Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las excepciones de Amazon Originals

Moltisanti

Recomendación de la semana

La guadaña de la cancelación no existe para Netflix

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Series híbridas, ¿experimento o tendencia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Los catálogos de series en las plataformas SVOD

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

La quinta y sexta sinfonía de Moody & Runkle

Publicado por Moltisanti On 16:59
A continuación comentaré algún que otro detalle de la quinta y sexta temporada de 'Californication'. Aviso pero no hay nada especialmente relevante. ¡Atención Spoilers!

Cuando ‘Californication’ completó su primer ciclo, rematando de una vez por todas el “Mia Culpa” y sirviendo un final de temporada (el de la cuarta) que perfectamente podrían haber utilizado de cierre para la serie, me predispuse a aceptar que a partir de ese punto los niveles de grandeza de Hank Moody, Charlie Runkle y compañía nunca más volverían a alcanzar cotas tan altas. En otras palabras, la fórmula parecía haberse exprimido todo lo que se podía y me resultaba difícil de creer que ‘Californication’ podría evitar ese mal que siempre aparece cuando se estira más de lo debido una historia con claras limitaciones: la reiteración. La quinta y sexta temporada, esta última recientemente finalizada, han venido a confirmarme que era cierto que la fórmula tenía poco o nada nuevo que ofrecer y que la historia de amor entre Hank y Karen no podrá dejar de dar vueltas alrededor del mismo círculo hasta que Showtime no le fije una fecha de caducidad, pero a la vez, ambas campañas han seguido haciendo méritos para que siga pensando que estoy ante una de las propuestas (reservada exclusivamente para mayores de edad) más divertidas de la televisión actual. La dupla Moody-Runkle sigue en plena forma y (pese a pecar de conformidad) con eso me basta.

Si la quinta temporada puso a Hank y Charlie en el marco del hip-hop y de la producción cinematográfica, la sexta ha repetido exactamente la misma jugada con un musical rock. Un regreso al mundillo de las rockstars, tras el acercamiento que hizo la serie en su segundo año de la mano del mítico Lew Ashby. Sea como sea, ambos escenarios no han sido otra cosa que meras excusas para nutrir de más alocadas aventuras a esta dupla. En el tema de los nuevos personajes también se ha optado por repetir esquema: un nuevo objeto de deseo para Hank y un nuevo cliente para Charlie junto a Hank. Si en la quinta los papeles claves recayeron en Kali y Samurai Apocalipsis, componiendo un peligroso triángulo amoroso, en la sexta los recurrentes han sido Faith y Atticus. Novedades todas ellas de uso limitado ya que al llegar al final de temporada siempre se opta por pasar página, dejando a Hank a las puertas de ser feliz junto a Karen. En la sexta, esto se aplica literalmente. Y de esta manera una y otra vez 'Californication' regresa a la casilla de salida y vuelta a empezar. Entiendo que a muchos esta situación les moleste o les empiece a cansar porque no deja de ser una y otra vez lo mismo. Hank se enreda en un nuevo desafío profesional (groupie incluida) y sobre la bocina se encuentra con la posibilidad de poder dejarlo todo y acabar con Karen. Momento en el que sucede algo (unas veces la situación se fuerza más que en otras) para que el protagonista tenga que seguir eludiendo la abstinencia... y así el espectáculo pueda continuar.

Al decidir escribir sobre las dos primeras temporadas del nuevo ciclo de 'Californication', sabía que me iba a tocar embarrarme un poco en el campo de las comparaciones. Algo que voy a hacer sin dar rodeos. Me gustó más la quinta que la sexta. Más que nada porque la introducción de Kali y Samurai respetó la combinación de drama y comedia del espíritu 'Californication', mientras que con Faith y Atticus sólo ha quedado espacio para uno de los dos géneros. Una apuesta que ha dado vía libre a un carrusel de secundarios más pasados de rosca de lo habitual (y ya es decir), del estilo de la mujer de Atticus, la viuda del rockero de Faith o la legionaria del feminismo con la que se junta Marcy. El cameo de Marilyn Manson es caso aparte. Dicho esto, ambas temporadas me han parecido muy divertidas, una con más autocontrol que la otra, pero al fin y al cabo divertidas. Y en una serie como ésta, cuyos árboles (podados o sin podar) hace tiempo que impidieron ver el bosque a la gran mayoría (todavía me hace gracia cuando leo cualquier cosa acerca de su superficialidad por parte de alguien que no la sigue), como que sobra el ponerse trascendental. Más ahora que antes, eso sí.

'Californication' sigue cumpliendo con su cometido de hacer pasar al espectador un buen rato (incluso sacando alguna que otra carcajada) a base de situaciones surrealistas en un contexto sexual. Algo que tiene bastante mérito llegados a este punto, con seis temporadas a sus espaldas y una séptima confirmada en camino. Por lo que no es de extrañar que más de uno ande pidiendo la eutanasia para la serie antes de que sea demasiado tarde. Reconozco que no me imagino quedándome a corto plazo sin la dupla Moody-Runkle, sobre todo ahora que se ha confirmado que Michael Imperioli ha fichado para los nuevos capítulos, donde tendrá un papel clave (¿a lo Apocalipsis o a lo Atticus?). Por cierto, será la primera vez que me cruce con Moltisanti desde que acabara 'Los Soprano'. Incentivos aparte, también reconozco que temo que a Tom Kapinos (creador y showrunner) sólo le queden una cuantas balas en la recámara para seguir ampliando el catálogo de cita célebres de  Hank o que directamente no le queden páginas en el manual sobre "las mil y una maneras de putear a Charlie Runkle", especialmente una vez se ha tirado del capítulo sobre la falsa homosexualidad. Por esta razón me gustaría que al menos Showtime anunciara hasta cuando tienen que esperar Hank y Karen para vivir felices para siempre y los seguidores de 'Californication' para poder despedirla por la puerta más grande posible... antes de que sea demasiado tarde. Mientras llega ese anuncio, sólo deseo una cosa: que a 'Californication' no le pase como a 'Weeds'. Que Hank Moody no se marque un Nancy Botwin. Que no acabe quedándome con cara de payaso.

2 Response to "La quinta y sexta sinfonía de Moody & Runkle"

  1. fon_lost Said,

    Confieso que también me lo he pasado muy bien con la sexta de 'Californication' (la quinta me pilla algo lejos ya en la memoria, pero tb la disfrute un montón). Y es cierto que han tenido tantas cosas en común. De este año me quedo con el personaje de Maggie Grace y con Runkle, que una vez más,ha vuelto a estar genial. Así que Imperioli va a llegar a los locos mundos de Hank Moody...interesante...

    Y aunque soy de los que disfruta de la serie como el que más, espero que el señor Kapinos tenga claro que la historia no puede alargarse indefinidamente, y que Hank y Karen merecen ser felices de una vez por todas.

     

  2. Moltisanti Said,

    Fon_Lost, a mí el personaje de Maggie Grace me ha gustado, pero reconozco que a la vez esperaba más que ese rol de groupie-musa con pasado religioso, sobre todo cuando antes de estrenarse la sexta temporada salió por ahí que Showtime hasta había estado meditando un spin-off para ella.
    ¿Y si el final feliz para Hank y Karen no fuera acabar juntos? Por eso el cierre de la cuarta me parecía perfecto. Imagino que acabarán siendo una familia unida, pero tampoco descartaría un desenlace diferente y sorprendente para su historia. La cosa es que no tengamos que esperar otras tres temporadas para descubrirlo.

    ¡Saludos!

     

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Taboo

¡Súbete!

Trailer: Santa Clarita Diet

¡Participa!

BSO: Taboo 1x02

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España