¿Dónde puedo ver las mejores series de la historia?

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Mi experiencia como usuario de HBO España

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

La desidia final de Alan Ball en 'True Blood'

Publicado por Moltisanti On 17:01
La serie con vampiros, hombres lobo, hadas, menades, ifrits, brujas, fantasmas, hombres pantera,  cambiaformas, brujos y Andy Bellefleur, se marcha de vacaciones sin haber dejado a nadie indiferente. Como mandan los cánones de 'True Blood'. Hora de comentar su quinta temporada ¡Atención! ¡Spoilers!

La quinta de 'True Blood' comenzó después de producirse el anuncio de que Alan Ball, creador y showrunner, abandonaría el timón del barco al final de la misma. ¿Se había cansado del monstruo que él mismo había creado o simplemente su marcha se debía a que quería centrarse en otros proyectos? Por entonces lo tenía claro, ya que también se había anunciado que haría las de productor ejecutivo en la 'Banshee' de Cinemax (cadena "hermana pequeña" de HBO), proyecto de 10 capítulos sobre un antiguo preso que se convierte en sheriff del pueblo que da título a la serie para continuar con sus actividades delictivas. Además me suena también que estaba empezando a trabajar en otro proyecto para HBO del que ahora mismo no me viene a la cabeza ni de qué trataba. Fuera como fuese, una vez visto el final de la quinta, sigo pensando que quizás el involucrarse en otros asuntos ha tenido mucho que ver en su inevitable marcha, pero ahora de la misma forma, considero que Mr. Ball se había quedado sin ese mojo necesario para parir locuras a la altura de las que uno espera encontrarse por Bon Temps. Es la única explicación que me viene a la cabeza para comprender la desidia con la que parece haber trabajado durante toda esta temporada. Una desidia que por supuesto no le ha sentado nada bien a 'True Blood'. El "Run" que le suelta Eric a Sookie, cumpliendo con las de cliffhanger de la función, sólo lo interpreto de una manera: un último aviso para navegantes por parte del propio Ball para seguir con su ejemplo... marcharse a tiempo.

Lo que ahora no llego a comprender es como durante la primera mitad de la temporada estuve tan ciego para no ver el desplome venir. Quizás fuera porque la trama principal centrada en la Autoridad Vampírica la llevaba esperando desde hacía mucho tiempo y en principio prometía regalar muchas alegrías con el paso de los capítulos. Por otra parte, las secundarias a pesar de estorbar como de costumbre (en mayor o menor medida) no se me estaban haciendo especialmente pesadas. Además, los nuevos personajes habían llegado de la mano de un reparto bastante interesante, de entre los que sobresalían unos Christopher Meloni y Peter Mensah cuya presencia al final no ha pasado de ser anecdótica. No fue hasta después de que Russell Edginton (qué ganas tenía de volver a tenerle por la serie y que decepcionante ha resultado ser su vuelta) asesisara al personaje de Meloni (Roman Zimojic), cuando comencé a percibir el tufillo que desprendía el nivel de la temporada. Fundamentalmente derivado de la desidia a la que me refería en el párrafo anterior. No podía creerme como el castillo de naipes empezaba a desplomarse cuando en otras temporadas al pasar el ecuador, era precisamente el momento de eclosión de la totalidad de las tramas planteadas hasta entonces. En el instante que toda la atención se puso en la dichosa sangre de Lilith, comenzó el descontrol absoluto... y así hasta el final, donde me ha sido imposible tomarme nada en serio, salvando el 5x11. Un descontrol reflejado en plantear conceptos interesantes para abordarlos superficialmente y en plan coña. Sé que 'True Blood' siempre se ha caracterizado por no tomarse nunca muy en serio a sí misma, tanto en materia de tramas como de evolución de personajes (es más, en ello reside gran parte de su gracia), pero esta vez ha sido la primera que he tenido la impresión de que (voluntariamente) ha pretendido hacer lo mismo con el espectador.

Todo tiene un límite y esta vez a 'True Blood' el circo se le ha ido de las manos. Empezaría a destacar una a una las cosas que han terminado llevándome a considerar finalmente la temporada como un auténtico despropósito, pero será mejor que me centre en lo que sí que me ha gustado para no alargar mi particular desahogo más de lo necesario. La dupla Eric-Bill ha sido lo mejor sin discusión, el primero porque siempre será el roba escenas de la serie y el segundo porque alejado de Sookie es un personaje radicalmente distinto y que si en la cuarta comenzó a demostrarlo, ha sido en la quinta cuando me lo ha confirmado, especialmente gracias a su conversión en villano, rematada con ese baño en sangre que vete tú a saber que consecuencias deja para la próxima temporada. En menor medida también destacaría a otra dupla, también vampírica pero esta vez femenina. Tara-Pam han estado un poco al margen de todo pero su particular "spin-off" ha sido de lo más divertido. A la mejor amiga de Sookie la daba por muerta por lo que descubrir que el cliffhanger de la cuarta temporada era una "falsa alarma" no me hizo gracia alguna, pero al menos esta temporada no ha sido la insoportable llorona de antaño. En este apartado también (de verdad) me gustaría incluir a Russell Edginton pero quitando su estelar regreso ("Peace is for Pussies"), no ha hecho nada más que pasearse por pantalla cuando debería haber estado dando juego capítulo sí y capítulo también. Hasta su muerte (por mucho que sea consecuente con su obsesión por las cansinas de las hadas y con el pasado familiar de Eric) ha sido un "meh" bastante importante. Una verdadera lástima.

Del resto de personajes y tramas de verdad que no quiero decir mucho porque como empiece, me conozco, y sé que no acabo. De lo que más me ha llamado la atención ha sido ver cómo los guionistas, alejando a Sookie de Bill, Eric y Alcide, no han sabido que hacer con la protagonista de la serie. No ha pintado nada durante los 12 capítulos y cuando parecía empezar a hacerlo con la historia sobre la muerte de sus padres (estaba claro que esta carta algún día se iba a jugar), van y dejan el tema a medias, al igual que el de su deseo de querer ser normal y vivir feliz para siempre en la casita de su abuelita. En cuanto a Jason, Hoyt, Jessica, Lafayette, Arlene o Alcide, por citar a unos cuantos de los secundarios más importantes, pues como que se han paseado por todas partes pero realmente sin un cometido real al que atender. Lo de Alcide y su manada de hombres lobo me ha parecido de traca, ya que sólo ha servido de (insufrible) excusa para mantener al personaje por ahí. En cambio, el que sí que ha tenido por fin un propósito esta campaña ha sido Terry, que aunque todo lo del Ifrit haya sido una fumada de mucho cuidado, al menos no se alargó más de lo necesario. Al igual que Sam contra los "Obama", que en principio me parecía una idea interesante a explorar (el Ku Kux Klan de lo sobrenatural) pero que para variar fue ejecutada de mala manera y rematada aún peor, aunque me gustó lo de traer de vuelta al sheriff Dearborne. De la trama "no sin mi Emma" no hace falta decir mucho, que total, ha sido la misma historia que tuvo entretenidos a la pareja de cambiaformas durante la cuarta temporada, cambiando al padre por la abuela, y más tarde, de un Steve Newlin que ya podría haber acabado como Russell. Y ya para acabar, diré que es una lástima que no se haya querido profundizar en las consecuencias de la trama sobre la destrucción de las fábricas de True Blood. Ahí había carnaza para mucho más. Pero que mucho más.

Entre lo descontento que me ha dejado la temporada en general y lo descafeinado de su final, no las tengo todas conmigo sobre si el próximo año regresaré a Bon Temps para mantener la costumbre veraniega. Si hasta su máximo responsable ha decidido correr e invertir su tiempo en otra cosa.

4 Response to "La desidia final de Alan Ball en 'True Blood'"

  1. Mobius87 Said,

    Sobre lo de otros proyectos.
    Me suena que había uno de HBO sobre un hotel de famosos, pero ahora mismo no sabría decir si era de Alan Ball o de Sorkin.

     

  2. Moltisanti Said,

    Mobius, en ese estaba involucrado Sorkin aunque la verdad, no se ha vuelto a escuchar nada. Creo que iba a ser una miniserie de 4 capítulos sobre uno de los hoteles más populares de Nueva York, donde en tiempos pasados se alojaban grandes celebridades.

    Saludos!!!!

     

  3. Grisel Islas Said,

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

     

  4. Grisel Islas Said,

    La verdad es que es una de las mejores series que ha realizado Alan Ball! Está muy buien hecha y la historia tiene coherencia!

     

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Mindhunter

¡Súbete!

Honest Trailer: Stranger Things

¡Participa!

BSO: Narcos 3x10

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España