acarreando desde hace mucho tiempo, pero a la vez sigue manteniendo algunos pecados que son merecedores de denuncia, siempre relacionados con el hecho de que por la serie se siguen paseando más personajes de los que deberían. Lo mismo de siempre, hasta que los guionistas no se atrevan a hacer una criba con sus personajes, el camino hacia la redención seguirá siendo una utopía.

Creo que lo mejor será pasar adentro, ponernos cómodos y destacar tanto lo positivo, como lo negativo que ha tenido el regreso de Heroes. Si no te quierer spoilear, no sigas leyendo...

Ponerse a enumerar ahora los pecados de Heroes es más o menos como hacerse el harakiri, pero hay uno que destaca por encima de todos, el hecho de tener por la serie una cantidad enorme de personajes que no tienen interés alguno y de los que ya no se puede exprimir más limonada. Esto lo hemos vuelto a comprobar a la cabeza de la lista, en la eterna cheerleader Claire Bennet, la cual ha cambiado el instituto por el campus. Esto no puede ser una trama interesante en la vida y menos con los guionistas de Heroes de por medio, y así ha pasado. Que si Claire conoce a la pedorra de su compañera de cuarto, que si no sabe hacer una ecuación, que si se hace amiga (por sorpresa) de una desesperante Madeleine Zima, que si... vamos que todas y cada una de sus intervenciones han servido para pausar una y otra vez el ritmo de la premiere. Al final, una muerte en el campus y ya la tendremos entretenida durante varios capítulos. Para más inri, todo esto, juraría haberlo visto ya alrededor del personaje en la primera temporada. Claire no progresa adecuadamente... y no puede morir, desesperante hasta decir basta.

Siguiendo con el pecado, llegamos a otro claro candidato a darnos más disgustos que alegrías, Hiro Nakamura. Este no ha llegado al nivel de Claire, pero porque Samuel (Robert Knepper) ha llegado al rescate. Primero va y monta un negocio de Heroes con Ando, luego se ponen a rescatarle el gato a una niña y finalmente anuncia que se está muriendo por usar sus poderes. Esta penosa introducción nos ha llevado a lo realmente interesante, aunque esta vaya acompañada de viajes en el tiempo para cambiar el pasado. Tema que precisamente no suele acabar precisamente de manera satisfacotoria cuando hablamos de Heroes. Samuel y su Carnaval ha echado el ojo a las habilidades de Hiro y solo por esto, voy a darle un suficiente al japonés que aunque sigue rayándose con sus cansinos "yatá", no ha sido tan denigrante como en otras ocasiones.

Claire, Hiro... ¿y Mohinder?. Toca empezar a destacar algunos de los puntos positivos que he encontrado en la premiere. Empezando como no podía ser de otra manera, por la ausencia del Doctor Suresh. Nada más que añadir, Mohinder era un cero a la inzquierda y siempre que no aparezca, eso que nos ahorramos. La ausencia de este, nos lleva a la principal virtud con la que ha regresado Heroes y es que no nos han ofrecido una sucesión de viñetas sin sentido, sino que han cogido a los personajes y nos han ido mostrando una lenta pero efectiva evolución de los personajes. Nada de abrir tramas sin parar, ni de introducir giros radicales simplemente porque sí, etc. Por fin Heroes, quiere dejar de ser un chiste en parte, intentando contarnos una historia de redención. Es verdad que ha podido hacerlo de una manera bastante simple y poco efectiva, pero prefiero mil veces esto que lo que fue aquella orgía de despropósitos que tuvo por nombre "Villains".

Si hablo de la virtud a la hora de no abrir más tramas de las que se puedan seguir, el mismo acierto lo han repetido a la hora de presentarnos a los nuevos personajes. A excepción del mundo de yupi que rodea a la animadora, solo hemos tenido la fortuna de conocer a unos pocos miembros del Carnaval y como me imaginaba, estos apuntan maneras. La primera escena ha sido directamente para ellos (sustituyendo la voz en off de Mohinder, por la de Samuel... sabia decisión) y aunque luego ha tocado esperar para volver a tenerles en escena, sin duda, han sido lo mejor de los dos capítulos (pese al invento del tatuaje asesino). Las escenas de acción que ha protagonizado el acotr Ray Park han sido escasas pero todas muy bien llevadas, e incluso conseguidas. Además de que los miembros del Carnaval han aportado ese halo de misticismo a la trama que es lo único que conseguía mantener el interés mientras las viejas glorias prácticamente seguían a lo suyo. El cliffhanger final no ha sido ni cliffhanger, pero bueno ahí nos dejan indicados cuales serán los siguientes objetivos de Samuel y su banda: Claire, Peter y Sylar. Siempre con la rubia en el ajo, ¿es que nunca aprenderán?. A pesar de esto, remarcar una vez más que el Carnaval ha sido lo mejor del regreso de Heroes.

Aunque no lo parezca, que conste que todos los personajes han aparecido por la premiere pero sinceramente tampoco han hecho mucho que mencionar. Danko ha sido asesinado (creía que ya lo estaba y con eso lo digo todo). Noah para huir de la soledad, ha empezado a intimar con Tracy Strauss, la cual sigue sirviendo únicamente para congelar o calentar al personal, dependiendo de la situación. Nathan en el cuerpo de Sylar empieza a darse cuenta de que algo falla con él (pronto empieza...) y Sylar en la cabeza de Matt, no para de comerle la moral a este para que le devuelva su cuerpo. Una vez más, Sylar promete ser desaprovechado para no perder las buenas costumbres. Por su parte, Ángela sigue con sus manipulaciones y encima la he escuchado algo sobre la compañía, esperemos que ande mal del oído. Me falta alguien... ah si, Peter. Vuelve a ser paramédico, convirtiéndose en un heroe pacífico pero una brújula parece que le hará salirse del camino una vez más. Espero que ahora que tiene su kit de superpoderes, sirva para mucho más.

Heroes ha regresado buscando la redención, pero tiene mucho que trabajar para ganársela. De momento ha vuelto en modo introductorio, sin tomar riesgos y con el objetivo de que no se le vaya todo de las manos como le suele suceder. Por eso aún es pronto para sacar alguna conclusión definitiva. El doble capítulo ha sido en muchas partes aburrido, pero de vez en cuando se desmarcaba con algún momento que inclinaba la balanza hacia la esperanza. Como esta situación me recuerda mucho a la del año pasado, seguiré viéndola sin expectativas, con la duda de si la serie volverá a perder el norte estrepistosamente. De ahora en adelante, cada capítulo será como una reválida que Heroes solo conseguirá superar si poco a poco va olvidándose del pasado (en especial de su primera temporada) y no comete los errores de siempre. Por pedir que no quede.
Hoy es el día de los Emmys, o mejor dicho, es el de la resaca de los premios más importantes de la televisión americana. Siempre digo que por aquí no les dedico la atención que se merecen, pero por el único y simple motivo de que no me apetece calentarme. Un año más, el conservadurismo ha sido la nota predominante y quitando los premios otorgados a Michael Emerson (¡aleluya!), a Glenn Close (solo hay una Glenn y tocaba mimarla como se merece) y a Cherry Jones (cuyo personaje de Presidenta en 24 era todo un caramelo), el resto ha ido más o menos por el mismo camino previsible de siempre. La grandes triunfadoras de la noche volvieron a ser Mad Men y 30 Rock que como sigan así, van a tener más premios que espectadores.

En definitiva, como ponerse a discutir la entrega de galardones no llevará nunca a nada de provecho, voy a llegar con alternativas anti Emmys para mi comedia favorita por excelencia, The Office. Estoy cansado de ver como año tras año los Emmys se olvidan de ella. No he visto 30 Rock, pero no creo que sea tan superior a The Office como para que todos los años le termine arrebatando el premio en cada categoría en la que se enfrentan. Ya son cinco años en los que The Office, Steve Carell (Michael Scott) y Rainn Wilson (Dwight Schrute) se vuelven a casa con las manos vacías. Si a estas alturas no lo han conseguido ya, la cosa está muy complicada para todos ellos.

Por eso aquí llego yo con unas alternativas para que de una vez por todas, consigan hacerse con su merecido premio. Todo sea por los grandísimos momentos que me han hecho pasar todos los trabajadores de la sucursal de Scranton de Dunder Mifflin. La primera alternativa consiste en que The Office abandone el formato de serie de televisión, dando el salto a la gran pantalla. Más de un fan ha pensado esto antes que yo, currándose trailers de famosas películas pero con los personajes y situaciones que nos ha regalado The Office durante cinco temporadas. Os dejo con dos de mis favoritas aunque os recomiendo que también echéis un vistazo a otras promos versionadas como las de "Soy Leyenda", "300" e "Invasión".


The Office's Dark Knight


The Office Halloween

Aparte de estos trailers, también hay geniales parodias/homenajes de la serie que están muy trabajadas y que personalmente me parecen una maravilla que hay que disfrutar. Algunos ejemplos son "Brokeback Office", "The Dwight Knight", "Schrute Wars", "Threat Level: Midnight" y "Clint Eastwood's The Office". Si con este cambio de formato, The Office siguiera sin hacerse con sus merecidos premios, aún le quedarían otras dos alternativas: pasarse a los videoclips musicales o lanzarse a la aventura de "Dancing with the Stars". Por suerte, esta serie valdría igual de todas las formas y colores. A las pruebas mostradas me remito.

Todo vale para Michael Scott y compañía en su búsqueda del premio perdido...

Regreso a la bendita rutina

Publicado por Moltisanti On 22:13 16 comentarios
El domingo pasado tiré de post-it para comentar todo lo acontecido a lo largo de la semana anterior. Creo que voy a abonarme a este tipo de entradas porque con septiembre ha regreasado la bendita rutina y siempre tendré mucho de que hablar (en general) cada siete días. Por eso, me comprometo a destacar de forma rápida y sencilla lo más importante que nos han dejado nuestras series a lo largo de la semana, siempre y cuando merezca la pena llevarlo a cabo. Conociendo a este mundillo, va a ser que los domingos tenemos una cita asegurada con la actualidad seriéfila.

Esta noche se entregan Los Emmy 2009, edición 61 de los mismos. Nunca les doy la relevancia que se merecen pero porque siempre termino mosqueado con sus resultados, desde las nominaciones hasta los ganadores. Espero que esta noche no ganen las de siempre y que haya lugar para las sorpresas. La esperanza es lo último que se pierde, ¿no?.

Esta semana solo hemos tenido en la parrilla dos estrenos, los de Community (NBC) y The Beatiful Life (CW). Sus audiencias han sido 7,7 millones de espectadores para la primera, y 1,46 millones para la segunda. No hace falta ni decir que toda la polémica promoción de la serie de Ashton Kutcher no ha surtido el efecto deseado. Todo un fracaso, hasta tratándose de la CW.

Si esta semana que está apunto de acabar nos ha traído pocas novedades, la que viene estará cargada de ellas: Bored to Death (HBO), Accidentaly on Purpose (CBS), The Forgotten (ABC), The Good Wife (CBS), NCIS: Los Ángeles (CBS), Mercy (NBC), Modern Family (ABC), Cougar Town (ABC), Eastwick (ABC) y Flash Forward (ABC). También se estrenará Brothers (FOX), de la que desconozco las causas por las que se ha pospuesto una semana su estreno. En principio solo tengo pensado seguir Flash Forward, aunque con esto de elegir a las "nuevas", todo es posible.

Sobre Flash Forward, esta semana se ha producido la filtración de su piloto en una malísima calidad. Como por fin tenemos su estreno a la vuelta de la esquina, prefirí esperarme para disfrutarlo como se merece, por lo que no aguanté ni 3 minutos viéndolo. Eso si, todo aquel que la ha visto, la pone bastante bien. Otro motivo más para ser optimista con la llamada a ser la sucesora de Lost (ya veremos...).

Hablando de filtraciones, no podía faltar en aparecer por aquí el canal Showtime. Si hace unas semanas nos dejó catar el inicio de la cuarta temporada de Dexter, este fin de semana nos ha servido en bandeja los dos primeros de la tercera de Californation. En cuanto pueda, a ver el regreso de Hank Moody que a priori, tiene una pinta fantástica.

El tema de las audiencias (Fuente: FórmulaTV) ha tenido como protagonista absoluto a Jay Leno. El cómico ha abandonado la noche para dar a la NBC alegrías en horario de máxima audiencia, y por ahora estos son los resultado obtenido por The Jay Leno Show. El lunes se estrenó arrasando con casi 18 millones de espectadores, para el martes perder a 7 millones. El miércoles remontó consiguiendo 13 millones pero el jueves volvió a ceder espectadores, consiguiendo un "triste" 8,5 millones. Finalmente, el viernes reunió poco más de 7,5 millones. Como veis, resultados de todos los colores los que ha obtenido el cómico en su primera semana pero que a la NBC segur oque le han sentado de maravilla. Habrá que estar atentos a su evolución que de su éxito o fracaso, depende que otras cadenas imiten o no la decisión tomada por la cadena del pavo de reducir el número de series en su parrilla.

El jueves regresaron dos de mis series favoritas y ambas consiguieron un resultado similar. Las audiencias de Fringe y The Office fueron de 8 millones de espectadores y 8,1 millones respectivamente. Otras que regresaron (el lunes) fueron Gossip Girl y One Tree Hill, obteniendo prácticamente el mismo dato de 2,5 millones. La CW puede darse con un canto en los dientes con estos resultados, viendo como todas las series que estrenó la semana pasada han caído en esta, incluyendo a Vampire Diaries y a Supernatural (no me gusta verla bajar de los 3 millones a estas alturas).

Para terminar, recordar que esta semana regresan House, Como conocí a vuestra madre, Heroes, CSI, The Big Bang Theory, Dollhouse y Smallville, entre otras. Ya sabes, para más información al respecto solo tienes que echar una ojeada al calendario seriéfilo. Esta semana si que vamos a tener a los gestores de descarga echando humo prácticamente a diario. Lo dicho, regresamos a la bendita rutina.
1. Córtate la melena, que parece que a tu madre se la folló un mono.

Al Swearengen
(Deadwood)

2.
¿Se supone que tengo que ser el Shane Vendrell, para tu plan Vic Mackey?.

Holland "Dutch" Wagenbach
(The Shield)

3.
No estamos perdidos soldado, estamos en Normandia.

Teniente Richard Winters
(Hermanos de Sangre)

4.
Dos en la nuca, rápido y sin dolor. No es fácil ser rey, recuérdalo.

Clay Morrow (Sons of Anarchy)

5.
Soy mucho más feliz cuando estoy colocada.

Claire Fisher (Six Feet Under)

6.
Estoy pensando en hacerme una cabaña.

Laura Roslin (Battlestar Galáctica)

7.
Realmente no hay un punto donde las cosas no puedan volverse más raras, ¿o si?.

Olivia Dunham (Fringe)

Fringe, más allá de lo imposible

Publicado por Moltisanti On 21:18 20 comentarios
Fringe necesitó su primera temporada para experimentar consigo misma. Una vez encontrado el camino que quería seguir, se fue haciendo más y más grande hasta despedirse por todo lo alto con una season finale inolvidable. Esta hizo que apuntaramos el 17 de septiembre en nuestros calendarios, pues sería la fecha en que podríamos confirmar de una vez por todas lo que ya muchos pensamos, que Fringe es una de las mejores series de la actualidad. Después de disfrutar de la season premiere de la segunda temporada, "A New Day in the Old Town", no hay duda de que Fringe sabe lo que quiere, se gusta a sí mima y los espectadores simplemente somos invitados de lujo a este espectáculo que promete ir más allá de lo imposible.

Ya sabes, si no has visto el regreso de Fringe, echa el freno que empieza la review...

Si recordaramos cuales eran los ingredientes fundamentales de un capitulazo de Fringe, seguro que por la cabeza nos pasarían algunos de estos: una escena de apertura totalmente maravillosa y sorprendente, la clásica tensión sexual no resuelta entre la pareja protagonista, las benditas locuras de Walter Bishop examinando un cadáver, las caras de pocos amigos tanto de Phillip Broyles como de Charlie Francis, como la continua sucesión de momentos increíbles ganadores al premio del momento "what the fuck" del año. Todo esto, y mucho más, lo ha tenido esta premiere de Fringe. ¿Se puede pedir más?, solo lo imposible, algo de lo que Fringe también sabe y mucho.

¡What the fuck!

La escena de inicio ha sido desconcertante y brutal, a partes iguales. Personalmente, esperaba enganchar la premiere con la escena final de la primera temporada, pero nada de eso. Tenemos un accidente de coche en Manhattan, a un hombre desorientado que huye de la escena para refugiarse en un edificio y eliminar al primer vecino que se cruza en su camino. Su siguiente paso, destrozarse el craneo y sacarse del bolsillo un artilugio made in Fringe, con el objetivo de adquirir la identidad de su víctima. Mientras, Walter y Peter estaban haciendo tranquilamente unas compras para el cumpleaños del Bishop pequeño (las natillas de la discordia), cuando este recibe una llamada. Acuden a la escena del accidente porque el coche pertenece a la "desaparecida" agente Dunham, momento en el que conocemos a la agente Amy (el "fichaje" para esta segunda temporada). Finalmente, desconcierto por no saber que está pasando, Walter enredando como siempre, y el cuerpo de Olivia que aparece de la nada. Una vez más, Fringe se supera a sí misma.

¡What the fuck!

Todo el verano esperando las novedades que Olivia nos traería de la otra realidad, y resulta que aparece prácticamente sentenciada de muerte. Menos mal que sabíamos que eso no llegaría a suceder, aunque esto no ha evitado llevarme un buen susto cuando ha despertado hablando en griego ("Elinai kalytero antropho apo ton patera toy"). Palabras que al final del episodio descubriremos que eran las mismas que la madre (apuesto que no tardaremos en conocerla) de Peter le decía a este antes de irse a dormir y que significan "sé mejor hombre que tu padre". Antes del despertar de Olivia, su querida hermana Rachel nos ha dejado una perla diciendo que esta sentía "algo" por Peter. Dejando los líos amorosos a un lado, aquí lo realmente importante es que estamos como al principio, sin saber prácticamente nada nuevo, quitando que tenemos a otro personaje repleto de información confidencial pero que no recuerda nada, como si no fuera suficiente con tener a Walter en la misma situación. El día que estos dos empiecen a soltar perlas por la boca, vamos a necesitar coger papel y boli para que no se nos escape nada.

¡What the fuck!

La trama principal del episodio ha sido el soldado cambia formas que hemos conocido al principio del episodio. Descubrimos que proviene de la otra realidad, que su misión es eliminar a Olivia después de sacarla información y que se comunica con "casa" mediante una máquina de escribir frente a un espejo. Este ha sido la principal causa de despertar el interés de la agente Amy que al final, como buena oficial del FBI ha conseguido llegar donde se proponía (demostrando una vez más que son seres humanos de otra pasta, sea la serie o película que sea). En un segundo se ha puesto al día con los casos que disfrutamos en la primera temporada de la serie, y en menos tiempo ha descubierto lo peculiar que puede llegar a ser Walter. Al final y tras encajar las piezas, Peter y ella se han dirigido al hospital para poner a Olivia a salvo. Menos mal que también se había sumando al convite el agente Francis, que ha sido quien ha reducido al enemigo. Al menos eso creíamos, pues para rematar el capítulo hemos tenido un señor cliffhanger, donde descubrimos que Charlie ha sido asesinado y suplantado por el inmortal cambia formas que tiene pinta de dar mucha guerra en el futuro.

¡What the Fuck!

Todo esto ha sido lo principal del episodio pero no quiero olvidarme de los pequeños detalles o momentos que nos ha dejado este "A New Day in the Old Town". Empezando por ese guiño a Expediente X con Mulder y Scully en la pantalla del vecino asesinado por el cambia formas. De Walter podría destacar muchas de sus perlas (como todas las relacionadas con el pasado de Peter), pero llamarle Asterix a Astrid ha sido la mejor. Otro puntazo ha sido ver a Broyles y Nina Sharp dándose un beso, cosa que desde luego, no he visto llegar. De Olivia, aparte de no recordar nada (vaya que casualidad...), la hemos visto mermada físicamente, situación reflejada en su incapacidad a la hora de cargar su arma (me ha encantado la evolución mostrada al respecto). El momento de la cinta de video con el experimento de Walter y William ha sido otro de los mejores del capítulo. Lo que no entiendo es como Amy después de ver algo así, en vez de huir de la historia se pone a indagar más en el tema de la División Fringe, metiendo a la "Holy Bible" en el cotarro. Finalmente, tengo que destacar esa fiesta de cumpleaños ya mítica aunque sea tan solo por haber visto con gorritos a los invitados más singulares que te puedas llegar a imaginar, y no lo digo precisamente por la vaca.

El regreso de Fringe era uno de los que esperaba con más ganas este septiembre y desde luego que ha cumplido con las expectativas a base de madurez narrativa y de continuos momentazos. Si atendemos al mensaje que nos llega desde el póster de esta segunda temporada: "New Cases. Endless Impossibilities", es decir, "Nuevos Casos. Infinitas Imposibilidades". Da igual la realidad en la que estemos, la serie nos va a hacer disfrutar este año, aún más que el anterior. Es de lo poco que estoy seguro, tratándose de Fringe.
En estas fecha donde todos estamos esperando a que regresen nuestras series, no hay nada mejor que empezar con alguna que otra miniserie para hacer la eterna espera un poco más amena. Ponerse con una serie finalizada de varias temporadas cuando está apunto de llegar la caballería, puede resultar algo muy atrevido por nuestra parte. Y que decir de probar suerte con alguno de los estrenos que están empezando a aterrizar en la parrilla, pues que de momento no hay nada que valga realmente la pena. En cambio, empezar con una historia de tan solo unas pocas entregas y que te garantiza una conclusión en poco tiempo, puede llegar a convetirse en la mejor opción posible del momento. Ahora mismo, es lo que estoy haciendo con Hermanos de Sangre (Band of Brothers) y lo que he hecho con Habitación Perdida (The Lost Room), dos de las miniseries a las que más ganas tenía de las que incluí en la Guía. Hoy toca hablar de la segunda, la cual empecé hace unos días y ya he finalizado. Así da gusto empezar con una serie.

Habitación Perdida se emitió en 2006 por el canal Sci-fi ahora rebautizado como Syfy. Su historia se centra en una misteriosa habitación de motel y en las habiliades especiales que poseen los objetos que pertenecieron a ella. El protagonista de la función es Joe Miller, un detective que investigando un caso de asesinato, se topará con la llave de la habitación, descubriendo las posibilidades que esta le ofrece. El problema es que a lo largo y ancho del planeta, mucha gente conoce la existencia de los objetos y son capaces de hacer cualquier cosa por hacerse con ellos, lo que dará comienzo a los problemas de Joe, los cuales se incrementarán cuando su hija desaparezca dentro de la habitación. Así comenzará la carrera de Joe por entender lo que esa habitación significa y representa, a la vez que tiene que cuidarse las espaldas para que nadie le arrebate la llave que le ayudará a conseguir su objetivo principal, traer a su hija de vuelta.

Decir que la miniserie me ha gustado mucho, tal y como esperaba. La historia es muy original y está llevada con solvencia aunque en algunos puntos llegue a flojear. Lo que más me llamó la atención y que se acrecentó una vez visto el final, es que Habitación Perdida es más que una miniserie, porque en todo momento te deja la sensación de que sus posibilidades van más allá de limitarse a tan solo 6 capítulos (o 3 dependiendo de la versión que consigas). Esto no quiere decir que las tramas no se cierren, pero si estuvieramos leyendo un libro, estaríamos hablando solo de su introducción. Por eso mismo, no me extrañaría que algún día la historia se retomara (que va a ser que no...) porque ofrece la posibilidad de no necesitar a los protagonistas para continuar. En muchos aspectos me recuerda a Los 4400 en el sentido que fue concebida como una simple miniserie pero que desde el principio sabes que puede llegar a mucho más. La verdad que viendo como esta terminó alargando innecesariamente sus tramas, mejor quedarse con el buen sabor de boca que Habitación Perdida te deja con su llave, reloj, peine, estuche, ojo y huesped.

Además, aparte de tener a Peter Krause (Nate Fisher en Six Feet Under) encabezando el reparto, también aparece por escena Chris Bauer, uno de mis actores del momento tras disfrutarle como Frank Sobotka en The Wire y como el Detective Andy Bellefleur en True Blood. Como tampoco hay mucho más que decir sobre Habitación Perdida, te animo a verla si te gustan las historias de ciencia ficción con los pies en la tierra, que sean originales y que cumplan con su objetivo primordial que no es otro, que hacerte pasar un buen rato. Sabía que me iba gustar mucho y no me ha defraudado. Por esto y por su duración, la considero una opción idónea para estas fechas en las que estamos más pendientes de mirar cuando regresan todas nuestras series, que de empezar con alguna nueva.

¿Ver o no ver la redención de Heroes?

Publicado por Moltisanti On 16:40 35 comentarios
El próximo lunes día 21 regresa Heroes, con el estreno de su cuarta temporada, que llevará por título Redemption, siendo esta la quinta entrega de la saga. El final del volumen anterior (Fugitivos) fue un desastre, al igual que lo fue todo el año para la serie en general. Aún así, me congratulé para seguir viéndola.

La cosa está en que me he tirado todo el verano sin mencionar a la serie por aquí, pasando de cualquier novedad que apareciera sobre ella, como si la historia no fuera conmigo. Ahora a menos de una semana de su regreso, me hago esta pregunta, ¿ver o no ver la cuarta temporada de Heroes?. Como haría el gran Barney Stinson de Cómo conocí a vuestra madre, aquí va una lista repletita de pros y contras para tomar la decisión más acertada, pero que como de costumbre, terminaré obviando al final.



Contras:
  • Este año la NBC ha prescincido del habitual acoso y derribo con el que promocionaba su serie estrella. Una muestra más de que hasta el canal, ha perdido un poco la fe en su gallina de los huevos de oro.

  • Tim Kring sigue al frente de la serie, nada más que añadir...

  • Todos los protagonistas volverán a intentar rehacer sus vidas como si no hubiera pasado nada, otra vez.

  • Los viajes en el tiempo parece que regresarán. ¡Sálvese quien pueda!.

  • Claire volverá a lucir su traje de Cheerleader como en las grandes ocasiones y no, no es que se haya convertido en monitora de jóvenes promesas, se rumorea que sufre del síndrome de Peter Pan.
  • La esperanza de todos los seguidores de Heroes llegó con el regreso del hijo pródigo, Bryan Fuller, pues no ha tardado ni dos días en volver a bajarse del barco. ¿Ha visto lo que hay y ha preferido optar por lavarse las manos?.

  • Prácticamente no se han lanzado promos y las que hay, pueden dejarte entre helado y congelado con lo ahí mostrado.

  • Hiro y Ando siguen sueltos y se rumorea que vuelven con más ganas que nunca de seguir protagonizando las peores ymás bochornosas tramas de la serie.

  • El año pasado, salieron multitud de posters de cada uno de los personajes protagonistas, este únicamente tenemos esta "cosa" que he colocado al inicio de la entrada. El escote photoshopeado de la cheerleader es más artificial que los poderes de Mohinder. En serio, da hasta cosa mirarlo (pinchar en él para verlo a gran escala).

  • La serie ha vuelto a cometer el mismo error que años anteriores, fichar actores sin control alguno. Entre ellos está Madeleine Zima, la cual no es de mi devoción precisamente.

  • Paro aquí, porque como siga poniendo contras, no va a ser ni necesario empezar con los pros.
Pros:
  • Robert Knepper estará en Redemption. Con este pro, debería ser más que suficiente para darle a Heroes esta nueva oportunidad pero el antecedente del gran Zeljko Ivanek, no es precisamente esperanzador.

  • Acompañando a Knepper, llegará el Carnaval, los nuevos villanos de la serie. No sé prácticamente nada sobre ellos pero a priori pintan muy bien. Claro, ya se sabe como trata el señor King a sus "villanos".

  • Esta cuarta temporada, tendrá menos episodios que la anterior. Así sí.

  • El 21 de septiembre, la premiere será doble con los episodios 4x01 "Orientation" y 4x02 "Jump, Push, Fall". Esto se traduce en que Heroes tiene el doble de tiempo para conseguir lavar su imagen y ganarse esta nueva oportunidad. También es verdad que es un arma de doble filo, que la puede sentenciar sin marcha atrás.

  • La trama Nathan-Sylar. La pongo en pro porque en principio apunta a dar alguna que otra alegría pero tranquilamente se puede convertir en contra, si no la conducen correctamente.

  • Por mi parte, voy con el contador de expectativas a cero (a diferencia del año pasado), lo que unido a la ausencia total de información y promoción, hacen que afronte el estreno de la nueva temporada como si la película no fuera conmigo y a lo mejor esta se reserva un último as bajo la manga...
Equipo, ¿ver o no ver la redención de Heroes?.

Sangre un tanto agridulce

Publicado por Moltisanti On 18:39 25 comentarios
Se acabó lo que se daba. La segunda temporada de True Blood ha finalizado con "Beyond here lies nothing". Ha sido la serie del verano, por repercusión y por su éxito en las audiciencias, pero haciendo un balance general, creo que no ha dado todo lo que se esperaba de ella. Que conste que me encanta la serie y me lo paso genial viendo cada uno de sus capítulos pero a la hora de calificar a la temporada como conjunto, no ha conseguido cumplir con todo lo que prometía dar. Quizás el mayor problema que tiene True Blood, es que cuenta con unas posibilidades casi infinitas pero te deja muchas veces con la sensación, de no querer exprimilas al máximo. Exactamente lo mismo que ha pasado con su season finale, la cual ha estado partida en dos, cerrando toda la historia de Maryann e introduciendo el que será el camino a seguir de cara a la tercera temporada. Puede que me haya quedado con un sabor un tanto agridulce pero ya estoy deseando tener mi siguiente ración de sangre fresca.

Hora de comentar todo lo que ha sucedido en la season finale, que no ha sido poco precisamente. Como siempre en estos casos, la lectura está recomendada para aquellos que ya la hayan visto.

Como he dicho antes, la finale ha estado divida en dos partes totalmente definidas, algo parecido a lo que sucedió en la primera temporada, pero con la diferencia de que esta vez no ha habido un breve salto temporal. Lo que quiere decir, que para Sookie, Bill y compañía, no va a haber descanso entre todo lo que les ha ocurrido a lo largo de estos doce capítulos, con lo que les pasará en los doce que llegarán el próximo año. Bon Temps va a necesitar una boca del infierno al más puro estilo de Buffy, para dar algo de sentido a que todos los problemas se terminen reuniendo siempre en la misma zona. Quizás simplemente son los personajes los que atraen el jaleo, y sino que se lo pregunten a Sookie, Tara o Sam, que de esto parece que saben un poco.

La historia de Maryann tenía fecha de caducidad desde que comenzó la temporada, y no ha sido hasta el mismo final cuando hemos entendido más o menos todas sus motivaciones. Entiendo que quisiera casarse con su querido Dios, pero tampoco hacía falta montar la que ha terminado montando aunque claro, sin eso no hubieramos podido disfrutar de sus orgías, pasteles de corazón y sucedáneos. El personaje me ha encantado por el juego que ha dado desde que apareció, aparte de que Michelle Forbes me tiene ganado para su causa. De todas maneras, su historia no daba para más y se ha despedido a su manera, con una escena surrealista con Sam "hecho todo un toro" (un clásico del humor de los cambia-formas, no os preocupéis si no os ha hecho gracia). Este desenlace te deja con la sensación de que no era tan difícil acabar con ella, aunque también es verdad que Alan Ball ha cuidado todos los detalles en relación a su historia, mostrándonos finalmente esas garras que tanta pupa hicieron a Sookie en el pasado. Sobre esta, llegué a pensar que sus "super poderes" serían los que pondrían a Maryann en su sitio, pero parece que se los tendrá que reservar para otra ocasión.

En cuanto a la participación del amplio abanico de secundarios que tiene la serie, en la primera mitad se han limitado a poner ojitos negros y servir a la causa de Maryann. Una vez se ha finiquitado este asunto, no les ha quedado otra que intentar dar una explicación más o menos coherente (el momento ataque de los extraterrestres ha sido todo un puntazo) a la repentina pérdida de memoria. Como siempre, destacando en este aspecto al gran Detective Andy Bellefleur que siempre consigue sacarme una sonrisa con sus apariciones. Por otra parte, los que si que saben todo lo que ha sucedido en Bon Temps en los últimos tiempos, tendrán que lidiar con la historia a su manera. La dupla formada por Andy y Jason, viviendo como heroes en el anonimato y con un secreto (el asesinato de Eggs) que les unirá aún más de cara al futuro. Hablando de "huevos", este ha sido el que más trastornado ha quedado, acudiendo a Sookie para que le hiciera recordar porque terminó con las manos manchadas. Una vez ha descubierto que era el brazo exterminador de la ménade, ha perdido el juicio y así ha acabado con una bala en la cabeza. A ver si con este personaje fuera de nómina, volvemos a tener a la Tara de la primera temporada de vuelta a la acción, porque menudo segundo año que se ha pegado la amiga, directamente para hacer borrón y cuenta nueva.

Así llegamos a la pareja de tortolitos, Sookie y Bill. Han tenido su participación activa en la caída de Maryann pero luego han vuelto a las andadas, es decir, a jugar a los enamorados. Todo estaba siendo más o menos coherente, con un gran detalle del señor Compton a la hora de reservar todo un restaurante (¿de dónde saca los ingresos Bill para sus despilfarros a lo Romeo?) para ellos dos solos. Lástima que haya tenido que llegar Sookie, volver a perder todo lo que se había ganado en los últimos tiempos y demostrar que es un personaje que merece ser odiado. A que viene esa indecisión a la hora de decir sí, para acabar poniéndote el anillo en el baño y luego aceptar la propuesta demasiado tarde. Al menos el cliffhanger es efectivo, no llegando a ser rompedor pero evitando situaciones incómodas y de bochorno como las de la temporada pasada. Está claro que Eric está detrás del secuestro, trama que espero que de una vez por todas consiga colocar en primera fila de acción, al milenario vampiro. De paso que se una a la fiesta la Reina porque el personaje promete pero se ha limiado a jugar a los dados. Así es True Blood, y no hay más.

Repasemos los adelantos que Alan Ball nos ha dejado en esta finale, para saber por encima con que nos llegará la próxima temporada. Tenemos a Andy encubriendo a Jason, tras asesinar este a Eggs. A Sam con ganas de descubrir sus orígenes, historia que promete a priori. También tenemos a la desaparecida en combate, Jessica, con ganas de dar el juego que se suponía que iba a haber dado esta temporada. Esto nos lleva al corazón roto de Hoyt, otro del que espero grandes cosas para el próximo año. Luego hemos dejado a Sookie con el sí en la boca, a Bill desaparecido y a Eric con todas las papeletas para ser el responsable del rapto, mientras que mantendrá su acuerdo con la Reina en la venta de sangre de vampiro (otra trama que han ido posponiendo de principio a fin). Finalmente nos quedan personajes como Tara, Lafayette, Arlene o Terry, de los cuales no nos han dado un adelanto concreto para saber por donde irán sus tiros en la tercera temporada. Estas son las historias con las que comenzará la tercera temporada de True Blood, de ahí a como acabe, solo Alan Ball lo sabe.

The Shield: Game Over

Publicado por Moltisanti On 23:47 10 comentarios
Fin de la partida. Mi apasionante y frenética andadura con The Shield ha llegado a su fin tras 7 temporadas de acción, giros imposibles, personajes excepcionales e historias descomunales, que afortunadamente no han terminado por provocarme ningún infarto al corazón. Lo que he disfrutado con esta serie no se puede describir con palabras, simplemente hay que verla para comprobar porque desde hoy la trataré siempre como una obra maestra más, de esas que la televisión de muy de vez en cuando regala para hacer un poquito más grande al medio. Mira que durante todo su visionado he ido preavisado de que lo que estaba apunto de vivir, iba a ser muy grande pero hasta que no la ves, no lo crees. Da igual las expectactivas con las que afrontes la decisión de empezar The Shield, la serie conseguirá engancharte y maravillarte seguro. Por eso mismo, antes de dar el salto para empezar a comentar su perfecto cierre final, quiero volver a recomendarte encarecidamente que le des una oportunidad a la serie. Saca aunque sea tan solo 43 minutos para ver su piloto, del resto ya se encargarán Vic Mackey y su Equipo.

Con "Family Meeting", The Shield ha puesto punto y final a su andadura, por lo que si no quieres saber como ha acabado todo para cada uno de sus personajes, no sigas leyendo y de paso, aprovecha para ponerte el primer capítulo de la serie.

Siempre que acabo una gran serie me cuesta escribir sobre ella, pero a la vez, siempre quiero dedicarla un merecido homenaje. Esta vez no va a ser diferente y tengo pensado escribir sobre todo lo acontecido tanto en la sexta como en la séptima temporada, destacando de forma especial (como no podía ser de otra manera), a su capítulo final. Grande The Shield, grande Vic.

Empiezo hablando de la sexta temporada, la cual es la más corta (tan solo 10 episodios) de toda la serie. En ella ya estaba puesta toda la carne en el asador y se dedicó principalmente a servir de puente entre la quinta y la séptima, cosa que para nada debe de sonar a negativo, pues cumplió a la perfección su papel de partir la historia en dos trozos. La primera parte consitió en cerrar el caso Kavanaugh, terminando con este en la cárcel tras intentar por todos los medios arrebatarle a Vic su preciada placa. Una vez zanjado esta trama, todos los focos apuntaron hacia la única dirección posible, encontrar al responsable de la muerte de Lem, es decir, a Cletus Van Damme. No pensé que sería tan pronto pero ya a mitad de temporada, Shane no aguantó más y se desplomó primero ante Mara y poco después ante Vic, cuando este no le dejó otra vía de escape. Con tan tremenda revelación, su caza se convertiría en el objetivo prioritario pero surgió el problema de que este se guardaba un as en la manga en forma de confesión con todo lo realizado a manos del Equipo de Asalto.

De esta forma comenzó la segunda parte de la temporada, la cual tuvo a la venganza como ingrediente principal, hasta que Shane invitó a los armenios a la fiesta. Siempre he dicho que uno de los elementos que más me ha gustado de The Shield, es que siempre tiene presente el pasado. Si este consiste en haber robado 2 millones a la mafia armenia, uno sabe que lo que se prepara va a ser descomunal y así fue la recta final de la sexta temporada (de esas que hace que te suba incontroladamente el nivel de adrenalina). Otra vez teniendo a Shane como máximo responsable de todo el jaleo montado y otra vez, con la única intención de poner su culo a cubierto. ¿Cómo pudo pensar que confesar el trabajito del tren del dinero, no le traería consecuencias?. Lo mejor de todo (para el espectáculo) fue que Vic y su familia también acabaron involucrados y claro, eso se tradujo en un despiporre de mucho cuidado. Lo que podría denominarse como "la oferta de The Shield", la cual te garantiza un 100% de locura extrema... con la diferencia de que esta vez no habría oportunidad para darse un respiro, pues con la séptima temporada, todo se elevó a la máxima potencia.

Con los armenios revolucionados y con los mexicanos en búsqueda del control de la ciudad, comenzaba el acto final que suponía la séptima temporada. Mejor dicho, este comenzó con Vic y Ronnie apunto de conseguir su venganza personal con una escena que define perfectamente lo que llegaría en toda la última temporada: "como esto se acaba, todo vale, pero siempre que sea algo legendario". Al final Shane tirando nuevamente de mentiras consiguió calmar las cosas, o al menos eso se creía él. Todo esto mientras Vic organizaba una guerra en Farmington, con el objetivo de dar caza al cartel mexicano, poder librarse de su problemilla armenio e incluso optar a mantener su puesto como policía. Si por si este cóctel molotov no fuera suficiente para él, quiso aprovechar todo el revuelo montado para eliminar de una vez por todas a Shane, como el tiro le salió por la culata, ambos se cambiaron las tornas y así comenzó la caída del castillo de naipes formado por todos los implicados. Vic sin su placa y confesando todo lo inconfensable, Shane y su familia como fugitivos, Ronnie atado de pies y manos por Claudette y sin saber que estaba siendo traicionado, etc. A todo esto, aún no he mencionado ni siquiera al resto de grandes personajes de la serie, pero esto me lo reservaba para reflexión sobre el 7x13 "Family Meeting".

La séptima temporada estaba siendo redonda, de lo mejor que he visto (y que veré) en una serie de televisión pero para encumbrarla del todo, necesitaba un final acorde al nivel mostrado por la serie. The Shield no contenta con todas las alegrías y momentazos que ya había regalado hasta llegar aquí, decidió darlo todo como despedida. Esto automáticamente se traduce en un final trágico para sus protagonistas, aunque como siempre en estos casos, cada uno se había forjado su propio destino. Empezando por uno de los que ha salido mejor parado, David Aceveda. Termina con el objetivo de convertirse en alcalde casi cumplido, o al menos, eso se da a entender. Siempre quiso ascender políticamente a través de una firme disciplina, una confianza ciega en las fuerzas de la ley y en los beneficios que concede salir en televisión como un heroe. Misión cumplida, señor del traje.

Otros que no acabaron nada mal, fueron Julien y Tina. El primero había perdido mucho peso en la serie pero se da a entender que terminaría convirtiéndose en detective algún día, mientras que la "Miss Police" cumple un año en el puesto, siendo una más del corral. En cuanto al dúo estrella de detectives, Billings (terminó ganándose mis respetos, a pesar de ser como es) solucionó sus problemas legales gracias a Dutch. Este como siempre, haciendo lo correcto con su ética moral. Su final no ha resultado ser espectacular, tampoco le hacía falta después de 7 temporadas ganándose el respeto de sus compañeros y del nuestro como espectadores. Su mirada final a Vic, pone la guinda al pastel de este grandísimo personaje que nos ha regalado The Shield. Si hablo de Dutch, automáticamente lo tengo que hacer de Claudette. Con ella empieza el carrusel de finales trágicos, con esa pena de muerte, que no por conocida, deja de ser dolorosa para un personaje que siempre quiso impregnar de buen hacer su trabajo, llevándose por el camino al monstruo de apellido Mackey.

En cuanto a las dos mujeres que alborotaron la vida amorosa de Vic, Corrine y Danny, ambas terminan consiguiendo mantener lo más alejado posible al padre de sus respectivos hijos aunque de muy distinta manera. Ver a Corrine teniendo que recurrir al programa de protección de testigos, personalmente lo considero el mayor castigo de todos los que ha sufrido finalmente el gran (¿heroe o villano?) Mackey, y no han sido pocos precisamente. The Shield siempre fue Vic Mackey y viceversa, y eso ha quedado más claro que nunca en esa ya mítica escena final, donde el silencio ha impregnado todo, mientras un servidor no podía ni pestañear de la emoción. El personaje había llegado ya a unos extremos incontrolables y finalmente ha perdido todo por lo que luchó: su trabajo, su equipo y su familia. Verle vestido con traje y corbata, anclado en un escritorio colocando las fotos de sus hijos, recordando todo lo que ha vivido mientras los ojos se le llenaban de lágrimas, ha sido simplemente increíble. El verle coger su pistola al ruido de las sirenas de los coches patrullas, solo ha servido para recordarnos por última vez, quien es en realidad Vic Mackey.

El Equipo de Asalto terminó aquí...

Lo lógico hubiera sido reservar para el final, el destino de Vic Mackey pero teniendo en cuenta que él ha sido el "responsable" de sentenciar a su Equipo de Asalto, ha tocado cambiar el orden preferencial. Tengo que reconocer que me ha fastidiado mucho ver como Ronnie era el que más perjudicado salía de todo el asunto. En esta séptima temporada, el personaje se ha coronado como uno de mis favoritos y aunque era inevitable no pensar que acabaría en la cárcel (sabiendo que pudo huir en su día...), ha sido muy duro comprobar que toda la culpa la tiene aquel al que siempre apoyó cuando le necesitó. Al final su destino, recaer en "Villa Antwon". Si el final de Ronnie ha sido demoledor, el de Shane y su familia ha sido la prueba definitiva de lo dura y oscura que puede llegar a ser The Shield cuando se lo propone. Siempre adoraré al personaje pero su final deja tocado a cualquiera. Verle consumido por la desesperación y las drogas, escuchar su carta de despedida en la voz de Claudette, tener que sacrificar a su familia para mantenerles a salvo de Vic... todo, para acabar pegándose un tiro encima de un retrete (aún me dan escalofríos). Sinceramente, no hay nada más que pueda añadir.

Al final me he extendido más de lo que pensaba, pues una cosa es que haya acabado The Shield y otra que tenga que hablar de todo lo que se me pasa ahora mismo por la cabeza en tan una sola entrada. Siempre que hablo del final de una obra maestra me prometo a mí mismo que en el futuro la dedicaré grandes entradas como homenaje y The Shield se merece esto y mucho más. Ha sido una experiencia seriéfila única e irrepetible. Por eso mismo, no quiero acabar sin agradecer una vez más a Noa, Kratos, Alx, Van Hessa y Nahum, entre otros, por todas las veces que me recomendaron y me animaron a darla una oportunidad. De ahora en adelante, me sumo a la causa de expandir el virus de The Shield siempre que pueda. El Streak Team estuvo aquí...

Tirando de post-it

Publicado por Moltisanti On 0:18 22 comentarios
¿Quién no ha utilizado nunca, o no sabe lo que es un Post-It?. No hay otra herramienta más básica y más útil que los "pósit" a la hora de apuntarnos notas breves. Si no que se lo pregunten al bueno de Michael Scofield, por ejemplo. Por eso mismo, coincidiendo con el final de la primera semana del nuevo curso seriéfilo, voy a tirar de estas anotaciones breves para destacar lo más importante.
  • La CW ha sido la primera en tirar la moneda, sacando cara y cruz con el estreno de dos de sus apuestas para la nueva temporada. The Vampire Diaries obtiene un espectacular arranque con 4,8 millones de espectadores, mientras que Melrose Place tan solo consigue reunir a 2,3 millones. No pienso darle una oportunidad a ninguna de las dos, todo sea dicho. Fuente: Aquí y aquí.

  • Otros datos de interés en cuanto a audiencias se refiere, son los del regreso de Supernatural y de Glee, la ultra promocionada serie de la FOX y que he cogido tirria sin ni siquiera haber dado una oportunidad a su piloto (cosa que seguiré sin hacer). La primera tuvo 3,4 millones de espectadores y la segunda, 7,3 millones. Buenos datos para sus respectivos canales. Fuente: Aquí y aquí.

  • Tras dos semanas de espera, la HBO emitirá esta noche la season finale de la segunda temporada de True Blood. Ganacas que le tiene un servidor...

  • A lo largo de los próximos 7 días, se estrenarán The Beatiful Life (CW), Community (NBC) y Brothers (FOX). No pienso acercarme a ningún enlace de descarga que lleve su nombre, por lo que me tocará seguir esperando a otros estrenos.

  • Esta semana llegan grandes refuerzos a la parrilla, con el regreso de Fringe, The Office, Bones, Gossip Girl, One Tree Hill, etc. Todos las fechas que andáis buscando, las tenéis aquí.

  • MyTVShows ha vuelto tras tirarse unos días caído. Una lástima que una idea tan buena, tenga problemas un día sí y otro también, por no hablar de la lentitud a la que va normalmente.

  • Ya se puede votar en la ronda final de los TV Geeks Awards.

  • No está confirmado aún pero parece que Lost finalizará su andadura el próximo 19 de Mayo de 2010, lo que fijaría el 3 de Febrero como la fecha de estreno de la doble season premiere de la sexta temporada (Fuente: IGN). Además coincidiendo con el inicio del rodaje de dicha temporada, ya han empezado saltar los primeros rumores sobre que no todos los misterios tendrán solución. Nada que haga saltar las alarmas todavía, pues esta afirmación puede significar muchas cosas según como se entienda. Por último, recomiendo andar con cuidado siempre que leáis algo de la serie de ahora en adelante porque cualquier mínimo spoiler, puede aguarte alguna sorpresa sobre la cita más esperada del próximo año.

  • Para acabar y en relación a mi "actualmente viendo", decir que tan solo me quedan 5 episodios para finalizar The Shield. ¡Imprezionante!.
No ha sido una semana propensa en novedades, se nota que aún no han regresado los pesos pesados (a excepción de Supernatural) y que los estrenos no eran los más esperados. Ya queda menos para lo realmente bueno...
1. Es un shock cualquier tipo de incidente que resulte físico. Hay más locura en el mundo de la que se imagina la gente. A veces me sorprende que no haya un desastre total ahí fuera.

Keith Charles
(Six Feet Under)

2.
Si esta es la verdad que estabamos buscando, ¿en qué podemos creer ahora?.

Dana Scully
(Expediente X)

3.
No encontraba palos de golf...

Shane Botwin
(Weeds)

4.
¿Nunca piensas como acabará todo para tí?.

Mónica Rawling
(The Shield)

5.
El único destino que tengo, es ser una grillada de talla mundial.

Kara "Starbuck" Thrace
(Battlestar Galáctica)

6.
¡Yo soy el Rey!.

Silas Benjamin
(Kings)

7.
¿Alguien va a hablar algún puto idioma que entienda?.

Jim Stonem
(Skins)

Metadona sobrenatural

Publicado por Moltisanti On 22:53 13 comentarios
Esta entrada contendrá spoilers de las cuatro primeras temporadas de Supernatural y de lo acontecido en la season premiere de la quinta. Con "Sympathy for the Devil" han regresado los Winchester... y no lo han hecho presicamente solos. ¡Acción!.


The Road So Far...

Las expectativas creadas para esta temporada por todos los seguidores de la serie (entre los que por supuesto me incluyo), deberían estar controladas por la ley. En verdad tampoco es culpa nuestra, pues las estadísticas juegan a nuestro favor, indicando que Supernatural se ha ido superando a sí misma temporada tras temporada. Esta afirmación si recordamos brevemente lo que supuso la cuarta temporada de los Winchester, es como para empezar a frotarse las manos con lo que está por llegar. Sin embargo, el 5x01 "Sympathy for the Devil", no ha sido ni tan espectacular, ni tan rompedor como se esperaba. De todas formas, ¿quién se atreve a decir que no se lo ha pasado genial viendo la que se está cociendo con el Apocalipsis en ebullición?.

Tres meses esperando ver la llegada de Lucifer y antes de que nos hubieramos puestos cómodos frente a la pantalla, Eric Kripke y su equipo ya se habían sacado un as de la manga, con los protagonistas subidos en un avión, posponiendo una vez más el tan esperado momento. Este tipo de momentos son y serán siempre conocidos mundialmente como "what the fucks" porque te dejan literalmente roto. Por suerte (y por el bienestar físico del equipo de guionistas de la serie) no hemos tenido que esperar demasiado para conocer finalmente la que será la encarnación física de Lucifer, interpretado por unos de los actores del momento, Mark Pellegrino. Sinceramente, prefiero tener a un Diablo de carne y hueso pululando por ahí como el que nos van a ofrecer, que no a una criatura hecha por ordenador y que vete tú a saber como hubiera resultado ser. También me ha gustado como se ha afrontado la idea de que Lucifer debía encontrar un recipiente, al igual que cualquier otro ángel que se precie. Lo que no me ha gustado tanto ha sido la forma en que han llevado la transición, pues creo que podrían haberse ahorrado alguna de las alucinaciones de Nick, potenciando la "conversación" que al fin y al cabo, era el momento clave del asunto.

La llegada de Satán ha sido el motor de arranque de la premiere, pero el punto más tratado ha sido comprobar como andan los cimientos de la relación entre los hermanos. Que tu hermano desate el apocalipsis (aunque tú también hayas aportado tu granito de arena), debe ser duro y me gusta que hayan intentado mostrarnos que todo lo sucedido, no es de repente agua pasada para tirar hacia adelante como si nada. Sam puede haberse tirado todo el capítulo pidiendo perdón y aunque Dean parecía pasar del asunto, finalmente ha optado por dejar las cosas claras con su hermano, soltándole a la cara todo lo que le tenía que soltar, destacando que ya no confía en él. Que este momento haya supuesto el final del capítulo, es una muestra perfecta de que el camino de Supernatural seguirá basándose en la evolución de su pareja protagonista. Puede no ser la trama más atractiva que se puede tratar en este momento, pero es indispensable para aportar un poco de coherencia en esta batalla entre el cielo y el infierno que tiene a los Winchester como espectadores de lujo.

Además de tener a los Winchester y a Lucifer como principales referentes, esta premiere ha tenido tiempo de sobra para dedicárselo a los grandes secundarios de la serie. Seguramente, el momento más espectacular de todo el capítulo ha sido cuando hemos descubierto que el bueno de Bobby estaba poseído, teniendo que clavarse a sí mismo el cuchillo mágico para no terminar degollando a Dean. Incidente, cortesía de Meg, esa bitch de demonio que lleva paseándose (de cuerpo en cuerpo) por la serie desde la primera temporada. En cuanto al "A-Team" ("El Equipo Ángel"), hemos tenido de todo un poco. Zachariah (me encanta el personaje) sigue subiendo puestos cada vez que interviene, aunque nadie podrá arrebatarle el título de ángel predilecto a Castiel. Este que había muerto, ha reaparecido en el momento justo y con información muy jugosa sobre el de "arriba", dando a entender que puede que no tarde demasiado en entrar en escena. Por último, no quiero olvidarme de Chuck y de su fan número uno, Becky, la cual ha protagonizado el momento cómico del episodio con su adoración hacia Sam y su indiferencia ante Dean.

Lo importante es lo importante y ya tenemos en la serie al Lucifer que llevamos esperando desde hace tantísimo tiempo, por lo que no hay excusas que valgan para que la semana que viene el Apocalipsis no empiece a dar los frutos prometidos. Me ha gustado como poco a poco iban introduciendo distintas referencias o elementos mitológicos a la historia, que en el futuro supongo que cobrarán una mayor importancia. Como por ejemplo, toda la historia de la espada del Arcángel (Miguel para nosotros, Michael para ellos) o la mención a los cuatro jinetes del apocalipsis. ¿Soy al único que se le hace agua la boca pensando en todo lo que puede pasar de aquí al final de la temporada?.

Sam tarde o temprano necesitará de su metadona sobrenatural, afortunadamente para nosotros, ya tenemos la nuestra de regreso. Solo espero que este año la CW trate los siempre inoportunos e incómodos parones con un poco más de delicadeza que como lo hizo el año pasado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: The Young Pope

¡Súbete!

Trailer: Stranger Things

¡Participa!

BSO: Vice Principals 2x04

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España