El efecto Hatfields and McCoys y el resurgir de la miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las diversas modalidades de pago en Sons of Anarchy

Moltisanti

Recomendación de la semana

Todo lo bueno también debe llegar a su fin

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hipnotia

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Los spoilers están por todas partes

Moltisanti

Recomendación de la semana

Esta canción ya está cogida

Moltisanti

Recomendación de la semana

La cuatro de cinco de Arrested Development

Moltisanti

Recomendación de la semana

AMC no puede vivir eternamente de las rentas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Doctorchwood

Moltisanti

Recomendamos

The Shield vs. The Wire

Moltisanti

Recomendamos

Mi Lista Negra de Series

Moltisanti

Recomendamos

Exactamente hace un año a estas alturas hablábamos de la granja de la discordia, para meses después comentar lo bien que le ha había sentado a ‘The Walking Dead’ que Glen Mazzara ocupara la silla de showrunner. Ahora, recién acabada la primera mitad de la tercera temporada, me atrevo a decir que la serie ha conseguido lo que hace un año parecía algo más que un imposible: contentar a todo el mundo. Al menos esto es lo que he ido percibiendo por el territorio seriéfilo durante estas semanas. Y eso tiene más mérito de lo normal cuando uno descubre que sus audiencias han conseguido alcanzar hasta los 10 millones de espectadores. Por supuesto, siempre habrá quien siga desencantado (opinión válida como la de cualquiera) o que no le encuentre la gracia a una historia desarrollada en un mundo infestado de zombis, aunque eso ya es otra historia. Como el dicho de "para gustos los colores" es imperecedero, a veces no queda otra que tomarme el asunto con filosofía y buen humor, como bien vino a hacer el otro día el propio Mazzara en su twitter: “LOL. Folks who complain about TWD every week are now complaining that's it's not on until Feb.” Que viene a decir que la gente que se queja de la serie cada semana ahora se está quejando porque no habrá más episodios hasta febrero, más concretamente hasta el día 10.

Para la inmensa mayoría es increíble el salto de calidad que ha pegado la serie en estos ocho capítulos, pero en lo que a mí concierne, sigo pensando que no es tan remarcable con respecto al salto que consiguió pegar con la segunda mitad de su temporada anterior. Lo que no cambia que esta parte de la tercera temporada haya sido el mejor tramo y el más redondo de la serie hasta la fecha. Y con diferencia. El mérito de esta tanda de episodios ha sido saber seguir por la línea correcta y aprovechar unas posibilidades argumentales (nuevos personajes y localizaciones incluidas) mucho más atractivas, con el aliciente de que han podido ser desarrolladas desde el principio y no a mitad de camino, a diferencia de lo que ocurrió el año pasado. Eso y que no se ha escatimando en gastar munición pesada en cada episodio. Un arranque de temporada espectacular y redondo a partes iguales que por fin ha convertido a los humanos en la mayor amenaza para sobrevivir en el fin del mundo del universo ‘The Walking Dead’. Lo más curioso de todo es que esto ha sucedido cuando los zombis han estado más en primer plano que nunca. Desde la serie lo han clavado con el eslogan elegido para esta campaña: "Enfrenta a los muertos. Teme a los vivos".

A partir de este punto, si no has visto hasta el 3x08 “Made to Suffer”, te recomiendo no seguir leyendo. Ya sabes lo que toca. ¡Se avecina una horda de Spoilers!


La prisión. Michonne. Woodbury. El Gobernador. Las cuatro novedades más significativas de la temporada han resultado ser todo un acierto. O mejor dicho, tres y media lo han sido. Pese a lo atractivo que resulta ver al personaje de Michonne repartiendo katanazos y que haya protagonizado uno de los enfrentamientos cuerpo a cuerpo más espectaculares de los últimos tiempos, no me quito de la cabeza que su obsesión y desconfianza hacia el Gobernador no ha sido retratada de manera correcta. O al menos no del todo. Esta impresión la he mantenido desde que llegara a Woodbury junto a Andrea. Intuyo que puede deberse a algún tipo de mala experiencia pasada, pero ni lo han dejado entrever, ni nos lo han mostrado. Y sí, este es el único pero que le he encontrado a estos ocho capítulos. Un pero al que espero y cuento con que le dedicarán tiempo para ponerle solución durante la segunda mitad de la temporada. Necesita más material de base.

El personaje con el que no han escatimado recursos y esfuerzos a la hora de perfilar su figura, ha sido el  Gobernador. El primer villano no perteneciente al grupo de Rick y compañía. El primer villano de verdad. La fama que le precedía por parte de los lectores de los cómics tengo que reconocer que estaba más que justificada (por muchas diferencias que haya entre una versión y otra) y eso que se podría decir que está empezando a dar el juego prometido. De momento ya nos ha dejado para el recuerdo su sala de trofeos, el "interrogatorio" a Maggie y el cara a cara con Michonne. Ahora que ha perdido a su querida Penny y su ojo derecho, el espectáculo está garantizado y es que no hay nada como tener al villano de turno furioso y ansiando venganza. De paso el ataque a su idílico oasis le da la excusa política perfecta para apretar el botón rojo y dar por comenzada la guerra entre los de Woodbury y los de la prisión. Y no se me ocurre un mejor momento para despedir la serie hasta febrero. De propina nos dejan como cliffhanger a Daryl y Merle a punto de ser ejecutados. El esperado reencuentro entre los hermanos ha tenido lugar en el mejor escenario posible.

Comentadas tres de las cuatro novedades, toca centrarse en la prisión, o lo que es lo mismo, en los supervivientes de siempre, el grupo de Rick y compañía. Se acabó aquello de "no me importa lo que le suceda a los protagonistas". En primer lugar porque se han cargado en una misma tacada a T-Dog (por inservible) y a Lori (necesaria declaración de intenciones: en el fin del mundo nadie está a salvo), y segundo, porque el grado de experiencia obtenido a base de hacer lo necesario para sobrevivir ha transformado al resto en mejores personajes. Eso y que se acabó lo de tomar decisiones estúpidas sin consecuencias. El grupo ha optado por mantenerse unido como la familia que son, sustentándose en una más que justificada desconfianza hacia todo nuevo humano con el que se crucen. Veremos que sucederá con los nuevos, con el tal Tyresse a la cabeza (por lo visto otro personaje popular procedente del cómic). Cambios que han sido especialmente reflejados en Rick, que sigue siendo el líder, pero ahora de otra manera. Me quedo con el simbolismo que cargaba la secuencia en el que le planta un machetazo a uno de los presos, plasmando así su evolución desde que hiciera algo parecido con una hacha en el segundo episodio de la serie. Si decía que al Gobernador, como villano, la ansia de venganza y la furia tienen pinta de sentarle fenomenal, en realidad con Rick ya hemos presenciado algo por el estilo, aunque en su caso sólo haya podido ser dominado por la ira. Una ira (e imposibilidad de venganza) que casi le lleva a la locura. La visión de Shane en el último capítulo viene a reafirmar que su cordura está colgando de un hilo y que no tardará mucho en romperse.

En cuanto al resto, para mí Glen y Maggie son los dos que más puntos han ganado (y no sólo por cada una de sus secuencias secuestrados), aunque hay que reconocer que también es todo un puntazo ver al pequeño Carl disparando a matar... y sin fallar una. En este mundo no hay lugar para andarse con chiquilladas y ya era hora que el niño se convirtiera en hombre. Y lo ha hecho como lo hacen todos en esta serie, a base de dolor. Desgarradora secuencia en la que tiene que darle el tiro de gracia a su propia madre. Llevándolo a cabo como si hiciera tiempo que contase con tarde o temprano le tocaría vivir algo así. Hershel también tuvo su momento de gloria, pese a que le costara una pierna y al espectador presenciar otra de esas escenas de carnicería que forman parte del diferencial intrínseco de 'The Walking Dead'. En cuanto a Carol, me sorprende que no haya caído en la limpia de protagonistas sin cuaje. Que encima simularan (descaradamente) su muerte me hace pensar que quizás han optado por mantenerla viva porque hay un plan interesante reservado para ella en la la segunda tanda de la temporada. Por último queda Beth, que más allá de ser una tentación para el único preso que queda superviviente (y que todos sabemos que alguna acabará liando), sigue sin pintar mucho la verdad. En realidad esto no es del todo cierto, que casi se me olvida que alguien tiene que cuidar de la nueva integrante del grupo. Hay que reconocerle a los guionistas que han demostrado tenerlas muy grandes al introducir un bebé a la fiesta. Por cierto, que conste que no me he olvidado de Andrea, pero realmente prefiero esperar a ver dónde le lleva su relación con el Gobernador, y sobre todo, cómo actuará cuando tenga que enfrentarse a sus viejos amigos.

Y por último, mención especial a todos esos zombis que han sido reventados de mil y una maneras distintas. Una de las principales demandas del gran público ha sido escuchada (como bien apuntó Glen Mazzara en una entrevista), y lo más importante, ha sido correspondida. Era un tema clave y hay que reconocerle el gran mérito, más conociendo el esfuerzo de producción (y presupuesto) que acarrea tener decenas de no vivos cada semana en el televisor. Como bien han querido homenajear las buenas gentes de Vulture, con este puntazo de vídeo recopilatorio. Así me despido de la serie hasta su regreso. Recordad: el 10 de febrero.

5 Response to " 'The Walking Dead' contenta a todos con su mejor versión"

  1. olhado_lh Said,

    La serie ya me habia ganado con la 2T, esta primera parte de la 3T me ha conquistado y el capi final me ha entusiasmado. Que el Gobernador tilde de terroristas al grupo de Rick, una aguda metafora sobre todos aquellos que manipulan el lenguaje para sus oscuros propositos. Seguro que todos y cada uno de los telespectadores a poco que pensemos podemos poner un rostro real al Gobernador.

    Y lo tengo que decir, eso ya lo hemos visto antes, de una manera mas profunda, mas descarnada en la imperscindible Battlestar Galactica.

     

  2. Efibi Said,

    Una vez más, suscribo todas y cada una de tus palabras, maestro!

    Sólo quiero añadir que la perra de Andrea se ha ganado a pulso el lugar que ocupaba en mi corazoncito la muy bitch de Lori. Y lo que vendrá a continuación me da a mí que no hará más que corroborarlo.

    Por último,PEDAZO DE VÍDEO!! Menudo subidón de carnicería zombie, así, toda junta...Jajajaja.

     

  3. Conquer Said,

    Hola Sr. Molti!

    Nunca imaginé que iban a saber enderezar el rumbo de esta serie cuando muchos (incluído yo) creíamos que se iba a hacer aburrida y plana, pero para sorpresa de muchos ha sido todo lo contrario. Qué alegría porque en lineas generales pocos son los que ahora abandonan The Walking Dead.
    Una pregunta, ¿se sabe cuándo matan al niño? creo que es lo más odioso que he visto de todas las series que he visto en mi vida. No puedo con él.
    Respecto al video (currado) ¿habrán vuelto a contar cuántos muertos ha habido durante la temporada? aunque creo que eso se hizo durante la temporada completa.

    Pues nada más que añadir, bueno si, pero es alargar más mi comentario xD

    Después de muuucho tiempo vuelvo a comentar (porque leer si que te leo) una de tus geniales entradas.

    Un saludo!

     

  4. Moltisanti Said,

    Olhadolh, tanto el liderazgo (político) de Rick y el Gobernador son una clara analogía al totalitarismo, aunque cada uno desde una vertiente diferente. La verdad que lo han clavado. Y es cierto que este tipo de cosas en BSG se retrataron de manera inmejorable.

    Efibi, a mí Andrea no me produce esa repulsa que Lori conseguía en cada escena con ella en pantalla aunque si que es verdad que le ha tomado el relevo en cuanto estupidez. Por eso he optado por reservarme mi opinión sobre su aportación en esta primera etapa, esperando a ver que nos ofrece en la segunda. El vídeo es un puntazo tremendo. Por si te has quedado con ganas de más te dejo estas infografías sobre el tema:

    http://www.llegaronparaquedarse.net/2012/12/the-walking-dead-infografia-de-los.html

    Conquer, alegría volver a leerte por aquí. Creo que una de las pruebas del cambio de tendencia se encuentra en que ya la gente ha dejado de decir aquello "le doy un capítulo más y sino la abandono" o cosas por el estilo.
    En cuanto al niño, ¿tan odioso te parece ahora? Creo que han hecho todo lo posible para darle una vuelta completa y hacerlo interesante. Con tan poco tiempo en pantalla, creo que han hecho un trabajo estupendo.
    Te espero por los comentarios más a menudo, que siempre es un placer.

    ¡Saludos!

     

  5. Amigos,
    les presentamos la segunda edición del Podcast "El Stream Mató al Cable", donde "destripamos" la tercera temporada de The Walking Dead. Además comentamos un tema polémico: ¿Por qué odiamos a las esposas/parejas de los protagonistas de las series?

    http://www.ivoox.com/el-stream-mato-al-cable-segundo-audios-mp3_rf_1631421_1.html

     

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: AHS Freak Show

¡Participa!

Trailer: Arrow T3

¡Súbete!

BSO: The Good Wife 6x01

Póster de la Semana

Póster de la Semana

Tributo (Spoilers)

Frase del Día

Todos tenemos que decidir con cuanto pecado podemos vivir.

Enoch "Nucky" Thompson (Boardwalk Empire)