Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las excepciones de Amazon Originals

Moltisanti

Recomendación de la semana

La guadaña de la cancelación no existe para Netflix

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Series híbridas, ¿experimento o tendencia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Los catálogos de series en las plataformas SVOD

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

Combatir el futuro

Publicado por Moltisanti On 17:38
La última vez que hablé de los Expedientes X, andaba inmerso en la séptima temporada, expectante por saber cuando llegaría ese momento en el que la serie dejaría de ser lo mismo. Siempre pensé que cuando llegara a ese temido "punto X" la serie no tendría ni pies ni cabeza, pero afortunadamente no ha sido así del todo. Ya estoy en la novena y última temporada, y a pesar de que los cambios vividos son tan evidentes como notorios, sigo devorando los capítulos como si aún estuviera visionando la época dorada de Expediente X. Creo que la razón principal de esto, son las enormes ganas que tengo de llegar a su final, para así conocer de una vez por todas, la "verdad".

Planto el aviso de información confidencial porque aunque Expediente X finalizó hace 7 años, seguro que hay más de uno que se está replantenado ver la serie y no quiero fastidiar ninguna sorpresa a nadie.

Muchos son los cambios vividos en estas dos últimas temporadas, empezando como no podía ser de otra forma, por la marcha de Fox Mulder. Contaba con su marcha pero aún así ver como desaparecía del mapa, resultó toda una decepción, no por la forma en que sucedió sino por lo que suponía para la serie. Tal y como sospechaba, su abducción al final de la séptima temporada, es el punto X del que tanto he hablado. La desaparición de Mulder puso en escena al agente John Doggett (Robert Patrick), el cual llegaba con la misión de liderar su búsqueda. Estaba cantado que al final se quedaría en los Expediente X pero me sorprendió ver que no lo hiciera en plan sustitución, sino adquiriendo directamente el protagonismo de la serie. Esto provocó que la primera parte de la octava temporada fuera totalmente prescindible, repleta de casos autoconclusivos sin chicha ni limonada que hicieron que empezara a desencantarme con la serie. Por suerte, se empezó a oler que Mulder volvería y mi premonición no tardó en cumplirse.

El regreso de Mulder supuso todo un soplo de aire fresco y a partir de entonces la serie volvió a cobrar interés. Además, la tan abandonada (desde hacía dos temporadas) trama principal, volvió a salir a flote. Precisamente la historia central es una de las responsables de que la serie ya no sea lo mismo. Si al principio teníamos una conspiración y a los hombrecillos verdes (con sus correspondientes cazarecompensas alienígenas), ahora mismo la serie está descontrolada, sacándose nuevas razas de extraterrestres (sin profundizar en el tema) como si nada y un proyecto de super soldados que me tiene cuanto menos, desencantado. Creo que la expresión que mejor define lo que Chris Carter ha hecho con su mitología, sería "rizar el rizo". Nunca fue una trama sencilla pero ahora mismo tengo la sensación de que se les ha ido el tema totalmente de las manos, y ya no saben ni como tratarlo, ni que inventar.

Si simplemente se hubieran limitado a seguir profundizando la colonización que dio el pistoletazo de salida a mitad de la sexta temporada (ahí es nada), cuando la conspiración llegó a su fin, creo que todo hubiera sido mucho más satisfactorio. Ahora me pregunto, ¿tendrán alguna relevancia la facción de extraterrestres que nos presentaron en la película?. Lo mismo pasa con todo el tema de la sexta extinción, el virus negro, "combatir el futuro", etc. Demasiados cabos sueltos y que por el camino tomado por la propia serie, creo que pueden quedar relegados en un segundo plano como si no hubiera pasado nada. Espero y deseo equivocarme, pues aún matengo un mínimo de esperanza de que en esta recta final de Expediente X, todo encaje a la perfección en este puzzle que empezó a fraguarse hace 9 años.

Dejando aparcado el tema de la trama principal, quiero volver a centrarme en la transición de los personajes. Al finalizar la octava temporada vimos como Alex Krycek finiquitaba su paso por la serie de la única manera posible, con una bala entre ojo y ojo (grande Krycek, grande). Este no era al único que tendríamos que despedir porque sin saberlo, era la última vez que Mulder hacía acto de presencia, al menos hasta el mismo punto y final de la serie (cosas que sabe uno...). Esa imagen final de temporada con Mulder, Scully y el pequeño William como una auténtica familia, fue sensacional. Lástima que todo se echara a perder al inicio de la novena entrega, cuando comprobamos que Mulder ha vuelto a desaparecer, esta vez por voluntad propia (excusa barata) y por motivos ultra secretos. Sin Mulder y con Scully haciendo de madre responsable, todo el peso de la serie ha recaído de forma brusca sobre el agente Doggett y la agente Reyes (Annabeth Gish), a la cual ni había mencionado hasta ahora. Nuevamente el cambio no se corresponde a una sustitución temporal, sino que ambos personajes han tenido que tirrar del carro, abandonado por los que hasta ahora eran los protagonistas del show.

Quiero decir, que pese a que la historia principal y los casos han decaído en calidad e interés, la culpas no las achaco particularmente a los nuevos personajes. Tanto John Doggett como Mónica Reyes me gustan, me caen bien pero cuentan con el inconveniente de tener que sustituir a Mulder y Scully, en vez de actuar como complementos, situación que les deja con una clara desventaja. El mejor ejemplo de esto, lo encontramos en la season finale de la octava temporada (fantástico episodio), cuando todos los personajes actuaron en conjunto, formando un tándem que me gustó mucho y que podría haber sido la fórmula perfecta a seguir en la última temporada. Desgraciadamente no fue así y ahora tenemos a Reyes-Doggett en los Expdientes X, contando con la colaboración de unos secundarios Scully y Skinner (por mucho que aparezcan en los créditos iniciales). Sobre el cambio de look del opening... mejor me reservo el tema para otro post. Cuando he dicho que la culpa no es de estos dos personajes, lo que quería comentar es que aunque hay muchos capítulos con un planteamiento muy interesante (casi todos los de la novena lo tienen) no acaban de desarrollarse con la misma magia que los de antaño. A este defecto puedes llámarlo perefctamente, factor Mulder.

Estando como estoy en el ecuador de la novena temporada, he visto oportuno comentar la nueva etapa de la serie antes de finalizarla, que ya estoy a tiro de piedra. Un largo camino pero que ha valido muchísimo la pena. Solo falta que la serie ponga la puntilla en su recta final y contando con la ventaja que supone saber que Mulder volverá, estoy convencido de que lo hará. No dudéis que cuando finalicé Expediente X, estaré aquí para comentarlo. La verdad está ahí afuera, y por fin, la estoy acariciando...

8 Response to "Combatir el futuro"

  1. Chuchín TV Said,

    Para mí, el cambio de opening fue un poco "el principio del fin". Sabes que una serie es distinta cuando su cabecera se mantiene (ejemplos: "Los Soprano", "Dexter", "Six feet under"). Cuando cambiaron la cabecera de los expedientes me dio la sensación de que era otra serie distinta.

    En cuando a los "sustitutos" se nota demasiado que quieren volver a conformar el tamden creyente-excéptico pero al revés (ahora es el hombre el que no cree y la mujer quien sí lo hace). Reyes me gustaba más que Dogget, eso sí, a quién no podía evitar mirar esperando que en cualquier momento se convirtiera en metal líquido.

    Pero no esperes TODAS las respuestas en la series finale. Quedarán muchas cosas en el aire pero a poco que lo pienses te darás cuenta de que era el único final posible. Y comprenderás por qué se hacía tan necesaria una película para el 2012 (y te cabrearás con Chris Carter por haber truncado esa posibilidad con el truño del año pasado).

    En fin...

     

  2. MacGuffin Said,

    Es que la idea que tenían era continuar la serie sólo con Dogget y Reyes. Calcularon mal que, llegados a ese punto de Expediente X, lo único que queríamos era seguir viendo a Mulder y Scully.

     

  3. satrian Said,

    Pero que velocidad llevas, me has adelantado en mi revisionado yo sigo en la séptima.
    Yo te recomiendo que cuando acabes te veas la película creer es la clave, se que muchos te dirán que no, pero para mí es un tratado sobre Mulder y Scully, camuflado en un caso normal, a mí me llegó pero parece que no a todo el mundo, quizás esperaban otra cosa.

     

  4. Clark Kent Said,

    Gran post. A ver, yo sobre las dos últimas temporadas tengo mucho que decir: la octava me parece una temporada EJEMPLAR, tanto en la introducción de John Doggett (un tiro de personaje, una persona "real", de la calle, no un científico ni un creyente en ovnis, un tío normal) como en los casos autoconclusivos (muchos episodios sueltos eran tan potentes como algunos de las temporadas iniciales). Además, el regreso de Mulder, la bella escena final... En resumen, la octava temporada me parece una de las mejores de la serie. Me parece un soplo de aire fresco y una renovación necesario (en la séptima hubo episodios geniales, pero también algunos episodios que no había por dónde cogerlos, cierta sensación de hastío, demasiadas parodias, etc.). En la octava creo que volvió el terror de los inicios.

    Eso sí, Mulder es insustituible. Yo creo que, dadas las circunstancias, fue la mejor octava temporada posible.

    Sobre la novena temporada... Bueno, ya hablaremos cuando la acabes. Sería interesante también que comentaras la segunda peli, que odio profundamente por mucho que ame a Mulder y Scully.

     

  5. Moltisanti Said,

    Chuchín a mí el cambio de cabecera fue como una patada en las bolas. Para colmo, van y la vuelven a cambiar para la novena...
    A mí con Doggett me pasa algo parecido, sobre todo cuando se pone a correr. Es inevitable recordar su carrera detrás del coche de policía en T2 :P
    Ya comentaré el final, que estoy deseando verle y saber si pone un gran punto y final a 9 años de Expedientes X.

    MacGuffin calcularon mal o fueron demasiados ilusos. Lo dicho, como complementos hubieran triunfado pero dándoles el mando desde su llegada... demasiado forzado.

    Satrian claro que veré la película, como para no hacerlo. Entonces podré opinar que por lo leído para ser una decepción auqnue a tí te haya encantado. Creo que eres al único al que se lo jhe leído. Bueno, cuando la vea, opinaré :)

    Clark muy buena definición de Doggett aunque no puedo estar de acuerdo en lo de la octava temporada. Es verdad que la renovación no vino mal en un principio pero los casos no me entusiasmaron en absoluto, con alguna que otra excepción por supuesto. La cosa se volvió a poner interesante cuando a mitad de temporada regresó Mulder, fue como si se volvieran a poner las pilas en la serie. Entonces fue cuando recobré la fe y disfruté mucho con este tramo de la serie. Habría muchas cosas buenas que destacar de esta etapa.
    Ya comentaré tanto el final de la novena como la peli, a ver que tal esta recta final...

    Un saludo Fumadores!!!!!! ;)

     

  6. Creo que se colaron un poco con Expediente X (y me refiero al público, auténticos talifanes). La culpa de todo esto, señores y señoras, la tuvo nuestro amado David Duchovny, que no quería seguir con un personaje que lo encasillaría hasta su Hank Moody, y porque quería probar suerte en el cine (ja!). Ni los sustitutos eran tan malos ni los casos aislados, y la constacia de Scully salvaguardó la gloria de sus mejores días. Se perdió en comedia, de acuerdo, pero en cualquier otro caso no hubiéramos disfrutado con las repentinas apariciones de Mulder en las últimas temporadas.
    Me encanta, ya está!!!

     

  7. MacGuffin Said,

    Eh, que a mñi la seguna película no me disgustó. La historia de Mulder y Scully es acorde con el final de la serie y creo que está bien, pero es verdad que el resto cojea.

     

  8. Moltisanti Said,

    Brian es lo que me fastidia, saber que fue el propio David Duchvony el que se quiso bajar del barco, sabiendo lo que eso supondría. Menos mal que sus reapariciones siempre valieron la pena y mucho. A ver como acaba que estoy deseando ver "la Verdad".

    MacGuffin estoy deseando verla, para comprobar que es lo que ha levantado tanta polémica. Es verdad, se me había olvidado que tu eres de las defensoras de "Creer es la Clave" ;)

    Un saludo!!!!

     

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Taboo

¡Súbete!

Trailer: Santa Clarita Diet

¡Participa!

BSO: Taboo 1x02

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España