Showtime en manos de David Lynch

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Eclipsado por la tercera temporada de Mad Men

Publicado por Moltisanti On 16:41
Mi relación con Mad Men empezó siendo de amor a primera vista, gracias a un capítulo piloto que me me engatusó desde el minuto uno. Como si de un romance de verano se tratara, las primeras semanas fueron de una pasión absoluta, donde los capítulos caían uno tras otro como si todas las demás series no importaran. Así fue hasta que finalicé la primera temporada, donde nuestra relación se consolidó definitivamente, por lo que no había razón alguna para no continuar con algo tan especial como lo que tenía con ella. Aquel momento coincidió con el regreso de todas las series (demasiadas) que seguía a ritmo USA, algo que no tendría que haber repercutido en exceso, pero que a la postre resultaría siendo determinante para que en mi visionado de Mad Men se produjera la primera crisis. Al principio no le quise dar importancia y aunque nunca llegó a niveles críticos, hizo que empezara a tomarme las cosas con mucha más calma, demasiada diría yo. La cosa llegó hasta el punto de que me costó horrores finalizar su segunda temporada. No era por su culpa, quizás era yo o que simplemente no era el momento. Finalmente lo logré, le dediqué el tiempo que se merecía y me volvió a demostrar por qué es especial, única. Por entonces tomé la sabia decisión de hacer un breve paréntesis en nuestra relación, aplazando temporalmente el visionado de la siguiente temporada, con el objetivo de retomarla con la motivaciónn necesaria, esperando al momento en que el resto de series volvieran a dejarnos a solas. Así lo he hecho, y la verdad, ahora estamos mejor que nunca y todo el mérito se lo tiene que llevar ella, la tercera temporada de Mad Men.

Si la última vez que hablé de ella fue para hacer hincapié tanto en sus numerosas virtudes como en sus escasos defectos, en esta ocasión y gracias a la maravilla que ha sido su tercera temporada, no tendré que andarme con pies de plomos para recomendarla a todo aquel que esté dispuesto a encontrarse con una delicatessen seriéfila. Es más, al fin puedo decir con la cabeza bien alta que Mad Men es esa absoluta obra maestra que esperaba encontrarme cuando la comencé. Y sí, los premios que lleva cosechando en los últimos tres años no son ni mucho menos casualidad, algo que me ha quedado mucho más claro de lo que ya lo tenía. No es que antes no me lo parecía, pero era evidente que tenía una carencia en la velocidad de narración de los acontecimientos que no la hacía precisamente una serie para todos los paladares. Algo que no puedo decir sobre esta tercera entrega, la cual es PERFECTA (con mayúsculas y todo) hasta el más mínimo detalle, y lo que es más importante, es fluida, rápida y engancha de tal forma que si me lo llegan a decir cuando estaba atascado en el ecuador de la segunda temporada, hasta me hubiera reído al escucharlo. Podría decir muchas más cosas para intentar dar a entender por qué la tercera temporada de Mad Men me ha parecido mucho mejor que las anteriores, pero creo que haberla devorada en plan maratón lo dice todo cuando esto es algo que no entraba para nada en mis planes. Es lo que pasa cuando se cogen todas las virtudes de Mad Men (que no eran pocas precisamente), se perfeccionan y a la vez se solventa su principal punto débil, ese relacionado con la excesiva lentitud a la hora de abordar las diferentes tramas en las que se envuelven a los personajes sin que casi uno se de cuenta.

He quedado totalmente eclipsado por la tercera temporada de Mad Men, algo que te debe estar resultando más que evidente. Llevo varios días queriendo escribir sobre ella, pero como suele ser habitual con las series y las temporadas que sigo a mi ritmo, prefiero esperar a verlas de principio a fin para poder dar una perspectiva completa sobre las mismas. Esto a su vez tiene el inconveniente de que un gran final de temporada, pueda llegar a eclipsar todo lo ocurrido hasta la fecha, pero con la tercera de Mad Men no me lo puedo permitir por mucho que la season finale "Shut the Door. Have a Seat", se haya convertido en mi capítulo favorito de la serie. También es verdad que el hecho de haber tenido la fortuna de disfrutar con episodios como en el que Mad Men "mató" a Kennedy, es razón más que suficiente para no centrarme únicamente en el radical cambio de juego (en todos los sentidos) que ha sufrido la serie al final de esta temporada. A modo de curiosidad, me gustaría decir que desconozco el dato en concreto, pero me apostaría una copa de Whisky a que el capítulo que la serie mandó a los premios Emmy (para ganarlo) debió de ser precisamente ese "The Grown-Ups" con la muerte de Kennedy como macguffin de los acontecimientos desarrollados en el mismo. Ya lo comenté la última vez, mis capítulos favoritos de Mad Men son los que tienen como contexto algún acontecimiento histórico de la época, pero lo que han hecho con el asesinato de Kennedy ha rozado la genialidad aboluta. Claro está que para que este capítulo haya sido tan inmenso, antes se tenían que haber preparado las tramas y a cada uno de los personajes de la forma que se había hecho a lo largo de los once capítulos anteriores. Aprovecho rápidamente para recalcar una cosa que nunca me cansaré de repetir: estoy encantado de haber conocido a Don Draper.

El próximo 25 de Julio se estrenará la cuarta temporada, por lo que hasta entonces, tengo tiempo de sobra para recargar mi munición de alabanzas hacia la serie. Estoy convencido de que esta vez mi metafórico romance veraniego con Mad Men lo será de verdad. Si te estás preguntando a qué se debe mi alarmante moñería hacia ella o por qué no para de recibir premios y palabras de elogios por parte de la crítica americana, sólo tienes que hacer lo mismo que hice yo en su momento: darla una oportunidad. Quizás te cueste pillarla el truco... o quizás no. Quizás pases por la misma crisis que tuve con ella en la segunda temporada... o quizás no. De lo que sí estoy seguro, es que cuando llegues al punto de haber disfrutado de su tercera entrega, estarás como un servidor en estos momentos, rendido a los pies de Mad Men. Pon a Sterling-Cooper en tu vida, no te arrepentirás.

PD: Ayer hablé de la tercera de Breaking Bad y hoy de la de Mad Men. Si alguien piensa que la ficción americana está en horas bajas, eso es porque no ha visto ninguna de estas dos joyas. Desde AMC se están haciendo las cosas rematadamente bien y con sus próximos estrenos Rubicon (capítulo piloto ya disponible) y The Walking Dead parece querer continuar por el mismo camino. Definitivamente, no sólo de la HBO tiene que vivir el seriéfilo exquisito...

20 Response to "Eclipsado por la tercera temporada de Mad Men"

  1. francisco Said,

    yo la crisis la tuve al mismo empezar ya que no me convencía... sin embargo decidí retomarla y a partir del capítulo 6 o así me conquisto y vi lo que me quedaba de primera temporada y de segunda en apenas 3 semanas y decidi guardame la tercera, para más adelante y la vi hace dos fines de semana en plan maratón, y es que la tercera es la mejor para mi gusto, donde la historia avanza a un mejor ritmo y con una January Jones,que cobrá más protagonismo que nunca dejandonos grandes momentos, yo a estoy esperando ansiosamente la cuarta.

     

  2. Rainor Said,

    Serie enorme, es de esas pequeñas joyas que pasarán a la historia de la televisión. Al igual que Breaking Bad sin duda. Y de Rubicon, he visto esta mañana el piloto y no defrauda en nada, está al nivel de las series de AMC, y es que esta cadena empieza a ser la nueva HBO (en calidad, no en tacos y sexo :P).

     

  3. John Connor Said,

    q bien te ha quedado ésta tio,yo no la he visto y tampoco me va mucho su trama aunque obviamente le daré su merecida oportunidad;lo q no sé es si esperar a q finalice xq creo q hay algunas series q hay q verlas de principio a fin,cuando están terminadas,si no lo hubiera hecho así creo q no me habrían gustado tanto los Soprano,the wire x ej o the west wing y SFU cuando las vea.Aun así está apuntada,lo q no sé es para cuando xD

     

  4. amo mad men pero es una serie que necesita reposo. Yo vi la primera en un día y pasó un año hasta que decidi continuar, de nuevo vi la segunda temporada, en una noche y dejé reposar la serie de nuevo.

    Este verano me dispongo a ver la tercera pero creo que no me pegaré un atracón aunque nunca se sabe porque sterling-cooper me fascina y puede que acabe haciendo uno de mis maratones.

    Una serie realmente única y al igual que tú estoy encantada de haber conocido a don draper pero también a su mujer, a ese pelirroja impresionante, a la secretaria que va subiendo puestos en la empresa. Ningún personaje desentona en esta armoniosa composición.

     

  5. torpe dama Said,

    Pues bienvenidos al maravilloso mundo de Mad Men. A mí me tiene conquistada desde hace tiempo: vi la segunda y la tercera temporadas a ritmo de emisión americano. Si me permitís el consejo, intentad verla sin maratones y, si es posible, leyendo tras cada capítulo el análisis que hace A. Sepinwall. Creo que necesita cierto reposo para no saturar, porque tiene un montón de detalles que no podemos dejar pasar.

     

  6. OsKar108 Said,

    Como ya te he comentado alguna vez, vi la primera temporada (por Canal+ y semana a semana) y reconozco que disfrutaba (y mucho) cada capítulo, pero lo que me pasaba era que al acabar el capítulo semanal sabía que había visto un gran capítulo pero no me dejaba con esas ganas de estar desando que llegase el siguiente, con lo que llegué al acuerdo conmigo mismo XD, de que volvería a verla, pero esta vez a mi ritmo y en v.o.s. (me/se lo debo) y si encima me dices que no solo sigue igual de bien (o mejor) si no que esa característica (para nada fallo) de hilvanar los sucesos ha ido ganando en "agilidad" pues me reafirmo en esa intención aún más; eso sí no se cuando le voy a encontrar hueco (eterno problema). Me alegro por ti de que te haya gustado tanto, además de que ayuda a querer retomarla (aunque la vaya a comenzar de cero xD).

    ¡Saludos!

     

  7. OsKar108 Said,

    P.D. ¿Te puedes creer que algo bastante parecido a lo que comentas en tu posdata le he comentado a Naum en su blog? jajajaja y eso que Mad Men no es una de las que sigo xD.

    ¡Saludos!

     

  8. Kratos Said,

    A mí Mad Men me engancho desde el principio, y paso de ser casi perfecta a la perfección absoluta, como dices no tiene ni un solo fallo, es toda una delicia y una obra maestra imprescindible, y respecto a que es lenta, es cierto, pero para mi eso no es una pega, disfruto perfectamente series de ritmo lento, de hecho mis preferidas lo son, y si algo es Mad Men es adictiva, desde que entras en su mundo no puedes salir y te lleva a consumir un episodio tras otro. Pura calidad, y hablando de esto, creo que es inadmisible que todavía no me halla puesto con Breaking Bad, así que nada, lo haré en breve.

    PD: El piloto de Rubicon fue una delicia ;)

     

  9. Alejandro A Said,

    a mi también me costó la segunda temporada, ahora ya empecé la tercera pero tuve que darle un parón porque tengo muchas series pendientes pero apenas termine y me pongo con Mad Men, la season premiere me encantó y los siguientes capítulos también me gustaron así que no creo que no me guste

     

  10. Luisa Tomás Said,

    Me muero por ver la tercera temporada de Mad Men, una de mis favoritas, sin duda. Pero me gusta tanto, tanto, que no quiero verla descargada. Esperaré a tener los DVD, que están al caer. Para mí, es la mejor, creo.
    Y si ya tenía ganas, después de leer tu post, tengo aún más
    Cuento los días

     

  11. Maya Said,

    Por lo que leo veo que no soy la única a la que las dos primeras temporadas le costó seguirla de forma contínua por su densidad. Pero todos los que llegamos a "Shut the door, have a seat" estamos encantados con la serie. Qué gran temporada la tercera. Me ví los últimos tres episodios del tirón (lo sé, craso error), cosa que nunca antes me había pasado con esta serie. Sin duda Mad Men fué lo mejor del 2009. Inmenso Don Draper.
    Totalmente de acuerdo con el final de la entrada: AMC promete convertirse en la nueva HBO.

     

  12. Xavier Vidal Said,

    Sí: es esa obra maestra que dicen todos. Y a mí me ha pasado algo parecido a tí. Tus palabras me animan a ver la 3a temporada, gracias.

    Saludos!
    http://cachecine.blogspot.com

     

  13. Nahum Said,

    Anda, pues yo nunca he notado un cambio de ritmo en las tres temporadas de Mad Men... Bueno, sí, precisamente en el último capítulo de esta tercera, donde todo el cambio de Sterling Cooper a la nueva agencia sucedía demasiado rápido. Fui mi única pega cuando escribí sobre ella.

    El resto me ha parecido tan sutil e interesante como siempre. Muy bien escrita y dirigida. Mis dos momentos favoritos, por su simbolismo: Don y su esposa jugando a los desconocidos en Europa (no recuerdo ahora dónde exactamente) y el final del 3.12., con los dos niños disfrazados y el que les abre la puerta preguntándoles: "¿Y ustedes, de qué van disfrazados?".

    Grande.

     

  14. Coincido con el post en que la tercera temporada es la mejor de Mad Men y también el último capítulo, el final de la tercera temporada incluye lo que más se le critica y es que no engancha. Vi las tres temporadas del tirón y el último episodio fué el único que me dejó con aquello de: ¿y ahora qué?

    También coincido con que es una serie exquisita y llena de detalles muy interesantes, pero no creo que se pueda comparar con una serie HBO porque personalmente me parece una serie algo pretenciosa, cosa que no me pasa con Los Soprano, SFU o The Wire, sino más bien lo contrario. Ponen mucho empeño en ser diferentes y es muy valorable, tiene detalles muy interesantes y los actores son increíbles, mi favorita es Betty, creo que la actriz es inmejorable, pero, por otro lado, a veces pecan de querer ser tan originales, al menos es mi punto de vista. El personaje de Don Draper no me gusta nada, no creo que consigan transmitir del todo la personalidad del personaje. Me da miedo criticar MM, de hecho me gusta mucho y la seguiré viendo, es solo que no creo que sea tan tan tan buena como leo en todas partes.

     

  15. manganxet Said,

    La primera me gustó mucho pero me costó pillarle el ritmo, por eso la segunda la disfrute mucho más, y tengo muchísimas ganas de empezar la tercera, quizás ahora cuando me ponga al día con todas las series que he tenido que dejar a medias por falta de tiempo.

     

  16. Totalmente de acuerdo, la tercera temporada es magnifica y si, perfecta.
    Yo la vi cuando terminó de emitirse y devoré los episodios.
    La cuarta temporada promete y mucho, con ese gran cambio en todos los sentidos.

     

  17. Maya Said,

    Ahora que lo pienso en cierto modo la cuarta temporada de Mad Men y la cuarta de Dexter guardan un cierto paralelismo, ¿no? No querría comentar nada más por si alguien no vió la de Dexter.

     

  18. rube Said,

    Hace cosa de un año, animado por las fantasticas criticas que tiene, me anime a ver los dos primeros capitulos, pero no me termino de enganchar y la deje. Creo que el verla en el ordenador y en V.O influyo, porque cuando algo no me atrapa demasiado de primeras, me distraigo facilmente. Siempre prefiero la V.O, pero cuando una serie es de digestión lenta me viene bien verlas en castellano. Asi que, hace poco he decidido darle una segunda oportunidad y la estoy viendo en la tele como dios manda. En solo seis episodios ya me tiene atrapado porque he logrado ser capaz de captar esos matices y sutilezas que hacen grande a esta serie. Espero que a poco que complete un par de cosas que tengo pendientes, pueda ponerme al dia con Mad Men y engancharme con la 4a temporada.

     

  19. Buena crítica, me gustó mucho la forma en que abordaste esta serie, felicidades. Desde mi punto de vista he disfrutado mucho de la serie y es una lástima que ya se vaya a terminar son embargo me gusta que la útilma temporada la dividan en dos partes a así el público se irá resignando a que terminará definitivamente.

     

  20. Anónimo Said,

    ¡Una crítica desde un punto de vista interesante, en fin, ahora ya solo queda ver el desarrollo total de Mad Men última temporada para poder opinar del resultado final de la serie!

     

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Twin Peaks (2017)

¡Súbete!

Trailer: Game of Thrones

¡Participa!

BSO: The Handmaid's Tale 1x07

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España