¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

‘Dexter’ no se merecía este desastre

Publicado por Moltisanti On 16:54
“Remember the Monsters?” pone el punto y final a ocho años de ‘Dexter’. En mi caso, siete de visionado fiel, ya que comencé a seguirla a ritmo americano desde el comienzo de su segunda temporada. Reuniendo en su primer pase a 2,8 millones de espectadores, se despide consiguiendo marcar dos records históricos: es el capítulo más visto de las ocho temporadas y de toda la historia de Showtime. Unos records que se traducen en que el adiós de 'Dexter' gozaba del interés del público. Apuntado esto, ahora me gustaría saber cuántos de esos seguidores se han quedado como un servidor, dándole vueltas a si este “Remember the Monsters?” es uno de los peores finales de serie que ha visto. La que fuera una de mis favoritas no se merecía este desastre.

Coloco la última cortina de plástico para avisar que a partir de aquí sólo recomiendo leer a los que hayan visto el final de 'Dexter' o a los que quieran saber cómo acaba. ¡Atención Spoilers!

La octava temporada ha sido la peor de las ocho. Incluso peor que la sexta. Una vez reposada el tiempo suficiente (hace más de dos semanas desde la emisión del último capítulo) para no dejarme llevar por el calentón del momento, lo tengo todavía más claro. Y eso que a priori, volvía a colocar sobre la mesa varios conflictos que parecían interesantes. Desgraciadamente, al igual que tantas veces durante los últimos años, una vez más han sido desarrollados de la peor manera posible. A diferencia de otras campañas, al menos tardé poco en olerme la tostada. Introducir a Evelyn Vogel (especialista en psicópatas, creadora del código de Harry y madre espiritual del protagonista) y traer de vuelta a Hannah (el verdadero amor), mientras la relación Dexter-Debra atravesaba su última frontera (“la familia que mata unida…”) alejándose del "Debrazo" que tanto mal trajo a esta dupla de hermanastros, me parecían conflictos lógicos si lo que se pretendía era arañar la última capa moral del protagonista en su particular transformación. Tal y como así fue. Estaba claro que tratándose de la temporada final, los guionistas apostarían por despedir al psicópata sin sentimientos para dar la bienvenida definitiva al Dexter más humano, enamorado y devoto padre de familia.

Este planteamiento de temporada final, perpetrado por Scott Buck y compañía, no me disgustaba siempre y cuando no se les pasara por la cabeza rematarlo con un final feliz. Además, seguía dejando la puerta abierta a mi desenlace soñado: la llegada del día en que la identidad del Carnicero de la Bahía saliese a la luz y todo Miami comenzara a dar caza al mayor asesino en serie de toda la historia. Desgraciadamente, poco tardé en aceptar que esta posibilidad ni se habría planteado en la habitación de los guionistas. Algo que puedo interpretar de dos formas: un alarde de cobardía por no atreverse a arriesgar (un todos contra Dexter suponía tener que ingeniárselas demasiado para no quemar las naves en dos capítulos) o una apuesta conservadora por hacer algo más en la línea de otras temporadas (centrarse exclusivamente en la humanización del protagonista). No oculto que me hubiera gustado que optaran por combinar ambos planteamientos, haciendo que el camino hacia la redención de Dexter se viera truncado trágicamente justo cuando hubiera llegado la hora de aceptar su nuevo rol, y sobre todo, de desprenderse del pasajero oscuro. En esta línea, la verdad que si me pongo a darle vueltas al coco, se me ocurren como una decena de finales mucho más coherentes y atractivos que el escogido definitivamente para despedir la serie y a su protagonista. Y en todo ellos Dexter es obligado a echar una mirada atrás para acabar pagando por todos sus actos (no hay que olvidar que es responsable de asesinar y coleccionar a cientos de víctimas).

Una vez emitido el último capítulo, Clyde Phillips, quien fuera el showrunner durante la mejor etapa de la serie (las cuatro primeras temporadas), concedió una entrevista para apuntar que su final ideal hubiera sido otro. En cierto modo, sigue la línea que a mí me hubiera gustado para cerrar 'Dexter'. Copio y pego sus palabras en castellano (vía Loving Series): “En la última escena de la serie, Dexter despierta. Todo el mundo pensaría que ha sido un sueño. Después la cámara va retrocediendo y nos damos cuenta de que no es un sueño. Dexter abre los ojos y está en la mesa de ejecución de la cárcel de Florida. Empiezan a administrarle las drogas y él mira a través de la ventana de observación hacia la galería. Y en la galería están todas las personas a las que Dexter ha matado, incluyendo a Trinity, Ice Truck Killer (su hermano Rudy), LaGuerta y Doakes de cuyas muertes fue responsable, Rita de la cual también es responsable, Lila… Todas las grandes muertes y también a los que mató en cada episodio. Todos están allí. Así es como imaginé el final de Dexter. Que todo lo que hemos visto durante los últimos 8 años ha pasado en pocos segundos desde que empieza la ejecución de Dexter hasta que termina su ejecución y muere. Literalmente su vida ha pasado por delante de sus ojos mientras estaba a punto de morir. Creo que hubiera sido un gran final y muy satisfactorio.”

Un final impactante, original, y que podría haber o no haber gustado, pero que a mí se me antoja mucho más coherente... y atrevido, al estilo del tono de las primeras temporadas. Precisamente, que un cierre sea coherente es el único requisito que le exijo al último capítulo de cualquier serie. Como comentaba tras el final de 'Breaking Bad', cuento con que seguramente es la parte más complicada (y derrite cerebros) del proceso de escritura. Lo que te puede servir de excusa en el caso de fallar en el golpeo de la última bola, pero no durante todo el set, que es lo que ha pasado a lo largo de esta octava temporada. Sea como sea, no tiene ningún sentido que ahora me ponga a desear haber disfrutado de este o de cualquier otro final. Las decisiones tomadas por los guionistas me podrán gustar más o menos, decepcionar mucho o poco, pero no me queda otra que aceptarlas al tratarse de la apuesta de los directores de orquesta. Tengo claro que no compartir una o varias o todas las decisiones argumentales no es una justificación de peso para realizar ninguna crítica constructiva. Menos una como la mía, que desde el título ya me he aventurado a etiquetar a este final como de desastroso. Soy consciente. Por eso mismo tengo pensado centrarme en los momentos claves de "Remember the Monsters?" para reflejar lo mal que los guionistas/productores han desarrollado y ejecutado todas sus ideas. Todo un caso de estudio de cómo no hacer las cosas.

-La manera en que se abandonaba la antesala al capítulo final ya fue toda una declaración de intenciones. Dexter decidiendo no matar al The Brain Surgeon y dejando los honores de la captura a su hermana. Completada la transformación/humanización del protagonista, tocaba inventarse algo para retenerle el tiempo suficiente en Miami. Aquí es cuando entra en juego el Marshall que los guionistas se habían sacado de la manga a última hora. Un tipo que es capaz de seguirle el rastro a Hannah (algo no muy complicado dado su exagerada ineptitud como fugitiva) hasta llegar al hogar de los Morgan, pero incapaz de reconocer al criminal más buscado de todo Miami. Como consecuencia Debra acaba recibiendo un disparo en una secuencia... de auténtica vergüenza ajena.

-Debra no muere en el acto, ya que era la excusa que hacía falta para retener a Dexter en Miami. Una vez los hermanos mantienen la correspondiente charla de despedida, Debra es intervenida y acaba entrando en coma. Un recurso culebronesco que no hay por dónde cogerlo y que sólo responde al deseo de los guionistas de convertirla en la última víctima de Dexter. Debra vuelve a ser la excusa de los guionistas para lograr un fin que sobre el papel (en el mapa de tramas de la temporada) podría tener cierto sentido (en plan justicia poética) pero que al desarrollarse sin cuidar cómo llegar hasta ahí, impide que el simbolismo de la idea pueda generar un mínimo de emoción al espectador.

-Para que Debra fuera la última víctima, antes Dexter tenía que tomarse la justicia por su cuenta una última vez. ¿Y cómo lo hace? Asesinando al hijo de Vogel con un bolígrafo, una excusa ridícula y una actuación de coña (ay, ese saltito para atrás en el último momento...). Una vez más, los guionistas tienen un fin y se conforman con la primera tontería que se les pasa por la cabeza para llevarla a cabo. Batista y Quinn no queriendo aceptar la verdad y haciendo la vista gorda, dibujaban así una línea imaginaria que venía a evidenciar el "aquí vale todo, y si no cuela, también" de los guionistas.

-No suficientes con colarnos a Dexter "desconectando" a Debra con un "mi hermana no querría vivir así", los guionistas deciden darle a su cadáver un tratamiento similar al de cualquiera de sus víctimas. Imagino que por eso de cerrar el círculo y tal. Aprovechando una vez más ese huracán que también les ha venido para marcar el camino que querían seguir durante los dos últimos capítulos, Dexter se lleva el cadáver de su hermana desde el hospital hasta su "Slice of Life". A trote ligero, pero seguro. Tal cual. Una vez arrojado el cadáver al mar, llega el momento en el que al protagonista le da por reflexionar y aceptar su parte de culpa en toda la muerte que ha ido dejando a su alrededor. Algo que podría haber hecho en cualquier momento de la serie. Especialmente tras la muerte de Rita. Pero es tras el adiós de Debra, cuando decide borrarse del mapa por el bien de todos. Antes tiene el detalle de despedirse con una llamada telefónica de los dos seres queridos que le quedan (y a los que está destrozando la vida indirectamente). Una llamada que al igual que el resto del capítulo, evidenciaba que los dialoguistas no estaban muy inspirados emocionalmente.

-Una vez al final de la serie le han llovido palos por todas partes (crítica y público parecen tener claro su veredicto), los productores no se están cansando de conceder entrevistas para defender su apuesta. Dos semanas han tardado en rendirse para acabar recurriendo a la excusa definitiva. John Goldwyn pasa la patata caliente al canal y filtra que Showtime les impuso como condición que no mataran a Dexter (¿alguien teme que más allá del innecesario spin-off, ahora también estén meditando hacer una película?), limitando sus opciones hasta dejarle pasar el resto de sus días como leñador (echadle un ojo a esta parodia) mientras todo Miami le da por muerto. Dirigirse contra el huracán sólo fue un artimaña para dejarse una barba postiza y vivir en soledad alejado de sus seres queridos. Esta es la penitencia que se autoimpone Dexter para redimirse por todos sus pecados. Este es el destino escogido por los guionistas para castigar al mayor asesino de la televisión de la historia.

-A diferencia de los guionistas, no me quiero olvidar de los secundarios. ¿Batista? ¿Jamie? ¿Matthews? ¿Masuka? ¿La hija de este último? ¿Quinn? Por si quedaban alguna duda de que siempre fueron ceros a la izquierda, nada como dejarles sin despedida para confirmarlo del todo.

Una series finale carente de tensión e incapaz de generar cualquier tipo de emoción desde el primer hasta el último minuto. Acorde con el nivel general de una temporada final para olvidar. Una comedia involuntaria que lo único que ha conseguido ha sido caer una y otra vez en el más absoluto de los ridículos. En serio, no salvo nada. Guión, diálogos, dirección, fotografía, efectos especiales, reparto, etc. Todo falla estrepitosamente. Ni hecho a propósito, vamos. Un espectáculo de melodrama barato que no hace justicia a un personaje tan grande. El mismo que se hizo un hueco en la historia de la pequeña pantalla desde aquel "Tonight is the Night", que alcanzó la gloria con algo tan simple como un "Hello, Dexter Morgan" y que ha caído en lo más profundo del infierno seriéfilo con este "Remember the Monsters?". Siete años de relación que acaban con una nueva ruptura. Esta vez sin opción a reconciliación. Hasta siempre, Dexter Morgan. Te merecías un final mejor.

7 Response to "‘Dexter’ no se merecía este desastre"

  1. varyamo Said,

    ¡Ya tenía ganas de leer esta entrada! Y nada más que añadir a todo lo que has dicho. Dexter se merecía una última temporada frenética y que nos dejara al borde del sofá en cada episodio y ha tenido algo más parecido a un melodrama familiar barato.

    Me hizo gracia leer que no hicieron lo de que Dexter fuera descubierto porque era demasiado previsible, cuando era lo que prácticamente todos queríamos ver...

    Una lástima, sí.

     

  2. OsKar108 Said,

    Poco más que añadir, la verdad. Una pena que encima la última haya sido la peor temporada (para mi, junto con la 6ª, que según va pasando menos me gustan ambas) y es que además salvo la precipitación final en casi ningún momento a dado sensación de ser la temporada final.
    Tras la maravillosa 4ª temporada (para mi la 1ª, 2ª y 4ª son excelentes) solo rescatar àrte de la 5ª y de la 7ª (aún así con menor intensidad -pero mucha- que las 3 mencionadas antes). Una lástima tanto alargue y decepción con lo que he amado esta serie, la verdad, pero bueno, sus muchos buenos ratos qiue me ha hecho pasar siempre estarán ahí.

    ¡Slaudos!

     

  3. mfal Said,

    Amen a todo.
    Tengo que decir que yo aún no me he recuperado del desastre. Supongo que sabes que siendo tan fan como era (y soy) de Dexter, me ha decepcionado profundamente este final.
    Me ha parecido un absurdo, un sin sentido. Además de haberse cargado al personaje principal, que ya ni siquiera se comportaba como un psicópata, tonterías como traernos a la hija de Masuka me hacen preguntarme si al final no fue todo una tomadura de pelo. Así me siento.

    Ya escribiré sobre ello, algún día... que necesito desahogarme, me doy cuenta.

    Un saludo, Molti.

     

  4. Cyllan Said,

    Me ha encantado leer el final de Clyde Phillips, bastante bueno, sí.
    Como todo el mundo, opino que la octava es la peor temporada. Que manera de jorobarla.

     

  5. Moltisanti Said,

    Varyamo, me alegro de que tuvieras ganas de leer la entrada. En cuanto a las excusas de los productores y guionistas, a mí ya me tienen más que cansado. ¿Tanto les cuesta aceptar que la han cagado? Que si la cadena les impuso no matar a Dexter, que si ponerle a la carrera era demasiado previsible...

    Oskar, ni siquiera en la precipitación final da sensación de temporada final. Ese es uno de los mayores pecados de estos 12 capítulos. Mucha trama nueva que no llega a ningún punto (lo de la hija de Masuka se lleva la palma).
    Hasta en el clásico recurso de rescatar personajes la han cagado soberanamente. Casi me caigo de la silla cuando trajeron de vuelta a la mujer de Miguel Prado. ¿En serio no encontraron a nadie mejor? Patético.
    Me acopio de todo lo que has comentado porque compartimos preferencias y sensaciones.

    Mfal, pasará mucho hasta que nos podamos recuperar de este desastre. Pero mucho, mucho.
    Como curiosidad este dudando si titular la entrada con "desastre" o con "absurdo". Total, ambos conceptos definen lo que ha sido este final.
    A mí lo de la hija de Masuka, traer de vuelta a la mujer de Miguel Prado y muchísimas cosas más me dejaron claro que entre la desidia y la tomadura de pelo andaba el juego.

    Cyllan, veo que al final has acabado como todos, pensando que la octava es la peor de todas. Una lástima...

    ¡Saludos!

    PD: Perdonad el retraso en responderos la jugada.

     

  6. olhado_lh Said,

    Siempre he sido mas positivo que tu cuando resaltabas los aspectos negativos de Dexter, Dexter me gustaba y bueno los defectillos me los tomaba a bien, con la tercera me lo pase muy bien, los inicios de la sexta fueron buenos, la septima para mi esta genial pero esta octava temporada, este final ... no voy a poner ni un pero a tu analisis, no son horas pero no tengo ni ganas de comentar nada, aun te has quedado corto porque a mi me rallo ya desde el principio como te dije por el cbox.

    En resumen:
    4 T de once
    2 T de diez (aunque siempre he pensado que esta trama tenia que haberse dejado para mas adelante)
    7 T Muy buena
    3-5 T Buenas
    1 T Correcta
    6 T Se puede salvar alguna cosita
    8 T haremos como que no exisitio

     

  7. Moltisanti Said,

    Olhadolh, confirmando que, tal y como esperaba, no te gustó nada lo que Dexter tenía reservado para su fin de fiesta.

    En cuanto a tu orden de temporadas, si cambio de sitio la T1 por la T7, coincidimos de lleno.

    Saludos y, como siempre, un gustazo que te animes a comentar la jugada cuando te toca. Nunca te lo agradeceré lo suficiente.

     

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Mindhunter

¡Súbete!

Trailer: Altered Carbon

¡Participa!

BSO: Narcos 3x10

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España