Showtime en manos de David Lynch

Moltisanti

Recomendación de la semana

Fin de ciclo para las series de viajes en el tiempo

Moltisanti

Recomendación de la semana

Taboo es otra miniserie británica que no es miniserie

Moltisanti

Recomendación de la semana

Calendario Estrenos 2017

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las temporadas de pilotos de Amazon

Moltisanti

Recomendación de la semana

Galería con los Mejores Personajes de Series de Televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las productoras de las estrellas de cine y televisión

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las series de 10 temporadas están en peligro de extinción

Moltisanti

Recomendación de la semana

Expediente X: Guía para descubrir la "verdad"

Moltisanti

Recomendación de la semana

La taquilla de las series

Moltisanti

Recomendación de la Semana

La irrupción de las antologías por temporadas

Moltisanti

Recomendación de la semana

Hasta las mejores series tienen temporadas para olvidar

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las barreras de entrada de The Wire

Moltisanti

Recomendación de la semana

Review Lost 6x17/18: The End

Moltisanti

Recomendación de la semana

Las Frases de Baltimore

Moltisanti

Recomendación de la semana

La lista con mis listas del 2011

Publicado por Moltisanti On 23:14 14 comentarios
Como sucede en cada buen mes de diciembre que se precie, desde hace semanas circulan por todas partes listas (de todos los colores) sobre las series protagonistas de estos 12 meses del año. No soy muy dado a confeccionar mis propios Top, pues entre que me produce más de un quebradero de cabeza hacerlos, que muchas veces sólo sirven para crispar al personal (incluso hay algunas veces que pienso que están ideados con este propósito) y que lo que escribas hoy quizás no sirva para mañana (es lo más probable), pues al final siempre termino leyendo las listas de los demás sin llegar a mojarme el culo. No vaya a ser que los mayas tengan razón con sus profecías apocalípticas y pierda la oportunidad de hacer una última rondita de listas con lo más destacable de los últimos 365 días. He decidido no argumentar los ranking, ya que creo que llevan intrínseco un in my opinion que los justifica por sí solos, además de que vienen avalados por todo lo que he escrito en el Carrusel a lo largo del año. A ver qué os parece mi 2011 en lista:

Mejor Estreno

1. Games of Thrones (HBO)
2. Homeland (Showtime)
3. American Horror Story (FX)
4. Wilfred (FX)
5. The Killing (AMC)

No ha sido un año en el que me haya atrevido más de la cuenta a probar suerte con más nuevas propuestas de las necesarias, pues a las cinco seleccionadas, sólo podría añadir 'Falling Skies' (TNT), 'Terra Nova' (FOX), 'New Girl' (FOX), 'Life's Too Short' (BBC) y 'Outcasts' (BBC). Series que a mi parecer, no cumplen con el mínimo necesario para aparecer en ninguna lista sobre lo mejor de nada, salvando a la comedia de Ricky Gervais que aún no he visto completa. Me hago mayor, cada año me estoy volviendo más y más precavido con los estrenos.

Mejor Miniserie

1. Black Mirror (Channel 4)
2. Spartacus: Gods of the Arena (Starz)
3. Mad Dogs (Sky One)
4. Marchlands (ITV)
5. -

En materia de miniseries los ingleses siguen siendo los maestros. Por eso mismo, no es de extrañar que de las cuatro que he visto este año, tres procedan de tierra británicas. Si antes de que acabe el año veo alguna otra (tengo un par más resevadas para mis planes navideños), las incluiré en el ranking, por lo que en este apartado aún puede haber ciertos cambios. Por cierto, es verdad que 'Mad Dogs' va a tener segunda temporada, pero en su estreno estaba pensada como miniserie.

Mayor Decepción

1. Torchwood: Miracle Day (Starz y BBC) - Cuarta Temporada
2. Dexter (Showtime) - Sexta Temporada
3. Falling Skies - Primera Temporada
4. Terra Nova - Primera Temporada
5. The Office (NBC) - Octava Temporada

No confundir decepción con lo peor del año, pues claro que seguramente ha habido mayores fiascos que las cinco series que he seleccionado para este apartado... o no. Este ranking va más por tema de fallar en las expectativas que cualquier otra cosa. Vamos, que esperando mucho o poco, no me han dado lo que se presumía. Mucha curiosidad por conocer vuestras decepciones.

Hasta Siempre

1. Friday Night Lights (DirecTV)
2. Entourage (HBO)
3. The I.T. Crowd (Channel 4)
4. The Inbetweeners (E4)
5. Smallville (CW)

Todos los años toca despedirse para siempre de alguna serie fija en nuestros "actualmente viendo". Da igual si las seguimos desde el principio o las devoramos de un plumazo para llegar "a ritmo" en su rectal final. Por cierto, aclarar que aquí no he tenido en cuenta las series que han sido dadas con la guadaña de la cancelación. El haber ordenado a las cinco de esta manera responde a la importancia que doy al hecho de no volver a ver un capítulo suyo. Es posible que 'Friday Night Lights' y 'Entourage' continúen en forma de película (en el caso de la primera todavía no está confirmado, pero es una posibilidad), pero aún así, son dos grandes que se han despedido este 2011 y por eso ocupan lo más alto del Top. Los casos de 'The I.T. Crowd' y 'The Inbetweeners' son peculiares, pues fue el año pasado cuando emitieron sus últimos episodios, aunque en 2011 es cuando se ha confirmado que no tendrán nuevas entregas. 'Smallville' aparece porque aunque la serie fuera algo más que un placer culpable (estirado hasta la saciedad y más allá), tras 10 años en antena, lo menos que podía hacer era incluirla por aquí. Hasta siempre.

Mejor Drama 2011

1. Boardwalk Empire (HBO) - Segunda Temporada
2. Breaking Bad (AMC) - Cuarta Temporada
3. Game of Thrones (HBO) - Primera Temporada
4. Homeland (Showtime) - Primera Temporada
5. Justified (FX) - Segunda Temporada
6. Sons of Anarchy (FX) - Cuarta Temporada
7. The Good Wife (CBS) - Segunda y Tercera Temporada
8. Friday Night Lights (DirecTV) - Quinta Temporada
9. Luther (BBC) - Segunda Temporada
10. Doctor Who (BBC) - Sexta Temporada

De lo bueno lo mejor y de lo mejor... lo excepcional. 10 series que han hecho del 2011 otro gran año para los que disfrutamos de la mejor ficción televisiva. Por cierto, no os hacéis una idea de las veces que he turnado entre 'Breaking Bad' y 'Boardwalk Empire' para terminar coronando a la segunda como la mejor serie del 2011. Esta lista ha sido la que más me ha costado, tal y como esperaba por otra parte. Seguramente hay alguna ausencia imperdonable (y ahora mismo no caigo), pero así son las listas de oportunistas. Si mañana hiciera otra, no me extrañaría modificar más de un puesto. Ah, a 'Black Mirror' la he dejado fuera porque ya se ha llevado lo suyo.

Mejor Comedia 2011

1. Parks & Recreation (NBC) - Tecera y Cuarta Temporada
2. Curb Your Enthusiasm (HBO) - Octava Temporada
3. It's Always Sunny in Philadelphia (FX) - Séptima Temporada
4. Modern Family (ABC) - Segunda y Tercera Temporada
5. Californication (Showtime) - Cuarta Temporada

No he seguido tanta comedia como pensaba, así que al final no me ha quedado más remedio que reducir esta lista de diez a cinco puestos. Para mí, las mejores comedias del 2011... y con diferencia.

Mejor Capítulo

1. To the Lost - 2x12 - Boardwalk Empire - HBO
2. Breaking Bad - 4x11 - Crawl Space - AMC
3. Baelor - 1x09 - Game of Thrones - HBO
4. Always - 5x13 - Friday Night Lights - DirecTV
5. Marine One - 1x12 - Homeland - Showtime
6. Hands - 4x10 - Sons of Anarchy - FX
7. Closing Arguments - 2x22 - The Good Wife - CBS
8. The Impossible Astronaut - 6x01 - Doctor Who - BBC
9. Reckoning - 2x12 - Justified - FX
10. The Cage - 1x02 - The Killing (AMC)
Bonus Comedia: Larry vs. Michael J. Fox - 8x10 - Curb Your Enthusiasm

Mensaje para mí mismo: "nunca vuelvas a hacer una lista sobre los mejores capítulos del año". Creo que mi cerebro todavía está echando llamaradas. Aquí he optado por no repetir de una misma serie (para no quedarme con tres o cuatro), además de que he vuelto a dejar fuera a 'Black Mirror' (esta vez) porque era incapaz de elegir únicamente a uno de sus tres episodios. Resumir tantísimos y tan buenos capítulos en 11 puestos, no puede ser ni sano... ni productivo.

Hasta aquí mi repaso a este 2011 que nos dejará en unos días. Al menos por mi parte. Ahora, ¿cómo ha sido vuestro 2011 seriéfilo? Si me he animado con mis listas ha sido más que nada para leer las vuestras ¡Todos a los comentarios... y sálvese quien pueda!

¡Felices Fiestas a Todos!

Mininglesas

Publicado por Moltisanti On 1:10 6 comentarios
Por tradición, a los ingleses siempre les ha ido la ficción breve. Ya sea encargando series con temporadas cortas (siempre en torno a los seis capítulos) o recurriendo directamente al formato de las miniseries. Centrándome en el segundo fenómeno, si hay una época del año en el que suelen predominar, es precisamente ahora, en navidades. En estas fechas de parones en las que uno no sabe si empezar con alguna serie nueva (de entre todas las pendientes) o esperar a que regrese toda la caballería (a la que habrá que sumar los refuerzos de la midseason), es el momento perfecto para tirar de este tipo de producciones que se consumen rápido y llenan lo suficiente. Al menos, es el plan que está manejando un servidor para estos días, en los que prácticamente no estoy sacando tiempo para ver nada de nada. Aquí voy a aprovechar para citar unos cuantas e interesantes miniseries estrenadas recientemente. Rondita de mininglesas:

El pasado 13 de diciembre, Channel 4 estrenaba 'This in England 88', continuación de 'This in England 86', ambas miniseries son spin-off de la película homónima de 2006 sobre el mundo de los skinheads. Por estas tierras seriéfilas la saga cuenta con bastantes más adeptos de los que pensaba, lo que ha hecho que me interese por ella aún más de lo que ya estaba (apuntada en la lista negra para catar en un futuro no muy lejano). A modo de curiosidad, en ella aparecen dos rostros muy de moda en los últimos tiempos, como son Stephen Graham (Al Capone en 'Boardwalk Empire') y Joseph Gilgun (el polémico Rudy de la tercera temporada de 'Misfits' y de la que tengo pendiente escribir). Aquí dejo un link para el trailer de la película. Tiene pintaca de la buena.

ITV1, el canal de la popular 'Dowtown Abbey' (para los interesados, el domingo se emitió su especial navideño), estrenó el 8 de diciembre una miniserie con muy buena pinta, 'Without You'. Esta historia en tres partes, cuenta con dos rostros protagonistas bastante conocidos, como son Anna Friel ('Pushing Daisies') y Marc Warren ('Hustle' o 'Mad Dogs'), y cuenta la historia de una mujer cuyo marido muere en un accidente de tráfico cuando iba con una misteriosa mujer en el asiento del copiloto. Este drama de misterio, adaptación de la novela "What to Do When Someone Dies" de Nicci French, ha funcionado muy bien tanto en audiencia como en crítica. Si ITV1 dejara visualizar el trailer fuera de territorio británico, me hubiera gustado echarle una ojeada y compartirlo por aquí, pero va a ser que no es posible. De todas maneras, me la apunto.

Para dar la bienvenida a la navidad como se merece, además del correspondiente especial de 'Doctor Who' (que todavía no he podido ver), la programación de BBC está animando el ambiente a su manera. Entre las ofertas de estreno que ha reservado para estas fechas, por ejemplo ya se han emitido las miniseries 'Young James Herriot' (3 episodios vistos en BBC One), sobre la juventud de este cirujano y veterinario inglés, y "The Bleak Old Shop of Stuff" (BBC Two), adaptación de un cuento de Charles Dickens de 3 episodios que cuenta la historia de una familia que intenta evitar que un malvado abogado arruine la navidad. Así, sobre el papel, pues ambas como que me llaman entre nada y cero, a diferencia de la que es su gran apuesta para esta época: 'Great Expectations', una nueva adaptación sobre este clásico, también de Charles Dickens, que para algo este año se está conmemorando su 200 aniversario. Los 3 episodios se emitirán este martes, miércoles y jueves. Protagonizada por la gran Gillian Anderson ('Expediente X'), cuenta la historia de un huérfano que se convierte en caballero después de cambiarle la vida gracias a un misterioso benefactor. Las imágenes promocionales y el reparto tienen muy buena pinta, así como su trailer (minipunto por emplear el "Carol of the Bells" de John Williams):



Hablando de BBC, la cadena ha decidido renovar 'Life's Too Short', la serie de David Warwick, Ricky Gervais y Stpehen Merchant, para una segunda temporada. Con lo que me gustaron los dos primeros episodios, me gustaría poder decir lo mismo de los otros dos que he visto (aún me quedan tres pendientes de la primera temporada), pues de los mismos sólo se salva de la quema la intervencion de Steve Carell. Un cameo soberbio (uno más) que enfrentó a las dos grandes caras de 'The Office'. Cuando vea los capítulos que me faltan, dictaré mi sentencia final sobre ella. No me he ido de repente por las ramas, sino que este reciente anuncio sobre la continuidad de 'Life's Too Short' viene a ejemplificar otro caso bastante común dentro de la ficción inglesa: no poder asegurar nunca que una miniserie, se quedará en eso, en una miniserie. En relación a este tema, hay dos (mini)series que me va a venir de perlas refrescar después de que hicieran mucho ruido (y que a mí me encadilaran) con sus respectivas primeras temporadas y que en breve estrenan nuevos capítulos. Me estoy refiriendo a 'Sherlock' (BBC One) y 'Mad Dogs' (Sky One).

La versión contemporánea del detective más famoso del planeta, vuelve con tres nuevas entregas y lo hace desde el día de año nuevo. El 1 de enero se emitirá en Inglaterra el 2x01 "A Scandal in Belgravia". Con 'Sherlock' creo que repetiré el modelo de visionado de la vez anterior, esperar a que se haya emitido y luego intentar sacar tiempo para su hora y media por episodio. Esta vez, espero que consiga el pleno de capítulos redondos, pues todavía recuerdo lo genialérrimos que fueron el 1x01 "A Study in Pink" y 1x03 "The Great Time", a diferencia del 1x02 "The Blind Baker". Por cierto, BBC después de calentar con cuatro teaser (1, 2, 3 y 4) que juegan a los anagramas (o eso creo), por fin se ha molestado en lanzar un trailer completo para el primer capítulo. Si tengo que destacar únicamente una promo en particular, casi que prefiero quedarme con la que se ha currado (para variar) TNT España, que emitirá la temporada a partir del 12 de enero y ha preparado un maratón para el día 8. Muy a su estilo, original y conceptual:



En cuanto a la serie protagonizada por el cuarteto de lujo (Max Beesley, Marc Warren, Philip Glenister y John Simm) que durante la primera temporada las pasaron bien canutas por tierras mallorquinas, por fin hay novedades sobre esa segunda temporada que por no esperarse, a mí me pilló con todo el equipo. La nueva entrega de 'Mad Dogs' llegará a Sky One el próximo 19 de enero. Para empezar a calentar el estreno, la privada inglesa se ha vuelto a currar un espectacular teaser que viene a avisar de que este grupo de guiris las va a pasar aún más canutas que la primera vez. Por cierto, pese a que los nuevos episodios aún están por emitirse, la serie ha sido renovada de manera anticipada para una tercera temporada. Esta no es la única novedad, pues por lo visto se está preparando una versión femenina que podría titularse 'Mad Cats'. Ahí dejo caer estas novedades, y ahora sí, aquí va el mencionado teaser:



Para acabar este repaso a las mininglesas de la mejor manera posible, voy a volver a recomendar 'Black Mirror', pues como predije cuando hablé de su "The National Anthem", se ha terminado convirtiendo en el fenómeno seriéfilo que imaginé que terminaría siendo. Y lo ha hecho por méritos propios, no sólo por la repercusión que ha obtenido en internet. Si todavía eres de los que no se ha atrevido a darle una oportunidad a esta trilogía sobre el peso de las nuevas tecnologías, no te lo pienses más. Si el primero me pareció una auténtica maravilla, las dos entregas restantes (también independientes la una de la otra), no lo han sido menos. Las tres partes de 'Black Mirror', cada una a su manera y en su estilo, me han encantado. Si saco tiempo en los próximos días me gustaría hablar largo y tendido sobre ellas, pues bien que lo merecen. La miniserie de Channel 4 se ha convertido en una gran sorpresa, sirviendo de broche de oro para este 2011 que se acaba.

Oh, Dexter

Publicado por Moltisanti On 21:40 19 comentarios
Se acabó la penitencia. Si todavía no conoces el desenlace del caso "Doomsday Killer" y la sorpresa que tenían reservada los guionistas de 'Dexter' para la season finale de la peor temporada de la serie, quizás prefieras no seguir leyendo, aunque esta vez si estuviera en tu lugar, casi que lo haría. Ha sido muy duro ver cómo una de las grandes de los últimos años, y una de mis favoritas absolutas, vivía su particular descenso a los infiernos. Oh, Dexter. ¡Spoilers!

Lo dicho, se acabó la penitencia que ha sido ver estos 12 capítulos. Ahora sólo queda intentar hacer como si la sexta temporada de 'Dexter' nunca hubiera existido. Si se piensa, el (esperado) cliffhanger que le ha puesto punto y seguido nos lo pone en bandeja. Sólo hay que rebobinar estos 12 episodios, o mejor incluso, olvidarlos directamente, para a continuación regresar a la sala en la que Jordan "Tic Tac" Chase recibió su merecido castigo e imaginarnos a Debra atravesando aquella lona de plástico que le separó hace un año de descubrir la verdad sobre su querido hermanastro. Si hacemos lo que digo, nos encontraremos exactamente en el mismo punto que tras este 6x12 "This Is the Way the World Ends", pero habiéndonos ahorrado el martirio que he mencionado en la introducción. Para desgracia de todos los que hemos visto esta temporada, ya no hay vuelta atrás. Por eso mismo, me escuece tanto que la escena más esperada de toda la serie llegue tan tarde... y en tan mal momento. Mejor tarde que nunca pensará alguno. Quizás tenga razón, pero en mi caso, lo que pienso es que quedan otros 24 capítulos por delante y en mi cabeza ahora mismo sólo ronda la posibilidad de que este cliffhanger no va a conseguir la recompensa esperada: empezar la caza y captura del carnicero de la bahía, el principio del fin de Dexter. Ojala me equivoque.

Desgraciadamente la sexta entrega ha dejado un estigma imborrable para las dos temporadas que quedan hasta que Showtime cierre el chiringuito a su gallina de los huevos de oro. Me estoy refiriendo al "Debrazo", como llamo al "salto al tiburón" que han pegado los guionistas de la serie con la Teniente Morgan, y en consecuencia, con el absoluto protagonista de la función. Que Debra acabase la temporada enamorada de su hermanastro, podría haber supuesto la gota que colmase el vaso de la sexta temporada, sino fuera porque por entonces el vaso llevaba tiempo rebosado. Si en la season finale del año pasado, Debra hubiera pillado con las manos en la masa a su hermanastro, estaríamos ante un dilema interesante, pues hay que recordar que la ahora Teniente terminó por empatizar con la pareja de asesinos que formaban Dex y Lumen. Motivo por el que les permitió huir para sorpresa de todos. Ahora en cambio, la tenemos en una encrucijada amorosa con tintes morbosos que tira todo por la borda y que viene a confirmar lo cogido con pinzas que ha estado todo en esta temporada. ¿Acabarán Debra y Dexter juntos? No lo quiero ni pensar.

Por si no fuera suficiente tener que lidiar con este innecesario y molesto giro argumental, va Scott Buck (el showrunner actual) y suelta que el hecho de que Debra esté enamorada de Dexter es algo que sentían que se había construido durante años. Sí, la misma cara de "pero que está contando este hombre" se me ha quedado a mí al leer sus declaraciones posteriores a la season finale. Vale que nadie en este negocio se suele mojar más de la cuenta ante cualquier tipo de pregunta que se le haga, pero de ahí a tomar al espectador por tonto... hay un buen trecho. En verdad, esa cara no es nueva para mí en relación a declaraciones realizadas durante el transcurro de la sexta temporada, pues recuerdo que Scott Buck también lanzó otras perlas como que este año la serie volvería a sus orígenes (curioso cuando la mesa de Dex ha estado más vacía que nunca) o que el "secreto" sobre Gellar estaba tan controlado y guardado bajo llave que nadie podía descubrirlo. Imagino que en relación a este último punto, se centró tanto en esconder el "secreto" a los miembros de su equipo que se olvidó de intentar hacer lo mismo con todos los espectadores. Pero si hablamos de declaraciones desafortunadas, las que se llevan la palma, son unas que realizó Jennifer Carpenter (Debra) cuando tan solo se llevaban unos pocos episodios emitidos, y en las que vino a decir que la sexta iba a ser la mejor temporada con diferencia. En fin...

Dejando a un lado el cliffhanger, el "Debrazo" y la serie de desafortunadas declaraciones, todavía queda mucho por comentar. Y eso que cuando escribí sobre los siete pecados capitales de esta sexta temporada, sólo quedaban cuatro capítulos por emitirse. Por aquel entonces aún esperaba que 'Dexter' se ganara una redención de última hora. A la semana siguiente, se confirmó (para los que lo imaginábamos desde hacia tiempo) que el Profesor Gellar estaba muerto. Me tiré los 50 minutos esperando que no sucediera, pero la cosa cada vez se iba haciendo más y más evidente hasta que Dex encontró finalmente el cubito de hielo de Edward James Olmos. En ese momento, mi pasajero oscuro apareció y de paso perdí la poca fe que me quedaba en la temporada. En cierto modo, esa escena también vino a confirmar uno de los muchos males de esta entrega: tener buenas e interesantes ideas pero para llevarlas a la práctica de la peor manera posible. Argumento que ejemplifico en casos como el del secuestro del Sargento Batista, el intento de "atentado" en la estación de policía o el "sacrificio" de Harrison en el capítulo final. Otros años este tipo de tramas me hubieran conseguido colocar dos bultos en la garganta. En éste, casi me daban más ganas de ponerme a reír que de entrar en tensión. Todo por cortesía de un trabajo de producción, guión, dirección e interpretación que por momentos ha sido de un nivel ínfimo. El paquete completo de 'Boardwalk Empire' del que hablaba el otro día, pero en el lado opuesto de la balanza.

Las mejores pruebas de la pullita que acabo de lanzar, las encuentro en los dos capítulos anteriores a la season finale (al 6x12 le dejo fuera de la criba, pero ni mucho menos me ha parecido un buen capítulo), especialmente el 6x11 "Talk to the Hand". Apuntar que ambos me han parecido de los peores de toda la serie. En muchos momentos consiguieron dejarme con cara de no poder creer lo que mis ojos estaban viendo. Además de introducirnos sin vaselina el ya mencionado "Debrazo", creo que nunca podré librarme de esa broma de mal gusto que supuso ver el mural de Travis (el horror de la imagen de aquí arriba). Encima van y lo vuelven a mostrar en el siguiente, pero sólo al espectador eso sí, pues por lo visto el departamento de policía de Miami al completo, decidió oportuno esperar a Dexter (para que pudiera reventar a martillazos las pruebas que le podrían incriminar) hasta entrar en el salón del piso del crimen donde se encontraba el dichoso mural. "Si cuela... cuela. Y si no, también". Sin duda, el que ha sido el lema de la habitación de los guionistas en esta sexta temporada. Si hay algo que me toca mucho la moral viendo la serie que sea, es que me tomen por tonto. Y aquí se han pasado demasiado de la raya.

Si uno se pone a pensar en todos los momentos "de mear y no echar gota", lo mejor es dejarlo cuando se ha conseguido superar la decena. Aquí, voy a mencionar unos cuantos que han tenido al protagonista (que son los que más duelen) como objeto. Dexter ha asesinado en la orilla de una playa de Miami (con el jaleo que debe haber allí por la noche), en un barco repleto de testigos, y finalmente, decidió acabar con Travis (sigo sin comprender cual fue el motivo que llevó a dejarle con vida la primera vez que se encontraron, más allá de responder al hecho de que aún quedaba media temporada por delante) en la iglesia donde su jefa-hermanastra podría localizarle porque sabía que estaría allí. En serio, si quisiera, podría encontrar multitud de argumentos sonrojantes de este calibre. Una cosa es no cumplir con el código de Harry a rajatabla, y otra muy distinta, tirar cinco temporadas del personaje sin justificación alguna. Dicho esto, la escena con Travis encima de la mesa me ha parecido la mejor de estos 12 capítulos. Tampoco lo tenía difícil.

Dado que me están entrando ganas de empezar a hablar de Travis, de lo mal llevado que ha estado el caso del "Doomsday Killer" a lo largo de la campaña, de la "actuación" de Colin Hanks y de su continua cara de estreñimiento, mejor paro ya que se me puede ir el tema (aún más) de las manos. He dejado reposar el final varios días y todavía sigo con el calentón en el cuerpo. Así de paso, no hurgo más el dedo en la herida, que bastante hemos tenido los seguidores de 'Dexter' con lo que hemos tenido que aguantar durante estas doce semanas. Sinceramente, me cuesta mucho creer que a alguien no le haya decepcionado y que le haya gustado la temporada. O el más difícil todavía, que la haya disfrutado como en años anteriores. Cuando se hacen las cosas mal (y aquí se han hecho muy mal a todos los niveles), hasta una de tus series favoritas puede hundirse con todo el equipo en tan solo 12 capítulos. Duele y mucho no reconocer a una de tus intocables, aunque casi es peor darse cuenta de que quizás lo mejor sería dejar de verla y acabar con la tortura. Saber que quedan 24 capítulos por delante es una losa muy pesada para consolarse pensando que quizás el año que viene 'Dexter' vuelva a ser la que era. Por primera vez, tengo claro que no estaré esperando su regreso a finales de septiembre, pero he decidido seguir con ella, pese a que soy consciente de que corro el riesgo de verla agonizar por los infiernos. Oh, Dexter.
Desde que supe de ‘Black Mirror’, la nueva miniserie de Channel 4, quedó apuntada en mi lista de futuras "adquisiciones". Si encima la primera reseña que leí sobre ella la ponía por las nubes (por cortesía de "Asesino en Serie"), sabía que tenía que verla cuanto antes. En principio, mi plan era ponerme con ella estas navidades, una vez se hubieran emitido sus 3 episodios y con la mayoría de series que sigo (esta temporada otoñal) finalizadas o de parón navideño. La cosa es que la primera de las tres entregas de las que se comprondrá ha caído y me ha obligado (sí, obligado) a escribir sobre ella. Lo normal sería ver también la segunda y tercera pieza antes de entrar en faena, pero en unos pocos casos considero que las prisas son buenas, y este caso, creo que lo es. Globalización, bizarrismo y reflexión, son las tres primeras palabras que me salen para describir lo que he visto durante los casi 44 minutos de duración de este “The National Anthem”, es decir, "El Himno Nacional", título del episodio en cuestión. Un segundo, ¿no tienes ni idea de qué es esta miniserie de la que estoy hablando, verdad? Dejo un espectacular tráiler (aunque sea más llamativo que explicativo) y me pongo a contar de qué trata ‘Black Mirror’, una propuesta de la que estoy seguro que se va a hablar mucho durante los próximos meses. Pero mucho.



‘Black Mirror’ corre a cargo de Charlie Brooker (el creador de 'Dead Set', aquella miniserie que mezclaba 'Gran Hermano' con una infección zombi) y se estrenó el pasado 4 de diciembre, cuando se emitió el susodicho “The National Anthem”, la primera de tres entregas independientes entre sí, pero que tendrán como nexo de unión a las nuevas tecnologías y su efecto directo e indirecto en la sociedad actual. Todos sabemos que en los últimos años estamos viviendo en un mundo en constante evolución, pero hasta que no he visto este capítulo, tampoco me había puesto a reflexionar sobre el tema más de la cuenta. El asunto que aquí se pone encima de la mesa, o mejor dicho, que se difunde a través todas las redes sociales, son las consecuencias que puede tener esta globalización que internet ha conseguido en tan poco tiempo.

Aquí no me voy a poner a darle más vueltas de las necesarias al asunto (no pinto nada haciéndolo), pero consideraba necesaria esta presentación del tema para entender el concepto de la miniserie. Por cierto, quizás no lo sabes, pero normalmente Channel 4 suele desactivar la opción de “insertar vídeo” de sus contenidos audiovisuales en Youtube, al menos sé a ciencia cierta que lo hace con las series de E4, su hermana pequeña (quienes hayan intentado hacerlo con material de ‘Skins’, ‘Misfits’ o ‘The Inbetweeners’, sabrán de lo que hablo), pero aquí está el tráiler de ‘Black Mirror’, insertado sin problemas. No es casualidad, pues para algo Youtube es el medio social que sirve como detonante de la historia que trata este “The National Anthem’.

Todo empieza cuando despiertan a mitad de la noche al Primer Ministro de Reino Unido para mostrarle un vídeo que se ha subido a la red a las tres de la madrugada. En él se ve a una joven secuestrada, obligada a entregar un mensaje que contiene una única petición. El Primer Ministro tendrá que decidir si cumplir con las demandas de los supuestos secuestradores o ceder ante semejante reclamo. Sólo diré que considerar dicha petición como una bizarra barbarie... se queda hasta corto. A partir de aquí empezará el dilema ético y moral que envolverá a un historia perfectamente guionizada de principio a fin, y que de paso, tiene una realización y un montaje envidiable. Lo mejor de todo y lo que diferencia esta historia de las tradicionales de esta clase, es que aquí el secuestro no se maneja en secreto por las autoridades correspondientes, sino que internet servirá de catapulta mundial a una notica que conseguirá pegar a todo el planeta frente a una pantalla de televisor, ordenador y teléfono móvil.

Una expectación morbosa que no se podría lograr sin internet, y por supuesto, la tecnología en general. El poder que tienen las redes sociales es algo que cada vez es más palpable dentro de la sociedad en su conjunto, pero todavía es algo que se nos sigue escapando a nuestro alcance y comprensión. La gracia de este capítulo está en que también refleja cómo se les escapa incluso a los países y sus mandamases más poderosos. Internet como nueva arma de terrorismo. ¿Se habrá adelantado la miniserie a la realidad? “The National Anthem”, un cóctel tan explosivo como reflexivo y que invita a gritar una vez más: ¡qué buenas son las series inglesas y que envidia nos dan!

A ver qué tal los dos capítulos restantes. Si consiguen mantener (no hablemos ya de superar) el nivel e interés del primero, desde luego que 'Black Mirror' se va a convertir en una de las grandes sorpresas de la temporada televisiva. Sea como sea, este primer capítulo merece tanto la pena, que invito a todo al que haya conseguido picar la curiosidad con esta entrada, que no se lo piense más de la cuenta y que invierta 40 minutos de su tiempo en echarle un vistazo.

Cómo conocimos a la tía Robin

Publicado por Moltisanti On 23:56 8 comentarios
'How I Met Your Mother', para mis amigos 'Cómo Conocí a Vuestra Madre', se ha marchado de parón navideño hasta el próximo 9 de enero. Habrá Spoilers hasta el 7x12 "Symphony for Illumination". La serie vuelve a ser la que era...

Si la quinta y sexta temporada de 'Cómo Conocí a Vuestra Madre' fueron principalmente las de Barney, debido a que el personaje pasó de secundario estrella a protagonista absoluto de la función, la séptima está siendo la de Robin, la tía Sherbatsky para los hijos de Ted. En verdad, lo más justo sería decir que tanto el soltero de oro como la "solitaria" canadiense, hace mucho tiempo que se convirtieron en el eje central de la historia principal en detrimento de Ted. Gracias sobre todo a que la madre de la discordia sigue siendo más una ilusión que otra cosa (balance en siete temporadas: verla un tobillo y saber de su predilección por los paraguas amarillos) y a que al enamoradizo Mosby le conviene más jugar a los mejores amigos que a ser el eterno pretendiente. Este relevo de mando que comenzó siendo todo un error, pues no hay que olvidar que en su primera intentona la relación Barney-Robin hacía aguas por todas partes, ha ido evolucionando favorable y sutilmente, hasta el punto de ser una de las principales razones por las que la serie está viviendo una segunda juventud en los últimos tiempos, ejemplificada en que los grandes (o simplemente buenos) capítulos superan notablemente en número a los malos. Y yo que me alegro.

La otra razón clave para mí de esta mejoría, es el salto a la madurez que han dado los cinco del McLaren's. Si de paso, combinas esta necesaria evolución de los personajes con un regreso a los orígenes de la estructura narrativa de la historia, representada principalmente por el uso de numerosos leitmotivs y esos saltos temporales que tanto juegan dan, pues la sensación de que las cosas vuelven a estar haciéndose bien se vuelve aún más notoria. Esta temporada (al igual que en algunos momentos de la anterior), se nota mucho que los guionistas se sienten cómodos y con ganas de afrontar las nuevas tramas que ellos mismos se están abriendo. El relativo salto a la dramedia (aunque no sea políticamente correcto llamarlo de esta manera) me pilló con los pantalones bajados el año pasado. Ver a Lilly llorando por la muerte del padre de Marshall fue un WTF se mire por donde se mire. Para mí aquel momento, supuso el particular "salto al tiburón" de 'How I Met Your Mother'. Lo que viene a reflejar que no siempre estas tres palabras malditas tienen que suponer un punto de inflexión negativo para una serie, pues desde ahí la serie ha cambiado... para mejor. Un necesario cambio que le ha sentado mejor de lo que nadie podía imaginar.

Con la lección aprendida, revelaciones como el no-embarazo de Robin (menuda bomba para un capítulo navideño) o ver a Barney con el corazón roto, chocan dentro del ambiente de buen rollo que tiene que prevalecer en toda sitcom que se precie, pero a la vez sirven para enriquecer a los personajes, y de paso, a la propia serie. No es coincidencia que hayamos tenido más cliffhangers en estos 12 episodios que en los 4 últimos años. Algunos simplemente lo han sido por el mero hecho de ser toda una sorpresa (ese viajecito en taxi...), pero otros bebían simplemente de esa carga dramática que hasta hace poco era inexistente dentro del universo de Ted y compañía. Por cierto, aún no he nombrado a Marshall y Lilly. Hasta la pareja ideal vuelve a ser poco a poco la que era, especialmente él. Curiosamente su personaje parece ir a contracorriente del resto, pues gran parte de las situaciones disparatadas están cargándose sobre sus hombros (Beeeercules). Lo mejor de todo es que está sabiendo aguantar este peso, al igual que hacía sin problemas en las dos primeras temporadas. Sacar al personaje de su entorno laboral (aunque no del todo) es una de las claves, pero que el bebé por fin esté en camino, también tiene mucha culpa. De paso, esta trama está provocando que Robin y Lilly vuelvan a interactuar como en antaño, algo que siempre agradezco.

Sabiendo cómo acabará la temporada (con la boda de Barney) y que todo hace presagiar quién será la que le acompañe en el altar (no me imagino a otra que no sea la tía Robin), poco queda por descubrir de las puertas que se han ido abriendo hasta este momento. Barney y Robin van a tener que remover cielo y tierra (con la insípida Nora fuera de combate, sólo falta "liquidar" al peñazo de Kevin), pero para mí está cantado que dentro de unos meses se darán un feliz "sí quiero". Teniendo en cuenta que el año que viene todo hace presagiar que la serie terminará, pues tras la octava temporada a los actores se les acaban sus respectivos contratos, hay muchas opciones de que en la señalada fecha conozcamos de una vez por todas a la dichosa madre (si es que existe, que viendo la ilusión de Robin en este 7x12, un servidor ya no sabe ni que pensar). De lo poco que ha removido Ted "su" tema, sabemos que dos de las favoritas por todos ya no serán la madre de sus hijos, Victoria y la calabaza putilla. Más que pensar en otras posibles candidatas, hay una cosa que me dejó con la mosca detrás de la oreja del esperado regreso de Victoria y que no se ha vuelto a tratar en lo que llevamos de temporada. Me refiero a lo que dijo sobre que Ted no encontraría a la mujer de su vida hasta que Robin no saliera antes de la suya. Supongo que ésta afirmación, dependerá mucho de mi apuesta para el futuro de Robin y Barney. En menos de un mes... sigue el baile.

Todos contra Nucky y Nucky contra todos

Publicado por Moltisanti On 22:49 12 comentarios
Si hace un año por estas fechas, cuando acabé la primera temporada de 'Boardwalk Empire', di "10 razones para verla", tras acabar la segunda, me siento capaz de dar las que hagan faltan para animar a cualquiera a ver esta obra de arte hecha serie. Una de esas propuestas que hacen a la pequeña pantalla mucho más grande que cualquiera de las que hay en una sala de cine actual. 'Los Soprano' de esta década, así de claro. Un lujo visual, tanto en ambientación y caracterización, como en dirección y fotografía, que cuenta con unos diálogos y una narrativa que vertebran unos guiones magistrales (todos, cada uno a su manera, lo son), interpretados por el que seguramente es el mejor elenco de la televisión actual. Es el paquete completo, para que nos entendamos.

La que comenzó siendo conocida como "la serie de Scorsese", desde mi punto de vista, se ha coronado hasta tal punto, que empiezo a pensar que es materia de estudio indispensable en cualquier facultad de audiovisuales del mundo. No importa la rama, vale como un referente para todas. Si el año pasado decidí calificar con un 9 a la primera de 'Boardwalk Empire', tras estos 12 nuevos episodios, y como considero que el 10 esta vez se quedaría corto, mejor me ahorro la puntuación porque creo que queda bastante claro lo que estoy sugiriendo: ha sido una temporada más que perfecta. No va a ser fácil plasmar por escrito todo lo que quiero sobre la mejor serie de esta campaña otoñal 2011/12, pero intentaré hacerlo lo mejor posible.

Antes de entrar en faena, me gustaría hacer otra breve reflexión, ya que tras meditar durante un único segundo la cantidad de cosas que han sucedido en estas casi 12 horas de metraje, me río (siempre de buen rollo) de los que durante el primer año, abandonaron el barco por tildar a la serie de demasiado lenta. Nunca compartí ese argumento, pero ahora mucho menos. A veces la línea entre complejidad argumental y lentitud es demasiado delgada en televisión, especialmente con algunos títulos de HBO, pero cuando uno ha visto tantas y tan buenas series procedentes de esta fábrica, sabe (porque aprende) que el primer año suele seguir un mismo patrón en el que al principio casi siempre hay que poner de parte de uno. Empezando por limitarte a conocer y entender a los personajes y el concepto/filosofía de la historia, para finalmente y tras un buen número de capítulos, estar en posición de disfrutar.

'Boardwalk Empire' no fue ajena a este patrón, pues todavía recuerdo que necesité cosa de cinco capítulos para diferenciar y aprenderme el nombre de los máximos protagonistas (por no hablar de la totalidad del mapa de personajes). La cosa es que una vez, como espectador, consideré que estaba listo, coincidió con la etapa en que la serie empezó a deleitarse consigo misma. Este año además de convertirse en una de las grandes de la actualidad, ha conseguido que cada capítulo fuese uno de los mejores momentos de la semana, finiquitando la partida de manera espectacular. Si es verdad que aún tengo que reposar y digerir todo lo sucedido en la season finale, creo que no exagero si digo que es uno de los mejores capítulos que se ha emitido en televisión. Y que conste que no lo digo únicamente por "la escena". Por mucho que un shock así, sea de los que no se olvida nunca. El broche de oro a una temporada para enmarcar.

Si todavía no has llegado hasta el 2x12 "To the Lost", la season finale de la segunda temporada de 'Boardwalk Empire', será mejor que dejes de leer ahora mismo. ¡Spoilers como Atlantic City de grandes!

Una vez dicho más o menos todo lo que podía decir sin soltar detalles de categoría spoiler, voy a empezar el repaso a la temporada desahogándome de lo lindo. Ni en mil años hubiera visto venir la muerte de Jimmy Darmody, el que hasta ahora era el co-protagonista de la historia junto a Nucky, y que sin duda, ha sido (hora de empezar a hablar en pasado) mi personaje favorito (realmente fascinante) durante estos 24 primeros episodios. ¡Han matado a mi favorito! Y aún así, no estoy decepcionado o enfadado. ¿Por qué? Porque era lo que tenía que suceder llegados a este punto, en el que Nucky volvía a hacerse con el cinturón de campeón de los pesos pesados de Atlantic City. "Esta es de la única manera de la que podríamos haber terminado, ¿no es así?" - James Darmody.

'Boardwalk Empire' ha sido consecuente consigo misma y con todo lo que ha sucedido hasta llegar a esa chocante ejecución bajo la lluvia. Una escena que por cierto, desde ya entra en la lista de las que no podré olvidar jamás, y que por supuesto, ha sabido plasmarse en pantalla de la mejor manera posible. Tener a Tim Van Patten detrás de las cámaras y delante a dos monstruos como Steve Buscemi y Michael Pitt (si este año tampoco le cae una nominación en algunos de los grandes premios me voy a enfadar muy mucho), es lo que tiene. La temporada de Jimmy Darmody, el hijo pródigo, ha acabado con una muerte que no hace otra cosa que agigantar su figura. Lo mismo que consiguieron los flashbacks del anterior episodio (incluyendo el WTF entre madre e hijo), los cuales me chocó que se utilizaran en la entrega previa al final de la temporada. Si hasta hoy pensaban que estaban motivados por el asesinato de Angela, ahora desde luego que cobran un sentido mucho más amplio. Una cosa más sobre la muerte de Jimmy, ¿ahora qué pasará con Gillian y Richard? ¿Venganza o tocará decir hasta siempre a otros dos de los mejores personajes?

El duelo entre Jimmy Darmody y Nucky Thompson, sin duda, ha sido el eje central de toda la segunda temporada. Ya fuera en formato face to face o mediante "disputas" laborales, todo ha girado en torno a ellos dos. Da igual qué nueva trama se abriera, pues como si se tratasen de afluentes, todas han ido desembocando al mismo río. Un río, cuyo cauce habrá encandilado a los amantes del mejor cine de gángster (entre los que me incluyo), pero que independientemente del género, ha sobresalido por mantener la tensión en todo momento, aliñándola con numerosos y continuos golpes de efecto, que finalmente ha dejado una sensación de redondeo merecedora de una buena ronda de aplausos. Especialmente, a sabiendas de la dificultad que acarreaba contar una historia tan compleja y serializada como ha sido el juego de tronos que se ha vivido en Atlantic City. El versus entre los miembros de la vieja escuela y la nueva, además de haber sabido temporizarla con maestría, ha sido pura delicia. ¿Quién decía que en esta serie no pasaba nada? ¡Ja!

Puede que Jimmy ya no esté presente en los asaltos siguientes, pero Lucky Luciano, Al Capone o Mickey Doyle todavía tienen mucho que demostrar a los Torio, Rothstein y Thompson y de la vieja escuela. Espero que ésta disputa se convierta en el motor de la serie de cara a la próxima temporada. Sin olvidar por supuesto todo el tema de la venta ilegal de alcohol, las intervenciones del Ku Klux Klan, el levantamiento de los negros (Chalky White ha ganado peso, pero un personaje de este calibre aún tiene que hacerlo más), e incluso, el conflicto irlandés (tan bien introducido), pues si algo me gusta de que 'Boardwalk Empire' sea una serie de época, es que está sabiendo aprovechar a la perfección su contexto histórico. En este sentido, ¿hacia qué nuevas tramas llevará la futura carretera a New Jersey? Una cosa es segura, Nucky va a seguir contando billetes verdes como nadie. Otra cosa bien distinta será verle esquivar tanto cuchillo traicionero por la espalda.

Hablar lo primero de todo del contexto histórico y del tema gánster dentro de la serie, me parece inevitable, pues es la atractiva fachada que nos invita a conocer el interior de la casa, que fuera metáforas, son los propios personajes. Esta serie tiene muchos (muchísimos) y todos con unos matices que los convierten en indispensables... hasta que les llega la hora. Uno de sus puntos fuertes (y lo que la diferencia de otras), es saber despedir a tiempo. De esta forma, toca guardar un minuto de silencio por el Comodor Kaestner y Angela Darmody (y su amante), las dos muertes más relevantes. Curiosamente, ambas fueron espectaculares, y consecuencia de uno de los nuevos integrantes del cuadro mafioso de Atlantic City: Manny Horvitz, el carnicero de Philadelphia.

Hablando de fichajes, ha sido un placer volver a ver en acción al Tío Junior, y sólo espero que su Leander Cephas Whitlock (reconozco que he tenido que buscarlo) siga en el juego la próxima temporada. Los personajes detrás de la cortina, como lo es el suyo, son de los que guardan siempre un enorme potencial. A ver si le dan más minutos para que pueda aprovecharlo. También tengo mucha curiosidad por saber qué deparará el futuro de la serie a otro que se ha ganado la etiqueta de máximo favorito, como es el agente Van Alden, ya que a priori ha quedado fuera del radar. Al estilo de Lucy, su amante y madre de la hija que le ha convertido en un padre divorciado. En cuanto al resto de protagonistas, sería injusto no mencionar también a Eli, eterno secundario pero que sus actos de hermano resentido le han convertido en otra pieza clave en esta historia.

Para el final de este repaso me he reservado al protagonista de la serie, evidentemente me estoy refiriendo a Nucky, y a su devota esposa, Margaret Schroeder, uno de los caracteres femeninos más complejos que he tenido la fortuna de disfrutar en una serie. Tras el papel que jugó en la primera temporada estaba claro que seguiría contando con un gran protagonismo, pero al principio de la campaña no era capaz de vislumbrar el "cómo". Al final se ha despuntado con unas tramas igual de interesantes que las protagonizadas por su "compañero", ahora esposo y "padre" de sus amados hijos. Las más llamativas puede que hayan sido su romance con Owen Sleater (otro gran fichaje) y la enfermedad que trajo de su viaje a su "pasado" y que ha acabado afectando a su propia hija, pero sobre este personaje, me quedo con la constante duda de no saber sus intenciones (¿ambición o sentimental?), y por supuesto, con esa crisis de fe religiosa que casi hace que declare contra Nucky. Teniendo en cuenta lo que sabe, en algún momento regresaremos a este punto.

En cuanto a Nucky, no creo que sea necesario comentar demasiado, pues por un personaje así (interpretado por un actor como Buscemi), sólo hay que dar las pertinentes gracias y limitarse a disfrutar de cada escena con él en pantalla. Es puro oro verde, como me gusta a mí decir. Verle levantarse de nuevo en el ring cuando parecía que tantos golpes (en diferentes combates) iban a poder con el amo y señor de Atlantic City, ha sido tan grande como verle alzarse como padre de familia. Todos contra Nucky y Nucky contra todos. El título de la entrada, es a la vez mi particular resumen de la temporada. Al título sólo falta añadirle una cosa más, que por razones obvias no podía incluir, el resultado del combate final: hasta siempre, James "Jimmy" Darmody. Tu muerte ha servido para culminar el segundo año de una serie que ya ha entrado en el Olimpo de las mejores.
1. Sólo había visto armas como éstas en los juegos de guerra. En el 'Call of Duty'.

Jean Carlos "Juice" Ortiz (Sons of Anarchy)

2.
¿Mi ex-mujer se acostó con un Bin Laden?

Eli Gold (The Good Wife)


3. Es un poco romántico, ¿verdad? Ahora estarán juntos para siempre.

Tate Langdon (American Horror Story)

4.
¡Fucking Nazis!

Kelly Bailey (Misfits)

5.
Ocho años fuera, vuelvo y me asaltan fuera del supermercado. Es increíble.

Nicholas Brody (Homeland)

6.
Todos tenemos que decidir por nosotros mismos con cuánto pecado podemos vivir.

Enoch "Nucky" Thompson (Boardwalk Empire)

7.
La química merece ser respetada.

Walter White (Breaking Bad)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cabecera: American Gods

¡Súbete!

Trailer: Game of Thrones

¡Participa!

BSO: American Gods 1x04

TWITTERLAND

Calendario Estrenos 2017

En directo

Catálogos SVOD España