Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Showtime en manos de David Lynch

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Una Hulu más ambiciosa para competir contra Netflix y Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

El invierno se acerca… por tercera vez. A estas alturas todo el mundo sabe que lo nuevo de ‘Game of Thrones’ se estrena este 31 de marzo. HBO se ha encargado como sólo ella sabe (y puede) de que así sea. La cuenta atrás ha comenzado y para calentar el regreso de una de mis series favoritas de la actualidad, voy a repasar/recordar los que para mí fueron 10 de los mejores momentos de la segunda temporada. Un “Choque de Reyes” que resultó ser menos impactante que el arranque del “Juego de Tronos”, pero que no por ello diría que fue inferior. Una acertada temporada de profundización y avance comedido tanto en tramas como personajes, que si hago caso a los entendidos en la materia, no fue otra cosa más que la necesaria calma antes de que estalle la “Tormenta de Espadas” pronosticada para este año. Reconozco que no tiene perdón por mi parte que siendo una de mis favoritas no le dedicara unas líneas a su debido tiempo, pero más vale tarde que nunca… y más si sirve para refrescar un poco la memoria, algo que con esta serie casi resulta imprescindible si uno no se quiere perder por el vasto universo de los Siete Reinos.

A partir de aquí, sólo podrán jugar tanto con las imágenes como con el texto, todos aquellos que hayan visto la segunda temporada de 'Juego de Tronos'. ¡Atención Spoilers!

El último bastardo de Robert Baratheon

El regreso a Poniente se produjo con el 2x01 “The North Remembers”, un capítulo que marcaría el ritmo de toda la temporada y que acababa con una escena brutal. Cersei, en nombre de su hijo, el ahora Rey Joffrey, ordenaba ejecutar a todos los bastardos (bebés incluidos) de su difunto esposo, Robert Baratheon. Sólo uno conseguiría escapar con vida, Gendry.

El peor conquistador de la historia

Después de pasar la primera temporada esperando su oportunidad en el banquillo, Theon saltaba a jugar con los titulares con una única misión: convencer a su padre (al que llevaba sin ver 9 años) de aliarse con los Stark. Nada más regresar a sus Islas del Hierro natales, Theon iría amasando méritos para que el público le cogiese manía y lástima (en cierto modo), incluyendo el reencuentro con su hermana. Una metedura de pata que se queda en nada si lo comparo con las consecuencias derivadas del rechazo paterno con el que se topa a su regreso, que a la postre le llevarán incluso a traicionar a los Stark, hasta el punto de simular la muerte de Bran y Rickon. Un momento impactante sin duda (rebajado por la previsibilidad de que ambos seguirían con vida), pero me voy a quedar con la hostia en la cabeza con el que sus propios hombres le hacen callar durante la caída de Invernalia. Con sus actos, Theon se ha ganado el título de peor conquistador de la historia.

La noche es oscura y está llena de terrores

El misterioso personaje de Melissandre fue introducido llegando de la mano de Stannis Baratheon, uno de los grandes aspirantes a sentarse en el Trono de Hierro y al que hasta entonces sólo conocíamos de oídas. Ambos hicieron acto de presencia sustituyendo a los Siete Dioses de Poniente por el Señor de la Luz, pero desde luego que aquella simbólica hoguera en la playa se quedó en anécdota cuando vimos a Melissandre dar a luz a aquella criatura que al comienzo del siguiente episodio se encargaría de eliminar a otro de los contendientes: Renly Baratheon, hermano del propio Stannis. La muerte que más me pilló con todo el equipo de toda la temporada. No lo vi venir.

Cersei, Joffrey, Ilyn Payne, el Perro...

Arya es uno de mis personajes favoritos. Lo ha sido casi desde el primer capítulo de la serie y en esta segunda temporada sólo ha hecho aún más méritos para serlo. Juntarla con Tywin Lannister en Harrenhal fue un acierto que dejó más de un gran conversación, pero su momento clave de la temporada llegó al verla recitar la lista de nombres cuyas cabezas le gustaría ver clavadas en una estaca. Una original manera de combatir a los demonios del insomnio.

Valar Morghulis

Jaqen H'ghar desde el segundo uno me dio buena espina. Cruzarse en el camino con la pequeña Arya así me lo sugería, lo que no esperaba era encontrarme con uno de los nuevos personajes más fascinantes. Me podría quedar perfectamente con cada una de las tres muertes que le prometió a la pequeña (incluyendo el juego alrededor del tercer nombre) pero si tuviera que elegir un sólo momento de Jaqen durante esta segunda temporada, me toca quedarme con el Valar Morghulis que además daba título al último capítulo. ¿Tendremos noticias de este personaje a corto plazo?

La batalla de Aguasnegras

Hace unos años nunca hubiera podido imaginar que iba a ver por televisión un espectáculo como la batalla de Aguasnegras del 2x09. El derroche de explosiones y combates cuerpo a cuerpo dejó muchos cadáveres y más de un momento para recordar. Ya fuera en el interior de la fortaleza (con Cersei y Sansa) o fuera de ella (con el discurso de Tyrion, la renuncia de El Perro o la huida con el rabo entre las piernas de Joffrey). Mucho, bueno, y lo más importante, todo a lo grande. Me voy a quedar con la flecha de fuego lanzada por Bronn y que dio comienzo a los fuegos (valyrios) artificiales de la primera gran batalla (sin elipsis de por medio) de 'Game of Thrones'. Wildfire!

El robo de los dra-dra-dragones

Si en la primera temporada me harté de escuchar Khalessi cada dos por tres, en la segunda fue el "where are my dragons?" lo que se convirtió en tendencia. Daenerys y su séquito parecían estar de vacaciones por aquel oasis en mitad del desierto llamado Quarth, hasta que los pequeños escupe fuegos desaparecieron sin apenas dejar rastro. Un rastro que nos llevaría hasta la Casa de los Eternos para presenciar como los dragones comenzaban a hacerse mayores al lado de su madre.

Una mierda para el Rey

Joffrey me parece un personaje fascinante, lo tengo que reconocer. Esa mezcla de niño despiadado y asustadizo hace del no repudiarle una misión casi imposible, pero eso no cambia que merezca la pena reconocerle todo el juego que está dando. Y lo que queda, imagino. Hasta ahora se ha llevado varias bofetadas (de su madre y tío), pero qué es una cachetada en la mejilla comparado con la mierda que le lanzó la plebe durante la revuelta en Roca Casterly y que le alcanzó en plena cara.

Los encantos de la salvaje de más allá del muro

Pese a que toda la historia más allá del muro es una de las que más cautivado me tiene, no puedo decir lo mismo de Jon Snow. Como personaje le falta algo  y espero que juntarle con Ygritte e infiltrarse entre los salvajes de Mance Rayder sea lo que finalmente consiga que empiece a interesarme por las aventuras de este héroe trágico. Ygritte ha sido una de los grandes fichajes de la temporada, tentando al pánfilo de Jon con unos jueguecitos sexuales que a la larga le harán caer en la emboscada. Cuento con que el acercamiento entre ambos acabará en una peculiar relación.

Los caminantes del invierno

El espectacular cliffhanger elegido para dejarnos con los dientes largos casi durante un año. Si el final de la primera llegó envuelto en llamas, el de la segunda lo hacía entre la nieve y la ventisca helada que acompaña a los primeros pasos del invierno. Los caminantes blancos entran por fin en acción y, ahora más que nunca, no queda otra que volver a gritar eso de... Winter is coming!

La otra 'Misfits'

Publicado por Moltisanti On 15:30 9 comentarios
Al poco de finalizar la cuarta temporada de ‘Misfits’ salió publicado que la serie iba a ser renovada por una quinta temporada. A las pocas semanas, la misma noticia regresó a la primera plana. Algo que se ha vuelto a repetir estos días, siendo por fin la definitiva ya que viene con confirmación oficial desde Channel 4, a diferencia de las veces anteriores que obedecían sólo a filtraciones y declaraciones del reparto. Toparme tres veces con la misma noticia me ha llevado a interpretarlo como un toque de atención para dejar la pereza atrás y ponerme a escribir de una vez por todas sobre la cuarta temporada de ‘Misfits’. Mejor dicho, de "la otra ‘Misfits’”. Y es que la tormenta que pronostiqué antes de su estreno finalmente se produjo, hasta el punto de que ya sólo me quedan la música de la cabecera (el fantástico “The Rapture – Echoes”) y los caractertísticos petos naranjas como únicos elementos que me recuerdan que sigo viendo la misma serie que un día me hizo a gritar a los cuatro vientos: “I Love 'Misfits”. Lo que ha llovido desde entonces...

Seguramente a estas alturas de la serie son muchos a los que no le importaría leer más de la cuenta sobre 'Misfits', pero por si acaso recomiendo no seguir leyendo a los que todavía no hayan visto la cuarta temporada y pretendan hacerlo algún día. ¡Atención Spoilers!

Que ahora ‘Misfits' sea otra, para empezar hace que salga perdiendo en todo si se la compara (resulta imposible no hacerlo) con lo que un día fue. Esto lo interpreto como que es inferior en todos los aspectos, es decir, resulta insuficiente respecto al nivel que debería alcanzar. Lo que a la vez no cambia que piense que sigue teniendo algún que otro punto que me incentiva a seguir viéndola. Evidentemente he rebajado el nivel de exigencias hasta el mínimo posible, a sabiendas de que ahora sólo sirve como divertimento pasado de rosca que en ocasiones muy contadas consigue marcarse una de esas bizarradas (que rozan la genialidad) a las que mal acostumbró durante los dos primeros años. Por ejemplo, de esta cuarta destaco el 4x06, mi capítulo favorito de la campaña, gracias a la aparición de un conejo con esmoquin y palo de golf que persiguió a los protagonistas a través de una de esas fiestas locas que siempre animan un poco el cotarro en esta serie. Puntazo adicional para ese número en la frente que hacía visible el número de veces que cada protagonista había pillado cacho a lo largo de su vida. Otra genialidad la encontré en el último de la temporada, donde los cuatro jinetes del apocalipsis interrumpieron cargando catanas y cabalgando en bicicletas. El problema que encontré a ambas ideas fue que al final no explotaron todo su potencial y me dejaron como a medias.

Por supuesto, nada refleja mejor el cambio de ‘Misfits’ a "la otra 'Misfits'" como lo hacen sus propias imágenes promocionales. Si en la de la tercera se produjo el relevo de Rudy por Nathan, para la primera de la cuarta ya sólo quedaba Curtis como representante del quinteto inicial. Tiene guasa que uno de los personajes con menos seguidores de todos los protagonistas que ha tenido la serie, sea el que a día de hoy ostente el título de más partidos jugados. Un Curtis que tampoco iba a durar demasiado más ya que a mitad de temporada acababa tragando polvo por culpa de una lolita de armas tomar. Lo que propició el lanzamiento de una nueva imagen promocional (la que acompaña a este párrafo) y que es la prueba definitiva de que estamos ante otra ‘Misfits’. Ni rastro de los Nathan, Simon, Kelly, Alisha y Curtis. Ahora los misfits se llaman Rudy, Jess, Finn, Alex y Abbey. A Rudy, actual rey de la serie, le pillé el truco a lo largo de la tercera temporada y ahora no podría ser más fan de Joseph Gilgun. De una forma parecida, tampoco me ha llevado mucho acostumbrarme a Jess (acabó yendo de más a menos) y Finn (acabó yendo de menos a más). Está claro que este trío calavera está lejos del nivel de Nathan, Simon y Kelly, pero dentro de lo que cabe sólo salen mal parados en las comparaciones, a diferencia de las otras dos incorporaciones. Sí, llegan los palos.

Abbey llegó como por arte de magia al final de la campaña, metida con calzador y cuando nadie la esperaba. Y más allá de acostarse con Finn y engullir alcohol como si no hubiera mañana, poco o nada más hizo. ¿Qué razón había para introducirla? ¿Y de una manera tan forzada? En todo momento tuve la impresión que la colaron con la única meta de rellenar la vacante del quinto protagonista, requisito indispensable para seguir manteniendo la cabecera como hasta ahora. Al menos de Abbey puedo decir que ha tenido algún que otro momento destacable y no puedo criticar que haya estorbado más de la cuenta. A diferencia de Alex, uno que se las prometía al irrumpir en plan misterioso y resevándose un gran secreto… para que al final se descubriera que todo a su alrededor giraba en torno a la trama más loca, ridícula y lamentable de toda 'Misfits'. Me imagino a los guionistas valorando ese robo de miembro viril como una apuesta original y transgresora, pero seguro que nunca llegaron a sopesar que se les podía escapar de las manos sobrepasando el límite del ridículo, la vergüenza ajena y la tontería más extrema. Tal y como así pasó. Lo peor de todo es que esta trama, al igual que la de la monja con efecto valium para Rudy, centraron la recta final y en cierto modo tiraron por la borda los méritos que hasta entonces hacían de la cuarta temporada una aceptablemente entretenida. La contienda acababa con un intento de cliffhanger centrado en Alex que impactar/importar me impactó/importó más bien poco, pero que al menos invita a pensar que le pegarán una buena tranformación al personaje. Y quiero creer que para peor no puede ser.

Salvo que la pereza me vaya invadiendo más y más hasta que se estrenen los ocho nuevos capítulos allá por el mes de octubre, en principio cuento con continuar con esta esta especie de reboot de 'Misfits'. Siempre y cuando mi overbooking en el "actualmente viendo" me lo permita, que los tiempos en los que esta serie era una de mis prioridades quedan ya muy atrás. Por cierto, se dice se comenta que Howard Overman (creador y máximo responsable) tiene planes para una película en la que tendría intención de traer de vuelta a alguno de los personajes clásicos. Ahí queda eso.

Todo el mundo odia a Hannah

Publicado por Moltisanti On 11:49 7 comentarios
Iba a esperar a la semana que viene para escribir sobre la segunda temporada de ‘Girls’, por eso de que es cuando se emite su season finale, pero con lo visto hasta ahora, y sin importar lo bueno o malo que sea ese capítulo final, mi opinión y todo lo que tengo que decir sobre la serie seguirá inamovible. Por eso mismo prefiero adelantarme un poco a la avalancha/saturación que se avecina en los próximos días. Recuerdo que cuando escribí sobre su más que correcta primera temporada, comenté que aquellos diez episodios me habían gustado pero sin llegar a dejarme rendido a los pies de Lena Dunham. Por eso, además apunté que esperaría a la segunda para decidir si de verdad tenía algo que mereciera la pena sumarme al carro de los evangelizadores de una serie que por aquel entonces estaba en boca de todos. Nueve episodios después, sigo sin tener del todo claro que pensar sobre 'Girls'. Más allá de que ha virado hacia el campo dramático, lo suficiente como para que me resulte imposible seguir considerándola una comedia. De la misma forma, llego a la conclusión de que a esta segunda temporada le ha faltado continuidad y le ha sobrado un bastoncillo. Para explicarme no me va a quedar otra que colocar el cartelito de turno.

A partir de aquí, repasaré ciertos puntos de la trama de la segunda temporada de 'Girls' hasta el 2x09 “On All Fours”. Precaución con seguir leyendo. ¡Atención Spoilers!

Antes de empezar a centrarme en las conclusiones a las que he llegado y que me han motivado a escribir esta entrada, quiero destacar que Lena Dunham sigue demostrando que tiene muchas cosas que contar. Y esto es uno de los principales baluartes con los que cuenta 'Girls'. Se nota que tiene grandes ocurrencias apuntadas en su libreta mágica, pero considero que todavía necesita pulir el cómo contarlas. Que cada capítulo siga un esquema bastante diferenciado no me disgusta en absoluto, pero el precio de esta decisión lo paga a costa de una acusada falta de continuidad en las tramas personales de los personajes. Y en una serie de este tipo, donde todo gira alrededor de los protagonistas, hace que unas veces el tiro pegue en el centro de la diana y otras le salga directamente por la culata. Ahí tenemos el caso de Jessa, de la que reconozco que me ha costado lo mío llegar a quedarme con su nombre. Ha debido aparecer como que unos 10 minutos a lo largo de toda la temporada. Regresó de la luna de miel para separarse a las primeras de cambio (¡algo que estaba cantado!), se sacó un moco en la bañera y visitó a su padre para que el espectador pudiera comprender un poco mejor de donde venía el defecto de fábrica. Sanseacabó. Y así es muy difícil llegar a cogerle el punto a ningún personaje. Jessa es el caso más evidente, pero no el único. Turno para Shoshanna, una de las que más seguidores tiene y con razón. Pija y estrafalaria como ella sola, siempre que aparece deja alguna que otra perla. Y digo cuando aparece porque es otra que tranquilamente puede estar en búsqueda y captura durante dos o tres episodios como si nada.

Curiosamente esta falta de continuidad es menos apreciable desde el lado de los "Boys". Ray se ha ganado a pulso el notable aumento de minutos en pantalla. Lástima que su relación con Shoshanna tenga los días contados porque me parece uno de los mayores aciertos de la serie hasta la fecha. Favoritismos aparte, en el caso de Charlie es donde encuentro otro ejemplo que me viene que ni pintado para reafirmar que ‘Girls’ peca en este aspecto. Después de un par de capítulos sin saber dónde andaba, a su vuelta descubrimos que se ha montado una empresa y que se está forrando. Bien, y me pregunto yo, ¿no hubiera sido mejor adelantarnos que estaba preparando esa aplicación? Una línea de diálogo y problema resuelto. En verdad no importa ya que es una excusa como otra cualquiera para evidenciar la contraposición entre la situación actual del Charlie-post-Marnie respecto a la de la propia Marnie. En cuanto a Adan, por lo menos su desaparición temporal estaba justificada tras acabar detenido, aunque para hacer lo que ha hecho a su vuelta, mejor que se hubiera quedado donde estaba. Y que conste que estoy refiriéndome al que fue mi personaje favorito en la primera temporada. Su momento “perruno” al final del 2x09 sobrepasa cualquier límite del “¿pero qué cojones?”, por mucho que esa reacción ande motivada en haberse reencontrado poco antes con Hannah. Claaaaaro. En serio, que manera más incomprensible de distorsionar a un personaje con tanto recorrido. Espero que le tengan reservado algo grande para el último.

Estas ausencias prolongadas provocan que los personajes de 'Girls' acusen una falta de continuidad que para más inri está motivada por el tiempo que Lena Dunham les roba en detrimento de su Hannah. Centrándome por fin en la reina de los mares, reconozco que el año pasado con el paso de los capítulos comencé a tragar a la protagonista. Algo que por lo visto no debe ser para nada la verdadera intención de Lena Dunham, ya que he llegado a la conclusión de que tiene una especie de empeño personal en que todo el mundo odie a Hannah. Y ya de paso... a ella misma también. Aquí es cuando empiezo a explicar el título de la entrada y aquello de que a la temporada le ha sobrado un bastoncillo. Ay, Hannah. Ay, Lena. Nunca podré comprender tu predilección por las trasparencias y los trapos de cocina que utilizas como vestidos (cuando los llevas puestos, claro), así como esa extraña obsesión por plantarle al espectador un primer plano de tu parte trasera. Ya sea con o sin tanga puesto, con o sin pantalón encima y, mi elección favorita, la de con pantalón puesto pero por dentro de la raja del culo. No voy a caer en la tentación (bastante ríos de tinta han corrido ya...) de dar vueltas y vueltas sobre el tema de la excesiva e innecesaria desnudez por parte de Hannah. Por eso cambio de tercio y vuelvo a reconocer que al igual que en los últimos capítulos de la temporada pasada, Hannah no me estaba disgustando. Entonces llega el 2x08 "It's Back" y Lena Dunham decide sacarse otro conejo de la chistera, esta vez en forma de TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo). Una trama que lo único que consigue es volver a hacerla desesperante, cargándola de momentos de vergüenza ajena. El bastoncillo de la discordia. Y lo peor de todo es que no logro comprender la razón de introducir algo así a estas alturas. Por cierto, ¿alguien me puede explicar cómo de la noche a la mañana se ha quedado sin amigos? ¿Me he perdido algo? De repente todo el mundo odia a Hannah. Normal que no me quede otra que pensar que Lena así lo desea.

Pese a que la entrada me esté quedando bastante demoledora, por supuesto que pienso que 'Girls' tiene cosas buenas, aunque a veces me cueste descifrar cuáles son. Por algo la sigo viendo con interés, claro está. Considero que es una buena serie, bastante fresca y actual, pero no me pueda sacar de la cabeza el hecho de que está sobrevalorada. Quizás un día me hará cambiar de opinión y llegaré a pensar que se merece todo el reconocimiento obtenido, pero ese día todavía queda lejano. De lo que no tengo ninguna duda es que 'Girls' ha cambiado mucho en esta segunda temporada. Si el primer año no tenía problema en considerarla una comedia (pese a que en realidad fuera una dramedia), ahora no tengo dudas de que más que un drama... es un dramón. Cada final de episodio en esta tanda parece una invitación a la depresión. A ver si la season finale vuelve a desprender algo de fiesta y alegría a la historia. Por eso mismo me pregunto que deben de pensar todos aquellos que con su apoyo hicieron que tanto la serie como su creadora/guionista/productora/protagonista se alzaran como las triunfadoras de la comedia en los últimos Globos de Oro. Algo que indirectamente ha conseguido que todo el mundo odie un poco más a Lena y a su Hannah. Pero como dice una de las máximas del marketing moderno: lo importante es que se hable de ti... aunque sea para mal. Y en televisión, ahora mismo ni nadie ni nada consigue eso como Lena Dunham, HBO y su 'Girls'.

'Awake': Un drama policíaco de ensueño

Publicado por Moltisanti On 15:24 12 comentarios
Pocas veces el anuncio de un nuevo drama policíaco consigue captar mi atención. Y menos si corre a cargo de alguna de las Networks. Sin embargo, ‘Awake’ lo consiguió. Tanto que hasta llegué a considerarla una de las apuestas más esperadas tras los Upfronts de 2011. Mucha culpa la tuvo su fantástico tráiler de lanzamiento que iba acompañado del “To Build a House – The Cinematic Orchestra”. Un vídeo promocional que en unos cuatro minutos vendía y explicaba la original y enrevesada premisa de la serie de manera tan atractiva que me resultó imposible no añadirla al carrito de pedidos. Luego NBC anunció que la emitiría en midseason (a partir de marzo) y que estaban teniendo algún tipo de contratiempo a la hora de hacer la propuesta más accesible para el gran público. Esa clase de anuncios que consiguen dejarte con el ceño fruncido y con la mosca detrás de la oreja. Finalmente ‘Awake’ se estrenó cumpliendo con los pronósticos y acabó siendo cancelada (por bajas audiencias) tras la emisión de los 13 episodios que componen su primera temporada. De ahí que no me importara dejarla cogiendo polvo en el almacén de pendientes... hasta ahora.

'Awake' sigue a Michael Britten, un detective que empezará a percibir la realidad de manera fracturada tras sufrir un accidente automovilístico fatal. De esta forma se encontrará viviendo entre dos realidades, una en la que su mujer sobrevivió al accidente (pulsera roja) y otra en la que su hijo es el que sigue vivo (pulsera verde). Para encontrar respuesta a esta situación y poder reincorporarse a sus labores policiales, tanto en un lado como en el otro empezará a acudir a la consulta de un psiquiatra. Por supuesto, de inmediato ambos especialistas llegarán a la misma conclusión: Britten ha creado esa otra realidad como consecuencia de su rechazo a la pérdida de un ser querido. A partir de ese momento el Detective tendrá que compaginar la apertura de un nuevo caso en cada realidad (acompañado de un compañero distinto) con esta particular situación personal, mientras al espectador no le queda otra que preguntarse una y otra vez: ¿Cuál de los dos lados es el real? ¿Quién sobrevivió realmente, Hannah o Rex? ¿Britten ha perdido la cabeza? ¿Está en coma? ¿Todo es un sueño? Y por si no fuera suficiente, a las primeras de cambio se vislumbra una trama conspiratoria que apunta a que la tragedia de los Britten quizás no fue un accidente...

Contando con una premisa tan original y un punto de arranque tan potente, como para no picar el anzuelo de 'Awake'. Y aunque no sea mucho de policíacos, tengo que reconocer que éste es de los que merecen mucho la pena. Casos dinámicos (gracias al diferencial de la interacción entre las dos realidades), un inmenso Jason Isaacs como Michael Britten, drama familiar y mucho juego psicológico, más un desenlace que te deja durante 20 minutos sin pestañear y con los cables pelados. En resumidas cuentas, 'Awake' son 13 capítulos que merecen mucho la pena, especialmente si te va el género policíaco. Quizás no entre en mi grupo de series incompletas imprescindibles, pero una apuesta así de refrescante se merece una buena recomendación. Lástima que emitiéndose en NBC estuviera condenada al fracaso incluso antes de estrenarse. Habrá que seguir muy atentamente la carrera de Kyle Killen, el creador, que parece que quiere hacerse un hueco en el mundillo a base de grandes conceptos pero al que por ahora la fortuna no le está sonriendo. Su anterior proyecto, 'Lone Star', duró dos o tres capítulos en FOX. Ahora se encuentra preparando el piloto de 'Influence' para ABC, al que se acaba de sumar Christian Slater como co-protagonista (junto a Steven Zhan), lo que gafa al proyecto desde antes de convertirse en serie. Soy de los que piensa que Killen debería probar suerte en el cable, donde la soga de las audiencias no aprieta tanto. Tiempo al tiempo.

A partir de aquí me voy a atrever con mi propia interpretación de los minutos finales del 1x13"Turtles All the Way Down". Si no has visto el final de 'Awake', ya sabes lo que viene a continuación, así que será mejor que no sigas leyendo. ¡Atención Spoilers!

Por mucho que en mayor o menor medida me hayan podido interesar los casos que investigaba Britten, lo que realmente me intrigaba era saber cómo había podido fragmentar la realidad de esa manera, más incluso que llegar a resolver el gran misterio y descubrir cuál de los dos mundos era el real. El desenlace ofrece una resolución al primer punto mientras que sobre el segundo aporta muchas pistas pero ninguna obvia, lo que convierte al final en carnaza para teorizadores. Según mi interpretación del mismo, todo vendría a resumirse en la idea del poder que tiene el subconsciente humano. El mismo que es capaz de hacerte recordar cosas en las que no te habías fijado conscientemente y que a la vez puede trasladarte a una realidad distinta cada vez que cierras los ojos para dormir. El subconsciente del propio Michael es el que le ayuda a resolver los diferentes casos, le apunta hacia el misterio en torno al accidente de tráfico, y además, le guía a través de esas dos realidades. Algo de lo que el propio personaje no podía ser consciente hasta que se encuentra cara a cara consigo mismo y las piezas del puzzle dentro de su cabeza comienzan a encajar una a una.

El subconsciente de Britten es el responsable de la ensoñación que le permite vivir entre dos realidades como si ambas existieran de verdad (pese a que sólo una sea real), pero además, también es el encargado de echarle un cable adicional cuando la cosa se complica más de la cuenta. Y para ello se le llega a aparecer con la forma de un pingüino, de su psicólogo, del propio bajito al que estaba buscando o de Vega disfrazado (gran guiño al 1x06 "That's Not My Penguin", uno de mis capítulos favoritos) señalándole ese trozo de zapato que ya había visto en la habitación del motel pero al que no dio la importancia suficiente... hasta que su subconsciente se ocupa de conectarlo con Harper. Curiosamente todas estas “proyecciones” las presencia (si mi memoria no me falla) en el mundo de Rex. Y esto empieza a llevarme a apostar porque el de la pulsera verde es el mundo real.

No puede ser gratuito que Hannah vaya vestida de negro durante todo el último capítulo y que sea con ella con la que Britten comparte una última cena y beso de despedida poco después de que su subconsciente le abriera los ojos/puertas para conseguir dar caza a Harper (en el mundo de Rex), a pesar de que eso le cueste "despertar" y tener que aceptar que fue su mujer la que murió en el accidente. Un sacrificio necesario para llegar a la última clave de la conspiración y que indirectamente le lleva por fin a ver la realidad tal y como es: Hannah ha muerto. Una verdad de la que continúa rehuyendo hasta el punto de provocarse una especie de “Inception”, introduciendo un sueño dentro de otro sueño, o en otras palabras, le lleva a crear una tercera realidad. Una realidad idílica en la que tanto su mujer como su hijo siguen con vida. Ya lo comentaba el propio Michael en el piloto, si seguir adelante suponía aceptar la pérdida de uno de los dos... preferiría no progresar. Dicho y hecho. De esta forma el protagonista consigue seguir "dormido" y alcanzar su ansiado escenario perfecto. La historia de los Britten acaba (como no podía ser de otra forma) con final feliz.
Tras la emisión del tercer y último episodio de la segunda temporada de 'Black Mirror', ahora toca esperar a que Channel 4 se pronuncie sobre su continuidad, al igual que sucede con 'Utopia'. Por mucho boom nacional e internacional que se haya creado alrededor de estas dos ficciones, especialmente en torno a 'Black Mirror, nunca hay que olvidarse de que las audiencias son las que mandan y dictan lo que es un éxito y lo que es un fracaso televisivo en abierto. Y los británicos por muy suyos que sean en ciertos aspectos, obviamente también se rigen por las mismas reglas del juego. Por eso mismo creo que puede ser interesante analizar cómo le ha ido a 'Black Mirror' en el terreno de las audiencias, obviando por una vez la gran repercusión y el éxito de crítica cosechado, para vislumbrar las posibilidades reales que tiene de regresar con una tercera temporada.
  • Audiencias de la primera temporada: 1x01 (1,63 millones de espectadores); 1x02 (1,100,000); 1x03 (870,000).
  • Audiencias de la segunda temporada: 2x01 (1,27 millones de espectadores); 2x02 (1,04 millones); 2x03 (811,000).
Analizando estas cifras correspondientes al número total de espectadores que vieron (sin contar repeticiones) cada uno de los seis capítulos emitidos, se aprecia que la segunda no ha conseguido igualar los resultados de la primera temporada... pero por bastante poco. La media de la segunda tanda queda en torno a un 1,050,000 de espectadores, que en comparación con la de la primera, sólo supondría una pérdida de 150,000 fieles. En cuanto al share del segundo año, los nuevos capítulos han promediado un 7,09%. Un dato que está más o menos en la media de la cadena para su franja de emisión (7,35% durante los doce últimos meses), pero que supera en casi 3 puntos la media de Channel 4 en el pasado mes de enero (4,2%). En otras palabras, la segunda temporada de 'Black Mirror' se sitúa bastante por encima de la media de la cadena pero un poco por debajo de la media de la franja. A raíz de estos resultados, a los que habría que sumar los múltiples y diferentes valores añadidos con los que cuenta esta ficción, creo que se podría apostar con total seguridad porque a Channel 4 le interesaría emitir una tercera temporada. Y esto me lleva a creer, sin que sirva de precedente, de que el futuro de 'Black Mirror' pende más de las ganas que pueda tener Charlie Brooker de seguir haciendo reflexionar al personal que de otra cosa.   

Las siguientes líneas sobre 'Doctor Who', incluirán cierta información clasificada, por lo que si todavía no has comenzado la séptima temporada o no has visto su especial navideño, 'The Snowmen', será mejor que no sigas leyendo. ¡Atención Spoilers!

Cuando supe que el Doctor iba a tener nueva compañera a partir del último especial navideño, no dudé ni por un segundo que Steven Moffat la introduciría a su manera: sorprendiendo. Y desde luego que fue así. Más que nada porque la susodicha hizo acto de presencia antes de lo esperado. Sin que nadie pudiera verlo venir (gracias a que desde la serie no lo destriparon con anterioridad), en mitad de aquel delirio Dalek con el que se comenzaba la nueva temporada, se colaba Jenna-Louise Coleman para hacer su primera aparición en 'Doctor Who'. Atrapada en el interior de uno de los "exterminate, exterminate" conocíamos a una tal Oswin que sin saber ni cómo ni por qué se encontraba allí, acababa muriendo poco después de conocer y tocar la fibra sensible al 'Doctor'. Inevitablemente esta sorprendente carta de presentación te dejaba con la sensación de que había Oswin encerrado (já). Un truco al que el mago Moffat supuestamente daría explicación en el especial navideño, fecha prevista inicialmente para conocer a esta nueva compañera de viajes.

Tras ver este "The Snowmen", mis previsiones iniciales volvían a irse por el garete. Cierto es que el Doctor se cruza (en plena época victoriana y en pleno estado melancólico Post-Ponds) con una mujer que luce exactamente como Oswin, pero resulta que se llama Clara y que no tiene ninguna relación aparente con la tal Oswin. ¿Ein? La aventura que protagonizan juntos y que el Doctor quede engatusado con facilidad ante sus encantos, hace que se anime a presentarle la TARDIS y a invitarla a ser su nueva Rose, Martha, Donna o Amy. Así, cuando todo parecía dirigirse hacia otro final feliz para otro cuento navideño... ¡zasca!... Clara muere al poco de conocer al Doctor como ya le pasó a Oswin. Pero Moffat aún se guardaba otro conejo en la chistera. En la tumba de la recientemente fallecida pone que su nombre completo era Clara Oswin Oswald. A lo que hay que sumar su epitafio: "recuérdame para que nos encontremos de nuevo". Momento en el que al Doctor se le enciende la bombilla, recuerda a Oswin y decide cuál será su próximo objetivo: encontrarla. A partir del 30 de marzo, fecha en que dará comienzo la segunda mitad de temporada, será cuando por fin conoceremos el verdadero papel y el futuro que le tiene Moffat reservado a esta nueva compañera de viajes. Si no la vuelve a matar a las primeras de cambio, claro está.

Un lustroso aniversario

Publicado por Moltisanti On 12:32 25 comentarios
Otro año más el 5 de marzo sigue siendo un día muy especial para este blog. Hace un lustro que bajo el seudónimo de Moltisanti me animé a poner en marcha este Carrusel de Series.

Cuando el Carru está de aniversario siempre pretendo hacer algo especial para celebrarlo, pero a la vez, reconozco que después de tantos años todavía sigo sin saber muy bien qué hacer cuando llega el momento. Soy el primero que piensa que los post de cumpleblog son muy especiales para el autor y los que son muy seguidores del mismo, pero no para el resto de visitantes. Igualmente espero que si alguien se anima a leer algo más que el inicio de esta entrada, le compense el invertir unos minutillos de su tiempo para sumarse a este quinto aniversario del Carrusel de Series.

Antes de nada me gustaría zanjar un un asunto pendiente que tengo guardado en borradores desde hace dos años. Y es que después de contar varias anécdotas sobre el origen del blog y de realizar una ronda de agradecimientos en los dos primeros aniversarios, para el tercero me animé a preparar un nuevo meme en el que prometía hacer otro post para compartir las respuestas de quien lo siguiera. Algo que finalmente no hice debido a que coincidió con el comienzo de mi andadura profesional. Un descuido que me hubiera gustado solventar el año pasado... si no fuera porque debido al descontrol que llevaba encima directamente se me pasó celebrar el cuarto aniversario. Una vez todo ha vuelto a la normalidad por aquí, para compensar aquella promesa incumplida, lo primero que voy a hacer es publicar los links que recopilé (por orden de publicación) hace dos años:


Este tipo de aniversarios vienen bien para aprovechar y echar la mirada atrás, realizar una más que merecida ronda de agradecimientos y hacer un repaso en números de lo que ha sido la andadura del blog durante todos estos años. Tres puntos a los que voy a sumar un par de extras al final.

Si echo la mirada atrás tengo que pensar en lo mucho que ha cambiado este mundillo de los blogs especializados en series de televisión. Sólo hay que ver que hoy muchos de los que acabo de enlazar (al igual que otros muchos que seguía) por desgracia ya tienen las persianas echadas. De los que más o menos son de la quinta de este Carrusel de Series, ya no son muchos los que quedan, pero a la vez, son otros muchos los que han ido apareciendo y que colaboran (en una modalidad colectiva más que a título personal) a que este buen hábito de escribir (algo más que 140 caracteres) siga vivo, presente y en muy buena forma. Quizás se esté perdiendo aquella saludable costumbre de comentar la jugada en los comentarios del post, pese a que conocer la versión del lector y debatir sobre el tema tratado sigue siendo ahora igual de necesario que hace cinco años. Por eso mismo aquí va primera gran ronda de agradecimientos a todos los que os seguís pasando por aquí para leerme y que encima sacáis tiempo para dejar vuestras impresiones, ya que sin vuestro feedback esto de desahogarse escribiendo no sería lo mismo. Tanto para el que escribe, el que lee, como para el que lee y además comenta, creo que es importante que todavía haya rincones para seguir compartiendo la experiencia de este nuestro hobby. Twitter está muy bien, pero no es y nunca será lo mismo.

Como en cualquier cumpleblog que se precie, ahora llega el momento del chorreo de cifras. Cinco años después este blog ha conseguido obtener más de 950,000 visitas únicas, casi 1,400,000 de páginas vistas, 372 seguidores de Google, 561 de “me gustas” en la página de Facebook y 963 entradas publicadas. A estas alturas del partido desde luego que mi motivación para seguir escribiendo no tiene ningún tipo de relación con ninguna de estas cifras, por mucho que nunca dejen de asombrarme y que no me cansaré de dar las gracias las veces que haga falta.

Ahora le llega el turno a ese par de extras con lo que voy a darle algo de vidilla a este aniversario. Recuerdo que para el tercero pedí asesoramiento a esos fieles que desde hace años se juntan en el chat (nuestro querido "c-box/en directo") que hay en el lateral derecho (y a los que por supuesto quiero aprovechar para mandarles un saludo muy especial). Entre las ideas que me dejaron estaba hacer una lista con mis series favoritas (diferenciando las que están "en emisión" y las "finalizadas"). Siempre he remarcado por aquí que no soy de listas, ya que lo único que suelen conseguir es atraer hordas de enfurecidos con antorchas debido a la facilidad que tienen para hinchar las pelotas al personal. Es así y tiene toda la lógica del mundo. Pero a la vez, celebrar un aniversario tan especial como el quinto, creo que bien merece mojarse un poco el culo, así que lo que voy a hacer es recomendar de golpe las 25 series americanas (15 finalizadas y 10 en emisión) que por calidad y favoritismo personal son las que recomendaría ver a cualquiera sin ningún miramiento.


Y ahora para rematar la fiesta con un poco de cachondeo a base de ponerme en evidencia, voy a hacer algo que me prometí no hacer nunca: rescatar el primer post del Carrusel de Series, ese en que el daba la bienvenida a todo el mundo con una evidente falta de respeto por las tildes :)

"Queria daros la bienvenida a un blog sobre las mejores series que hay en la actualidad y de las cuales soy un adicto, como muchísima gente en los tiempos que corren. 

En este blog se va a intentar hablar y mantener informados de las grandes series que podemos disfrutar en la actualidad como son Lost, Battlestar Galáctica, Dexter, 24, Weeds, Heroes, The Office, Los Tudor y muchísimas más, eso si, a ritmo americano como se deben seguir las grandes series. El objetivo es mantener a todos los serieadictos al dia con las novedades de sus respectivas series incluyendo además curiosidades, imágenes, videos, analisis de capitulos y cualquier cosa que sea interesante para todos. Solo espero que disfruten con los contenidos y que las entradas serán regulares para estar al dia. 

Un saludo y nos vemos en el blog."

Anda que no ha pasado tiempo desde aquel 5 de marzo de 2008. Tanto que hoy en día tengo la fortuna de trabajar haciendo lo que más me gusta y aunque sea indirectamente, tengo claro que este Carrusel de Series me ha ayudado de muchas maneras. Ahora cuando me da por recordar entradas antiguas, después de echarles un vistazo casi que me entran ganas de hacerles un remake. Y esto creo que es señal de que con el paso de los años este servidor ha aprendido mucho a base de la experiencia y la destreza adquirida, algo que espero (visto lo visto) que se haya traducido en una mejoría general. Después de superar una larga y complicada transición, tras pasar de tener tiempo para escribir casi post diario a sólo poder escribir unos dos a la semana (aunque sean más elaborados y con mayor dedicación por mi parte) y dando gracias, pienso que el Carrusel vuelve a gozar de buena salud. Sigo sin tener el tiempo que necesitaría para escribir sobre todo lo que me gustaría, pero al menos he vuelto a la senda de la continuidad, requisito imprescindible para que un blog siga al pie del cañón. Y es que mientras tenga ganas (cinco años después siguen intactas) y haya alguien al otro lado, este Carrusel de Series seguirá dando las vueltas que hagan falta y espero seguir contando como hasta hoy, con la presencia y participación de todos vosotros. ¡Muchas gracias!

¡A por la sexta temporada de Carrusel de Series!
Queda poco para que se cumplan ocho años del anuncio de la cancelación de 'Carnivale', una de mis series favoritas a pesar de que sólo tiene dos temporadas y se quedó sin final feliz. El elevado presupuesto de la serie y las bajas audiencias obtenidas fueron las razones que llevaron a HBO a endiñarla con la guadaña de la cancelación.  Siempre se rumoreó que el canal estaba dispuesto a concederle una tercera temporada con la condición de que los productores aceptaran pasar de un coste de 3,7 millones de dólares por capítulo a un presupuesto de 2 millones. ¿Realidad o rumor? Lo que es un hecho es que los seguidores de la serie, tantos los que ya lo eran en el momento de la cancelación como los que nos hemos ido subiendo al carro con el paso de los años, nos quedamos a más de la mitad del camino (se grabaron dos de las seis temporadas) que Daniel Knauf había establecido como ruta maestra para 'Carnivale'. No es casualidad que siempre que saco a relucir por aquí el tema de las series incompletas, esta joya de culto tenga puesto fijo entre las preferentes.

Gracias a @chejonte que compartió el link hace unos días, he podido leer una entrevista que le hicieron al propio Daniel Knauf para la web AV Club y que no tiene ningún tipo de desperdicio. Hacía mucho, muchísimo tiempo que no leía una entrevista tan jugosa a alguien de Hollywood. Si has visto 'Carnivale' y te quedaste con ganas de más, no te pierdas lo que viene a continuación porque Daniel Kanuf habló (sin morderse la lengua) de todo lo que rodeó a la cancelación de la serie y las imposiciones creativas que le llegaban desde la cadena. El creador y showrunner además de sacar a relucir un buen número de curiosidades, como plato fuerte comenta cuál era el plan maestro que tenía en mente para las siguientes cuatro temporadas. ¿Quieres conocer cómo iba a continuar 'Carnivale' y cuál era el propósito de todo? Comienzo a repasar (a mi manera) lo más destacable:

 Recortes de la primera a la segunda temporada

-La segunda temporada se movió mucho más rápido porque tuvieron que condensar el material de 16 capítulos en tan solo 12. Daniel Kanuf comenta que tuvo que descartar una trama que le encantaba con Samson, Ben, Lila y Lodz como protagonistas implicados.

-HBO ordenó recortar el número de personajes de la primera a la segunda temporada. Entre los damnificados de esta orden estaban las hermanas gemelas siamesas (para las que tenían reservado algo espeluznante) y Gecko, un perturbador personaje del que no recuerdo si llegó a tener ni una sola línea de diálogo, pero al que tenían pensando convertir en una especie de Mr. Spock (signifique lo que signifique esto, incluyo yo).

-Otros sacrificios que tuvieron que hacer estaban relacionados con racionalizar los costes de producción, como por ejemplo, maximizar el número de días que rodaban en interiores. Dice que piensa que el elevado presupuesto de la serie no fue lo que la condenó a posteriori, sino que simplemente no cumplieron con las elevadas expectativas que tenía HBO (así desmiente el mito de la culpabilidad del elevado presupuesto, incluyo yo).

'Carnivale', HBO y la libertad creativa

-Desde HBO querían que impulsara el enfrentamiento entre el Hermano Justin y Ben para que se produjera en el capítulo final de la segunda temporada, algo que entraba en sus planes incluso antes de que se lo solicitasen. Reconoce que en el apartado creativo tenían mucha libertad en lo referente a la parte delantera (la fase de guión) pero no tanto en la parte trasera (la fase de grabación). Siempre le llegaban con peticiones para regrabar o directamente cortar ciertas escenas, especialmente las que incluían elementos de terror (apunta que tenía más de una idea perturbadora que nunca le dejaron llevar a cabo). Como curiosidad, tuvo que luchar como en el infierno para lograr el capítulo de las máscaras (una maravilla de episodio y uno de mis favoritos, incluyo yo). En resumidas cuentas, comenta que desde la cadena no veían 'Carnivale' como una serie de terror, sino como un drama más. Y de ahí el choque creativo que protagonizaron en más de una ocasión.

-Pese a todo no quiere arremeter demasiado contra HBO, reconociendo que es lo que uno puede esperar de HBO en cuanto a libertad creativa... excepto por algún "pero". Entre risas comenta que lo único malo que hizo el canal fue cancelar la serie. Recuerda que tras la cancelación, escribió una carta a los fans pidiendo que no mandaran protestas debido a que si no fuera por HBO la serie nunca hubiera visto la luz en otra cadena... y menos con alguien al mando como él, que nunca había hecho televisión antes y en el que depositaron una millonaria cantidad de dinero.

-Reconoce que está sorprendido de que ninguna cadena de cable u otra cadena en general la haya reemitido. Así como que está molesto de que no haya una edicicón blu-ray de las dos temporadas. Debido a esto comenta que a veces siente que 'Carnivale' es como el hijastro pelirrojo de HBO aunque luego acude a las oficinas del canal y descubre que los trabajadores siguen siendo muy fans.

La cancelación

-Mucho después de acabar de rodar la segunda temporada fue cuando descubrió que la serie iba a ser cancelada. Especialmente tras la emisión del tercer capítulo, dado que HBO suele anunciar las renovaciones pasado este tiempo. Aunque no perdieron la esperanza del todo ya que la renovación por una segunda temporada se produjo en el último instante que podía hacerse contractualmente hablando y esperaban que volviera a suceder lo mismo.

-Una vez cancelada la serie desde HBO le llamaron diciendo que querían darle un final a la serie en forma de tv-movie de dos horas a lo que Knauf respondió que no podía condensar 48 horas de historia en tan poco tiempo. La idea de la película no tenía ningún sentido para él y a día de hoy sigue sin hacerlo, más que nada porque no sabría ni cómo hacerla (ole sus huevacos ahí, incluyo yo).

-Sobre si recibió alguna oferta para continuar la historia en otro formato, comenta que con Marvel lo tenía todo preparado para hacer una serie de novelas gráficas, pero que las obligaciones contractuales con HBO se lo impidieron. En ese momento de la entrevista reparte una serie de palos a "los idiotas de Hollywood" que viene a resumirse en que no entendía cómo si ellos no querían explotar los derechos porque no se los cedían y que allí todos los de traje son iguales. Y cosas así.

A partir de este punto repaso todo lo que comenta sobre cómo hubiera continuado la serie en las cuatro temporadas restantes. Aviso que hay SPOILERS del final de la segunda temporada.

-La tercera temporada arrancaría con un salto en el tiempo de cinco años, con el carnaval disuelto y acabaría con el arranque de la Segunda Guerra Mundial, con todo el grupo otra vez reunido buscando lo que necesitarían para lograr derrotar al Hermano Justin. En la cuarta temporada la feria saldría de gira acudiendo a los lugares donde encontrar esta información para acabar con Justin y comenzaría el periplo para detener la detonación de la bomba atómica que se pudo ver en los flashforward que tuvo Ben en la segunda temporada.

-Sobre los miembros de la feria, apunta que Jonesy sobrevivió al balazo y ahora estaría lanzando bolas para un equipo de baseball profesional. Su esposa (Libby) sería una copia del prototipo típico de esposa de jugador de baseball en el 39. Han pasado cinco años y todo el mundo se ha ido por caminos separados. Ben y Sansón estarían trabajando en otra feria. Para Lodz tenía pensado un gran camino que iría desde seguir siendo el representante del mal dentro del carnaval, hasta acabar del lado de Ben, pasando antes por la creación de una alianza con el Hermano Justin.

-En el lado del Hermano Justin, se habría convertido en un predicador de radio muy influyente políticamente. En cuanto a Iris y Sofie, ambas se encontrarían en una lucha de poder sobre quién está controlando a Justin. Sofie sería su esposa. Por supuesto, ella es su hija, pero él no lo sabe. En el primer episodio de la tercera temporada querían presentar a un niño de 4 años de edad en una escena en la que vendría corriendo y abrazaría al Hermano Justin, diciendo "papá." Saber si era hijo de Justin o de Ben se convertiría en una de las claves de la temporada.

-Ben, por su parte, a medida que se avecina la guerra, estaría más en plan "esto no es sólo acerca de mí, esto es sobre nosotros" y tiraría de todo el mundo de la feria para juntarse de nuevo. Una vez reunidos de nuevo pondrían rumbo a Europa para tratar de adquirir documentos (en realidad serían unos talismanes) para derrotar a Justin. Entonces habría una confrontación de algún tipo al final de la cuarta temporada y se entraría de lleno en la recta final de la historia.

-Un final de la historia que trataría sobre el Proyecto Manhattan, averiguar lo que es la bomba atómica y tratar de detener que la explosión suceda, porque en la mente de Ben, la detonación de la bomba atómica es el fin del mundo. Lo que él no sabe es que es sólo el final de su mundo. Él lo interpreta como el fin del mundo y cree que está intentando salvarlo, pero lo que aprende antes del final es que, "tengo que dejar que esto suceda, porque si no dejo que esto ocurra, la humanidad se mantendrá en un estado de adolescencia.". Entonces descubriríamos la importancia de Sofie (que en realidad sería Omega, el último Avatar) y las razones que les llevan a sacrificar a su propio hijo (era de Ben, no de Justin) en la explosión. Daniel Kanuf acaba diciendo (entre risas) literalmente "esa era mi idea loca, ahora tengo que matarte porque te lo dije".

-Resume que la gran idea de la historia es que "éramos niños hasta que se detonaron estas dos bombas en el desierto". Reflexiona sobre cómo siempre se dice que la era nuclear fue una cosa horrible y visto como algo completamente negativo. Dice que el miedo a la destrucción fue parte de nuestro crecimiento como especie y hace mucho hincapié en que como seres humanos somos capaces de hacer cosas horribles como los holocaustos pero también somos capaces de cosas asombrosas. Para él, la explosión de las bombas nucleares fue en cierto modo una declaración de independencia de la naturaleza. Esta idea y la de que todos tenemos un destino, era lo que le hubiera gustado tratar a lo largo de esas cuatro temporadas hasta finalizar con la explosión de la bomba.

-Por último, reconoce que no conocía hasta el último detalle de lo que quería hacer en las cuatro temporadas restantes, pero comenta que como entre la segunda y la tercera temporada tenía pensado pegar un salto de cinco años, todavía hay opción de recuperar la serie.

Ojalá fuera una posibilidad real, incluyo yo, ojalá...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: Big Little Lies

¡Súbete!

Trailer: The Mist

¡Participa!

BSO: The Leftovers 3x01

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España